Funcionarios de la Comunidad de Madrid, acosados por negarse a hacer de espías.

OESIN-ESPANA-WEB-AGUIRRE-DONACIONES

POLÍTICA

Una explosiva denuncia de la UGT eleva aún más la temperatura de la presunta trama

ELPLURAL.COM

Conforme avanza la investigación periodística de El País, peor pinta la situación en la Comunidad de Madrid, en relación con la presunta trama de espionaje que habría sido gestionada desde la Consejería de Interior. El diario de PRISA reproduce ahora una explosiva carta de representantes de trabajadores de la seguridad en la Comunidad de Madrid, que denuncia el acoso sufrido por muchos de estos funcionarios al haberse negado a realizar tareas de espionaje. El asunto puede dar mucho más de sí.

<!–

El País continúa destapando lo que promete crecer hasta extremos desconocidos. Según ha informado este diario, el Gobierno de Esperanza Aguirre tiene desde el 22 de enero una denuncia de representantes de trabajadores de la Comunidad de Madrid en la que se sostiene que empleados de la Consejería de Interior “han sufrido hostigamiento, acoso y menosprecio durante los últimos años por no prestarse a realizar tareas relacionadas con las que están destapando los medios de comunicación”, en referencia al espionaje a políticos destapado por el mencionado diario. Los trabajadores, según la denuncia enviada por el secretario de Administración Autonómica de UGT al director de la Función Pública, Miguel López González, rechazaron esas “tareas” porque “podrían rayar en la ilegalidad”. UGT pide que se aclare quiénes han participado en la “supuesta trama” de espionaje.

Acoso por no espiar
El sindicato UGT ha asegurado contar con 18 de los 40 miembros que conforman el núcleo duro de la seguridad de la Consejería de Interior y ha enviado su explosiva carta al mencionado director general. “Como usted sabe”, dice textualmente la misiva, “este colectivo conformado por unas 40 personas y que son empleados públicos de la Comunidad de Madrid, ha sufrido un hostigamiento, acoso y menosprecio durante los últimos años, por no prestarse, entre otras cuestiones, a realizar tareas relacionadas con las que están destapando los medios de comunicación en la actualidad, al entender estos, con buen criterio, que esas tareas eran una extralimitación a sus funciones y podrían rayar en ilegalidad”.

Urgente investigación
La carta de UGT agrega: “Como en nuestra opinión es absolutamente incierto que todo el colectivo de seguridad esté o haya participado en los hechos mencionados anteriormente (…), solicitamos de esa dirección general que se abra una investigación desde la Inspección de los Servicios, a los efectos de determinar si los integrantes del servicio de seguridad de la Comunidad han participado de la ‘supuesta trama’ que se plantea, ya sean éstos personal laboral, funcionarios o cargos de confianza y asesores, y se confirme y restituya la honradez y el buen hacer de la mayoría de los integrantes de este colectivo”.

Los “paracaidistas” de Aguirre
Según informa este mismo diario, en una información firmada por el periodista Francisco Mercado, el colectivo de trabajadores de la Comunidad de Madrid mantenía silencio en estos días, pero cuando el consejero de Interior, Francisco Granados, insinuó que poseía la misma estructura de seguridad que el Gobierno socialista de Joaquín Leguina, los agentes perdieron la calma. Porque ellos sabían que las actividades sospechosas no tienen como foco el personal clásico al servicio de la Consejería de Interior, sino a “los paracaidistas” que han puesto pie en ella en calidad de “asesores” fichados por Granados u otros altos cargos del Gobierno, como el ex director general Sergio Gamón, fichado por Esperanza Aguirre.

Anuncios

Aguirre pedirá un nuevo congreso para elegir al candidato a La Moncloa

POLÍTICA

La lideresa culpa a “algún pelota” de la designación directa de Rajoy para 2012

MARCOS PARADINAS

Esperanza Aguirre encara el Congreso regional del PP madrileño con la confianza que le otorga saber que será reelegida como presidenta sin ningún contratiempo. Gallardón y ella parecen haber encauzado sus relaciones, quizás a la espera de que sus caminos se vuelvan a cruzar dentro de tres años cuando, según comenta la lideresa, los dos soliciten un nuevo congreso que podría apartar a Rajoy de la candidatura a la presidencia. De hecho, Aguirre asegura que la enmienda del congreso de Valencia que predispuso al presidente del PP como próximo candidato la introdujo “algún pelota a última hora”.

<!–

Atrás quedan ya los amagos de Aguirre con presentarse a la presidencia del Partido Popular. Ahora asegura estar centrada en su cargo regional, en el congreso del PP de Madrid y en el debate de política general en el Parlamento autonómico. Sin embargo, en una entrevista concedida a ABC, la lideresa no duda en dar toques de atención sobre todo aquello que le pareció mal en el Congreso nacional de Valencia.

Sin apoyo de sus colegas
De aquellos días de junio, Aguirre recuerda que sintió mucho apoyo de “militantes de base” y “por todo el PP de Madrid”, aunque se queja de no haberlo tenido de “los dirigentes del partido y por algunos de mis colegas presidentes regionales”. Aunque asegura que “jamás pensé en presentarme”, confirma que sí se lo pidieron, pero ni siquiera se lo planteó.

Relaciones con altibajos
En cuanto a los que han sido sus rivales internos, Gallardón directamente y Rajoy platónicamente, las cosas tienen pinta de ir mucho mejor. Con el alcalde reconoce tener, “como en todas las relaciones personales”, tiene “sus altibajos”, aunque ahora son “muy buenas”. Con el presidente de su partido, las relaciones personales están en el mismo nivel que con Gallardón, pero confirma que “en política hemos tenido algunas discrepancias”.

“Algún pelota lo introduciría
Quizás las cosas cambien dentro de tres años, cuando el Partido Popular debería celebrar un nuevo congreso del que salga el próximo candidato presidencial. No obstante, contra toda previsión y en el último momento, Rajoy consiguió salir de Valencia con esa responsabilidad bajo el brazo: “Algún pelota introduciría eso a última hora porque ni estaba en el texto ni estaba en las enmiendas. Aquí los congresos se hacen cada tres años y no se preocupe que no seré yo la única que pida ese congreso. No tenga usted dudas. Por ejemplo, lo podría hacer el señor Ruiz Gallardón”, adelanta Aguirre.

Palin, excepcional estrella
Muchos de sus comentarios demuestran su admiración por los candidatos republicanos a las elecciones de EEUU. De hecho, se lamenta de que Sarah Palin, a la que califica de “excepcional”, no se vaya a dejar “fichar” en el congreso del PP de Madrid. “He tenido la oportunidad de asistir al nacimiento de una estrella en forma de candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos”, comenta sobre la convención republicana, “pero lo que más me ha llamado la atención es el patriotismo sin complejos de los norteamericanos”. “Todos los días la convención comenzaba con el himno, el fondo era la bandera ondeando”, recuerda la lideresa.

El pacto del CGPJ
De vuelta a la política nacional, y haciendo gala de su recién adquirida identidad de “verso suelto”, Aguirre se lamenta del pacto entre PSOE y PP por el CGPJ. “No me parece bueno que los políticos elegimos a los jueces”, opina la presidenta. Pero Aguirre defiende que el resultado no es culpa de su partido: “Que hayamos llegado a un consenso porque eso es lo que quiere el PSOE es una cosa, y que nuestro modelo sea el de que los políticos elijan a los jueces es otra muy distinta”. “No es el modelo que ha defendido siempre el PP y no sé por qué se defiende el consenso como si fuera algo bueno en sí mismo”, concluye la lideresa.

Partidaria de la cadena perpetua
En lo que respecta a la sanción de 1.500 euros al juez Tirado por el caso Mariluz, Aguirre dice estar “absolutamente indignada”. “Qué tiene que suceder para que la Justicia se mire a sí misma. Qué es lo que tiene que pasar”, se pregunta la presidenta. “Esto no se entiende. Si un individuo ha sido condenado a x años y no se han cumplido, no puede estar asesinando por ahí, o violando”, arguye Esperanza Aguirre en relación con el asesinato de un joyero en Leganés, para añadir: “Soy partidaria de la cadena perpetua revisable en casos excepcionales”.

“El aborto es un fracaso”
No podía faltar la opinión de Aguirre sobre temas tan candente como el aborto, el suicidio asistido o la memoria histórica, que ella cree que no son “sólo” cortinas de humo contra la crisis económica. Dice estar e contra del aborto, que “de ninguna manera es un derecho; es un fracaso” y de la eutanasia, “que ahora llaman suicidio asistido, lo que es una contradicción en sus propios términos”. “La cuestión -concluye- es que el PSOE hace un congreso en el que habla de la muerte, del aborto, de la eutanasia, de los crucifijos, de los funerales de Estado laicos…”.

La Audiencia de Madrid confirma irregularidades entre constructores y políticos del PP vinculados al tamayazo

POLÍTICA

 

 

¿Empieza a haber luz en el túnel que llevó a Aguirre a la presidencia?

MARCOS PARADINAS

Cinco años después del tamayazo que arrebató el Gobierno de la Comunidad de Madrid a los socialistas, y se lo puso en bandeja a Esperanza Aguirre, siguen sin saberse qué llevó a los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez a traicionar a su partido. Sí se sabe, en cambio, que ambos pasaron la noche anterior en el hotel AC Los Vascos. Y todo por cuenta del constructor Francisco Vázquez Igual. Nunca se ha podido descubrir hasta dónde estaba implicado Vázquez, pero ahora una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid demuestra la oscura relación existente entre él y el Partido Popular, aparte de otros personajes que también desfilaron por la pasarela mediática del tamayazo. Una historia con pucherazos electorales, terrenos vendidos a mitad de precio y un periodista comprometido al que no consiguieron callar.

<!–

Francisco Vázquez desarrolla la mayor parte de su actividad en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón. Desde 2001, el periodista Roberto Alonso Santamaría, director de la revista local Círculo de Opinión, había venido denunciando una a una todas las irregularidades en las que Vázquez se metía. Hasta que el constructor decidió denunciarle a él, a la publicación y a la redactora Ana Martín Padellano, asegurando que sus “falsedades” habían dañado su honor profesional y el de la empresa. Pero ahora, la sentencia del caso no sólo niega que sean atribuciones falsas, sino que demuestra que eran verdades como puños.

Los terrenos de Quitapesares
Alonso denunció en numerosas ocasiones la concesión de terrenos públicos por parte del Ayuntamiento de Villaviciosa en diciembre de 2000, cuando vendió 13.153 metros cuadrados de terreno público, en el polígono de Quitapesares, por 34.000 pesetas el metro cuadrado, cuando su valor de mercado era de unas 60.000 pesetas. Entre los compradores estaba la empresa de Vázquez, Euroholding.

“Inquietud y preocupación”
La sentencia no sólo le da la razón al periodista, sino que subraya que, al contrario de lo que esgrime Vázquez, el asunto “alcanza un interés público”, más allá del mero interés local. Además, recordando los numerosos casos de corrupción que se dan en España, la sentencia afirma que “debe y tiene que causar inquietud y preocupación a nivel social”.

El pucherazo
Pero aún hay más, porque Alonso denunció otro asunto turbio que se ha demostrado cierto. Resulta que la empresa de Vázquez afilió irregular y masivamente a 78 trabajadores de su empresa en el Partido Popular, justo antes de las elecciones internas de 2002, con el fin de amañarlas. Hecho el pucherazo, Nieves García Nieto se alzó con la alcaldía de Villaviciosa, y le devolvió el favor a Vázquez, paralizando un expediente de expropiación de una franja del jardín de su vivienda, expediente que fue declarado ilegal por una sentencia del TSJ de Madrid, que aportó el periodista al tribunal.

La disputa de Romero de Tejada y la ex alcaldesa Martínez
La sentencia también da la razón al periodista y a su abogado, Ángel Galindo. El testimonio de la anterior alcaldesa de Villaviciosa, y ex presidenta del PP en la localidad, Pilar Martínez, ayudó a demostrar el pucherazo. En unas cartas, dirigidas al entonces secretario general del PP de Madrid, Romero de Tejada, Martínez se quejaba de la irregularidad de las afiliaciones y la alteración del proceso electoral”, ya que la mayor parte de los afiliados se encontraban domiciliados en el mismo lugar, que fue un número grande y que todas procedían del entorno del Sr. Vázquez, pues se trataba de familiares y amigos”, según reza el texto de la sentencia.

Crisis interna en el PP
El veredicto de la Audiencia Provincial se atreve incluso a ubicar toda la trama de corrupciones “en el marco de una confrontación política entre sectores contrarios de un mismo partido”, como es el PP y tacha la coyuntura de “una manifestación más del grado de desacuerdo y confrontación” entre estas partes. Y es que tuvo que ser Pilar Martínez, actual Concejal de Urbanismo del PP de Madrid, ex Consejera de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, ex Alcaldesa de Villaviciosa de Odón, la que reconociera como testigo las cartas en que denunciaba el pucherazo electoral dentro de su propio partido, y con pleno conocimiento de Romero De Tejada.

Finalmente, la sentencia, que ya es firme, condena a la empresa Euroholding y a su propietario, Francisco Vázquez Igual, a pagar las costas del juicio, dejando a los periodistas Roberto Alonso Santamaría y Ana Martín Padellano libre de toda responsabilidad.

¿El final del túnel?
Entrando más en materia respecto al Gobierno de la Comunidad de Madrid, lo que al final queda claro es la existencia de una lista de nombres que se repite sin cesar: La actuación de Tamayo y Sáez brindó la presidencia a Esperanza Aguirre. Tamayo participaba en la empresa de Vázquez cuando adquirió la ganga de Quitapesares. Vázquez afilió a toda una tropa para conseguir la alcaldía para Nieves García. García le paralizó una expropiación. Y cuando los militantes del PP local intentan desbancarla para las elecciones de 2007, se encuentran con que el Gobierno de Aguirre rechaza sistemáticamente a sus candidatos, apoyando sin fisuras a Nieves García.

Durante aquellos rifirrafes en el PP de Villaviciosa, veían imposible que Aguirre no quisiera sustituir a una alcaldesa abocada al fracaso en las elecciones. Pero un afiliado comentó: “A no ser que le deba algo”. Finalmente, quien se alzó con la alcaldía fue el también popular José Jover. Quizá sea demasiado pronto, pero ya se ve luz al final del oscuro túnel del Tamayazo.

Carlos Vela, Blesa y Martinsa, una historia biblica con Aguirre y Pizarro al fondo

POLÍTICA

El hijo pródigo de Caja Madrid vuelve a casa

El periodista Carlos Segovia se ha apuntado un buen tanto periodístico con el seguimiento que está haciendo en “El Mundo” de la increíble historia de Carlos Vela, el hijo pródigo de Caja Madrid. Carlos Vela, alto directivo de esta entidad un buen día se marchó a Martinsa como consejero delegado y ahora vuelto a la casa del padre sin esperar, como “El Almendro” a la Navidad. Un regreso sorprendente pues había hecho un roto a la caja de 1.000 millones de euros en créditos concedidos a Martinsa como responsable de los grandes préstamos de la entidad crediticia antes de que el genial ejecutivo fichara por Fernando Martín el beneficiario de la operación hoy suspensa. Ahora vuelve a la caja para dirigir su proyecto estrella: la Corporación Industrial Cibeles. Al despedirse de sus compañeros de la caja comentó: «Si sale bien, me haré multimillonario; si sale mal, me haré solamente rico».

<!–

En esta historia, escasamente ejemplar a pesar de sus resonancias bíblicas – el Hijo Pródigo fue recibido con todos los honores a su regreso a la casa del Padre – pudieran darse algunas claves que, significativamente – nada es casual en El Mundo – el periodista no proporciona. La actual línea de este diario pasa por el apoyo a Esperanza Aguirre y quizás no sea coincidencia que la información referida, por otro lado impecable, que el periódico saca a todo trapo en primera página – como en sus grandes campañas: 11M, Cesar Alierta, Manifiesto del Español, Derribo de Rajoy etc – coincida con el empeño de la presidenta de la Comunidad de Madrid de desplazar a Miguel Blesa de la presidencia de Cajamadrid para poner en su lugar a Manuel Pizarro, amigo suyo y correligionario en el liberalismo extremo.

Las fuentes: un consejero y Recarte
Probablemente la presidenta habría logrado sus propósitos mucho antes si no se diera la amistad y comunión política de Aguirre con José María Aznar. Sin embargo, a pesar de la consistencia de esta amistad que queda avalada por el hecho de que es al único político que la presidenta invitó a la boda de su hijo, Aguirre se muestra ahora menos obediente al líder carismático al comprender, también ella, que aquel sólo promete para el pasado. Es significativo que El Mundo sitúe como fuentes de su historia a un consejero de la Comunidad de Madrid que no identifica y a Alberto Recarte consejero de la caja y miembro de la Comisión Ejecutiva, el gobierno de la entidad, colocado por la presidenta dentro de la alta cuota que corresponde a la Comunidad. Recarte, ¡también es coincidencia! es el liberal mas salvaje del entorno de Aguirre.

Mala imagen
“La trayectoria de Vela – explica Segovia – también recibe críticas en el Gobierno autonómico de la Comunidad de Madrid. «Una caja en la que tenemos tanto peso no puede ofrecer esta imagen», lamenta un influyente miembro del Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre”. A diferencia del consejero, influyente pero innominado, Alberto Recarte ha dado la cara ante Miguel Blesa: “El consejero Alberto Recarte – explica Segovia – consideró muy cuestionable el comportamiento de Vela y calificó de «grave» su reincoporación a la caja y, además, a un puesto de tal responsabilidad. El argumento de Recarte es que una caja de ahorros, que debe ser ejemplar en el buen gobierno corporativo, no puede dar la imagen de que consiente y enaltece tales comportamientos, según fuentes próximas a la institución”. El periodista cubre a Recarte asegurando que “se negó a hacer comentarios al respecto a El Mundo.

Blesa, o pacta o que se dé por jodido
Insisto en valorar los méritos del articulista. Lo que sorprende es que los demás medios no sigan tan alucinante historia. Quizás sea porque los periodistas somos como los perros que evitamos mear donde lo ha hecho otro. O bien porque Miguel Blesa se está moviendo para frenar la extensión de la historia sagrada. Sin embargo, conociendo las técnicas de El Mundo, se puede dar Blesa por jodido a no ser que pacte con Pedro J Ramirez. El periódico ha utilizado una de sus técnicas habituales: reclamar la opinión de un dirigente socialista lo que le permite sacar el asunto del ámbito de las luchas internas del PP y obliga a los demás medios a ocuparse del tema.

Reacción socialista
El interrogado ha sido Tomás Gómez, presidente del Partido Socialista de Madrid quien fue asaltado con la pregunta de manual: “¿Qué opina usted de que Carlos Vela etc etc”. El adversario de Esperanza Aguirre, declaró que le “preocupa muy mucho la actuación en estos últimos tiempos del señor Vela” y ha asegurado que su partido se va a “interesar por el proceso” que éste ha seguido en Martinsa-Fadesa y Caja Madrid. Gómez ha explicado que le “llama la atención su actuación cuando era responsable de grandes préstamos en Caja Madrid y luego como persona contratada por Martinsa para gestionar la ayuda que él mismo prestó y cómo una vez que se procede con la suspensión de pagos es rescatado por el presidente de la entidad Caja Madrid para que siga desempeñando funciones de alta dirección”.

Actitud de los consejeros
Lo embarazoso del asunto es que tanto los consejeros del PP en la caja como los socialistas – Ramón Espinar lleva toda la vida representando a estos– aprobaron tanto el préstamo a Martinsa como el regreso del hijo pródigo.

Jordi García-Soler es periodista y analista político.

Poco le ha durado la tregua a Rajoy.

POLÍTICA

 

Aguirre sabe que no puede perder una batalla más

Los trompeteros de Esperanza Aguirre han justificado la purga de marianistas -llevada a cabo de forma fulminante por la presidenta del Gobierno de Madrid-, aduciendo que así se reducían gastos, precisión muy loable en esta época de vacas flacas. A ver si Zapatero aprende de Aguirre y hace frente de una vez al mal momento económico, añaden sus correveidiles mediáticos.

<!–

Sólo el desparpajo de la lideresa para el cinismo dialéctico -que practica sin rubor alguno- explica que haya utilizado semejante coartada, destinada a ocultar la realidad y encima cubrirse de flores. ¿Puede la mayoría de ciudadanos creer, salvo débiles mentales, que la citada purga -en términos económicos menos gravosa que el chocolate del loro- se ha debido a la voluntad de Aguirre por echar una mano a la resolución de la crisis?

Sueño feble
Poco le ha durado la tregua a Rajoy. Aguirre no ha soportado que el líder de su partido –que parecía haber salido reforzado del Congreso de Valencia- haya coqueteado con dos de sus consejeros, Manuel Lamela y Alfredo Prada, hasta incluirlos en el Comité Ejecutivo del PP. Una vez pasados al enemigo, Aguirre los ha mandado a la guillotina. Intenta cohesionar al máximo su estado mayor –impidiendo cualquier veleidad o disidencia- porque sabe que no puede perder una sola batalla más, si no quiere renunciar para siempre a su sueño, cada vez más feble, de habitar en La Moncloa.

¿Moderación y centrismo?
Por otra parte, no deja de provocar asombro –o pavor, según se mire- que Lamela y Prada hayan sido fichados por el marianismo. ¿Qué centrismo es el suyo, Sr. Rajoy, que incorpora a su sanedrín de mando a los dos mencionados ex consejeros de Aguirre? Si las vilezas que Lamela hizo -o dejó hacer- contra el doctor Montes y sus colaboradores en el Hospital Severo Ochoa de Leganés son un ejemplo de moderación, que baje Dios y lo vea. ¿Es también Prada otro centrista, cuando sus orígenes en política fluctúan entre Fuerza Nueva y Alianza Popular, Sr. Rajoy?

Estreno de Cospedal en la COPE
Para mayor escarnio, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, se estrenó ayer en la COPE, entrevistada por don Federico, y soltó acerca de la autoría del 11-M: “Queremos saber absolutamente toda la verdad”. La frase habrá hecho las delicias de algunos conspiradores de prosapia acreditada, máxime al ir acompañada de la monserga –mundialista y copeliana– de que seguimos sin saber los “autores intelectuales”, una de las falsas agarraderas de ciertos agitadores de salón. ¿Para este viaje, tantas alforjas, don Mariano?

El trimestre de la internidad
Hemos escuchado -durante el trimestre de la interinidad- cómo Rajoy se jactaba de presidir un partido independiente de poderes ajenos a los intereses generales de la sociedad o de la ciudadanía. Pues bien, en el caso de Juan José Güemes -también consejero de Aguirre en la cartera de la Sanidad machacada-, su acceso al Comité Ejecutivo del PP ha sido posible por la intercesión de Carlos Fabra, que es su suegro.

Fabra, apoyo clave
Según podía leerse en El País de ayer, el suegro [en efecto] de Güemes es el “todopoderoso Carlos Fabra, barón de Castellón y apoyo clave para Rajoy”. ¿Defiende los intereses generales el cacique castellonense? Medio mundo sabe que no. Y el otro medio sabe muchas cosas tenebrosas de Fabra, aunque la justicia dé la impresión de que desvía la mirada; que mira hacia otro lado, vaya. Como –respecto a Fabra- viene haciendo desde hace años Rajoy.

Enric Sopena es director de El Plural.

Esperanza Aguirre entre abucheos

Visita a un hospital de Madrid

 

 
   
[12/06/2008]

Un internauta ha colgado en Youtube un vídeo donde se aprecia la tensión vivida durante la visita de Esperanza Aguirre y Juan José Güemes, su consejero de Sanidad, al Hospital Ramón y Cajal el pasado 23 de mayo.

AGENCIAS Durante la visita con motivo de la apertura de una unidad pionera en maquillaje proporcionado por L’Oréal para pacientes con trastornos de piel, la presidenta del PP en Madrid se atrevió incluso a acercar a dos de las trabajadoras más incisivas en sus protestas para, a un palmo de su cara, rebatirlas sus proclamas. A una de las empleadas del hospital la sujeta incluso la pancarta para poder dialogar con ella.

O Galladón o nada.

 ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • ENRIC SOPENA

    07/06/2008

Cabos sueltos

O Gallardón o nada

La encuesta de El Periódico de Catalunya confirma una obviedad. La mayoría de los votantes del PP prefiere como líder de su partido al actual alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. No hay, por consiguiente, sorpresas. El político de la derecha, o del centro-derecha, más valorado en todos los sondeos viene siendo, desde hace muchos años, Gallardón.

<!–

Sólo ciertos profesionales del periodismo amarillo –tristemente célebres- han sostenido y continúan sosteniendo lo contrario. Expertos en inventarse la realidad que más les conviene, en función de sus filias, sus fobias y sus intereses -a menudo no precisamente trasparentes- han tratado de presentar a Gallardón como un canalla.

Habitual dogmatismo
Añaden con su habitual dogmatismo que es una especie de truhán, traidor a su partido –en el que por cierto se incorporó casi de pantalón corto- y que es aborrecido por las bases del PP. Nunca supieron explicar las razones por las cuales –si en verdad es así como dicen sus detractores- Gallardón obtuvo dos mayorías absolutas en el Gobierno autonómico de Madrid y lleva otras dos en el Ayuntamiento de la Villa y Corte.

Demagogia argumental
La citada encuesta sitúa en segundo lugar a Mariano Rajoy y, en tercero y a gran distancia, a Esperanza Aguirre. El mito de la lideresa ha empezado a tambalearse. Lo han creado también esos gurús de la demagogia argumental. Una periodista tan conocida como belicosa, ubicada en las cercanías de la derecha extrema, soltó el otro día que Aguirre era la nueva Manuela Malasaña, la heroína madrileña de la sublevación del 2 de mayo. ¿Delirium tremens?

El plumero de Aguirre
Pero a Aguirre se le está viendo el plumero. Aunque sea populista, le gustan más los politiqueos de salón y los ejercicios conspiratorios, que saltar a la palestra y jugarse el tipo. No se ha atrevido a ser la alternativa de Rajoy. Ha amagado pero no ha sido capaz de dar. Sus ataques constantes a Gallardón eran más fruto de la envidia que de la reflexión. Cada noche se pone ante el espejo y le pregunta si ella es más guapa que Gallardón o no. Y la respuesta le pone de los nervios. El espejo le dice que políticamente es más guapo Gallardón.

Otra obviedad
Hay otro capítulo de la encuesta no menos significativo. La ciudadanía considera mayoritariamente que el PP debe abandonar la línea dura de la legislatura pasada. Se trata de otra obviedad. La sociedad española no soporta en absoluto aventuras demenciales. Le enojan historias bárbaras como la de la conjura sobre la autoría del 11-M. Castigó severamente a Aznar por sus ínfulas de convertirse en el lugarteniente de George W. Bush para invadir Irak y matar inocentes.

La doctrina neocon
No tragó con las mentiras sobre el atentado que se cobró casi doscientos muertos. Nunca creyó que Zapatero fuera un sicario de ETA ni que quisiera hacer trizas de España. No desea el retorno de España al nacionalcatolicismo bajo ningún concepto y exige laicismo y la separación de la Iglesia y el Estado. Abomina de la doctrina neocon y le da sarpullidos intuir que en el imaginario de no pocos dirigentes del PP lo del franquismo no estuvo mal y que a lo sumo aquella dictadura de cuarenta años fue sólo un mal menor.

Adiós a la cohabitación
En resumen, que o los halcones asumen la moderación o no tendrán más remedio que irse del partido. Es posible que, antes o después, ocurra esto. La cohabitación entre ultramontanos y los liberales [no confundir liberalismo con lo que predica y practica Aguirre] tocó techo en los cuatro últimos años. Ya no da más de sí. El PP ha de saber de una vez por todas que o Gallardón o nada.

Enric Sopena es director de El Plural .