AGUA Y TRASVASES: MIGUEL ANGEL REVILLA, SIN PELOS EN LA LENGUA.

miguel-angen-revilla.jpg

miércoles, 05 septiembre 2007

EL PRESIDENTE DE CANTABRIA, MIGUEL ANGEL REVILLA, SIN PELOS EN LA LENGUA TACHA AL NÚMERO DOS DEL PP VALENCIANO, RICARDO COSTA, DE “ANALFABETO”, POR HABLAR DE UN APROVECHAMIENTO DE AGUAS DEL EBRO SIN TENER NI REPAJOLERA IDEA…

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, calificó ayer de “insolidarias y analfabetas” las declaraciones del virtual “número dos” del PP valenciano y su secretario general, Ricardo Costa, sobre el bitrasvase del Ebro en Cantabria. Revilla confió en que los populares cántabros “pongan en su sitio” a un “personaje” – el aludido Costa., hermano de Juan Costa, ex ministro de Aznar – que habla con una “desfachatez asombrosa” y demuestra un talante “insolidario, egoísta y depredador” hacia los intereses de Cantabria, dijo en declaraciones públicas.

En 30 años, Revilla no ha visto un analfabeto mayor que el valenciano Ricardo Costa…“En mis más de treinta años en la vida política de Cantabria jamás he escuchado unas declaraciones más desafortunadas, insolidarias y analfabetas por parte de ningún dirigente político”, recalcó en rueda de prensa Revilla, quien se mostró “alucinado” de ver cómo se puede llegar a una “insolidaridad de este tamaño”, “atacando” este proyecto, inaugurado hace una semana, para atacar así al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Cantabria toma agua del Ebro y se la devuelve después. El presidente cántabro, que dijo sentirse obligado a salir con urgencia a explicar a los españoles cómo funciona realmente el bitrasvase del Ebro, dejó claro que “no se toma ni un metro cúbico de agua que merme” las reservas del pantano y subrayó que se trata de una obra “absolutamente ecológica, justa, equilibrada y modélica que soluciona un problema gravísimo de Cantabria”. Su intención es enviar una carta a Ricardo Costa, según dijo, en el mismo “tono de indignación” que presidió su rueda de prensa, para que “se entere en qué consiste la obra”. También hará lo propio con el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, José Ramón García Antón, y con todo aquel que respalde esas críticas, incluido, si lo hiciera, el propio presidente valenciano, Francisco Camps.

Ricardo Costa, “inculto” e “ignorante”. Y es que, para Revilla, lo sucedido es “indignante” y representa lo “más grave, injusto y analfabeto” que ha escuchado “jamás de ningún político”. “Es lo más desafortunado que he oído en mi vida y espero que se le corte de raíz”, sentenció el presidente cántabro, que rechazó y condenó con toda su “energía” las declaraciones de este personaje “inculto” e “ignorante”. “Este Ricardo Costa es un personaje que no quiero ver por aquí”, apostilló. Apeló a los ‘populares’ cántabros para que condenen “inmediatamente” lo sucedido, “pongan en su sitio” a Ricardo Costa y aclaren que lo que que Cantabria ha obtenido con el bitrasvase es “absolutamente justo y lo mínimo que se puede pedir”. De hecho, Revilla resaltó que este proyecto en la región “no tiene ningún tipo de contestación” y recordó que fue iniciado por el Partido Popular (que gobernaba entonces tanto en España como en Cantabria). Además, echó en cara al secretario general del PP de la Comunidad Valenciana que hable de una obra que “no afecta” para nada a los valencianos y más aún que “incite” a La Rioja, Aragón y Cataluña a “protestar” por el proyecto.

26 hectómetros de agua del Ebro “prestados” en un trasvase reversible. El presidente de Cantabria subrayó que el bitrasvase del Ebro en Cantabria es reversible y explicó a Ricardo Costa que eso significa que se devuelve el agua que se toma. Es un “préstamo” en época estival, de hasta 26 hectómetros cúbicos de agua, que se devuelve después al pantano del Ebro durante el invierno con agua de los ríos de la cuenca del Besaya.

El Ebro se alimenta de agua cántabra. De todas maneras, aunque no fuera así y se tratara sólo de una toma de agua sin devolución, defendió igualmente el derecho de Cantabria a disfrutar del agua del Ebro, ya que el embalse se nutre en su 80% de ríos cántabros y la mayor parte de su superficie se extiende por territorio cántabro, sin que haya supuesto en cambio beneficio alguno para la región ni compensación para los habitantes de Campoo, que hasta ahora lo único que han obtenido del pantano son “multas” por extraer “pequeñas cantidades” de agua para riegos. “Cantabria aguantó un atropello” y una “historia terrible”, ya que la inauguración del pantano, el 6 de agosto de 1952, supuso dejar bajo las aguas 6.200 hectáreas de “la vega más fértil” de la región y más de 400 casas, agregó Revilla, quien consideró que si esto hubiera sucedido “en otro territorio” se habría puesto “el grito en el cielo” hace mucho tiempo. Según dijo, “el agua es de todos los españoles” y así lo han entendido los cántabros, que se muestran en todo momento “orgullosos” de ser el “vivero de agua de la cuenca del Ebro”. “Si hay alguna región solidaria en España ésa es Cantabria”, aseveró el líder regionalista, que consideró por ello aún más injustas las críticas al bitrasvase, que es la solución “ideal, ecológica y justa” para los problemas de agua en Cantabria y es una obra “diáfana y transparente”.

Lo que diga el PP valenciano “no tiene ningún valor”. El presidente cántabro, que ha mandado por fax a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, las informaciones sobre lo sucedido y da por hecho que el Ministerio saldrá también al paso, recalcó que con esta obra se soluciona un problema de España, ya que ese agua no es sólo para los habitantes de la región, sino también para los dos millones de personas que la visitan cada año, especialmente el medio millón de ciudadanos vascos asiduos de la zona oriental de la comunidad. En cualquier caso, Revilla garantizó que “lo que diga” el PP valenciano “no tiene ningún valor” y la obra es “irreversible”. Gracias a ella, Cantabria “jamás volverá a tener problemas de agua”, ya que el bitrasvase cubre las necesidades de desarrollo durante los próximos 40 años a un ritmo de crecimiento del seis por ciento. “Pero en el momento que necesitemos más agua enchufamos la manguera a la tubería, y más agua. Cuando en vez de 26 (hectómetros cúbicos) se necesiten 40, se meten 40, y se devuelven 40”, concluyó.

El acuerdo del trasvase del Ebro a Cantabria lo aprobó el PP cuando gobernaba Aznar en Madrid y la derecha en Cantabria

septiembre 5, 2007 en EL PODER EN PERSONA

Anuncios