JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO, PROMETE DOS MILLONES DE PUESTOS DE TRABAJO Y MILLÓN Y MEDIOS DE VIVIENDAS DE PROTECCIÓN OFICIAL.

POLÍTICA

 16/12/2007

http://www.20minutos.tv/index.php?v=NoPnLitBul

Solbes destaca la aproximación a los grandes países de la UE por el crecimiento económico durante la legislatura

ZP promete dos millones de puestos de trabajo y 1,5 VPO

L. B. / EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que entre los objetivos del Gobierno para la próxima legislatura se encuentra la creación de dos millones de puestos de trabajo y 1,5 millones de viviendas de protección oficial (VPO) en diez años. El ministro de Economía, Pedro Solbes, por su parte, ha destacado que se ha producido una aceleración económica que ha permitido aumentar la renta per cápita y aproximarse gradualmente a los grandes países de la Unión Europea.

Durante su intervención en el Foro Economía en Progreso, Zapatero ha anunciado algunos de los principales compromisos que el PSOE se ha marcado de cara a la próxima legislatura. Los ejes principales de estos compromisos son el empleo donde Zapatero ha promtetido dos millones de puestos de trabajo; la estabilidad laboral, para lo que el PSOE se ha propuesto reducir el empleo precario por debajo del 25%; y la vivienda en cuyo ámbito el presidente del Gobierno ha expresado el compromiso de promover “un millón y medio de viviendas en los próximos diez años”,

Integración plena de la mujer
Zapatero ha indicado que espera reducir la tasa de paro hasta el 7 por ciento y la temporalidad hasta el 25 por ciento, además de reducir las cargas administrativas en otro 25 por ciento. El jefe del ejecutivo aspira a que en la próxima legislatura la actividad media se sitúe por encima del 70 por ciento y que la tasa de actividad de las mujeres esté por encima del 60 por ciento, ya que se ha marcado como objetivo prioritario la “integración plena de la mujer al mercado de trabajo”

“Un optimismo fundamentado”
En cuanto a la creación de viviendas, Zapatero ha señalado que se trata de un proyecto para los próximos diez años. De los 1,5 millones de viviendas que se pretenden crear, un 40 por ciento (600.000) serán de alquiler. El jefe del Ejecutivo, que se ha mostrado muy optimista en cuanto al futuro económico de España señaló que no se trata de “un optimismo sin fundamento” sino que es el resultado del trabajo de los cuatro años que lleva gobernando el PSOE y de “la confianza que tenemos en la sociedad española”.

Llegar al pleno empleo real
A ese crecimiento contribuirán, según ha señalado Zapatero, el aumento de la población española, las consecuencias de la aplicación del Plan de Infraestructura del Transporte, el incremento inversión en I+D+i, la extensión de las escuelas infantiles de cero a tres años, las mejoras en la calidad educativa y el desarrollo efectivo del sistema de atención a la dependencia. La aspiración del Gobierno es llegar al pleno empleo real “más empleo estable y de calidad”, ha dicho Zapatero que ha añadido que, en el ámbito laboral, “pondrá su empeño” en lograr que el trabajo no suponga un peligro para la salud y la seguridad de los trabajadores y por ello se propone reducir el índice de siniestralidad y situarlo en la media de la Unión Europea.

Observatorio informativo en la red
Una de las novedades que ha anunciado el presidente del Gobierno, es la puesta en marcha de un Observatorio que facilitará a los ciudadanos información en la red sobre los productos y servicios que ofrecen las distintas empresas y podrán saber, por ejemplo, los precios de la gasolina o de la leche en supermercados distintos. Esta es una de las medidas que Zapatero impulsará para fomentar la productividad, uno de los grandes objetivos de la política económica del Gobierno, junto a la plena incorporación de la mujer en el ámbito laboral. El presidente ha destacado la necesidad de profundizar en el cambio de modelo de crecimiento económico ya que en esta década se decide quién contará más adelante y “España contará de verdad y en buenas condiciones”.

Acercamiento a los grandes de la UE
El ministro de Economía, Pedro Solbes, por su parte ha señalado que la desaceleración del sector inmobiliario y el complicado contexto financiero internacional afectarán al crecimiento español a muy corto plazo, aunque señaló que se trata de circunstancias coyunturales. Solbes, señaló que no tardando mucho el crecimiento de la economía española volverá a las tasas que hemos visto en la legislatura. El ministro de economía ha recordado que la legislatura ha sido “positiva” desde el punto de vista económico, con cifras de crecimiento superiores al 4 por ciento en trimestres recientes y del 3,8 por ciento en el último. Tras una legislatura anterior “de crecimiento a la baja y partiendo de niveles inferiores al 3 por ciento”, se ha producido una aceleración económica que ha permitido aumentar la renta per cápita y aproximarse gradualmente a los grandes países de la Unión Europea.

Hacia la convergencia “real”
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha señalado que la creación de empleo durante la legislatura ha permitido dirigir una parte del buen resultado de la economía a fortalecer la protección social y hacerla compatible con el crecimiento económico. Caldera considera que se ha “dignificado” la vida de colectivos con poca renta, como pensionistas o trabajadores con poco salario, lo que significa, en su opinión, que se está avanzando hacia el modelo de convergencia “real” con Europa.

ELECCIONES 2007 Y PROPUESTAS PARA LAS NUEVAS CIUDADES EL FUTURO.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Antonio San José
  • ANTONIO SAN JOSÉ

    17/05/2007

Luz de Gas

Charlatanería electoral

La banda sonora de la campaña para las elecciones municipales y autonómicas del próximo 27 de mayo bien podría constituirla aquella canción ochentera de Joan Manuel Serrat titulada Cada loco con su tema. Sin duda, sería la perfecta descripción del ambiente político que se vive estos días en toda España.

En este envite nos jugamos todos mucho. Nada menos que el futuro de nuestras ciudades y comunidades autónomas por espacio de cuatro años. Hablamos de nuestra calidad de vida como ciudadanos, de infraestructuras, de vivienda, de la educación de nuestros hijos, de guarderías, de polideportivos, de medio ambiente y desarrollo sostenible, de calificaciones honestas del suelo disponible, de hospitales y centros de salud, de convivencia, de inmigración, de eliminar la contaminación acústica… de lo que nos rodea, en fin, y hace que nuestro día a día sea más agradable, más humano y mejor para nosotros y nuestras familias. Si alguien piensa que eso no es importante es claro que equivoca el pronóstico de medio a medio, por eso sorprende, cuando no indigna, que los candidatos, y especialmente los líderes nacionales, se dediquen a arrearse estopa con pasión olvidando las verdaderas preocupaciones y prioridades de los ciudadanos.

Mariano Rajoy, en su gira 2007, recorre España de punta a punta pregonando el Apocalipsis por mor de un Gobierno cuasi cómplice con los terroristas dispuesto a desmantelar la nación a las primeras de cambio por la debilidad de un presidente irresponsable. El líder del PP no alude a los casos de corrupción urbanística que salpican a algunos conspicuos miembros de su partido ni a la realidad cotidiana de los municipios. Lo suyo es tirar por elevación y convertir absurdamente estos comicios en unas primarias con la vista puesta en las generales del próximo año.

Claro que en la acera de enfrente las cosas no pintan mucho mejor. El ministro de Justicia aconseja en un mitin a los populares que tomen fármacos para digerir la no ilegalización de ANV y el respetable le ríe la chocarrería sin preguntarle qué tipo de lenitivo o eupéptico deben ingerir los de Rajoy. Zapatero predica la aplicación estricta de la Ley de Partidos y no se sacude la sombra ominosa de un proceso en letargo cuya amenaza puede ser letal para él si ETA vuelve por donde solía. Los argumentos sobrevuelan los planteamientos concretos destinados a ciudades, pueblos y comunidades para confundirse con el marasmo espeso de la gran política nacional. Ésa es la realidad.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, acaba de decir que durante los próximos 20 años la sociedad tiene el reto de reinventar el modo en que vivimos en las grandes ciudades. Por lo que le toca ha anunciado el “giro verde” que pretende convertir la capital estadounidense en la urbe más sostenible del país: desde la plantación de un millón de árboles a una nueva directiva de “edificios eficientes”, incluyendo un “peaje de atasco” de seis dólares para los automóviles que accedan a Manhattan en las horas de mayor congestión de tráfico. Se trata de planteamientos, discutibles, pero propuestas a fin de cuentas.

¿Han escuchado ustedes algo similar en estos días de campaña por estos pagos? Yo, tampoco.

CARAVANA DE MUJERES X CARMEN. LA CRÓNICA DE MUJERES EN RED.

felipe_gonzalez_durante_mitin_valencia.jpg

Caravana de mujeres x Carmen

La crónica

Versión para imprimir

Convocamos desde estas páginas al encuentro y quienes no pudimos desplazarnos a Valencia para apoyar a Carmen Alborch nos quedamos pendientes de que nos contaran como fué…


  En el blog Lady Read Morgan:…

http://lady-read.blogspot.com/2007/05/caravana-de-mujeres.html

  De la web Gestos x Carmen, el siguiente texto:

Celia Amorós, Amelia Valcárcel, Rosa Peris, Paca Sauquillo, Delia Blanco, Patrocinio de las Heras, Amparo Rubiales, Marina Rossell, Cristina del Valle, Judith Mateu, María Muun, Ángeles Amador, Carmen Conde, Carmen Moya, Nicole Muckhnik y un nutrido grupo de amigas de Carmen Alborch, han llegado a Valencia desde distintos puntos de la península, para mostrar en un Gesto colectivo, su apoyo a la candidata socialista al Ayuntamiento de Valencia. Esta visita se ha enmarcado dentro de la campaña organizada por voluntarias de Carmen *Si Tu Vols, Gestos X Carmen.

La Geganta “La Benvolguda” y su colla, que esperaban fuera, todas las visitantes y quienes acudieron a recibirlas, encabezados por Carmen Alborch, han protagonizado un animado pasacalle desde la estación de RENFE a la Plaza del Patriarca, en donde se ha celebrado un mitin fiesta.

Lecturas de apoyo, declaraciones de Concha Velasco, Marisa Paredes, Soledad Puértolas, entre otras, se han combinado con las canciones de Muun, Cristina del Valle, Marina Rossell, el violín celta de Judtih Mateu y las intervenciones de las diputadas Patrocinio de las Heras y Rosa Delia Blanco y los vibrantes discursos de Amparo Rubiales, Celia Amorós y Amelia Valcárcel. Todas han resaltado la capacidad de Carmen Alborch para hacerse cercana y querida, para ser rigurosa en el trabajo y convincente en la intensa labor que como jurista, política o escritora ha desplegado. Han destacado su capacidad de compromiso, su apuesta por el cambio y una nueva manera de hacer ciudad.

Carmen Alborch ha cerrado el acto agradeciendo la generosidad de las mujeres y los hombres que participan activamente por el cambio. Y ha expresado su deseo de que Valencia “sea una ciudad más amable, más acogedora, más culta y educadora”. Alborch ha expresado su voluntad de lograr que esta ” sea una ciudad para ser vivida”. “Viendo vuestras caras y vuestras sonrisas y los malestares que hay en la ciudad”, ha dicho Carmen Alborch, pero sientiendo también “la energía y la esperanza que hay en ella, no vamos a tener más remedio que ganar las elecciones”. Tras la fiesta se ha celebrado una comida de hermandad la playa. Las filósofas, Amorós y Valcárcel, han sorprendido a los comensales con una improvisada versión “a capella”, del himno de Valencia, especialmente dedicado a quienes desean que la próxima alcaldesa de la ciudad sea Carmen Alborch. Y un grupo de mujeres pertenecientes a la Asociación Antígona, ha realizado una parodia en la que unas supuestas “carmen y rita” se ha dado elegantemente el relevo.

Miércoles 9 mayo 2007

AINHOA GÜEMES MORENO: ALGÚNAS RAZONES PARA UNA CIUDADANÍA FEMINISTA.

Algunas razones para una ciudadanía feminista

Por Ainhoa Güemes Moreno

Versión para imprimir


Las elecciones están al caer, y por lo que nos puede caer encima yo no quiero conformarme con ser una electora obediente que se esconde bajo la pesada capa del status quo. Que la ciudadanía sea partícipe de la política significa que pueda disfrutar plena y libremente de todos sus derechos, entre ellos el derecho a expresarse. Porque decir lo que una piensa puede provocar un cambio. Si meto el papelito en la urna estoy ejerciendo mi derecho al voto, y a la vez estoy recogiendo el testigo de las sufragistas. Si escribo y difundo lo que pienso me arriesgo. Pero merece la pena escribir y pensar. Se trata de colaborar, de tomar parte activa en la construcción de una ciudad, un país donde se transmitan valores feministas, es decir, igualitarios y no violentos. Me gustaría hacer, en nombre de Plazandreok, y desde un punto de vista íntimo y personal, un breve análisis feminista sobre los conflictos y la violencia que sufrimos como consecuencia del denominado conflicto vasco. Espero que este análisis vivencial nos ayude a reflexionar mejor sobre la utilidad de nuestro voto, y de nuestra palabra.

El 20 de febrero de 2003, el juez instructor de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó la clausura del periódico Euskaldunon Egunkaria, diario en el que yo trabajaba como redactora. De la noche a la mañana, se decretó el cierre de la empresa y la detención de su director, y de los miembros de su consejo de administración. Algunos, como el propio director Martxelo Otamendi, denunciaron haber sufrido torturas. La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, calificó el cierre del Euskaldunon Egunkaria de “medida de excepción”.

Meses después de este macabro suceso decidí viajar al Hemisferio Sur para oxigenarme. Yo era una trabajadora en precario, contratada en calidad de becaria, situación laboral que no dudaba en denunciar. Sin embargo escribir para el diario Euskaldunon Egunkaria era una tarea muy gratificante para mí: nunca fui censurada, ni juzgada por exponer mis ideas públicamente. El hecho de que en un estado democrático el ejercicio de la libertad de expresión pueda suponer la detención y el encarcelamiento de profesionales de la información y de la comunicación es un hecho espeluznante. Mis principios se tambalearon: fue un duro golpe. Que el estado tenga el poder de juzgar a alguien por escribir un artículo de opinión o por redactar una noticia desde una subjetividad y una ideología propias, en mi opinión, es injustificable (de la misma manera que es injustificable la ilegalización de partidos políticos); se trata sin duda de una limpieza ideológica y de un abuso del poder. Esto demuestra que cualquier idea, cualquier actitud, cualquier acción disidente con el sistema puede ser identificada como un acto de apología al terrorismo. Cuando la Guardia Civil precintó las oficinas de Egunkaria creo que todos y todas estábamos asustados: ¿a quién no le asusta pensar que por atreverse a pensar se ha de pagar un precio tan alto?

En esos años en que gobernaba el Partido Popular, había presenciado con una mezcla de rabia, tristeza, miedo e impotencia, el encarcelamiento de mujeres de mi generación comprometidas con la construcción política y cultural de Euskal Herria, acusadas de colaborar o de pertenecer a ETA; algunas de ellas cumplen condena y padecen la dispersión en las cárceles del Estado español. Muchas en el momento de ser juzgadas denunciaron haber sido torturadas en comisaría antes de ingresar en prisión o de ser puestas en libertad. El dolor que sentí cuando escuché los testimonios fue muy profundo y muy físico, como si los golpes y las vejaciones los hubiera sufrido yo misma. Un ejército de escorpiones robotizados invadió mi cama para clavarme en el cuello un chip envenenado: sueños paranoicos con imágenes violentas acentuaban noche tras noche el miedo que sentía. Necesitaba saber más y escribir sobre el peaje que hay que pagar por ser disidente, activista política, feminista y lesbiana en un estado opresor y hetero-patriarcal, sobre cómo controla el sistema nuestros cuerpos y nuestras ideas, y sobre los mecanismos y estrategias de supervivencia que tenemos a nuestro alcance.

He de decir que no estoy a favor de la lucha armada, ni de ninguna expresión de violencia, mi deseo es que una o varias comunidades y etnias culturalmente diferenciadas puedan disfrutar de los mismos derechos y compartir un mismo territorio. Que los derechos individuales recuperen el lugar que se merecen. Mi deseo es que las calles de nuestros pueblos sean espacios de confianza y convivencia en libertad. Y he de dejar claro que ni ETA ni el terrorismo de estado contribuyen de ninguna manera a la materialización de este deseo. Estoy convencida de que el feminismo puede contribuir en gran medida a la construcción de una sociedad no violenta, más justa, más igualitaria, y más feliz.

En el transcurso de esos acontecimientos mi desconfianza hacia cualquier tipo de estructura o de organización política liderada por hombres fue creciendo. Abandonada en un campo de minas sufría por esquivar el peligro. Se trataba de evitar caer en las trampas que nos tiende el patriarca. No podía entender la razón de tanto sacrificio. No merecemos ser sacrificadas ni asesinadas en nombre de ninguna patria. Empecé a tener la firme convicción de que como activista política mi lugar está principalmente en el movimiento feminista y de lesbianas. Digamos que llegó un momento en el que ya no era prioritario para mí defender la diversidad cultural de los pueblos, concretamente el derecho a existir y el derecho de autodeterminación de Euskal Herria, país donde he nacido y con el que me identifico culturalmente. Que no lo considere prioritario no significa que haya dejado de creer en la libre expresión de los pueblos frente a los estados constituidos.

Sin embargo, la fuerza de mis reflexiones desembocaba una y otra vez en un análisis centrado en las contradicciones que dentro de los movimientos radicales de izquierda se dan en torno al postulado feminista. Por no hablar de la percepción general que la gente tiene de las lesbianas, quienes todavía seguimos siendo invisibilizadas. El lesbianismo, entendido como la complicidad más física y más profunda entre mujeres, es una práctica que nos enseña a querernos más, a mirarnos y admirarnos en el cuerpo de la otra que es nuestro reflejo. Que nos enseña a cuidarnos y a protegernos contra cualquier tipo de agresión o maltrato. La incongruencia de la izquierda, -de la derecha mejor no hablar-, en lo que afecta a las reivindicaciones de las feministas, de las lesbianas y demás degeneradas y degenerados: homosexuales, transexuales, intersexuales y gente queer, es un asunto que me preocupa. Los viejos esquemas machistas, la misma ideología hetero-patriarcal se repite entre las personas más progresistas. La mayoría de los hombres y algunas mujeres no han interiorizado todavía la necesidad de una política feminista, que en la práctica exige una reinterpretación crítica de la masculinidad y la feminidad impuestas y de la heterosexualidad obligatoria. El debate sobre el machismo y el hetero-sexismo como el debate sobre los diferentes tipos de violencia, sigue resultando incómodo y áspero. Quedan muchos cabos por atar, muchas preguntas sin respuesta.

Ahora que las elecciones están al caer, la gente debería preguntarse qué posibilidades de expresarse y de sobrevivir le ofrece el sistema, qué posibilidades ofrece a quienes se definen como feministas, lesbianas, un híbrido producto de la mezcla de dos o más culturas; disidentes, activistas políticas y de clase trabajadora. No hay urna que nos encierre, sin embargo existe un partido feminista que nos representa. La Plataforma Política Plazandreok es en realidad un espacio de confianza donde el hecho de atreverse a pensar y actuar por una misma no es condenable sino un motivo de elogio.

Todas y todos deberíamos organizarnos para que en nuestros pueblos y ciudades la dignidad, la felicidad, la diversidad y la igualdad sean las razones sobre las que se estructure la convivencia diaria. Porque razones feministas no faltan si de lo que se trata es de construir una ciudadanía a la medida de todas las personas.

*Periodista y Técnica de Igualdad / Activista en Plazandreok

Miércoles 16 mayo 2007

LOS ESPAÑOLES VALORAN CADA VEZ TENER TIEMPO LIBRE PARA LA FAMILIA Y LAS AFICIONES.

Tres de cada cuatro españoles están dispuestos a ganar menos a cambio de más tiempo libre

Los españoles valoran cada vez más tener tiempo libre para “disfrutar de sus familias y aficiones”

EP – MADRID – 01/05/2007

 

Tres de cada cuatro españoles estarían dispuestos a renunciar a una cantidad determinada de su salario a cambio de obtener más tiempo libre, y un porcentaje similar cree que para “triunfar” en la vida laboral es necesario “renunciar a parte de tu vida personal”, según concluye un estudio elaborado por la empresa europea de selección de personal Cátenon.

 

 

La noticia en otros webs

Tres de cada cuatro españoles estarían dispuestos a renunciar a una cantidad determinada de su salario a cambio de obtener más tiempo libre, y un porcentaje similar cree que para “triunfar” en la vida laboral es necesario “renunciar a parte de tu vida personal”, según concluye un estudio elaborado por la empresa europea de selección de personal Cátenon.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la directora de Marketing de Cátenon, Cristina Villanova, explicó que el estudio muestra “una tendencia creciente año a año” de que los españoles valoran cada vez más tener tiempo libre para “disfrutar de sus familias y aficiones”, de forma que las “largas jornadas de trabajo” se convierten en los “mayores lastres” de los profesionales.

“El grado de satisfacción de los españoles en su trabajo es alto, pero eso no quiere decir que no estén dispuestos a renunciar a ciertos aspectos de sus profesiones para tener una mayor calidad de vida”, recalcó. En este sentido, Villanova destacó que lo que más valoran los españoles de sus puestos laborales son “sobre todo el ambiente laboral y el equipo humano que les rodea” así como que los elementos que más determinan su cambio de puesto de trabajo son “la mejora del salario y una mayor flexibilidad horaria para desempeñar sus funciones”.

La directora de marketing también destacó que un 67% de los encuestados estaría dispuesto a vivir fuera de España si se plantease la ocasión, siempre que fuese por un periodo “menor a tres años” y tuviesen “una compensación económica importante”. “Los españoles han vivido una época en la que se mostraban muy cerrados a irse a trabajar fuera, pero este año la tendencia ha variado mucho”, estimó.

Conciliación

Por otra parte, el informe también revela que un 75% de los encuestados estiman que “es necesario” prescindir de parte de la vida privada “para tener una “brillante” vida profesional, y que esta cifra se mantiene equilibrada en cuanto se refiere a hombres y mujeres. “Dadas las circunstancias del panorama laboral la gente realiza extensas jornadas que no permiten conciliar la vida laboral con la personal; de ello deriva el resultado central del estudio, que es renunciar a una parte de tu salario por tener más vida personal”, matizó.

Por último, Villanova hizo referencia a las “posibles” soluciones que los encuestados proponen, entre ellas la “ampliación” del número de guarderías, para aquellos trabajadores que son padres así como “el aumento de la flexibilidad horaria” para realizar su actividad profesional.