EL DIARIO EL PAÍS, HABLA CLARO: LA COPE Y LA AVT, CULPABLES DE LA CRISPACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL.

POLÍTICA

 05/12/2007

El País habla claro: la COPE y la AVT, culpables de la crispación

Pradera ve a estos satélites peperos como el “monstruo de Frankenstein”

V.V.

El diario El País dedica hoy sus páginas de opinión a criticar con dureza la ausencia de la AVT a la manifestación unitaria de ayer para condenar el último atentado de ETA y pedir la derrota de la banda. En el editorial se califica de “chirriante” que la asociación mayoritaria de víctimas del terrorismo no acudiera a la marcha. Según el diario, el presidente de la asociación, Francisco José Alcaraz, ha “dilapidado” la “legitimidad” de la asociación. En el mismo periódico, Javier Pradera, alerta sobre el “monstruo de Frankenstein” en que se han convertido estos satélites peperos. En referencia a la AVT, Foro de Ermua y afines, el periodista advierte que estos grupos a los que el PP ha alimentado y manipulado, “pueden volverse contra sus protectores”.

La manifestación de condena al terrorismo convocada de manera unitaria por todos los partidos políticos y sindicatos para pedir la derrota de ETA “quedó de antemano debilitada por el desmarque de la AVT y del Foro de Ermua, así como por las disuasorias consignas de los compañeros de viaje del PP que calientan a la opinión pública contra el Gobierno desde la radio de los obispos”. Son las duras palabras de Javier Pradera contra la actitud de la asociación de Alcaraz, que no acudió ayer a la convocatoria de ayer, pese a haber salido hasta en 8 ocasiones a la calle con lemas similares a este último.

¿”Censor de las iniciativas de los partidos”?
No son las únicas críticas que ha recibido el presidente de esta asociación en El País. Su editorial recuerda que “no es el papel de la AVT convertirse en censor de las iniciativas de los partidos”, porque la organización “tenía sentido como referencia suprapartidaria”. Y es que, para el periódico, ninguna de la excusas expuestas por la AVT para no acudir al acto “justifica en este momento la ruptura de la unidad de acción contra ETA”.

Legitimidad “dilapidada” por Alcaraz
“La legitimidad [de la AVT] la ha dilapidado del todo desde que la dirige Francisco José Alcaraz, experto en convocar manifestaciones cuando no hay víctimas y en borrarse de ellas cuando sí las hay”, critica el texto. Para Pradera, el problema reside en que con sus manifestaciones, la AVT “no pretende lograr de manera prioritaria la derrota de ETA -el lema pactado para la concentración de ayer en Madrid-, sino conseguir de forma preferente la derrota del Gobierno”.

“Esconderse tras las víctimas”
Pradera, que califica a Alcaraz como “desagradable lunático, tosco demagogo y viperino calumniador”, le acusa de no guiarse “precisamente por el razonamiento sereno, el juicio templado y la palabra prudente”. A su juicio, alguien que “ha reconocido con orgullo en sede judicial se el freaky creador de algunas licencias poéticas de carácter metafórico desprovistas, sin embargo, de ánimo injurioso”, -entre otras las acusaciones proferidas contra Zapatero al asegurar que “hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas”-, no puede “esconderse tras las víctimas del terrorismo”.

“Factor de división”
El diario echa en cara también a la AVT que actúe como “factor de división”, en primer lugar “convirtiéndose en reproductor de las posiciones de un partido, el PP”, y “ahora desbordando incluso al PP, al que trata de dictar las condiciones en que puede participar en iniciativas unitarias”. Según Pradera, “tanto las cúpulas dirigentes de la AVT y del Foro de Ermua, como el tinglado agit-prop enmadrado en la radio de los obispos y otros medios son el lugar de residencia de los monstruos creados, no por el PP en su conjunto, sino por el núcleo de la ultraderecha que controla el ala más dura de la organización”.

Contra Losantos y la COPE
En la sección El Acento, junto a los editoriales del periódico, El País responsabiliza de la crispación a la COPE con mención especial al “orate de las mañanas”. En referencia a los insultos que los concejales socialistas de Madrid recibieron durante la concentración silenciosa del pasado lunes frente al ayuntamiento, en este suelto editorial se describe a los responsables de estos exabruptos: “señores de la tercera edad vistiendo boina y blandiendo bastón, junto a las engañosas abuelitas en abrigos de pieles”, que “salen de casa, tras el cafelito con leche, pinchazo en vena de la radio de los obispos y pastilla para la tensión decididos a tritar que este país es un asco y qué bien vivíamos con Franco”.

“Batería de insultos gratis”
“El chiflado al que tanto cuidan y quieren los señores cardenales, sale en ayuda de los vociferantes. Y entonces saca su propia batería de insultos que ofrece gratis a los amables ancianitos para cuando se encuentre frente a un socialista”, matiza el rotativo, que no puede pasar por alto la inmensa contradicción de la ausencia de la principal asociación de víctimas en la convocatoria que condena el último atentado con víctimas mortales de ETA.