EL DOCTOR MONTES PIDE M.A.RODRIGUEZ QUE SE RETRACTE Y MANTIENE SU QUERELL POR LLAMARLE “NAZI”

dr-montes-2.jpg

PÚBLICO.ES – 26/02/2008 14:39
El médico Luis Montes, ex jefe de las Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, quiere llegar a un acuerdo amistoso con el ex portavoz del Gobierno popular Miguel Angel Rodríguez por llamarle “nazi” cinco veces en el programa ’59 segundos’ de Televisión Española.

Aunque le reclama un millón de euros de indemnización por daños y perjuicios, Montes podría replantearse esa cantidad si el ex secretario de Estado de Comunicación se retracta públicamente de sus acusaciones.

A fin de evitar la interposición de una querella criminal, los abogados del anestesista presentaron ayer una demanda civil de conciliación en los Juzgados de Instrucción de Madrid para solucionar este episodio “sin necesidad de acudir a la vía penal” y pactar una reparación económica “simbólica” por los daños derivados de tales insultos.

“Cuando una persona llama ‘nazi’ a otra en un programa de máxima audiencia requiere de una indemnización sancionadora. El periodista quería ofender y humillar”, espetó el letrado de Montes, Rafael Burgos, quien especificó que la reparación económica se replantearía si Miguel Ángel Rodríguez rectifica.

“El que decide matar a alguien es un nazi”. Así se pronunció el ex portavoz popular durante su intervención en el programa 59 segundos, en el que llegó a repetir el improperio otras cuatro veces. En otra de sus intervenciones aseguró: “Si alguna parte de la audiencia me ve, si alguna vez caigo en manos del doctor Montes o de sus secuaces, por favor, llamen a la Policía”.

Demanda por denuncia falsa

El equipo jurídico de Montes se encuentra recopilando datos jurídicos para incluirlos en la demanda que prevé interponer contra la Consejería de Sanidad por un delito de denuncia falsa.

El escrito se basa en la decisión del Ejecutivo regional de trasladar el 24 de mayo de 2005 al titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Leganés el informe dictado por un Comité de Expertos nombrado por el entonces departamento de Manuel Lamela, en el que se daba cuenta de la existencia de 73 casos de mala praxis médica en el hospital de Leganés.

El doctor Montes mantiene otro pulso judicial contra la Cadena Cope y tres de sus locutores, Federico Jiménez Losantos, Cristina López Schlichting y César Vidal. La querella criminal se basó en un delito de calumnias y de injurias.

Anuncios

¡QUIERO QUE ME ATIENDA EL DOCTOR MONTES!

dr-montes-2.jpg

Mi amigo del alma, Josep Bodí,  me envia este documento que ya hemos cumplimentado más de 7.000 ciudadanos.

Quiere demostrar su solidaridad a Montes y su equipo y reclamar un comportamiento digno de los políticos que nos gobiernan.


Un saludo a todos.
Hacérselo llegar a vuestros contactos  ¡¡¡¡PÁSALO!!!!
 http://www.quemeatiendamontes.com/firma.php

AL PP LE IMPORTA UNA HIGA LA JUSTICIA. A PROPOSITO DEL SEVERO OCHOA Y CENTENARES DE CASOS MÁS.

enric_sopena.jpg

POLÍTICA

 03/02/2008

La irreal realidad de la derecha española

Cuando el PP se pasa por el forro de sus órganos genitales al Estado de Derecho

La reacción del PP ante la sentencia firme, y no recurrible, de la Audiencia Provincial de Madrid, absolviendo totalmente al doctor Montes y a su equipo de todas las gravísimas acusaciones que pesaban contra ellos, confirma que esta derecha que lidera Mariano Rajoy está dispuesta a pasarse por el forro de sus órganos genitales al Estado de Derecho y, por supuesto, lo que más le convenga en cada momento. El caso del Severo Ochoa lo corrobora.

Lo cierto es que los populares tienden a moldear la realidad, hasta retorcerla sin complejo alguno, en función de sus intereses electorales. Si consideran preciso decir que lo blanco es negro o viceversa, lo dicen y se quedan más largos que anchos. De modo que, por ejemplo, en la actualidad niegan sin pestañear la existencia del proceso de paz que el Gobierno de José María Aznar gestionó durante más de un año, buscando el fin de ETA mediante el diálogo y la adopción de medidas destinadas a contentar o complacer a los terroristas.

Justificaciones falsas
No hubo tal proceso de diálogo con ETA, proclaman desde hace un tiempo aquellos que llegaron a levitar pensando que Aznar podría pasar a la historia de España como el nuevo Príncipe de la Paz. El mismo principito que engañó a la opinión pública sacándose de la manga y esparciendo un repertorio de justificaciones falsas en relación a la guerra de Irak. No sólo dijo esto el gran amigo de Bush, sino que hasta el día de la fecha no ha pedido por sus embustes ni la más mínima disculpa.

El principito
El comportamiento de Aznar y de su corte de palmeros a raíz de la masacre del 11-M fue otra exhibición de irreal realidad. Decidió el principito que lo mejor que se ajustaba a su estrategia para derrotar en las urnas del 14-M a los socialistas era difundir urbe et orbi que los autores de la matanza de casi doscientos ciudadanos habían sido los etarras. Y dicho y hecho. Incluso horas antes del día de las elecciones, el candidato Rajoy declaró en la portada de El Mundo que él tenía la convicción moral de que había sido ETA, lo que completaba el inefable Acebes con otras invenciones.

Teoría maligna
Tras su fracaso, no hubo reconocimiento de culpa, naturalmente. Forjaron entonces los genoveses la teoría de la conspiración sobre la autoría de los atentados de Madrid, teoría maligna que todavía sigue en pie, a pesar de la sentencia del magistrado Gómez Bermúdez que descarta con todo género de precisiones la colaboración incluso indirecta o casual de ETA en el 11-M. Y descarta también, desde luego, la más leve sospecha de que estuvieran involucrados en tan estremecedor crimen policías, guardias civiles, tramas vinculadas al PSOE o los servicios secretos de la República francesa o del Reino de Marruecos, como habían venido afirmando desde los medios afines al PP.

Volvamos a Leganés
Volvamos en todo caso a Leganés y a la infamia perpetrada por el Gobierno de Esperanza Aguirre a través de su consejero de Sanidad Manuel Lamela. Montó el tándem Lamela/Aguirre un auto de fe destinado a destrozar más aún la sanidad pública –en provecho de los negocios privados y en perjuicio de los pacientes madrileños- y a impedir, en paralelo, que prosperara la legalización de la eutanasia. No se anduvieron con chiquitas ni la presidenta por tamayazo ni Lamela, que va diciendo por ahí, tras unos días de holganza, pobrecito, que él volvería a actuar de la misma manera “una y otra vez”, que su proceder fue “impecable” y que no tiene por qué “pedir perdón a nadie”.

¡Quía!
¿Responsabilidades políticas, ésas que exigía Aznar cuando vociferaba en el Congreso aquello de “¡Váyase, Sr. González!” y anunciaba que él regeneraría la política española? ¡Quía! De eso nada, monada. Se habrá equivocado el juez en el asunto del Severo Ochoa. O habrá redactado la sentencia un juez progresista al servicio de Zapatero y de la masonería. ¿Por qué fiarse del criterio de un magistrado, cuando nadie está exento de error? ¿Es que ha de valer más el veredicto de un leguleyo con toga que la palabra de honorables gobernantes como doña Espe y el esquiador Lamela?

Según todos los síntomas
¿Y a todo esto qué piensa Rajoy? Habla por teléfono con su primo, luego lo hará con Pizarro y, finalmente, con Aznar. Al fin y al cabo, el doctor Montes es, según todos los síntomas, un rojazo de tomo y lomo.

E.S.

SENTENCIA DEL SEVERO OCHOA: ESPERANZA DESVELA SU CARA MÁS INHUMANA.

2-espe.jpg

POLÍTICA

 30/01/2008

Su consejero de Sanidad afirma que “no hay que pedir perdón” al doctor Montes

Aguirre elude hablar sobre la reintegración de los médicos del Severo Ochoa

ELPLURAL.COM

El futuro de los médicos del Severo Ochoa que fueron denunciados por presuntas sedaciones irregulares es todavía una incógnita. Nadie se ha manifestado sobre si podrán reintegrarse a sus puestos de trabajo, y ni siquiera se les ha pedido perdón por las calumnias vertidas contra ellos. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha limitado a manifestar que “no podemos sino alegrarnos de que no haya habido mala praxis”, pero al mismo tiempo no ha puesto en marcha ninguna acción para reintegrar a los médicos en sus puestos de trabajo. Y eso pese a que en 2005 declaraba que, en caso de que se hubieran equivocado al expulsarlos del hospital, “esa equivocación es reversible. En cuanto esto se aclare, se vuelve a reponer a esas personas”.

Tal y como informa El País, Aguirre no ha querido comprometerse en lo que se refiere a la reincorporación de los médicos. “No quiero aventurar nada”, afirmó, “se hará lo que corresponda”. Pero olvidó que en 2005, cuando estalló la polémica, sostuvo que “el consejero de Sanidad (Manuel Lamela) se puede haber equivocado y yo misma también me puedo haber equivocado”. Y ante esta equivocación, ahora demostrada por la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid sobre la que ya informó El Plural, Aguirre estaba dispuesta a dar marcha atrás y devoler a los médicos expulsados sus puestos de trabajo.

Más duro
Pero más duro y claro se ha mostrado el consejero de Sanidad de la Comunidad, Juan José Güemes, que dijo ayer que fue “acertado” destituir al doctor Montes del Hospital y negó que haya motivos para disculparse: “No hay que pedir perdón”. Además, aseguró que no se restituirá al médico porque el motivo de su destitución no fue la sanción disciplinaria, sino la falta de confianza de la Consejería en Montes para ocupar el puesto de gerente de Urgencias. Güemes subrayó asimismo que desde que se produjo dicho cese los datos de funcionamiento del servicio muestran una ‘clara mejora’.

COPE
Pero el acoso que sufrieron los médicos del Severo Ochoa de Leganés no vino sólo del entorno de los políticos, representados por los populares Aguirre y Lamela en la Comunidad de Madrid. La COPE criminalizó a los médicos basándose en la denuncia anónima que a su vez habían utilizado Aguirre y Lamela para expulsar al principal imputado en el caso, Luis Montes, y sus otros compañeros. Los abogados de Montes presentaron una querella contra la COPE y sus principales tertulianos, Federico Jiménez Losantos, César Vidal y Cristina López Schlichting, que acusaron a los médicos de “homicidas”, “asesinos” y “sectarios atroces”.

Sin datos
De cualquier modo, y pese la lucha judicial que llevan a sus espaldas, los médicos no han sido reintegrados todavía a sus puestos de trabajo. Ningún cargo político se ha responsabilizado del asunto, y la propia Aguirre ha eludido la cuestión. Pero lo cierto es que en 2005 Lamela hablaba del “relevo temporal” de Luis Montes y de que “ahora no tenemos ningún dato contra el médico”, pero aún así la Comunidad de Madrid decidió actuar en su contra.

Errores
Actuar en su contra y no enmendar el error después de que se haya hecho pública la sentencia de la Audiencia Nacional. Y tampoco se ha enmendado otro error: el de actuar en contra del denunciante anónimo que levantó la polémica sobre las falsas sedaciones mortales en el Severo Ochoa. Pese a que nuevamente en 2005 Lamela afirmaba: “Actuaremos igual contra los denunciantes falsos y los que han participado en una denuncia falsa”.