PP: TRAS LA CAIDA DE GALLARDÓN, EL PARTIDO HA APOSTADO DEFINITIVAMENTE POR LAS PROPUESTAS DE EXTREMA DERECHA.

POLÍTICA

 31/01/2008

Los duros del PP se sienten fuertes

Tras la caída de Gallardón, el partido ha apostado definitivamente por los mensajes radicales

S. COLADO

La estrategia del PP de acercarse al centro de cara a las generales ha saltado por los aires con la exclusión de Gallardón, un gesto interpretado como la victoria de los sectores más derechistas del partido, con Esperanza Aguirre y Aznar a la cabeza. Se aprecia un punto de inflexión desde ese momento, ya que el PP ha vuelto a radicalizar sus mensajes desde que Rajoy aclarara definitivamente hace dos semanas cuál es la línea por la que apuesta en el partido: Zaplana y Acebes vuelven a la primera línea, Aznar multiplica sus intervenciones, guiños a la Iglesia como el Ministerio de la Familia, discursos vinculando inmigración y delincuencia como los que protagoniza la presidenta de Madrid, etc. Los sectores más integristas del partido, como la COPE y periodistas de la Asociación de Propagandísticas Católicos, celebran su momento.

La operación centro del PP de Mariano Rajoy fue en buena medida una apuesta por su imagen personal. Así, mientras el Partido Popular mantenía el tipo de oposición que ha marcado toda la legislatura, por ejemplo apoyando la última manifestación de la AVT contra el Gobierno de Zapatero, el líder del PP se permitía faltar a la cita para evitar una nueva imagen asociada al radicalismo, o a través de sus hombres menos desgastados durante la legislatura, como Gabriel Elorriaga o Juan Costa, lanzaba mensajes de moderación o guiños al nacionalismo, a veces a través de medios proclives a ganarse el voto de centro como El País. Estos personajes son los que están ahora en un segundo plano, aunque la cercanía de la campaña les devolverá protagonismo.

La moderación llegó a ser alarmante
Poco dado a explicitar sus posturas (en cualquier caso la hemeroteca recuerda sus ataques a la igualdad y la defensa de los privilegios sociales), lo que justifica por su origen gallego, Rajoy habla a través de sus gestos. Y ya que el ascenso de ratistas como Costa, coordinador del programa electoral, coincidía con el período de elaboración de las listas, entre el núcleo duro del partido cundió el pánico. En la COPE hicieron sonar las alarmas cuando Rajoy filtró –después de la mediación de Aguirre por Jiménez Losantos ante el Rey- su preocupación ante los obvios vínculos entre el PP y la cadena de los obispos.

El discurso vuelve a radicalizarse
Sin embargo, tras la defenestración de Gallardón y la apuesta por Manuel Pizarro, los sectores más duros del partido vuelven a sentirse fuertes. Aznar, que ya intentó abortar la operación de moderación de Rajoy con elogios a Reagan, a Juan Pablo II y a Margaret Thatcher, mantiene invariable su discurso, aunque aumentado sus apariciones. Tras el anuncio de las listas definitivas y sus privilegiados puestos–el primero por Ávila y el cuarto por Madrid, respectivamente- Acebes y Zaplana y a los que se les mantuvo temporalmente en un segundo plano también han aparecido profusamente, incluidas entrevistas a TVE1 y la COPE. Aguirre ha aprovechado también para recuperar los discursos en clave enfrentamiento Madrid-Gobierno central y mensajes populistas de extrema derecha como la vinculación entre inmigración y delincuencia.

“Como en los mejores tiempos de Aznar”
La recuperación del rumbo ha sido celebrada por sectores como la COPE, donde ya se permiten despreciarle a Rajoy propuestas claramente dirigidas a los sectores más católicos, como el Ministerio de la Familia, exigiéndole más. Uno de los miembros de la Asociación Católica de Propagandistas, Juan Morote, proclama desde Libertad Digital que en el PP ya se han olvidado de los consejos de moderación y discurso de perfil bajo del asesor hasta ahora estrella del PP, Pedro Arriola, al que culpan de la derrota electoral de 2004. Asegura que “nos hallamos ante un escenario nuevo” y que Pizarro representa “la vuelta a un discurso claro, contundente, con propuestas, como el de los mejores tiempos de Aznar”.

Anuncios

CÓMO LA DERECHA PROYECTA ROMPER ESPAÑA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Gustavo Vidal Manzanares
  • GUSTAVO VIDAL MANZANARES

    08/12/2007

 

Cómo la derecha proyecta romper España

El lingüista y politólogo Noam Chomsky refiere en Cómo se reparte la tarta la correspondencia entre dos “radicales y marxistas”: James Madison y Thomas Jefferson. Ambos comparten la idea de unos impuestos progresivos que sufraguen las necesidades de todos los ciudadanos. La derecha “neocon” norteamericana siempre ha omitido estas reflexiones de ambos ex Presidentes.

La derecha “neocon” es enemiga de las ayudas al desempleo, las pensiones públicas, las becas a los desfavorecidos, los planes estatales de salud y, en particular, de las medidas atemperadoras de las diferencias de cuna. En este sentido, en un luminoso artículo, Basilio Baltasar acaba de desenmascarar la intención emboscada de nuestra derecha, intoxicada de “neocons”, para constituir un “movimiento populista y antipolítico y desprestigiar a las Instituciones”.

Así, nos encontramos con estas posiciones “neocons” defendidas por voceros mediáticos que fingen ser piadosos pero cuyas soflamas demuestran que no adoran a otro dios que su bolsillo y sus más que delatadoras fobias.

Los osados ataques a la Corona, el Poder Judicial, el Parlamento, las Fuerzas de Seguridad… no son sólo el pataleo por unos comicios perdidos. La finalidad de estos embates no es otra que quebrar nuestro modelo de sociedad, romper España. Con estas acometidas, buscan despedazar el consenso de la Transición, gripar las Instituciones, esclerotizar lo Público y, como objetivo final, desguazar los restos del Estado del Bienestar entregándolo a manos privadas y codiciosas.

Para perpetrar lo anterior les estorba la Justicia (a la que difaman sin tregua), el debate sosegado (que perturban con broncas parlamentarias) y, por supuesto, la Corona (que representa la concordia y el consenso constitucional). Y, sobre todo, les encrespa la razón, el diálogo pacífico, el relativismo ilustrado que desmonte sus mentiras y alerte sobre sus intenciones ocultas. De ahí el concubinato entre los sacerdotes del Índice Down Jones y los del incienso y la superstición. Quienes no pestañearon apoyando una dictadura jalonada de asesinatos, son hoy los cómplices y cooperadores necesarios de los “neocons”. Se necesitan.

La ruptura de España que pretende la derecha persigue el desguace ya citado de nuestro Estado del Bienestar: pensiones públicas, enseñanza estatal de calidad, salarios dignos, sanidad universal del Estado… y están decididos a quebrantar todo lo que les estorbe.

Por ello, en marzo de 2008 no están en juego sólo cuatro años de legislatura. Ni tan siquiera unas leyes que podrían derogarse. No. En el envite del próximo marzo nos jugamos el espíritu de la Transición, el respeto y la concordia entre los españoles, la defensa de España… es decir, las Instituciones (Justicia, Parlamento… Corona), la verdadera integridad nacional.
Arriesgamos, en el desafío de marzo, nuestro jugo vital: el triunfo del bienestar, el diálogo sereno y la razón frente a la discordia, la codicia y el fanatismo.

gvidalmanzanares@gmail.com

EL DIARIO EL PAÍS, HABLA CLARO: LA COPE Y LA AVT, CULPABLES DE LA CRISPACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL.

POLÍTICA

 05/12/2007

El País habla claro: la COPE y la AVT, culpables de la crispación

Pradera ve a estos satélites peperos como el “monstruo de Frankenstein”

V.V.

El diario El País dedica hoy sus páginas de opinión a criticar con dureza la ausencia de la AVT a la manifestación unitaria de ayer para condenar el último atentado de ETA y pedir la derrota de la banda. En el editorial se califica de “chirriante” que la asociación mayoritaria de víctimas del terrorismo no acudiera a la marcha. Según el diario, el presidente de la asociación, Francisco José Alcaraz, ha “dilapidado” la “legitimidad” de la asociación. En el mismo periódico, Javier Pradera, alerta sobre el “monstruo de Frankenstein” en que se han convertido estos satélites peperos. En referencia a la AVT, Foro de Ermua y afines, el periodista advierte que estos grupos a los que el PP ha alimentado y manipulado, “pueden volverse contra sus protectores”.

La manifestación de condena al terrorismo convocada de manera unitaria por todos los partidos políticos y sindicatos para pedir la derrota de ETA “quedó de antemano debilitada por el desmarque de la AVT y del Foro de Ermua, así como por las disuasorias consignas de los compañeros de viaje del PP que calientan a la opinión pública contra el Gobierno desde la radio de los obispos”. Son las duras palabras de Javier Pradera contra la actitud de la asociación de Alcaraz, que no acudió ayer a la convocatoria de ayer, pese a haber salido hasta en 8 ocasiones a la calle con lemas similares a este último.

¿”Censor de las iniciativas de los partidos”?
No son las únicas críticas que ha recibido el presidente de esta asociación en El País. Su editorial recuerda que “no es el papel de la AVT convertirse en censor de las iniciativas de los partidos”, porque la organización “tenía sentido como referencia suprapartidaria”. Y es que, para el periódico, ninguna de la excusas expuestas por la AVT para no acudir al acto “justifica en este momento la ruptura de la unidad de acción contra ETA”.

Legitimidad “dilapidada” por Alcaraz
“La legitimidad [de la AVT] la ha dilapidado del todo desde que la dirige Francisco José Alcaraz, experto en convocar manifestaciones cuando no hay víctimas y en borrarse de ellas cuando sí las hay”, critica el texto. Para Pradera, el problema reside en que con sus manifestaciones, la AVT “no pretende lograr de manera prioritaria la derrota de ETA -el lema pactado para la concentración de ayer en Madrid-, sino conseguir de forma preferente la derrota del Gobierno”.

“Esconderse tras las víctimas”
Pradera, que califica a Alcaraz como “desagradable lunático, tosco demagogo y viperino calumniador”, le acusa de no guiarse “precisamente por el razonamiento sereno, el juicio templado y la palabra prudente”. A su juicio, alguien que “ha reconocido con orgullo en sede judicial se el freaky creador de algunas licencias poéticas de carácter metafórico desprovistas, sin embargo, de ánimo injurioso”, -entre otras las acusaciones proferidas contra Zapatero al asegurar que “hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas”-, no puede “esconderse tras las víctimas del terrorismo”.

“Factor de división”
El diario echa en cara también a la AVT que actúe como “factor de división”, en primer lugar “convirtiéndose en reproductor de las posiciones de un partido, el PP”, y “ahora desbordando incluso al PP, al que trata de dictar las condiciones en que puede participar en iniciativas unitarias”. Según Pradera, “tanto las cúpulas dirigentes de la AVT y del Foro de Ermua, como el tinglado agit-prop enmadrado en la radio de los obispos y otros medios son el lugar de residencia de los monstruos creados, no por el PP en su conjunto, sino por el núcleo de la ultraderecha que controla el ala más dura de la organización”.

Contra Losantos y la COPE
En la sección El Acento, junto a los editoriales del periódico, El País responsabiliza de la crispación a la COPE con mención especial al “orate de las mañanas”. En referencia a los insultos que los concejales socialistas de Madrid recibieron durante la concentración silenciosa del pasado lunes frente al ayuntamiento, en este suelto editorial se describe a los responsables de estos exabruptos: “señores de la tercera edad vistiendo boina y blandiendo bastón, junto a las engañosas abuelitas en abrigos de pieles”, que “salen de casa, tras el cafelito con leche, pinchazo en vena de la radio de los obispos y pastilla para la tensión decididos a tritar que este país es un asco y qué bien vivíamos con Franco”.

“Batería de insultos gratis”
“El chiflado al que tanto cuidan y quieren los señores cardenales, sale en ayuda de los vociferantes. Y entonces saca su propia batería de insultos que ofrece gratis a los amables ancianitos para cuando se encuentre frente a un socialista”, matiza el rotativo, que no puede pasar por alto la inmensa contradicción de la ausencia de la principal asociación de víctimas en la convocatoria que condena el último atentado con víctimas mortales de ETA.

CNN+: ROBERTO MANRIQUE Y LUIS PORTERO LAMENTAN LA DERIVA ACTUAL DE LA AVT Y DENINCIAN QUE ALCARAZ TIENE A GRAN PARTE DE SU FAMILIA “METIDA” EN LA ASOCIACIÓN.

POLÍTICA

 06/12/2007

Roberto Manrique y Luis Portero lamentan la deriva actual de la AVT en CNN+

“El señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la asociación”

ANDRÉS VILLENA OLIVER

El programa El debate, de CNN+, reunió ayer por la noche a dos víctimas del terrorismo muy críticas con la gestión que está realizando Francisco José Alcaraz. Moderado por el periodista José María Calleja, el programa contó con la presencia de Roberto Manrique, ex miembro de la AVT y presidente de la Asociación Catalana de Víctimas, y a Luis Portero, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que fue sucedido por el propio Alcaraz, y uno de los que más pronto alertaran del desvío de los objetivos de la asociación después de la entrada del actual presidente.

Con respecto a la concentración conjunta que tuvo lugar en la Puerta de Alcalá el pasado martes, ambas víctimas celebraron “que se pudieran ver, aunque fuera poco tiempo, a todas las siglas políticas”. Luis Portero se quedó “con la participación del Partido Popular y la foto de familia”, que, según interpretó, podría ser un primer paso para el final de la crispación.

Ausencia de Alcaraz
Preguntados por la ausencia del presidente de la AVT en el acto, Luis Portero -que manifestó tener discrepancias con la política antiterrorista del Gobierno de Zapatero- la consideró “lamentable”. Más concreto se mostró en este punto Manrique, que se preguntó sobre si la ausencia del presidente de la AVT se habría debido “quizá a porque sabía que no iba a ser el protagonista”.

Hoy, “un lobby político”
Las dos víctimas rememoraron y elogiaron la “labor asistencial” y “el carácter apolítico” de la AVT en el pasado, comparándola con la situación actual. Hoy día, según Luis Portero “la AVT es más un lobby político que otra cosa”.

Tipos de víctimas
Siguiendo con este análisis, Roberto Manrique lamentó que “la AVT tiene una historia de asistencia social tremenda, y ahora te para la gente en la calle y te distinguen entre víctimas `de las otras`o `normales`”.

Lamentable politización
Con respecto a la politización de la asociación, Manrique explicó que “antes, con la antigua AVT, no se preguntaba a las víctimas lo que pensábamos. Con el señor Alcaraz nos empezaron a llegar cartas para que puntuáramos a los partidos”. “Lo que no puede hacerse es ocho manifestaciones contra el Gobierno y ninguna contra ETA”, afirmó Portero: “No se dispara al enemigo, que es ETA”. Manrique coincidió con su contertulio señalando que “cuando a algún Gobierno hay que decirle algo, hay que decírselo, no utilizando en la calle el dolor de las víctimas”.

Patético
Una politización que, además, estaría dejando de lado la más importante función de la asociación: “Cuando leo que en la AVT hay dos psicólogos para 3.000 víctimas, me parece patético”, afirmó Roberto Manrique. “Se olvidan de que lo que tienen que hacer es trabajar por las víctimas (…) Luego están otros grupos que, sin ser víctimas del terrorismo, nos dicen cómo tenemos que vestir o a quién tenemos que votar.

“Algo no huele bien”
Uno de los puntos más complicados que se trataron fue el del concepto de víctima. Según Roberto Manrique, “no están todas las víctimas en la AVT, y tendríamos que ver qué se entiende por víctima. Si consideramos como tales a los tíos, primos, etc., yo podría sumar a la asociación catalana hasta 29 nuevos miembros. Estoy convencido de que hay mucha gente representando a las víctimas y que su nombre no consta en ninguna sentencia o expediente. Algo no huele bien en esta historia”.

Cambios en los estatutos
Por su parte, Luis Portero relató cómo en los estatutos de la asociación, Alcaraz habría “impuesto un segundo párrafo según el cual la AVT podría incluir discrecionalmente como víctimas a otros familiares además de los reconocidos como tales. Y el señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la AVT”.

Un cambio en la dirección
Por otro lado, y como solución al problema de división que sufren las víctimas, Luis Portero propuso que se produjeran reuniones entre los distintos colectivos. Pero también tuvo en cuenta que “va siendo hora en la AVT de un cambio en la dirección”.

Oportunismo
Los invitados no olvidaron, por último, criticar a “gente que está ahora hablando en nombre de las víctimas, que hace cuatro o cinco años ni se les conocía ni se les veía. Cuando antes era tan duro ser víctima, los que están hablando ahora allí no estaban”. Una opinión en la que coinciden con la expresada por el conductor del espacio de debate, muy crítico con el oportunismo político en esta materia.