Politica/Materiales

TRIBUNA: ANTONI GUTIÉRREZ-RUBÍ

El nacimiento del ciberactivismo político

El auge del activismo digital y de la videopolítica contrasta con la languidez de las estructuras tradicionales de los partidos. Barack Obama lidera mundialmente un fenómeno que también está llegando a España

ANTONI GUTIÉRREZ-RUBÍ 22/06/2008

Existe una notable efervescencia digital en la preparación de los congresos que la mayoría de las fuerzas políticas españolas (ERC, PP, PSOE, CDC…) han celebrado, están celebrando o van a celebrar antes de las vacaciones de verano. Se han llegado a debatir online diversas enmiendas de política 2.0 a las ponencias oficiales. En la mayoría de los casos, estas enmiendas abordaban el uso de las nuevas tecnologías en la acción política. Pero algunas han ido incluso más allá y, confiando en el potencial de cambio de las nuevas tecnologías, han propuesto repensar tanto el modelo organizativo de los partidos como sus fórmulas para el debate programático y sus mecanismos de relación con la ciudadanía.

La noticia en otros webs

Obama conversa con los sectores más dinámicos con sus propios medios y sus propios códigos

No hablamos de tecnología. Hablamos de la política del futuro, de repensarla

Existe una fuerte convicción de oportunidad inaplazable. Las dificultades sociales y políticas a las que todos debemos enfrentarnos, en lo local y global, exigen que el talento y la creatividad latentes en la Red penetren y revitalicen las estructuras de los partidos democráticos para actualizar su concepción básica: la de servicio público. Hay hambre -y urgencia- de nuevas ideas para los nuevos desafíos. Y la Red palpita mientras las estructuras partidarias languidecen. Hay quien lo intuye y hay quien no quiere verlo aunque lo sabe.

El eco de la videopolítica y del activismo digital en la campaña para las elecciones generales del pasado 9 de marzo está muy presente en este contexto. Por primera vez, los partidos políticos utilizaron en España de forma masiva, estratégica y organizada diversas iniciativas en la Red para movilizar recursos humanos (descubrieron el potencial de los cibervoluntarios) y ensayaron acciones de comunicación viral muy efectivas. Asimismo, los medios de comunicación tradicionales, escritos o audiovisuales, experimentaron fórmulas de participación ciudadana basadas en el ciberespacio. Incluso se intentó, sin éxito, un debate digital entre los dos principales candidatos a la presidencia, Zapatero y Rajoy.

A esto se añade el que el apasionante duelo de las primarias demócratas norteamericanas ha impactado con fuerza en la política española, que se interroga sobre el capital de energía política y organizativa que suponen los ciberactivistas y la posibilidad de enrolarlos como cibermilitantes. Hay un gran consenso en que buena parte del éxito de Barack Obama ha radicado en el uso inteligente de las herramientas de la cultura 2.0. Obama ha comprendido la capacidad política de las redes sociales digitales, empezando por su capacidad para movilizar seguidores o para captar donaciones. Él ve las nuevas tecnologías no como un medio más, sino como el reflejo organizativo de una nueva cultura política. Y a ello se debe buena parte de la conexión del senador con los jóvenes y los sectores más dinámicos, que sienten que el candidato conversa con ellos a través de sus propios medios y sus propios códigos.

El momento es apasionante y sería imperdonable no aprovecharlo como palanca de renovación de la política española. Es una gran oportunidad para que los partidos acometan en profundidad un cambio de estilo y de cultura organizativa que sea capaz de hacerlos evolucionar hacia estructuras más abiertas, flexibles e innovadoras, como ya lo han hecho gran parte de las empresas, universidades y otras organizaciones en el marco de la sociedad de la información y la comunicación.

El anuncio, por ejemplo, del Plan de Modernización de las Agrupaciones con el que el PSOE está estudiando una reforma de su organización interna, ha creado un marco adecuado, en el espacio socialista, para este debate sobre el modelo de militancia en el siglo XXI. Las Casas del Pueblo no ofrecen hoy para muchos ciudadanos ningún atractivo, ni como espacio de socialización, diálogo o representación, ni como espacio de activismo político. Se han quedado casi sin pobladores y no reflejan la pluralidad sociológica y cultural de su entorno (especialmente en contextos urbanos). Mientras tanto, las causas y las ganas por comprometerse crecen en nuestra sociedad.

Otros partidos, como los catalanes PSC y CDC, también viven con intensidad la efervescencia de sus bases y se encuentran en pleno debate precongresual preguntándose cómo interpretar la pulsión de cambio y cómo acogerla sin defraudarla. Hay demanda de otra -y nueva- política. Hay urgencia de nuevas organizaciones.

Sin embargo, no todo el mundo participa de este ciberentusiasmo en el debate precongresual del PSOE. La enmienda 445 (impulsada por algunos socialistas valencianos) y la Facebook (animada por muchos activistas y recogida por varias federaciones) han recibido apoyos pero también fuertes rechazos. Hay miedo a que lo digital desborde y contamine. Algunos dirigentes, incluso jóvenes dirigentes, creen que los culos de hierro y los brazos de madera (en alusión al control orgánico de las asambleas de discursos interminables y votaciones unánimes) son más democráticos, “porque la gente está presente y da la cara”. Y existe el recelo mal disimulado de que tanto hervor digital sea una moda, esté vacío de contenido político y sea prisionero de nuevos y elitistas dogmáticos que acaben ampliando la brecha digital. Pero los riesgos, algunos de ellos muy reales, no pueden ni deben paralizar los cambios necesarios y urgentes. La política formal puede llegar tarde y mal a lo emergente. Que no se extrañe entonces de ocupar el último lugar en la valoración social.

En este fuego cruzado, a algunos dirigentes tan sólo les tienta canalizar la energía de los activistas digitales para instrumentalizar su capacidad movilizadora, pero lateralizando su protagonismo y liderazgo. Creen que el espacio digital hay que colonizarlo, sin comprender que de lo que se trata es de influir y dejarse influir. Pretenden convertir lo digital en un nuevo espacio dogmático o de reclutamiento, pero así sólo se encontrarán con redes vacías de vitalidad. Otros identifican la Política 2.0 con propuestas sobre las TIC o con expresar simpatía con los defensores del software libre. Pero aquéllos y éstos se equivocarán (o se quedarán cortos) si simplifican o reducen la intensidad de estos cambios políticos a lo simplemente “tecnológico”.

La cultura digital es una ola de regeneración social (de ahí su fuerza política) que conecta con movimientos muy de fondo en nuestra sociedad: placer por el conocimiento compartido y por la creación colectiva de contenidos; alergia al adoctrinamiento ideológico; rechazo a la verticalidad organizativa; fórmulas más abiertas y puntuales para la colaboración; nuevos códigos relacionales y de socialización de intereses; reconocimiento a los liderazgos que crean valor; sensibilidad por los temas más cotidianos y personales; visión global de la realidad local y creatividad permanente como motor de la innovación. Sí, hay esperanza de nuevos liderazgos. Pero en la Red sólo se reconoce la autoridad, no la jerarquía. Mejor las causas que los dogmas.

Así que no estamos hablando simplemente de nuevos militantes (cibermilitantes) o de un nuevo campo de batalla política (la Red). Tampoco se trata tan sólo de nuevas herramientas (blogs, wikis, twitter, redes, videopolítica…). Ni tampoco se resuelve esta cuestión con una nueva “sectorial” (la de la sociedad del conocimiento y la información). No, no hablamos sólo de tecnología. Hablamos de la política del futuro. De comprenderla nuevamente, de repensarla en la sociedad red.

Si se quiere, puede empezarse por el nombre de la cosa. ¿Cibermilitantes? Ahora que estamos en pleno periodo de celebración de congresos, sería una gran contribución hacer una pequeña renovación semántica. ¿Por qué no abandonar definitivamente la palabra “militante” y reivindicar la de “socio” o “activista”? A pesar del valor emocional y político que tuvo en el pasado, la palabra “militante” tiene hoy resonancias comunicativas de disciplina férrea, excluyente y acrítica. Además, no aparece ni una sola vez en la Ley de Partidos, que utiliza siempre el término “afiliados”.

Ahora que están a tiempo, piénsenlo, por favor. Si quieren hacer ciberpolítica, no insistan en llamar cibermilitantes a los activistas. Empiecen por las palabras. No es un cambio menor. Y sigan luego con los otros. Ha llegado el momento.

Antoni Gutiérrez-Rubí es asesor de comunicación.

Me lo ha pasado mi colega, compañero y amigo Roger Cerdá. Los dos andamos enredando tambien en Facebook y retroalimentamos con estas cosas y muchas otras otras, más prosaics,  la esperanza precaria en un futuro más justo y deseamos profundamente que nos dejen vivir ( y pensar) en paz. Gracias Roggi por escribir en mi muro este magnifico articulo. Te lo he pescado…Nos vemos en Madrid. 

 

Es posible que tengamos la mirada puesta en la debacle de los mercados, pero la convulsión que estamos experimentando es más que una crisis financiera. Estamos ante un giro geopolítico de dimensiones históricas que está alterando el equilibrio de poder en el mundo de manera irrevocable. La era del liderazgo mundial de Estados Unidos, que comenzó en la II Guerra Mundial, ha terminado.

 

Estados Unidos

A FONDO

Capital:
Washington.
Gobierno:
República Federal.
Población:
290.000.000 (2004)

<!–

Enlace Ver cobertura completa

–>

 

Estados Unidos

A FONDO

Capital:
Washington.
Gobierno:
República Federal.
Población:
290.000.000 (2004)

<!–

Enlace Ver cobertura completa

–>

La noticia en otros webs

La clase política de EE UU que adoptó la desregulación es la responsable del caos actual

El destino de los imperios se decide a menudo por la relación entre guerra y deuda

Se puede comprobar si se observa cómo ha disminuido el dominio de EE UU en su propio patio trasero, cuando el presidente venezolano, Hugo Chávez, provoca y ridiculiza a la superpotencia con impunidad. Pero el retroceso de la posición de EE UU en el resto del mundo es todavía más llamativo. Con la nacionalización de partes fundamentales del sistema financiero, el credo estadounidense del libre mercado se ha destruido a sí mismo, mientras que los países que mantienen algún tipo de control de los mercados se han visto reivindicados. Es un cambio de repercusiones tan trascendentales como la caída de la Unión Soviética: se ha derrumbado todo un modelo de gobierno y economía.

Desde el final de la guerra fría, los sucesivos Gobiernos estadounidenses han sermoneado a otros países sobre la necesidad de tener unos sistemas financieros sólidos. Indonesia, Tailandia, Argentina y varios países africanos tuvieron que soportar serios recortes de gastos y profundas recesiones como precio por la ayuda del Fondo Monetario Internacional, que ponía en práctica la ortodoxia norteamericana. China, en particular, sufrió intimidaciones sin fin por la debilidad de su sistema bancario. Pero el éxito de China deriva de su permanente desprecio por los consejos occidentales, y no son los bancos chinos los que hoy están quebrando.

Estados Unidos siempre ha tenido una política económica para sí y otra para el resto del mundo. Durante los años en los que castigaba a los países que se apartaban del equilibrio presupuestario, estaba pidiendo préstamos gigantescos para financiar sus recortes fiscales domésticos y sus compromisos militares. Pero ahora que las finanzas federales dependen por completo de que sigan entrando grandes remesas de capital extranjero, serán los países que habían rechazado el modelo de capitalismo estadounidense los que influyan en el futuro de su economía.

Los detalles del plan de salvación de las instituciones financieras estadounidenses elaborado por el secretario del Tesoro, Hank Paulson, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, son menos importantes que lo que ese rescate supone en sí mismo para la posición de EE UU en el mundo. La indignación por la codicia de los bancos aireada en el Congreso puede distraernos de las verdaderas causas de la crisis. La grave situación de los mercados financieros estadounidenses se debe a que los bancos han trabajado en unas condiciones de libertad absoluta creadas por esos mismos legisladores. La clase política de EE UU es la responsable del caos actual.

En las actuales circunstancias, un fortalecimiento sin precedentes del Gobierno es la única forma de evitar una catástrofe en el mercado. La consecuencia, sin embargo, será que EE UU dependerá todavía más de las potencias emergentes. El Gobierno federal está acumulando préstamos aún mayores, y puede que sus acreedores teman, con justificación, que no van a devolverse jamás. Es muy posible que sienta la tentación de engordar esas deudas con un repentino aumento de la inflación que dejaría a los inversores extranjeros con pérdidas considerables. En esta situación, ¿estarán dispuestos los Gobiernos de países que compran grandes cantidades de bonos estadounidenses, como China, los Estados del Golfo y Rusia, por ejemplo, a seguir apoyando el papel del dólar como divisa de reserva mundial? En cualquier caso, el control de los acontecimientos no está ya en manos de Estados Unidos.

El destino de los imperios, a menudo, se decide por la relación entre guerra y deuda. Ocurrió con el Imperio Británico, cuyas finanzas se deterioraron a partir de la Primera Guerra Mundial, y con la URSS. La derrota en Afganistán y la carga económica que supuso tratar de responder al programa de la guerra de las galaxias de Reagan fueron factores cruciales que contribuyeron al desmoronamiento soviético. A pesar de su insistencia en su excepcionalidad, EE UU no es distinto. La guerra de Irak y la burbuja crediticia han herido de muerte su hegemonía económica. EE UU seguirá siendo la mayor economía del mundo durante un tiempo, pero serán las potencias emergentes las que, una vez que la crisis haya pasado, comprarán lo que haya quedado intacto entre las ruinas del sistema financiero estadounidense.

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre un apocalipsis económico. En realidad, no estamos, ni mucho menos, ante el fin del capitalismo. El frenesí que se observa en Washington no es más que la muerte de un tipo de capitalismo, la variedad que ha existido en EE UU durante los últimos 20 años. Este experimento de laissez-faire financiero ha fracasado. Aunque el impacto de la caída se hará sentir en todas partes, las economías de mercado que se resistieron a la desregulación de estilo estadounidense capearán mejor el temporal. Es probable que el Reino Unido, que se ha convertido en un fondo de protección gigantesco, pero un fondo que carece de la capacidad de beneficiarse de un empeoramiento de la situación, acuse especialmente el golpe.

Lo irónico del periodo posterior a la guerra fría es que la caída del comunismo fue seguida del ascenso de otra ideología utópica. En EE UU, Reino Unido y, en menor medida, otros países occidentales, la filosofía reinante pasó a ser un tipo concreto de fundamentalismo de mercado. El derrumbe actual del poder estadounidense es la consecuencia previsible. Como el desmoronamiento soviético, tendrá amplias repercusiones geopolíticas. Una economía debilitada no puede seguir sosteniendo mucho tiempo los excesivos compromisos militares de EE UU. Es inevitable que haya una reducción de gastos que, seguramente, no será gradual ni bien planificada.

Los procesos de crisis como el que estamos presenciando no se desarrollan a cámara lenta. Son rápidos y caóticos, y tienen efectos secundarios que se extienden a toda velocidad. Pensemos en Irak. El éxito del refuerzo, que se ha conseguido a base de sobornar a los suníes y, al mismo tiempo, consentir la limpieza étnica que se está llevando a cabo, ha generado una situación de paz relativa en algunas partes del país. ¿Cuánto tiempo durará, si el nivel actual de gasto de EE UU en la guerra no puede mantenerse más?

Si EE UU se retira de Irak, Irán quedará como vencedor regional. ¿Cómo reaccionará Arabia Saudí? ¿Habrá más o menos probabilidades de una acción militar para impedir que Irán adquiera armas nucleares?

Los gobernantes chinos, hasta ahora, han permanecido callados ante la crisis. ¿Les animará la debilidad estadounidense a reafirmar el poder de China, o continuarán su política precavida de “ascenso pacífico”? Por ahora, no se puede contestar ninguna de estas preguntas con seguridad. Lo que es evidente es que EE UU está perdiendo poder a enorme velocidad. Georgia nos mostró a Rusia rediseñando el mapa geopolítico, sin que EE UU pudiera ser nada más que un espectador impotente.

Fuera de EE UU, la mayoría de la gente ha aceptado, hace mucho tiempo, que el desarrollo de nuevas economías que acompaña a la globalización disminuirá la importancia de la posición estadounidense en el mundo. Casi todos se imaginaban que se trataría de un cambio en su situación relativa, un giro que iba a producirse de forma gradual, a lo largo de varios decenios y generaciones. Hoy, esa hipótesis parece cada vez menos realista.

Después de haber creado las condiciones que engendraron la mayor burbuja de la historia, los dirigentes políticos de EE UU parecen incapaces de comprender la magnitud de los peligros que afronta ahora su país. Envueltos en encarnizadas guerras culturales y peleados unos con otros, parecen no darse cuenta de que su liderazgo mundial está desvaneciéndose a toda velocidad. Está naciendo un nuevo mundo casi sin que se note y, en él, EE UU no es más que una más entre varias grandes potencias, y se enfrenta a un futuro incierto en el que ya no puede influir.

© 2008, John Gray.

Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia. 11.10.2008

John Gray es autor de Black Mass: Apocalyptic Religion and the Death of Utopia.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Politica/Materiales

  1. Hoy quiero pasaros algo que realmente merece la atención y aun siendo un poco largo de leer, merece la pena hacerlo. Esperamos vuestra colaboración pues ya sabéis que siempre que escribo lo hago para hacer justicia a menos que sea un comentario de eventos o cotilleo. Lo que nos ha mandado la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo es un escrito en que nos informa de que se va a proceder a regular la situación de ocupación de las viviendas y se va a ofrecer la venta a los inquilinos para lo que ha fijado unas condiciones, entre ellas, un precio por metro cuadrado.

    Respecto de la regularización, me parece una propuesta aceptable, pues significa que van a poder poner la casa a su nombre, los vecinos que no tienen contrato, La EMVS les da la opción de comprar directamente la vivienda o suscribir un nuevo contrato de arrendamiento con renta actualizada y por 5 años.

    A las personas que tienen contrato anterior a 1985 no tiene nada que regularizarles, lo que va a pretender es actualizar las rentas, pero solo puede hacerlo con los inquilinos que tienen contrato después de 1985, a los que pretenden hacerles un nuevo contrato, y con los anteriores cuyos niveles de renta superen determinadas cantidades; por ejemplo que su sueldo o pensión sea superior a 1.560 euros mensuales (dos veces y media el salario mínimo). Es de suponer que por eso nunca ha revisado la renta a los primitivos inquilinos, porque nunca ha sabido a quienes podían revisársela. De todas formas a los que pudiera revisarles la renta se lo tiene que hacer de manera progresiva entre 5 y 10 años. Incluso si algún vecino al que se le pudiera revisar la renta y que por ser muy mayor o estar pensando en marcharse de la casa en el futuro, no desea que le revisen la renta podría seguir en la vivienda durante 8 años más. Por tanto creo que todos debéis estar tranquilos porque en este aspecto es una buena solución que podría no haber ofrecido porque desde el año 1994 ya no existe el derecho de subrogación permanente, ni siquiera para los hijos.

    Y respecto de la venta, lo primero que tenemos que saber es que las viviendas son libres. Ya no están sujetas a ningún régimen de protección y el propietario puede fijar, en principio, el precio que quiera. Si te interesa compras y si no, sigues como estas. Como es lógico una empresa municipal, que es del Ayuntamiento, no puede poner el precio que quiera. Tiene que justificarlo y para ello han optado por poner el precio de las viviendas de protección pública actuales. Así parece que se utiliza un precio tasado, aunque obvian otras circunstancias como es que se trata de un precio para viviendas nuevas, con todos los servicios y a las que pueden acceder personas con un nivel de renta bastante alto (4.000 euros). Aquí es donde está el punto que podemos combatir manifestando nuestra disconformidad en principio, pero esta disconformidad debemos manifestarla ante la empresa, solicitando una tasación justa y objetiva que tenga en cuenta el estado de las viviendas y el colectivo que las ocupa. Ese es el sentido del escrito que, creo, debemos dirigir a la EMVS y que será más efectivo cuantos más afectados lo firmen.

    ¿Qué puede hacer la empresa cuando reciba el escrito? Dos cosas, contestarlo o no contestarlo. Si lo contesta diciendo que reconsidera las condiciones, pues a estudiar la nueva propuesta; si contesta diciendo que se mantiene en el precio, o no contesta, prepararíamos una carta al Alcalde en la que, poniéndole en antecedentes de la situación y de la falta de respuesta de la empresa, solicitaríamos su intervención por ser de justicia y razón. Que no contesta el Alcalde, se mandaría otro escrito a la Presidenta de la Comunidad, a la oposición municipal y a la prensa, si hace falta, para conseguir que la EMSV fije un precio razonable y que podamos asumir .

    Qué puede pasar si una parte de los inquilinos presentan una demanda, como parece que pretenden hacer a través de un despacho de abogados. En primer lugar no soy capaz de encontrar en el escrito remitido, que es lo que puede ser objeto de una demanda (de momento nos han comunicado simplemente unos criterios de enajenación y normas de regularización de ocupación). Lo que es seguro es que la interposición de una demanda supondrá hasta que haya sentencia de instancia y apelación (entre 3 y 5 años, como mínimo) la paralización de la oferta, (el Ayuntamiento diría que esta “sub iudice”), al menos para los que hayan presentado la demanda. Los demás seguiríamos interesando la continuación de los trámites. Es mi opinión que una demanda en estas condiciones tiene escasas posibilidades de prosperar y los gastos y costas son muy importantes. Al juzgado se debe ir, en su caso, cuando han fracasado todos los intentos extrajudiciales de conseguir mejores condiciones de venta.

    Así que creo que debemos estar tranquilos, hay mucho tiempo- al menos el año anunciado-porque la empresa tiene que proceder a la regularización jurídica de las casas -división horizontal, fijación de cuotas etc.- y su inscripción en el Registro de la Propiedad y es por eso por lo que ha estimado en un año el plazo para hacer la regularización y contestar a la oferta de venta.

    Creo que los que tengamos el contrato a nuestro nombre no deberíamos hacer absolutamente nada, salvo suscribir de manera individual o en grupo el escrito que vamos a presentar un grupo de vecinos y los que estamos sin contrato podríamos esperar un poco el desarrollo de los acontecimientos.

    Escrito para la empresa municipal de la vivienda y suelo de Madird

    Colonia de Nuestra Sra.

    De las Victorias. Madrid

    A LA EMPRESA MUNICIPAL DE LA VIVIENDA Y SUELO

    Los abajo firmantes, todos ellos usuarios de las viviendas de la Colonia Nuestra Señora de las Victorias, ante esa empresa Municipal, exponen:

    Que han recibido sendas comunicaciones relativas al procedimiento aprobado por el Consejo de Administración de esa entidad pública de fecha 3 de junio pasado y que denomina como “criterios de enajenación de las viviendas y las normas para llevar a cabo la regularización de los títulos de ocupación de los residentes en la Colonia Municipal Nuestra Señora de las Victorias”

    Tal comunicación y los términos en que se ha concebido han creado inquietud y alarma en este colectivo que en su mayoría sigue constituido por familias modestas y, en muchos casos, por los primitivos adjudicatarios de las viviendas, personas de muy avanzada edad y escasos recursos que, conscientes de la imposibilidad de acceder a la propiedad de la vivienda, ven amenazado su derecho a poder disponer del techo que les ha cobijado a ellos y a su familia desde hace más de 50 años, porque no saben si podrían afrontar las actualizaciones de rentas que creen que puede aplicar esa institución y desconocen, como es lógico, los derechos que pueden asistirles ante una Administración Municipal –hoy EMVS, antes Patronato Municipal- que ha desconocido e ignorado sistemáticamente su derecho a estar debidamente informados y a disponer de una vivienda en condiciones dignas de habitabilidad. Recordamos en este particular la situación en que siguen encontrándose los pisos bajos con humedades hasta los techos sin que se haya acometido en casi sesenta años una obra de saneamiento estructural.

    Sin perjuicio de lo que más adelante se señalará respecto de la pretendida renuncia al saneamiento, consideramos que la comunicación remitida por esa empresa es críptica, oscurantista y no aporta la mínima información necesaria para exigir, por una parte, una revisión de los contratos de arrendamiento, como por otra, una decisión para acceder a la compra de las viviendas respecto de aquellos usuarios que puedan permitírselo, que sin duda serán muy pocos a la vista de los precios y condiciones que pretende exigir.

    Por ello y como afectados en el expediente deseamos solicitar las siguientes aclaraciones a la vez que mostramos nuestra disconformidad respecto del precio de venta que se pretende imponer, claramente desproporcionado, abusivo y confiscatorio, como luego se expondrá:

    1.- Respecto de los criterios de procedimiento: En el informe que se nos adjunta, elaborado por el Departamento de Actuaciones de Rehabilitación Urbana, se nos dice que la EMSV ha instrumentado medidas de carácter singular para esta Colonia porque su régimen de adjudicación fue diferente del régimen de cesión establecido para otras colonias municipales, por cuya razón no ha sido posible llevar a cabo en esta Colonia los criterios de regularización aprobados por el Consejo de Administración en Julio de 1996.

    Para estar seguros que en este procedimiento no somos objeto de discriminación en los términos en que nos ampara nuestra Constitución, solicitamos nos aclaren dónde están y en qué consisten las diferencias de adjudicación de esta Colonia respecto de otras municipales ya enajenadas para cuya venta se tuvieron en cuenta los módulos de viviendas protegidas. Recordamos, al respecto, que estas viviendas se terminaron de construir en el año 1952 con calificación de Viviendas Protegidas de Tercera categoría; es decir, las más modestas que contemplaba dicho régimen, que fueron promovidas por el Patronato Municipal de la Vivienda, creado en el año 1944 con el fin de construir viviendas para las clases más desfavorecidas -no para hacer frente a necesidades de edificación como dice el informe- y que efectivamente se adjudicaron para erradicar la infravivienda y facilitar los realoos de las familias más desfavorecidas.

    Entenderíamos que efectivamente fuera singular el procedimiento pero más bien para facilitar y no para dificultar el acceso a la propiedad a personas que todavía viven y sufren ser parte aún de economías muy modestas.

    Dirigido a las personas competentes MTV Sr Alcalde Alberto Ruiz Gallardón Jiménez. Al que pido desde aquí una audiencia, (Lo he hecho en privado y aun no me ha contestado, así como a la Preside

    2.- Respecto de la regularización de la ocupación: Se nos dice que se han valorado especialmente las condiciones en que originariamente fueron adjudicadas las viviendas, así como las circunstancias de que las viviendas se rigen hoy por la Ley de Arrendamientos Urbanos a cuyo fin se ha adoptado una fórmula efectiva y poco gravosa mediante una doble alternativa: el acceso a la propiedad y la revisión y regularización de los contratos de arrendamiento.

    Si esa Empresa considera que el acceso a la vivienda en propiedad de éste, en general, modesto colectivo, a razón de 2.426 euros metro cuadrado y pago al contado es una manera efectiva y poco gravosa de resolver dicho acceso y regularización, es que no ha hecho un mínimo análisis de resultados o, en otro caso, habría que pensar en intenciones espurias ya que resulta evidente que los únicos que podrán acceder a la venta serán los pocos que necesiten regularizar su ocupación y que, además, puedan disponer de ese dinero, haciendo imposible la legítima aspiración de acceder a la propiedad a las personas que más derecho tienen a ella que son los primitivos inquilinos o sus derechohabientes.

    En cuanto a la revisión y regularización de los contratos de arrendamiento entendemos que se están refiriendo a la regularización de los usuarios sin contrato ya que quienes vienen ocupando pacíficamente sus vivienda como titulares no tienen nada que regularizar y si Vds. estiman que algunos contratos pudieran estar sujetos a revisión de renta, para ello tienen un procedimiento legalmente establecido y pormenorizado en la Disposición Transitoria Segunda de la LAU vigente.

    Sobre este particular, sería deseable que la EMSV informara adecuadamente a sus arrendatarios sobre los derechos que dicha Ley establece para los arrendatarios de acuerdo con la antigüedad del contrato y el nivel de ingresos de su titular a los efectos de la revisión de rentas. Informar, por ejemplo, de que la mayoría de los titulares de contratos tienen derecho a ocupar la vivienda mientras vivan, de que no pueden revisarles las rentas si son pensionistas o sus ingresos no superan el 2.5 SMI (1.560 €) o que, en los casos en que la revisión proceda, ésta se debe hacer con carácter progresivo y teniendo en cuenta la renta actual, dejaría una enorme paz y tranquilidad para muchas personas que están pasando días de verdadera angustia desde que han recibido su oferta de regularización y venta. Sería muy de agradecer, además de una obligación exigible de transparencia en el actuar de esa entidad.

    3.- Y respecto de las condiciones que fijan para la enajenación de las viviendas, varias son las consideraciones e información que interesamos:

    3.1. Respecto del precio se nos dice que para determinar el precio de venta de las viviendas se ha considerado el valor de las viviendas con Protección Pública de Precio Limitado, importe al que se deduce el valor de las obras de reparación y acondicionamiento de elementos comunes necesarias de realizar en las edificaciones conforme al informe emitido por la Sociedad TYPSA.

    El argumento es falaz. No cabe duda de que la EMSV podría y debería fijar, el precio de venta de las viviendas, no sujetas hoy a ningún régimen de protección, ponderando el estado de las viviendas, su ubicación, las circunstancias de cada ocupante, etc. Sin embargo ha estimado asimilarlas a las viviendas de protección pública, pero solo a los efectos de fijar el precio máximo de venta posible. Así, ha escogido el régimen aplicable a las viviendas de Promoción Pública de precio limitado y dentro de ellas las de mayor importe exigible por metro cuadrado y finalmente en el máximo importe de venta permitido. Le resulta inocuo que dichos precios corresponden a viviendas actuales de un mínimo de 110 metros y máximo de 150 metros, que están destinadas a ocupantes con ingresos por encima de 7 veces el IPREM (4.058 €) y que son de nueva construcción de acuerdo con las normas exigibles disponiendo de todos los servicios.

    Es decir, que a nuestras viviendas, cuya antigüedad se aproxima a los 60 años, de unos 65 metros cuadrados de superficie, sin ascensor, sin calefacción, sin baño, sobre las que la propiedad ha eludido sistemáticamente sus obligaciones de conservación y mantenimiento, que adolecen de graves defectos y carencias estructurales y cuya administración y servicios ha endosado a sus inquilinos desconociendo la obligación de la propiedad de prestarlos, esa entidad les fija el precio máximo de venta que autoriza la legislación de VPO para las viviendas de mayores estándares, a razón de 2.425, 60 euros metro cuadrado. Y lo que produce aún más indignación es la pretensión de deducir poco más de 100 euros por las obras de conservación y mantenimiento que, siendo una obligación legal de la propiedad no pretende realizar, exigiéndonos, además, la plena conformidad a dicha valoración e informe haciendo manifestación expresa de que lo conocemos y aceptamos.

    Dicha actuación sería propia de una agencia inmobiliaria que lo que pretende es desalojar las viviendas, pero no es aceptable de un organismo municipal que debe someter su actuación a los principios de legalidad.

    3.2 Exigir que los compradores renuncien al saneamiento por evicción y que manifiesten en la escritura que adquieren en el estado actual detallado en el informe de TYPSA exigiría cuando menos, -la cláusula parece abusiva y de “adhesión”-, que los compradores conozcan efectivamente el informe de dicha empresa.

    3.3 Como ya se ha indicado, la mayoría de los inquilinos, y en particular los comparecientes, no disponemos de ahorros que nos permitan acceder a la compra y vemos muy difícil que las entidades bancarias nos puedan conceder créditos que excedan del límite de nuestra respectiva solvencia, así que de mantenerse el precio apuntado, que sobrepasaría los 150.000 euros, muy pocos podrían obtener un crédito. En este sentido, nos preguntamos si los órganos rectores de esa institución han sopesado la posibilidad de facilitar el acceso a la propiedad con fórmulas de precio aplazado con condición resolutoria.

    3.4 Sobre la superficie de las viviendas: Suponemos que esa entidad está realizando los trabajos de inscripción de la División Horizontal de la finca y que por ello no nos ha informado de las mediciones y cuotas. Desearíamos saber la superficie aproximada de las viviendas en base a la cual se están determinando los precios de venta.

    Esperamos y deseamos una respuesta a los justos planteamientos e interrogantes que exponemos con la presente, y que no deseamos tengan que plasmarse en futuras actuaciones jurisdiccionales o recursos a autoridades políticas que causarían indeseados e innecesarios esfuerzos e inconvenientes a ambas partes.

    Los comparecientes otorgamos nuestra representación en los términos señalados en el artículo 32 de la LRJAP y PAC a fin de que pueda recibir notificaciones y solicitar información, al primer firmante de este escrito.

    Madrid, 7 de julio de 2009.

    Gracias por vuestra atención

    María

    Recuerdos

    OBRAS DE CONSERVACION Y MEJORA

    La EMSV dice que ha encargado a TYPSA un informe acerca de las obras de conservación que debería realizar y que no va a hacer descontándolas del precio de venta por metro cuadrado.

    Es de suponer que la Empresa pasó la ITE en el año 2002 (la próxima será en el 2012) que es la fecha que le correspondía a estas viviendas según la ordenanza del propio Ayuntamiento. Como es lógico en el informe de TYPSA deben reflejarse las que deben realizarse como consecuencia o como derivadas de dicha inspección así como su importancia o gravedad. Este es un punto muy importante y en el que supongo que tendría justificación una reclamación judicial, siempre después de intimar a la EMSV por vía de instancia, pero para ello hay que conocer el informe y hablar con la Empresa.

    Si la EMSV no hubiera pasado la ITV sería una responsabilidad exigible incluso penalmente si llega a vender sin haber cumplido esta obligación.

    Por otra parte si se llegara a detectar en la próxima ITE, siendo ya un edificio de propietarios, un defecto grave podría ser objeto de reclamación por vicios ocultos.

    En todo caso para formalizar una demanda reclamando el cumplimiento de las obligaciones de saneamientoy conservación-aparte de la apuntada paralización-exigiría un informe pericial que tendrá que encargarse a un estudio de arquitectos(minuta importante)y que como es lógico debe presentarse al tiempo de la demanda con lo que seguimos sin entender las prisas para formalizar una reclamación judicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s