El movimiento anti Bolonia pega un salto y ya se organiza a nivel estatal

Por SOITU.ES
Actualizado 14-12-2008 21:00 CET

Es domingo por la tarde y los pasillos de la Universidad de Valencia vuelven a estar vacíos, como cualquier otro fin de semana. Sin embargo, éste ha sido especial. Durante dos días, estudiantes procedentes de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Burgos, Zaragoza, Cádiz y Málaga se han citado en la Facultad de Geografía e Historia de la institución valenciana para debatir el tema que agita sus pasiones: la Universidad y el Plan Bolonia. No eran demasiados, menos de 200 estudiantes, pero juntos han logrado avanzar en varios aspectos como la comunicación entre los movimientos de las distintas universidades. Ya son un movimiento estatal.

 
(EFE)

Representantes de los participantes en el I Encuentro de Asambleas de Estudiantes Contra Bolonia.

  • Se ha acordado realizar una huelga general universitaria y no se descarta realizar nuevas manifestaciones en distintos puntos del país o convocar una protesta única en la que participarían las diferentes asambleas movilizadas. La fecha no se ha concretado.
  • Sobre la mesa está el plan de promover un referéndum de carácter estatal para que todos los actores puedan tomar parte en la decisión de participar en el proceso de homologación iniciado por el Ejcutivo con fecha límite de consecución en 2010.
  • Los estudiantes han elaborado un borrador de manifiesto en el que se recogen sus reivindicaciones y en el que se pide la paralización del proceso de Bolonia.
  • El movimiento anti Bolonia cobra así una nueva dimensión, la estatal. En un comunicado, los participantes han explicado que el colectivo se basa en “asambleas de base, independientes y soberanas“, que son el medio de organización defendido por los estudiantes para “la apertura de un debate” desde el que poder “definir el modelo de universidad” que desean.
  • En texto redactado por los estudiantes sostienen que “se han puesto en marcha medios más operativos de comunicación entre asambleas, y propuesto, ante una problemática común, darle una solución entre todos, desde la que crecer juntos”, demostrando así que “este movimiento nunca ha sido caótico o desorganizado”.

 


 

Para saber más sobre lo que está ocurriendo en las universidades españolas:

La Fórmula 1 arranca a medio gas y con muchas quejas de seguidores

Aspecto que ofrecían las gradas

 

CARLES FRANCESC – 23/08/2008

Valencia acoge la mitad de aficionados que Montmeló un viernes

NADIA TRONCHONI – Valencia – 23/08/2008

 

Decenas de bólidos monoplaza probaron ayer el asfalto del Valencia Street Circuit en el primer día de entrenamientos. Los pilotos se mostraron encantados con el trazado, que responde a las expectativas generadas tras conocer el dibujo y las características técnicas del mismo. Sin embargo, la satisfacción por un gran premio que se prevé excelente en lo deportivo no puede extenderse a la organización del evento.

La noticia en otros webs

Al menos 17.000 entradas de las 112.771 no se han vendido todavía

Algunos aficionados se quejan a Valmor, que carece de hojas de reclamación

Pese a que algunas entidades vinculadas con el mundo del motor admiran la puesta a punto del circuito en tan poco tiempo -apenas ocho meses-, las gradas amanecieron casi vacías. Y medio vacías permanecieron a lo largo de la jornada, que acogió pruebas de Fórmula 1 y otras categorías inferiores. El circuito valenciano recibió ayer a unos 20.000 aficionados, según las estimaciones de un experto del motor. Una entrada poco esperanzadora pese a tratarse de un día de entrenamientos. El circuito de Montmeló recibe a unos 45.000 aficionados el viernes previo al Gran Premio de España, más del doble. De hecho, fuentes de Valmor, empresa organizadora, reconocieron ayer en conversación privada con personalidades del motor que quedan por vender unas 17.000 entradas de tribuna de las 112.771 localidades.

De hecho, particulares y representantes de agencias de viajes se concentraron ayer en las inmediaciones del circuito para tratar de vender a menos de la mitad del precio oficial las entradas que adquirieron hace meses, mientras las taquillas siguen abiertas hasta el domingo.

Así, quienes planificaron ganar dinero con la reventa de entradas tratan ahora de no perder “todo el dinero”. Hasta trabajadores de agencias de viajes se desplazaron a Valencia desde ciudades como Barcelona para colocar las entradas adquiridas con antelación, informó Efe.

Por otro lado, finalizada la segunda sesión de entrenamientos de la Fórmula 1 -en torno a las cuatro de la tarde-, algunos aficionados que salían del circuito se presentaron en las oficinas de Valmor. Se quejaron, fundamentalmente, por la mala visibilidad desde algunas de las tribunas más caras.”Qué bonito es esto, ¿verdad?”, inquirió el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el centro de prensa del circuito valenciano ante alguno de los presentes. El político mostró, acompañado por Bernie Ecclestone -patrón de la F-1- y por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, su entusiasmo por haber auspiciado tal combinación de tradición y modernidad en el puerto de Valencia: edificios del siglo XIX con yates y bólidos del siglo XXI.

Pero hubo asistentes menos privilegiados que no vieron ni los yates ni los bólidos. Algunos aficionados, molestos por haber hecho un importante desembolso a cambio de nada, exigieron responsabilidades a Valmor, empresa organizadora.

La tribuna 11, situada a la salida del puente giratorio que cruza la dársena interior del puerto, tiene problemas de visibilidad. María José Valero, ubicada en la fila 9 y que ha viajado desde Madrid para ver la carrera, no ocultaba su indignación. “Hemos pagado 420 euros [la segunda entrada más cara de las que se hallan a la venta] y sólo vemos los alerones de los coches”. “Ni siquiera es posible verlo en pantalla, sólo hay una muy pequeña y lejos”, indicó la joven, cuyo enfado y el de los vecinos de las butacas contiguas crecía tras indicarles la organización que si tenían problemas, que fuesen a la Oficina del Consumidor.

Los problemas de visibilidad de las butacas afectaron también a otras tribunas. Por ejemplo, la 5 y la 18, dos de las más caras, 480 euros. En la grada número 9, a 375, por ejemplo, las cuatro primeras filas estaban a tan poca altura que apenas se veían los coches. Tampoco se veía bien desde allí la pantalla gigante de la zona.

Por este motivo, un grupo de espectadores se personó por la tarde en las oficinas de Valmor, sitas en la calle del Doctor Lluch, para protestar por estas deficiencias, adonde tuvieron que acudir varios agentes de la Policía Nacional para mantener el orden. Algunos se quejaron también por lo que consideran un “montaje inseguro de las gradas”, e incluso se movilizaron para recoger firmas y poner una denuncia. Los aficionados lamentaron la inexistencia de hojas de reclamación en la sede del Valencia Street Circuit. Sus quejas las expresaron en simples folios en los que figuraba el nombre y el DNI correspondiente.

Por su parte, Valmor se apresuró en comprometerse a solucionar los problemas de visibilidad denunciados en localidades de la tribuna 11. Se trata de una zona próxima al puente móvil, la imagen quizá más espectacular del circuito, sustento, de hecho, del logotipo del mismo. La instalación de refuerzos en esa zona impide la correcta visibilidad, reconoció Valmor. Así, una vez demostrado que en algunas localidades es difícil presenciar la carrera, la organización estudia reubicar a los afectados.

Además, cabrá reforzar el dispositivo de seguridad después de que ayer, durante la sesión de clasificación de GP2, un joven seguidor accediera andando a una de las escapatorias del circuito. Rápidamente fue interceptado por los miembros de seguridad, sin mayores consecuencias. Valmor tomó, seguramente, buena nota de este tipo de detalles. El domingo más de 500 millones de espectadores de todo el mundo seguirán la carrera, según la Generalitat.

Formula 1 en Valencia:De la reventa a los descuentos.

Las agencias de viajes y los promotores turísticos empiezan a lanzar ofertas por miedo a quedarse con entradas por vender. Valmor repesca más de 22.000 localidades que fueron destinadas al mercado extranjero

Sara Mut, Valencia
La gran expectación del Gran Premio de Fórmula 1 en Valencia no despierta la misma euforia fuera España. Lo que al principio parecía negocio claro para los reventas, ahora son rebajas. De las 112.771 localidades existentes, el 40 por ciento fueron destinadas en un primer momento al mercado internacional y el resto se reservaron para consumo propio. Ahora ese porcentaje ha resultado ser desmesurado ya que Valmor Sports, la empresa organizadora del evento, ha repescado más de 22.000 entradas antes destinadas al extranjero para relanzarlas en España.
Desde Valmor, remarcan el esfuerzo realizado para recuperar las localidades y cubrir así una demanda nacional todavía no saciada. Parece sin embargo, que los intermediarios no han conseguido colocar todas las entradas que habían previsto, abriendo de esta forma una nueva opción de compra a los aficionados y complicando la reventa a todos aquellos dispuestos a especular con la Fórmula 1.
Tres factores podrían haber influído en el excedente de entradas producido en el extranjero. El poco tirón del circuito urbano fuera de España, el déficit de plazas hoteleras para acoger a todo el público potencial o la posibilidad de ver inmejorablemente las carreras desde terrazas y azoteas. Aunque esta última opción se ha ido desinflado en las últimas semanas a raíz del ambiguo bando municipal que restringe su uso para “cualquier tipo de actividad que pudiera estar sujeta a la vigente normativa sobre espectáculos públicos y actividades recreativas”.
Y es que, a día de hoy, no está claro que se vayan a ocupar todas las localidades porque, de entre las más de 10.000 repescadas, un buen porcentaje todavía no tiene dueño y el ritmo de ventas no es comparable ni de lejos con la avalancha producida los dos primeros días de venta oficial con largas colas en los establecimientos oficiales. Entre el 1 y el 2 de abril se despacharon alrededor de 107.000 entradas, más del 90 por ciento de todas las que fueron puestas a la venta. El ímpetu comprador de los primeros días sobrepasó, con mucho, las expectativas de Valmor, por eso sorprende la ralentización espectacular que ha sufrido el ritmo con las nuevas 22.000 entradas.
Las ventas, improvisadamente escalonadas, han generado situaciones paradójicas. Hay aficionados que no consiguieron la localidad que pretendían porque se había vendido y tuvo que conformarse con presenciar la carrera desde una tribuna peor situada y con mala visibilidad. Esas personas, con su entrada en el bolsillo, ven ahora como se vuelven a poner a la venta localidades que estaban agotadas ha?ce sólo unas semanas.
Más complicado
Pero la situación puede retorcerse todavía más. Tras el bando municipal de la alcaldesa, Rita Barberá, limitando el uso de las azoteas para el Gran Premio de Fórmula 1, la mayoría de las empresas que habían llegado a acuerdos con las comunidades vecinales de JJ. Domine se echaron atrás y quisieron rescindir el contrato, dejando estos espacios libres para el disfrute de vecinos y amigos.
Tras lo ocurrido, se da el caso de dos aficionados valencianos que han visto como vuelve a estar a la venta la entrada que no pudieron adquirir en su momento y que, la localidad con la que tuvieron que conformarse ya no sirve para nada, ni siquiera para la reventa. Verán la carrera el domingo desde un lugar inmejorable invitados por un amigo, una azotea de JJ. Domine que, sólo por su visibilidad, ya es de auténtico lujo.
Desde Valmor, dicen que es “normal” que aminoren las ventas ya que, en ningún caso esperaban el alud de peticiones que provocaron las primeras 100.000 entradas. Sin embargo, la organización no facilitan cifras oficiales y se amplían las ofertas.
El Motor Box Experience por ejemplo, es una iniciativa de 6.000 paquetes que incluyen una entrada válida para los tres días de Fórmula 1, alojamiento en la zona de acampada de la Feria de Valencia y otros complementos por 395 euros. Pues bien, esta propuesta de hospedaje antes reservada a los que pedían el paquete, se ha ampliado a todos los que adquieran una de las nuevas entradas puestas a la venta pagando un suplemento de 200 euros.
El nerviosismo de agencias de viajes y operadores turísticos se acentúa conforme se agotan los días para la celebración del Gran Premio. “Evita la reventa, mejor sin sorpresas”, “aprovéchate ahora de la promoción 50%”, “super oferta 3×2 en tribunas 23 y 24” o “vivir la experiencia cuesta menos de lo que piensas” son algunos de los eslóganes que empiezan a utilizar como reclamo para evitar que se queden entradas sin vender. En la misma línea, la página web f1-vlc.es se anuncia una “oferta de entradas para el GP de Europa” para las tribunas 22, 23 y 24. “Compra cinco entradas y consigue la sexta gratis”, anuncia la web.

Valencia: La Fórmula 1 oculta la realidad.

 

La otra cara del famoso circuito de Fórmula 1 de Valencia. Parte de atrás de las naves cuya fachada principal recae en la calle Juan Verdeguer, y que en su tiempo (años 30) se situaron allí aprovechando la cercanía con la estación del Grao. Su parte de atrás, hecha polvo, da a las obras del famoso circuito de Fórmula 1 con el que nos machacarán a ruido a los vecinos del barrio para que disfruten los que pueden pagar un pastón por las entradas

RAFA ESTEVE-CASANOVA

 El triunfalismo al que las autoridades populares tan acostumbrados tienen a los valencianos no les deja ver con objetividad la realidad de la política de grandes eventos que Rita Barberá y Francisco Camps están llevando a cabo magníficamente coreados por sus corifeos mediáticos. Muchos de mis paisanos están plenamente imbuidos en la idea de que somos lo mejorcito de España y que el resto de comunidades se mueren de pura envidia al ver nuestras grandes avenidas, nuestros faraónicos edificios y los megalómanos proyectos ideados por los que aquí mandan. «Xe, som els millors», se dicen muchos valencianos mientras miran por encima del hombro a sus más cercanos vecinos que no tienen todo aquello de lo que ellos creen poder disfrutar sin importarles para nada que haya niños valencianos dando clases en barracones de madera y uralita, ancianos sin recibir las suficientes y merecidas atenciones y gentes durmiendo debajo de los puentes del antiguo cauce del río Turia, ya que todo esto no se refleja en los informativos de ese NODO al servicio del Partido Popular en que se ha convertido la televisión autonómica valenciana, y lo que no se ve en la tele es inexistente.
Estos días toca sacar pecho y presumir de circuito urbano, de coches corriendo por las calles de la ciudad. Ya tenemos circuito de F-1, como el Principado de Mónaco, pero nos falta una Carolina que presida las carreras, ya que la alcaldesa de la ciudad no da la talla para portada del Hola, aunque sin buscar muy profundamente seguro que será posible encontrar algún símil de ese Alberto de Mónaco que tantos ríos de tinta ha hecho correr o algún que otro pirata que emule a los primeros Grimaldi, en estas tierras todo es posible. Incluso que hace unos días la empresa Valmor Sports, creada por la Generalitat para gestionar las carreras de los bólidos, dijera que estaban totalmente vendidas las más de 112.000 entradas para las tribunas del circuito y que ahora aparezca la ciudad inundada de carteles que ofrecen entradas con una rebaja del 50%.
Y es que el triunfalismo y ese pensat i fet tan valenciano no son buenos consejeros en los negocios. Los últimos grandes premios en Alemania y Hungría no se han caracterizado precisamente por haber llenado todas las localidades. Fernando Alonso, que es el motor patriótico que mueve a los españoles a acudir a los circuitos, lleva una temporada en la que ni tan siquiera huele el puesto más bajo del podio y si antes acudían a Montmeló cerca de 8.000 asturianos este año apenas fueron 1.500 los que se acercaron al circuito catalán. Una pareja que acuda el fin de semana a presenciar las carreras necesita gastar un mínimo de 1.500 euros en su visita a Valencia, donde tan sólo hay 22.000 plazas hoteleras, cuando en una ciudad vacía en pleno agosto las localidades en las tribunas son más de 112.000. Tomen todo esto, métanlo en una coctelera, agítenlo lo necesario y obtendrán el resultado de esas entradas que una semana antes de la celebración del gran premio se ofrecen a mitad de precio.
El Partido Popular siempre ha ocultado la realidad, unas veces escondiéndola detrás de la celebración de grandes eventos y otras tras las lonas de la vergüenza, como hará en esta ocasión, en la que para que los asistentes al Gran Premio de F-1 no vean la degradación del marinero barrio del Grao se taparán las naves y antiguas fábricas en ruina con grandes lonas de 20 metros de altura decoradas con fotografías de lugares emblemáticos del País Valenciano.
Una vez más, y ya son muchas, los políticos valencianos ocultarán la realidad tanto a sus representados como a los visitantes que así podrán volver a sus lugares de origen cantando las excelencias de una ciudad de la que no han visto nada de nada, tan sólo lo que las autoridades les han dejado ver. Seremos sólo, una vez más, fachada y cartón piedra, al fin y al cabo una falla más.

ACM cancela su contrato con Valencia: Lo que nos han costado los barquitos de los señoritos…

33 copa américa
27.06.08 – 19:07
 

 

Como consecuencia de la continua incertidumbre causada por las maniobras legales del Golden Gate Yacht Club, AC Management y las Administraciones Públicas españolas (Gobierno central, Generalitat Valenciana y Ayuntamiento) se ven obligadas a modificar los términos de su relación, poniendo fin al contrato que designa a Valencia como Ciudad Sede de una 33a America’s Cup con múltiples equipos en 2009.
Las dos partes han firmado un nuevo acuerdo de transición que concluye meses de negociaciones intentando adaptar el contrato firmado tras el éxito de la 32a America’s Cup al contexto actual. Esta nueva situación significa que las instituciones españolas asumen el control y explotación del Port America’s Cup a partir del 1 de julio, aunque los equipos podrán continuar utilizando sus bases y la mayoría de los beneficios administrativos acordados para los equipos, empresas y personal de la 33a America’s Cup seguirán en vigor hasta el final de 2008.
Michel Hodara, Director General de AC Management, la empresa organizadora de la 33a America’s Cup en nombre del club defensor, la Société Nautique de Genève, explica: “Quedan demasiadas cuestiones por resolver, como la fecha o los participantes de la 33a America’s Cup, hasta que la División de Apelación de la Corte Suprema de Nueva York haga pública su decisión, así que el contrato firmado en julio de 2007 ya no es apropiado. Las autoridades españolas lo han comprendido y nos satisface haber podido alcanzar un nuevo acuerdo adaptado a la situación actual. Queremos agradecerles por haber extendido el uso de las bases y los beneficios administrativos para los equipos”.
“Esto no significa que nos vayamos de Valencia. La elección de la sede de la 33a America’s Cup la determinarán sobre todo los factores competitivos. Si se considera que Valencia es el mejor lugar, entonces un segundo America’s Cup Match tendrá lugar aquí”.

La mujer de Juan Costa, muy favorecida por el Ayuntamiento popular de Boadilla

POLÍTICA

Su empresa se ahorró 400.000 euros en impuestos municipales

ELPLURAL.COM

Parece que la empresa de la que es socia Elena Sánchez Álvarez -la esposa del diputado popular y posible adversario de Mariano Rajoy en el próximo congreso del PP, Juan Costa-, ha sabido aprovecharse muy bien de su cercanía con el PP. Lleva once años trabajando en diversos eventos y es la adjudicataria del congreso de Valencia. Su empresa, Free Handicap, fue además la organizadora en el municipio madrileño de Boadilla del Monte de un conocido festival internacional de música techno sin pagar por ello las tasas establecidas para este tipo de eventos. El ahorro fue de 400.000 euros.

<!–

La oposición del Ayuntamiento popular de Boadilla del Monte (Madrid) ya denunció en 2006 los favores concedidos a la empresa de la que es socia Elena Sánchez Álvarez, la mujer del diputado Juan Costa. Free Handicap, la misma entidad que en junio organizará el Congreso Nacional del PP, firmó entonces un convenio con el Ayuntamiento de Boadilla para organizar el conocido festival de música techno Summercase.

Exenta de la ordenanza municipal
La información no parece escandalosa, excepto por un hecho que ya en su día denunció la oposición del municipio: la empresa de Sánchez Álvarez no pagó la ordenanza municipal por ocupación de espacios públicos que el consistorio municipal establece para todo tipo de eventos festivos.

400.000 euros
Según las solicitudes del partido local Alternativa por Boadilla (APB), los organizadores del Summercase tendrían que haber pagado unos 400.000 euros siguiendo las ordenanzas municipales, ya que el festival ocupaba unos 70.000 metros cuadrados de suelo público y el coste por la utilización de cada metro cuadrado alcanzaba los 5,25 euros.

Contrato por diez años
APB denunció entonces que el Ayuntamiento no había acreditado los pagos correspondientes de la empresa Free Handicap con ningún documento, y el consistorio popular de la localidad no pudo negar esta información. Además, las quejas de la oposición aumentaron al conocer que el convenio firmado con la empresa de la esposa de Costa se extiende a diez años.

Las actuaciones de Panero
No es la primera vez que el alcalde del municipio, el polémico Arturo González Panero, ofrece favores a sus afines. En el tema musical, el popular protagonizó en enero de este año un escándalo referente a la venta de entradas para un concierto de la soprano Ainhoa Arteta, del que informó El Plural. Pero Panero tampoco ha dudado, por ejemplo, en subir de manera desproporcionada los sueldos de sus cargos de confianza, de cargos afines a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, o el suyo propio. Además, el alcalde tiene abiertas varias causas judiciales referentes a asuntos urbanísiticos y a los derechos de la oposción.

“Colocar la diana por donde pasa la flecha”
Para el concejal de APB Ángel Galindo, este tipo de actitudes demuestran que “la guerra del PP es la guerra del que quiere colocar la diana por donde pasa la flecha”. “Es una lucha que yo definiría como de otro tipo, por decirlo suavemente, una guerra apolítica”, declaró a El Plural.

El Gobierno autoriza las obras de acceso del AVE a la ciudad de Valencia

EFE. 30.05.2008

  • Construirán una plataforma en superficie de acceso a la estación provisional y muros pantalla.
  • El presupuesto total de la licitación asciende a 32,2 millones de euros.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Minuteca todo sobre:

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Fomento a licitar la primera fase de las obras de plataforma de vía del nuevo acceso ferroviario de alta velocidad a la estación provisional de Valencia, que permitirá la llegada del AVE a la ciudad mientras se construye la futura Estación Central.
Las vías llevarán los trenes a una estación provisional

Las obras, con un importe de 32.266.459,89 euros y un plazo de ejecución de nueve meses y medio, serán licitadas por Adif, entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Fomento.

Asimismo, el consejo de administración de Adif ha aprobado hoy la licitación y adjudicación de quince contratos relativos a obras de plataforma, instalaciones ferroviarias diversas y suministro, transporte y montaje de componentes de vía, por un importe global de 461.548.295´94 euros, destinados a la línea de alta velocidad Madrid-Castilla La Mancha-Comunitat Valenciana-Región de Murcia.

Las obras incluyen la instalación de muros pantallas

Las actuaciones aprobadas hoy para la estación de Valencia suponen la construcción de muros pantalla y cubierta de losas en los falsos túneles que servirán de conexión entre Canal de Acceso y Nudo Sur; la instalación de trescientos metros de muros pantalla en el lado oeste y la reposición del tramo de Colector Sur ubicado en la calle de la Pianista Iturbi, junto al puente de Giorgeta.

Las obras aprobadas por el consejo de administración de Adif son, además de las de acceso a la estación de Valencia, las de construcción de plataforma de vía en los tramos Aspe-El Carrús y El Carrús-Elche, ambos en la provincia de Alicante, entre otras. El importe total de los dos tramos adjudicados, alcanza la cifra de 83.292.295 euros.