LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EXIGEN A LAS CORTES GENERALES LA APROBACIÓN DE LA LEY DE SANCIONES CONTRA LA DISCRIMINACIÓN DE MINUSVÁLIDOS.

55063.jpg

martes, 14 agosto 2007

LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EXIGEN AL LEGISLATIVO ESPAÑOL QUE APRUEBE LA LEY DE SANCIONES CONTRA LA DESCRIMINACIÓN DE MINUSVÁLIDOS QUE LLEVA 20 MESES EN LISTA DE ESPERA EN EL PARLAMENTO, SIN MOTIVO JUSTIFICADO…

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) exigió ayer a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que aceleren la tramitación del proyecto de ley anunciado por el Gobierno que establecerá un régimen de infracciones y sanciones en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.
El proyecto de ley fue presentado el 16 de enero de 2006 y calificado el 24 de ese mismo mes, por lo que lleva casi 20 meses en el Congreso de los Diputados, “tiempo inusualmente dilatado para la tramitación de una iniciativa legislativa de estas características”, a juicio del CERMI. En el nuevo período de sesiones que se inicia en septiembre, la aprobación de esta iniciativa debe ser una prioridad para las Cámaras, pide el CERMI en su comunicado.

Quien discrimine, sancionado. Para las personas con algún tipo de discapacidad, ya sea física, psíquica o sensorial, la regulación de las infracciones y sanciones resulta absolutamente necesaria para garantizar adecuadamente el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad, establecido sustantivamente en la ley 51/2003, de 2 de diciembre, por lo que resulta urgente culminar con rapidez el trámite del proyecto de ley por el que se establece el régimen sancionador en esta materia. El CERMI presentó a todos los grupos parlamentarios del Congreso un documento de enmiendas técnicas que confía en que puedan ser aceptadas para mejorar una iniciativa normativa en la que el sector de la discapacidad “tiene depositadas muchas esperanzas”.

agosto 14, 2007 en DEJACIÓN |

Anuncios

VICTORIA LAFORA: “GUARDARSE LAS ESPALDAS”. a PROPÓSITO DEL PRESIDENTE NAVARRO DE UPN.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Victoria Lafora
  • VICTORIA LAFORA

    10/08/2007

 

Guardarse las espaldas

Al margen de lo que pase hoy, en la votación del candidato de la derecha a la presidencia de Navarra, Sanz se ha cuidado de guardarse las espaldas. Dentro de su discurso conciliador, muy lejos del radicalismo tenebrista de hace escasos meses, introdujo una clara amenaza a los socialistas navarros de disolución anticipada si no le dejan hacer.

Algo así como: “yo no voy a tragar porque ya he demostrado valor al aceptar el reto de gobernar en estricta minoría”. Su advertencia tiene calado porque Sanz y los dirigentes del PSN saben que, con la crisis que atraviesa el socialismo navarro, unas elecciones anticipadas podrían volver a dar a la marca del PP en Navarra la mayoría absoluta y que Na Bai recoja los votos de los descontentos con la imposición de Ferraz.

La moderación de su discurso no se basó solo en los guiños lanzados a la bancada socialista; lo más destacado fue que dejó de dar la tabarra con la mentira, casi convertida en eslogan de campaña, de que el Gobierno de Zapatero iba a vender Navarra. Se comprende que las juventudes del PSN, que se han hartado de oír frases como esta y peores, no hayan esperado ni siquiera a la intervención de su portavoz en la cámara autonómica y hayan dimitido en bloque.

El sector crítico del PSN, el que no acepta a Carlos Chivite como secretario general, no tiene claro que se vayan a abstener hoy en la elección de Sanz. Pese a ello le basta con que tres socialistas se abstengan para conseguir la investidura. Eso si, mas debilitado si cabe y con más riesgo de una censura. Sobre todo porque un inasequible al desaliento Patxi Zabaleta reiteró ayer que no renuncia a un gobierno de progreso con el PSN.

Resulta también sorprendente el “abandono” del candidato de UPN, tan jaleado, acompañado, respaldado y apoyado en campaña por los máximos dirigentes del PP (ese partido hermano) y a los que no se vio en la tribuna de invitados escuchando el discurso del que también es su candidato.

No se vio en Pamplona ni a Rajoy, ni a Acebes, ni a Zaplana, que tan prestos acudieron a Navarra para manifestarse en contra de la “entrega” de la Comunidad Foral a los vascos y que repitieron hasta la saciedad la frasecita de que Navarra era la moneda de cambio a los etarras. Ahora han dejado solo a Sanz porque sin mayoría mas vale no mojarse.

Tampoco se vio a nadie, salvo al portavoz parlamentario Diego López Garrido, de la Ejecutiva Federal socialista. Seguramente temían una pitada soberana.

POLITICA DE VIVIENDA DEL GOBIERNO CATALÁN: LOS PISOS VACIOS SIN HEREDEROS PARA LOS COLECTIVOS MAS DESFAVORECIDOS.

5756191.jpg

miércoles, 08 agosto 2007

EL GOBIERNO CATALÁN QUIERE QUE LOS PISOS VACÍOS SIN HEREDEROS SE DESTINEN A VIVIENDAS PARA GRUPOS SOCIALES EN RIESGO DE EXCLUSIÓN O PARA LOS MÁS DESFAVORECIDOS

Si un testamento no dice lo contrario, los pisos de Cataluña que hayan quedado vacíos tras la muerte de su dueño serán reutilizados para favorecer la inclusión social. Ésta es, al menos, la intención del Ejecutivo catalán, que pretende hacer efectivo este procedimiento en los próximos meses y facilitar, así, el acceso a la vivienda de los colectivos más desfavorecidos de la sociedad. Informa Victor Mondelo.
Serán indigentes que pernoctan en la calle, toxicómanos en proceso de desintoxicación, jóvenes que hayan sido tutelados por la Administración, presos que buscan reinsertarse, mujeres víctimas de la violencia doméstica o inmigrantes sin papeles los principales beneficiarios de esta medida. Serán los ocupantes de estas viviendas sin heredero. Actualmente, los pisos intestados quedan automáticamente en manos de la Administración pública que, o bien los vende y destina el dinero obtenido a fines sociales, o bien los utiliza para llevar a cabo directamente estos fines.

Red catalana de viviendas de inclusión social. La idea de la Generalitat y, en concreto, de la secretaria de Vivienda, Carme Trilla, es establecer un protocolo explícito que concrete el fin inclusivo de este conjunto de pisos, haciendo que éstos pasen a una bolsa de viviendas que ya existe y que lleva por nombre red de Viviendas de Inclusión Social. Esta red nació a mediados de 2005 y, actualmente, está formada por 406 pisos –la mayoría, el 56%, ubicados en el Área Metropolitana de Barcelona– que gestionan 80 entidades sociales dedicadas a velar por la reinserción de los más desfavorecidos como Cáritas, Rauxa o la fundación Un Sol Món de Caixa Catalunya. Hasta el momento, muchos de los inmuebles eran alquilados en el mercado libre, con el coste y las limitaciones que ello supone. Trilla considera que esta nueva iniciativa “aportará, inicialmente, bastantes viviendas, una cifra interesante, y después un goteo para alimentar la red”.

700.000 euros de la Generalitat más 500.000 de Caixa Catalunya. El pasado año, la Generalitat invirtió 700.00 euros en mejorar la red de viviendas sociales y Caixa Catalunya otros 500.000, pero, en opinión de Trilla, la inversión nunca será suficiente “por la falta de parques públicos de este tipo de casas, que sí existen en otros países europeos”. Ésta es la razón, según la representante de la Generalitat, para “buscar alternativas” como la reutilización automática de pisos intestados. El modelo de vivienda que más frecuenta dentro de la red y que se espera encontrar entre los inmuebles sin herederos ronda los 80 metros cuadrados y está pensado para ser ocupado por cuatro personas que pagan 194 euros de alquiler al mes para poder habitarlos.

agosto 8, 2007 | Permalink

OPINIÓN: “EL IMPROBABLE PSOE NAVARRO”

El improbable PSOE navarro Fernando González Urbaneja

Ser socialista en Navarra no debe ser nada sencillo, quizá no sea ni siquiera posible. Sobre ellos han caído en dos décadas dos crisis que nadie quisiera ni para sí, ni para sus amigos. Primero la de Urralburu y demás cofrades, un caso de corrupción que se llevó por delante al partido a finales de los años ochenta, para sumirle en la vergüenza y el desconcierto, y que le llevó a perder una buena porción de votos. De ser una fuerza política relevante en el antiguo Reino, de ser un partido en el gobierno, pasó a ser un partido menor y sin liderazgo.

Y ahora, cuando el partido levanta cabeza y recupera respetabilidad y presencia, la Ejecutiva Federal socialista, es decir Madrid, descalifica su estrategia y cercena sus expectativas por intereses superiores, por cálculo electoral para el conjunto de España, para las generales. En este caso la parte, es decir Navarra, se somete al todo, España.

La dimisión del candidato Puras es la única alternativa digna que le quedaba tras el portazo que le han dado sus jefes. La decisión de la ejecutiva del Partido Socialista Navarro para gobernar con Nafarroa Bai fue unánime y la negativa federal al pacto, para la cual tiene facultades, descalifica a los socialistas navarros más allá de lo que significa la disciplina y la obediencia debida. Fernando Puras trataba de cuadrar un círculo: ocupar la presidencia del gobierno navarro a pesar de ser la tercera fuerza y sobre la base de una minoría muy estrecha.

No pocos socialistas navarros y sus votantes se preguntarán por qué no pueden hacer una coalición que se parece bastante a la que han hecho sus colegas de Baleares. No es lo mismo, en las islas no hay terrorismo al fondo, pero la naturaleza de ambas coaliciones es semejante. En Nafarroa Bai hay un claro rechazo del terrorismo y las posiciones territoriales pueden no ser compartidas pero su formulación es legítima y está refrendada por un buen porcentaje de votos.

La crisis debilita el socialismo navarro que se queda sin oferta propia. Algunos socialistas envidiarán ahora la posición del PP en Navarra donde no comparece con sus siglas, sino mediante una alianza sui generis con un partido navarro y navarrista, la UPN. ¿Puede ser esa una opción de futuro para los socialistas? ¿Es posible que de esta crisis surja un partido navarro de izquierda, con autonomía efectiva y con capacidad para pactar con los socialistas españoles en determinadas circunstancias? La singularidad navarra es evidente, es un hecho de partida y este caso lo pone de evidencia.

fgu@apmadrid.es

OPINIÓN: “NAVARRA, PRINCIPIOS Y APARIENCIAS”

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Antonio Asencio
  • ANTONIO ASENCIO

    05/08/2007

 

Navarra: principios y apariencias

No hay ingenuidad cuando se entrega Navarra a Miguel Sanz, un tipo que en pocas semanas ha pasado de fustigar a sus adversarios con un emponzoñamiento propio de un radio-depredador matutino, a realizar patéticas llamadas a la “responsabilidad” y la contención que él jamás tuvo.

La decisión de facilitar el poder a quien te destruye sólo obedece a la lógica implacable de la calculadora de un secretario de organización, que computa ganancias y pérdidas de votos “caiga quien caiga” en el complejo mapa electoral español.

Hoy podemos decir, con cierta pesadumbre, que el PP no sólo ha ganado poder, sino que, con Navarra, puede haber ganado otra batalla ideológica. Porque si desde el PSOE se emplea el argumento de que esta decisión desmiente las tesis del PP, paradójicamente se están suscribiendo las tesis del PP: que pactar con NaBai era vender España a ETA.

Es decir, el PSOE ha rechazado el pacto con NaBai con los argumentos del PP, y no con los suyos propios. Y a regañadientes, visualizándose que la intención del PSN era el acuerdo, y que no son los valores ni los principios, sino los números de la susodicha calculadora, lo que ha motivado esta negativa de los mayores de Madrid. En política las cosas nunca pueden parecer lo que son, sino lo que deberían ser. Por eso, cualquier decisión política tiene que defenderse con motivos y principios políticos -aunque, en el fondo, no esté motivada por éstos, sino por el interés. Puede que el PP no se crea sus propios argumentos falaces, pero ha planteado una hipótesis que el PSOE ha asumido al desmentirla. No es el desenlace lo que importa (el no pactar con NaBai): sino el porqué del desenlace.

Y había un buen puñado de motivos para que Ferraz, desde un primer momento y una vez conocidos los resultados de las urnas, hubiese dejado claro que Nafarroa Bai (Navarra, Sí) “no” era un compañero de viaje aconsejable pero no para el PSOE, sino para la Comunidad, porque a fin de cuentas, las explicaciones en aras del bien del partido interesan a los militantes, no a los ciudadanos.

Daré unos ejemplos: NaBai es una ensalada de nacionalismos entre los que figura el PNV, un partido de derechas frente al cual el PSOE es oposición en el País Vasco. ¿Resulta viable pactar un gobierno con el PNV mientras el lehendakari amenaza con volver a dividir a la sociedad vasca y navarra entre nacionalistas y no nacionalistas con inquietantes planes que implican a la Comunidad Foral? A su vez, en NaBai está EA, partido socialdemócrata pero independentista que también co-gobierna Euskadi, así como Aralar, desgajada de Batasuna, que si bien renuncia a la violencia (¿tiene esto algún mérito?) no renuncia a la independencia y a la fusión de las tierras vascas en contra de la opinión mayoritaria de los navarros.

En resumen, el pacto con NaBai no era vender España a ETA, pero tampoco era de progreso, y a su vez fortalecía la opción nacionalista en las dos comunidades sin que los constitucionalistas avanzasen un milímetro en Euskadi.

Pactar con NaBai y desbancar a una rémora de la democracia como es Miguel Sanz era una opción querida por mucha gente. Pero si no era posible por un lógico y comprensible interés electoral de cara a las generales, habría que haber sido claro y ofrecido explicaciones basadas en motivos y principios, no en intereses. Porque es entonces, sin motivos propios, cuando triunfan los ajenos, los del PP, los de la venta de España al diablo. Y nada mueve más al voto que los principios, aunque no sean ciertos.