REGOGIDA DE ADHESIONES A LA DENUNCIA COLECTIVA CONTRA PÍO MOA.

POLÍTICA

 08/12/2007

El manifiesto ya ha recogido más de 2.000 firmas

Recogen adhesiones a la denuncia colectiva contra Pío Moa

ELPLURAL.COM

Cualquier ciudadano que lo desee puede sumarse a la denuncia colectiva por injurias presentada inicialmente por catorce personas contra el pseudohistoriador Pío Moa por un presunto delito de injurias (por declaraciones públicas como “Franco no aniquiló a los rojos, los escarmentó” o “aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales”). Para ello existen dos mecanismos legales: un documento de exhorto o uno de adhesión personal.

El detonante de las acciones legales fueron declaraciones de Moa como “aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales”, “aquí la represión se encauzó por vías legales, no como en Europa […] a nadie se le reprimió por cómo pensaba, sino por lo que hacía” o concluyendo que Companys o las Trece Rosas “no eran inocentes” de morir fusilados. La denuncia se produjo tras la coordinación de un centenar de ciudadanos y presentada por catorce, si bien ahora cualquiera que lo desee se pude sumar a través de dos mecanismos.

Adhesión para Madrid
Por un lado, se puede presentar un texto de adhesión en los madrileños juzgados de Plaza de Castilla un texto de adhesión para entregarlo en el Registro. También se puede enviar por correo a la dirección “Juzgado de Instrucción nº 12, Plaza de Castilla nº 1, planta 4ª, 28071 Madrid” en cuyo caso habría que quedarse con una copia que sellan en la oficina postal.

Texto de exhorto en cualquier juzgado de lo penal
La otra opción es acercarse a los Juzgados de lo Penal más cercanos al lugar de residencia y entregar en el Decanato un documento de exhorto. Con ese documento el firmante pide al decanato que dé traslado a los juzgados de Plaza de Castilla de la adhesión personal a la denuncia colectiva. De momento, el manifiesto de apoyo a la denuncia ya ha recogido más de 2.000 firmas.

LOS CINCUENTA GOBIERNOS FULL DE MARIANO RAJOY.

0000001320.jpg

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    15/09/2007

 

Cincuenta gobiernos mejores que el de Zapatero

 

Corto se quedó Mariano la semana pasada, por esa modestia congénita que le aqueja, cuando afirmó que cuando ganemos las elecciones de marzo estaremos en disposición de formar cincuenta gobiernos mejores que el de Zapatero. Pese a las críticas recibidas, en realidad se trata de una aseveración con base científica. La selección genética que durante generaciones se produce en una sociedad, no sólo sirve para que nuestras mujeres sean más rubias, más guapas y se tuesten mejor en las máquinas de rayos uva (aunque en este tema los avances entre los hombres son también sorprendentes), sino que a nuestra superioridad física se une un mejor, por haber ido a mejores escuelas, grado de formación.

Siguiendo esta lógica darwiniana, no debe quedar duda sobre nuestra mejor capacidad para el gobierno de las gentes. Esta idea sobre la superioridad de las clases altas no es una novedad en el pensamiento de Mariano. Ya lo publicaba en El Faro de Vigo a principios de los 80, dejando en sus preciosos y precisos escritos ideas tan geniales como: “es un hecho objetivo que los hijos de buena estirpe, superan a los demás”. Sólo hace falta hacer un somero repaso a algunos de nuestros dirigentes, todos ellos con reconocido pedigrí, para diluir posibles dudas sobre esta teoría.

Habiendo dejado claro que cualquiera de nuestros dirigentes es superior por definición, juguemos con la máquina del tiempo y viajemos a finales del próximo mes de marzo. Las cosas vuelven a su cauce natural y, por lo tanto, hemos ganado las elecciones al zarrapastroso gobierno de Zapatero. Mariano se encuentra en su despacho decidiendo, entre los miles de preparados candidatos, los más adecuados para cada puesto ministerial. (Aquí tendría que sonar un arpa, pero ya conocen ustedes las limitaciones de los medios escritos).

Despacho de Mariano Rajoy, primera hora de la mañana de un luminoso día de finales de marzo. El nuevo presidente electo de España se encuentra reunido con su guardia personal, Eduardo y Ángel, a quienes acompaña Borja Mari, que se ocupa de levantar acta.

“He pensado que voy a dividir el ministerio de exteriores en tres áreas: una central y una para cada hemisferio. De la central., que tendrá su base, lógicamente, en Madrid, se ocupará Moragas, hombre diplomático donde los haya, y de las hemisféricas Ruiz Gallardón y Rodrigo Rato. Para que les sea más cómodo el traslado a los distintos puntos que tendrán que visitar, lo mejor es que sus sedes se ubiquen en el centro de los dos hemisferios terrestres, es decir, en los polos. Rato en el Norte y Gallardón en la Antártida. ¿Aprobado?”

Eduardo y Ángel, dando grandes muestras de asentimiento: “Aprobado”.

“Bien –continúa Mariano-, para el ministerio de Economía había pensado en Trillo. Es un hombre ahorrador y diligente, como demostró con el Yak 42. Consiguió viajes a cuatro duros y donde otros hubieran tardado semanas en resolver el desbarajuste, él lo arregló en una tarde. ¿Aprobado?”.

De nuevo consenso total. Yo sigo tomando notas del histórico momento.

“Defensa podría ser un buen puesto para Esperanza. No sólo es una mujer de armas tomar, sino que ha demostrado que no le tiembla el pulso, lo mismo te firma la eutanasia de todo un servicio médico, que es capaz de defender nuestros bosques de las garras depredadoras de los guardias forestales”. Continúa la unanimidad de opiniones.

“Para Ana Botella lo ideal sería un ministerio como el de la vivienda, por el conocimiento que tiene del tema desde la costa de Marbella hasta el mismo Madrid…”

En este momento salta Eduardo: “Hombre presidente, perdona que te contraríe, pero creo que habíamos acordado que ese ministerio era para mí. Tengo un plan de vivienda con unos miniparques temáticos que son una monada. Vaya, si hasta me había permitido, sabiendo que contaba con tu aprobación, firmar ya algunos contratos, para adelantar trabajo”

“Bueeeno, vale, no se hable más Vivienda para ti y para Ana ya se nos ocurrirá algo apañadito, educación, asuntos sociales, ya veremos. Sigamos…”

“Perdona Mariano, antes de seguir –interrumpe ahora Ángel- ¿de lo mío que se sabe? Que luego me caen unos marrones que ya sabéis como acabó el último”.

“No me olvido de ti, está todo pensado, te voy a nombrar Ministro de Ciencia y Universidades. Contigo al frente nuestro país va a ser líder mundial en nuevas líneas de investigación. Para Cultura se me había ocurrido alguno de los intelectuales que nos han dado apoyo durante todos estos años, pero aún tengo dudas entre Norma Duval y Bertín Osborne, lo dejamos para el final…”

Viendo que el asunto se va alargando, y para distender un poco la tensión, se me ocurre gastar una broma:

“Y de presidente José Mari ¿no?”

En lugar de las esperadas risotadas me encuentro con la fría mirada de Mariano, una lágrima en su rostro me anuncia que, una vez más, volveré a quedarme sin cargo oficial. Tengo que aprender a controlar este mal entendido sentido del humor antes de marzo.

GASTO PÚBLICO Y CÁMBIOS EN LA JUBILACIÓN.

arton115.jpg

dimarts 10 de juliol de 2007

Lucha de clases, no de generaciones

GASTO PÚBLICO Y CAMBIOS EN LA JUBILACIÓN

VICENÇ Navarro* (EL PERIÓDICO 21/5/2007)

 

Se está propagando una nueva sabiduría convencional en nuestro país que asume que la lucha de clases ha sido sustituida por la lucha de generaciones, según la cual los ancianos, consecuencia de su creciente poder electoral, están absorbiendo más y más recursos públicos a costa de los recursos que deberían ir a los niños y a los jóvenes, los cuales, al no votar, no influencian a los poderes políticos. Están, así, apareciendo un número creciente de voces que piden que se reduzcan los recursos públicos consumidos por los ancianos, incluyendo las pensiones de jubilación, voces que gozan de grandes cajas de resonancia en los medios privados y públicos de información y persuasión, detrás de los cuales hay intereses financieros (como la banca, las cajas y las compañías de aseguramiento privado) que están promoviendo la privatización de la Seguridad Social.

ASÍ, hemos podido ver recientemente la promoción, por medios influyentes de información del país, del artículo La reforma de las pensiones, aparecido en la revista Panorama social de la Fundación de Cajas de Ahorro, publicado por el que era el subdirector del servicio de estudios del BBVA, David Taguas, antes de que sustituyera a Miguel Sebastián (que fue jefe del mismo servicio de estudios) como director de la Oficina Económica de la Moncloa. David Taguas propone retrasar la edad obligatoria de jubilación a los 70 años y calcular las pensiones sobre el promedio de los salarios que el jubilado ha tenido a lo largo de toda su vida laboral, en lugar de los últimos quince años, con lo que el valor promedio de las pensiones disminuiría alrededor de un 30%, tal como él mismo reconoce. Para cubrir este enorme déficit de protección social, Taguas recomienda el aseguramiento privado basado en que gran parte de la cotización del trabajador vaya a un aseguramiento individual, proponiendo pasar de un sistema de reparto en el que los trabajadores cotizantes a la Seguridad Social pagan por las pensiones de los hoy jubilados —con el entendido de que cuando ellos se retiren, los trabajadores cotizantes del momento pagarán por su pensión (según un pacto intergeneracional que ha funcionado durante muchos años)— a un sistema de capitalización individual en el que cada persona se asegure individualmente, pagando su propia póliza de seguros. (Para una crítica detallada de tal artículo ver ¿La Seguridad Social en España es inviable? en www.vnavarro.org). Que el Estado del bienestar español se gasta poco en los niños y adolescentes es un hecho bien documentado (ver Navarro, V., coordinador, La Situación Social de España) y que varios autores han estado denunciando hace ya años. Pero es una falta de rigor científico atribuir la baja inversión en las primeras edades y en los servicios públicos, como escuelas de infancia que facilitarían la integración de la mujer al mercado de trabajo, a un excesivo consumo de los recursos públicos por parte de los ancianos.

En contra de la percepción que se está generalizando de que las pensiones contributivas en España son excesivamente generosas, los datos muestran que, en términos comparativos con los países de semejante nivel de desarrollo que el nuestro (como son los países de la UE-15), las pensiones en España son más bajas que el promedio en aquellos países.

Mientras el PIB per cápita en España es un 97% y en Catalunya un 108% del promedio de la UE-15, las pensiones contributivas son solo el 68% del valor promedio de la UE-15 (para trabajadores en situaciones comparables, tomando el valor de las pensiones no como porcentaje de los salarios —puesto que los salarios en España son muy bajos—, sino el valor monetario total de las pensiones); y las no contributivas, el 42% del promedio de la UE-15. En realidad, y en contra de lo que se ha escrito, la pobreza en Catalunya y en España todavía se centra en la vejez además de en los jóvenes, tal como ha documentado Sebastián Sarasa en su Pobreza y rentas mínimas, en la colección citada anteriormente.

EL PROBLEMA real no es que los egoístas ancianos consumen demasiado a costa de los jóvenes y de las mujeres, sino que el gasto público social per cápita es el más bajo de la UE-15. Querer enfrentar a los que están siendo subfinanciados por el Estado es social y políticamente irresponsable. Lo que hay que hacer es aumentar notablemente los recursos públicos sociales que benefician a todos los grupos, tanto a los ancianos como a los jóvenes y a las mujeres. Y ahí es donde aparece de nuevo la nunca citada pero siempre presente lucha de clases. Me estoy refiriendo al comportamiento fiscal por clase social en España. Según el informe del 2005 de la Agencia Tributaria española, aquel año los empresarios y profesionales liberales declararon como media una renta que era la mitad de la renta media declarada por los trabajadores asalariados, calculándose que el fraude fiscal (incluyendo los paraísos fiscales de la banca) alcanza más del 10% del PIB, cantidad con la cual podrían cubrirse los grandes déficits de servicios y transferencias públicas a los niños, jóvenes y ancianos, y se lograría alcanzar el nivel de cobertura y protección social que nos corresponde por el nivel de desarrollo económico que tenemos.

*Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra.

jpg_obreros-rascac_precariedad.jpg
La bonanza económica y la redistribución
El salario real medio ha bajado un 4% en 10 años pese al fuerte crecimiento económico España es el único país de la OCDE en el que se ha producido un retroceso del poder adquisitivo
RTF – 18.1 kB, 0 x 0 pixels

CÓMO PROYECTAN LOS JÓVENES ESPAÑOLES SUS VIDAS PROFESIONALES.

images1.jpg

jueves, 06 septiembre 2007

LOS JÓVENES ESPAÑOLES PROYECTAN SUS VIDAS PROFESIONALES PARA SER,POR ESTE ORDEN, EMPRESARIOS, PROFESORES, TÉCNICOS DE CIENCIAS HUMANAS, DEPORTISTAS DE ÉLITE, PERIODISTAS O ACTORES…

El 37.9 % de los jóvenes españoles de 15 a 24 años desean convertirse en empresarios, según la investigación sociológica “Jóvenes, valores, drogas” realizada por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y Obra Social Caja Madrid. El objetivo de la investigación, realizada a través de 1.200 entrevistas domiciliarias a jóvenes de 15 a 24 años y seis grupos de análisis, es conocer la imagen que los jóvenes tienen de sí mismos, sus aspiraciones y valores, los iconos con los que se identifican, o en qué grado justifican ciertos comportamientos como el consumo de drogas, para trazar un panorama completo del universo ético, moral de las nuevas generaciones.

Primero empresario, luego profesor (31.8%), profesional de las Ciencias Humanas (29.9%), deportista de élite (26.3%), periodista o presentador de televisión (24.4%) y ctor o actriz de teatro (23.8%). Es decir, destacan las profesiones relacionadas con la empresa y los negocios, seguidas de las que tiene que ver con la docencia, las Ciencias Humanas, los deportes, la información y el espectáculo.

Antes que médico o abogado…La investigación arroja algunos datos sorprendentes, tales como, la frecuencia de elección de la profesión de profesor, pese a la conflictividad que actualmente se asocia a menudo a ese trabajo, el escaso peso de actividades glamourosas y las posiciones medias o bajas en la escala de profesiones “históricas” como médico o abogado. Además se ratifica el desprestigio actual de determinadas instituciones, ya que las profesiones religiosas (0.8%), las políticas, (6.6%), las de judicatura (8.3%) y las militares (8.4%), son las menos mencionadas por los jóvenes encuestados.

Preferencias por sexo. Los hombres presentan porcentajes de elección bastante por encima de las mujeres en las profesiones empresario, deportista de élite y militar de carrera, así como en oficios diversos. Las mujeres destacan, respecto a los hombres, en profesiones como profesor, profesional de las Ciencias Humanas, actor o actriz de teatro, médico, investigador científico, esteticista, modelo profesional y técnico de una ONG.

Malas noticias de Europa para los jóvenes: uno de cada cuatro “carece de capacidad suficiente para entrar en el mercado del trabajo”.  Alrededor de una cuarta parte de los jóvenes europeos carece de las capacidades y habilidades necesarias para entrar en el mercado de trabajo, según datos de la Comisión Europea.
Según un análisis de la Comisión presentado ayer en Bruselas, los jóvenes carecen a menudo de la preparación suficiente para participar en la vida cívica.
Así, uno de cada seis jóvenes europeos sigue abandonando los estudios prematuramente y 4,6 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años están en el paro.
Por ello, destaca la necesidad, a escala tanto europea como nacional, de invertir más y en una fase más temprana en la educación y la sanidad de los jóvenes, y mejorar el paso de los estudios a la vida laboral.

Más vínculos entre empresas y el mundo educativo. La Comisión Europea solicita a los Estados miembros que incrementen sus esfuerzos para reducir el abandono escolar, crear mejores vínculos entre las empresas y el mundo educativo e implicar a los propios jóvenes en la toma de decisiones y en la evaluación de las políticas destinadas a ellos.

septiembre 6, 2007

OPINIÓN: “EL DOLOR DE AZNAR”

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • RAFAEL FERNANDO NAVARRO

    31/08/2007

 

El dolor de Aznar

A Aznar le duele España. Estilete fino hasta la médula. Estocada hasta la bola por el interior, por los adentros de la muerte. España balcanizada, sobrevolada por los aviones de la OTAN. España resquebrajada, rota, sin posibles Isabel y Fernando. España con un Irak de terror, un Sadam tal vez vasco, atravesada por el eje del mal. Olvidada hasta de Buhs, centrado ahora en el uranio empobrecido de Irán. A Buhs le preocupa siempre lo empobrecido, hombres y continentes inscritos en la miseria. Y por ellos lucha y para ellos implanta la libertad duradera.

A Aznar le duele España. Al borde de una nueva guerra civil promovida por un Presidente subastado al mejor postor. Puja ETA y puja el estatuto catalán. Y el Presidente empeñado en repartir parcelas que deberían estar bajo el dominio de Esperanza Aguirre como centro central de todos los centros. Y Navarra se pondrá en venta el lunes, porque hoy es domingo y Santiago cierra España.

A Aznar le duele España. Con una Andalucía a punto de verse sometida a la ley islámica, donde apedrear a mujeres adúlteras y cortar las manos a los ladrones y ahorcar en la Plaza de España a los traidores. Lo ha dicho Ansón, peregrino de dictaduras a democracias, de repúblicas a monarquías, voz nasal y astillada de tanto profetizar calamidades. A Aznar se le clava dentro y le escuece el alma castellana y recia, sometida ahora a los grandes jerarcas mediáticos, rebelde en otro tiempo contra Polanco.

A Aznar le duele España. La que pretende recobrar la memoria histórica. Esa memoria que ahora dice que Franco no fue un salvador de la patria, sino un general golpista. La memoria que contradice a Fraga que culpa de la guerra civil a los políticos republicanos que habían sido elegidos por el pueblo. La memoria de la muerte roja, de los caídos contra España por las cunetas blancas de los cementerios. Mejor, dice Fraga, la amnesia, no vaya a ser que resucite Grimau y nos acordemos de Hoyos de Manzanares.

A Aznar le duele España. Y va pregonando su dolor por las universidades del mundo, recolectando dinero para vendarnos las heridas, las traumáticas fracturas que produce Zapatero. A Aznar le duele España. No como a Unamuno que tenía un dolor de pobre. A D. José María le consuelan los euros, los talones bancarios, los sueldos de consejero. Los duelos con pan son menos. Aznar a media asta, alma con crespones negros, porque se despeña España hacia mezquitas que se creían desterradas por la Córdoba lejana y sola, por giraldas con velos en los giraldillos, por alhambras y atardeceres de generalifes.

A Aznar le duele una España laica porque una España no cristiana no es España, sino otra cosa, como diría el Cardenal Cañizares. Los berruguetes y los salzillos y las trianas morenas y los jazmines de Sevilla son la España que proclama que está cerca la feria, la alegría suprema del alma, fino la ina y san patricio, pescaíto y toros bailarines de la Maestranza.

Aznar nazareno, con su dolor a cuestas. Y Rajoy, verónica de la pena. Y Fraga, Constantino último de añoranzas.

Todavía quedan algunos, con la sonrisa en las manos, proclamando la república de las rosas.