Camps, al siquiátrico.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    13/11/2009

Una delgada línea roja

Por favor, no critiquéis más al actual presidente de la Comunidad Valenciana: tiene todos los síntomas de padecer algún problema siquiátrico. Contra una persona que sufre trastornos básicos, no se puede hacer política opositora, sólo se puede pedir apoyo síquico e incluso algo de caridad. La última intervención del presidente valenciano en Les Corts requiere mucho cariño médico para aceptarlo: políticamente no tiene por donde cogerlo.

<!–Supongamos que un diputado anuncia que sospecha que hay un compañero que ha comprado una furgoneta para buscarle por la noche y llevarle a una carretera desierta y pegarle un tiro. Escándalo garantizado. Movimiento policial automático.

¿Quién quiere asesinar a ese diputado? ¿Quién ha comprado una camioneta? ¿Quién ha encontrado a un diputado muerto boca abajo en una cuneta?

Tremendo, todo tremendo. Pues esta posibilidad la ha planteado el president Camps que le puede ocurrir justamente después de escuchar al portavoz socialista en Les Corts.

¿A que impresiona?

El president Camps está mandando el mensaje a su entorno de que está viviendo lo mismo que le pasó a José Calvo Sotelo tras una sesión parlamentaria en la República. ¡Qué barbaridad!

El debate con Calvo Sotelo era algo que tenía que ver con posiciones políticas extremas. El debate con Francisco Camps es algo que tiene que ver con sinvergonzadas extremas.

Señor Camps, a Calvo Sotelo lo mataron (injustamente) por sus ideas extremistas. A usted nadie le quiere matar, lo que quieren muchos es que vaya a los tribunales para que explique sus (presuntas) inmoralidades económicas.

Camps dice -ahora-que se ha pasado en sus expresiones en el Parlamento. No vale: lo que tiene que decir es si tiene algo que ver con los negocios de sus amigos gürtelianos.

Señor Camps, no se preocupe, nadie le va a llevar a una cuneta, pero muchos queremos que vaya a un Tribunal. O a un siquiátrico.

Luis Solana es militante socialista y promotor de nuevas tecnologías

Blog de Luis Solana

Anuncios

La masturbación de Aguirre, la herejía de la Iglesia y los miedos de Camps.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • CARLOS CARNICERO

    13/11/2009

El Zumbido

Esperanza Aguirre no financia talleres para aprender a masturbarse. Así utiliza la ironía la presidenta de la Comunidad de Madrid. Se toma a broma los intentos de dotar de educación sexual a nuestra juventud a la vez que se sitúa frente a la reforma de la ley de interrupción del embarazo. Ni prevenir, ni curar. Está inspirada esta semana la señora Aguirre. Ayer la broma fue sobre la “salida del armario” de Rodrigo Rato. Hoy para justificar los contratos adjudicados a la trama Gürtel utiliza la chanza sobre la educación sexual.

<!–Son tiempos para tomarse las cosas a broma porque la Iglesia ha sacado la acusación de herejía a la palestra. Rescoldos de viejas hogueras. Hace falta ser atrevido para aplicar acusaciones de herejía en el siglo XXI sin que la Iglesia se haya molestado nunca en disculparse por las atrocidades de la Inquisición y quizá no sea un disparate pensar que no queman ahora a los herejes porque la sociedad civil, en el avance de la humanidad, ha situado al margen del poder político a la Iglesia Católica. El cardenal Gomá bendijo los cañones de Franco con un rezo memorable: “De las bocas de estos cañones florecerá la luz del evangelio”. Gomá y sus coetáneos sí tenían poder sobre el Estado. Y la Iglesia, en el fondo, no se resigna al gobierno de las almas prescindiendo del gobierno de los hombres.

Mientras todo esto sucede en la Conferencia Episcopal, el president del País Valenciano acusa a los socialistas de querer matarle, evocando los paseíllos en la madrugada y en las cunetas. Y lo hace en los tiempos en los que se siguen registrando fosas de fusilados sin juicio en la guerra civil. Los atropellos del franquismo no sólo no han caducado sino que los hijos políticos de quienes los pronunciaron se permiten evocaciones frívolas sobre la represión intentando equiparar tal vez los excesos que se cometieron en la República y las atrocidades que durante cuarenta años realizó el régimen ilegítimo de Franco.

La broma es una forma de perversión cuando se utiliza sistemáticamente para camuflar los valores de la democracia. Esperanza Aguirre tiene su librillo de gracietas a medio camino de las formas rancias de la aristocracia y la vulgaridad: ese tono campechano y condescendiente que tanto le gusta. Camps parece que ha perdido el juicio y la razón. Los tribunales tal vez les sitúen en su lugar los desvaríos del presidente valenciano. Y mientras tanto, la acusación de herejía le da morbo a la votación sobre la ley del aborto: a lo mejor los obispos no se han dado cuenta de que hay gente que está dispuesta a ser considerado hereje como un plus democrático en una sociedad en la que no pasa nada por vivir en excomunión.

Carlos Carnicero es periodista y analista político.

Aznar envió a Correa, Agag y Arriola a Venezuela en 1998 para asesorar a la Miss que se enfrentó a Chávez

POLÍTICA

El viaje consta en el sumario de la Gürtel y la trama cobró más de 21 millones de pesetas por él

ELPLURAL.COM

En 1998 un todavía desconocido Francisco Correa recibió un encargo exclusivo del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar: organizar un viaje a Venezuela para el asesor de cabecera de los populares, Pedro Arriola; para el futuro yernísimo, Alejandro Agag, y para el que fuera jefe de Comunicación del PP, Francisco García Diego. Su misión era asesorar a el ex Miss Universo Irene Sáez en su candidatura a la presidencia del Gobierno en los comicios que finalmente ganó Hugo Chávez.

<!–José María Aznar llevaba años percibiendo a Chávez como un peligro para Latinoamérica y decidió apostarlo todo por Irene Sáez como la alternativa para Venezuela. Por eso no dudó en pagar a Pasadena Viajes, la empresa de Francisco Correa que le dio al empresario la llave para introducirse en las entrañas del PP, unos 127.500 euros (más de 21 millones de las antiguas pesetas) por organizar el viaje, según las hojas de contabilidad intervenidas por la Policía en el registro efectuado en la agencia.

Una campaña para la ex Miss
Según informa El confidencial, Agag, Arriola, García Diego y Correa viajaron a Caracas durante la precampaña electoral para diseñar, de una manera discreta y alejada de los medios de comunicación, una estrategia electoral con garantías de éxito para la oponente de Chávez, que llegó a convertirse en una seria rival para el ex teniente coronel, si bien pocas semanas antes de los comicios aceptó el apoyo del ex presidente venezolano Luis Herrera Campins, algo que la relegó a un escaso 2,8 por ciento de los sufragios.

Más de 21 millones de pesetas
El sumario del caso Gürtel, del que se levantó parcialmente el secreto a finales del pasado septiembre, recoge un apunte de contabilidad bajo el epígrafe “Gastos Venezuela” en el que se especifica textualmente: “Gastos generados ante la posibilidad de hacer determinados actos en Venezuela año 98. Asciende a 21.226.000 pesetas [unos 127.500 euros], siendo la mayor parte cargos de tarjetas de crédito Visa y Dinners”. La cifra coincide con uno de los apuntes registrados en la contabilidad de Pasadena Viajes.

Billetes de ida y vuelta
Además, en el sumario aparece también reflejado con fecha de 26 de mayo de 1998 un apunte sobre un viaje: “Madrid-Caracas-Bogotá-Madrid. Paco Correa, Alejandro Agag, por importe de 1.012.000 pesetas [algo más de 6.000 euros] facturado al PP”. El pasaje hace referencia al viaje de este peculiar comité electoral para asesorar a la Miss.

Gabilondo: “Camps es un tipo peligroso”.

POLÍTICA

“Alguien debía encerrarlo, o en la comisaría o en el manicomio”

ELPLURAL.COM

“Puede entenderse que con los sobresaltos que está viviendo en los últimos meses, Francisco Camps haya perdido el ‘oremus’. Pero su manera de perder el ‘oremus’ nos ha proporcionado el dato que nos faltaba sobre el personaje. Hasta hoy sabíamos de su chulería caciquil por el inglés en la asignatura educación para la ciudadanía, su cinismo por el caso de los trajes, su frialdad al intentar destrozar con mentiras la reputación de un modesto ciudadano, el sastre José Tomás, su deslealtad al jugar con Rajoy de manera turbia en el caso Costa. Pero, tal vez por su cursilería o por sus dengues con “el bigotes”, no habíamos valorado adecuadamente su condición de tipo peligroso. Hoy ha demostrado que lo es”, afirmó Iñaki Gabilondo en el informativo que presenta y dirige en Cuatro.

<!–

Según Gabilondo, este jueves, “desde la tribuna de oradores del Parlamento valenciano, Camps le ha dicho al portavoz socialista lo siguiente: “a usted le gustaría montarse en una camioneta de madrugada, venirse a mi casa y que yo apareciese boca abajo en una cuneta”. Las agencias informativas, piadosamente, han resumido que Camps le ha acusado de desear su muerte. Pero no es cierto, ha sido más. Le ha acusado de desear matarle y con la terminología mas guerra civilista, de paseíllos en la noche”.

“Hasta el final de la frase, la cosa se circunscribía a Camps. Era evidente que alguien debía encerrarlo, o en la comisaría o en el manicomio. Pero, de pronto, paso algo mas grave: fue la ovación cerrada con la que su grupo recibió el exabrupto. Una ovación bochornosa, como aquella que saludó en el congreso el apoyo a la guerra de Irak. Y que nos mostró el peor PP, ese que siempre nos resistimos a creer que aún exista. En el caso de Camps, sólo hay dos posibilidades: o no está en su sano juicio y no sabe lo que dice, o no esta en su sano juicio y por eso dice sin inhibiciones lo que quiere decir. En cualquier caso, es un político acabado. Pero su partido quiere gobernar este país. Rajoy debería decirnos si sus parlamentarios en Valencia son el ejemplo de ese sentido común del que tanto nos habla”, concluyó el prestigioso periodista.

¿Hasta dónde, don Mariano?.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • ENRIC SOPENA

    06/11/2009

Cabos Sueltos

Juegan a la desesperada. Parecen dispuestos a utilizar todo lo que esté en sus manos, sea mentira o no, con tal de evitar la debacle. Los portavoces de Mariano Rajoy se han vuelto a sacar de la manga la teoría de las escuchas telefónicas ilegales, supuestamente llevadas a cabo por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Tratan de presentarse ante la opinión pública como víctimas acusando de crueldad a sus verdugos. Intentan así, al precio que sea, taponar la vía de agua que se les ha abierto en el barco y que puede provocar su hundimiento.

<!–Saben que o se repite la benevolencia del Tribunal Supremo en relación al caso Naseiro, hace unos veinte años, o lo que queda aún de la trama de corrupción denominada Gürtel –agazapada en el secreto del sumario- puede terminar con el invento genovés. Tras el espectáculo de estos días -en los que se ha ratificado la debilidad de Rajoy y se ha observado la guerra cruenta entre el clan Aguirre y el sector centrista de Gallardón-, la derecha ha buscado refugio en el sistema SITEL para esparcir estiércol y excrementos a granel a cuenta de sus adversarios políticos.

Teléfonos pinchados
Los teléfonos pinchados del caso Naseiro- lo que se hizo por órdenes del juez instructor del sumario- se convirtieron entonces en talismanes, de modo que los jueces del Supremo decretaron el archivo definitivo del proceso, alegando cuestiones de procedimiento. Salieron, pues, los populares de tal trance más contentos que un niño con zapatos nuevos. Hurgan ahora en el apartado de las escuchas que ellos califican sin tapujos de ilegales, rezando a sus dioses a ver si en esta ocasión una equivocación colateral como la del juez Luis Manglano conduce de nuevo al PP al paraíso.

Tan anchos
Dicen lo que les dicen que han de decir y se quedan tan anchos. Manejan el tremendismo, la demagogia y el embuste con soltura y sin complejos. No aportan pruebas ni indicios racionales. Pero sientan cátedra afirmando que la España de José Luis Rodríguez Zapatero funciona como un Estado policial y que el malvado Rubalcaba debe de disfrutar arrebatando la libertad a los ciudadanos y metiendo sus narices en la intimidad de las buenas gentes.

El loco del zar
Les vendría tal vez bien, a los voceros populares, leer la novela El loco del zar del escritor Jaan Kross, publicada en 1992 por la editorial Anagrama. Uno de los personajes -el protagonista del libro, perteneciente a la nobleza del imperio-, se dice a sí mismo: “¡Soy un pilar del régimen! Lo soy, debo serlo. Y, Señor, ¡quiero serlo! ¡Pero qué tipo de régimen me ha dado el destino a sostener! Ante cada abominación, debo ofrecer una explicación conforme al interés del emperador”.

El interés del emperador
Ese “interés del emperador” es hoy en día, en España, el interés de Rajoy. Y es cierto que a cada abominación imperial los portavoces han de acudir en socorro del zar procurando “una explicación conforme” a los intereses del jefe supremo. Pero como no hay una explicación que conjugue los intereses del zar con los del pueblo; como cada vez se hace más difícil justificar lo injustificable, cuesta entender el desparpajo de los voceros del PP difundiendo, cada dos por tres, falsedades, manipulaciones y medias verdades.

Campaña de sospecha
Tiene razón José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados y ex ministro del Interior, al que desean involucrar en el asunto del SITEL: “Nos encontramos ante una campaña de sospecha permanente sobre las instituciones del Estado”. El PP la viene capitaneando desde el mes de febrero de este año, cuando emergieron de pronto los trajes de Francisco Camps sin factura alguna.

Insultos a tutti quanti
Desde ese momento, la argumentación del PP no se ha detenido en recoger los excrementos propios, sino en insultar a tutti quanti: a fiscales, jueces, policías, periodistas y al Gobierno, como mínimo. ¿Hasta cuándo, Sr. Rajoy? ¿Hasta dónde, don Mariano?

Enric Sopena es director de El Plural

El diccionario Camps: mil y una maneras de hacer el rídiculo sin hablar de la Gürtel.

POLÍTICA

“Cuando yo estaba mal y sufría, pensaba en ti y me animaba. Mariano, tú eres mi escudo”

 JOSÉ MARÍA GARRIDO / ELPLURAL.COM

 Desde que estalló el caso Gürtel el pasado mes de febrero, Francisco Camps ha pasado de ser uno de los barones regionales con más peso en el PP nacional, a ser el líder más defenestrado de la derecha española. En vez de reconocer sus errores, el presidente de Valencia ha optado desde el principio por negar todas las vinculaciones de su Gobierno con la trama corrupta. Para ello, ha echado mano de frases rimbombantes e incomprensibles que sin duda pasarán a la historia. Esta es una selección de los disparates más sonados de El Molt Honorable.

<!–

Citas a Churchill y Bretch
19 de febrero de 2009. Francisco Camps se vio obligado a comparecer ante la prensa para desmentir que tenga ninguna vinculación con la trama Gürtel después de las últimas investigaciones periodísticas. Arropado por su equipo de Gobierno y por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, Camps realizó una breve comparecencia en la que manifestó que está “profundamente indignado” con las informaciones publicadas y aludió a una frase de Winston Churchill que definía la democracia como el estado en que “a las seis de la mañana el único que podía llamar a la puerta era el lechero”. Por si fuera poco, el presidente de Valencia echó mano a una frase atribuida al escritor alemán Bertolt Bretch, y afirmó: “Ayer un concejal, hoy un alcalde, mañana, el presidente de una Comunidad Autónoma”.

Cosas horrorosas
El pasado 30 de abril, una vez más, el presidente valenciano consiguió salirse por la tangente y evitar contestar a las preguntas de la oposición socialista sobre su presunta implicación en la trama Corrupta vinculada al PP. Preguntado sobre el asunto en Les Corts, Camps se dirigió a los diputados socialistas y les dijo: “Se sabrá toda la verdad y que aquí no ha pasado absolutamente nada, pero nunca guardaré rencor de estos días cuando me han dicho estas cosas tan horrorosas”.



Una fiesta en el juzgado

El 20 de mayo llegó el gran día. El PP valenciano tiró la casa por la ventana para apoyar a Camps en su declaración como imputado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por un presunto delito de cohecho vinculado con la trama. El dirigente del PP llegó al tribunal acompañado de la alcaldesa de Valencia Rita Barberá y sus tres vicepresidentes en el Gobierno valenciano. Allí se congregaron  numerosos simpatizantes del Partido Popular para expresar su apoyo al president. Al salir, un Camps muy sonriente manifestó: “Estoy muy satisfecho y muy contento por poder explicar ante el juez la verdad”. Éste, por cierto, le mantuvo la imputación.

“Es muy bonito, muy hermoso”
El 30 de mayo, la oposición no daba crédito. Contra todo pronóstico, Mariano Rajoy decidió elegir Castellón para continuar con su campaña electoral para las europeas. Un desafío, teniendo en cuenta que el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, tiene un proceso judicial abierto por fraude fiscal con petición de dos años de cárcel y otras muchas causas pendientes. Pero no conforme con ello, el líder del PP estuvo acompañado, además, por Francisco Camps, quien como acostumbra, pronunció frases para el recuerdo.

– Camps sobre Fabra: “Castellón y su presidente son un ejemplo”.

– Camps a Rajoy: “Es muy bonito, muy hermoso, eres la esperanza de millones de españoles. Es algo muy grande”.

Cuestiones extrañas y estrafalarias
El pasado 7 de julio, Camps por fin realizó declaraciones después de que su más que “amigo” De la Rúa decidiera no archivar la causa y citarle para el próximo día 15 al considerar que puede haber cometido un delito de cohecho. Así, en la localidad de Algemesí aseguro que la verdad “está más cerca que nunca” y que quedaban “uno o dos escaloncitos y entonces toda esta cuestión tan extraña, absurda y estrafalaria habrá pasado al pasado”.



“Si pudieran, me gasearían”

El 24 de septiembre, horas después de que El País desvelara que el Partido Popular se había financiado ilegalmente a través de las empresas de la trama liderada por Correa, el grupo parlamentario popular de Les Corts se reunió en Sant Vicent del Raspeig. Como era de prever, la explosiva noticia marcó el encuentro entre Camps y sus diputados. El presidente de la Generalitat, lejos de reconocer sus errores, atacó al Gobierno socialista con una dureza inusual. La reunión fue a puerta cerrada, pero se filtraron frases tan míticas como:

– “Si pudieran, me gasearían”.

– “Vosotros sois los representantes de la esperanza y la libertad”.

– “Zapatero es un radical, dogmático y fundamentalista que milita en un partido repleto de marxistas y relativistas”.

Dimisiones y Alonso
El 1 de octubre, Camps realizó las primeras declaraciones después de mantener una dura reunión con Mariano Rajoy en el parador de Alarcón. Preguntado por si hablaron de ceses, Camps reconoció haber hablado de dimisiones pero… ¡de la de Zapatero! Cabe recordar que después de su cita en Alarcón con Rajoy, el dirigente del PP participó en un acto en la Fundación Bancaja y volvió a desviar la atención hacía el fichaje de Fernando Alonso por Ferrari. “Estoy muy contento porque Fernando Alonso va a correr en Ferrari, y si usted -dirigiéndose a una de las periodistas que aguardaban su salida- es de Público y del grupo -de comunicación- que también lleva La Sexta, podrán retransmitir excepcionalmente el Gran Premio de Fórmula Uno del año que viene”.

Disparates
El 5 de octubre, Camps habla con los periodistas, que no dan crédito a las afirmaciones que pronuncia el Molt Honorable:

– “Nos apoyamos todos, que eso es lo importante ¿no? Estamos todos muy contentos, la verdad. Nos apoyamos todos y eso es muy bonito. También lo apoyo a usted, que lo está haciendo muy bien durante estos días y estas semanas. Y la verdad es que nos apoyamos todos, porque esa es la mejor manera de poder llegar cuanto antes a lo que les decía antes”.

– “El ambiente que se está respirando en el partido es excepcional, siempre lo ha sido, pero ahora más que nunca”.

Por si fuera poco, Camps comentó las declaraciones que realizó el presidente de honor del PP, Manuel Fraga, en las que reconoció que la situación del partido en la Comunitat “no da la sensación de que vaya muy bien”. Sin inmutarse, el president afirmó que Fraga “está muy feliz” y “está encantado con el partido en la Comunitat y con el partido en toda España”.

Calvos y peludos
Tras varios días de presiones de la dirección nacional, el culebrón Costa parecía terminar con el descabezamiento del secretario general del PP valenciano como primera víctima en las filas de Camps. Sin embargo, las horas de confusión y declaraciones contradictorias sobre la expulsión de Costa dejaron un reguero de frases antológicas dignas de aparecer en una película de los Hermanos Marx.

– “Todos tenéis que ser felices, porque todos somos iguales, los calvos y los que tenéis pelo”.

– “Ahí fuera hay miles y miles de enemigos”.

– “Son ustedes muy amables y muy agradables” (a los periodistas, el día después).

Amigos
El 22 de octubre, obviando las fuertes vinculaciones que la trama parece tener con importantes dirigentes del PP, incluido él mismo, Camps se defendió atacando y aseguró que, “al final, los socialistas dejarán el Gobierno por dos ‘ges’, los GAL y Gürtel, esta caso les arrastrará así que deje usted de difamar ”. Camps, quien aparece en conversaciones intervenidas por la Policía llamando al supuesto jefe de la filial valenciana de la red, Álvaro Pérez El Bigotes, “amiguito del alma”, se atrevió a desvelar que las empresas vinculadas al caso “son en realidad amigas de La Moncloa”.

La última
“Cuando yo estaba mal y sufría, pensaba en ti y me animaba. Mariano, tú eres mi escudo”. Esta es la última frase disparatada que ha pronunciado Camps. Lo hizo el pasado martes en el Comité Ejecutivo Nacional del PP. (Más frases en el blog de Ignacio Escolar, www.escolar.net).

jmgarrido@elplural.com