La emisora de los obispos ataca con saña a la nueva portavoz del PP.

 POLÍTICA

La emisora de los obispos ataca con saña a la nueva portavoz del Partido Popular

César Vidal: A Soraya “le van a partir la bonita cara que tiene a las primeras de cambio”

JOSÉ MARÍA GARRIDO

El nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como nueva portavoz del Grupo Parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados no ha sentado bien la COPE. El director y locutor de La Linterna, César Vidal, ha sido uno de los periodistas que con más saña ha criticado a Santamaría.

<!–

“Para ser portavoz hay que ser un sujeto bragado, agresivo, y duro. Es decir, lo que era en su día Zaplana, que lo hizo muy bien”, manifestó en el día de ayer César Vidal, para quien la portavocía del PP no es una cuestión de ganas, sino “una cuestión de valer para el cargo”.

“Partirle la cara”
Aunque aseguró en reiteradas ocasiones que desearía equivocarse, el locutor de la emisora propiedad de la Conferencia Episcopal auguró que a Soraya Sáenz de Santamaría los socialistas “le van a partir la bonita cara que tiene a las primeras de cambio”.

Más críticas en la COPE
Las tesis defendidas por César Vidal son similares a las que horas antes se esgrimieron en La Tarde. Cristina López Schlichting se cuestionó si Santamaría tendría “la fuerza suficiente” para afrontar “un toro grande y muy difícil”. Isabel San Sebastián fue más allá y relató que Pizarro estaba muy molesto por la elección de los cargos porque no era “una renovación” sino un “blindaje” con una “guardia pretoriana de incondicionales”.

Encuesta negativa
Durante el programa vespertino de la COPE también se difundieron los resultados de una encuesta interna según la cual el 53% de los oyentes no aprobaba la designación de Soraya como portavoz y el 23% consideraban que el cargo de portavoz es irrelevante.

Deprimirse o exiliarse
Pero sin duda, las críticas más duras se produjeron en La Linterna. Aparte de los comentarios de César Vidal, uno de loso notables de la teoría de la conspiración, Luis del Pino, se mostró “extraordinariamente preocupado” y se llegó a cuestionar si la mejor opción para su futuro es la de “deprimirse o exiliarse”. “El PP ha perdido la iniciativa. Para lo de hoy no hacía falta esperar 15 días”, sentenció Ignacio Villa, jefe de los servicios informativos de la COPE.

jmgarrido@elplural.com

Anuncios

¡QUE VENGAN LOS LOQUEROS!, LA COPE AFIRMA QUE LA AYUDA AL ALQUILER PARA LOS JÓVENES PUEDE DESINTEGRAR LA FAMILIA.

0000003280.jpg

09/01/2008

Justifican la oposición a la Ley “por muy democrática que sea”

La COPE afirma que la ayuda al alquiler ¡pretende “desintegrar” a la familia!

ELPLURAL.COM

Diferentes blogs periodísticos se han hecho eco de los intentos de la cadena de los obispos para justificar la concentración en defensa del modelo de familia cristiana con la que la Iglesia cerró 2007 simbolizando así su oposición al Gobierno socialista. El pasado jueves llegaron a asegurar que la ayuda al alquiler pretende en realidad “desintegrar” la familia, y justificaron su oposición a cualquier ley “por muy mayoritaria o democrática que sea, que tampoco es por una mayoría excesiva” comparándolas con la “democracia” del estalinismo o el nazismo. Luis del Pino, impulsor de las teorías de la conspiración, recurrió al victimismo para asegurar que el Gobierno ha atacado con más “furibundez (sic)” la manifestación de Rouco Varela que a los etarras que asesinaron a dos guardias civiles recientemente.

Los tertulianos de La Mañana de la COPE se esforzaron el pasado jueves 3 de enero en paliar la ausencia de Jiménez Losantos y compitieron en radicalismo en sus intentos de justificar la concentración que Rouco Varela convocó el 30 de diciembre en defensa de la familia cristiana, y que derivó en un acto de oposición al gobierno socialista.

Mensaje gubernamental: “la familia te oprime”
Como han recogido en sus blogs el director de Público, Nacho Escolar, o el periodista de la SER Fernando Berlín, el ex rector de la Universidad San Pablo CEU José Raga aseguró que la ayuda al alquiler “es una forma de desintegrar a la familia” con el que se lanza el mensaje al joven de que “no sigas sometido a lo que significa la familia, la familia te oprime” y que no se “preocupe” por la falta de dinero ya que “el Gobierno te da doscientos euros para ayudarte a pagar un alquiler”.

Como Stalin o Hitler
Este fue solo uno de los argumentos empleados por los tertulianos para explicar la oposición sistemática de la Iglesia a las leyes sociales del gobierno. De hecho, el propio Raga, para justificar la concentración de Rouco en defensa de la familia cristiana había asegurado previamente que no se puede “pensar que una ley que ha sido aprobada por medios democráticos es justa y moralmente aceptable”. “¿Por qué criticamos entonces las leyes de Stalin o de Hitler, o es que no fueron aprobadas democráticamente?”, concluyo el tertuliano, comparando así las leyes del estalinismo o del nazismo con las aprobadas por el Congreso español.

“Crítica a los tiranos”
Otro de los tertulianos incidió en esta línea al intentar explicar que la Iglesia no propone “integrismo”, sino que “cuando critica una ley por muy mayoritaria o democrática que sea, que tampoco es por una mayoría excesiva, recoge esa tradición que está en la base de las libertades y la democracia”, que es la de la separación de Estado e Iglesia pero también “la crítica a los tiranos”.

Luis del Pino y la “furibundez”
También se encontraba presente en el programa de la COPE Luis del Pino, uno de los más activos defensores de la teoría de conspiración y que sigue manteniendo tras la sentencia que se desconoce la autoría de los atentados. Del Pino asimiló Iglesia católica española y terrorismo etarra al declarar su sorpresa por la “furibundez (sic) de los ataques del Gobierno a los obispos. Según él, “compara uno la intensidad de los ataques a la Iglesia por convocar una manifestación y la intensidad de los ataques a los terroristas por asesinar a dos personas y uno se da cuenta de a quiénes consideran sus verdaderos enemigos estos neoprogres”.

DEFIENDE EL DERECHO A LA INFORMACIÓN: PIDE LA RETIRADA DE JIMENEZ LOSANTOS DE LA MAÑANA DE LA COPE.

Por Don Ricardo, hace 2 años y 7 meses

Defiende el derecho a la información: pide la retirada de Jiménez Losantos de La Mañana de la COPE

Nosotros, ciudadanos libres y preocupados por el clima político en que se está sumiendo poco a poco la sociedad española; demócratas convencidos; afines a diversas ideologías políticas a derecha e izquierda; creyentes y no creyentes, ateos y agnósticos, católicos y fieles de otras confesiones, nos dirigimos a la Conferencia Episcopal española para realizar las siguientes reflexiones.

Puedes firmar esta petición aquí.1. El derecho a la información corresponde a todos y a cada uno de los ciudadanos y a la sociedad en su conjunto. La prensa, la radio y la televisión, así como quienes en ellos desarrollan su labor profesional son los mediadores de este derecho de la sociedad y tienen por ello una importantísima responsabilidad: contribuir a la formación de la opinión pública desde el ejercicio de la información.

2. La libertad de información es el contrapunto del derecho a la información. Si éste corresponde a los ciudadanos, la primera pertenece a los medios y a los periodistas. La correcta combinación de ambas es lo que da lugar a la una información realmente libre y eficaz. Sin el adecuado ejercicio de las libertades de información y expresión por parte de los periodistas y de los medios, la opinión pública queda secuestrada.

3. Sin renunciar en ningún caso a la libre expresión de sus ideas -que es derecho inalienable, pero también obligación ineludible, de los periodistas y de los medios de comunicación- los informadores deben tomar cierta distancia del objeto de la información para evitar implicaciones personales que les impidan realizar su trabajo con honestidad. Si la objetividad es inexigible por imposible, los ciudadanos sí podemos reclamar a quienes administran nuestro derecho a la información que lo hagan desde la honestidad y con veracidad, y que nos proporcionen todos los datos que necesitamos para formarnos libremente una opinión y poder comprender la actualidad.

Igualmente, estamos en situación de reclamar a los medios de comunicación y a los periodistas que no oculten los legítimos intereses que les mueven; que no utilicen prácticas propagandísticas para condicionar la formación de la opinión pública; que separen claramente la información de la opinión; que no empleen los medios de comunicación como instrumento meramente político; que no contribuyan a la división de la sociedad y al enfrentamiento entre los ciudadanos, y que no caigan en la difamación de las personas.

4. El Catecismo de la Iglesia Católica, entre su párrafos 2.493 a 2.499 se refiere al «uso de los medios de Comunicación Social». En el párrafo 2.494, hablando del derecho de la sociedad a una información «fundada en la verdad, la libertad, la justicia y la solidaridad» recuerda que «el recto ejercicio de este derecho exige que, en cuanto a su contenido la comunicación siempre sea verdadera e íntegra, salvadas la justicia y la caridad; además, en cuanto al modo, ha de ser honesta y conveniente, es decir, debe respetar escrupulosamente las leyes morales, los derechos legítimos y la dignidad del hombre, tanto en la búsqueda de la noticia, como en su divulgación». Un poco más adelante, en el párrafo 2.497, el Catecismo señala que los responsables de los medios de comunicación «tienen la obligación, en su difusión de la información, de servir a la verdad y de no ofender a la caridad. Han de esforzarse por respetar con una delicadeza igual, la naturaleza de los hechos y los límites y el juicio crítico respecto a las personas. Deben evitar ceder a la difamación». Más adelante, en el párrafo 2.498 se señala que «nada puede justificar el recurso a falsas informaciones para manipular a la opinión pública mediante los mass-media», mandato que si bien se dirige a la «autoridad civil» es trasladable, sin duda, a los responsables de los medios de comunicación.

5. El programa La Mañana de la cadena COPE, dirigido por Federico Jiménez Losantos, se caracteriza por el insulto y la bronca permanente contra todo aquel que no sea adepto a sus posiciones, así como por su tono siempre crispado y tenso. Además, el periodista utiliza todos los días un programa de carácter informativo como su tribuna política personal. Cualquiera que escuche habitualmente La Mañana de la COPE reconoce sin dificultad el ánimo de crispar a la sociedad y de crear enfrentamientos, calificando permanentemente de cómplices del terrorismo y de enemigos de las víctimas a los partidos democráticos que apoyan al Gobierno de la Nación y a todas las organizaciones y personas que no coinciden con sus postulados. Rectores universitarios, cargos públicos, organizaciones políticas y sindicales, y últimamente hasta el filósofo Fernando Savater, icono de la resistencia cívica contra ETA, son cada mañana blanco del periodista.

6. Entre el legítimo derecho a la libertad de expresión -que no lo olvidemos, no pertenece en exclusiva a los periodistas, sino que es patrimonio de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas- y el abuso de este derecho poniéndolo al servicio de sus intereses ideológicos y políticos personales, aprovechando para ello una tribuna a la que tiene acceso para cumplir con las obligaciones profesionales que, como periodista, tiene contraídas con la sociedad, hay un trecho muy largo, y Federico Jiménez Losantos lo ha recorrido con creces. Por otra parte, la práctica diaria que Jiménez Losantos hace del periodismo contradice todos los principios que sobre la comunicación social están recogidos en el catecismo de la Iglesia Católica y que hemos reseñado más arriba.

Por todas estas razones, los firmantes de esta petición solicitamos a la Conferencia Episcopal Española que, sin necesidad de variar la línea editorial de la cadena COPE, y sin tener por qué renunciar a la realización todas aquellas críticas que crea necesarias al Gobierno de la Nación, a los partidos políticos que lo apoyan o a otras instancias o instituciones que considere criticables, desautorice la práctica profesional de Federico Jiménez Losantos y le retire de la dirección del principal programa informativo de la cadena COPE.

Mientras esto no ocurra, quienes firmamos esta petición, pertenecientes al más amplio abanico de sensibilidades políticas, culturales y religiosas y conscientes de que una parte muy importante de la audiencia de La mañana de la COPE procede de quienes, con curiosidad morbosa, sintonizamos la emisora de los obispos para escuchar los exabruptos y las andanadas matinales de Jiménez Losantos, procuraremos no hacerlo en el futuro, lo que ponemos en público conocimiento para que tomen buena nota de ello los anunciantes de su cadena.

Puedes firmar esta petición aquí.

 

Visto en A Sueldo de Moscú.

EL NIÑO QUE PROVOCÓ AL OBISPO.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    29/12/2007

 

El niño que provocó al obispo

 

Una semana más me veo en la obligación de salir en defensa de la Santa Madre Iglesia. Es una tarea gustosa, no se vayan ustedes a creer, pero además viene forzada por el merecido descanso que estos días disfrutan mis entrañables amigos y figuras titulares de la COPE, Federico y César.

Las acertadas palabras del obispo de Tenerife, don Bernardo Álvarez, refiriéndose a la constante provocación sexual a la que nos vemos sometidos los adultos por los insolentes adolescentes y a la evidente equiparación entre homosexualidad y pedofilia, han sido utilizadas por la izquierda, como era de esperar, para atacar la idea que la Iglesia sostiene sobre un asunto tan peliagudo como el del las desviaciones sexuales.

Créese la izquierda, como en tantos otros temas, poseedora también en éste de un mayor conocimiento que una institución infinitamente más antigua y sabia como la Iglesia. Y digo yo, como dirían sin duda César o Federico si estuvieran aquí: ¡Hasta ahí podíamos llegar! No hay institución mundial que haya recibido más denuncias por pederastia, ni que cuente con una mayor proporción de homosexuales entre sus miembros (dicho sea esto con el mayor de los respetos) que la Iglesia católica. Luego cabe deducir que nadie, como la Iglesia, puede hablar con mayor propiedad y conocimiento de estos asuntos.

Si el obispo de Tenerife afirma, y cito textualmente, que: “Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”, es que es tan cierto como que María era virgen y madre de Jesucristo. Sin duda alguna, para afirmar algo así, el señor obispo debe hablar no de oídas, si no desde la experiencia personal. No dudo que el señor obispo pudo contenerse ante la provocación, pero no todos los adultos tienen una fuerza de voluntad como la suya, por lo que insto desde aquí a las fuerzas de seguridad del Estado a la inmediata localización y detención de ese o esos niños de trece años que se han permitido provocar a la más alta representación de Dios en la afortunada isla.

EL PP PUSO EN MARCHA EL VENTILADOR DE LA IGNOMINIA SOBRE EL 11-M Y, AHORA, DEBERA RESPONDER ANTE EL ELECTORADO.

carlos_carnicero.jpg

POLÍTICA

 27/12/2007

El PP actuó como ventilador de la conspiración del 11-M y tendrá que responder por ello el 9-M

El año en que se disolvió la ignominia

No existen antecedentes en ningún país de la Europa Occidental, en ninguna democracia estable. Lo ocurrido durante tres años y medio, desde la mañana del 11 de marzo de 2004, cuando estallaró el racimo de bombas en la estación de Atocha, hasta la publicación de la sentencia del 11-M, pasará a la historia de la ignominia, quedando retratados para siempre los políticos y periodistas que pasando por encima de la dignidad de las víctimas, intentaron que la mentira quedase establecida como verdad. Su pretensión ha quedado frustrada por la contundencia de los hechos. Pero no han pedido perdón ni piensan hacerlo.

Ha existido una mixtura de cobardía colectiva y una ley del silencio impuesta por los poderosos medios de comunicación que han participado en la conjura. La ignominia se ha disuelto en la contundencia de la sentencia judicial, pero los culpables de esta conspiración todavía no han pagado sus fechorías. La estrategia emprendida ahora por los oficiantes de esta confabulación es dejar que el tiempo pase y suavice los efectos insoportables de la vergüenza. Pero ellos no se dan por aludidos.Estrategia del olvido
La gran tragedia de España es que no existe todavía un Rubicón que determine la imposibilidad de retorno en las conductas como las que estamos analizando. El miedo a los poderosos medios de comunicación ultra conservadores, al poder de la Iglesia Católica, a las practicas abominables del periodismo que realiza El Mundo, ha impedido una respuesta de repudio a estas formas de actuación. Y ahora el silencio y la retirada paulatina, sin reconocer los hechos, pretende que mediante el olvido se evite la petición de responsabilidades.El PP, con los conspiradores
Las próximas elecciones del mes de marzo son un factor decisivo para la exigencia de responsabilidades políticas. El PP ha desarrollado las dos terceras partes de la legislatura apoyando sus políticas en dos pilares indignos. De una parte, la teoría de la conspiración pretendía una sórdida empresa de encubrimiento de la presencia de ETA en el atentado de Atocha. No importó sembrar la sospecha sobre policías, guardias civiles, fiscales y jueces. Sin aportar ni siquiera una prueba o un indicio razonable, el ventilador de la sospecha la extendía recurriendo a inventos periodísticos, a pruebas fabricadas y pagadas a delincuentes que finalmente quedaron condenados.

Pretendida rendición ante ETA
La otra pieza fundamental de la estrategia del PP era la pretendida rendición del Gobierno a ETA. Sucesivas manifestaciones convocadas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) increpaban al Gobierno, fortalecían a ETA y sembraban la división entre los españoles. Los hechos también se han impuesto sobre estas pretensiones. Ahora, la firmeza del Gobierno en la lucha contra ETA, la eficacia policial y la excelente colaboración francesa son un rotundo desmentido de esta parte de la estrategia del Partido Popular.

Rajoy baja en popularidad
La tozudez de las encuestas sitúan a Mariano Rajoy en los límites más bajos de la popularidad en los que nunca se ha asentado un líder de la oposición. La angustia en el PP ante las próximas elecciones es tanta que el debate se centra en si Alberto Ruiz-Gallardón ira o no en las listas electorales. Lo que pudiera colaborar en la salvación de Mariano Rajoy es al mismo tiempo la máxima amenaza para su futuro.

El PP no tiene nada que ofrecer
Con las dos piezas básicas de la estrategia popular –la teoría de la conspiración sobre el 11-M y la rendición del Gobierno a ETA- totalmente diluidas por la rotundidad de los hechos, el PP se presenta a las próximas elecciones sin nada que ofrecer. Lo peor que tienen las catástrofes anunciadas y los Apocalipsis amenazadores es que tienen que cumplirse para que surtan efectos. Y aquí, de lo que predicaban estos amorales, no se ha cumplido nada.

C.C.

ROUCO VARELA, EJERCE MÁS DE GURÚ DE FAES QUE DE ARZOBISPO DE MADRID.

enric_sopena1.jpg

23/12/2007

En enero la jerarquía eclesiástica prepara dos obuses más apuntando a la línea de flotación de Zapatero

Rouco Varela, más gurú de FAES que cardenal de Madrid

La jerarquía católica española -mayoritariamente conservadora- no ceja en su pertinaz acoso al Gobierno actual, lo que hace con obvia voluntad de derribo. Rouco Varela ha organizado para finales de enero una gran movilización en favor de la familia. Por otra parte, la Universidad San Pablo CEU de Madrid (confesionalmente católica) ha montado un nuevo Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo que se celebrará los días 22 y 23 del citado mes. Se trata de dos obuses más que serán lanzados apuntando a la línea de flotación de José Luis Rodríguez Zapatero.

Hasta el último minuto. Los jerarcas eclesiásticos, sólidos aliados del PP –como se demuestra sin apenas esfuerzo gracias a la COPE-, no dan todavía la batalla por perdida. No se entienden ambas movidas sin la jornada electoral del 9 de marzo. La mezcla del factor religioso integrista con el fundamentalismo de la AVT pretende ser explosivo. Busca romper como sea el clima de derrota que se respira en el Partido Popular y sus aledaños, con un Rajoy al que –según informamos en El Plural- no le sale bien ni su página Web.

Con artificio o disimulo
Intentan que Zapatero caiga en una celada. Se esfuerzan en montarle al presidente un engaño o fraude, preparado con artificio o disimulo. Por ejemplo, si no acude al citado Congreso, será insultado a mansalva por su desdén, desprecio o, una vez más, traición a las víctimas del terrorismo. En esta ocasión, ABC ha levantado ya la veda. Pero si Zapatero se presenta en el recinto del Congreso será recibido con broncas, pitidos y todo género de vejaciones. He ahí -se dirá desde los púlpitos del odio- la prueba del nueve de hasta qué punto Zapatero ha perdido el más mínimo crédito.

Objetivo prioritario
En cuanto a la concentración para defender a la familia, nadie debe dudar de cuál es el objetivo prioritario y principal de la misma. No deja de ser un pretexto o coartada para arremeter -implícita y explícitamente- contra la política de la izquierda. En el cóctel de la demagogia clerical se dará cabida a los matrimonios homosexuales, a los llamados divorcios exprés y a la presunta potenciación del aborto. El brebaje incluirá la pócima de la asignatura Educación para la Ciudadanía, cual si hubiera estado inspirada por el mismísimo Belcebú con el fin de difundir los bondades de no se sabe qué totalitarismo entre los niños y niñas de las escuelas de España.

Desde tiempos remotos
Los herederos o sucesores directos de aquellos prelados que paseaban bajo palio a Francisco Franco y que guardaron silencio cómplice durante cuarenta años a cuenta de la Formación del Espíritu Nacional conspiran -¿en nombre de qué Dios?- para liquidar a Zapatero y entronizar a Mariano Rajoy. La Iglesia católica española ha mantenido desde tiempos remotos fluidos canales de colaboración con la derecha. Y hasta con la extrema derecha, por descontado, la que representaba el régimen franquista.

“Insaciable forajido”
La historia viene de lejos. En su novela A.M.D.G. (1910), Ramón Pérez de Ayala pone en boca de uno de sus personajes, al que describe como “el viejo e insaciable forajido”, esta frase dirigida a su “padre espiritual”: “Padre Anabitarte, no sé cómo hay personas que pueden vivir sin religión”. Y la respuesta fue la siguiente: “No son personas, que son bandidos, don Anacarsis.”

Lamentable espectáculo
En otro contexto, y tras la frustrada esperanza del Concilio Vaticano II, sepultado en la práctica por el integrismo, continúa el lamentable espectáculo de ver cómo los máximos dirigentes de la religión católica –con beneméritas aunque aisladas excepciones- apoyan a las “personas” y repudian a los “bandidos”. Las “personas”, las buenas personas, son los conservadores. Los “bandidos”, los malos, son los progresistas. Rajoy es bueno. Zapatero, malo. Tal es el fruto de la manipulación interesada de cualquiera de los evangelios. Rouco Varela más parece uno de los gurús de la FAES que el cardenal de Madrid.