LA SECRETARIA DE ESTADO FRANCESA DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE, RAMA YADE, APUNTA UN BOICOT A LA APERTULA DE LA OLIMPIADA DE PEKIN SI SIGUE LA REPRESIÓN EN EL TIBET.

0200027b.jpg

FRANCIA NO DESCARTA UN BOICOT A LA CEREMONIA DE APERTURA DE LOS JUEGOS DE PEKÍN, SI CONTINÚA LA REPRESIÓN EN EL TIBET, SEGÚN LA SECRETARIA DE ESTADO DE LOS DERECHOS HUMANOS…

La secretaria de Estado francesa de los Derechos del Hombre, Rama Yade, se ha manifestado a favor de un boicot a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín si la represión china produce un baño de sangre en el Tíbet.

“Si hay un baño de sangre…”.Según informan las ediciones digitales de la prensa francesa, Rama Yade declaró que “si hay un baño de sangre en Tíbet, no veo qué voy a hacer yo en unas gradas observando una manifestación deportiva”. La posición oficial francesa sigue siendo que no cabe ser más papista que el Papa en este asunto, puesto que el propio Dalai Lama no ha llamado formalmente a un boicot de las Olimpiadas.

Reporteros Sin Fronteras por el boicot. La posición expresada por Rama Yade coincide con una propuesta lanzada por Reporteros sin Fronteras, consistente en boicotear sólo la ceremonia de apertura del 8 de agosto. Sin embargo, el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, a cuyas órdenes está Rama Yade, ya calificó esta idea de “no mala”, pero “irrealista” porque “la hostilidad de cara a nuestros amigos chinos no compensaría. Inventemos otra cosa”. Por contra, entre quienes se han pronunciado por un boicot total a los Juegos de Pekín figuran dirigentes socialistas como el ex ministro de Cultura Jack Lang, que ha denunciado la “cobardía internacional”, y el filósofo Bernard Henri Lévy.

TÍBET: YA NO QUEDA NI UN SOLO CORRESPONSAL EXTRANJERO. APAGÓN INFORMATIVO.

783403.jpg

Ya no queda ni un sólo corresponsal extranjero en el Tíbet

EFE. 20.03.2008 – 11:26h

  • Las autoridades chinas expulsan a los últimos periodistas foráneos: dos reporteros alemanes.
  • Antes habían recibido serias amenazas de funcionarios chinos.
  • Tras esto, toda la información internacional sobre la revuelta tibetana se realiza desde Pekín.

Minuteca todo sobre:

Las autoridades chinas han expulsado de Tíbet a dos periodistas alemanes, los dos últimos corresponsales extranjeros que permanecían en la región desde que estallaron las revueltas.

Un alto funcionario nos amenazó

Se trata del enviado del semanario ‘Die Zeit‘ y el diario ‘TAZ’ Georg Blume; y de la colaboradora de la revista austríaca ‘ProfilKristin Kupfer. Según relató Blume la expulsión se produjo después de que “un alto funcionario nos amenazara con retirarnos el permiso de residencia en China”.Ambos periodistas habían desoído durante varios días las exigencias de la policía local de que abandonaran el país, pero finalmente y tras la amenaza de ser expulsados no sólo de Tíbet sino de China, decidieron acatar las órdenes. Previamente, habían sido expulsados de Lhasa el corresponsal de la revista ‘Economist‘ James Miles y varios periodistas de Hong Kong.

El último reportaje

En su edición de este jueves, el diario berlinés ‘TAZ’ incluye un amplio reportaje de Blume en el que recoge las declaraciones de un joven tibetano que participó en las manifestaciones sangrientas de la semana pasada.

China es el peor país del mundo

El joven, cuya identidad permanece anónima por temor a sufrir represalias, asegura que el origen de las protestas juveniles fue una reacción espontánea al asesinato de siete monjes manifestantes de manos de la policía militar china en un templo cercano a la capital.El testigo relata que una vez que se desencadenó la cólera no hubo contención y todas las tiendas que se sospechaba que podían ser propiedad de chinos fueron asaltadas e incendiadas. El citado joven sostiene que China es “el peor país del mundo” y que los empresarios chinos explotan a los tibetanos.

Artículos relacionados

VELAS EN BARCELONA PARA DAR LUZ AL TÍBET.

conflictos-internacionales.jpg

Un centenar de personas marchan con velas por Barcelona para dar luz al Tíbet

16/03/2008 | Actualizada a las 20:50h

Barcelona. (EFE).- Un centenar de personas han marchado hoy por las calles de Barcelona con velas para dar luz simbólicamente al Tíbet en unos momentos de oscuridad en el país asiático, que sufre la represión del Ejército chino.

  • El Dalai Lama denuncia que el Tíbet está sufriendo un “genocidio cultural”
  • Aumentan los muertos en el Tibet mientras el Dalai Lama denuncia “genocidio cultural”

     

    El director de la Casa del Tíbet en Barcelona, Thubten Wangchen, ha manifestado su “tristeza” y su “terror” por los altercados en la capital tibetana, Lasha, y en algunos templos del país, donde los monjes están encerrados debido al toque de queda decretado por las autoridades chinas.

    Thubten Wangchen ha apelado al diálogo para solucionar la crisis, a la que ha culpado a “ambas partes”, aunque ha matizado que las primeras manifestaciones de los monjes fueron pacíficas, mientras que los chinos respondieron con tropas “machacando” la población.

    La capital tibetana vive estos días los peores disturbios de las dos últimas décadas, después de varios días de protestas de los monjes budistas, que comenzaron el pasado 10 de marzo para recordar el aniversario de la rebelión tibetana contra Pekín en 1959, que fue aplastada por el Ejército chino y acabó con la huida al exilio del Dalai Lama.

    Los enfrentamientos entre los manifestantes y el ejército chino ha provocado 80 muertos, según el Gobierno tibetano en el exilio, con sede en la ciudad india de Dharamshala, pero las autoridades chinas sólo hablan de una decena de fallecidos.

    Thubten Wangchen ha explicado a Efe que todavía no han podido hablar con los familiares que se encuentran en el país ya que las autoridades chinas cortan las comunicaciones telefónicas.

    Para todas las víctimas mortales de la escalada de violencia, los manifestantes han realizado una serie de oraciones en el templo de la Fundación Casa del Tíbet de Barcelona minutos antes de iniciar la marcha, que ha transcurrido por las calles del centro de la ciudad hasta la plaza Universidad, donde se ha realizado una breve vigilia.