Zapatero pide la participación electoral para derrotar en las urnas la crispación el PP.

POLÍTICA

 

El candidato socialista quiere derrotar en las urnas a la crispación

“Ganar los debates no significa ganar las elecciones. Hacen falta votos”

De todos los miembros de la dirección del PSOE, el más prudente a la hora de hablar de resultados electorales es el propio José Luis Rodríguez Zapatero. En una charla con los periodistas que hemos seguido toda su campaña electoral ha advertido de que “decir que esto está ganado sería falso. Esto está por ganar”. Quiere ganar –dice el presidente del Gobierno, sentado ante un amplio corro de 70 periodistas y dirigiéndose a ellos con la ayuda de un micrófono y altavoces – para derrotar en las urnas a la crispación, aunque no quiere llamar a eso “dar una lección al PP”, pero sí forzar un “cambio de tiempo político”. Busca una mayoría amplia. “¿Absoluta?”, le preguntan. Pero él se cuida de mostrar, siquiera con un gesto, que la cree factible. “Cualquier pronóstico a 3 días de las elecciones sería arriesgado”, se limita a apuntar.

<!–

Rehúsa hablar de vencedores y vencidos en los debates cara a cara con Rajoy y se limita a señalar que “yo salí más cansado del primer debate. El segundo se me hizo corto”. Sorprendentemente y pese a la tensión que se vivió en ambos encuentros, señala que su relación con Rajoy después del último debate siguió siendo distendida: “Incluso estuvimos hablando de León, de mi tierra, porque él acababa de estar por allí…” De Rajoy dice que “le respeto. Es un rival difícil”. Desea que la próxima legislatura haya diálogo con el PP, el que no ha sido posible en esta legislatura y, aunque admite que no se puede atribuir al 100% la crispación de la legislatura a los populares, “la responsabilidad fundamental ha sido del PP”.

Habrá diálogo con Rouco-Varela
También se muestra decidido a hablar con el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco-Varela, “pero después del 9 de marzo”. Por el momento, el arzobispo de Madrid se tendrá que conformar con el telegrama de felicitación que le envió tras conocer su victoria. Eso sí, al presidente del Gobierno no se le olvida desear en voz alta que espera que “ahora que la mayoría que ha expresado su apoyo a Rouco está al frente de la Conferencia Episcopal, eso nos permita tener una relación más fluida”.

Los artistas, con Zapatero
Tras su encuentro con periodistas, Zapatero se encuentra con las personas y Asociaciones que han dado su apoyo a la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ). Se ha dado baños de multitudes a lo largo de toda la campaña, pero confiesa que éste es el acto más emotivo. Le conmueve que dos personas sordas le hablen por signos y le agradezcan su gestión para con este colectivo. También le conmueve, dicho sea de paso, que haya personajes del mundo de la cultura, las artes, el deporte, la ciencia, la investigación, la Universidad, etc. manifestándole su apoyo.

La larga lista de Zapatero
Entre los presentes están Miguel Ríos, Loles León, María Barranco, Concha Velasco, Joaquín Sabina -sentado en un puesto de honor junto a Sonsoles Espinosa-, Víctor Manuel, etc. En el nuevo vídeo, el director de orquesta Daniel Barehnboim, los Nobel de Literatura, José Saramago, o de Economía, Joseph Stiglitz, o el gimnasta olímpico Gervasio Defer, expresan su apoyo a Zapatero y allí, ante Zapatero, el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, hace todo un canto al voto útil, cuando confiesa que siempre había votado al PCE y a IU hasta 2004, momento en el que decidió votar al PSOE. Lo va a seguir haciendo en esta ocasión. Zapatero no olvida marcar diferencias con el PP y Rajoy. Fiel a su eslogan “No es lo mismo”, manifiesta su respeto por todos los deportistas que han apoyado públicamente al PP en esta campaña.

No es lo mismo ganar debates que elecciones
Ya al final del día Zapatero cierra la jornada como la empezó: tratando de luchar contra los excesos de optimismo de los suyos. En Badajoz le animan y jalean. Corean su victoria frente a Rajoy en los debates en televisión. Pero Zapatero les responde con una advertencia: “Ganar los debates no significa ganar las elecciones. Hacen falta votos”.

Esther Jaén es periodista y analista política

Anuncios

FRAGA, EL PAPEL HIGIENICO Y EL LIBRO BLANCO DEL DEBATE. (bajatelo con un clic)

000000122147.jpg

http://www.psoe.es/download.do?id=122146

El lunes por la noche parece ser que hubo un debate que siguieron casi 12.000.000 de personas a través de las cadenas de televisión y no sabemos cuantos millones por la rádio o por internet. Ante medio mundo, el Presidente del Gobierno y candidato a la Presidencia del Gobierno por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodriguez Zapatero afirmó, antes de darle un repaso a Mariano Rajoy, candidato del PP y de toda la derecha mas carca y ultramontana de Europa que todos los datos en los que iba a apoyar su argumentación el candidato socialista estaban recogidos en un libro blanco que estaría a disposición de los ciudadanos y de la própia moderadora del debate.

Hoy, como siempre y en tronba, se ha despertado la caverna con la consigna de denunciar que no existía ese Libro Blanco que anoche fué la base de las intervenciones de Zapatero. Los medios de comunicación episcopales y aquellos que ni a regañadientes han podido reconocer la verdad de una derrota de Rajoy sin paliativos, han puesto en duda el compromiso de Zapatero.

 Don Manuel Fraga, Presidente de Honor del Partido Popular y persona venerable por su edad y condición, ha llegado al paroxismo de la mala educación al afirma que va a utilizar el Libro Blanco de Zapatero como papel higienico; noble cometido cuando no se tiene nada mejor a mano en caso de urgente necesidad pero, en boca de Fraga, es un exabrupto imprópio de una persona de su trayectoria política y el exponente de una mala educación que solo refleja la exasperación ante la verdad de Zapatero y la inminencia de una derrota del PP en la urnas, el próximo día 9 de marzo, con una participación masiva del electorado que está ya muy cansado de soportar cuatro años de provocaciones, deslealtades, mentiras y crispación que han sido rematadas por la escatológica chicuelina de Don Manuel; solo que, al insigne gallego le ha cogido el toro: El libro blanco que utilizó Zapatero está en la web oficial del PSOE, el Presidente del Gobirno de España y candidato del PSOE ha cumplido su palabra y alguien tendrá que limpiarse el culo con las mismas hojas de los periodicos que, de consuno, han estado siguiendo todos estos años la política innoble de un partido, el PP, que a pesar de las evidéncias no acaba de digerir que los españoles le dijeron que se fuera a su casa en 2003 y han tensado la vida social hasta extremos solo explicables desde el odio y la irracionalidad. Son los patriotas de la insidia, la mentira y el insulto que se han visto ungidos por los oleos salvadores de una Iglesia absolutamente de espaldas al Evangelio que predican mientras la púrpura da la espalda a las personas que sufren las injusticias de un mundo que contribuyen a destruir con su falta de compromiso real con débiles y con los millones de pobres. Seguramente no buscarán entre ellos a la niña de Rajoy.

Pues bien, callensé las trompetas de Jericó y los vates del Apocalipsis. Si son ustedes tan amables, busquen en el enlace www.psoe.es o hagan un simple clic en el enlace que subraya la fotografía de zapatero en este post y tendrán 157 páginas que dan cumplimiento a la palabra dada de quien merece ser, de nuevo, el Presidente del Gobierno de España: José Luis Rodriguez Zapatero.

Lo de Fraga y compañeros martires, lo dejaremos en el rincon de los asuntos de la España negra y maleducada  que los españoles queremos olvidar. Por cierto, si es tan amable el señor Rajoy que me diga lo que ha subido el papel higienico en estos cuatro años, porque igual se ha puesto tan caro que ha dejado fuera del alcance de los bolsillos de los capitostes del PP este elemento tan básico para la higiene corporal.

Vicent Vercher Garrigós

Responsable de Estratégia y Comunicación/Comité Electoral Comarcal PSPV-PSOE

La Costera-Canal de Navarrés.

SERIA BUENO PARA LA DEMOCRÁCIA UNA DISCULPA DE FRAGA.

(Fraga, sobre el libro blanco de ZP: “Quiero una copia para usarla como papel higiénico”)

AGENCIAS. 04.03.2008 – 17:13h

ZAPATERO GANA, DE LARGO, EL SEGUNDO DEBATE.

1204583004246debate4c4.jpg

FERNANDO GAREA – Madrid – 04/03/2008 00:59
Zapatero salió ayer dispuesto a no dejar pasar ni una para dar la vuelta esta vez a las acusaciones de Rajoy.

El candidato del PSOE, más contundente, hizo en el segundo debate lo que no hizo en el primero, devolver todos los golpes.

Sobre todo, en el caso del terrorismo, donde Rajoy esta vez intentó ser menos agresivo y omitió la expresión de la agresión a las víctimas, pero terminó cayendo en la trampa de debatir sobre Irak y defender aquella guerra.

Zapatero estuvo mejor ayer y no cometió errores. Rajoy no ganó y eso le hizo perder. “Miente siempre y en todo lugar”, le dijo Rajoy a su oponente con reiteración.

El líder del PP se empeñó en pedirle opinión sobre un expediente en Catalunya a un comerciante que rotuló en castellano

“Usted engaña y utiliza siempre el terrorismo”, le contestó Zapatero sin eludir esta vez la respuesta a las acusaciones.

Sí fue una repetición del primero en los asuntos en los que cada uno puso más énfasis: Zapatero habló de desaceleración económica y de política social y Rajoy quiso centrar el enfrentamiento en la subida de precios, la inmigración, el terrorismo y el modelo de Estado.

Ayer fue muy distinto el debate porque el candidato del PSOE intentó poner en primer plano las propuestas de futuro.

Rajoy siguió anteponiendo la crítica a la situación social y económica actual, sin salirse del guión del panorama negro y catastrófico.

Fue igual de duro el cara a cara, pero, al menos, estuvo trufado de futuro y propuestas y fue mejor.

Acuerdo sobre terrorismo

El momento más agrio volvió a ser el del terrorismo. Esta vez Zapatero dio la vuelta a la acusación con un primer golpe de efecto: sea cual sea el resultado de las elecciones ofreció apoyo al Gobierno sobre terrorismo sin condiciones, “haga lo que haga”.

Y un segundo golpe porque le acusó de utilizar siempre el terrorismo, incluyendo el 11-M y sobre todo, la guerra de Irak, cuando el Gobierno de Aznar y de Rajoy utilizó como excusa la lucha contra el terrorismo islamista.

Rajoy respondió condicionando el apoyo al Gobierno sobre terrorismo a que sea para “derrotar a ETA, no para negociar” y le acusó de desbaratar la política anterior que dejó a la banda más débil que nunca.

A continuación el candidato del PP se metió en un lío cuando intentó argumentar que Zapatero, que sacó las tropas de Irak, apoyaba la invasión. “¿Sigue apoyando la guerra de Irak?”, le preguntó Zapatero y Rajoy respondió con las resoluciones posteriores de la ONU.

“Esto sí que es una exclusiva mundial, yo apoyé la guerra”, dijo Zapatero con ironía, al comprobar que le había dado resultado la trampa.

El candidato socialista arriesgó hasta el límite, o quizás lo traspasó, al utilizar un argumento que nunca se había atrevido a emplear, el del número de muertos en cada legislatura. “¿Qué política antiterrorista prefiere? ¿Esta en la que ha habido cuatro muertos o la de ustedes en la que hubo 238 muertos? Usted utiliza el dolor de las víctimas”, le dijo.

Zapatero: “Ustedes no han superado la derrota electoral”

Rajoy le respondió que cuando se inició esta legislatura ETA llevaba un año sin matar y estaba más débil que nunca.

El siguiente paso fue el 11-M, sobre el que Zapatero le dijo que “mintieron e intoxicaron”, hasta poner en cuestión el Estado de Derecho.

El del PP le respondió que ellos detuvieron a los culpables y le acusó de ganar las elecciones en 2004 gracias al atentado.

“Ni un solo soldado en ninguna guerra ilegal” y “ustedes no han superado la derrota electoral”, dijo Zapatero.

También fue dura la discusión sobre inmigración y, además, quedó clarísima la diferencia ideológica entre ambos.

Primero porque Rajoy lo incluyó como asunto preferente en política social y segundo porque las dos palabras más repetidas en este asunto por el dirigente del PP fueron “orden y control”.

Insistió en los males de la regularización del actual Gobierno y Zapatero le dijo que el PP hizo cinco regularizaciones y, en lugar de ligarlas a un contrato de trabajo, bastaba presentar “la factura del televisor o la de la rueda de una bicicleta”.

Rajoy habló de “grave problema” con la inmigración y se comprometió a que sólo permanezcan en España los que estén en situación legal y con contrato, que se expulse a los delincuentes, que se incremente la ayuda al desarrollo y que se haga una política europea.

Zapatero lamentó que el PP, con el contrato de integración, quiera tratar a los inmigrantes como “presuntos delincuentes”, y aseguró que su política se basa en evitar que salgan de sus países de origen con acuerdos bilaterales, incrementar el control de las fronteras y devolver a los ilegales, también con esos acuerdos. Puso empeño en remarcar la aportación para la encomía de los inmigantes.

Respecto a la economía, Zapatero utilizó tres armas: las cifras macroeconómicas, las palabras de Elorriaga en Financial Times sobre “sembrar dudas respecto a la economía” y siete medidas concretas.

En el turno final, Zapatero se comprometió a “mejorar las cosas”

Rajoy repitió sus argumentos sobre la subida de precios y los gráficos sobre la evolución ascendente del IPC, sin que Zapatero hiciera nada porque “estaban dedicados a hacer cábalas con España y a negociar con ETA”.

Sólo al final, habló de propuestas como la reducción del IRPF y del impuesto de sociedades y el cambio en los organismos reguladores.

Zapatero llevó un libro blanco que aportó teatralmente para mostrar la veracidad de sus cifras e inició su intervención sobre economía con siete medidas concretas: acuerdo social con sindidatos y empresarios, acelerar el plan de infraestructuras, 150.000 viviendas de protección oficial, recolocación de parados de la construcción, pago de 400 euros, ampliación del plazo de hipotecas y acuerdo con el sector de distribución para el autocontrol de precios.

En este punto se enzarzaron durante varios turnos en dos cuestiones: el coste de productos básicos y si el PP se preocupó de la economía desde el inicio de la legislatura y, en concreto, cuál había sido la primera pregunta planteada por Rajoy.

El líder del PP se empeñó en pedirle opinión sobre un expediente en Catalunya a un comerciante que rotuló en castellano.

Reiteró la pregunta al candidato del PSOE y éste respondió sin hablar del caso concreto, pero abriendo el foco a la gestión de su oponente como ministro de Educación, cuando pactó con los nacionalistas y no se preocupó por el castellano.

En el turno final, Zapatero se comprometió a “mejorar las cosas”, dijo que estará “muy cerca de quienes no tengan de todo” y concluyó: “Buenas noches y buena suerte”.

Rajoy se dirigió a los votantes socialistas e insistió en su niña que, según dijo, está en su cabeza y su corazón.

EL PP APUESTA TODO AL DESENCANTO.

1204361273964rajoy_325dn.jpg 

El PP apuesta todo al desencanto

Desvela que su estrategia se basa en”sembrar dudas” sobre economía, inmigración y política territorial

FERNANDO GAREA – Madrid – 29/02/2008 21:57
Me ha fallado. Me ha decepcionado. No le interesan mis problemas. Cada vez es peor”. Estas frases las pronuncia una supuesta votante socialista en el último vídeo del PP, dirigido a las mujeres.

Es la plasmación en imagen y sonido de la estrategia de campaña de Rajoy, basada en intentar desmovilizar a la izquierda, a los potenciales votantes del PSOE.

La campaña innovadora, tal y como desveló ayer Gabriel Elorriaga en el Financial Times, es la de promover la abstención, desalentando a los electores de la izquierda, a base de crear dudas sobre los dirigentes del PSOE en los asuntos esenciales, incluido el terrorismo y la inmigración. se apela al sentimiento.

Elorriaga admite que “el PP tiene una imagen de partido de derechas” y en esta ocasión no hace nada por evitarlo. El objetivo, según Elorriaga, es “hacer flaquear a los votantes socialistas”, porque según su análisis esos electores no votarán nunca al PP. Es más, tienen claro que es difícil que su partido suba y supere su actual porcentaje de voto.

Suelo electoral estable

Su suelo es su techo y permanece estable toda la legislatura, gracias a que ha mantenido movilizados a los suyos con las manifestaciones y la tensión. Por eso, es vital el terrorismo como elemento movilizador de los suyos y desalentador de la izquierda.

La estrategia es desmovilizar a los electores naturales del PSOE haciéndoles ver que Zapatero negocia con ETA, da papeles a los inmigrantes y no ataja las dificultades económicas. Es básico minar su credibilidad y para eso Rajoy le acusó 14 veces de mentir en el debate.

El fundamento es lo que en la izquierda se llama el elector exquisito o disperso, crítico con decisiones del PSOE, al que hay que arrastrar a las urnas.

La duda es qué podrá más la desmotivación de la izquierda o la movilización que provoque en ese sector ideológico ver al PP alejado del centro. Éste último es el objetivo estratégico del PSOE y consiste en presentar al PP como la derecha extrema. Cuando Aznar dirigía el partido que recibió de Fraga siguió al pie de la letra la tesis de que las elecciones se ganan desde el centro, al que él añadió lo de reformista y otros apellidos para reforzar su posición. Ahora el centro ya no es objetivo y no está Gallardón, el programa no tiene complejos y los mensajes de campaña tampoco, aunque los excesos no son patrimonio de los dirigentes del PP.

Síndrome de La Moncloa

En campaña algunos políticos experimentan un empuje irrefrenable hacia la exageracion y el exabrupto. Los aplausos de los incondicionales y el agitar de banderas les transforma y les provoca vértigo. Si esa campaña sigue a una legislatura muy dura y crispada la tentación se convierte en conducta habitual y diaria. Ese desequilibrio se agudiza si se mezcla con otros síndromes como el de La Moncloa, que afecta a los presidentes del Gobierno y les convierte en enfermos crónicos.

Quienes lo padecen viven permanentemente con sentimiento de ser víctimas de una injusticia planetaria por parte de quien usurpa su cargo.

La situación se agrava si se juntan en la misma campaña dos ex presidentes del Gobierno, como ha ocurrido ahora por primera vez en la Historia constitucional. Los dos se sienten un patrimonio de sus partidos y como tal son tratados por los suyos que, además, los protegen por el patriotismo partidario que todos cultivan.

Los dos pretenden ayudar y a veces estorban. A los dos les tienen sin cuidado las consignas, las disciplinas de partido y las estrategias. Están de vuelta de todo y miran por encima del hombro a los que le han seguido, sean de su partido o del otro.

A uno de ellos, Felipe González, se le calentó la boca e insultó al candidato del PP. Le llamó “imbécil”.

 

El otro, Aznar, interpretó a su manera las frases que escuchó a su sucesor durante meses y acusó al Gobierno de seguir negociando con ETA.

A la misma hora que la expresión del ex presidente del PSOE se extendía, el candidato de su partido, Zapatero, se jactaba de no insultar. Y a la misma hora en que el ex presidente del PP lanzaba su acusación de complacencia del PSOE con ETA, alguien con una mochila se dirigía a la sede socialista de Derio (Vizcaya). Poco después el artefacto que llevaba hacía explosión y destrozaba el local.

A la misma hora, en Madrid, un portavoz de una asociación de víctimas del terrorismo acusaba, de nuevo, al Gobierno de complicidad con ETA. Ayer el PSOE dejó traslucir su malestar por la expresión de Felipe González y destacados dirigentes como José Blanco y José Bono la tacharon de “no adecuada” y aseguraron abiertamente que no les gustaba el insulto. González no rectificó y Zapatero le elogió y no se distanció.

A Aznar nadie de su partido le corrigió. Incluso fue jaleado en decenas de actos de su partido y su acusación se extendió como un eco por toda España. Lo oyeron las tres decenas de dirigentes de la izquierda abertzale que están en la cárcel porque fueron detenidos en los últimos meses.

También lo escucharon los ciudadanos que se salvaron de los atentados que ETA ha intentado en los últimos meses y que han resultado frustrados por la eficacia de las Fuerzas de Seguridad, por la impericia de los terroristas o por las dificultades que tiene la banda ahora para formar a sus activistas.

Se incluyen los agentes de la Ertzaintza que se salvaron la semana pasada porque falló la bomba trampa que colocó ETA, a pesar de que, según Aznar, está en tratos con el Gobierno. Lo oyó también Mariano Rajoy que anoche en su mitin de Pamplona insitió en utilizar el terrorismo en la campaña electoral.

LA CENICIENTA Y OTROS CUENTOS DEL PP.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LEONOR JEREZ

    26/02/2008

 

La Cenicienta y otros cuentos de los populares

“La Cenicienta es un ejemplo para nuestra vida por los valores que representa. Recibe los malos tratos sin rechistar y busca consuelo en el recuerdo de su madre”. Cita textual de Ana Botella, en la presentación de su libro de cuentos en el año 2001.

<!–

Este es el concepto de igualdad que se defiende desde las filas del Partido Popular. Esta es la definición del equilibrio de género de la esposa de uno de los máximos dirigentes del PP y cargo electo por su partido en el Ayuntamiento de Madrid. Y yo les digo que nunca, nunca en sus años de gobierno, hicieron nada por avanzar en derechos sociales, ni en propuestas para la consecución de políticas reales de igualdad. No hubo ninguna iniciativa.

El PSOE se ha comprometido realmente mediante la promulgación de diversas leyes, en la conquista y logro de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

La Ley de Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres ha supuesto un paso trascendental del gobierno socialista para alcanzar el equilibrio, la equidad y la corresponsabilidad, tanto en asuntos domésticos y de la vida familiar, como en cuestiones de otra índole: en el plano laboral, salarial, en el acceso a puestos de responsabilidad empresarial, política, etc.

Hemos tenido un gobierno feminista, capaz de reflejar el sentir de las mujeres. Hemos disfrutado de un presidente que ha creído realmente que los hombres y mujeres de este país han de tener los mismos derechos y oportunidades. Y todo ello con la abstención de los representantes de la derecha, que se han echado encima a mujeres de su propio partido. Es más, el PP, demostrando lo poco que le importamos, presenta un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Igualdad.

En nuestra comunidad autónoma, en Canarias, han hecho una escenificación de la poca seriedad con que se toman los principios de esta ley, sacándose de la manga una lista de mujeres en el municipio de Garachico, situado al noroeste de Tenerife. Exhibieron lo poco que les importaba Garachico y su gente, porque hicieron esta pantomima a sabiendas de su nula representatividad municipal; deliberadamente, por sus escasas posibilidades electorales. Se rieron de las mujeres, se rieron de Garachico y se rieron de Canarias. Evidentemente, a estos muchachos de la derecha no se les hubiera ocurrido hacer lo mismo para unas listas al Ayuntamiento de Madrid, porque nunca, y reitero, nunca, hicieron nada para que las mujeres tuviéramos las mismas posibilidades de acceder a puestos de responsabilidad política.

El reflejo de que las mujeres hemos sido una prioridad del PSOE, se proyecta asimismo en la primera ley aprobada en la legislatura de Zapatero, la Ley Integral contra la Violencia de Género, que intenta dar respuesta a las víctimas de la violencia machista criminal. También esta ley ha sido aprovechada como “arma arrojadiza” por la derecha de este país, utilizando el número de mujeres desgraciadamente asesinadas, para crispar y ennegrecer la convivencia social del país. Le recuerdo al Sr. Aznar que él prometió en el año 2.000 una ley de estas características que nunca elaboró. Otra más de sus mentiras y manipulaciones.

Y ahora, para colmo, se nos presenta el candidato de la derecha, como el líder de la concordia. De qué armonía me está hablando, cuando se ha pasado cuatro años enfrentando a los hombres con las mujeres; a los homosexuales con los heterosexuales; a los católicos con los no creyentes; a los andaluces con los catalanes. De qué concordia alardean, cuando nos dieron un soberano virón de cara a las millones de personas que salimos a la calle para evitar que nos metieran en una guerra injusta e inmoral. De qué me están hablando cuando se han metido cuatro años mintiendo con la teoría de la conspiración, para justificar una derrota que la provocamos la ciudadanía en las urnas.

Pretenden borrar nuestra memoria. Pretenden que olvidemos que ellos representan a la España de la mentira, de la manipulación. A la España ceniza, carca, rancia y desigual.

Pero la ciudadanía de este país no va a hacer borrón y cuenta nueva. Va a salir a la calle el 9 de marzo a depositar el voto a las urnas al PSOE. Al partido que sí representa la concordia; al partido que encarna a la España moderna, tolerante, abierta, solidaria y laica.

Leonor Jerez González es candidata al Congreso de los Diputados por el PSC-PSOE.

ADIOS AL VENDEDOR DE HUMO.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • ENRIC SOPENA

    26/02/2008

Cabos sueltos

Adiós al vendedor de humo

¿Puede ser presidente del Gobierno democrático de España quien es capaz de acusar a su oponente, sin fundamento alguno, de haber agredido a las víctimas del terrorismo? Pues eso, exactamente eso, es lo que ha hecho Mariano Rajoy al final del debate. Por cierto, un debate espléndidamente dirigido y moderado por Manuel Campo Vidal, hace pocos días tan denostado -y de forma pérfida- por determinada prensa amarilla afín a Génova 13.

<!–

Para ser exactos, habría que decir que Mariano Rajoy, en el último tramo de su intervención, ha dejado de calumniar a Zapatero a cuenta de las víctimas y se ha puesto el disfraz de caperucita o de hada madrina o de ángel de la guardia –según como cada cual desee describirlo- y nos ha narrado un almibarado cuento de Navidad destinado a imberbes. Ése es el futuro de la España del PP que nos vende el candidato de la derecha: un relato para engañabobos que ignoran qué es el bonobús y, más aún, su precio.

Rajoy ha ido a por todas. Pero en todas sus arremetidas ha enseñado el plumero de la demagogia, de la manipulación o de la arrogancia de ciertos señoritos de provincias que juegan al tute cabrón –como el candidato genovés– y cultivan con fruición el chascarrillo, mientras deben de creerse que este país es aún el que narrara Clarín en La Regenta.

Rajoy, en todo caso, ha sido transparente. Ha asumido uno tras otro los mandamientos del catecismo neocon. O sea, ha recitado el argumentario de su partido, desde el 14-M hasta hoy. Después de escucharlo, sólo los ingenuos patológicos o los cínicos redomados podrán seguir diciendo que “Rajoy hace el discurso del centro y la moderación”, como ha afirmado Alberto Ruiz Gallardón, al parecer atrapado ahora por el síndrome de Estocolmo.

Los veredictos conocidos certifican el hundimiento o la derrota del aspirante. La encuesta de ABC le otorga una victoria casi pírrica de dos puntos, lo que tratándose de un periódico tan entregado a los conservadores como es el citado, cabe interpretarlo como un éxito para Zapatero. En Telemadrid ha habido sorpresa mayúscula. Aunque por un punto, el triunfo ha sido para Zapatero. Este resultado es más meritorio para el candidato del PSOE porque únicamente han sido encuestados los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, feudo pepero por excelencia desde hace mucho tiempo.

En cuanto al sondeo de Telemadrid, puede haber ocurrido también que la longa manus de Esperanza Aguirre en su privada televisión pública haya contribuido a semejante milagro. Aguirre está impaciente por heredar la sucesión de Rajoy. Ayer lo demostraba, sin pudor alguno, en sus declaraciones a El País: “Se puede ser jefe de la oposición sin estar en el Congreso de los Diputados”. Blanco y en botella…

En fin, Rajoy se halla en el límite y parece lógico que haya apretado el acelerador. Da la impresión, sin embargo, que una vez más al líder del PP le ha fallado la contención. Se ha embalado tanto que ha empezado el debate sin apenas frenos. Y lo ha terminado habiéndose pasado de frenada. Como siempre. Su programa se ha limitado al de la cesta de la compra –que ha repetido en dos ocasiones- y a divagar injuriosamente sobre la lucha de Zapatero contra ETA, aparte de caricaturizar la política exterior española y limitarla a Castro y a Chávez.

ZP ha cogido el balón en se momento y le ha marcado un gol estilo Getafe en el Bernabeu. Le ha recordado sencillamente que fue él quien salió en defensa de José María Aznar frente a la soflama contra el ex presidente lanzada precisamente por Chávez. Y es que hacer de vendedor de humo con riesgo de contaminar no resulta el mejor aval para llegar a la Moncloa. Rajoy se va acercando cada vez más a la estación término. Adiós.

Enric Sopena es director de El Plural

Hola, soy la niña del ejemplo de Rajoy…

25.2.08

Hola, soy la niña del ejemplo de Rajoy…

…Es que si él gana:

Se le ha olvidado decir que si mis papás son dos papás o dos mamás, me llevarán lejos de ellos.

Que si me quedan asignaturas en el curso donde más abandonos hay, me pasarán a una clase de “tontos”.

Que me podrán meter en la cárcel a los 12 años.

Que mis papás tendrán que firmar un contrato de ciudadanos de segunda si no son de aquí, como yo.

Que tendré que hacer una cola diferente a la de los enfermos de pago en sus hospitales.

Que no podré abortar como si yo fuera dueña de mi cuerpo.

Que no me podré casar si me enamoro de otra chica, o adoptar a otros niños y niñas como yo.

Que cuando sea viejita, o si estoy muy enferma, no querrá mantener una Ley de Dependencia para que pueda vivir dignamente.

Que cuando me muera, lo haré entre horribles dolores porque mi médico no querrá que le persigan como a un asesino.

Pero me ha hecho mucha ilusión que Rajoy me mencione en la tele. ¡Gracias, Mariano!

Post coìado de: http://disculpasaceptadas.blogspot.com/2008/02/hola-soy-la-nia-del-ejemplo-de-rajoy.html.