FRAGA, EL PAPEL HIGIENICO Y EL LIBRO BLANCO DEL DEBATE. (bajatelo con un clic)

000000122147.jpg

http://www.psoe.es/download.do?id=122146

El lunes por la noche parece ser que hubo un debate que siguieron casi 12.000.000 de personas a través de las cadenas de televisión y no sabemos cuantos millones por la rádio o por internet. Ante medio mundo, el Presidente del Gobierno y candidato a la Presidencia del Gobierno por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodriguez Zapatero afirmó, antes de darle un repaso a Mariano Rajoy, candidato del PP y de toda la derecha mas carca y ultramontana de Europa que todos los datos en los que iba a apoyar su argumentación el candidato socialista estaban recogidos en un libro blanco que estaría a disposición de los ciudadanos y de la própia moderadora del debate.

Hoy, como siempre y en tronba, se ha despertado la caverna con la consigna de denunciar que no existía ese Libro Blanco que anoche fué la base de las intervenciones de Zapatero. Los medios de comunicación episcopales y aquellos que ni a regañadientes han podido reconocer la verdad de una derrota de Rajoy sin paliativos, han puesto en duda el compromiso de Zapatero.

 Don Manuel Fraga, Presidente de Honor del Partido Popular y persona venerable por su edad y condición, ha llegado al paroxismo de la mala educación al afirma que va a utilizar el Libro Blanco de Zapatero como papel higienico; noble cometido cuando no se tiene nada mejor a mano en caso de urgente necesidad pero, en boca de Fraga, es un exabrupto imprópio de una persona de su trayectoria política y el exponente de una mala educación que solo refleja la exasperación ante la verdad de Zapatero y la inminencia de una derrota del PP en la urnas, el próximo día 9 de marzo, con una participación masiva del electorado que está ya muy cansado de soportar cuatro años de provocaciones, deslealtades, mentiras y crispación que han sido rematadas por la escatológica chicuelina de Don Manuel; solo que, al insigne gallego le ha cogido el toro: El libro blanco que utilizó Zapatero está en la web oficial del PSOE, el Presidente del Gobirno de España y candidato del PSOE ha cumplido su palabra y alguien tendrá que limpiarse el culo con las mismas hojas de los periodicos que, de consuno, han estado siguiendo todos estos años la política innoble de un partido, el PP, que a pesar de las evidéncias no acaba de digerir que los españoles le dijeron que se fuera a su casa en 2003 y han tensado la vida social hasta extremos solo explicables desde el odio y la irracionalidad. Son los patriotas de la insidia, la mentira y el insulto que se han visto ungidos por los oleos salvadores de una Iglesia absolutamente de espaldas al Evangelio que predican mientras la púrpura da la espalda a las personas que sufren las injusticias de un mundo que contribuyen a destruir con su falta de compromiso real con débiles y con los millones de pobres. Seguramente no buscarán entre ellos a la niña de Rajoy.

Pues bien, callensé las trompetas de Jericó y los vates del Apocalipsis. Si son ustedes tan amables, busquen en el enlace www.psoe.es o hagan un simple clic en el enlace que subraya la fotografía de zapatero en este post y tendrán 157 páginas que dan cumplimiento a la palabra dada de quien merece ser, de nuevo, el Presidente del Gobierno de España: José Luis Rodriguez Zapatero.

Lo de Fraga y compañeros martires, lo dejaremos en el rincon de los asuntos de la España negra y maleducada  que los españoles queremos olvidar. Por cierto, si es tan amable el señor Rajoy que me diga lo que ha subido el papel higienico en estos cuatro años, porque igual se ha puesto tan caro que ha dejado fuera del alcance de los bolsillos de los capitostes del PP este elemento tan básico para la higiene corporal.

Vicent Vercher Garrigós

Responsable de Estratégia y Comunicación/Comité Electoral Comarcal PSPV-PSOE

La Costera-Canal de Navarrés.

SERIA BUENO PARA LA DEMOCRÁCIA UNA DISCULPA DE FRAGA.

(Fraga, sobre el libro blanco de ZP: “Quiero una copia para usarla como papel higiénico”)

AGENCIAS. 04.03.2008 – 17:13h
Anuncios

PP: EL DÚO DE LA ABSTENCIÓN.

1204409213714elorriagarajoydetalledn.jpg 

El PSOE encuentra el resorte

Las palabras atribuidas a Elorriaga proporcionan a los socialistas munición para incentivar la movilización

FERNANDO GAREA – Madrid – 02/03/2008 20:17
El miedo es “la sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro o mal, sea real o imaginario” y provoca siempre una reacción inmediata que puede traducirse en parálisis y aturdimiento o en sobresalto y aceleración.

El miedo nunca deja indiferente, por eso es siempre un arma electoral eficaz, aunque de consecuencias siempre impredecibles. Hillary Clinton lo utiliza estos días a la desesperada para mostrar a Obama como inexperto e insolvente.

Rajoy lo utiliza para que los votantes de la izquierda dejen de ir a votar y Zapatero para que no se queden en casa y vayan a rechazar al PP. El primero busca el efecto paralizante y el segundo el que sobresalta. El candidato del PP repite frases como “Zapatero es un peligro para la economía o para la inimigración” para apelar al miedo de las clases medias y bajas, potenciales electores del PSOE.

Campaña importada de México

Para entender la frase fundamental de su campaña hay que recurrir a su nuevo asesor, Antonio Solá. Él fue el cerebro de la campaña electoral de Felipe Calderón en México, frente al izquierdista Andres López Obrador. El lema con el que ganó el anterior cliente de Solá, con una campaña muy agresiva, era “López Obrador, un peligro para México”.

Es decir, se trataba de meter miedo entre los electores, creando la “sensación de alerta y angustia” de que podían perder lo que tenían. Ahora, Rajoy ha comprado la idea que, según asegura el Financial Times que dice Gabriel Elorriaga , consiste en “sembrar suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y las cuestiones nacionalistas”.

Zapatero da una vuelta al mensaje y presenta al PP como un partido xenófobo 

Se busca así activar la reacción paralizante del miedo . En el caso de la inmigración sembrar el miedo tiene la contraindicación de convertirlo en pánico y en conflicto social descontrolado. Y en la economía el miedo supone llamar a la crisis, jugando con el factor sicológico de la economía.

“Cuatro años más de Gobierno de Zapatero es jugar a la ruleta rusa, un peligro para los bolsillos de los ciudadanos y un riesgo serio para las economías familiares”, dijo Rajoy ayer en Zaragoza interpretando este papel. Y Aznar llevó al extremo ayer el mensaje, como los actores encasillados que terminan sobreactuando: “Zapatero seguirá negociando con los terroristas si nadie se lo impide”.

La otra reacción al miedo, la de la sobreexcitación y la movilización. Esta es la que maneja el PSOE en la campaña. Para eso señala al PP como xenófobo y utiliza lemas como el de “no es lo mismo” o el de “si no vas, ellos vuelven”. Es decir, algo así como “aunque no nos quieran lo suficiente, voténnos al menos para que no gobierne de nuevo la derecha”. Si no es por cariño, que sea por miedo.

Rajoy extrema el discurso y dice que la victoria del PP es una “ruleta rusa”

La base de ese mensaje está en el hecho de que el PSOE perdió las elecciones cuando en los años 90 hubo un electorado de izquierdas molesto por la corrupción y los escándalos. Ahora se trata de no molestar a esos electores e identificar al PP con la derecha eclesiástica en lo social y xenófoba. Le han ayudado en esa estrategia la exclusión de Gallardón, el programa del PP y los mensajes de Rajoy, donde la palabra centro es tabú.

Ausencia de propuestas propias

El PSOE ha encontrado en las palabras atribuidas a Elorriaga la palanca perfecta para lograr la movilización, a falta de un catálogo reconocido de propuestas electorales propias más o menos llamativas. Y lo malo para el PP es que las frases entrecomilladas del Financial Times son coherentes con lo que hace y dice Rajoy.

Los datos de los dos partidos, a una semana de las elecciones, coinciden en augurar una alta participación. Si fuera así, todo parece indicar que la baja abstención beneficiaría al PSOE, pero tampoco esa es una verdad absoluta. En 1996 ganó Aznar con una participación muy alta del 77%; en 2004 el PSOE ganó con un 75,6% y en las últimas municipales el PP fue el más votado con el 63%.

Si, finalmente, la movilización gana a la parálisis, el sucesor de Rajoy tendrá que hacérselo mirar e iniciar otra vez el viaje al centro. Literalmente, tendrá que corregir la estrategia excéntrica, definida por la Real Academia como “fuera del centro o que tiene un centro diferente”, y descentrada, o sea, “que se encuentra fuera del estado o lugar de su asiento y acomodo”.