EL CARDENAL ROUCO, LA “FAMILIA” Y LOS MARICONES.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    05/01/2008

 

El cardenal Rouco, la “familia” y los maricones

 

Cuando el secretario de Rouco me llamó unos días antes de la manifestación, para que confirmara mi asistencia, debo reconocer que no entendí bien el objeto de la misma. Al decirme que era en defensa de la familia, y teniendo en mente la imagen del cardenal de gafas oscuras, me cogió en mala disposición mental e interpreté que el secretario se refería a la “Familia”. Así que se me ocurrió la idea de invitar a un amigo del sur de Italia, que estos días pasaba la Navidad en Madrid.

La evidencia de mi error la tuve de camino al lugar de concentración. La cantidad de gente que a cara descubierta tomaba nuestra misma dirección, acompañados de ancianos y niños y, sobre todo, banderas de España, me iluminó de inmediato y así se lo hice ver a mi invitado. Les pedí disculpas por el error y lo invité a abandonar la manifestación si así lo deseaba, pero decidió llegar hasta el final. Se bajó el cuello de la gabardina, se quitó las gafas de sol, aclaró su voz, y juntos, como dos miembros más de aquella marabunta humana, nos unimos al jolgorio. Por el camino me hizo numerosas preguntas, movido por la curiosidad. Al parecer a Italia no habían llegado noticias del intento de aniquilamiento del Gobierno de Zapatero contra la familia católica.

No tenían ni idea de que en nuestro país el Gobierno divorciase a familias creyentes de toda la vida, para obligarlos a casarse con otras personas del mismo sexo. Tampoco conocía el maquiavélico plan para hacer que abortaran todas aquellas jóvenes de buena familia, presuntas votantes del PP. Ni mucho menos sabía de la existencia de una asignatura en los colegios que promovía la quema de iglesias. Se quedó espantado ante semejantes noticias, al parecer en Italia, al menos en Sicilia, donde tanto predicamento tiene monseñor Rouco, lo más escandaloso que había llegado era que el gobierno español había promovido una ley que permitía el matrimonio de los maricones, pero sin obligación. También pensaba que el aborto era una decisión que podían tomar las mujeres afectadas sin intervención del Gobierno y desde luego estaba convencido de que la asignatura de ciudadanía era la misma que existía en el resto de Europa, y que trataba temas como la Constitución, valores morales universales y algunos temillas más de similar inocencia.

Enardecido con lo que le había explicado, mi amigo italiano y yo llegamos a la cabecera de la manifestación llenos de furor guerrero. Bastaron algunas palabras de monseñor Rouco para que el furor se convirtiera en ira. Como buen hombre de acción, su primer impulso fue el de darse media vuelta y dirigirse al Palacio de la Moncloa para acabar con aquella injusticia a la manera siciliana, pero conseguí frenar sus impulsos en el último momento abrazándome con fuerza alrededor de su cuerpo, ya que se había abierto la gabardina en busca de su Beretta 9 mm. En ese momento uno de los cardenales que estaba en primera fila se fijó en nosotros y llamó la atención del resto, al grito de: “!Vienen a provocarnos!”. Otro de los que le acompañaban me guiñó un ojo, como si me hubiera reconocido (probablemente un lector de esta columna) y supongo que intuyendo que mi amigo estaba armado, hizo el amago de buscar él también un arma bajo la capa cardenalicia, pero al parecer no la encontró aunque estuvo hurgando bajo ella un rato que se me hizo eterno. Para entonces la situación se había complicado, la cosa no estaba como para detenerse a dar explicaciones, ya que un grupo encabezado por dos guardia civiles disfrazados de monja, o eso me pareció entre aquella confusión, se dirigían hacia nosotros con malas intenciones al grito de “!Maricones, maricones!”. No me pregunten como conseguimos huir, lo que si les puedo decir es que mi amigo siciliano ha prometido no regresar nunca más a España, dice que echa de menos la paz y sosiego en la que allí vive la “familia”.

Anuncios

GASPAR LLAMAZARES Y LA POSICIÓN POLÍTICA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA.

POLÍTICA

 03/01/2008

Gaspar Llamazares: “Cría obispos y te sacarán los ojos”

Comienzan a surgir voces que piden revisar los acuerdos con la Santa Sede

V.VADILLO

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, criticó la “actitud benevolente” que a su juicio el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha tenido con los obispos. A su entender, mantener los privilegios de la Iglesia católica no ha conseguido “aplacar, sino enardecer a la jerarquía eclesiástica más ultramontana”. Desde el Gobierno vasco y desde medios de comunicación como El País se ha insistido en que debe incidirse de forma “real” en la separación de poderes y la distinción de Iglesia y Estado.

“Cría obispos y te sacarán los ojos”, ha dicho Gaspar Llamazares en referencia a la manifestación que la jerarquía eclesial celebró el pasado día 30 en Madrid y que tomó un fuerte carácter político de crítica al Gobierno. El coordinador general de IU se preguntó si los socialistas esperaban “aplacar a la jerarquía ultramontana de la Iglesia católica manteniendo sus privilegios” en terrenos como la economía o la educación, y apuntó que esto “no se ha logrado”.

“Recuperar un estado aconfesional”
Por el contrario, advirtió, los obispos “están enardecidos y consideran que sus privilegios son justificación suficiente para cuestionar incluso el derecho a la sociedad civil y de la democracia a desarrollar medidas en materia legislativa”. Llamazares mostró su preocupación porque el Ejecutivo “no ha puesto a la Iglesia en el lugar que le corresponde en una sociedad democrática”, y le instó a “rectificar su política” y “recuperar un Estado aconfesional”.

Modificar los acuerdos con la Santa Sede
Tras conocer el comunicado que el PSOE ha hecho para criticar la actuación de la Iglesia en la manifestación por las familias, Llamazares pidió al Gobierno que reconsidere los acuerdos con la Santa Sede para modificar la situación de privilegio de la jerarquía católica. “Si el Gobierno no hace esto, no tiene razón para protestar”, advirtió.

Secularización
Algo parecido se reivindicaba ayer desde el editorial del diario El País. en este periódico se apunta hacia el deber del Gobierno de “abordar sin dilación” la “revisión de los acuerdos de 1976 y 1979 con la Santa Sede que sustituyeron, con un espíritu preconstitucional, al Concordato de 1953”. “Defender una secularización estricta del Estado no significa ir contra la Iglesia, sino ponerla en el lugar que le corresponde”, apunta el texto, que asegura que la del día 30 “no fue una manifestación en defensa de la familia -como si el Gobierno la atacara- sino un auténtico acto electoral en apoyo del PP”.

Separación Iglesia-Estado
Ante esto “deben reaccionar no sólo el PSOE y el resto de partidos -no lo hará el PP, por el que esa jerarquía hace campaña a dos meses de las elecciones- sino especialmente el Gobierno, ciñéndose a la Constitución, que proclama la separación Iglesia-Estado, una separación que no acaba de ser real”.

“Sociedad laica en su conjunto”
A esa separación de poderes se refirió también la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, quien apuntó que la Iglesia tiene “derecho a criticar en lo que no esté de acuerdo”, pero siempre que acepte “la separación de poderes” y, por tanto, que el Gobierno “representa a una sociedad civil, laica en su conjunto” y con “más de una creencia religiosa en su seno”.

“Respeto institucional”
Azcarate recordó que el Ejecutivo “legisla de acuerdo a las mayorías y minorías existentes en el Congreso de los Diputados” y que representa “la voluntad de la mayoría de la sociedad”. Esta voluntad, apuntó, “puede coincidir o no con la doctrina de la Iglesia católica”. A su juicio, esta institución tiene “el derecho legítimo a la discrepancia” siempre y cuando se haga desde “el estricto respeto institucional”.

MENSAJE DEL GOBIERNO A LA IGLESIA MONTARAZ: “NO DAREMOS NINGÚN PASO ATRÁS”

enric_sopena.jpg

03/01/2008

Aviso a navegantes atolondrados, fanáticos e irresponsables

Mensaje del Gobierno a la Iglesia montaraz: “No daremos ningún paso atrás”

Tras la algarada dialéctica del sábado pasado contra el Gobierno legítimo de España –que fue una deplorable maniobra, auspiciada por montaraces jerarcas de la Iglesia católica, quienes deben de rezar cada día al Altísimo para que la derecha venza en los comicios generales de marzo-, el PSOE difundió ayer un comunicado tan modélico por su talante y su contención como firme en sus propósitos y actuaciones.

Conviene leer con cierto cuidado el último párrafo del comunicado: “Guiados por nuestras convicciones democráticas y por nuestra defensa de la libertad individual, los socialistas no daremos ningún paso atrás: seguiremos trabajando para que los ciudadanos españoles sean más libres y con más derechos y para que, al mismo tiempo, nuestra convivencia sea cada vez más respetuosa y tolerante”.

Desechen toda esperanza
Que desechen toda esperanza, pues, cuantos se dedican a amedrentar al Gobierno y a los partidos que le han apoyado durante esta legislatura. Si la voluntad mayoritaria de los ciudadanos otorga a José Luís Rodríguez Zapatero un segundo mandato, se mantendrán intocables todas las medidas sociales, que son muchas y relevantes, incluida la referente al matrimonio entre homosexuales. Y se potenciarán otros derechos y otras libertades. “No daremos ningún paso atrás”, advierte la izquierda gobernante. Impecable aviso para navegantes atolondrados, fanáticos e irresponsables.

Formas versallescas
Que tomen buena nota también los cardenales, arzobispos, obispos y demás capitostes de órdenes religiosas y de activísimos movimientos de presión, agitación y propaganda. Este Gobierno, que procura exhibir siempre formas versallescas y exquisitas, no está sin embargo dispuesto a seguir siendo el objeto preferido del tiro al blanco por parte de los máximos dirigentes de la religión católica. Ni de la religión católica ni de cualquier otra confesión. O no confesión.

Prelados y adheridos
Sépanlo de una vez los prelados y adheridos: la soberanía en la España democrática no reside en quienes son –según sus creencias- los representantes de Dios en la tierra. La soberanía sólo reside en el pueblo, conforme consagra la Constitución vigente, ésa a la que tanto dicen defender los políticos del PP, los prebostes católicos y los periodistas afines. La defienden únicamente como arma arrojadiza contra la izquierda. La defienden muchos de los que -cuando fue redactada, discutida parlamentariamente y aprobada por consenso y finalmente por las urnas- hicieron cuanto estuvo en su mano para boicotearla. Y es que la legitimidad o es constitucional o no es.

Sin apenas crédito
Sucede que la cúpula de la Iglesia y, en paralelo, el Partido Popular apenas disponen de crédito en el ámbito de las reformas sociales, de los derechos y de las libertades. Sus trayectorias –con salvedades, excepciones y episodios aislados- no avalan ni a unos ni a otros. Solamente los ignorantes o los demagogos pueden negar una evidencia que forma parte del imaginario colectivo de la ciudadanía en su conjunto y de la memoria histórica, esa memoria que los vuelve a los conservadores significativamente histéricos.

Llamazares y El País
Pero aunque la réplica ha sido digna y con pocos precedentes, el Gobierno no debe convertir nunca la prudencia en flaqueza. O en síntomas de debilidad. Los razonamientos al respecto del líder de IU, Gaspar Llamazares, son más que respetables: están cargados de sentido común y de necesidad de poner de verdad “las cosas en su sitio.” Como acertado es el editorial de ayer del diario El País. Parte de una premisa indiscutible. “Los paños calientes del Gobierno, y especialmente de su vicepresidenta, frente a la jerarquía católica, no han servido de nada”.

Privilegios y prebendas
Empieza a ser hora -si los votos autorizan la continuidad del Gobierno progresista- de plantear al Vaticano que el Concordato y las leyes posteriores que lo actualizaron, con escasa transparencia, por cierto, y mediante una especie de golpe de mano del sector más confesional de UCD, han de ser revisadas. Jesucristo careció de privilegios para propagar su doctrina, tan sugestiva y compartible en muchos aspectos. Los privilegios y las prebendas, en cambio, han sido uno de los factores a lo largo de la historia que en buena parte explican del declive perceptible de la Iglesia.

E.S.

LA IGLESIA ESPAÑOLA QUIERE SER UN PROBLEMA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    31/12/2007

 

La Iglesia Católica quiere ser un problema

Se envía a la Vicepresidenta del Gobierno -Mª Teresa Fernández de la Vega- al Vaticano para acordar nuevas aportaciones del Estado a las arcas de la Iglesia Católica. Se nombra Embajador ante la Santa Sede a un socialista católico practicante. Se evita plantear la renegociación de un Concordato de dudosa constitucionalidad. Inútil: la Iglesia ha decidido que quiere ser un problema para España, en general, y para el Gobierno de España, en particular.

La Conferencia Episcopal Española ha decidido terminar el año 2007 como lo empezó: en la calle, con banderas e insultando al Gobierno de España y -especialmente- a su Presidente José Luis Rodriguez Zapatero.Esta vez no había ninguna razón concreta por la que protestar. Daba igual. Obispos, Cardenales, curas, fieles y radicales de toda índole se han reunido en la Plaza de Colón de Madrid para corear consignas contra ciertas votaciones mayoritarias producidas en las Cortes Generales y que no gustan a la jerarquía eclesiástica.

Estos movimientos de un sector de los católicos españoles sólo tienen razones políticas: no aceptan algunas decisiones que está adoptando éste Gobierno, los partidos que lo sustentan y los Diputados y Senadores que las votan.

Pero en vez de organizar un partido que se encargue de representar esas concepciones encontradas, en vez de refunda la Democracia Cristiana, prefieren manifestarse periódicamente por las calles de Madrid. (Sería interesante analizar la cantidad de partidos políticos que cobija el Partido Popular; desde la Democracia Cristiana, hasta los de Fuerza Nueva, pasando por los Conservadores clásicos, todos se encuentran cómodos en el actual Partido Popular).

Los discursos de los prelados fueron duros y beligerantes, especialmente el de ese líder político de la derecha más reaccionaria española que es el Cardenal de Valencia, Monseñor Gasco.

Al final del año 2007, el año de las tensiones y los desencuentros derecha-izquierda, ya sabemos qué pretende a Jerarquía Católica española: quiere ser un problema. Quiere ser un problema para la democracia. Quiere ser un problema para la convivencia.

Espero que todos los españoles demócratas y progresistas tomen nota de esta actitud de la Iglesia y esperen al mes de marzo de 2008 para empezar a pensar qué se hace con un colectivo que está obsesionado con ser un problema.

www.luissolana.com

QUEDA POR DELANTE TODO UN AÑO PARA TRABAJAR POR UN MUNDO MEJOR.

                                                        

Hoy acaba un año, pero con él no acaban los abusos, las injusticias, la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, ni la perversa conducta del hombre de acabar con el planeta en el que vive y del que se sustenta. Tampoco acaban las esperanzas y las energias de las personas, de los colectivos y de los pueblos para avanzar, poco a poco pero sin descanso, en la construcción de un mundo mas justo, de una sociedad más igualitaria y equitativa.

De la misma manera que simbolicamente 2007 cede el relevo a 2008 en un calendario simplemente nominal en un tiempo interminable, las personas recogemos el testigo de todos aquellos que luchan desde sus convicciones más profundas desde hace mucho tiempo, de los que ya nos han dejado y entregamos esa llama del compromiso solidario, altruista y valiente a los que continuan y continuarán trabajando sin descanso hasta que el cuerpo aguante, porque la energía que deviene de los valores más profundos de la nobleza del hombre se transmite a traves de la história de manera misteriosa pero real; siempre surgen nuevas personas, nuevas generaciones, nuevos movimientos ciudadanos que haran realidad lo que todavía hoy es una utopia.

Feliz 2008 desde el reconocimiento al trabajo de la gente noble y la esperanza del esfuerzo de tanta gente que, en todas las partes el planeta, se esfuerzan por hacerlo un poco más habitable y que desaparezcan las lacras sociales y de las que nosotros mismos, por accion u omisión, somos los únicos responsables.

31 de diciembre de 2007. 

LA POLICIA RECIBE 176 DENUNCIAS DIARIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO EN 2007.

719916.jpg

La Policía ha recibido 176 denuncias diarias por violencia de género durante este año

EUROPA PRESS. 27.12.2007 – 09:28h

  • De enero a octubre, según el Instituo de la Mujer.
  • En total 53.389 denuncias.
  • Supone un incremento del 0,8% respecto a 2006.

Minuteca todo sobre:

Las comisarías de Policía registraron un total de 53.389 denuncias por violencia de género entre enero y octubre de este año (176 denuncias al día), lo que representa un incremento del 0,8% frente a las 52.939 presentadas en el mismo periodo del año anterior, según el último balance publicado por el Instituto de la Mujer.

En septiembre y octubre se registraron 400 denuncias menos que en el mismo periodo de 2006.

En los meses de septiembre y octubre, los dos últimos de la estadística oficial, el balance de denuncias fue negativo, dado que se registraron 400 menos que en el mismo periodo de 2006. En el mes de mayo también descendieron las denuncias, concretamente se registraron 5.314, frente a las 5.453 del año anterior.

Por otro lado, de las más de 53.000 denuncias registradas en este balance oficial, un 33% (17.694) se formularon por parte de mujeres de origen extranjero.

Balance por comunidades
Por comunidades autónomas, Andalucía (12.537 denuncias), Madrid (9.008) y la Comunidad Valenciana (7.901) fueron las que registraron un mayor número de denuncias por malos tratos, en los primeros 10 meses del presente año.

En el resto de las autonomías, los datos son los siguientes: Aragón (1.383), Asturias (1.226), Baleares (2.218), Canarias (4.429), Cantabria (510), Castilla-La Mancha (2.443), Castilla y León (2.316), Extremadura (1.003), Galicia (2.698), Murcia (2.384), Navarra (307), La Rioja (321), Ceuta (158) y Melilla (165).

En lo que se refiere al País Vasco (11 denuncias) y Cataluña (2.371), el Instituto de la mujer sólo dispone de las denuncias presentadas ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Artículos relacionados

SI ESTÁS EN SITUACIÓN DE RIESGO, LLAMA AL 016. telefono-016.jpg