¿Por qué suben realmente los precios? Las razones que los medios no cuentan.

 POLÍTICA

 

Especuladores, grupos de presión, enormes beneficios empresariales… y mucha hipocresía

Los precios están subiendo en todo el mundo. En los países más pobres el alza del precio de los alimentos está provocando una situación dramática: hambre y escasez, “un crimen contra la Humanidad”, tal y como lo calificó con toda razón el relator de las Naciones Unidas para los asuntos de la Alimentación, Jean Ziegler. Los precios de materias primas estratégicas como el petróleo se disparan y provocan subidas sucesivas en todos los mercados y suben también los precios al consumidor en casi todos los países.

<!–

Se cierne de nuevo el fantasma de la inflación, pero justamente cuando eso ocurre no podemos olvidar dos cuestiones esenciales.

Desmontar el mito
La primera es que la subida de precios, aunque siempre objeto del debate económico, es uno de los fenómenos económicos conscientemente peor y más equivocadamente analizados, pues las explicaciones teóricas de la inflación se utilizan para justificar políticas radicalmente anti sociales.

Favorable a ciertos grupos
La segunda, que la inflación no solo tiene causas sino también y sobre todo propósitos porque, en la mayoría de las ocasiones, los grupos con poder pueden mejorar la posición en la distribución de la renta desencadenándola.

Mantener la alerta
Es por estas dos razones que conviene ser inteligentes y no dejarse llevar por los análisis tan sesgados que pueblan los medios y los discursos políticos.

La entrada del euro y algunos espejismos
Respecto a los precios al consumo en países europeos como España, hay que señalar en primer lugar que su alza no es del todo nueva. La realidad es que se está produciendo desde la entrada del euro, aunque se viene disimulando gracias a la tramposa configuración de los indicadores estadísticos, sucesivamente modificados para evitar que adquiera rango oficial la efectiva sensación de pérdida de poder adquisitivo que sienten los ciudadanos.

La nueva especulación
Y sobre la subida de los precios de los alimentos, e incluso del petróleo y otras materias primas, no hay que olvidar que justamente se está produciendo cuando los especuladores han tenido que dejar los mercados financieros como consecuencia de la crisis inicial de las hipotecas.

Cantinela liberal…
Pero ahora, como siempre, sea lo que sea que esté ocurriendo, cuando los precios suben en mayor o menor medida, las autoridades económicas de signo liberal no tienen en su boca nada más que una misma cantinela: hay que moderar los salarios (porque los precios suben -según dicen- como consecuencia de subidas previas en los salarios) y hay que subir los tipos de interés (porque también dicen que si suben los precios es que hay excesiva cantidad de dinero en circulación y para reducirla hay que subir su precio).

Los únicos de la OCDE
El Banco de España, por ejemplo, ya ha recomendado públicamente la congelación salarial a pesar de que España es el único de los 30 países miembros de la OCDE en el que el poder adquisitivo de los salarios está bajando desde 1995.

El BCE no es neutral
Y, por su parte, el Banco central Europeo se empeña en subir los tipos a pesar de las generalizadas voces que indican que eso, en lugar de favorecer a la economía e incluso a los precios, provocará una mayor crisis. Aunque, eso sí, también grandes beneficios para la banca y los propietarios de capital (sólo la subida que se produjo hace unos días como consecuencia de la “indiscreción” de su gobernador, ni siquiera como efecto de una medida formal, provocó un coste de 3.000 millones de euros a las familias hipotecadas, o lo que es lo mismo, un mayor ingreso de esa misma magnitud a los bancos, lo que deja bien claro para quién trabaja y al servicio de quién está el Señor Trichet).

La misma doble respuesta
En suma, siempre una misma doble respuesta ante la inflación que se traduce inexorablemente en una mejora de los beneficios y las plusvalías en el conjunto de las rentas y en la mayor explotación y pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Verdaderas causas
Pero las verdaderas causas de las subidas de los precios hay que buscarlas en otros sitios. Veamos, por ejemplo, el caso de los precios y los salarios.

¿Lo harían?
Es verdad que si los salarios subieran de modo continuado eso aumentaría los costes de las empresas. Pero, ¿necesariamente se produciría entonces inflación, es decir, trasladarían inevitablemente las empresas esos costes más altos a los precios de venta? Lógicamente, sólo podrían hacerlo… si pudieran.

La clave: el poder de mercado
No es un juego de palabras. Es que las empresas pueden subir los precios cuando suben los costes sólo si tienen poder de mercado, si se enfrentan a una demanda cautiva (o, como decimos los economistas, muy inelástica, es decir, que apenas disminuye cuando sube el precio). Si eso no ocurre, las empresas que ven subir sus costes salariales (u otros cualquiera) tienen que reaccionar de otro modo si no quieren salir del mercado: mejorando la calidad, las condiciones de venta, la productividad mejorando las técnicas de producción, etc.

El caso español
¿Qué ocurre en España? Pues que ni siquiera teniendo salarios más bajos las empresas son capaces de hacer frente a las subidas de costes que soportan, y lo que buscan es procurar tener poder de mercado e imponer a los consumidores precios más altos que les proporcionen beneficios extraordinarios.

Lo mismo de siempre
Los economistas del Banco de España que estudian la inflación, y sus responsables políticos deberían ser más perspicaces antes de decir siempre lo mismo: que hay que bajar los salarios.

Siete veces Europa
¿Por qué no mencionan el hecho de que en España, donde se quejan por precios más altos, hay salarios más bajos y que crecen menos, pero beneficios empresariales siete veces más altos que en el entorno europeo? Una muestra indiscutible de que no son los salarios los que sube los precios, aunque no parece que eso llame la atención a la inteligentsia de Banco.

Rigideces inducidas
Lo que ocasiona la inflación, al contrario de lo que los poderosos y los economistas a su servicio nos quieren hacer creer, es el mayor poder de mercado de las empresas. Gracias a él influyen en el gobierno para que acepte tarifas más elevadas, para que no combata las estrategias anti competitivas y las que despilfarran millones de euros para fidelizar a los clientes y así disfrutar de una demanda más rígida. Y gracias a él pueden imponer a sus consumidores precios más altos.

Y esto no solo pasa en España con los precios al consumidor.

Con alimentos y petróleo, igual
Los precios de los alimentos o los del petróleo, están subiendo por la misma razón de fondo: porque las grandes corporaciones imponen su ley, porque los gobiernos las dejan hacer, porque hablan y hablan de mercados libres y de competencia cuando lo que existe de verdad son mercados sumamente imperfectos, oligopolios con más poder que los gobiernos y con influencia suficiente en los mercados como para imponer precios que constantemente les garantizan beneficios extraordinarios.

Otras razones
Siempre hablan de salarios para explicar las subidas de precios, pero nunca se refieren, por el contrario, a los enormes gastos financieros que imponen bancos que actúan en mercados corruptos, en donde no ha existido competencia prácticamente nunca. No hablan de los despilfarros en publicidad, en financiamiento a grupos de presión, en inversiones irracionales, en los costes que supone la especulación debido al riesgo que lleva consigo y que se trata de conjugar logrando beneficios muy altos en las operaciones exitosas. No se dice, por ejemplo, que si el coste de producción de un barril de petróleo de Arabia Saudí es de unos 6 dólares, la especulación añade un coste de entre 30 y 40 dólares.

Ni, por supuesto, tampoco hablan de los costes que imponen los grandes intermediarios.

Datos interesantes
Diversas organizaciones agrarias y de consumidores han calculado en España un Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos (IPOD) que les ha permitido comprobar que los alimentos se encarecen de media un 436% (y en algunos casos hasta un 900%) desde el campo hasta la mesa.

El poder intervenir
No se habla, en suma, del PODER para maquinar sobre el mercado, que no es algo que precisamente esté al alcance de los trabajadores, ni de su desigual distribución.

¿Hipocresía?
Si quisieran que los precios no subieran como están subiendo donde habría que actuar es sobre ese poder antisocial, desigual y nefasto. Lo demás son excusas con un único propósito: hacer que los beneficios suban sin cesar.

Juan Torres López es Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Málaga y Alberto Garzón Espinosa es economista e investigador en la misma Universidad. Editan conjuntamente Altereconomía.org: Otra forma de ver la economía

 

Anuncios

EL PP Y LA POCA VERGÜENZA DE LA GENERALITAT VALENCIANA CON EL METRO DE VALENCIA.

 

 POLÍTICA

¿Dónde están los 413 millones de euros comprometidos para modernizar el suburbano?

Otro aparatoso accidente en el metro de Valencia confirma que a Camps no le preocupa la seguridad del transporte

IGNASI PELLICER/VALENCIA

Los socialistas valencianos han vuelto a denunciar que el gobierno regional conservador del PP no está garantizando suficientemente la seguridad de los usuarios del transporte público. Lo han hecho a raíz del aparatoso accidente que tuvo lugar el martes, 29 de julio, al descarrilar un vagón del metro – sin provocar víctimas, aunque transportaba un centenar de pasajeros – en un tramo del trayecto que cubre la línea 1. En esa misma línea perdieron la vida hace dos años, exactamente el 3 de julio de 2006, un total de 43 personas y otras 47 resultaron heridas de gravedad, en la mayor tragedia de la historia del suburbano europeo.

<!–

Para el vice-portavoz socialista en el ayuntamiento de Valencia, José Luis Ábalos, este nuevo y último accidente de metro, aunque no haya provocado víctimas, confirma “el desinterés de la Generalitat Valenciana en manos del PP para evitar que se vuelvan a producir dramas tan sangrientos como hace dos años”, según denuncia a El Plural. También desde Les Corts (legislativo valenciano), la diputada socialista Carmen Ninet, ha denunciado el “permanente incumplimiento” de los responsables del PP para mejorar el deficiente estado de la línea 1.

¿Ningún responsable?
Pese a la gravedad de este nuevo descarrilamiento, ningún alto responsable del ejecutivo conservador valenciano, ha salido a la palestra para explicar cuáles hayan podido ser esta vez las verdaderas causas del accidente. Según relatan testigos presenciales del suceso, coincidiendo con la versión del propio maquinista, el vagón de cola del tren se salió de la vía, hacía las 9h30 horas de la mañana del martes, sin que todavía se conozcan las causas. El convoy recorrió así sin control unos 200 metros, hasta pararse en la estación siguiente de Benimàmet, una pedanía de Valencia.

“Defecto de las vías”
Según fuentes técnicas de la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), la que gestiona el metro de Valencia, el accidente podría haber sido causado por “un desnivel” en el terreno o bien debido a “un defecto de las vías”, aunque este tramo hacía unas semanas que había sido renovado, según precisan fuentes sindicales a El Plural.

Antecedentes
En diciembre de 2007, la misma línea 1 fue ya escenario de otro descarrilamiento, de cuyas circunstancias y causas no informó debidamente el gobierno conservador valenciano a la ciudadanía. Es más, durante ocho horas se mantuvo oculto este incidente a los usuarios, pese a los importantes desfases horarios que provocó el prolongado corte del servicio.

La seguridad no es prioritaria
El portavoz socialista municipal, José Luís Ábalos, ahora en campaña como candidato en liza para ocupar la secretaria general del PSPV-PSOE, no alcanza a explicarse – según comenta a El Plural – por qué la Generalitat del PP “no se ha fijado como una de las prioridades de su gobierno ofrecer un servicio de transporte público seguro y de calidad”, dice. Con mayor razón, insiste, tras haber sucedido aquí en Valencia, en la estación capitalina de Jesús, la tragedia del 3 de julio de 2006. La dimensión de este drama, aunque se debió a un exceso de velocidad, hubiera podido ser menor, según coinciden la mayoría de expertos, de haberse establecido las necesarias y suficientes medidas de seguridad por parte del gobierno del PP.

Dos años sin respuestas
Todavía hoy, dos años después, los familiares de las víctimas del accidente del 3 de Julio, siguen sin ser recibidas oficialmente por el gobierno valenciano del PP, sin que se haya tomado en consideración ninguna de sus propuestas para evitar que vuelva a producirse otra tragedia similar.

Promesas incumplidas
Se sorprende más todavía el representante socialista Ábalos cuando – según recuerda – hay un compromiso escrito por parte del gobierno de Francisco Camps, para invertir un total de 431 millones de euros hasta el año 2010, destinado a reformar las infraestructuras más antiguas del metro y a renovar la flota de los trenes más viejos. De ese presupuesto millonario no se conoce hasta hoy ni cuáles han sido las cantidades realmente invertidas, ni las prioridades que se han fijado.

Infraestructuras antiguas
La línea 1 es hoy por hoy la más larga en trayectos, la más utilizada por los usuarios, pero también es la más antigua y donde se da la mayor tasa de incidentes, averías y desfases de horarios de servicios. La mayoría de las frecuencias de paso entre tren y tren supera los 30 minutos de espera en parada, denuncian a El Plural portavoz de la plataforma de usuarios reivindicativa “15 minuts” en La Eliana. Según fuentes sindicales, de los 38 trenes en esta línea, apenas 12 convoyes han sido renovados en los últimos cinco años. El resto de trenes, como el del accidente del martes y el que causó la tragedia del 3 de julio de 2006, cuentan con más de 25 años en servicio permanente.

Nuevos acontecimientos políticos para frenar el efecto de las sustancias químicas en nuestra salud

 
 
El 1 º de junio de 2008 abrió sus puertas la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) en Helsinki que va a desempeñar un importante papel en la aprobación y la prohibición de productos químicos en la Unión Europea

Las organizaciones no gubernamentales encargadas de vigilar la aplicación de la legislación en materia de seguridad química, REACH prestarán gran atención a las oportunidades y retos que presenta para la salud pública y medio ambiente la labor del Organismo y piden que la nueva Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) de prioridad absoluta a la protección de la salud pública y el medio ambiente.

Ver comunicado de prensa:
http://www.env-health.org/IMG/pdf/MEDIA_ADVISORY_European_Chemicals_Agency.pdf

Esta noticia se produce a la vez que otros dos importantes acontecimientos en
la política de seguridad de los productos químicos.

Una de ellas es la reciente decisión del gobierno de Canadá para declarar el bisfenol A “peligroso”
En el ámbito de la UE, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha anunciado una revisión de asesoramiento sobre los niveles seguros de bisfenol A (BPA) en los alimentos y
envases.

Más información: http://www.env-health.org/spip_redirect.php3?id_article=2909

Igualmente importante es la decisión de prohibición contra el deca-BDE, un material ignífugo bromado. A partir del 1 de julio de 2008, serán ilegales en el mercado de la UE los productos electrónicos que contengan deca-BDE.

Más información:http://www.env-health.org/spip_redirect.php3?id_article=2867

Al mismo tiempo, organizaciones no gubernamentales en todo el mundo han elaborado la Declaración Común Global de ONGs y Organizaciones de la Sociedad Civil sobre el Enfoque Estratégico para la Gestión de Productos Químicos a nivel Internacional.

Ver Declaración en castellano: http://www.ipen.org/campaign/documents/common%20statement_espanol.pdf

Verano y consumo responsable.

Con tu consumo responsable puedes salvar los mares y la pesca
 
 
España es uno de los mayores consumidores de pescado del mundo; sin embargo cada vez más especies, como el atún rojo, la anchoa y el bacalao, desaparecen de nuestros platos. Esto se debe a que la sobre-pesca, la pesca pirata y las prácticas destructivas están agotando los recursos y destruyendo nuestros océanos. En Europa más del 80% de las pesquerías están sobre-explotadas o agotadas.
Cada vez más distribuidores, pescaderías y restaurantes buscan ofrecer productos pesqueros de origen sostenibles.Para ayudarte en tu elección ecológica, WWF/Adena lanza en España la primera guía de bolsillo.Ver guía: http://assets.wwfes.panda.org/downloads/guiadebolsillo.pdf

Greenpeace también edita una guía con la lista roja de especies pesqueras más amenazadas. La iniciativa forma parte de un proyecto internacional en el que Greenpeace solicita a los distribuidores y a la industria pesquera de diferentes países que dejen de comercializar productos pesqueros obtenidos con métodos insostenibles

Ver guía: http://www.greenpeace.org/raw/content/espana/reports/lista-roja-de-especies-pesque.pdf

Cinco criterios de Greenpeace para un consumo responsable de pescado:

-Come menos pescado: Los océanos no pueden soportar el continuo aumento de consumo.
-Rechaza los inmaduros: No los consumas y denuncia su venta al Servicio de Protección de la Naturaleza (900 101 062).
-Mejor el más cercano: Piensa en el gasto energético que supone el transporte y en el impacto sobre las poblaciones locales que pierden acceso a sus recursos.
-La pesca selectiva es más sostenible: Mejor consumir especies capturadas con anzuelos y redes artesanales que con redes industriales, en las que apenas hay selección de lo que se captura.
-La acuicultura no es la solución a la crisis de los océanos: La mayoría de las especies criadas o engordadas en granjas necesitan de otros peces para alimentarse. Consume solamente especies herbívoras y marisco obtenidos de forma sostenible.

 

Práctica una alimentación sostenible
 
 

  • Compra productos procedentes de la agricultura y ganadería ecológica. Familiarízate y exige la etiqueta que certifica la autenticidad del producto ecológico.
  • Elige preferentemente productos procedentes de la agricultura ecológica frente a los productos con aditivos o los procedentes de explotaciones agrícolas intensivas.
  • Recuerda que la relación directa que se establece con los agricultores ecológicos nos permite conocer el grado de concienciación medioambiental de los mismos.
  • Compra productos procedentes del comercio solidario. Familiarízate con la etiqueta que certifica estos productos “sello FAIRTRADE”.
  • Consume alimentos frescos y naturales de temporada, de productores locales y con mínimo embalaje.
  • Ten presente el etiquetado de los alimentos, y busca las reseñas “producido a partir de soja y maíz modificado genéticamente”, “maíz modificado”, y “almidón modificado” para conocer si los productos que consumes utilizan OMG.
  • Utiliza la Guía Roja y Verde de los alimentos transgénicos de Greenpeace para identificarlos
  • Tú puedes convertirte en un observador de transgénicos. En la Web de Greenpeace puedes introducir los datos de los productos en cuyo etiquetado aparezcan ingredientes derivados de organismos modificados genéticamente (OMG).

http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos/consumo/observadores-de-transgenicos

Más información:
http://www.consumoresponsable.org/actua/alimentacion/alimentacion.asp

 

El desempleo creció al 21% en las tres autonomías populares.

ECONOMÍA

 

La crisis se ceba en las comunidades adictas al ladrillazo: Madrid, Valencia y Murcia

ELPLURAL.COM

Los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) reflejan que de abril a junio de este año el paro subió cerca del 21% en tres comunidades autónomas que más han apostado por un modelo de crecimiento basado en la construcción como Madrid, Valencia y Murcia, las tres gobernadas por el PP. Estos crecimientos están muy por encima de la media, que ese segundo trimestre fue del 10,4%, y en economías diversificadas como la de Catalunya fue únicamente del 0,72%.

<!–

La crisis del ladrillo está afectando al conjunto de la economía y está pasando factura especialmente a las comunidades autónomas que crecieron al calor de la burbuja inmobiliaria. Según los datos de la última EPA del Instituto Nacional de Estadística, la relativa a abril-junio 2008, el paro subió en la Comunidad de Madrid 50.800 personas, un 20,82 por ciento, mientras que en Valencia y Murcia el desempleo aumentó un 21,66% y un 20,99%, respectivamente.

Por encima de la media
Estos datos están muy por encima de la media española, ya que en el conjunto del país el paro subió un 10,44% en el segundo trimestre en 207.400 personas. En comunidades como Catalunya, el desempleó creció únicamente un 0,72% y ello a pesar de que aumentó la población activa.

Ladrillo frente a diversificación
El diario La Vanguardia se hace eco de estos datos y recurre al dictamen de expertos económicos para encontrar explicación a tan dispar comportamiento entre comunidades. Alguna de las razones puede estar en “la diferencia de tejido empresarial”, ya que “Madrid concentra las grandes empresas que son las más expuestas a la evolución del ciclo, sobre todo en el inmobiliario”, mientras que Cataluña cuenta con más diversificación, “con pymes, muchas de ellas industriales, que ya sufrieron el ajuste y la deslocalización”.

Antes “sacaban pecho”
El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, emplazó ayer a los populares a explicar por qué el paro se ha “disparado” en las comunidades que gobiernan como Madrid, Valencia, Murcia o Castilla-León, apuntando que “cuando crecía el empleo, Valcárcel o Esperanza Aguirre sacaban pecho y ahora se esconden bajo las alas de la gaviota para criticar al Gobierno de Zapatero”.

En defensa del laicismo.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Coral Bravo
  • CORAL BRAVO

    28/07/2008

 

Aunque a la mayoría de españoles, demócratas y racionales, no nos hacen falta argumentaciones en defensa de la laicidad, al parecer, quedan unos pocos intolerantes que necesitan que se les recuerde que el laicismo no es antirreligioso, no ataca a nadie sino, al contrario, defiende el respeto a la libertad de pensamiento y de conciencia (sin la cual, por otro lado, no estaríamos en democracia).

<!–

Siempre he defendido que el mejor camino para asegurar la independencia intelectual es la búsqueda de información y el desarrollo de la capacidad de análisis y de crítica. Y cada día me doy más cuenta de que la ignorancia es el mejor caldo de cultivo para la sinrazón y para el fanatismo. Y el fanatismo es la más cerril de las servidumbres humanas, así como, quizás, la base sobre la que se sustentan la mayor parte de las miserias de la humanidad (guerras, dictaduras, genocidios, represiones,
etc.,etc.)

Para afirmar algo como cierto, hay que haberlo experimentado o, al menos, contrastado. Del mismo modo, para creer algo, venga de donde venga, hay previamente que analizarlo y verificarlo con la realidad. Sin estas sencillas premisas la ciencia no existiría, ni la humanidad hubiera evolucionado hacia la racionalidad y, en definitiva, estaríamos aún en el Paleolítico Superior cazando mamuths, frotando dos palos para hacer fuego, y pintando rayas en las cuevas –con perdón de los arqueólogos-. Bromas aparte, esta reflexión viene a cuento de lo que parece, en los últimos tiempos, una campaña contra el laicismo o, lo que es lo mismo, contra los derechos humanos, las libertades y la democracia; y es un asunto tan serio que prefiero reírme antes que indignarme.

Y, hablando de Paleolítico, ante ciertos sectores socio-religiosos y políticos (los obispos y la actual derecha descentrada), en España el laicismo tiene muy mala fama, lo cual no es extraño porque desde sus tribunas mediáticas se habla mal, muy mal del laicismo. Se dice que los laicos son poco menos que herejes, blasfemos, o que están alejados de dios, que son enemigos de los creyentes, que son inmorales, que atacan la democracia…y mil y una barbaridades de esta enjundia. Nada más lejos de
la verdad.

La Real Academia Española de la lengua define el laicismo como “doctrina que defiende la independencia del hombre, de la sociedad, y más particularmente, del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa”, es decir, el laicismo es una postura ante el mundo que contempla al ser humano como capaz de pensar por sí mismo, y de situarse ideológicamente al margen de cualquier dogmatismo religioso organizado. O, dicho de otro modo, el laicismo respeta cualquier creencia o convicción religiosa siempre que ésta no se inmiscuya en las cuestiones de Estado ni del dinero público, y siempre que, por descontado, no vulnere los derechos humanos fundamentales.

El laicismo es, por tanto, respeto a las creencias individuales de cada ciudadano; es tolerancia ante cualquier posicionamiento espiritual, y es espíritu democrático porque no considera ningún dogma concreto como el único válido y respetable. Lo contrario, el pretender imponer un dogma o pensamiento único, el no respetar posturas diferentes, el tener una actitud intolerante ante quienes no se adhieren a una determinada creencia o ideología, tiene un nombre preciso y bien definido: fundamentalismo y totalitarismo.

Recordemos, por otra parte, que la Constitución de 1.978 declara, en su Art.16.1, que “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos…”, y, en su Art. 16.2, que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal…”. En iguales términos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su Artículo 18, proclama como derecho inherente a la condición humana la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Pues bien, pareciera que algunos miembros de los ámbitos de la política y de la religión, a la vista de sus manifestaciones, aún no se han tomado la molestia de leer con atención, ni la Constitución Española, ni la Declaración Universal de los Derechos Humanos; y si lo han hecho, parecen haber olvidado su contenido. Habría que recordarles que el oscurantismo medieval queda muy lejos, y las tiranías absolutistas, también. Estamos en democracia y la democracia, utilizando las palabras de Sebastián Jans, es laica o no es democracia. O, dicho de otro modo, atacar el laicismo es atacar los derechos humanos y la esencia misma de las libertades básicas.

Coral Bravo es doctora en filología, master en psicología, y miembro de Europa Laica.

Antonio Negri; “La fábrica de porcelana”

UNA NUEVA GRAMATICA DE LA POLÍTICA

El origen de este libeo reside en dos conceptos. Por una parte lo que se ha dad en llamar “el diglo corto”, esa época que, de 1917 a 1968, intentóponer en práctica el socialismo y en la cual aprendimos a pensar, ha llegado a su fin. Por otra, la crisis del socialismo arrastró con ella todas las categorias políticas a una modernidad de la que el mismo socialismo formaba parte.

Sin embargo la esperanza, la indignación y la voluntad de transformar el mundo aparecen hoy bajo nuevas figuras. Los cambios en la organización del trabajo y de las nuevas configuraciones de los modos de gobernar tienen mucho que ver con esa transformación radical de la realidad política y con el lenguaje que la expresa.

Este texto es una invitación colectiva a todos los investigadores de buena voluntad a que se consagren a la redacción de un léxico político postmoderno. Un empeño que puede contribuir a la consolidación de nuevas formas de hacer política; una política más justa, equitativa y sostenible.

Antonio Negri. Paidós. Colección Estado y Sociedad. nº 156

Más información en www.paidos.com