30.000 personas viven en España, sin techo.

sin-techo-caritas

En el Día de los Sin techo, las ONG responsables de la iniciativa reclaman atención sobre las condiciones de las más de 30.000 personas que viven en la calle

ELPAÍS.com / EFE – Madrid – 23/11/2008

No tener hogar significa mucho más que estar sin techo”. Bajo ese lema, arranca este año el Día de los Sin Techo que este domingo se celebra. Las ONG responsables de la iniciativa -Cáritas, la Federación Europea de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados (FACIAM) y la Federación Europea de Asociaciones nacionales que trabajan con personas sin hogar (FEANTSA)- recuerdan que más de 30.000 personas viven en España sin techo. Y sin hogar.

La noticia en otros webs

Las organizaciones denuncian en esta cuarta edición del Día de los Sin Techo el “muchas veces imposible acceso al derecho social de una vivienda digna y adecuada, que afecta con especial dramatismo a las personas sin hogar” y tratan de llamar la atención sobre las condiciones de precariedad severa y extrema vulnerabilidad de las personas que viven en la calle.

Por ello solicitan la aplicación de una política estatal, autonómica y local que favorezca la inclusión de los colectivos más vulnerables, así como medidas fiscales que favorezcan el alquiler y programas de rehabilitación de viviendas.

Hombre, extranjero, con estudios de secundaria

El 82% de las personas sin hogar son varones; casi la mitad -el 48%- son extranjeros; el 30% tienen entre 18 y 29 años; el 13% ha recibido enseñanza superior y el 63,9% ha acabado la secundaria.

Casi tres de cada diez, explican las ONG, tuvieron padres con problemas de alcohol o drogas y el 30% padeció malos tratos. Además, el 44% ha abusado en algún momento de las drogas; el 10% tiene problemas graves de salud mental y el 16% fue expulsado del hogar antes de los 18 años.

Detrás de muchas de sus historias, las organizaciones recuerdan que se encuentran motivos como los desahucios por impago de deudas, el abandono del hogar familiar sin recursos, las rupturas familiares, las depresiones o los trabajos temporales e inseguros.

Anuncios

Menores sin infancia.

Millones de niños en todo el mundo realizan tareas de adultos y carecen de medios para sobrevivir en condiciones dignas

La infancia no siempre es la etapa más feliz de la vida. Cada día, millones de menores en todo el mundo luchan, sin demasiado éxito, por esbozar una sonrisa. Su situación es la de pequeños adultos a los que les han robado un pedazo de existencia. El Día Universal del Niño lo recuerda cada 20 de noviembre, pero conviene no olvidarlo nunca.

  • Autor: Por AZUCENA

La infancia no siempre es la etapa más feliz de la vida. Cada día, millones de menores en todo el mundo luchan, sin demasiado éxito, por esbozar una sonrisa. Su situación es la de pequeños adultos a los que les han robado un pedazo de existencia. El Día Universal del Niño lo recuerda cada 20 de noviembre, pero conviene no olvidarlo nunca.

  • Autor: Por AZUCENA GARCÍA
  • Fecha de publicación: 19 de noviembre de 2008

Cifras millonarias

Niños sin infancia. Una contradicción que, sin embargo, refleja la realidad de millones de menores en todo el mundo. Un baile de cifras, a cual peor. Naciones Unidas revela que existen hasta 150 millones de niños y niñas de la calle. Otros 200 millones trabajan en empleos considerados peligrosos. Unos 70 millones más en edad escolar no van a la escuela. Y así hasta llegar a las cifras de mortalidad infantil que, a pesar de disminuir cada año, todavía hablan de 27.000 menores de cinco años que mueren cada día por causas evitables.

Los niños y niñas tienen derechos, aunque no siempre se respeten. “Hay millones de adultos prematuros encerrados en pequeños cuerpos, que juegan cada día el difícil partido de la supervivencia”, describe Manos Unidas. En la última década, dos millones de niños han muerto en conflictos armados y 250.000 han debutado como niños-soldado. Sin duda, un estreno peligroso.

Unos 200 millones trabajan en empleos considerados peligrosos, mientras que el reclutamiento forzado es una práctica extendida en lugares en conflicto

La atención estos días se centra en República Democrática del Congo donde, según Unicef, los constantes combates en la provincia de Kivu del Norte “han puesto a los niños en peligro de sufrir malos tratos y explotación por parte de los grupos armados”. El reclutamiento forzado es una práctica extendida. El grupo más vulnerable es el compuesto por los niños desplazados. El caos que se ha adueñado del país propicia el movimiento de personas y el aumento de niños que, en su huida, quedan separados de sus progenitores.

Los males que acechan a los infantes son varios y variados. En el mundo, por ejemplo, hay 15 millones de pequeños huérfanos a consecuencia del sida y tampoco ellos se salvan de esta epidemia. El abuso sexual a que son sometidos en algunos países les conduce a traumas psicológicos, contagio de VIH y enfermedades de transmisión sexual “o la adicción a las drogas desde edades tempranas”, recuerda Global Humanitaria. Esta ONG desarrolla desde 2003 el Proyecto Protect. Radicado en Camboya, este proyecto investiga y denuncia abusos sexuales a menores por parte de extranjeros y de redes de prostitución infantil. “La precaria situación económica del país, más acentuada en las zonas rurales, causa el abandono, la venta y el secuestro de niños”, lamenta la entidad. Alrededor de la mitad de los habitantes de Camboya tienen menos de 18 años. Sólo en Phnom Penh, capital del país, se estima que entre 1.000 y 1.500 niños -como mínimo- viven en las calles sin mantener vínculos familiares.

Población mayoritaria

Más de la mitad de la población de los países en desarrollo es menor de 25 años. Esto significa, según datos del Banco Mundial, que el 85% de los jóvenes entre 15 y 24 años reside en estos países y que el 92% de los 1.400 millones de niños que nacerán en el mundo antes de 2010, lo harán también en estas zonas. Sin embargo, los menores son uno de los grupos más vulnerables y sus voces, “las menos escuchadas”. Una cuarta parte de la población que vive en condiciones de extrema pobreza es joven, cerca de 12 millones viven con VIH/sida, unos 133 millones no saben leer ni escribir y entre un tercio y la mitad carece de empleo.

En este contexto, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) buscan, entre otras cosas, mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes. Para ello, el Banco Mundial cuenta con diversos programas cuyo objetivo es incorporar las opiniones de los jóvenes “a fin de mejorar su presente y su futuro”. En el caso de Youthink!, se pone a disposición de los estudiantes un recurso en línea sobre temas sociales y de desarrollo, en el que el contenido está escrito en un idioma “apropiado a la edad” y se invita a los jóvenes a compartir sus historias y sus experiencias.

Explotación laboral

En los últimos años, el trabajo infantil es una denuncia continua. La situación afecta a un buen número de países, en los que las condiciones de vida de estos menores dejan mucho que desear. En Bolivia, Global Humanitaria ha detectado a unos 800.000 niños, niñas y adolescentes trabajadores. La mayoría se ven obligados a ayudar en el hogar (principalmente las niñas), en el campo y en la venta ambulante de productos: “Hay niños que limpian zapatos, otros trabajan cargando bolsas, en los basurales o vendiendo periódicos”.

El trabajo infantil provoca cada año cerca de 22.000 muertes, accidentes o negligencias

En otros países de América Latina, como Colombia, cerca de dos millones y medio de niños entre 5 y 17 años se ven obligados a trabajar en algún momento del año. “Casi un millón desarrolla actividades que corresponden a las peores formas de trabajo infantil”, advierte Global Humanitaria. Las tasas de matriculación escolar descienden de manera preocupante entre Primaria (87%) y Secundaria (55%) y sólo un 64% de los niños que trabajan asiste a centros de educación formal. Una situación similar se repite en Guatemala y Nicaragua, donde la mitad de los menores de 15 años son también trabajadores, en su mayoría, no remunerados.

Las consecuencias del trabajo infantil provocan cada año, según la ONG Ayudemos a un niño, cerca de 22.000 muertes, accidentes o negligencias. De ahí la puesta en marcha del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), impulsado desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta entidad define el trabajo infantil como “toda actividad laboral que realizan los niños, las niñas y adolescentes antes de los 18 años y que les perjudica en su desarrollo físico, social, intelectual y moral”. Sin embargo, más de 200 millones de menores se ven obligados a trabajar. De ellos, unos 50 millones tienen entre 5 y 11 años y desempeñan su labor en “circunstancias peligrosas”.

Tipos de trabajos

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) clasifica éste en varios grupos. En primer lugar, detecta el denominado trabajo infantil peligroso, aquél que pone en riesgo la salud, seguridad o moralidad de los niños y niñas debido a la naturaleza o el número de horas trabajadas. Esta modalidad expone a los pequeños a abuso físico, psicológico o sexual, mientras que en otras ocasiones les fuerza a trabajar bajo la superficie o bajo el agua, en alturas peligrosas o en espacios confinados.

El trabajo infantil en minas y canteras, por su parte, engloba en América Latina a más de nueve millones de mujeres y niños, que dependen de la actividad minera artesanal. “Los niños y adolescentes comienzan ayudando a sus madres en tareas de selección de desmonte minero o bateando en el río durante largas horas a la intemperie” para, a partir de los 12 años, apoyar en la extracción del mineral en los túneles, el transporte a la superficie y su procesamiento.

También destacan el trabajo en la agricultura, que concentra a cerca del 70% de los menores trabajadores; el trabajo doméstico, con unos diez millones de pequeños en todo el mundo que realizan estas tareas en condiciones peligrosas o de explotación; el trabajo en basureros, generalmente realizado por familias en situación de extrema pobreza; el trabajo en la pesca y extracción de moluscos, en mercados, en las coheterías o en el sector informal, es decir, sin estar oficialmente empleados.

Matrimonio infantil y adolescente

El matrimonio infantil es una práctica habitual en África subsahariana y Asia meridional. Su aplicación “niega a las niñas el derecho a un futuro mejor”, advierte Unicef, pero la situación se repite en Oriente Medio, África septentrional y otras regiones de Asia, donde la tradición apuesta por el matrimonio con adolescentes. En Sierra Leona, el 56% de las niñas contrae matrimonio antes de cumplir 18 años. El 66% en las zonas rurales. En Etiopía y en África occidental, los enlaces a los 7 u 8 años son frecuentes. En Djibouti, llegar a los 20 años sin haberse casado convierte a las mujeres en “solteronas”.

Apenas hay estadísticas. Los datos se silencian amparados en tradiciones sin intención de ser revisadas. “Resulta difícil conocer el número de matrimonios prematuros, debido a la cantidad de ellos que no se inscriben y que, por tanto, son ilegales”, explica Unicef. Las familias pobres aprueban los matrimonios porque consideran a las niñas una carga económica: “Casarlas es una medida de supervivencia”. Otras están convencidas de que el matrimonio a una edad temprana protege a las niñas frente a agresiones sexuales y “les procura la protección de un tutor varón”.

Abandono escolar

El matrimonio prematuro es una de las principales causas de abandono escolar entre las niñas. “Cuando pueden ir a la escuela y completar sus estudios, se modifica diametralmente su futuro”, advierte Unicef. Se teme a una educación que puede cambiar “para bien” la orientación de la vida de las niñas y de sus futuras familias. A pesar del incremento que han registrado en los últimos años las tasas de escolaridad, la proporción de niñas que cursa estudios secundarios es sensiblemente inferior a la de niños.

Para mejorar esta situación, Unicef impulsa desde 2006 los Clubes de Madres. La finalidad de estos grupos es ayudar a las niñas dentro de sus comunidades para que concluyan los estudios. En concreto, apoyan a las mujeres para que obtengan ingresos derivados de la horticultura comunitaria en gran escala y puedan hacerse cargo de la educación de sus hijas. Las integrantes del Club de Madres cultivan hortalizas como mandioca y patatas, “cuya venta genera fondos que se emplean para pagar la matrícula escolar de las niñas”.

Por otro lado, las mujeres que componen estos grupos movilizan a sus comunidades en apoyo de la educación de las niñas y se encargan de informar y orientar sobre aspectos culturales como el matrimonio precoz, el embarazo adolescente y la prevención de las enfermedades de transmisión sexual. Una vez que las madres han entendido la importancia de enviar a sus hijas a la escuela, se intenta que transmitan esos conocimientos a otras mujeres para que todas las pequeñas tengan la oportunidad de acudir al colegio y, por qué no, también a la universidad.

El día en un vistazo: de los niños en la India al sufrimiento de los niños en El Congo

Actualizado 14-11-2008 20:34 CET

Aparte del Día Mundial de la Diabetes, hoy se celebra en la India el Día del Niño. ¿Por qué hoy y no en otra fecha? El primer Primer Ministro del país, Pandit Jawaharlal Nehru, nació un 14 de noviembre. Después de su muerte, en 1963, se eligió ese día como día de la infancia. Y se eligió porque Nehru era inmensamente cariñoso con los niños. Sus retratos más famosos y populares lo muestran siempre con menores.

ninos-congo

Y no salimos de la India. En Calcuta, al este del país, la pobreza sigue siendo, junto a la contaminación, uno de los problemas que más preocupa. Mucha gente vive en la calle, como esta mujer que cocina junto a la vía del tren.

india

El rostro de este niño deja claro su sufrimiento. Lleva días sin comer. Como él, toda su familia. Una agencia de ayuda de Naciones Unidas dijo el jueves que se había quedado sin víveres para los 750.000 palestinos que viven en Franja de Gaza después de que Israel bloquease las entregas.

nino-franja-de-gaza

Y aunque las cosas cambien en el mundo, la situación en El Congo no varía. Miles de civiles siguen alejados de sus hogares y la mayoría son niños. Naciones Unidas ha calificado la situación de catástrofe humanitaria y temen que la guerra se agrave todavía más.

1226690320_774710_fotonoticia_normal_0

Y mientras, el mundo presuntamente civilizado y ahíto de hipocresia y miedos a la inseguridad de una nadería, preocupados por salvar a los grandes bancos y garitos financieros, insaseguradoras e instituciones especulativas que generan una sima de desigualdad entre paises y entre personas; nosotros, cargados de cinismo al mantener de manera consciente en el umbral permenente de la pobreza y la muerte segura a millones de personas inocentes mientras retribuimos a los depredadores y, asemás los protegemos y “rescatamos” sin exigirles ningúna pena ni castigo por su codicia. ¿Reinventar el capitalismo?; una broma pesada esta boutade que se cae hecha añicos al ver solo de un vistazo, un día cualquiera en el planeta y continuamos mirando a otra parte para no ver la miseria humana que originamos y de la que somos activos corresponsables.

Es jodido levantarse un sabado -fin de semana, le llaman por aquí- tomarse una ducha, comprar el periódico, sentarse en el comodísomo sillón tomando un humente y estimulante café que han recogido niños que viven en la miseria mientras comprobamosimperterritosotro dia, y así miles de días,  en los que los valores de la igualdad y la justicia continúan siendo una utopía inalcanzable con este sistema perverso que solo atiende su propia panza y perpetua los atavicos concepctos de beneficiencia y caridad como anastesico de nuestras pobres y miserables conciencias de “accidentales civilizados”.

Seguramente ante una imagen, pasamos las hojas del diario hasta las del horoscopo, sociedad y deportes; no sea que nos amargue el niño el día si queremos salir a comprar los regalos navideños un poco más baratos para vivir en familia esos días de paz y campanitas que, entonces si, nos cae la lágrima sensiblera e imbecil.

Vicent Vercher Garrigós.

Administrador del Blog.

PAPÁ ESTADO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS. Especulando en el sistema solidario mundial.

   

s3_amazonaws_com2felespectador2

                                             Vicent Boix.


Escritor, autor de “El parque de las hamacas”. http://www.elparquedelashamacas.org/

 

Venga a nosotros tu reino.

Fue expulsado del estado español. Lo multaron con 3.240 euros. El “crimen” de este senegalés: vender 45 DVD de películas y 147 CD de música. Falsificados todos. Sentencia de un tribunal de Granada. El pasado enero. No fue a prisión. Pero por no tener permiso de residencia.

Mientras, la aseguradora AIG se fue arruinando. En Estados Unidos. Sus ejecutivos derrocharon miles de dólares. En lujos y placer. Directivos de Freddie Mac. Otra empresa quebrada. Cabildearon a consultores republicanos. Querían frenar una propuesta de ley. Una que imponía mecanismos de supervisión a sus “negocios”. No tiene permiso de residencia. El senegalés. Los encorbatados sí. La justicia está enladrillada, ¿quién la desenladrillará? el desenladrillador que la desenladrille, buen desenladrillador será.

 

Perdona nuestras deudas.

El plan de rescate de algunos países de la UE sobrepasa los 2,39 billones de dólares (1,9 billones de euros). Con ese capital y si es necesario, los estados podrán comprar participaciones en bancos, garantizar los préstamos entre las entidades y adquirir activos. En la otra orilla del charco, el plan de rescate presentado por George Bush alcanzaría la cifra de 700.000 millones de dólares. Sin embargo, el gobierno norteamericano ya ha invertido 765.000 millones de dólares distribuidos de la siguiente forma: 150.000 en devolución de impuestos para fomentar el consumo, 300.000 para créditos hipotecarios blandos, 200.000 en la quiebra de las agencias hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, y 115.000 en la nacionalización de ciertas empresas como la aseguradora AIG, que supuestamente serán recuperados con la venta de sus activos.

Dinero utilizado en USA para afrontar la crisis: 765.000 millones de dólares. Dinero público para futuros rescates en USA: 700.000 millones de dólares. Dinero público para futuros rescates en la UE: 2,39 billones de dólares. Total: 3,85 billones de dólares.

 

Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

La cifra total del que podría ser el mayor robo de la historia jamás contado, equivale a la suma del PIB de la India y Turquía en 2007. Multiplica por dos al de Brasil y al de África. Por tres al de México, España o Italia. Por siete al de Argentina. Por diez al de Uruguay.

La deuda externa de los países del sur (mal nombrados subdesarrollados) era de 2,5 billones de dólares a inicios de este milenio. Si el capital dispuesto para salvar bancos, se destinara a salvar países, seguirían sobrando 1,35 billones. En junio de 2005, el G-8 anunciaba una reducción de la deuda para cerca de 40 países fuertemente endeudados, por un monto de 55.000 millones de dólares. Un pequeño frasco de pomada, si se compara con las costosas y enmarañadas operaciones quirúrgicas realizadas al sistema financiero.

1400 millones de personas viven en la extrema pobreza y según la FAO, 923 millones sufren hambre en el mundo (75 más que el año pasado). Para erradicarla, el director de dicho organismo reconoció que hacen falta 30.000 millones de dólares anuales. Sólo logró recaudar 7.500 para cuatro años, arriesgando de esta manera uno de los objetivos del milenio. Comprar comida hasta el 2015 (en los mismos países afectados y no los excedentes de USA), costaría 240.000 millones de dólares (30.000 X 8 años). Seguirían quedando 1,11 billones.

La Ayuda Oficial al Desarrollo del Gobierno Bush sumó 27.500 millones de dólares en 2005. Un 2% de lo empleado en sus planes de salvamento. Todos los países ricos ofrecieron cerca de 100.000 millones de dólares en 2007, pero según la ONU harían falta 18.000 millones más. Se podría abonar dicho incremento en los próximos 10 años –180.000 millones– sin exigir cambios en las políticas internas y se dispondrían aún de 930.000 millones.

Uno de los objetivos del milenio establece que todos los escolares del mundo deben acabar el ciclo de primaria en el año 2015 ¿Una fantasía? Según la Alianza Española Contra la Pobreza, esta meta no se alcanzará en la fecha estipulada. 75 millones de niños y niñas no están escolarizados, gracias en parte a que sus estados gastan más dinero en la deuda externa que en formación. Según dicha Alianza, en el año 2006 los países con rentas bajas recibieron 5.000 millones de dólares de ayuda directa para educación. No obstante, harían falta 6.000 millones más para completar el objetivo. Si se garantizaran hasta el 2015, se precisarían 48.000 millones de dólares (6.000 X 8 años). Restarían 882.000 millones.

2.400 millones de personas no tienen acceso a saneamiento adecuado y más de 1.000 carecen de agua potable. 2 millones de niños y niñas mueren al año por enfermedades que se propagan por el agua sucia y/o instalaciones sanitarias inadecuadas. La ONU calculó en 2001 que se necesitarían 23.000 millones de dólares anuales para proporcionar agua potable y saneamiento a todos los habitantes del planeta, cumpliendo de esta manera otro objetivo del milenio en 2015. Una vez más la estimación no se alcanzaba ya que se dirigían 16.000 millones. Asignar los 7.000 millones anuales que faltan significaría un total de 98.000 millones de dólares (7.000 X 14 años). Todavía constarían 784.000 millones de dólares.

A nivel mundial, en el año 2006 morían 72 niños y niñas menores de 5 años por cada 1.000 nacimientos vivos y entre los años 1990 y 2005, la mortalidad materna apenas disminuyó un 1%. Con estas cifras se está lejos de cumplir uno de los objetivos del milenio. En el mismo año y según la ONU, se canalizó la rácana cifra de 3.500 millones de dólares para mejorar la salud materna, neonatal e infantil. Harían falta 7.000 millones más al año, es decir, 56.000 millones de dólares para los próximos 8. En la alcancía aún repiquetearían 728.000 millones.

Decenas de millones de personas fallecen al año por SIDA, tuberculosis, malaria y otras enfermedades. En 2006 se estimó que la cifra para lograr conseguir el objetivo del milenio en cuanto a la reducción de la mortalidad por estas y otras patologías, debería ser de 20.000 millones de dólares. Huelga decir que no se ha logrado reunir dicha suma. Si se tomara como referencia y se abonara hasta el año 2015, se necesitarían 200.000 millones de dólares (20.000 X 10 años). Aún existirían 528.000 millones para seguir cambiando el mundo.

10 millones de jóvenes mueren al año de neumonía, sarampión y tétanos, según Save The Children. El tratamiento por persona en cada una de estas tres enfermedades costaría 30 céntimos de euro, 15 y 40 respectivamente. Aplicar todos los tratamientos supondría un monto total de 10 millones de dólares. A dólar por niño. Calderilla. Vergonzoso.

A modo general, para avanzar en la consecución de los objetivos del milenio harían falta 150.000 millones de dólares anuales hasta 2010. En septiembre de 2008, en un encuentro celebrado por la ONU en Nueva York, los países desarrollados sólo lograron aportar 16.000 millones. Una broma de mal gusto si se compara con las ingentes cantidades aportadas para lubricar el sistema bancario mundial.

En la Cumbre del Milenio del 2000, se constituyeron una serie de metas a cumplir en el año 2015. Se denominaron objetivos del milenio y la mayoría se han relatado en este artículo.

Posiblemente serían accesibles e incluso se podría aspirar a mucho más, si se empleara de una forma más altruista el dinero público disponible para salvar a bancos corruptos. Probablemente seguiría sobrando dinero que se podría destinar a otros fines. Por ejemplo, para reducir el analfabetismo a la mitad, que según la UNESCO, afectaba a 700 millones de personas en 2005. Dicho objetivo se fijó en el Foro de Dakar y requeriría 26.000 millones de dólares.

 

No nos dejes caer en la tentación.

El 27 de octubre, rebelion.org publicaba un amplio artículo de Éric Toussaint, sobre las causas de la crisis alimentaria. El autor narraba como el banco belga KBC, inició una campaña publicitaria para animar a la ciudadanía a invertir en seis alimentos básicos. Sus anuncios proclamaban sin pudor alguno: “¡Sacad ventaja del alza de precios de los productos alimentarios!”. Según Toussaint, la publicidad presentaba como una “oportunidad” la “penuria de agua y de tierras agrícolas explotables”, que deriva en “una escasez y una consecuente alza de precios de los productos alimentarios básicos”.

Casual y paradójicamente, ese mismo día, los medios de comunicación informaban en sus páginas de economía que el gobierno belga había decidido inyectar 3.500 millones de euros al KBC. ¿Servirá el capital público para promover y agudizar el hambre a través de la especulación criminal de los terroristas de guante blanco? Y la gran duda que me acongoja tras escribir este artículo ¿Podrá pagar la comida el senegalés expulsado por vender DVD piratas?

 

(Versión del artículo con bibliografía en: http://www.elparquedelashamacas.org/html/biografia.html)

millonario

MOVILIZATE CONTRA LA POBREZA.

LA CAMPAÑA POBREZA CERO HACE UN LLAMAMIENTO A LA CIUDADANIA PARA MOVILIZARSE CONTRA LA POBREZA


El 17 de Octubre, día internacional para la erradicación de la pobreza, millones de personas y organizaciones en todo el mundo pedirán a los líderes mundiales que cumplan con su promesa de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).En España, la Alianza Española contra la Pobreza, te invita a unirte a ellos rebelándote contra las desigualdades, saliendo a la calle y participando en las numerosas iniciativas que se organizarán en España a través de las coordinadoras autonómicas y plataformas locales de Pobreza Cero.

 

 

Del 13 al 19 de Octubre, participa en las múltiples actividades de sensibilización programadas en todas España con motivo de la Semana contra la Pobreza. Y sobre todo, los días 17 y 18 de octubre la Alianza Española Contra la Pobreza cuenta con tu participación en alguna de las Manifestaciones que bajo el lema “REBÉLATE CONTRA LA POBREZA. MÁS HECHOS Y MENOS PALABRAS” se celebrarán en decenas de ciudades españolas.

POR QUÉ MOVILIZARNOS

En el año 2000, los líderes del mundo hicieron una promesa: acabar con la pobreza antes del 2015 y sobre esta base se fi­jaron los ODM. Ocho años más tarde, 50.000 personas mueren diariamente como consecuencia de su extrema pobreza y la distancia entre pobres y ricos sigue creciendo. Tenemos la capacidad de cambiar esta realidad y de hacerlo en el plazo fijado. El año pasado fuimos, cientos de miles de personas en toda España, y 43 millones de personas en todo el mundo. Está en tus manos que éste seamos muchos más los que nos unamos al mensaje: Rebélate contra la Pobreza.

DONDE CONSEGUIR INFORMACIÓN SOBRE LAS CONVOCATORIAS

En 2007, más de 50 ciudades participaron en las movilizaciones. Para consultar el día y hora de convocatoria en tu ciudad, consulta en el buscador de nuestra web.

 

DESCARGATE LOS MATERIALES EN EL APARTADO AUDIOVISUALES. (CARTEL, BANNER, CUÑAS, VIDEOS)

Link: http://www.pobrezacero.org/intro.php