TREINTA BANCOS Y CAJAS ESTÁN ATRAPADOS EN LA RED DE LLANERA CON UNA DEUDA DE 432,65 MILLONES DE EUROS.

Treinta bancos y cajas están atrapados en la ‘red’ de Llanera con una deuda de 432,65 millones

Gustavo Granero | 9:45 – 26/12/2007    http://www.ElEconomista.es

llanera2.jpg

Cuando sonó la flauta de Fernando Gallego, presidente del grupo inmobiliario Llanera -que soporta un concurso de acreedores tras suspender pagos-, todos cayeron rendidos a su música. Los principales bancos y cajas de este país sucumbieron a la llamada del promotor valenciano, aflorando, de paso, fallos masivos en sus sistemas de control de riesgos.

Pero, ¿qué pudo pasar para que una treintena de entidades quedasen hipnotizadas en Llanera? Como en la fábula del flautista de Hamelín, Gallego hizo sonar la música, se rodeó de la banca que opera en España y después la precipitó por el abismo al que conducen los impagos.

Más allá del parecido, por hipnotizador, con la leyenda de los Hermanos Grimm, la inmobiliaria Llanera dejó deudas por 432,65 millones de euros a una treintena de entidades financieras al cierre de 2006, según el último informe de auditoría, que reconoce una deuda total con todos sus acreedores de 748,16 millones. De la financiación con bancos y cajas, 300,78 millones eran a largo plazo, y 131,87 millones a corto plazo.

No sólo eran Bancaja o CAM

En un principio, sólo saltaron a la luz las inversiones de Bancaja, CAM y Lehman Brothers. Aunque es cierto que ellas soportan la mayor parte de la deuda también es verdad que los daños colaterales del hundimiento de Llanera afectó a todo el barco. En concreto, son 13 bancos (Santander, BBVA, Popular, Banesto, Sabadell, Banco de Valencia, Pastor, Guipuzcoano, Gallego, Lehman Brothers, Deutsche Bank, Barclays y Citi); otras 13 cajas de ahorro (La Caixa, Caja Madrid, Bancaja, CAM, Caixa Catalunya, Unicaja, Caja España, Cajasol, Cajasur, Sa Nostra, Granada, Caixanova y Ontiyent). Ellos fueron el brazo financiador, aunque la lista de acreedores totales se cuenta por miles.

Un largo y complejo proceso

Bancos y cajas esperan recuperar sus inversiones. Sin embargo, el proceso puede durar un año, ya que el juez y los administradores concursales tienen mucho trabajo por delante: “Hay que analizar bien el convenio que se propondrá para renunciar a una parte de la deuda y valorar adecuadamente los activos de la empresa”, explica a elEconomista Carlos Pavón, letrado de Iure Abogados, que representa a 40 acreedores. Algunas empresas consideran que se está haciendo una liquidación algo prematura.

Según la documentación que obra en poder del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, a la que ha tenido acceso este periódico, Banesto tiene una deuda de 4,8 millones, al menos, con cinco de las seis sociedades del grupo Llanera (ver más en información de recuadro). Según el dossier, Barclays concedió créditos por 900.000 euros, mientras que BBVA reconoce una deuda de casi medio millón de euros con una de las empresas del grupo inmobiliario.

Dentro de las cajas, los destrozos son similares. Las más castigadas por la suspensión de pagos de Llanera -junto a Bancaja y CAM- son Caja Duero y Caja Sur . Les sigue Caixa Catalunya, con más de dos millones en créditos, Caixanova y Sa Nostra (Baleares) con un millón y medio de euros, al menos. Además, Unicaja y Caja España habrían concedido financiación por alrededor de un millón. No podría faltar Caja Madrid, con 305.512 euros.

Pero la mayor inversión la dieron otros. Bancaja reconoció una deuda con las empresas de la inmobiliria de 92 millones, que está regularizando con la promotora. Su participado Banco de Valencia les confió 28 millones, mientras que la CAM le habría otorgado entre 30 millones y 40 millones. No obstante, las cajas dejaron claro que la mayoría de estos créditos contaban con garantías más que reforzadas. Fue un banco extranjero, Lehman Brothers, el que se llevó la palma, con un préstamo de más de 148 millones de euros, que vencía en enero. Pero ha habido acuerdo.

meneamedigg itdeliciousenviar por email

LAS DICOTOMÍAS DE RUS CON LA EMPRESA LLANERA…¿A QUE SE EXPLICAN POR Sí SOLAS?.

13623187.jpg

Rus anula dos contratos de la Diputación con la empresa de los Gallego y mantiene los de Xàtiva

Como alcalde ha rechazado resolver las adjudicaciones de tres PAI’s y de la plaza de toros

 

Paco Cerdà, Xàtiva

 El presidente de la Diputació n de Valencia, Alfonso Rus, ha firmado dos decretos para iniciar la resolució n de los contratos suscritos con la mercantil Llanera, Construcciones y Proyectos, SLU, para la realizació n de obras en las carreteras de acceso a los municipios de Quesa y Alborache. En ambos casos, Rus alude como causa para la rescisió n de ambos contratos a «la declaracion de concurso del contratista» y a la petició n del diputado del área de carreteras, Enrique Crespo, «por no considerar conveniente su continuación ». Según viene referido en los dos decretos, firmados ambos el pasado 20 de noviembre, a la mercantil se le concedi an 10 días para alegar.


Se trata del proyecto -adju-dicado por 826.511 euros-, con- sistente en el acondicionamiento de los accesos al municipio de Quesa, correspondientes a la carretera CV-580 de Anna a Dos Aguas. La otra obra anulada a Llanera, SL, por la diputació n es la construcció n de una glorieta de acceso a Alborache.
Esta actitud expeditiva de Rus respecto a Llanera, SL, en la di putació n contrasta con las ges tiones realizadas por el tambié n alcalde de Xà tiva para que el juez autorice a la empresa la subcon- tratació n de las obras que tiene pendientes en Xà tiva.
Desde la oposició n socialista se recordó el miércoles que lo mismo que ha hecho en diputació n puede hacerlo en el ayuntamiento y evitar que se demore la finalizació n de los proyectos. Estas fuentes se han preguntado qué le impide a Rus actuar en Xà tiva con Llanera, SL, igual que en la diputació n.
Por el momento, Llanera, SL, continú a siendo la adjudicataria en Xà tiva de tres PAI residencia- les (El Palasiet, Bola I, Bola II) y un PAI industrial (Albaida). En respuesta, ayer el alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, alegó que no anula los contratos firmados entre el ayuntamiento que dirige y la empresa Llanera, SL, porque todos los proyectos adjudicados en la ciudad a la constructora «ya están en marcha» y, según Rus, la resolución de estos contratos requeriría «la autorización del juez» por estar las obras iniciadas.

CRISIS DE LLANERA: VENDE EL SUELO Y CORRE.

Los representates legales califican de ilegal dicha operación
Los pequeños acreedores de Llanera se oponen a la venta del 50% de la Reva a Lehman Brothers

llanera.jpg

11.12.2007
lavozdigital.net .- Valencia
Los representantes legales de los pequeños acreedores de Llanera se oponen a la venta del 50% de la Reva a Lehman Brothers para que la compañía cancele su deuda de 156,29 millones de euros con la entidad financiera. Con éste acuerdo el Banco de Inversiones dejaría de constar como acreedor tras cancelarse la deuda. En realidad ésta operación sería una permuta por la deuda, la operación también incluiría la venta de una participación en un Residencial de Golf.
Contenidos Relacionados
La compraventa de viviendas en España baja un 12,6% en 2007

Bancaja ofrece a Llanera 57 millones para hacerse con su suelo en Cullera

María Carmona | 6:00 – 14/12/2007 Actualizado: 11:45 – 14/12/07

bancaja.jpg

Nuevas desinversiones a la vista, si el juez da permiso, en el grupo Llanera, que está aprovechando todas las oportunidades que se le han puesto en el camino para lograr algo de inyección en su caja y recortar lo máximo posible su pasivo aun a costa de sacar de su balance los activos más jugosos.

El grupo inmobiliario valenciano, en proceso concursal desde el pasado mes de octubre, solicitó ayer autorización al titular del juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia para aceptar la oferta de compra de 510 hanegadas de terrenos ubicados en El Brosquil de Cullera (Valencia), propiedad de la sociedad Aldalondo, una de las seis que están bajo tutela judicial.

Tras la oferta de compra está Bancaja Habitat, la filial inmobiliaria del grupo financiero, según informaron en un comunicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

La oferta de Bancaja, uno de los acreedores del grupo inmobiliario, asciende a 42,3 millones de euros, e incluye una opción de compra sobre la totalidad de las participaciones de la sociedad Valencia Beach Golf, cuya titularidad ostenta Aldalondo, por valor de 2,5 millones.

Condicionantes

Pero el acuerdo entre la caja y el grupo de la familia Gallego es más amplio. Llanera ha solicitado también el visto bueno judicial para vender a Bancaja Habitat las participaciones sociales de Ansogasa, de la que es socio minoritario con una participación del 28 por ciento. En este caso, la caja ofrece un precio de 12,5 millones. Esta oferta, sin embargo, está condicionada a la aprobación, autorización y cumplimiento de la oferta de compraventa de los terrenos de Aldalondo en El Brosquil.

Este acuerdo entre Llanera y la caja se suma al que esta misma semana alcanzó la inmobiliaria con Lehman Brothers, por el que el banco se hará con los terrenos de Reva en Ribarroja (Valencia) en un trueque de suelo por deuda. Lehman es el principal acreedor de Llanera tras haberle financiado en su día la compra del mismo suelo por 156 millones, cantidad en la que se reduciría el pasivo si el juez autoriza la operación tras escuchar a las distintas partes. De prosperar ambas operaciones, cada vez será más reducido el activo disponible por la inmobiliaria para atender a la totalidad de los acreedores.

A juicio de los representantes legales de los pequeños acreedores de Llanera, ésta operación sería irregular ya que ha su juicio la ley concursal impide precisamente que se dé prioridad a un acreedor sobre otro. Según uno de los representantes legales que se oponen a la venta “en lugar de restituir los activos que la sociedad fue vendiendo a empresas de su grupo, se va a permitir que se sigan vendiendo activos sin que se justifique el beneficio que se logra para el conjunto de los acreedores”.Ésta operación ha causado estupor tanto en Bancaja como en el Banco de Valencia, entidades implicadas en la operación que en su día Llanera realizó con Lehman Brothers en la Reva.

EL JUEZ CITA A LA FAMILIA GALLEGO Y AL CONSEJO DE LLANERA POR ALZAMIENTO DE BIENES.

recorte.jpg30198.jpg

El juez cita a declarar a la familia Gallego y al consejo de Llanera por alzamiento de bienes

 NOTICIAS RELACIONADAS

  La filial de alquiler de viviendas IBB Llanera también solicita el concurso de acreedores. 

El titular del juzgado de instrucción número 3 de Xàtiva ha admitido a trámite en todos sus términos la querella presentada por la empresa Multiservicios Arco Mediterráneo SL contra el Grupo Llanera. Regina Laguna, Valencia
El juez ha abierto diligencias por un delito de insolvencia punible, en la modalidad de alzamiento de bienes, y un delito concursal por fraude al presentar un concurso de acreedores ante el juzgado de lo mercantil de Valencia. En el mismo auto, se cita a declarar como querellados a la familia Gallego y al resto de miembros del consejo de administración de la empresa matriz, Llanera SL.
Multiservicios Arco Mediterráneo SL, que también figura entre los miles de acreedores del Grupo, vendieron el 4 de abril de 2007 a Llanera tres fincas en Castelló por valor de más de dos millones de euros, de los que esta última pagó a la entrega de la escritura 348.000 euros y dejó a deber 1.883.233 euros, que se abonarían en tres pagarés pendientes de pagos de 627.744 euros cada uno, con vencimiento en octubre, noviembre y diciembre del mismo año.
Tras registrar a su nombre las fincas y sin haber abonado ninguno de los pagarés, Llanera constituyó una hipoteca unilateral a favor de la Generalitat Valenciana sobre estas tres fincas y otras 35 de su misma empresa. El motivo es la deuda de nueve millones y medio de euros que el Grupo Llanera mantiene con la Dirección General de Tributos de la Conselleria de Economía y Hacienda, y que desde 2006 le requiere este pago en concepto de transmisiones patrimoniales.
El querellante afirma que Llanera actuó dolosamente porque «era consciente de que ofrecían en garantía unas fincas registrales que, aunque formalmente figuraban a su nombre, no había pagado su precio».
De hecho, el primero de los pagos vencía el pasado 2 de octubre y el día anterior Llanera SL presentaba un concurso de acreedores voluntario en el juzgado para suspender pagos.
Así, los primeros en declarar el próximo mes de diciembre serán la familia Gallego: Fernando Gallego, padre, y Fernando, hijo, el otro hermano, José Ramón, y uno de los miembros del Consejo, Luis Fernández de Córdova. El resto del Consejo querellado declara a final de año y en enero. Son Jorge Sanchís, Juan Carlos Martínez y Manuel Peña. También constan en la querella los miembros del consejo que dimitieron días antes de la declaración de concurso: José Luis Suárez, Luis María Huete, Juan José Martínez Micó y Emilio Ferrando.
Administradores
De otro lado, el juez de lo mercantil de Valencia que instruye el concurso de Llanera ha aprobado la provisión de fondos en concepto de honorarios de los tres administradores concursales y sus tres auxiliares por 3 millones de euros, según se establece por ley teniendo en cuenta el activo y el pasivo de la masa patrimonial. El 50% de esta cantidad se cobrará de forma previa y preferente, y el resto, a expensas del concurso.

COMPARTIR

¿qué es esto?

 

Enviar  ENVIAR PÁGINA »

Imprimir  IMPRIMIR PÁGINA »

Aumentar el texto  AUMENTAR TEXTO »

Reducir el texto  REDUCIR TEXTO »

LEVENTE-EMV 25.10.2007

LLANERA PRESENTA UN EXPEDIENTE DE REDUCCIÓN DE EMPLEO PARA DESPEDIR AL 72% DE LA PLANTILLA.

llanera.jpg

Inmobiliaria – Despidos
Llanera presenta un ERE para despedir al 72% de la plantilla

Joaquim Clemente / VALENCIA (08-11-2007) Publicado en: CincoDías.com – Empresas

Llanera ha presentado esta mañana ante el juzgado que lleva el proceso concursal un expediente de regulación de empleo que afecta al 72% de la plantilla. En concreto, tres de las seis empresas del grupo que están en suspensión de pagos, proponen a los administradores concursales reducir de 328 a 92 el número de empleados, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.Llanera Construcciones y Proyectos es la empresa del grupo que mayor número de trabajadores tiene en plantilla en estos momentos, 175, de los que sólo permanecerían 19. En esta filial los administradores concursales y los trabajadores han alcanzado un acuerdo por el que los afectados recibirán 25 días de salario por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades.

En el caso de Llanera Urbanismo Inmobiliaria, la propuesta de la empresa es extinguir 46 de los 74 contratos indefinidos que tiene en estos momentos, por lo que su plantilla quedaría reducida a 19 trabajadores. Por lo que respecta a Llanera S.L, la propuesta empresarial es de resolver 34 de los 79 contratos vigentes, dejando una plantilla de 45 trabajadores.

En los dos últimos casos, al no haber acuerdo entre las partes, se abrirá un periodo de consultas entre la administración concursal y los representantes de los trabajadores para intentar llegar a un acuerdo. Además, la Generalitat Valenciana deberá emitir un informe, no vinculante, sobre el expediente.

Llanera entró en suspensión de pagos el pasado dos de octubre. Las deudas del grupo inmobiliario superan los 700 millones de euros.

• Ver versión con más información relacionada

EL PUFO DE LLANERA, SUMA Y SIGUE.

Economía

Lehman Brothers y Bancaja dieron hipotecas a Llanera por suelo rústico a precio de urbanizable

El precio actual de la Reva difiere notablemente de los créditos a los que respalda

7.11.2007

 

La mayor deuda que tiene Llanera está cubierta con garantías hipotecarias pero estos créditos se otorgaron sobre bienes rústicos a un precio que roza el valor que tendrían las tierras si fueran urbanizables. Las entidades financieras contaron con las expectativas de recalificación de estos terrenos.

Según fuentes cercanas al proceso concursal de Llanera, este es el caso de un crédito de 100 millones de euros otorgado por la financiera internacional Lehman Brothers cuya garantía es una serie de terrenos en la Reva. Un impago de la firma de Xàtiva a esta entidad de 3,6 millones de euros fue el detonante que abocó a la constructora e inmobiliaria al proceso concursal el pasado 1 de octubre.

Según afirmaron a LAS PROVINCIAS fuentes del caso, Bancaja también concedió préstamos a Llanera con garantía de suelos rústicos a un precio que se acercaba al que tendría si fuera urbanizable. Las mismas fuentes aseguran que la estimación que se tiene del terreno es que pronto será recalificado.

En el caso de que el fin del proceso concursal de Llanera fuera la liquidación, los terrenos de la Reva, que ahora son garantía hipotecaria, irían a subasta pública. Su precio, en ese caso, sería de suelo rústico, que es lo que ahora es, por lo que la diferencia entre el precio de venta y el de hipoteca se convertiría en préstamo sin garantía.

Una recompra por parte de Lehman Brothers y Bancaja de los terrenos que tienen hipotecados de Llanera en la Reva les supondría el pago del terreno a precio de urbanizable (a base rescindir la deuda que tienen con Llanera, no tendría que pagar nada al cancelar los créditos).

Esta operación se convertiría en rentable una vez se firmara la recalificación. Según fuentes cercanas a las negociaciones con Llanera, la no recompra supondría perder el terreno y pasar a tener “una gran cantidad de dinero en créditos que en una hipotética liquidación serían difícilmente reembolsados”.

El problema de esta operación es que la coyuntura de compra de suelos en Valencia es de notable recesión. La primera parcela del actual estadio de Mestalla tuvo que ser comprada por Juan Soler, presidente del Valencia, por 90 millones de euros tras realizar la promesa que si nadie pujaba por el terreno se lo quedaría él. La subasta del llamado “triángulo de oro” de Valencia (entre el l’Oceanogràfic y la autopista a El Saler) acabó desierta hace casi dos semanas.

Con estos precedentes no parece previsible que existan muchos compradores que, ni siquiera a precio de rústico, quieran hacerse con la Reva aunque su posición estratégica entre la AP-7 y la A-3 le convierten en unos de los terrenos más interesantes a largo plazo en el entorno de la ciudad de Valencia.

Mientras se estudia la venta de la Reva, la administración concursal continúa trabajando con celeridad para solucionar el expediente de regulación de empleo con la ayuda directa de la familia Gallego que está facilitando el trabajo cuyo objetivo es evitar la liquidación de la empresa. El juzgado ha comunicado a Fernando Gallego, consejero delegado de Llanera, que debe mantener las seis empresas y no cerrar ninguna de ellas para poder mantener la actividad sin perjuicio. Esta línea de actuación está respaldada por el empresario.

LAS 15 VERDADES DE LLANERA.

Las 15 verdades sobre Grupo Llanera
1.- Los proveedores, desde marzo de 2007 tienen un incremento
considerable de sus pedidos.
2.- Las facturas cada vez más, tenían “retrasos administrativos o se extraviaban”, aplazando el pago al maximo.
3.- Devuelven los pagarés del 15 de septiembre, y aún se atreven a
decir que estaban regularizando pagos.
4.- Hasta el día anterior de la presentación del concurso por parte de Llanera, nos comunican que nos pongamos en contacto con una financiera (Gedesco) a fin de que se nos regularicen los pagos. ¿Mala fe?
5.- ¡Ninguna obra está en marcha! Sólo las que estaban en UTE, donde Llanera ha dejado de participar.
6.- Un proveedor presenta el concurso necesario y lo olvidan en un cajón. ¡Toma igualdad ante la Ley!
7.- El concurso presentado por Llanera, a la hora ¡con número de procedimiento!
8.- Interviene el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad
Valenciana en cominicados. ¿En otro concurso se ha hecho?
9.- Alguien está detrás de todo. Todos lo sabemos. ¿Quién? Todos lo sabemos.
10.- La insolvencia no es inminente como se ha dicho. La insolvencia es actual.
11.- Se pidieron créditos y se incrementó el pasivo, aún a sabiendas
de que no se podía devolver.
12.- Opacidad absoluta y sensación de que todo es absolutamente normal.
13.- Se va a proponer un convenio muy bueno para los acreedores.
14.- Van a pasar las elecciones.
15.- El convenio no se va a cumplir y se declarará la quiebra sin que exista depuración de responsabilidades.

Nota:
Para cualquier comentario o aportación ingrese en nuestro foro.
Exprésate con libertad:
 

http://www.concursollanera.com/

Ultimas Noticias
 NUEVO PORTAZO A LOS ACREEDORES MINORITARIOS.
El juez no aclara el auto por ser extemporáneo sin que quepa recurso. ¡Esto no es así!BANCAJA ADMINISTRADOR SIN PERSONACIÓN
Sin comentarios. El titular lo dice todo.

LA CRISIS DE LLANERA AFECTA DE LLENO AL GRUPO LAR

Un bufete de abogados va a pedir una investigación de los dos últimos años de gestión de Llanera
La crisis de Llanera afecta al grupo Lar

30198.jpg

30.10.2007
lavozdigital.net .- Valencia

  El Grupo Lar, se ha visto directamente perjudicado por la suspensión de pagos de Llanera. La inmobiliaria tenia contratadas con la filial de construcción de la empresa valenciana diversas obras que se han paralizado cuando Llanera dejo de pagar a las subcontratas que realizaba el trabajo. Morgan Stanley, adquirió en diciembre de 2005, el 16,79% del grupo Lar por 124 millones de euros.

La administración concursal que tramita el expediente del grupo Llanera tasara los bienes del citado grupo para determinar su precio de mercado y conocer realmente el valor de los bienes que pose la empresa para afrontar sus deudas con los acreedores. Esta es la información mas relevante ofrecida en la asamblea celebrada el viernes 26 de octubre entre un numeroso grupo de acreedores y los representantes del despacho de abogados Iure. Los abogados de Iure que han denunciados diversas irregularidades en el periodo anterior a la declaración concursal van a solicitar la investigación de los dos últimos años de gestión del grupo Llanera. Como ejemplo de una situación que puede haber perjudicado a terceros, se expuso el caso de la compra de los terrenos de la Reva, en Chiva que “se ha hecho en detrimento de los acreedores por que se compraron terrenos por encima de su valor”. Según afirmo el abogado Carlos Pavón “la administración concursal es la que tiene que decir si esta actuación es ilegal y por ello la va a estudiar”.
Ante la difícil situación de diversos acreedores que tienen importantes deudas con proveedores y empleados al no haber cobrado de Llanera por los servicios prestados a esta empresa se recomendó como alternativa, la presentación de un concurso judicial, por su parte en caso de encontrarse en una situación de insolvencia.
Responsables de la constructora y de la promotora Llanera se han reunido el 24 de Octubre con  los representantes elegidos por los empleados para negociar los términos de un futuro expediente de regulación de empleo (ERE) que debería estar finalizado en la primera quincena del mes de diciembre, y se aplacaría sobre mas de 200 trabajadores a los que se les pagaría una indemnización de 30 días por año trabajado el coste de para la empresa podría ser de unos 3 millones de euros en este situación  le favorece la escasa antigüedad de la plantilla, en todo caso tendrá que ser aprobado por el juzgado de lo Mercantil numero 2 de Valencia.   

ABOGADOS DE ACREEDORES ACUSAN A LANERA DE OPERACIONES SOSPECHOSAS.

Abogados de acreedores acusan a Llanera de operaciones sospechosas

Existen errores graves en el reconocimiento de deudas, según los letrados

LYDIA GARRIDO – Valencia – 27/10/2007

 

Los letrados del bufete de Iure Abogados que representa a más de 100 afectados por la suspensión de pagos de Llanera se mostraron convencidos de que el reconocimiento de deudas efectuado por la inmobiliaria contiene errores “graves”. Los letrados nos descartaron la posibilidad de la existencia de “operaciones sospechosas” y consideraron la hipótesis de anular las operaciones realizadas en los dos años anteriores a la puesta en marcha del proceso concursal “si se puede acreditar que supusieron un perjuicio patrimonial”.

 

 

La noticia en otros webs

El proceso es muy complejo y podría superar el plazo previsto por la ley

Los representantes del bufete subrayaron el hecho de que el patrimonio de las seis sociedades declaradas en concurso equivalga justamente “a sus obligaciones” por lo que, al menos desde un punto de vista teórico, podrían atender el 100% de las deudas. Los portavoces del despacho de abogados madrileño afirmaron que “existe un patrimonio real”. El problema es que una parte de ese patrimonio está constituido por inmuebles y por solares cuyo valor en el mercado está a expensas de recalificaciones urbanísticas futuribles.

La conversión de esos activos en dinero no es una cuestión menor a la hora de obtener liquidez para pagar a los acreedores. El mercado inmobiliario está ralentizado y las perspectivas de futuro no son especialmente optimistas. Los responsables del bufete constataron ante sus clientes que si el deudor no tiene suficiente liquidez para pagar “el patrimonio de la concursada se verá disminuido y con él las posibilidades de cobro de los acreedores”. La otra vía para conseguir capital de Llanera se encuentra en los derechos de crédito frente a otras empresas del grupo y los derechos de cobro frente a clientes, que “no tienen por qué tener problemas de solvencia”.

Los abogados advirtieron a sus clientes de que el proceso puede ser muy largo y sumamente complejo, hasta el extremo de que la depuración de las cuentas de la inmobiliaria superará el plazo previsto por la ley. También señalaron que los administradores concursales designados por el juzgado no han obtenido de los responsables de la empresa toda la información que necesitan. De ahí que esté prevista una nueva reunión entre las partes la semana próxima.

Para evitar un mayor perjuicio a los acreedores, el bufete de Iure anunció una serie de actuaciones para paliar, aunque sea en parte, los efectos negativos del impago. Entre ellas, que los deudores se acojan a beneficios fiscales que supondrán la devolución de impuestos que ya han sido abonados “por culpa de Llanera”.

También afirmaron estar analizando la posibilidad de que la empresa presentara el proceso concursal fuera del plazo legal de dos meses. Si así se demostrara, los acreedores podrían pedir responsabilidades a terceras personas: administradores o auditores, entre otras.

CRISIS DE LLANERA: IURE ESTUDIA RESPONSABILIDADES DE ADMINISTRADORES, AUDITORES Y PROMOTORES.

llanera-crisis  26-10-2007

IURE estudia responsabilidades de administradores, auditores y promotores


IURE Abogados, bufete que se ha presentado en el concurso voluntario de Llanera en representación de varias decenas de pequeños acreedores, estudia la posibilidad de demandar a los administradores, auditores y promotores de la inmobiliaria.


Varios representantes de este bufete madrileño informaron hoy en Valencia sobre la situación actual del procedimiento, así como de la posición de los acreedores y las medidas a adoptar para salvaguardar sus intereses, en un encuentro celebrado en el salón de grados de la Fundación Universidad Empresa de Valencia.En sus explicaciones a los afectados por este proceso judicial, los representantes de IURE recordaron que ya se han reclamado responsabilidades a auditores en otros casos similares como el de Forum Filatélico-Afinsa y a los administradores, como en el caso de Air Madrid.A pesar de que el concurso es la única forma de reclamar los créditos frente a Llanera, IURE insistió en que piensa ‘agotar todas las vías para satisfacer los derechos de los afectados’.En ese sentido, estudia la posibilidad de reclamar responsabilidades a terceras personas como auditores, administradores o promotores, ya que en otras crisis empresariales se han ejercitado estas acciones con éxito debido a posibles negligencias.De hecho, se hacen gestiones encaminadas a averiguar si el concurso de acreedores de Llanera fue pedido fuera del plazo legal de dos meses desde que se encontró en situación de insolvencia, de lo cual derivarían algunas de las responsabilidades anteriormente citadas.Asimismo, este despacho considera que, tras analizar las cuentas de las sociedades en concurso, sus activos podrían ser suficientes para cubrir las deudas siempre que se lograsen hacer efectivos, es decir, que se pudiesen convertir en dinero.

Se trata de inmuebles y suelo, principalmente, bienes sujetos a las variaciones del mercado inmobiliario.

Por otra parte, informaron a los acreedores que sus empresas pueden acogerse a beneficios fiscales que implicarían tanto la devolución de impuestos ya pagados por culpa de Llanera como disminución del importe del IVA o el impuesto de sociedades.

El proceso concursal de Llanera, según las estimaciones de IURE, podrá durar entre tres y cinco años, aunque se podría superar esta fecha, dada su complejidad, y el cobro (bien por convenio de acreedores, bien por cierre y liquidación) no se produciría hasta la última parte del proceso.

El proceso lo lleva el titular del Juzgado Mercantil número 2 de Valencia, Fernando Presencia, que de momento ha pedido información al grupo Llanera para conocer la cantidad de obra comprometida, y ha nombrado una administración concursal compuesta por un abogado y tres economistas.

El concurso voluntario de acreedores fue presentado a principios de octubre por Llanera SL, Llanera Construcciones, Obras y Proyectos SLU, Llanera Urbanismo e Inmobiliaria SLU, Aldalondo SLU, Descans Les Marines SLU y Patrimonial Arenall SLU ante su insolvencia inminente, situación que impidió al grupo refinanciar su deuda de 663 millones a largo plazo.

Los representantes de IURE insistieron en la conveniencia de acudir al proceso en grupo, ya que en su opinión el peso de los acreedores (su voto) podría decidir el futuro de la sociedad en concurso.

Terra Actualidad – EFE
Economía/Empresas.- Iure Abogados insta a afectados por el caso Llanera a reclamar antes del 16 de noviembre
VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS).- IURE Abogados instó hoy a más de 100 afectados por el caso Llanera a presentar sus reclamaciones antes del próximo 16 de noviembre, día en que concluye el plazo para figurar en la lista de acreedores, puesto que, de lo contrario, perderán la posibilidad de reclamar en el proceso concursal.
 

 

Europa Press
26/10/2007 (19:16h.)

Los responsables del bufete madrileño, que celebraron hoy una reunión informativa en Valencia con los afectados por el proceso concursal de Llanera, propusieron a los asistentes “estar atentos” al reconocimiento de créditos a los diferentes acreedores, ya que aseguraron que existe la posibilidad de impugnar dicha lista.

Asimismo, afirmaron que se pueden anular las operaciones realizadas en los dos años anteriores a la declaración en concurso de la compañía “si se puede acreditar que supusieron un perjuicio patrimonial”, y comentaron que “probablemente” existen “operaciones sospechosas” previas al proceso concursal. Del mismo modo, afirmaron que el reconocimiento de deudas de Llanera contiene errores “graves”.

Por otro lado, desde el despacho madrileño indicaron que el hecho de que seis empresas del grupo Llanera solicitaran iniciar el procedimiento concursal por la situación de insolvencia inminente en que se encontraban, no implica la “imposibilidad de atender los pagos” porque “hay un patrimonio real”.

En este sentido, puntualizaron que el patrimonio de las seis sociedades declaradas en concurso “equivale a sus obligaciones”, lo que supone que “podrían atender el 100 por cien de las deudas”. No obstante, explicaron que el patrimonio de las empresas, y en este caso concreto de Llanera, está constituido por inmuebles, los derechos de crédito frente a otras empresas del grupo y los derechos de cobro frente a clientes.

Respecto a los inmuebles, señalaron que la conversión de estos activos en dinero “podría complicarse”, debido a que el mercado inmobiliario español “está ralentizado”. En cuanto a los derechos de crédito, indicaron que la gestión y las posibilidades del cobro determinarán la obtención de liquidez, de modo que si el deudor no tiene suficiente liquidez para pagar, “el patrimonio de la concursada se verá disminuido y con él, las posibilidades de cobro de los acreedores”.

Del mismo modo, manifestaron que a la hora de tratar los derechos de cobro frente a clientes como activos de la compañía, ha de tenerse en cuenta que estos casos “deben analizarse más a fondo”, aunque adelantaron que “cabe esperar que de la gestión se derive la obtención de capital”.

En esta línea, subrayaron que los clientes de Llanera “no tienen por qué tener problemas de solvencia” y precisaron que “sólo podría haber dificultades en el caso en que se diera un incumplimiento por parte de la empresa en concurso”.

CONTINUACION DE LOS CONTRATOS.

Los responsables de IURE Abogados apostillaron que el concurso “se configura como el procedimiento único para reclamar los créditos”, al tiempo que incidieron en que la declaración de esta situación “supone la suspensión temporal de los pagos, pero también la continuación de los contratos” que “se mantienen en vigor hasta que un juez diga lo contrario”.

Consideraron que el caso Llanera es un procedimiento “sumamente complejo”, y que podría conllevar a un aumento de los plazos fijados. Por ello, desde el bufete madrileño anunciaron que están tramitando una serie de actuaciones que tienen como objetivo “paliar, en parte, los efectos negativos del impago”.

En este sentido, propusieron a los acreedores que se acojan a beneficios fiscales que implicarán tanto devolución de impuestos ya pagados “por culpa de Llanera”, como disminución del importe. Asimismo, están analizando la posibilidad de que el concurso de Llanera “se haya pedido fuera del plazo legal de dos meses”.

En este caso, desde el despacho de abogados aconsejaron otra “medida alternativa” como es la posibilidad de exigir responsabilidades a terceras personas –administradores, auditores o promotores– ya que, según remarcaron, “en otras crisis empresariales, IURE ha ejercitado estas acciones con éxito para sus clientes”.

Respecto a la fase de resolución del proceso concursal de Llanera, que se llevará a cabo cuando ya este completado el informe de acreedores, indicaron que incluye dos opciones. En primer lugar, puede llegarse a un convenio de acreedores, en cuyo caso “los acuerdos vincularían a todos los acreedores ordinarios”, mientras que la otra posibilidad es el cierre de Llanera y la liquidación de su patrimonio, supuesto en el que se pagaría a los acreedores a prorrata. Sin embargo, los responsables de IURE Abogados consideraron “prematuro” vaticinar “por dónde va a caminar el proceso de Llanera”.

AGRUPACION.

Por otra parte, los representantes del bufete de abogados aconsejaron a las personas afectadas por el caso de la empresa valenciana agruparse porque “la unión hace la fuerza”. En este sentido, aseguraron que “está en manos de los acreedores” decidir cómo va a acabar el proceso concursal de Llanera.

Finalmente, recomendaron a los asistentes que cada uno de los afectados “analice cómo quedará él mismo”, al tiempo que destacaron que el proceso concursal “está para todos, también para los acreedores”, ya que “nadie está obligado a asumir la insolvencia de Llanera en su propia empresa”.

| 26/Oct/2007 19:15:30 (EUROPA PRESS) 10/26/19-15/07 “

Construcción   Construcción

Llanera podría estar en situación de concurso desde enero


Alberto Ortín / MADRID (24-10-2007)

El despacho de abogados Iure, que representa a acreedores de Llanera en el procedimiento concursal al que está sometido la compañía valenciana, advirtió ayer en un comunicado que según una ‘fuente confidencial’ la empresa ‘se habría encontrado en situación de concurso desde hace ya diez meses’.

Iure indica que está estudiando la posibilidad de solicitar la revisión de todas las operaciones realizadas en los dos años anteriores a la declaración de concurso. Según esa fuente a la que se refiere el despacho de abogados ‘cuyas informaciones están aún por contrastar’, durante el pasado año ‘podrían haberse dado varias operaciones de este tipo en beneficio de ciertas entidades que podrían haber servido para distorsionar las cuentas de Llanera’. Iure, de confirmarse estas afirmaciones, considera que ‘podría haber responsabilidades personales, patrimoniales e incluso penales’. El despacho de abogados mantendrá este viernes próximo una reunión en Valencia para informar a los afectados.

Según el patrimonio reconocido por la inmobiliaria en sus propias cuentas si en este momento se produjera el cierre y liquidación de las seis sociedades en concurso, en teoría los activos cubrirían las deudas, explica Iure. Pero un gran porcentaje del patrimonio que reconocen estas sociedades se corresponde con productos inmobiliarios pendientes de realización; por otro lado, otra parte de los activos reconocidos son meros derechos de cobro frente a sociedades del mismo grupo Llanera.

Según los datos hasta el inicio del procedimiento concursal, la deuda de las seis sociedades es la siguiente: Llanera Construcciones, Obras y Proyectos reconoce una deuda de 120 millones. Llanera Urbanismo e Inmobiliaria tiene deudas por 400 millones. Aldalondo SL debe 90 millones. Descans Les Marines tiene 23 millones de deudas. Arenall SL tiene deudas por 30 millones de euros.

Informe en dos mesesEn el plazo de dos meses la administración concursal tendrá que presentar un informe donde confirmará o corregirá los datos aportados hasta ahora por la compañía. Llanera presentó petición de concurso voluntario de acreedores el pasado día 1.


UN SOCIO DE LLANERA SE QUERELLA CONTRA LA MERCANTIL POR FALSEDAD EN DOCUMENTO.

DENUNCIA

Un socio se querella contra Llanera por falsedad en

documento mercantil

Pide ante el juez de uno a seis años de cárcel

Regina Laguna, Valencia

Los socios minoritarios de una empresa filial de Llanera, la promotora Inversoteaga SL, presentaron ayer en el

juzgado una querella contra su presidente, Fernando Vicente Gallego, por dos supuestos delitos de falsedad

en documento mercantil, con penas que oscilan entre los seis meses y los tres años de cárcel cada uno. Los

querellantes le acusan de certificar las cuentas anuales de 2004 y 2005 sin habérseles consultado o notificado,

y presentarlas en el Registro Mercantil «a sabiendas de su falsedad» .

Uno de lo dos socios, con un 2,5% de acciones en la empresa cada uno -dedicada a la promoción de 80

viviendas en Alcossebre-, manifestó que su denuncia no tiene nada que ver con el concurso de acreedores que

hay en un juzgado de Valencia. «Hace años que vamos detrás de ello y, viendo el calvario que hemos pasado,

no nos ha extrañado el poco rigor con que han actuado, no sólo con nuestra empresa sino con la suyas

propias» , añadió.

Este socio se quejaba de la «opacidad de las cuentas» al no habérseles convocado a las Juntas anuales, y de

la «mala fe con que ha actuado Llanera» al certificar que «fueron aprobadas por todos los socios en Junta

Universal» .

Así, la querella explica que los dos socios minoritarios no fueron convocados a las «preceptivas juntas de

aprobación de cuentas anuales de los ejercicios de 2004 y 2005» . Por ello, el pasado verano, «requirieron

notarialmente al representante legal de la mercantil» para que convocara Junta General Extraordinaria y se les

dieran explicaciones además de la «exhibición de los libros contables» . La empresa convocó la junta pero no

compareció el órgano de administración, con lo que no se han podido aprobar las cuentas de 2006. Por ello,

pidieron al Registro Mercantil las cuentas de los dos años anteriores y se encontraron con que Gallego «había

presentado las cuentas de 2004 y 2005 certificando que la Junta General se había reunido con carácter

universal, es decir, con presencia de todos los socios» , explican .

Levante-EMV 25.10.2007

LLANERA INMOBILIARIA: ¿QUIEN HA PUESTO MÁS EN ESTA CRISIS?.

 Levante-EMV. OPINIÓN.14 octubre 2007

¿Quién ha puesto más en la crisis?

 

PEDRO MUELAS

Desde que la empresa familiar de la Llosa de Ranes empezó a descollar con una agresiva política empresarial en general y de comunicación en particular no se han oído más que rumores de que iba a cerrar. Llanera, nacida, no de un diseño societario, sino a pie de obra en la Costera, decidió hace unos cinco años lanzarse a jugar la liga de los campeones en la Comunitat Valenciana y hasta donde pudiera en el resto de España y del extranjero en los momentos en que, aquí y en todas partes, la construcción experimentaba hasta un segundo repunte, inesperado para los veteranos, espectacular y peligroso. Entonces hubo promotores que, tras vender suelo pensando en que bajaría, descubrían con pavor y envidia cómo los compradores de su terreno lo revendían cerrando un negocio mayor.


Pese a ello, a que había para todos, no pareció del gusto general en el gremio que irrumpiera de aquella forma tan notable y en muchas ocasiones imaginativa, luego copiada. A medida que ganaba espacio en el espectro social y económico, los bulos, rumores y maldades iban creciendo y le han ido acompañado hasta ahora. Se ve que es la norma porque a otras con más arraigo cuando quisieron salirse de su territorio, Castelló o Alicante, y empezaron a trabajar en Valencia les cayó casi el mismo chaparrón.
Llanera, al no poder cubrir los pagos a los que le obligan sus compromisos, se encuentra hoy en una gran crisis en la que arrastra a centenares de empleados, proveedores y compradores, que complica construcciones importantes presentes y futuras del ámbito privado y público y en la que su futuro se juega, también, en un juzgado, una situación muy difícil de gran transcendencia social. ¿Quién se alegra ahora de esta historia, que no diré, por supuesto, final?
Posiblemente, y así coincide todo el mundo, la mercantil ha sido víctima de su apresurado y exagerado crecimiento, que a la postre ha resultado ser una huida hacia una solución definitiva y decente. El receso le ha pillado saltando del trampolín. Ha sido el símbolo de la disparatada evolución del sector, del gigantismo con, al decir de los expertos, unos pies de barro, aunque no ejemplo de la política de especulación pura y dura con la que algunos – unos han salido en los papeles y otros muchos, no- han amasado fortunas hasta indecentes.
Dicho todo lo cual, hay que mirar a la nefasta política que desde la Generalitat Valenciana ha venido desarrollando en estos tiempos de desarrollismo brutal, desordenado y depredador del territorio. Es justo decirlo porque el ejemplo de Llanera vale para todos. El Consell ha generado una amalgama de leyes tal que los profesionales y empresarios del ramo denostan por impracticable. Nadie le ve la salida al laberinto hecho a base de una legislación tan abundante como ineficaz, que termina de enredar la Ley del Suelo. Tenemos leyes para todo que no sirven, de momento, para nada más que para entorpecer el normal, necesario y justo desarrollo urbanístico. Si alguna vez se le pone orden y se dejan tranquilos los articulados, habrá que advertir, también, que seguimos sin una planificación global: hemos construido en las cimas, casi en la arena de las playas y sobre los acantilados, en los parajes naturales, hemos hecho polígonos industriales adosados, gigantescas urbanizaciones con accesos enanos? etcétera, y seguimos sin saber hacia dónde tirar.
No sólo eso. En un principio se propició el superdesarrollo, los grandes planes, las grandes ambiciones y luego llegó la política sandía, la parada ecológica, algo que sirvió, al menos, para que las empresas se prepararan para lo peor. Los tumbos, los propiciados por cuestiones políticas, no benefician a nadie y menos a proyectos de tan largo recorrido como los constructivos.
Es un escarnio para el sector que las comisiones territoriales de urbanismo, los órganos, precisamente, que dan vía libre o no a los grandes proyectos, a las grandes inversiones con gran número de empleos inducidos, no se hayan reunido en cuatro meses. ¿Quién ha dimitido por eso, quién ha pedido una dimisión por eso?
La musculatura de la burocracia sigue relajada, en la sauna. Ni la crisis ha hecho que abandone su letargo, ni que los políticos le hagan despabilar. Un ejemplo: el martes contábamos que la Generalitat da vía libre al PAI de Fuente de San Luis que incluye la pista de nieve. Y eso no quiere decir que vayan a empezar las obras, ni mucho menos. Ni me acuerdo cuando la empresa vino a contarnos lo que había solicitado en el ayuntamiento.
La actitud voraz de muchos empresarios tampoco ha ayudado. Han buscado en muchas ocasiones el pelotazo. Han tirado unas redes tan tupidas que han acabado con el banco de peces. Por otro lado, la especulación con el suelo ha sentenciado una subida de precios imparable ante el pasmo paralizante que ha sufrido, no sé si voluntariamente, la Administración.
Llanera se quejaba también del tratamiento que se le ha dado en los medios de comunicación. A ellos y a muchos más. La dinámica informativa de la construcción desconsiderada ha llevado a dar una imagen negativa de los promotores. Cada propuesta desmedida siempre ha sido recibida, lógicamente, con recelo por la prensa, pero los términos en los que se informaba no eran del todo ecuánimes, hasta el punto de que en más de una ocasión la Asociación de Promotores se ha lamentado amargamente. Los grandes PAI, sustentados, bien es cierto, por los propietarios que podían vender su terrenito a precio de oro, siempre levantaban, por el contrario, una protesta automática y yo diría que presuntamente organizada.
La puntilla, y a ello se refirió la empresa en su nota, le llegó cuando se produjeron filtraciones informativas en torno a la renegociación de sus préstamos. Ahí la prensa no tuvo más que ejercer su oficio.
¿Quién ha puesto más en lo de Llanera, en la crisis del ladrillo? la propia empresa, la política, la administración, los empresarios, la prensa, la banca? ?

LA URBANIZACIÓN DEL “TERRER ROIG”: EJEMPLO PRACTICO DEL COMPADREO URBANISTICO.

Hace ya diez años, en estos dias, que tuve que soportar como alcalde de L’Alcúdia de Crespins la mayor presión ejercida sobre ningúna autoridad local democráticamente elegida desde que en 1979 se instauraron de nuevo los ayuntamientos democráticos. Quiero, de forma consciente, hacer abstracción de la peligrosa tensión y de las consecuencias políticas posteriores para centrarme en los hechos concretos que dieron lugar a una de las batallas políticas más sucias que haya podido conocer en mi dilatada vida pública.

Pretendiamos desde el ayuntamiento urbanizar el sector urbanistico del Terrer Roig, un Plan Parcial en el que ya existían edificaciones predeterminadas, con una superficie total en torno a los 80.0000 metros y una tipología de baja densidad con parcelas aisladas. El ayuntamiento integraba una empresa mixta que había realizado el desarrorro urbanístico del Polígono Industrial “El Canario” y pretendía hacer lo mismo con este sector, del cual obtendría 8.000 metros cuadrados para la construcción dels Istituto de Secundaria que, después contemplarse en el Mapa Escolar antes de 1995, fué borrado de un plumazo del mismo despues de la victoria electoral del PP en las Elecciones Autonómicas de 1995 en la Generalitat Valenciana.

El tortuoso camino seguido por el expediente urbanístico para hacer realidad la urbanización de un sector al amparo de la Ley, encalló en el unas cuantas querellas penales contra mí, obviando cualquier paso prévio de caracter contencioso-administrativo que era el adecuado para que se subsanaran cualquier tipo de irregularidades que se hubieran podido cometer en el tránsito administrativo. El objetivo era triple: cazar al hombre y arrojar sobre el toda la porquería posible, producir un cámbio político local en el gobierno municipal y que los impulsores de tamañas barbaridades pudiesen  obtener pingües beneficios a través de la urbanización del sedctor y de otros en los que ya operaban. La victoria derl PP y el desconcierto en el PSOE creaba el marco donde se desarrollaron todas aquellas actuaciones perversas y crueles. Situaciones nada diferentes de las que se pudieran educir de mentes adoctrinadas por el fascismo más brutal.

Inoculado con exito el virus de la desconfianza en el seno del PSOE local y puesto en duda el liderazgo del alcalde, era facil e un contexto de debilidad en los ámbirtos de la Dirección Nacional del PSPV-PSOE, rematar ese cometido con unas elecciones primarias extemporáneas. Las querellas penales encadenadas en mi contra que me obligaban a tener que pagar de mi bolsillo particular mi própia y defensa puso en almoneda mi equilibrio económico familiar por los honorarios que tenía que abonar dado que en el tipo de querella elegido por una Asociación de Propietarios del Terer Roig creada al efecto impedía que mi defensa fuera abonada por el ayuntamiento y, por último, el desarrolló del sector urbanístico fué “pactado” con los propietarios.

Los tres objetivos estaban aparentemente cumplidos. Pero la história se escribe a lo largo del tiempo y en estos momentos, después de todo el dolor que he tenido que soportar, creo que la verdad va emergiendo, las razones se van clarificando y, a pesar de todas las amenazas e insultos de las que he sido objeto en los últimos diez años; de las vejaciones que han tomado cuerpo tipográfico en los medios de comunicación, decidí guardar silencio, esperar el desarrollo de los acontecimientos y actuar en consecuencia en cada uno de ellos. En estos momentos de paralización del proyecto del desarrollo del sector que hace unos meses se adjudicó a Llanera, quiero exumar las notas de resumen de un documento de análisis del expediente urbanístico que pueden arrojar luz sobre lo afirmado más arriba y mostrar a los ciudadanos y ciudadanas que durante veinte años depositaron su confianza en mi gestión al frente del ayuntamiento que, con todas las equivocaciones del mundo, no se equivocaron al depositar la papeleta de voto en 1979, 1983, 1987, 1991 y 1995. Después sacaremos unas breves consecuencias..

Notas sobre el convenio urbanístico “Terrer Roig”

  Se ha sometido a nuestra consideración un convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Alcudia de Crespins, representado por su Alcalde Presidente, y el matrimonio formado por D. J.N. y Dñª I.M., propietarios de terrenos en la Unidad de Ejecución del Sector “Terrer Roig”. 

Según se señala en el Convenio, su objeto es el de “agilizar la gestión urbanística y alcanzar conformidad acerca de la totalidad de los parámetros que informan el Proyecto de Reparcelación en periodo de revisión”. 

Se señala también en los antecedentes del mismo que con la ordenación pormenorizada que tiene la Unidad de Actuación, con una parcela mínima de 400 m2 para edificación de vivienda unifamiliar, “no se hace viable la construcción de viviendas sociales”. Tomando como base este inconveniente, se pretende con este convenio “sustituir los terrenos que le corresponden en la actuación (al Ayuntamiento, 10 % de aprovechamiento), por su equivalente económico”. Se pretende conseguir dicha finalidad, agregando a la superficie adjudicable a cada finca aportada “la complementaria resultante de las cesiones a favor del Ayuntamiento, ponderada según la configuración de la parcela y la solicitud de incremento formalizada por los interesados”. Debe entenderse que se trata de un modelo generalizable a todos los distintos propietarios que tienen terreno en la Unidad de Actuación.

 Alcance de estas notas. 

Para la elaboración de estas notas se ha dispuesto únicamente del convenio que analizamos. NO disponemos de ningún otro antecedente, ni documental ni material. Por tanto las consideraciones que aquí se realizan están limitadas por esta circunstancia, pudiendo incluso llegar a ser discordantes con los antecedentes o con la realidad sobre la que se opera. Teniendo en cuenta esta limitación haremos las siguientes, 

Consideraciones 

Primera.- La primera consideración a realizar consiste en el hecho de que si lo que pretende el convenio es salvar el inconveniente de la inviabilidad de promover viviendas protegidas porque la parcela mínima es de 400 m2 para vivienda aislada unifamiliar, desde luego con las medidas que arbitra el convenio esto no se hace posible. Y ello por dos motivos; 

1.- Porque el proyecto de reparcelación es un instrumento de gestión y por su naturaleza no permite determinar la parcela mínima ni la tipología de edificación de la unidad a que se refiere. Esto, parcela, aprovechamiento y tipo de edificación, corresponde a los instrumentos de planeamiento, no a la reparcelación. 

2.- Porque si no es posible la vivienda protegida en parcelas de 400 m2 menos lo será en parcelas con mayor superficie al verse estas incrementadas con la proveniente de añadir el 10 % de aprovechamiento del Ayuntamiento. Salvo que se modificara el aprovechamiento y se incrementara la edificabilidad, pero esto no corresponde al proyecto de reparcelación, sino a un instrumento de planeamiento.

  Segunda.- Con la consideración anterior se hace inviable el convenio que analizamos para la finalidad que el mismo expresa. La ley contempla la posibilidad de que el aprovechamiento del 10 % que corresponde a la Administración se pueda monetarizar y no recibir en terrenos, pero desde luego lo que no tiene amparo legal es que el Ayuntamiento convenga directamente con los particulares, sin concurrencia, para la enajenación de sus suelos, que es lo que se hace en el caso que nos ocupa.

 Todo lo anterior amén de que un instrumento administrativo, la reparcelación, no es el adecuado para la transmisión de inmuebles, pues debería enajenarse con los procedimientos correspondientes de publicidad y concurrencia y posteriormente elevarse a escritura pública como determina el Código Civil. 

Tercera.- Si bien el convenio tiene una redacción confusa e imprecisa técnica y jurídicamente, tenemos que pensar que realmente lo que se pretende es una monetarización del 10 % municipal a favor de todos aquellos propietarios que quieran ampliar sus fincas resultantes. Esta monetarización se hace al precio de 8.500 pesetas, en su equivalente en Euros, el metro cuadrado de suelo. Estas valoraciones tendrán que estar avaladas técnicamente y tendrán que tener reflejo y coincidencia con el proyecto de reparcelación que se apruebe. 

Cuarta.- No se entiende por qué en la última cláusula del convenio se alude a la aprobación del proyecto por parte de los órganos de la Administración autonómica, toda vez que la reparcelación se aprueba definitivamente en sede municipal. Es posible, extremo que desconocemos, que se este refiriendo a la aprobación del plan parcial del programa de actuación que al venir de un expediente de homologación si tendrá que aprobar su modificación los órganos de Generalitat. 

Quinta.- Finalmente, en cuanto al anexo que se une al convenio, se observa que se esta operando con m2 de superficie para referirse al resultado de la reparcelación cuando lo que se atribuye a los propietarios son unidades de aprovechamiento lucrativo.

Creo que, con independéncia del lenguaje farragoso de la jerga urbanística, puede colegirse de manera muy clara:

1. Que, si el proyecto del Plan Parcial se ha abonado a sus autores iniciales es porque las sentencias judiciales así lo han ordenado y si se ha modificado la reparcelación, esta no puede ser base de una modificación del procedimiento de desarrollo ni del propio documento que, sustancialmente, es el mismo que el de 1997.

2. Que la base sobre la que sustenta el convenio que “desbloquea” el desarrollo del sector es la construcción de presuntas viviendas de VPO no cuela, porque no es posible ni lo contempla el uso del suelo del Terrer Roig.

3. Que el 10% de Aprivechamiento Tipo que corresponde que los propietarios cedan al ayuntamiento (es decir a todo el pueblo) e integrar el Inventario de Património Municvipal de Suelo, ha sido vendido directamente a los propietarios para que mejoren sus propiedades y ven, con este convenio, incrementada su superficie, su edificabilidad y el valor monetario de sus propiedades.

4. Que no puede firmarse por la autoridad municipal un convenio enrevesado y fragil cuando está en juego el suelo para las dotaciones e infraestructuras de todos los alcudienses. En el sector las dotaciones incorporadas ya han sido pagadas por el erario púiblicvo porque son la Guardería y todo el complejo del polideportivo que cae dentro de la delimitación del sector.

La adjudicación a Llanera del desarrollo urbanístico del “Terrer Roig” completa el circulo que apuntaba; lo malo es que Llanera se ha roto y el castillo de naipes se cae. Lo que decia en mi comentario de hace algúnas semanas: en política no hay casualidades pero a veces no todo sale bien para quen traza los planes.

Estos son los datos y quean muchos interrogantes en el aire que los responsables tendrán que explicar, porque la evidencia de la premeditación y la alevosía está más que demostrada. Harían bien los ciudadanos en ver el expediente porque la Ley del Suelo permita y anima la participación ciudadana fiscalizadora y actuar en consecuencia, porque es bastante crudo de digerir que Llanera haya pagado a particulares en la REVA a 72.000 pesetas el m2 de suelo rustico con espectativas de recalificación (Ver periodico Las Provincias de hoy) y el ayuntamiento de nuestro pueblo vendiera a palo seco, cada metro cuadrado que corresponde al pueblo al irrisorio precio de 8.500 pesetas de suelo urbanizable con proyecto aprobado.

¿Que como se llama eso?. Ustedes mismo, respondanse en conciencia y actúen en consecuencia.

VICENT VERCHER GARRIGÓS.

P.D. Por cierto los paguas de los Reyes Magos no hay que devolverlos, Llanera invita. 

LLANERA COMPRO TERRENOS ALREDEDOR DE REVA APLAZANDO EL PAGO DEL 90% A CUATRO AÑOS.

El precio pactado es de 60.000 por hanegada y puede perder los 6.000 abonados

‘‘Me ha llamado una señorita para ofrecernos un dineral por nuestros terrenos de Chiva, junto a Reva, dice que quiere comprarlos una importante compañía y quiere que realicemos las mediciones enseguida y efectuemos cuanto antes el contrato. ¿Qué hacemos?’’

La situación sonaba a todos un tanto extraña, por lo repentino, pero la oferta era suculenta y movilizó que las familias propietarias de infinidad de campos se reunieran enseguida para tomar decisiones al respecto. Llanera les daba 60.000 euros (10 millones de pesetas) por hanegada, no importaba que fueran naranjos grandes, pequeños, en bueno o mal, secanos de algarrobos o meros eriales. Todo a igual precio. Lo importante para el comprador parecía ser, únicamente, que los campos estaban junto a la Reva, la gran finca que iba a adquirir, o que ya había adquirido, según el momento de cada operación.

Las condiciones de compra ofrecidas también fueron peculiares: El 10% pagado en el acto (en algunos casos el 5% y otro 5% a los pocos meses) y el 90% restante se aplazó a cuatro años. Según lo previsto en el contrato, cada escritura de compraventa se haría cuando se pagase su totalidad. Si discurriera dicho plazo sin haberse abonado todo lo aplazado, el vendedor se quedaría con el dinero y con el campo. En estos momentos han transcurrido entre año y medio y dos años.

La oferta era tan tentadora que la gran mayoría de los agricultores y propietarios que fueron tentados, aceptaron. La cifra doblaba las mejores ofertas de compra que se conocían por la zona y más que doblaba el precio unitario que pagó Llanera por Reva (unos 24.000 por hanegada). Algunos desistieron al pensar que aún subirían los precios, a otros no les gustó la idea de diferir el 90% del cobro, pero la oferta fructificó en multitud de casos.

En la zona se habla de que pueden ser entre 2.000 y 3.000 hanegadas las que estén en esta situación, lo que daría unas cifras enormes de deuda (100-150 millones de euros. Para otros serían menos, entre 1.000 y 2.000 hanegadas (50-100 millones pendientes). No obstante, desde Llanera se ha hablado de una bolsa de suelo de 9 millones de metros cuadrados en la zona; los 6.5 millones de Reva son seguros; los 2,5 restantes equivalen a 250 hectáreas, es decir, 3.000 hanegadas.

Si transcurren los plazos de los contratos sin abonar lo pendiente, la inmobiliaria perderá la señal de 6.000 euros pagados por hanegada, que pueden representar 12-18 millones de euros. Los dueños se quedarán con los campos, pero sin el dinero esperado y seguramente sin posibilidad próxima de lograr unas ventas con importes similares. Ahora se mueven en la incertidumbre, a la espera de noticias sobre el futuro de sus operaciones a medias.

Por otra parte, el sindicato UGT anunció ayer que ha presentado una solicitud de personación en el procedimiento concursal del grupo constructor.

Las Provincias. 12 de octubre de 2007

Este es el escenario general en el que se representa la gran obra de la destrucción del territorio y la obscena especulación urbanística en la Comunidad Valenciana: compro suelo, me lo recalifica la Generalitat, presento un Plan de Actuación Integrada en un ayuntamiento “untado”, me quedo con las retribuciones del urbanizador en metros cuadrados de suelo que vendo a otras promotoras del entorno, corre por doquier el dinero negro, las compras iniciales se escrituran por un precio inferior al pactado, una parte de la entreda es en metalico y sin factura, se blanquea el dinero en otros menesteres para asentar posición social y se venden las casas a un precio escandaloso en el que el valor del suelo representa casi el 34%; las casas las compran con una hipoteca subrrogada por los trabajadores que, con los salarios que cobran llegan justo a fin de mes e hipotecados de por vida y que ahora, mira por donde, pueden quedarse sin empleo y sin casa. Llanera presenta suspensión de pagos y se forma la larga cola de acreedores que tampoco son ajenos a como funciona el tinglado y no es la única empresa que funciona así, se ha montado en estos últimops ocho años una factoria que fabrica un modelo clónico y que iran cayendo una tras otra todas las surgido del “milagro” neoconservador del PP (un socio más) en un diabólico efecto dominó del que hoy no podemos atender a su dimensión.

Mientras,, futbol ingles, saraos, copas, formulas 1, calatravas, óperas, tenis internacional, restaurantes de lujo, cobertura mediatica pagada para los que han de echar la firma al pié de página y otras sobras chinescas irán entreteniendo al personal que ha entrado en masa en la nueva cultura del coche de muchas válvulas y caballos, los spá, la silicona y el glamour de barraqueta.

Esta realidad me recuerda a mis años jóvenes en a los chicos de pueblo nos alquilaban la pechera blanca, la corbata y una chaqueta para poder entrar al baile del Casino Setabense en Xàtiva; lo que no tenia remedio eran los zapatos de humilde esparto trenzado que solo podias “dignifica” con unos limpios calcetines que llevabas previamente guardados en el bolsillo para que no se ensuciaran. Los pretendidos cimientos empresariales de Llanera y su cuadrilla  (¿o deberia de decir holding? no pasan de ser un ejemplo redivivo de aquel attrezzp que, con unas gotas de Varon Dandy, podria propiciarte un baile con algúna señorira de buena familia. Al final todo era hueco, falso y lleno de impostura para afianzar las estupideces de una burguesía decadente que utilizaba el castellano para no “ser de pueblo” adoptando una posición aparente por la que nos sentíamos atraidos desde el hambre de la posguerra, el queso y la leche norteamericana que nos daban en la escuela brazo en alto y el inevitable detino que aguardaba a la mayoría: campo o fábrica de tres turnos.

Por definición una burbuja está llena de aire y con un leve pinchazo se vuelve evanescente, deja de existir. Cuando esto solo era un rumor la gente creia que era un invento de los rojos apocalípticos. Cuando fué noticia y se publicó en los medios económicos libres escritos y digitales empezaron, como siempre, los insultos y las amenazas con balas de sal gruesa. Somo bastantes personas las que, en la comarca de La Costera, de donde surgió Llanera nos hemos convertido en el el blanco de las iras de los lacayos y nuevos ricos nacidos a la sombra de la subcontrata política,  con amenazas por tierra, mar y aire. Ya tenemos el caparazón vital e ideológico que nos permite despreciar a estas personas necesitadas de unas cuantas lecciones de la Educación para la Ciudadanía, porque no vale la pena perder un segundo en estas cosas cuando lo que realmente preocupante es qué va a pasar en un sector y en una comarca concreta en la que el bombazo de Llanera es el penultimo, despues de los cierres industriales de empleo masivo de Ferrys, Rodrigo Sancho, Tenerias Argent, los ERE de la empresa Royo, Industrias Cerdá, con todos sus talleres e industrias subsidiarias y, cómo va arepercutir, este juego perverso de los hermanos Gallego en las economías familiares y en las pequeñas empresas de la comarca que andan realmente preocupadas; porque la morosidad de los bancos y cajas en la zona puede superar los niveles de 1995, las economías familiares van a verse seriamente dañadas y los jóvenes, de nuevo, pueden ver truncadas sus espectativas de emancipación para continuar sintiendose una carga para las familias. No se le puede pedir ni un esfuerzo más a esta comarca mientras continua siendo la finca particular de una docena de personas.

Mientras se gestaba el estallido, Futbol, Orquestas Filarmónicas, Basket de primera, patrocinios culturales, grandes postes publicitarios, cohes de infarto, hoteles exclusivos, cenas de gala, invitaciones institucionales, los nuevos VIP de la comarca, la propaganda pagada, la opacidad contractual, y la mala fé consentida por partidos, sindicatos y gobernantes municipales, provinciales y autonómicos que han sido cooperadores necesarios en este desastre, deben una explicación a los ciudadanos que hoy sufren las consecuencias.

Parafraseando un pasaje del Antíguo Testamento, podriamos preguntar. ¿No queda un justo en Sodoma?.

Al menos que nos monten un macrobotellón en el parking de las discotecas-icono de la llaneril modernidad- para ver si los pocholos y las pocholas mezclados con los efluvios de Baco nos transportan por unos momentos al Ritz con smoking y pajarita negra; aunqye luego, al despertar, no haya nada; porque la verdad es que realmente no hay nada para la gente normal que ha trabajado para estos espabilados; seguramente lo mollar de la cuestión está en los paraisos fiscales que albergan las cuentas opacas de los Julios Iglesias y tantos otros vividores a los que los nuevos políticos del relunbron y demás fauna advenediza de la burbuja ,han deteriorado seriamente la imagen de los buenos empresarios de La Costera, porque han ungido su destino al carnaval político del PP, como en las sectas más fanaticas.

Si quereis rematar la faena, os poneis a leer un poco a Blas de Otero, pinchais cualquier disco de Paco Ibañez y mirais al cielo. No se si hay Dios o Justícia que nos ampare, pero el cielo parece de plomo y cae un agua del copón.

Vicent Vercher Garrigós.

CUANDO “CORRER DEPRISA” EN LA CONSTRUCIÓN ES SINÓNIMO DE “FUERTE ESPECULACIÓN”: LOS CASOS DE ASTROC Y LLANERA.

Llanera y Astroc corrieron “muy deprisa”, según Durá

EL PAÍS – Valencia – 12/10/2007

 

Juan Eloy Durá defendió ayer la solidez económica de las compañías de este sector que llevan tiempo en el mercado frente a otras empresas más jóvenes, que han empezado “a correr muy deprisa”, dijo en alusión a las constructoras Astroc y Llanera.

 

 

La noticia en otros webs

El responsable de la federación comentó que “hasta ahora [tanto por parte de los empresarios como de particulares que contaban con ahorros], se invertía en el sector de la construcción porque daba mejor rentabilidad” que otras operaciones, pero señaló que ahora quienes elegían esta opción, “se han ido”. Estimó que “en este momento, la especulación en el sector se ha terminado totalmente” y apuntó que los particulares que invertían en este campo son ahora “competencia directa de los constructores” porque también sacan al mercado sus inmuebles, aunque “a un precio más barato”.

Respecto a las inversiones en suelo llevadas a cabo por empresas constructoras, manifestó que este era el ámbito en el que se producía “una especulación más fuerte”, por encima de las obras realizadas, ya que el suelo se compraba a un precio y poco tiempo después se vendía más caro, incluso “sin estar clasificado”, matizó.

Eloy Durá explicó que “el problema que han tenido algunas empresas es que dentro del balance ponían un precio de suelo como si estuviera ya clasificado”, cuando “realmente no lo tenían” así.

En este sentido, manifestó que hay sociedades que “han invertido mucho, gracias a los créditos que los bancos concedían fácilmente a quien quería entrar en el sector. Ahora se encuentran con una falta de liquidez total” y la negativa de los bancos a renovarles los créditos. Esto es lo que “ha pasado a estas dos empresas en concreto”, agregó Eloy Durá en alusión a Astroc y a Llanera. El presidente de Fevec señaló que hay otras firmas con más solidez y experiencia en el mercado que “no han entrado en esa vorágine de ser número uno”.

LAS CONSECUENCIAS DE “MILAGRO” LLANERA COMIENZAN A EMERGER.

Almonacid de Zorita, gravemente afectado por la crisis del Grupo Llanera Imprimir E-Mail
Escrito por O.C.   
lunes, 08 de octubre de 2007
  • La compañía era la encargada de la construcción del almacén remporal de residuos de la nuclear “José Cabrera” antes de entrar en suspensión de pagos el pasado día 1
  • Varios autónomos y empresas de la comarca mantienen facturas pendientes de cobro por valor de decenas de miles de euros

GUADALAJARA, 08-10-07

Decenas de personas en Almonacid de Zorita y su comarca se están viendo gravemente afectadas por la crisis de la compañía inmobiliaria levantina “Grupo Llanera” . Esta empresa era la encargada de ejecutar las obras de construcción del Almacén Temporal Individualizado (donde se ubicará el combustible radiactivo gastado en la nuclear, hasta que el Estado culmine un almacén centralizado para todo el país) de la Central Nuclar José Cabrera. Pero Llanera comunicó la pasada semana que entraba en “suspensión pagos”, lastrada por una deuda que los medios económicos han cifrado en casi 750 millones de euros (“Cinco Días”, 1-10-07)

La compañía, presidida por Fernando Gallego, comunicó oficialmente su suspensión de pagos el pasado lunes 1. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia aseguró que el grupo se encontraba en situación de “insolvencia inminente”.

Llanera estaba ejecutando las obras del almacén nuclear de Zorita en su condición de empresa subcontratada. Trabajadores del grupo estaban alojados en hostales de la localidad, y son decenas los autónomos y empresas que han servido a la compañía, desde el sector hostelero, hasta el suministro de materiales de construcción. A todas ellas, según fuentes consultadas por EL DECANO les quedan facturas pendientes de cobro por valor de varios miles de euros. Llanera subcontrató a una decena de empresas locales para trabajos de movimiento de tierra, tala de árboles, vertido de hormigón o mantenimiento eléctrico del ATI, entre otros.

Según el diario económico “Cinco Días”, una auditoría realizada sobre el grupo reflejaba una deuda diez veces superior a los fondos propios de la compañía, que apenas alcanzaban los 70 millones. La gravedad de su crisis la muestra el dato de que los ingresos por ventas en 2006 apenas alcanzaron 6’1 millnes de euros.

El ATI de la José Cabrera comenzó a construirse paralelamente al inicio del proceso de desmantelamiento de la nuclear, después de su cierre el pasado 30 de abril de 2006. La Dirección General de Política Energética y Minas autorizó su construcción a Unión Fenosa a el pasado mes de enero. Las obras arrancaron en febrero, y estaba previsto que hubieran concluido ya el pasado mes de agosto.

A este almacén llegará el uranio gastado procedente de la piscina de la nuclear a partir de 2009. Serán unas 100 toneladas de alta radiactividad. La estrctura contará con 16 contenedores (cofres de hormigón), y se está construyendo sobre una losa sísmica situada al sur de la central.

LA SITUACIÓN DE LLANERA AUGURA UNA FUERTE DISMINUCIÓN DE LA PLANTILLA, ES DECIR, DESPIDOS.

TESTIMONIOS

«Si empiezan a fallar las nóminas, yo no podré aguantar ni un mes en Llanera»

 02:07  

 Decenas de empleados de Llanera, antes de entrar en la asamblea celebrada el viernes en un instituto de Xàtiva.

 Detrás de la suspensión de pagos de la inmobiliaria Llanera, de la preocupación que embarga a sus acreedores y de la alarma desatada en el sector de la construcción, hay unos 700 trabajadores del imperio rojo de los  que se ha apoderado la incertidumbre.

Paco Cerdà, Xàtiva Las instrucciones que han recibido desde los sindicatos es que aguanten en el barco para no perder sus derechos laborales en caso de que la actual suspensión de pagos derive en un despido masivo o en la liquidación de la empresa. Esa es la teoría. Pero como casi siempre, casa mal con la realidad.


Así lo ve Miguel Ángel Plà, un albañil de Llanera. Tiene 27 años y paga una hipoteca mensual de 800 euros por la casa que se ha comprado en Alcàntera de Xúquer. De momento, como la gran mayoría, ha cobrado la nómina de septiembre. Pero no sabe qué pasará con la de octubre. «¿Si no cobro en octubre Pues podría ser que me marchara aunque pierda mis derechos porque tengo que comer y pagar la hipoteca» , explica con resignación dentro de un sucio mono de trabajo.
En la misma situación se halla el grueso de los 150 empleados que el viernes se reunieron en una asamblea convocada por Comisiones Obreras en el IES La Costera de Xàtiva. Allí les advirtieron de que el proceso será «difícil, penoso y tortuoso» para los trabajadores. No obstante, Paco, un albañil de Chella de 39 años, piensa esquivar el espinoso camino que se presenta. Como la mayoría, está pagando una hipoteca y, además, hace poco que se cambió el coche. Por ello, dice que no va a poder aguantar en Llanera «ni un mes sin cobrar la nómina» . «Ya me he puesto en contacto con dos empresas y estoy esperando la respuesta. Si me dicen que sí, me marcho enseguida» , asegura Paco, aunque pierda el derecho a posibles indemnizaciones. «Así lo hará el 80% de empleados» , pronostica un compañero. «A Llanera le interesan las bajas» En parecida situación se halla un empleado de Xàtiva. Miguel Fernando paga 450 euros mensuales de alquiler por su casa. «Y es que los sueldos son per a fregir i menjar . No te queda para ahorrar» , se queja. «Un mes sí, pero dos meses sin cobrar yo no podré aguantar» , dice Antonio, albañil de Llanera, que recuerda la hipoteca de 300 euros mensuales que paga más las otras cuatro bocas que le esperan en casa a diario.
Desde Comisiones Obreras ya alertaron que a Llanera le interesa que sean los trabajadores quienes causen baja voluntaria para no tener que indemnizarles. El sindicato intentó tranquilizar a los empleados diciéndoles que, en caso de fallar las nóminas -su principal temor- se pueden pactar salidas como la huelga general, los permisos no retribuidos o la suspensión temporal de contratos. «Las prisas -aconsejó un sindicalista- son para los malos toreros» . Pero por lo visto, en esta corrida, la mayoría de diestros no espera salir por la puerta grande, sólo salvar el tipo.

LA CRISIS DE LLANERA EN LA PRENSA SUIZA (SWISSINFO).

2 de octubre de 2007 – 11:26

La suspensión de pagos de Llanera causa inquietud en la costa

MADRID (Reuters) – La suspensión de pagos de la inmobiliaria valenciana Llanera ha causado inquietud en una región ya castigada por la deslocalización y el cierre de factorías de industria nacional.

 

“Es un duro golpe para la comarca que ya sufre la crisis del sector textil y del mueble”, dijo el martes un portavoz sindical de CC.OO.

 

Según el representante sindical, la insolvencia de Llanera podría afectar a más de 3.000 trabajadores, entre personal directo e indirecto.

 

La suspensión de pagos de Llanera podría también ser el preludio para nuevas turbulencias en el sector inmobiliario residencial en la costa.

 

“Ha habido una importante caída de las ventas (inmobiliarias) desde Semana Santa”, dijo la semana pasada José Luis Olivas, presidente de Bancaja, uno de los principales acreedores de Llanera.

 

El grupo inmobiliaria valenciano, cuya deuda superaba a finales de 2006 los 745 millones de euros según cifras del registro mercantil recogidas por la prensa, achacó su insolvencia a las malas noticias de prensa y el deterioro del mercado inmobiliario en los últimos meses.

 

Pero Fernando Gallego, consejero delegado de Llanera, reconoció también que la estrategia del grupo – financiarse a corto plazo para obtener recursos a largo plazo – tropezó con la crisis crediticia y limitó el acceso del grupo a nuevos recursos.

 

“La actividad inmobiliaria tiene proyectos de maduración a largo plazo que se han sido financiados a corto plazo”, dijo Llanera en un comunicado.

 

Ante la caída de las ventas, las entidades financieras cerraron el grifo del crédito a Llanera y se negaron a comprar los terrenos en manos del grupo valenciano e inyectar nuevos fondos.

 

La caja de ahorros Bancaja señaló ayer que su “posición global en Llanera se encuentra en torno a los 92 millones de euros”.

 

Otros acreedores del promotor valenciano son la Caja del Mediterráneo (CAM), que no ha revelado su inversión en Llanera, y Lehman Brothers, que ha otorgado a Llanera un préstamo de 150 millones de euros para la compra de terreno.

 

Mientras Llanera está ahora a la espera del nombramiento de sus nuevos administradores por parte los jueces, fuentes del sector dijeron que el grupo inmobiliario no sería el único caso que podría causar dolor de cabeza a sus acreedores.

 

“… hay por lo menos 10 ó 12 compañías más con problemas de liquidez. Es un problema generalizado en la costa, desde Valencia y Murcia hasta Andalucía. No se vende nada,” dijo la fuente.

 

Estas preocupaciones se reflejan también en un informe de la agencia de valoración crediticia Moody’s que advierte que cinco cajas de ahorro con fuerte exposición al ciclo inmobiliario podrían ver recortado su rating si sigue deteriorándose el mercado inmobiliario.

 

Moody’s no da nombres pero dijo que el perfil de estas entidades tenía que ver con cajas de ahorro líderes en sus mercados regionales.

 

Una fuente del sector inmobiliario resumió la situación con estas palabras: “Las promotoras no pueden pagar los acreedores y los acreedores tienen problemas. Y con quien? Los bancos de nuevo”.

 

/Por Jane Barrett y Robert Hetz/

SWISSINFO Edición Digital
Reuters (IDS)

UNA TREINTENA DE ACREEDORES MINORITARIOS DE LLANERA SE PERSONARÁ EN EL CONCURSO VOLUNTARIO.

Impago de más de 10 millones

Una treintena de acreedores minoritarios de Llanera se personará en el concurso voluntario

 NOTICIAS RELACIONADAS

  CC OO califica de «grave» la situación de 650 trabajadores de la firma de Xàtiva. Economía

  Llanera suspende pagos y atribuye su crisis a la falta de apoyo de bancos y aseguradoras. Economía

  La subida del euríbor y la falta de financiación. Economía

  Compromís responsabiliza al Consell de generar las condiciones de la crisis inmobiliaria. Economía

  El secretario de Estado de Economía no cree que las “dificultades” de Llanera reflejen la situación del sector. Economía

  González Pons rechaza haber paralizado proyectos de Llanera y recuerda que aprobó Nou Mileni. Economía

Una treintena de empresas acreedoras de Llanera, que suman impagos por más de 10 millones de euros y que están representadas por Iure Abogados, se personará en el concurso voluntario por insolvencia presentado por la inmobiliaria en el Juzgado Mercantil número 2 de Valencia.

EFE

Fuentes de Iure Abogados explicaron a EFE las actuaciones que llevarán a cabo para defender a este grupo de afectados y que pasan por la comunicación de crédito a los acreedores, con atención a su correcta cualificación y cuantificación jurídica, y el estudio de las acciones a ejercitar frente a terceros responsables (administradores, auditores, y en su caso promotores).Asimismo, el despacho de abogados considerará los efectos fiscales que pueda tener la suspensión de pagos en los acreedores de Llanera, que a su vez deberán protegerse de sus propios acreedores ante la posibilidad de crisis internas sobrevenidas por los impagos de la inmobiliaria valenciana.Llanera ha solicitado voluntariamente el concurso de acreedores, alegando una situación de insolvencia inminente que no le ha permitido refinanciar su deuda a largo plazo.

Las sociedades del grupo que han solicitado la suspensión de pagos son Llanera SL, Llanera Construcciones, Obras y Proyectos SLU, Llanera Urbanismo e Inmobiliaria SLU, Aldalondo SLU, Descans Les Marines SLU y Patrimonial Arenall SLU.

En los próximos días el magistrado del Juzgado Mercantil número 2 de Valencia decidirá si declara el concurso de acreedores y nombra a los tres administradores concursales.

Levante-EMV Edición Digital 2.10.2007