VUELVEN LOS CUERVOS.

POLÍTICA

Se beneficiaría así de una ventajosa recalificación de terrenos

Villalonga, dispuesto a comprar el Valencia C.F.

IGNASI PELLICER/VALENCIA

El ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga, podría dar un pelotazo urbanístico en Valencia si finalmente consigue hacerse con los negocios del Valencia C.F. Según ha podido saber El Plural, ultima con el propietario del club y hasta ayer presidente, Juan Soler, la compraventa de sus acciones. El ex amigo de Aznar se beneficiaria así de una provechosa recalificación de terrenos que la alcaldesa de Valencia regaló a la familia Soler para construir un hotel de lujo al lado del nuevo estadio.

<!–

Si el ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga, entra finalmente en la explotación de una parte de los negocios del Valencia C.F. “no vendrá solo”, auguran a El Plural fuentes empresariales valencianas que han seguido de cerca la última etapa del club cuyo presidente, Juan Soler, presentó ayer su dimisión a la junta directiva.

Mismos objetivos
El relevo en la presidencia valencianista -que asume ahora el hasta ayer vicepresidente, Agustín Morera, hombre de confianza de Juan Soler- no cambia en nada los objetivos que persiguen Juan Villalonga y Juan Soler. Aquel quiere comprar acciones y éste tiene ganas de venderlas. Soler, de todas formas, sin ser ya presidente del club, sigue siendo el máximo accionista del Valencia C.F.

400 millones de euros
Para que Juan Villalonga – ex amigo del alma de Aznar que amasó una colosal fortuna en Telefónica – llegue a un acuerdo con la familia Soler, se tienen que ventilar previamente unas compraventas de acciones; renegociar varios derechos adquiridos de suelo y liberar avales de pagos pendientes. En total son 400 millones de euros, más o menos. Se dice que Villalonga “tiene dinero”, pero no tanto como para haberse plantado en Valencia, como lo hizo el pasado 26 de febrero, y negociar directamente con Juan Soler la compra de una parte, o de la totalidad, de las 70.000 acciones propiedad de su familia por unos 65 millones de euros.

Fútbol y promociones urbanísticas
A Villalonga le acompañó en esta negociación el ex directivo del Valencia C.F., Vicente Soriano, promotor urbanístico y gestor de suelo en la costa valenciana. Es el segundo accionista del club “ché”, con 10.000 títulos de la SAD, Sociedad Anónima Deportiva. Villalonga, según se ha sabido, trajo debajo del brazo un ambicioso plan de explotación que apunta a una facturación anual de unos 400 millones de euros, cuatro veces la actual del club valencianista.

Nuevo estadio
Ni Villalonga, ni Soriano dan suficiente caché financiero para asumir las multimillonarias operaciones del Valencia C.F. a corto y medio plazo, se asegura por círculos valencianistas. La joya del club es la construcción del nuevo estadio de Mestalla, con una inversión de 338 millones de euros y que abrirá sus puertas en 2009.

Un regalo del Ayuntamiento
El terreno lo ha cedido al Valencia C.F. el ayuntamiento, a través una ventajosa y “barata permuta”, según denuncia la oposición socialista, rematada con una escandalosa recalificación de terrenos. Éste fue el mejor regalo para la familia Soler del Ayuntamiento, entregándole una parcela, a la vera del flamante estadio futurista, para la construcción de un hotel de lujo de 20 alturas. Su valor, una vez construido, será de 120 millones de euros. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) prohibía cualquier cambio de uso, pero la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del PP, le dio la vuelta “por el bien de toda la afición valencianista” se dijo desde el consistorio.

¿Aterrizaje del madridista Baldasano?
En las negociaciones de Villalonga con los Soler, se especula que vaya de “tapado” el conocido madridista, Arturo Baldasano, dos veces candidato frustrado a la presidencia blanca y experto en negocios de banca privada y en inversiones financieras de altos vuelos. Baldasano conoce al ex presidente de Telefónica desde que este le nombrara máximo responsable del Terra. Ambos se beneficiaron del “pelotazo” de las “stock opcions” con 500 millones de euros de plusvalías para directivos de la multinacional tecnológica. Villalonga se embolsó, además, 5.500 millones de pesetas por rescindir su contrato. Desde entonces reside en Londres.

Intento de compra del Liverpool
Baldasano fue el factotum y director general del banco de negocios “Promobanc”, de sólida raigambre valenciana. El negocio quebró, tras una serie de operaciones muy arriesgadas de compraventa de suelo y otros activos ligados a la especulación urbanística. A Villalonga y Baldasano, se les recuerda también como “asociados” en una operación fallida, hace dos años, para comprar el club inglés Liverpool, que entrena Rafa Benítez, ex mister del Valencia C.F.

Sin apoyo del campismo
En clave política valenciana, Juan Villalonga dicen que está huérfano. Tiene pocos vínculos con el PP valenciano y son del bando zaplanista, condenado al ostracismo por el campismo, en la lucha fraticida entre Eduardo Zaplana y Francisco Camps. El abogado valenciano, José María Mas Millet, quien fuera secretario del consejo de administración del grupo Telefónica y presidente de Antena 3 con Villalonga, mantiene abierto un despacho profesional en Valencia, pero sin influencia con el campismo triunfante. Prueba de ello, su yerno, José Luis Colvée, antes un “todo terreno” zaplanista, ahora ha abrazado el campismo para siga recibiendo subvenciones públicas una empresa suya de negocios por internet.

Anuncios

TREINTA BANCOS Y CAJAS ESTÁN ATRAPADOS EN LA RED DE LLANERA CON UNA DEUDA DE 432,65 MILLONES DE EUROS.

Treinta bancos y cajas están atrapados en la ‘red’ de Llanera con una deuda de 432,65 millones

Gustavo Granero | 9:45 – 26/12/2007    http://www.ElEconomista.es

llanera2.jpg

Cuando sonó la flauta de Fernando Gallego, presidente del grupo inmobiliario Llanera -que soporta un concurso de acreedores tras suspender pagos-, todos cayeron rendidos a su música. Los principales bancos y cajas de este país sucumbieron a la llamada del promotor valenciano, aflorando, de paso, fallos masivos en sus sistemas de control de riesgos.

Pero, ¿qué pudo pasar para que una treintena de entidades quedasen hipnotizadas en Llanera? Como en la fábula del flautista de Hamelín, Gallego hizo sonar la música, se rodeó de la banca que opera en España y después la precipitó por el abismo al que conducen los impagos.

Más allá del parecido, por hipnotizador, con la leyenda de los Hermanos Grimm, la inmobiliaria Llanera dejó deudas por 432,65 millones de euros a una treintena de entidades financieras al cierre de 2006, según el último informe de auditoría, que reconoce una deuda total con todos sus acreedores de 748,16 millones. De la financiación con bancos y cajas, 300,78 millones eran a largo plazo, y 131,87 millones a corto plazo.

No sólo eran Bancaja o CAM

En un principio, sólo saltaron a la luz las inversiones de Bancaja, CAM y Lehman Brothers. Aunque es cierto que ellas soportan la mayor parte de la deuda también es verdad que los daños colaterales del hundimiento de Llanera afectó a todo el barco. En concreto, son 13 bancos (Santander, BBVA, Popular, Banesto, Sabadell, Banco de Valencia, Pastor, Guipuzcoano, Gallego, Lehman Brothers, Deutsche Bank, Barclays y Citi); otras 13 cajas de ahorro (La Caixa, Caja Madrid, Bancaja, CAM, Caixa Catalunya, Unicaja, Caja España, Cajasol, Cajasur, Sa Nostra, Granada, Caixanova y Ontiyent). Ellos fueron el brazo financiador, aunque la lista de acreedores totales se cuenta por miles.

Un largo y complejo proceso

Bancos y cajas esperan recuperar sus inversiones. Sin embargo, el proceso puede durar un año, ya que el juez y los administradores concursales tienen mucho trabajo por delante: “Hay que analizar bien el convenio que se propondrá para renunciar a una parte de la deuda y valorar adecuadamente los activos de la empresa”, explica a elEconomista Carlos Pavón, letrado de Iure Abogados, que representa a 40 acreedores. Algunas empresas consideran que se está haciendo una liquidación algo prematura.

Según la documentación que obra en poder del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, a la que ha tenido acceso este periódico, Banesto tiene una deuda de 4,8 millones, al menos, con cinco de las seis sociedades del grupo Llanera (ver más en información de recuadro). Según el dossier, Barclays concedió créditos por 900.000 euros, mientras que BBVA reconoce una deuda de casi medio millón de euros con una de las empresas del grupo inmobiliario.

Dentro de las cajas, los destrozos son similares. Las más castigadas por la suspensión de pagos de Llanera -junto a Bancaja y CAM- son Caja Duero y Caja Sur . Les sigue Caixa Catalunya, con más de dos millones en créditos, Caixanova y Sa Nostra (Baleares) con un millón y medio de euros, al menos. Además, Unicaja y Caja España habrían concedido financiación por alrededor de un millón. No podría faltar Caja Madrid, con 305.512 euros.

Pero la mayor inversión la dieron otros. Bancaja reconoció una deuda con las empresas de la inmobiliria de 92 millones, que está regularizando con la promotora. Su participado Banco de Valencia les confió 28 millones, mientras que la CAM le habría otorgado entre 30 millones y 40 millones. No obstante, las cajas dejaron claro que la mayoría de estos créditos contaban con garantías más que reforzadas. Fue un banco extranjero, Lehman Brothers, el que se llevó la palma, con un préstamo de más de 148 millones de euros, que vencía en enero. Pero ha habido acuerdo.

meneamedigg itdeliciousenviar por email

PORTILLO, EL PRIMER LADRILLAZO DE 2008.

1169232902_0.jpg

Se confirma el vuelco en el Consejo de Colonial, que acepta la dimisión de Portillo

Agencias | 20:08 – 31/12/2007
INMOBILIARIA COLONIAL

1,88 -25,40% -0,64

Bolsámetro
¿Qué hará este valor en la próxima sesión?
INMOBILIARIA COLONIAL
subebaja
Bullet Consulta el resto de predicciones

El Consejo de Administración de la inmobiliaria Colonial aceptó hoy la dimisión de Luis Portillo como miembro de este órgano de dirección y ratificó como presidente de la sociedad a Mariano Miguel, que seguirá ejerciendo el cargo de consejero delegado, informó la compañía a la CNMV. Además, se produce un auténtico vuelco en el Consejo, tal y como adelantó hoy diario elEconomista

El cese de Portillo como consejero de la inmobiliaria se produce tres días después de que fuera relevado como presidente de Colonial (CAR.MC elemento_52_0 = new cotizacionEnNoticia(‘INMOCARAL’, ‘cotizacionINMOCARAL_0’, ‘linkcotINMOCARAL_0’,1); ), en una reunión que el Consejo de Administración celebró el pasado viernes, horas después de que los títulos de la sociedad cayeran el 25,4 por ciento en Bolsa.

La compañía ha indicado que para reforzar la preeminencia de los consejeros independientes “iniciará la búsqueda de un profesional de prestigio que ocupará el puesto de presidente no ejecutivo”.

Salida de otros consejeros significativos

 

Al mismo tiempo que acontecía el cese de Portillo abandonaban también su puesto como consejeros Luis Emilio Nozaleda Arenas, Gema Sólas Navas, José Ramón Carabante Plaza; Óscar Fanjúl Martín; Alberto Cortina Koplowitz y Clara Nozaleda Arenas.

También cesaban en su cargo los representantes de Desarrollo Empresarial Quetro, María Jesús Valero Pérez; Grupo Portival, Yolanda Mayo Ranera; Corporación Indo, Domingo Díaz de Mera Lozano, y Promociones González, Aurelio González Villarejo.

La compañía ha señalado en un comunicado que la “salida del consejo de los accionistas significativos no presupone la intención de reducir su participación en la sociedad”.

Nombramientos de nuevos consejeros

 

Para ocupar parte de las vacantes y para “dotar de la mayor operatividad, eficacia y transparencia posibles a la gestión de la compañía en beneficio de sus accionistas”, la compañía ha nombrado consejeros por cooptación a Leandro Martínez-Zurita Santos de Lamadrid (consejero ejecutivo); Julián Zamora Saiz (consejero dominical), y Pedro Ruiz-Labourdette Garau (consejero dominical).

Así queda el consejo de Colonial

 

En consecuencia, el consejo de administración queda compuesto por once miembros: Mariano Miguel Velasco; Josep Manuel Basáñez Villaluenga; Antonio M. López Corral; Javier Sola Teyssiere; Alberto Alonso Lobo; Francisco José Molina Calle; Juan Ramírez Blatuille; Enrique Montero Gómez; Julián Zamora Saiz; Pedro Ruiz-Labourdette Garau y Leandro Martínez-Zurita Santos de Lamadrid.

Cambios en la comisión ejecutiva

 

Inmobiliaria Colonial también ha acordado cambios en la comisión ejecutiva, que estará formada por cuatro miembros, y en la comisión de nombramientos y retribuciones, que estará formada por tres personas.

La comisión ejecutiva queda compuesta
por Mariano Miguel Velasco, que ejercerá como presidente; Francisco José Molina Calle; Julián Zamora Saiz y Pedro Ruiz-Labourdette Garau.

Por su parte, la comisión de nombramientos estará integrada por Josep Manuel Basáñez Villaluenga; Alberto Alonso Lobo y Enrique Montero Gómez.

Sólida “situación patrimonial”

 

Inmobiliaria Colonial también ha señalado que mantiene una sólida “situación patrimonial” que le permite cumplir íntegramente “todas sus obligaciones con las entidades financieras” y ha expresado “su confianza en que la realidad del valor objetivo de la compañía, su solidez patrimonial y su potencial de negocio permitirán superar la situación actual”

Publicada el http://www.ElEconomista.es

cab6apfgcau3m941ca9vebp5cay65ihtcafsvz83cax392yjcahwec3bcai84q2hcao71er7caeontyuca74kuq6cae7kiw5canihrrdcatypi8cca6wpq1wcayddpc5catx2d0scaa2p9l2.jpg

Nota Bene del editor de este Blog: Seguramente sería éste un momento pertinente para que algún miembro del Gobierno Valenciano experto en privatizaciones, explicara las condiciones en las que Luis Portillo compró por cantidades multimillonarias, en sociedad (Siete Treinta S.L.) con el señor Rosell Recasens, marido o lo que fuese de la Senadora del PP por Almeria, señora Agüero miembro de la comisión de Agricultura del Senado en la etapa del señor Aznar-Fabra (¿también una coincidencia que la empresa del caso Naranjax, Artemis 2000 S.L. y Siete Treinta S.L. procedan del mismo despacho de Ontinyent, ciudad que como saben está pegadita a Sevilla, igual que muchas más con adjudicaciones de la Generalitat Valenciana?). Aclaremos la concesión transmisión posterior de algúnos lotes de las residencias geriatricas del tan famoso como opaco Plan Blasco en su etapa de Conseller de Bienestar Social. Este es el proceso especulativo que ha levantado gigantes de papel que han saqueado las arcas públicas y arden ahora…sin que nadie mueva un dedo. Y el Arzobispo Cardenal diciendo que la politica social de Zapatero sobre la familia, destruye la democrácia. ¡No crean que no llevamos una buena peniténcia con esta cuadrilla!. V.V.G.