FIDALGO (CC OO) CADA VEZ MAS PRÓXIMO A LA DERECHA.

POLÍTICA

 28/11/2007

Las relaciones del secretario general de CC.OO y el Partido Popular

José María Fidalgo, cada vez más cerca de la derecha

ELPLURAL.COM

Ya lo denunció El Plural: Comisiones Obreras se aproxima al Partido Popular. Ahora Público recupera esta tesis y señala como culpable a José María Fidalgo, líder de CC.OO. Su amistad con Aznar, su distanciamiento de las políticas sociales de Zapatero y la crítica a la política antiterrorista del Gobierno son sólo tres ejemplos de cómo Fidalgo se aproxima cada vez más a la derecha.

CC.OO nació vinculada al PCE, pero su líder en la actualidad colabora habitualmente con FAES, la fundación del Partido Popular. Pero el secretario general de CC.OO no sólo mantiene relaciones con la derecha a la hora de protagonizar cursos de verano, sino que mantiene una relación extrecha con líderes populares como Eduardo Zaplana o el propio José María Aznar.

Críticas
Durante el mandato de Zapatero, Fidalgo ha criticado habitualmente al Gobierno, arremetiendo incluso contra la política social promovida por el PSOE. Pero entre todas sus críticas al Ejecutivo destaca una: su rechazo a la política antiterrorista de Zapatero. Fidalgo mantiene de este modo la misma línea en materia terrorista que el Partido Popular, al que sin embargo apoyó durante el mandato de Aznar tanto en la etapa de diálogo entre ETA y los populares como en el período de la ilegalización de Batasuna.

Moncloa
Pese al claro alejamiento de Fidalgo, el Gobierno socialista ha hecho lo posible por estrechar las relaciones con el secretario general de CC.OO. Todos los esfuerzos han sido en vano. Fidalgo critica abiertamente a Jesús Caldera, ministro de Trabajo, durante los seminarios de FAES. Al mismo tiempo rechaza las políticas fiscales del PSOE y se mantiene alejado de La Moncloa, resistiéndose incluso a las reuniones convocadas por Zapatero para tratar temas de interés público con los líderes sindicales.

Huelga general
Público recuerda el papel que jugó José María Fidalgo durante la huelga general del 20 de junio de 2002. Durante el Gobierno de Aznar los trabajadores se echaron a la calle, y el PP “quiso utilizar a Fidalgo para parar la protesta, pero finalmente la presión del resto del sindicato y el convencimiento de UGT para seguir adelante arrastó a CCOO a la huelga general”.

Camacho
Público ha publicado una información sobre el homenaje a Marcelino Camacho, histórico líder de CCOO, y ha relacionado a este sindicalista con su heredero directo: José María Fidalgo. Las diferencias entre ellos no pueden ser mayores. Mientras Camacho está fuertemente vinculado al PCE, Fidalgo juguetea con la derecha. Estas diferencias se pusieron de manifiesto durante el homenaje a Marcelino Camacho, en el que Fidalgo eludió alzar el puño cuando se cantó La Internacional.

dmartin@elplural.com