REGOGIDA DE ADHESIONES A LA DENUNCIA COLECTIVA CONTRA PÍO MOA.

POLÍTICA

 08/12/2007

El manifiesto ya ha recogido más de 2.000 firmas

Recogen adhesiones a la denuncia colectiva contra Pío Moa

ELPLURAL.COM

Cualquier ciudadano que lo desee puede sumarse a la denuncia colectiva por injurias presentada inicialmente por catorce personas contra el pseudohistoriador Pío Moa por un presunto delito de injurias (por declaraciones públicas como “Franco no aniquiló a los rojos, los escarmentó” o “aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales”). Para ello existen dos mecanismos legales: un documento de exhorto o uno de adhesión personal.

El detonante de las acciones legales fueron declaraciones de Moa como “aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales”, “aquí la represión se encauzó por vías legales, no como en Europa […] a nadie se le reprimió por cómo pensaba, sino por lo que hacía” o concluyendo que Companys o las Trece Rosas “no eran inocentes” de morir fusilados. La denuncia se produjo tras la coordinación de un centenar de ciudadanos y presentada por catorce, si bien ahora cualquiera que lo desee se pude sumar a través de dos mecanismos.

Adhesión para Madrid
Por un lado, se puede presentar un texto de adhesión en los madrileños juzgados de Plaza de Castilla un texto de adhesión para entregarlo en el Registro. También se puede enviar por correo a la dirección “Juzgado de Instrucción nº 12, Plaza de Castilla nº 1, planta 4ª, 28071 Madrid” en cuyo caso habría que quedarse con una copia que sellan en la oficina postal.

Texto de exhorto en cualquier juzgado de lo penal
La otra opción es acercarse a los Juzgados de lo Penal más cercanos al lugar de residencia y entregar en el Decanato un documento de exhorto. Con ese documento el firmante pide al decanato que dé traslado a los juzgados de Plaza de Castilla de la adhesión personal a la denuncia colectiva. De momento, el manifiesto de apoyo a la denuncia ya ha recogido más de 2.000 firmas.

RITA BARBERÁ EXPULTA DEL CEMENTERIO A LOS INVESTIGADORES QUE TRABAJAN EN LA IDEMTIFICACIÓN DE LA FOSA COMÚN DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO.

rita_barbera.jpg        fosas.jpg

lunes, 03 diciembre 2007

EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA QUE PRESIDE RITA BARBERÁ (PP) EXPULSA DEL CEMENTERIO A INVESTIGADORES QUE TRABAJABAN PARA IDENTIFICAR VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO EN UNA FOSA COMÚN…

Los investigadores del Forùm per la Memòria del País Valencià, que se encontraban trabajando en una fosa común en Valencia, acaban de ser expulsados del archivo del cementerio. El director de las instalaciones “había recibido órdenes para no darnos facilidades” en las tareas de investigación, tal y como informó Amparo Salvador, presidenta del Forùm. Esta medida se ha tomado después de que el Tribunal Superior de Justicia valenciano emitiese una sentencia según la cual incapacitaba a los trabajadores del Forùm para continuar con sus trabajos en la zona. Informa El Plural

La polémica en el cementerio de Valencia surgió cuando el Ayuntamiento, gobernado por la popular Rita Barberá, promovió la construcción de más de mil nichos sobre una fosa común del franquismo. El Forùm per la Memòria del País Valencià denunció los hechos y consiguió paralizar las obras. Pero el Ayuntamiento apeló al Tribunal Superior de Justicia de Valencia y les “han dado permiso otra vez”, declaró Amparo Salvador a El Plural.

Tribunal Constitucional. Conocida la nueva sentencia, el director del cementerio de Valencia, Santiago Alcázar, cerró su archivo a los investigadores del Forùm, acción que éstos consideran un atentado contra “el derecho a la investigación y la información”. El Forùm ya ha anunciado que no se detendrá aquí, y que apelará la sentencia ante el Tribunal Constitucional.

Gobierno. Amparo Salvador ha manifestado que “vamos a pedir la intervención del Gobierno y la del Consejo de Europa”. La intervención del Ejecutivo está justificada, a juicio de los integrantes del Forùm, ya que supuestamente se está atentando contra la Ley de la Memoria Histórica. Noticia completa.

EL “PERDÓN DE LA IGLESIA” PEDIDO POR EL PRESIDENTE DE LOS OBISPOS, SILENCIADO POR LA JERARQUÍA CATÓLICA.

POLÍTICA

 22/11/2007

El Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, único apoyo de Blázquez

El “perdón para la Iglesia” pedido por el presidente de los obispos, silenciado por la jerarquía católica

D.M.

El obsipo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, pidió el pasado lunes perdón para la Iglesia por su actuación durante la II República y la Guerra Civil. Como se puso de manifiesto inmediatamente después, sus compañeros de la jerarquía católica no lo han arropado precisamente. Tan sólo el arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, ha respaldado a Blázquez, aunque matizando que su discurso refleja una opinión y no es “algo prágmatico para la Iglesia”. Esta falta de apoyo por parte de la jerarquía católica al presidente de los obispos reflejada por algunos diarios contrasta con los aplausos que, desde las páginas de ABC, atribuyen a una Iglesia que el diario conservador cree que ha vuelto “al espíritu de Tarancón”. Nada más lejos de la realidad

El optimismo de ABC choca con un dato concreto: sólo Carlos Amigo ha apoyado públicamente a Blázquez. La Iglesia se ha mantenido en silencio, quizá porque, como recuerda El Periódico de Catalunya, el próximo 4 de marzo son las elecciones de la cúpula de la Conferencia Episcopal. Y estas elecciones enfrentarán a Blázquez y al clero más cercano al Partido Popular, liderado por el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

Carlos Amigo
El arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, es un claro opositor de Rouco Varela, y ha manifestado que el discurso de Blázquez es “respetuosísimo”, pero sólo responde a lo “que es el pensamiento del presidente de la Conferencia Episcopal”, no el de toda la Iglesia. De cualquier modo, Amigo concluye que las palabras de Blázquez no constituyen, en este momento, “algo pragmático para la Iglesia”. La petición de perdón del obispo de Bilbao se queda, por tanto, en una declaración a título personal que no representa a la institución a la que sirve.

Tamayo
El teólogo Juan José Tamayo, en una entrevista concedida a Público, sostiene que “Blázquez no ha pedido perdón”. A juicio de Tamayo, “no hay que confundir pedir perdón con el deseo de hacerlo. Hasta que la jerarquía no haga una declaración pública de perdón por los excesos cometidos, contrarios al Evangelio, no considero que haya pedido perdón”. En cuanto a las elecciones del próximo mes de marzo, Tamayo considera que las dos facciones enfrentadas son conservadoras, pero con estrategias diferentes. Unos buscan “la confrontación y otros más diálogo”.

Reacciones políticas
Los partidos políticos no han tardado en posicionarse a favor y en contra del discurso de Blázquez. Mientras que el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, aplaudió las palabras de Blázquez, el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, no les dio “la más mínima importancia”. El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, valoró el “grado de autocrítica” de la declaración, aunque sea “vaga y ambigua”.

dmartin@elplural.com

20-N, NOSTÁLGICOS ACTIVOS.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    20/11/2007

El Zumbido

Nostálgicos activos

Cada vez que llega un nuevo 20 de noviembre se produce inevitablemente la evocación de la figura del dictador Francisco Franco con motivo del aniversario de su muerte. En los últimos años, la audacia de los nostálgicos ha sido renovada en la medida que la derecha política española se ha vuelto condescendiente, e incluso complaciente, con la memoria de la dictadura.

De los acontecimientos que testifican esta afirmación, uno de los más sobresalientes es la declaración de Jaime Mayor Oreja en la que no sólo se negaba a condenar el franquismo sino que explicaba sus virtudes en la medida en que gozó de cierto apoyo de una parte de la población en una situación que para el dirigente popular era “apacible”.

Durante los ocho años de Gobierno de José María Aznar sus tesis ultra conservadoras fueron soporte para una revisión pseudohistórica del franquismo, cuyo primer peldaño fue el intento de equiparar la dictadura con la República, amparándose precisamente en lo que históricamente han sido los pretextos para los golpes militares: un desorden y descontrol que habría hecho peder legitimidad a los gobernantes y al sistema y que daría pátina de legalidad a los golpistas.

Alemania e Italia tienen prohibida por ley la exaltación del nazismo y el fascismo. En España, la forma en la que se hizo la transición impidió que florecieran los nostálgicos, porque la situación creada con la Constitución de 1.978 hizo que la desvergüenza de la dictadura y de la guerra civil aconsejara a sus herederos una discreta retirada. Hoy los nostálgicos están activos y renovados porque tienen soportes en la sociedad civil de los que antes carecían. La Iglesia canoniza a personas asesinadas y en ese gesto, que es legítimo y de consumo interno de los católicos, hay quien quiere extrapolar una demonización no solo de los autores de aquellos crímenes –lo cual sería razonable- sino la la República como institución bajo cuyo régimen se cometieron. Muchos sectores del PP se ha acercado a tesis democráticamente regresivas. Si las cosas siguen por esos cauces, puede llegar el día en que la democracia española tenga que tomar medidas para defender la legalidad de la República y su dignidad institucional ante quienes quieran revindicar un régimen tan repugnante como el nazismo.