LA INMORAL MANIPULACION DE LA PASIÓN Y MUERTE DE CRISTO.

MACRO/VIDA

Recuerda a los fieles que el hijo de Dios “no tuvo cuidados paliativos”

El obispo emérito de Pamplona arremete contra la eutanasia apelando a la “digna” muerte de Jesucristo

L. BLANCO

Nadie esperaba que la Iglesia apoyase la despenalización de la eutanasia pero quizás, tampoco se esperase que recurriese a la muerte de Jesucristo para arremeter contra esta práctica, e incluso contra los cuidados paliativos para los enfermos terminales. El arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián Aguilar, ha proclamado la oposición de la Iglesia Católica a la eutanasia al defender que la muerte de Jesucristo en la cruz fue “absolutamente digna” a pesar de que “no tuvo cuidados paliativos”.”¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?”, ha interpelado el arzobispo emérito, quien ha animado a los hombres a acercarse a Dios para “encontrar dignidad” con que afrontar la muerte.

<!–

Sebastián –que en su día pidió el voto para partidos de extrema derecha como Falange Española de las JONS, Alternativa Española o Comunión Tradicionalista Católica-, ha recurrido a la muerte de Jesucristo para intentar, a través de la fe cristiana, que los creyentes adopten el discurso del sector más conservador de la Iglesia Católica frente a la eutanasia y los cuidados paliativos para enfermos terminales –que son totalmente legales en España-. El obispo emérito de Pamplona ha pronunciado el tradicional “Sermón de las Siete Palabras” ante miles de personas congregadas en la plaza Mayor de Valladolid y ha catequizado sobre el modo en que los cristianos deben enfrentarse a la muerte: “Jesucristo miró a la muerte cara a cara, con confianza, la aceptó con amor y la vivió descansando en los brazos del Padre Celestial”. “¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?”, ha interpelado el arzobispo emérito, quien ha animado a los hombres a acercarse a Dios para “encontrar dignidad” con que afrontar la muerte.

En tono elevado
Sebastián ha pronunciado palabras referidas a la muerte digna en un elevado tono al trasladar al tiempo actual las palabras “Sed tengo”, que el Cristianismo atribuye a Jesús en la cruz, y ha agregado que los cristianos españoles deben reflexionar sobre lo que están negando al Hijo de Dios en sus vidas cotidianas.

“¿Cómo no vas a tener sed?
“¿Cómo no vas a tener sed ante una sociedad cada vez más olvidada de ti?, ¿cómo no vas a tener sed si muchas familias cristianas han perdido el recuerdo de tu vida, milagros y palabras?, ¿cómo no vas a tener sed ante miles de jóvenes bautizados para los que no representas nada?”, ha preguntado el arzobispo emérito.

“Sabios falsos y pretenciosos”
Sebastián parece haberse levantado con fuerzas ya que se ha revelado también contra los “sabios falsos y pretenciosos” que defienden el laicismo porque, en su opinión, “no sabemos lo que hacemos cuando nos apartamos de Dios”. “Somos muy poca cosa y nos equivocamos muchas veces”, ha zanjado Sebastián, quien seguidamente ha proclamado el valor del perdón y la misericordia.

Riesgos de la sociedad
A pesar de que hace poco más de un año pidió el voto de índole fascista, Sebastián ha hecho un alegato a favor de la libertad en un mundo “no sólo plural sino confuso y contradictorio” en el que “unos saben ver lo bueno y otros sólo ven lo malo, para su desesperación”, y ha avisado de los riesgos que entraña una “sociedad hierática e inhumana que nos quieren hacer ver”.

Los miembros de la Iglesia, no necesitan privilegios
“La fe cristiana no es enemiga de la convivencia”, ha insistido el prelado antes de reclamar a los fieles que no tengan “miedo de nada ni de nadie” porque los miembros de la Iglesia Católica no necesitan “privilegios ni protecciones de nadie” al contar con Cristo como su “protector”.

Comentario del administrador de este Blog.

Protegido como está desde su canongía emérita, seguramente no sabe lo que es no poder llegar a final de més, ni tener a su esposa enferma o sus hijos enganchados a cualquier sustancia tóxica letal. Seguramente no tendrá carnet de conducir porque lo llevaran de aquí para allá en un coche de alta gama pagado por lo óbolos de os fieles y las ayudas del Estado del cual reniega con la boca pequeña pero cuya ayuda económica no desprecia. No creo que sepa lo que es aguantar en una cadena de montaje ocho horas ni que el miedo al paro invada sus noches de insomnio sumando euro a euro la cuenta justa del dia siguiente, porque según dice el prelado “no necesita privilegios ni proteciones de nadie”. ¡Que bién se habla desde el púlpito a las almas que buscan, a veces deseperadamente,  un asisero a la esperanza o una palabra de aliento cuando todo se derrumba!. Cuanta manipulación de las conciencias, cuanta hipocresía y cuanto odio escondido bajo la capa pluvial que tanto cvontrasta con tala de cáñamo del humilde.

Si realmente, este señor quiere llevar su teoría a las últimas consecuencias, cuando necesite una operación que pida explicitamente que no le anestesien; así en vivo seguramente sentirá en carne viva el sufrimiento digno que le levará en volantas antre el Altísimo. Pero creo que las palabras rotundas llevan siempre implícitas un punto de cobardía y este hombre será trasladado al mejor hospital con los mejores cuidados, porque es un tópico yá en estas admioniciones comprobar el trasfondo real: “haz lo que yo te diga, pero no hagas lo que yo hago”. Menos mal que las personas cada vez son más razonables, sensatas e inteligentes, porque de otra manera las hogueras inquisitoriales volverían a arder en las calles de nuestros pùeblos y ciudades. Por lo leído siempre hay voluntarios para aportar como ofrenda un poco de gasolina. 

LA IGLESIA ESPAÑOLA QUIERE SER UN PROBLEMA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    31/12/2007

 

La Iglesia Católica quiere ser un problema

Se envía a la Vicepresidenta del Gobierno -Mª Teresa Fernández de la Vega- al Vaticano para acordar nuevas aportaciones del Estado a las arcas de la Iglesia Católica. Se nombra Embajador ante la Santa Sede a un socialista católico practicante. Se evita plantear la renegociación de un Concordato de dudosa constitucionalidad. Inútil: la Iglesia ha decidido que quiere ser un problema para España, en general, y para el Gobierno de España, en particular.

La Conferencia Episcopal Española ha decidido terminar el año 2007 como lo empezó: en la calle, con banderas e insultando al Gobierno de España y -especialmente- a su Presidente José Luis Rodriguez Zapatero.Esta vez no había ninguna razón concreta por la que protestar. Daba igual. Obispos, Cardenales, curas, fieles y radicales de toda índole se han reunido en la Plaza de Colón de Madrid para corear consignas contra ciertas votaciones mayoritarias producidas en las Cortes Generales y que no gustan a la jerarquía eclesiástica.

Estos movimientos de un sector de los católicos españoles sólo tienen razones políticas: no aceptan algunas decisiones que está adoptando éste Gobierno, los partidos que lo sustentan y los Diputados y Senadores que las votan.

Pero en vez de organizar un partido que se encargue de representar esas concepciones encontradas, en vez de refunda la Democracia Cristiana, prefieren manifestarse periódicamente por las calles de Madrid. (Sería interesante analizar la cantidad de partidos políticos que cobija el Partido Popular; desde la Democracia Cristiana, hasta los de Fuerza Nueva, pasando por los Conservadores clásicos, todos se encuentran cómodos en el actual Partido Popular).

Los discursos de los prelados fueron duros y beligerantes, especialmente el de ese líder político de la derecha más reaccionaria española que es el Cardenal de Valencia, Monseñor Gasco.

Al final del año 2007, el año de las tensiones y los desencuentros derecha-izquierda, ya sabemos qué pretende a Jerarquía Católica española: quiere ser un problema. Quiere ser un problema para la democracia. Quiere ser un problema para la convivencia.

Espero que todos los españoles demócratas y progresistas tomen nota de esta actitud de la Iglesia y esperen al mes de marzo de 2008 para empezar a pensar qué se hace con un colectivo que está obsesionado con ser un problema.

www.luissolana.com

EL DEFENSOR DEL MENOR DE MADRID LAMENTA QUE UN OBISPO UTILICE LOS MISMOS ARGUMENTOS QUE LOS PEDERASTAS.

POLÍTICA

 28/12/2007

Pedro Zerolo: “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”

El Defensor del Menor de Madrid lamenta que un obispo utilice los mismos argumentos que los pederastas

JOSÉ MARÍA GARRIDO

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha calificado de “barbaridad” que el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, afirmara el pasado 24 de diciembre que “hay adolescentes que están deseándolo –que se abuse sexualmente de ellos-”, ya que éste es precisamente el mensaje de los que justifican la pederastia.

Arturo Canalda también ha realizado una clara advertencia al prelado de Tenerife: “Los que creen que la pederastia es algo bueno lo justifican en que son los niños los que dan el consentimiento, y los que lo piden o lo autorizan”.

Petición
“Me gustaría que se dejaran de utilizar estos mensajes de los niños porque al final es el mensaje que justifica la pederastia”, agregó el Defensor del Menor, quien, como el resto de la población, ha condenado sin paliativos las palabras pronunciadas por el obispo español.

“Perverso y bárbaro”
Pero mientras el Defensor del Menor calificaba el mensaje del obispo de “perverso” y de “barbaridad”, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha vuelto a guardar silencio sobre este polémico tema. La CEE ha recordado que nunca hace declaraciones sobre afirmaciones que con anterioridad hayan pronunciado los prelados.

Manifestación
De este modo, los que se manifiestan el próximo domingo 30 de diciembre en Madrid para “defender a la familia cristiana”, han desaprovechado una nueva oportunidad para condenar que un alto cargo de la Iglesia Católica pueda justificar la pederastia.

Las palabras
“Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”, rezó textualmente el obispo ultraconservador la pasada Nochebuena en una entrevista que concedió a un periódico local, La Opinión de Tenerife.

Homosexuales
Además de justificar los abusos sexuales a menores de edad, Bernardo Álvarez también calumnió al colectivo homosexual. Para el jerarca católico, el 94% de los homosexuales lo son por “vicio”, y todos ellos padecen una “enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano”.

Llorando de vergüenza
Frente a estas injurias, el Secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, lo tiene claro: “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”.

Tribunales
Mientras tanto, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), estudiará en los próximos días la posibilidad de llevar a los tribunales a Bernardo Álvarez por haber comparado la pederastia con la homosexualidad.

“Ni uno más”
“No vamos a consentir un insulto más, pedimos que rectifique públicamente o tendrá que vérselas con la ley. Si alguien pone en peligro la convivencia, son los obispos”, señaló Toni Poveda, portavoz del colectivo FELGTB.

jmgarrido@elplural.com

¿NO NOS PARECE UN POCO OBSCENO PONER TANTO NIÑO JESUS DE ADORNO Y PONER TAN POCO ESFUERZO EN LA MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS NIÑOS DE CARNE Y HUESO?.

Defender los derechos de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años sin que todos los países hayan ratificado aún este tratado ni se garantice su cumplimiento efectivo

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años y es hora de hacer balance. Las ONG que trabajan en el ámbito infantil reconocen que, gracias a este texto, se ha conseguido descender la tasa de mortalidad y mejorar el acceso a la educación. Sin embargo, reclaman el cumplimiento efectivo del tratado, que aún no ha sido ratificado por Estados Unidos ni Somalia. Las estadísticas son demoledoras: unos 218 millones de trabajadores infantiles, cerca de 20 millones de niños y niñas que sufren malnutrición severa, más de 1.000 muertes cada hora… “Es un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, advierten las organizaciones.

  • Autor: Azucena García | 
  • Fecha de publicación: 20 de noviembre de 2007

Derechos de la infancia

Este año se conmemora la mayoría de edad de la Convención sobre los Derechos del Niño. Un texto que fue aprobado el 20 de noviembre de 1989 y que se ha convertido en el tratado internacional más ratificado del mundo. Sólo Estados Unidos y Somalia no lo han respaldado todavía. Su contenido es jurídicamente vinculante, lo que significa, según recuerda Unicef, “que su cumplimiento es obligatorio”. Sin embargo, un año más, con motivo de la celebración del Día Universal del Niño, las estadísticas vuelven a recordar que todavía hay unos 218 millones de trabajadores infantiles, más de 70 millones de niños y niñas que no van a la escuela, cerca de 20 millones que sufren malnutrición severa, más de 13 millones que son huérfanos por el sida, unos 10 millones de menores de 5 años que mueren cada día por enfermedades, en su mayoría, prevenibles y tratables… Éstos son sólo algunos datos.

“El 18 aniversario es un momento de celebración y de difusión de los derechos de todos los niños, pero también un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, recuerdan desde Unicef. Lo ideal sería que todos los países aplicaran este tratado para mejorar la vida de millones de niños y niñas, por lo que esta organización ha creado el programa CDN@18, que pretende dar a conocer los derechos de los menores para motivarles a jugar “un papel activo” que ayude a difundir el impacto y la relevancia que estos derechos tienen en sus propia vidas. “A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, añade un portavoz de Save the Children.

“A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos” de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño ampara a todos los menores de 18 años, “sin excepción”, a los que reconoce el derecho a la identidad, a la libertad de expresión y de asociación, a la salud, a la educación y a la protección. También garantiza el derecho de los niños a expresar su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en todos los asuntos que les afectan. Es imprescindible que todos estos derechos sean respetados y que exista un compromiso para ello. “Sin embargo tenemos que constatar otro hecho: a pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, lamenta Save the Children.

Desde Manos Unidas recuerdan que la mayoría de los pequeños a los que no se respeta estos derechos viven en países en vías de desarrollo, donde existen leyes que, en teoría, les protegen y amparan, pero “no se dan las circunstancias ni económicas ni sociales que les permitan desarrollar los primeros años de su vida al cuidado de sus familias e instituciones”. Por su parte, el informe ‘Un panorama del bienestar infantil en los países ricos’, del Centro de Investigaciones Innocenti, de Unicef, revela que en estos países “no existe una correlación evidente” entre el bienestar infantil y el PIB per capita. Tener más dinero no es sinónimo de felicidad. “La República Checa, por ejemplo, alcanza una posición general de bienestar infantil más alta que muchos países más ricos, como Francia, Austria, los Estados Unidos y el Reino Unido”, detalla el estudio.Avances y desafios.

Los niños y niñas constituyen un tercio de la población mundial. Son el futuro y, por ello, en los últimos años se ha hecho un esfuerzo por conseguir avances en el acceso a la educación, así como la reducción del trabajo infantil. No obstante, Unicef identifica cinco prioridades relacionadas con los más pequeños:

  • Aumentar las tasas de supervivencia y desarrollo.
  • Prestar una educación básica universal y potenciar la educación secundaria.
  • Garantizar la protección infantil contra la violencia y la explotación.
  • Proteger frente al VIH/sida.
  • Promocionar políticas y alianzas a favor de los niños y niñas.

Respecto a los avances, se ha producido un descenso en la mortalidad infantil, que ha pasado de 12,7 millones en 1990 a 9,7 millones en 2006. Además, aunque todavía 115 millones de niños y niñas no asisten a la escuela, en 2005 el 89% tenía acceso a la educación frente al 86% de 1990. Por otro lado, el número de trabajadores infantiles descendió un 11% desde 2002 hasta 2006.

La Convención sobre los Derechos del Niño ha logrado cambios importantes en la vida de los más jóvenes. Además de los citados, se ha conseguido que el castigo físico sea declarado ilegal en el ámbito de la familia. De hecho, 14 países del mundo lo han prohibido expresamente. En la escuela, los países firmantes de la Convención se comprometen a impartir educación obligatoria y gratuita a todos los niños y niñas, al menos en la enseñanza primaria, y en España se ha ampliado también a los niños entre 3 y 6 años.

Protocolo en conflictos armados

Una de las principales preocupaciones de los países firmantes de la Convención de los Derechos del Niño es la participación de estos en los conflictos armados. Según datos de Naciones Unidas, en 2006 había más de 250.000 niños y niñas involucradas en conflictos armados. Por ello, la Convención cuenta con un Protocolo que insta a los países firmantes a adoptar “todas las medidas posibles” para que ningún miembro de sus fuerzas armadas menor de 18 años participe directamente en hostilidades, censura el reclutamiento obligatorio y defiende la aplicación efectiva de todas las disposiciones de este Protocolo.

Diez años después de la publicación del informe de Naciones Unidas “Las Repercusiones de los Conflictos Armados sobre los Niños” (1996), conocido como Estudio Machel, un nuevo informe evalúa los progresos y define las dificultades y las prioridades decisivas para el futuro del Programa de los Niños y los Conflictos Armados. Este informe recoge opiniones de unos 1.700 jóvenes de 92 países en conflicto, reunidos mediante una serie de debates de grupos organizados por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y otras ONG.

En el informe, titulado “¿Nos escucharán?”, los jóvenes piden que sus derechos sean respetados y protegidos por todas las personas, reclaman justicia y protección contra la violencia para que ningún menor pueda ser utilizado como soldado, “esposa de campaña” o esclavo, abogan por espacios seguros libres de conflicto donde poder estudiar y jugar, defienden la reconstrucción de las escuelas, los hospitales y las clínicas que han quedado destruidas, piden trabajo y medios para sobrevivir, y exigen atención para los niños y niñas excluidos.

Mejorar la calidad de vida de los menores

El trabajo de las organizaciones no gubernamentales (ONG) a favor de los niños permite en gran medida mejorar la calidad de vida de estos. En muchos casos, estas organizaciones se encargan de velar por el cumplimiento de sus derechos y les garantizan un entorno estable y seguro. Los programas que desarrollan se centran en aspectos tan importantes como la salud, la educación y la alimentación.

Atención a menores enfermos. Estos proyectos centran sus esfuerzos en atender a niños y niñas enfermos que no pueden ser tratados en sus países de origen. Es el caso de la Asociación Mensajeros de la Paz, que traslada hasta España a pequeños víctimas de conflictos bélicos para proporcionales el tratamiento médico y psicológico que necesitan. La Asociación también cuenta con centros sociales en varios países del mundo, en los que presta atención infantil, y realiza actividades como la distribución de juguetes en centros escolares.

Acceso a la educación. Save the Children puso en marcha hace algo más de un año la campaña ‘Reescribamos el Futuro’, que ha logrado que 3.4 millones de menores en más de 20 países hayan mejorado la calidad y la seguridad de su educación, y otros 590.000 hayan accedido por primera vez a la educación primaria. El objetivo es lograr la escolarización de al menos ocho millones de niños en países en conflicto hasta 2010. Otra de las acciones de esta ONG es la carrera escolar “Kilómetros de solidaridad”, cuyo objetivo es también ofrecer educación y atención sanitaria a miles de niños y niñas.

Combatir la desnutrición. La ONG Ayudemos a un Niño dispone de Unidades de Recuperación Nutricional (URN) en Nicaragua, el segundo país más pobre de Latinoamérica. Este programa se desarrolla desde 2002 en más de 22 comunidades y en la actualidad beneficia a más de 3.000 niños y niñas. Mediante este proyecto se ha conseguido disminuir los casos de desnutrición y enfermedades carenciales. Las instalaciones son cedidas por las diferentes comunidades y gestionadas por un equipo de madres voluntarias.

Garantizar la atención sanitaria. La falta de medicamentos y de facultativos es uno de los problemas más acuciantes de los países en vías de desarrollo o en conflicto. La atención sanitaria no siempre está garantizada y esto implica consecuencias tan graves como la muerte de millones de niños cada año. La solución que encuentran las organizaciones no gubernamentales son la instalación de consultorios permanentes en las zonas más afectadas o la utilización de unidades móviles, que permiten llegar a los lugares más alejados y trasladar a los enfermos para recibir la atención que necesitan.

EL PP DE LA COMUNITAT VALENCIANA OBSTRUYE LA APLICACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA.

06_0001.jpg

POLÍTICA

 17/12/2007

La derecha provoca “una situación social límite” en detrimento de los discapacitados

El bloqueo del PP valenciano a la Ley de Dependencia envía al paro a 186 trabajadores sociales

IGNASI PELLICER/VALENCIA

El próximo 31 de diciembre se va a llegar en la Comunidad Valenciana a una “situación social límite”, según alerta el sindicato CC.OO. Este punto crítico será el resultado del persistente bloqueo que el gobierno conservador del PP está haciendo a la aplicación de la ley de Dependencia que promueve el ejecutivo socialista.

Según confirma a El Plural la responsable de la Federación de Servicios Públicos de CC.OO, Adelaida Vega Roca, en la fecha marcada, los 186 trabajadores sociales que desde septiembre se encargaban en Ayuntamientos de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón de evaluar y redactar informes de las solicitudes de ayudas, irán a engrosar las listas del paro.

Todos al paro
Desde la administración autonómica se justifican los despidos en cadena porque las convocatorias están planificadas para cubrir períodos de seis meses, “dependiendo de que hayan existencias de fondos en los presupuestos”. Esta última condición es la que más inquieta a los afectados por el despido. En las cuentas de la Generalidad Valenciana para 2008 no figuran partidas específicas para estos fines. Se deduce, desde la oposición de izquierdas, que se está pretendiendo cubrir los costes únicamente con las transferencias del gobierno central. Para 2008 rondarán los 80 millones de euros.

Sin garantías
En cualquier caso, los trabajadores sociales cesados no esperaban la carta de despido, sino otra a la inversa que les confirmara en sus puestos automáticamente, para no entorpecer sus tareas con la discontinuidad forzada que ahora tienen que soportar, sin garantía formal de que vuelva al trabajo más adelante algún día.

Una trabajadora afectada
Una de las trabajadores sociales afectadas por este parón laboral, Virginia Tovar, explica que con esta manera de actuar se ocasiona un mayor retraso en la gestión de las ayudas -“que es lo que persigue la Generalitat Valenciana”, insiste– para que la aplicación de la ley socialista parezca un rotundo fracaso, al menos en la autonomía valenciana.

Todo “en saco roto”
Además del quebranto económico personal, los trabajadores sociales se quejan de que todo lo que han avanzado durante los últimos cuatro meses “caerá en saco roto”. Se tendrá que empezar de nuevo, en detrimento de quienes tienen que percibir las ayudas económicas, es decir las personas mayores con problemas de movilidad y personas con algún tipo de discapacidad física, psíquica o sensorial.

Sistema de contratación
La presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Valencia, Pilar Rueda, reconoce a El Plural que el método de contratación empleado por el Consell para estas taras técnicas en ayuntamientos “no es bueno”. Dice que genera inestabilidad en el técnico y, muy posiblemente, una merma de calidad de servicio, dada su precariedad. Añade otro problema, al denunciar que entre los contratados de la primera convocatoria “muchos no eran titulados sociales”, asegura, dando a entender que ha podido haber mano ancha para el “enchufismo”.

A cuatro meses vista
Pese al malestar y a la incertidumbre general que reinan en los profesionales sociales, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), responsable de distribuir en los Ayuntamientos los recursos para cubrir los gastos de personal de atención, ha vuelto a publicar el pasado 10 de diciembre otra convocatoria, idéntica a la que publicó en julio. A ella van a tener que acudir de nuevo los Ayuntamientos, 117 en total, si quieren volver a tener operativos los servicios de atención. Por rápido que se actúe, este duplicado proceso de selección se alargará hasta el mes de abril o mayo, después de las elecciones generales de marzo.

Ritmo lento
Además de este taponamiento en los ayuntamientos, al modelo adoptado por la Generalidad Valenciana le están lloviendo críticas de variada índole. Los sindicatos le acusan de llevar un ritmo muy lento. Hace una semana se publicó un informe de ámbito estatal en el que la Comunidad Valenciana, junto con la madrileña, está a la cola respeto al resto de Gobiernos regionales. En territorio valenciano todavía nadie, de los muchos miles de ciudadanos que tienen derecho a cobrar, ha percibido estas ayudas. En Navarra, Cantabria, Andalucía y Castilla La Mancha se han empezado a abonar, con tarifas entorno a los 489 euros mensuales para beneficiarios que viven en el entorno familiar y 657 euros cuando se contrata una persona para su cuidado.

Incumplimiento de una ley estatal
De entre todos los desajustes y errores de aplicación que se achacan a la Generalidad Valenciana, el más grave es el que pone sobre el tapete la trabajadora social, Virginia Tovar. Advierte que de no firmarse el convenio con el Gobierno antes de que finalice este año a la Generalidad Valenciana, se le puede acusar de “incumplimiento de una ley estatal”, con lo que ello significa, si se actúa por la vía judicial.

CNN+: ROBERTO MANRIQUE Y LUIS PORTERO LAMENTAN LA DERIVA ACTUAL DE LA AVT Y DENINCIAN QUE ALCARAZ TIENE A GRAN PARTE DE SU FAMILIA “METIDA” EN LA ASOCIACIÓN.

POLÍTICA

 06/12/2007

Roberto Manrique y Luis Portero lamentan la deriva actual de la AVT en CNN+

“El señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la asociación”

ANDRÉS VILLENA OLIVER

El programa El debate, de CNN+, reunió ayer por la noche a dos víctimas del terrorismo muy críticas con la gestión que está realizando Francisco José Alcaraz. Moderado por el periodista José María Calleja, el programa contó con la presencia de Roberto Manrique, ex miembro de la AVT y presidente de la Asociación Catalana de Víctimas, y a Luis Portero, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que fue sucedido por el propio Alcaraz, y uno de los que más pronto alertaran del desvío de los objetivos de la asociación después de la entrada del actual presidente.

Con respecto a la concentración conjunta que tuvo lugar en la Puerta de Alcalá el pasado martes, ambas víctimas celebraron “que se pudieran ver, aunque fuera poco tiempo, a todas las siglas políticas”. Luis Portero se quedó “con la participación del Partido Popular y la foto de familia”, que, según interpretó, podría ser un primer paso para el final de la crispación.

Ausencia de Alcaraz
Preguntados por la ausencia del presidente de la AVT en el acto, Luis Portero -que manifestó tener discrepancias con la política antiterrorista del Gobierno de Zapatero- la consideró “lamentable”. Más concreto se mostró en este punto Manrique, que se preguntó sobre si la ausencia del presidente de la AVT se habría debido “quizá a porque sabía que no iba a ser el protagonista”.

Hoy, “un lobby político”
Las dos víctimas rememoraron y elogiaron la “labor asistencial” y “el carácter apolítico” de la AVT en el pasado, comparándola con la situación actual. Hoy día, según Luis Portero “la AVT es más un lobby político que otra cosa”.

Tipos de víctimas
Siguiendo con este análisis, Roberto Manrique lamentó que “la AVT tiene una historia de asistencia social tremenda, y ahora te para la gente en la calle y te distinguen entre víctimas `de las otras`o `normales`”.

Lamentable politización
Con respecto a la politización de la asociación, Manrique explicó que “antes, con la antigua AVT, no se preguntaba a las víctimas lo que pensábamos. Con el señor Alcaraz nos empezaron a llegar cartas para que puntuáramos a los partidos”. “Lo que no puede hacerse es ocho manifestaciones contra el Gobierno y ninguna contra ETA”, afirmó Portero: “No se dispara al enemigo, que es ETA”. Manrique coincidió con su contertulio señalando que “cuando a algún Gobierno hay que decirle algo, hay que decírselo, no utilizando en la calle el dolor de las víctimas”.

Patético
Una politización que, además, estaría dejando de lado la más importante función de la asociación: “Cuando leo que en la AVT hay dos psicólogos para 3.000 víctimas, me parece patético”, afirmó Roberto Manrique. “Se olvidan de que lo que tienen que hacer es trabajar por las víctimas (…) Luego están otros grupos que, sin ser víctimas del terrorismo, nos dicen cómo tenemos que vestir o a quién tenemos que votar.

“Algo no huele bien”
Uno de los puntos más complicados que se trataron fue el del concepto de víctima. Según Roberto Manrique, “no están todas las víctimas en la AVT, y tendríamos que ver qué se entiende por víctima. Si consideramos como tales a los tíos, primos, etc., yo podría sumar a la asociación catalana hasta 29 nuevos miembros. Estoy convencido de que hay mucha gente representando a las víctimas y que su nombre no consta en ninguna sentencia o expediente. Algo no huele bien en esta historia”.

Cambios en los estatutos
Por su parte, Luis Portero relató cómo en los estatutos de la asociación, Alcaraz habría “impuesto un segundo párrafo según el cual la AVT podría incluir discrecionalmente como víctimas a otros familiares además de los reconocidos como tales. Y el señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la AVT”.

Un cambio en la dirección
Por otro lado, y como solución al problema de división que sufren las víctimas, Luis Portero propuso que se produjeran reuniones entre los distintos colectivos. Pero también tuvo en cuenta que “va siendo hora en la AVT de un cambio en la dirección”.

Oportunismo
Los invitados no olvidaron, por último, criticar a “gente que está ahora hablando en nombre de las víctimas, que hace cuatro o cinco años ni se les conocía ni se les veía. Cuando antes era tan duro ser víctima, los que están hablando ahora allí no estaban”. Una opinión en la que coinciden con la expresada por el conductor del espacio de debate, muy crítico con el oportunismo político en esta materia.

DESPUES DE LA SENTENCIA DEL 11-M, ¿PODEMOS FINGIR QUE NO HA PASADO NADA?.

2/11/2007  EL JUEGO SUCIO DEL PP Y SUS MEDIOS AFINES

¿Podemos fingir que no ha pasado nada?

  1. • No se debe permitir que quienes han engañado a los ciudadanos en interés propio queden inmunes
 TOÑO VEGA
TOÑO VEGA

CARLOS Carnicero*

Hay ocasiones en que la evidencia es tan insoportable que exige ser formulada para que la sociedad se vea reflejada junto a ella. Entonces hay que decidir si puede permitirse el lujo de que las culpas queden sin castigo. Si las felonías ni siquiera pagan el peaje del descrédito social, nada impedirá que vuelvan a producirse. Esa es la encrucijada en la que la sentencia del atentado de los trenes sitúa a la sociedad española.
Lo ocurrido en torno al 11-M ha quedado reflejado en la sentencia, que no deja resquicio para cuestionar lo sucedido y obliga a revisar lo que ha acontecido en España en los últimos tres años y medio. El resultado, en la parte que toca a los padrinos de la teoría de la conspiración, es la náusea.
La síntesis no es difícil: el PP, una vez que perdió las elecciones por su forma de gestionar el atentado, decidió persistir en el error, intentando que la deslegitimación de la victoria socialista fuera un atajo para recuperar el poder. A partir de ahí se estableció una espiral diabólica que retroalimentaba los intereses del PP y los de una pléyade de supuestos periodistas que han acreditado que la información no es para ellos más que un instrumento de sus intereses. El Mundo estableció líneas de investigación solo en la dirección de sostener su tesis, que se fue haciendo cada vez más perversa.

EL PRIMER axioma era la autoría de ETA, pese a que era imposible de defender: no ha existido nunca una evidencia que relacionara a la banda terrorista con el atentado. El segundo paso fue todavía más audaz y perverso: pretendía una conspiración de funcionarios públicos, exdirigentes socialistas y mandos enquistados en las fuerzas de seguridad que habrían sido instigadores o cómplices del atentado. La brutalidad de la acusación pretendía que se organizó el 11-M para desplazar al PP de la Moncloa.
Cada nueva diatriba de El Mundo, cada nuevo encargo a un confidente de cabecera, cada nueva insidia formulada sobre la manipulación de los hechos, ha tenido en la COPE su ventilador mediá- tico y en el Grupo Popular, la escenificación política: Mariano Rajoy, llegó a pedir la anulación de la instrucción del sumario.
La sociedad española, con una paciencia democrática franciscana, ha asistido a este espectáculo de irracionalidad sin poder hacer más que esperar a que la sentencia judicial zanjara una discusión imposible. No se puede establecer ningún mecanismo dialéctico fiable con quien no está sujeto a ninguna norma ética; con quien no se siente vinculado con la verdad y puede sostener una cosa y la contraria sin que le tiemble una ceja. Ahora hay una versión judicial de lo sucedido. Un auto impecable desde el punto de vista del derecho. Normalidad jurídica y constitucional acorde con nuestro Estado de derecho.
Los actuales dirigentes del PP pretenden que aquí no ha pasado nada. Tienen el cinismo, frente a las actas del Congreso y la testarudez de la hemerotecas, de pretender que ellos nunca cuestionaron ni al juez instructor ni los procedimientos. El cepillo de carpintero de esos comportamientos, la exigencia de responsabilidades políticas, la deben ejercer los ciudadanos ante la urnas. Allí se decidirá si los políticos que han tenido estos comportamientos pueden seguir en la política española. Nada más que decir de Rajoy y su equipo.
Y, ¿qué hacer con la jauría mediática que ha pretendido sostener lo que era imposible solo para satisfacer sus intereses? Nuestro sistema democrático consagra la libertad de opinión hasta el extremo de permitir la existencia de periodismo como el que practican la COPE y El Mundo. Los periodistas que han obedecido las consignas de estos ayatolás de la comunicación no han querido ejercer su cláusula de conciencia y han firmando cada crónica haciéndose cómplices de sus directores. Hace mucho tiempo que El Mundo y la COPE traspasaron los limites del periodismo sensacionalista para instalarse en la cumbre de la manipulación de la información.

 LA   ENCRUCIJADA a la que nos somete la sentencia es muy sencilla: ¿puede la democracia española permitirse el lujo de aparentar que aquí no ha pasado nada grave? ¿Podemos tratar a los obispos españoles, al director de El Mundo y a quienes han colaborado con él con indiferencia hacia sus responsabilidades en el desprestigio de las instituciones y en el encanallamiento de nuestra vida democrática?
Una sociedad que no protege sus principios es una sociedad indefensa. La sociedad española, sus instituciones, empresarios y políticos deben saber que permitir la simulación de honorabilidad de estos sujetos nos haría a todos cómplices de sus procedimientos. El Estado de derecho les permite hacer lo que han hecho con los límites de la comisión de delitos; la indignidad no siempre queda retratada en un comportamiento penalmente punible. Pero permitir que estos individuos pretendan ser como los demás españoles es, sencillamente, consagrar que comportamientos como los que han tenido sigan siendo posibles en el futuro.

* Periodista.