Rita Barberá o la desverguenza de la manipulación.

 

2008-12-23_img_2008-12-16_00_11_37__mv016cv001

En política, posiblemente en la vida, en general, hay gestos que delatan a quien los hace. Leyendo esta mañana el diario “Levante” me he encontrado con la fotografía que encabeza este artículo: la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, sonrisa en ristre, aguantando ante un grupo de periodistas una foto correspondiente al punto donde se han hundido 40 metros de túnel del AVE Valencia-Madrid. Posando. Exhibiéndose. 


Me resulta una instantánea increíble. No entiendo dónde le puede ver la gracia la alcaldesa de Valencia al hecho de que se haya producido un accidente en unas obras que han de dar servicio a sus ciudadanos. Unas obras que tantas veces ha reclamado, unas obras que tan urgentes considera. Se lo suficiente del funcionamiento de los partidos políticos para que no me sorprenda que los dirigentes orgánicos del PP se alegren de los problemas que pueda haber en obras que hacen instituciones gobernadas por el PSOE; y viceversa. Son los malos pensamientos, el olvido de su función, son las miserias partidistas. Lo que me aterra es la magnitud. 
Resulta descorazonador ver que las cosas están peor de lo que habitualmente imagino, detectar que la catadura moral de nuestros gobernantes está por debajo del pobre nivel que yo les concedo. Veo a la alcaldesa de Valencia en esta foto y me pregunto cómo tiene que estar de poseída por el virus del sectarismo, enajenada en lo político, para que al hacer ese posado no se le dispare ninguna alarma. ¿No se da cuenta la señora Barberá que un alcaldesa no puede alegrase o hacer broma de una circunstancia como el hundimiento del túnel del AVE? ¿No recuerda que ocupa un cargo institucional? ¿No ve que los perjudicados son sus representados, sus ciudadanos? ¿Dónde queda la lealtad entre instituciones?.

 
Falta inteligencia o falta honradez. Lo uno o lo otro, si no las dos cosas a la vez. Pero todavía es peor.. La foto en cuestión que muestra la alcaldesa de Valencia es un fotomontaje que coloca un falso cartel de “Gobierno de España” donde no lo hay, en el punto del accidente. Por supuesto, la señora Barberá, máxima representante de la ciudad de Valencia, sabe que tiene en sus manos una instantánea manipulada que no pretende otra cosa que mofarse del gobierno Zapatero. Además, no crean ustedes que ha sido un fotógrafo de “Levante” o de alguna agencia de información quien ha captado la graciosa imagen de Rita Barberá. No. La fotografía es obra de la oficina de prensa del Ayuntamiento de Valencia. Ellos la han hecho y ellos la han distribuido. Estará satisfecha la alcaldesa.
Echo la vista atrás y recuerdo cuando se inundó el Palau de les Arts en el centro de Valencia. No olvidó que los dirigentes del PP prohibieron que se hicieran fotos del desastre, que colocaron guardias de seguridad para asegurarse de que no había testimonios de lo sucedido. Hoy, en cambio, se pasean con imágenes trucadas. No tienen ni remedio, ni perdón.

 

 

 

Publicado por Julià Alvaro.

 

Valencia: La Fórmula 1 oculta la realidad.

 

La otra cara del famoso circuito de Fórmula 1 de Valencia. Parte de atrás de las naves cuya fachada principal recae en la calle Juan Verdeguer, y que en su tiempo (años 30) se situaron allí aprovechando la cercanía con la estación del Grao. Su parte de atrás, hecha polvo, da a las obras del famoso circuito de Fórmula 1 con el que nos machacarán a ruido a los vecinos del barrio para que disfruten los que pueden pagar un pastón por las entradas

RAFA ESTEVE-CASANOVA

 El triunfalismo al que las autoridades populares tan acostumbrados tienen a los valencianos no les deja ver con objetividad la realidad de la política de grandes eventos que Rita Barberá y Francisco Camps están llevando a cabo magníficamente coreados por sus corifeos mediáticos. Muchos de mis paisanos están plenamente imbuidos en la idea de que somos lo mejorcito de España y que el resto de comunidades se mueren de pura envidia al ver nuestras grandes avenidas, nuestros faraónicos edificios y los megalómanos proyectos ideados por los que aquí mandan. «Xe, som els millors», se dicen muchos valencianos mientras miran por encima del hombro a sus más cercanos vecinos que no tienen todo aquello de lo que ellos creen poder disfrutar sin importarles para nada que haya niños valencianos dando clases en barracones de madera y uralita, ancianos sin recibir las suficientes y merecidas atenciones y gentes durmiendo debajo de los puentes del antiguo cauce del río Turia, ya que todo esto no se refleja en los informativos de ese NODO al servicio del Partido Popular en que se ha convertido la televisión autonómica valenciana, y lo que no se ve en la tele es inexistente.
Estos días toca sacar pecho y presumir de circuito urbano, de coches corriendo por las calles de la ciudad. Ya tenemos circuito de F-1, como el Principado de Mónaco, pero nos falta una Carolina que presida las carreras, ya que la alcaldesa de la ciudad no da la talla para portada del Hola, aunque sin buscar muy profundamente seguro que será posible encontrar algún símil de ese Alberto de Mónaco que tantos ríos de tinta ha hecho correr o algún que otro pirata que emule a los primeros Grimaldi, en estas tierras todo es posible. Incluso que hace unos días la empresa Valmor Sports, creada por la Generalitat para gestionar las carreras de los bólidos, dijera que estaban totalmente vendidas las más de 112.000 entradas para las tribunas del circuito y que ahora aparezca la ciudad inundada de carteles que ofrecen entradas con una rebaja del 50%.
Y es que el triunfalismo y ese pensat i fet tan valenciano no son buenos consejeros en los negocios. Los últimos grandes premios en Alemania y Hungría no se han caracterizado precisamente por haber llenado todas las localidades. Fernando Alonso, que es el motor patriótico que mueve a los españoles a acudir a los circuitos, lleva una temporada en la que ni tan siquiera huele el puesto más bajo del podio y si antes acudían a Montmeló cerca de 8.000 asturianos este año apenas fueron 1.500 los que se acercaron al circuito catalán. Una pareja que acuda el fin de semana a presenciar las carreras necesita gastar un mínimo de 1.500 euros en su visita a Valencia, donde tan sólo hay 22.000 plazas hoteleras, cuando en una ciudad vacía en pleno agosto las localidades en las tribunas son más de 112.000. Tomen todo esto, métanlo en una coctelera, agítenlo lo necesario y obtendrán el resultado de esas entradas que una semana antes de la celebración del gran premio se ofrecen a mitad de precio.
El Partido Popular siempre ha ocultado la realidad, unas veces escondiéndola detrás de la celebración de grandes eventos y otras tras las lonas de la vergüenza, como hará en esta ocasión, en la que para que los asistentes al Gran Premio de F-1 no vean la degradación del marinero barrio del Grao se taparán las naves y antiguas fábricas en ruina con grandes lonas de 20 metros de altura decoradas con fotografías de lugares emblemáticos del País Valenciano.
Una vez más, y ya son muchas, los políticos valencianos ocultarán la realidad tanto a sus representados como a los visitantes que así podrán volver a sus lugares de origen cantando las excelencias de una ciudad de la que no han visto nada de nada, tan sólo lo que las autoridades les han dejado ver. Seremos sólo, una vez más, fachada y cartón piedra, al fin y al cabo una falla más.

Briatore gana 7 millones de euros gracias a las transmisiones de F1

 

 

LA PERÑA DEL PP SE EMBOLSA LA PASTA CON LA AQUIESCENCIA DEL GOBIERNO VALENCIANO…

La firma que comparte con Agag posee los derechos televisivos

Levante-EMV, Valencia
El director del equipo Renault F1, Flavio Briatore, se embolsará este año 11 millones de dólares, es decir, unos siete millones de euros, como ingresos por la venta de los derechos de televisión de la Fórmula 1 en España, un negocio que controla a través de la empresa Stacourt Limited, en la que es socio también Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar, y propietario del equipo Campos Grand Prix en las GP2 Series.
Según el diario británico The Daily Telegraph, el italiano también se ha embolsado hace poco 11 millones de dólares gracias a que controla los derechos de emisión del deporte en España y que actualmente retransmite Telecinco. Los beneficios de su empresa Stacourt, con sede en Gran Bretaña, son 2 millones de dólares más que el año pasado, según el periódico. Briatore obtuvo los derechos de su amigo, socio y director ejecutivo de la F1 Bernie Ecclestone en 2002. Desde entonces, el éxito de su protegido Fernando Alonso en Renault ha llevado a un boom de la popularidad de la Fórmula 1 en España. Cuando empezó a ganar carreras en Renault, Briatore también comenzó a incrementar sus ingresos de forma explosiva. En 2007 ganó nada más y nada menos de 23 millones de dólares (algo más de quince millones de euros) sólo en derechos televisivos, comprados desde 2004 por la cadena Telecinco.
La Sexta ha conseguido los derechos del Campeonato de Fórmula 1 para los próximos cinco años, de 2009 a 2013, tras ganar el concurso al que había presentado su mejor oferta para hacerse con el campeonato automovilístico por excelencia, que se va de Telecinco.
Stacourt Limited se creó en 2002, en el condado de Kent, y además de los derechos de televisión del gran circo en España, posee los concursos vía SMS que se hacen durante las carreras y maneja la Segunda División de la Fórmula 1 (la GP2) en todo el planeta.
También en el fútbol
Flavio Briatore y Alejandro Agag comparten además otro negocio con Bernie Ecclestone. Los tres compraron el pasado año el histórico club inglés del Queen’s Park Rangers. El equipo londinense milita actualmente en la Football League Championship, el equivalente a la Segunda División española.

…Y, MIENTRAS, LOS ENFERMOS QUE HAN COTIZADO A LA SEGURIDAD SOCIAL TODA LA VIDA, SE AMONTONAN EN LOS PASILLOS EN LOS HOSPITALES PUBLICOS PÒR FALTA DE INVERSIONES Y PROFESIONALES. ¡PAÍS!

EL PP Y LA POCA VERGÜENZA DE LA GENERALITAT VALENCIANA CON EL METRO DE VALENCIA.

 

 POLÍTICA

¿Dónde están los 413 millones de euros comprometidos para modernizar el suburbano?

Otro aparatoso accidente en el metro de Valencia confirma que a Camps no le preocupa la seguridad del transporte

IGNASI PELLICER/VALENCIA

Los socialistas valencianos han vuelto a denunciar que el gobierno regional conservador del PP no está garantizando suficientemente la seguridad de los usuarios del transporte público. Lo han hecho a raíz del aparatoso accidente que tuvo lugar el martes, 29 de julio, al descarrilar un vagón del metro – sin provocar víctimas, aunque transportaba un centenar de pasajeros – en un tramo del trayecto que cubre la línea 1. En esa misma línea perdieron la vida hace dos años, exactamente el 3 de julio de 2006, un total de 43 personas y otras 47 resultaron heridas de gravedad, en la mayor tragedia de la historia del suburbano europeo.

<!–

Para el vice-portavoz socialista en el ayuntamiento de Valencia, José Luis Ábalos, este nuevo y último accidente de metro, aunque no haya provocado víctimas, confirma “el desinterés de la Generalitat Valenciana en manos del PP para evitar que se vuelvan a producir dramas tan sangrientos como hace dos años”, según denuncia a El Plural. También desde Les Corts (legislativo valenciano), la diputada socialista Carmen Ninet, ha denunciado el “permanente incumplimiento” de los responsables del PP para mejorar el deficiente estado de la línea 1.

¿Ningún responsable?
Pese a la gravedad de este nuevo descarrilamiento, ningún alto responsable del ejecutivo conservador valenciano, ha salido a la palestra para explicar cuáles hayan podido ser esta vez las verdaderas causas del accidente. Según relatan testigos presenciales del suceso, coincidiendo con la versión del propio maquinista, el vagón de cola del tren se salió de la vía, hacía las 9h30 horas de la mañana del martes, sin que todavía se conozcan las causas. El convoy recorrió así sin control unos 200 metros, hasta pararse en la estación siguiente de Benimàmet, una pedanía de Valencia.

“Defecto de las vías”
Según fuentes técnicas de la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), la que gestiona el metro de Valencia, el accidente podría haber sido causado por “un desnivel” en el terreno o bien debido a “un defecto de las vías”, aunque este tramo hacía unas semanas que había sido renovado, según precisan fuentes sindicales a El Plural.

Antecedentes
En diciembre de 2007, la misma línea 1 fue ya escenario de otro descarrilamiento, de cuyas circunstancias y causas no informó debidamente el gobierno conservador valenciano a la ciudadanía. Es más, durante ocho horas se mantuvo oculto este incidente a los usuarios, pese a los importantes desfases horarios que provocó el prolongado corte del servicio.

La seguridad no es prioritaria
El portavoz socialista municipal, José Luís Ábalos, ahora en campaña como candidato en liza para ocupar la secretaria general del PSPV-PSOE, no alcanza a explicarse – según comenta a El Plural – por qué la Generalitat del PP “no se ha fijado como una de las prioridades de su gobierno ofrecer un servicio de transporte público seguro y de calidad”, dice. Con mayor razón, insiste, tras haber sucedido aquí en Valencia, en la estación capitalina de Jesús, la tragedia del 3 de julio de 2006. La dimensión de este drama, aunque se debió a un exceso de velocidad, hubiera podido ser menor, según coinciden la mayoría de expertos, de haberse establecido las necesarias y suficientes medidas de seguridad por parte del gobierno del PP.

Dos años sin respuestas
Todavía hoy, dos años después, los familiares de las víctimas del accidente del 3 de Julio, siguen sin ser recibidas oficialmente por el gobierno valenciano del PP, sin que se haya tomado en consideración ninguna de sus propuestas para evitar que vuelva a producirse otra tragedia similar.

Promesas incumplidas
Se sorprende más todavía el representante socialista Ábalos cuando – según recuerda – hay un compromiso escrito por parte del gobierno de Francisco Camps, para invertir un total de 431 millones de euros hasta el año 2010, destinado a reformar las infraestructuras más antiguas del metro y a renovar la flota de los trenes más viejos. De ese presupuesto millonario no se conoce hasta hoy ni cuáles han sido las cantidades realmente invertidas, ni las prioridades que se han fijado.

Infraestructuras antiguas
La línea 1 es hoy por hoy la más larga en trayectos, la más utilizada por los usuarios, pero también es la más antigua y donde se da la mayor tasa de incidentes, averías y desfases de horarios de servicios. La mayoría de las frecuencias de paso entre tren y tren supera los 30 minutos de espera en parada, denuncian a El Plural portavoz de la plataforma de usuarios reivindicativa “15 minuts” en La Eliana. Según fuentes sindicales, de los 38 trenes en esta línea, apenas 12 convoyes han sido renovados en los últimos cinco años. El resto de trenes, como el del accidente del martes y el que causó la tragedia del 3 de julio de 2006, cuentan con más de 25 años en servicio permanente.

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN EN VALENCIA CONTRA EL CIRCUITO DE FORMULA 1.

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN EN VALENCIA CONTRA EL CIRCUITO DE FORMULA 1 PORQUE EL GOBIERNO REGIONAL DEL PP SE HA GASTADO 85 MILLONES DE EUROS, SIN INVERTIR NADA EN LOS BARRIOS DE LA CIUDAD

Unas 3.000 personas, según la organización, 300 según la Policía Local, se manifestaron ayer por las calles de la ciudad de Valencia para protestar contra el circuito urbano de Fórmula 1 y reivindicar una “ciudad habitable, libre de humos y ruidos”.

Fórmula, sí, pero “verda”. Bajo lemas como ‘Fórmula 1, barri cero’ quisieron expresar que “el circuito no es una prioridad para ningún barrio y que, de hecho, estos tienen otras necesidades”, explicó el portavoz de Fórmula Verda, Julio Moltó. No queremos que se dé la falsa imagen de que esto es una ciudad rica tipo Montecarlo. A pesar del mal tiempo, más de 40 asociaciones vecinales, ecologistas, ciudadanas y sindicatos acudieron a la manifestación, que se inició a las 18.00 horas en la plaza del Ayuntamiento y partió hacia la plaza de Manises, junto al Palau de la Generalitat, donde se leyó manifiesto en el que se platearon ’10 razones’ contra este evento. En este sentido, Moltó explicó que cada vez hay un sector de gente más grande al que el salario no le llega a para necesidades básicas como son la vivienda o la educación escolar y no queremos que se dé la falsa imagen de que esto es una ciudad rica tipo Montecarlo”. “Queremos un ciudad para todos”, apuntó.

85 millones con las prioridades de barrios desatendidas. Para Fórmula Verda es “una provocación la realización de este evento, en el que se han gastado 85 millones de euros hasta el momento, cuando las prioridades de los barrios no son atendidas”. En su opinión, es un “despropósito” construir un nuevo circuito “con dinero público”, cuando existe otro en Cheste, apenas a 20 kilómetros, que podría cumplir la misma función. Es un despropósito construir un nuevo circuito con dinero público, cuando existe otro en Cheste
Fórmula Verda se mostró “muy crítica” con todo el proceso de aprobación del circuito que, según denunció, se está llevando “con una absoluta falta de transparencia y participación”. De hecho, la asociación está esperando desde el pasado mas de diciembre que le sea proporcionado el proyecto del circuito. Incluso la Sindicatura de Greuges “volvió a dirigirse, por segunda vez, a la Generalitat para reclamar información y transparencia respeto al proyecto de circuito”, aseveró.

Peligro de inundación del barrio de Nazaret. Según dijo, el circuito urbano responde a “superados modelos de movilidad urbana, sustentados en el uso intensivo del coche privado, ignora el PGOU, afecta zonas habitadas y áreas verdes de la ciudad como el cauce del río Turia y es incompatible con el desarrollo equilibrado y sostenible del frente marítimo”. De hecho, “tiene un gran peligro de inundación para el barrio de Nazaret”, alertó.
Desde el punto de vista medioambiental la realización del circuito urbano siendo Valencia una de las ciudades del Estado que sufre una mayor contaminación atmosférica procedente del tráfico privado, evidencia la “total insensibilidad medioambiental tanto del Ayuntamiento como de la Generalitat”.

“El cheque-cheque valensiano” favorito en el concurso de EUROCORRUPCION.

VISTO EN LA RED

Fabra, Zaplana y Rita Barberá lo “paellean”

El Chiki Chiki valenciano: el Xeque Xeque

ELPLURAL.COM

La imaginación de los internautas no tiene límites. El colectivo valenciano Front Faller recuerda en la bitácora de NetoRatón su particular versión de la canción de Rodolfo Chikilicuatre.

El PP y los dineros de la visita del Papa a Valencia, Camps no solo se tendrá que confesar…tendrá que comparecer ante las Cortes Valencianas.

miércoles, 07 mayo 2008

EL GOBIERNO DE FRANCISCO CAMPS MINTIÓ A LOS VALENCIANOS: DIJO QUE HABÍA DEPOSITADO LOS GASTOS MILLONARIOS DE LA VISITA DEL PAPA EN JULIO DE 2006 Y EN EL REGISTRO ADMINISTRATIVO LO NIEGAN A RAJATABLAS…

El vicepresidente económico del Consell, Gerardo Camps, asegura en una respuesta parlamentaria que la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, “con fecha 25 de julio de 2007” depositó “las cuentas correspondientes al ejercicio 2006 en el Registro de Fundaciones”. Sin embargo, dos meses después de esa fecha, el registro negó que estuvieran depositadas. La Fundación V Encuentro Mundial de las Familias -que tiene como patronos a la Generalitat, el Ayuntamiento, la Diputación y el arzobispado de Valencia- fue la encargada de organizar el viaje del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006. El Consell se ha negado siempre a revelar a cuánto costó la visita papal. EL PAÍS solicitó formalmente acceso a las cuentas de 2005 y 2006 en el Registro de Fundaciones de la Generalitat, que tiene carácter público. Escribe Joaquín Ferrandis en la edición de EL País Comunidad Valenciana

La fundación “ad hoc” bajo sospecha. Con fecha 10 de octubre de 2007, el servicio de entidades jurídicas de la Secretaría Autonómica de Justicia respondió mediante correo certificado: “Las cuentas relativas a los ejercicios 2005 y 2006 de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias no se encuentran depositadas en el registro de Fundaciones de la Comunidad Valenciana”. O miente el consejero, o miente el registro o, como apuntó ayer el departamento de Justicia para salir del embrollo, “se trata obviamente de un error”.La Consejería de Justicia insistió ayer en que la respuesta de Gerardo Camps es la correcta y que, si hay otra en sentido contrario, “obviamente fue un error”, de carácter humano o informático. Camps asegura, con la información ofrecida por Justicia, que las cuentas se depositaron en julio de 2007.

¿Por qué miente el gobierno de Camps…?. Pero la respuesta ofrecida por el Registro de Fundaciones a EL PAÍS es taxativa: “las cuentas relativas a los ejercicios 2005 y 2006 de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias no se encuentran depositadas”. En la contestación del Registro, que se reproduce con la respuesta de Gerardo Camps en el BOCV, no hay ninguna salvedad o precaución sobre el hecho de que se hubiese realizado el depósito y no fuese posible comprobarlo. Fuentes de la Consejería de Justicia insistieron en que las cuentas de la Fundación V Encuentro de 2006 están depositadas, pero advirtieron de que las mismas no serán accesibles hasta que los funcionarios certifiquen la documentación y comprueben que todo está correcto. Situación que no está previsto que suceda en breve. “Hay 600 fundaciones y 100 asociaciones de utilidad pública, pero siguen el orden de entrada [de la documentación] y ahora están revisando el ejercicio de 2006”, explicó una portavoz, que añadió: “La información no es pública hasta que no se hace la revisión”.

¿Cuánto pagaron los valencianos por las 26 horas de visita del Papa…? Los gastos de la visita del Papa, realizados con fondos públicos, se han convertido en uno de los secretos mejor guardados del Consell, que ha optado por recurrir a toda clase de trabas burocráticas para impedir que se conozca la gestión realizada. La respuesta parlamentaria de Gerardo Camps es una buena muestra de ello. La contestación -a una pregunta realizada en otoño pasado por la diputada de Esquerra Unida Glòria Marcos- está fechada el 17 de diciembre de 2007. Sin embargo, el contenido de la misma no se publicó hasta ayer mismo. Las interpelaciones del diputado socialista José Camarasa al Consell tampoco han tenido mejor suerte. Hasta tres veces ha intentado sin éxito este parlamentario socialista conocer en concepto de qué el Consell abonó una factura de casi 10.000 euros a una agencia de viajes durante la celebración del V Encuentro Mundial de las Familias. La fundación, como fórmula jurídica, ofrece mayores dificultades tanto a la oposición como a los ciudadanos para acceder a informaciones que tienen carácter público.