Obra de urbanización, obra pública… o eso dice el Tribunal Supremo

Julio Tejedor Bielsa   
19.03.2009
ImageEn el foro urbanístico es frecuente escuchar apasionadas defensas de la tradición urbanística española en forma de junta de compensación. Ese peculiar “tú te lo guisas, tú te lo comes” al que la Administración franco-falangista abocó al urbanismo patrio diciendo aquello de que “si ideal en la empresa urbanística pudiera ser que todo el suelo necesario para la expansión de las poblaciones fuera de propiedad pública, mediante justa adquisición, para ofrecerle, una vez urbanizado, a quienes desearen edificar, la solución, sin embargo, no es viable en España. Requeriría fondos extraordinariamente cuantiosos que no pueden ser desviados de otros objetivos nacionales y causaría graves quebrantos a la propiedad y a la iniciativa privadas”, es todavía hoy la base del actual urbanismo. No parece existir un mundo seguro ni seguridad jurídica fuera de la santa compensación, de la remisión a la propiedad de la gestión, de la presunta privatización de lo público, acaso de lo que en mayor medida merece la consideración de esencialmente público, las ciudades y pueblos.Claro que entonces, acaso como ahora, no eran tiempos de provocar graves quebrantos a la propiedad desde los poderes públicos. El hecho es que el sistema genialmente ideado en aquella época como un auténtico instrumento de dominación social (a más propietarios menos revolucionarios) caló en nuestro país, arraigó firmemente en la mentalidad ciudadana y, desde luego, en la práctica urbanística, hoy en extremo condicionada por esa peculiar privatización de la obra pública que hace ciudad so pretexto de peculiar encomienda legal de su gestión a los propietarios del suelo afectado bajo forma de junta de compensación. ¿Quién no ha querido ser propietario en este país nuestro? Tener mi piso, el lugar en el que vivo, fue aspiración tempranamente asumida por el común de los ciudadanos, por las clases medias emergentes del desarrollismo de los sesenta. De ahí, superada la crisis económica coétanea de nuestra democracia, se pasó a la vivienda como inversión, a la vivienda-acción, activo donde colocar los ahorrillos de toda una vida para obtener una “segura” rentabilidad y, de paso, tener un lugar donde pasar las vacaciones. Hoy, ya lo sabemos, la burbuja, que existía, ha explotado, la vivienda-acción ya no es un activo y los próceres que negaban la existencia del bluff inmobiliario hoy se afanan en afirmar que la vivienad no bajará o, al menos, que no lo hará más de lo que ya lo ha hecho (eso decían hace seis meses, un diez por ciento atrás).Pero dejemos los efectos y volvamos al origen. La obra pública urbanizadora no se convierte en privada porque la ejecute un particular. Las cosas no mutan tan fácilmente su auténtica naturaleza. Recordando la soledad de quienes defendimos que la Sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 12 de julio de 2001 estaba llamada a tener un notable impacto sobre la hispánica compensación no deja de producir un irónico alborozo la jurisprudencia del Tribunal Supremo plasmada ya en diez sentencias, las de 22 de noviembre de 2006, recurso 3961/2003; 28 de diciembre de 2006 (recurso 4245/2003, sentencia por cierto incorrectamente citada en Sentencias posteriores como Sentencia de 28 de octubre de 2006, que no existe), 27 de marzo de 2007 (recurso 6007/2003), 6 de junio de 2007 (recurso 7376/2003), 27 de diciembre de 2007 (recurso 10/2004), 22 de enero de 2008 (recurso 687/2004), 5 de febrero de 2008 (recurso 714/2004), 27 de febrero de 2008 (recurso 6745/2005), 8 de abril de 2008 (recurso 1231/2004) y 27 de enero de 2009 (recurso 8540/2004, la primera sobre legislación castellano-manchega pues todas las anteriores se refieren a la Comunidad Valenciana).

Lo que ocurre es, sin embargo, que el Tribunal Supremo, como la Comisión Europea, se están pasando de frenada, y mucho. De ignorar la realidad ontológica de la obra urbanizadora, su carácter público sojuzgado tras la apariencia privada de la junta de compensación (que, recuérdese, siempre ha tenido naturaleza administrativa), pasan ahora a afirmar sin paliativos, sin excepciones que salvaguarden al sistema de compensación o a los regímenes de adjudicación preferente a favor de determinado porcentaje de propietarios (que existía en la legislación valenciana anterior a la actual y se mantiene en Castilla-La Mancha), que la obra de urbanización es obra pública y como tal ha de adjudicarse; pasa a sostener categóricamente, que la legislación básica estatal de contratos administrativos está amparada en el título competencial del artículo 149.1.18 de la Constitución, que es normativa prevalente a la urbanística autonómica y que, además, incorpora al derecho interno el propio de la Unión Europea, especialmente la Directiva 2004/18/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de marzo de 2004, sobre la coordinación de los procedimientos de adjudicación de contratos públicos de obras, de suministro y de servicios. Lo que el legislador autonómico diga es casi irrelevante, la obra de urbanización es obra pública… y punto (baste atender a lo que afirma el Tribunal Supremo en el fundamento de derecho noveno de su Sentencia de 27 de enero de 2009).

La cosa no parece gustar en España. En unos sitios porque rompe la inoperancia derivada de la fragmentación de la propiedad, que obstaculiza los procesos urbanísticos en perjuicio del interés general y de los ciudadanos. En otros porque rompe la posición de dominio del mercado de los grandes propietarios monopolistas, sean agentes del sector sean familias o casas que, so pretexto de propiedad, legítima pero no absoluta, pretenden patrimonializar cualquier valor público o privado que el territorio pueda tener. En todos porque genera inseguridad hacia el futuro en los equipos técnicos acomodados en una determinada manera de hacer el urbanismo.

Que lejos de nosotros aquella referencia al territorio como patrimonio común de la nación que hace el primer artículo del Código del Urbanismo francés… Qué lejos de nosotros, incluso, la idea misma de nación o, incluso, la noción de lo común.

Anuncios

Rajoy y su nueva foto de familia

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Jesús Cascón
  • JESÚS CASCÓN

    20/03/2009

la_familia_peperoni1

 

Y van tres. En la primera instantánea los presentes con sus gestos serios parecían estar asistiendo a un funeral. Se supone que en aquellos momentos y por lo que estaba cayendo el cadáver, en este caso, “cadáver político” no podía ser otro que el presidente del PP, Mariano Rajoy. En la segunda foto de familia, aquellas caras de tristeza se cambiaron por la sonrisa y los gestos de triunfalismo tras la victoria del PP en Galicia, y su papel de árbitro en el País Vasco. En la tercera instantánea, quizás, la que más de que hablar en los próximos días, Mariano Rajoy se retrataba junto a la alcaldesa de Valencia y el presidente de esa comunidad, el controvertido, Francisco Camps. Con ese gesto y esa foto en el balcón del Ayuntamiento de la ciudad del Turia, el presidente popular pretendía mostrar su total apoyo a uno de sus líderes regionales más apreciados en Génova.

<!–

No sabemos lo que va a ocurrir en los próximos días, ni que nueva foto nos aguarda, pero está claro que con su apoyo el pasado miércoles Rajoy ha condicionado parte de su futuro político a la suerte que le pueda aguardar al presidente valenciano. Hasta el día de hoy desde el PP se han lanzado balones fuera, en un intento desesperado por desviar la atención hacia la mala fe del juez Garzón. Con esa estrategia el PP solo ha pretendido ganar tiempo y que los sumarios remitidos a los Tribunales Superiores de Justicia madrileño y valenciano, echen para atrás todas las instrucciones seguidas por el juez de la Audiencia Nacional. Confían desde la calle Génova, que en esos tribunales puedan imponerse las tesis de los magistrados conservadores que integran ambos órganos. De ser así una vez más la justicia habrá demostrado el grado de sometimiento político al que esta sometida, y el PP se habrá salido de rositas una vez más. No hace falta recordar lo que sucedió con el caso Naseiro, con el caso Fabra o con el Caso Tamayo para darse cuenta de lo que estamos hablando.

Quizás por eso el juez Garzón, conocedor de lo que se le puede avecinar, (su primer peaje ya le ha sido cobrado al ser eliminado de la terna para presidir la Audiencia Nacional), continúa insistiendo en buscar pruebas contra el Gerente del PP, el senador Luís Barcenas. Con ello lo que busca el juez no es otra cosa que demostrar la financiación del partido popular. En caso de demostrarlo, cosa más que improbable, el terremoto que sacudiría a los habitantes de la calle Génova sería de los que hacen época y harían alejarse al Partido Popular de lograr una victoria en las urnas a corto o mediano plazo. Y digo que es una tares improbable porque un servidor, que ha sido gerente de varias campañas electorales y gerente del partido en Granada, sabe como funciona y que destino se les da a esos “supuestos donativos” que llegan al partido, y con los que se financian las distintas campañas electorales, y eso por no hablar de los pingues beneficio que pueden engordar las cuentas corrientes de más de uno de los dirigentes y cargos públicos del partido. De ahí que ponga en duda el éxito de las investigaciones que está llevando a cabo el juez Garzón.

De todas formas y por si de algo pueden servir mis experiencias, me brindo al Juez de la Audiencia Nacional para explicarles y darle cuenta de mis experiencias. A lo mejor entre todos aquellos, que hoy por una u otra causa hemos pasado a ser escépticos con el funcionamiento de nuestros partidos políticos, y que conocemos, sobre todo, como se financian estos (y aquí sálvese el que pueda) podemos empezar a poner luz en un tema que queramos o no nos afecta cada día más a todos los ciudadanos. Unos ciudadanos que según recoge nuestra carta magna deberíamos ser iguales ante la ley, una ley que en caso como los que estamos viendo no debería tener en cuenta si los encausados en todos estos escándalos, son aforados o no…y con ello dejar en manos de la clase política el que puedan elegir y seleccionar a los jueces que les deben juzgar.

Jesús Cascón Murillo fue militante del PP y es director de Bejarnoticias.com, diario digital de Béjar

Mossos, besties!

POLÍTICA

Una batalla campal que culminó con cerca de 80 heridos, entre ellos algunos periodistas

Abren investigación sobre la actuación de los Mossos en Barcelona

EL PLURAL.COM

El conseller de Interior de Cataluña, Joan Saura, anunció que ha encargado un informe policial para conocer en detalle la actuación de los Mossos d’Esquadra en manifestación de ayer en Barcelona contra el Plan Bolonia, y dijo que acudirá al Parlament para dar explicaciones sobre este incidente, cuyas consecuencias “no me gustan y me preocupan”, y a continuación pidió disculpas a las personas que resultaron heridas, un total de 46 mossos d’Esquadra y 35 personas más, entre ellas periodistas que cubrían la protesta.

<!–

Una auténtica batalla campal se vivió ayer en el centro de Barcelona, cuando los Mossos dÉscuadra reprimieron la protesta de miles de jóvenes que se manifestaban contra el Plan Bolonia y contra el desalojo de 53 estudiantes que permanecían encerrados en el rectorado de la Universidad. A la marcha asistieron 2.500 personas, según la Guardia Urbana, y 5.000, según el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC).

Manifestación improvisada
La protesta empezó como una concentración en la Plaza Universitat, pero los estudiantes iniciaron una manifestación improvisada que se disgregó por la Via Laietana, el barrio barcelonés de La Ribera, La Rambla y Portal de l’Àngel, donde los jóvenes realizaron una sentada de unos dos minutos.

Los agentes actuaron “correctamente”
El conceller de Interior catalán afirmó que los agentes actuaron “correctamente” en el desalojo del Edificio Histórico de la Universitat de Barcelona (UB) a petición de su rector, pero añadió que “seguro que hubo algunos errores que han facilitado una situación final que no puede agradar a nadie”. Ningún responsable político de Interior puede estar contento con una jornada en la que hay más de 80 heridos”, añadió.

Identificación de la prensa “insuficiente”
Joan Saura anunció que hoy se reunirá con el Sindicato de Periodistas, y que esta mañana ha hablado con el decano del Colegio de Periodistas para acordar un convenio en el que trabajan desde hace dos meses para facilitar el trabajo de los informadores en las manifestaciones. En este sentido, se mostró convencido de que la identificación de la prensa es “insuficiente”.

Los reporteros llevaban brazaletes
Reporteros Sin Fronteras ha denunciado que los periodistas fueron objeto de una dura carga policial, que se saldó con varios heridos leves. Los reporteros iban debidamente identificados con el correspondiente brazalete y estaban apartados de la multitud de manifestantes. Los peores golpes cayeron sobre el fotógrafo del diario ADN Guillem Valle, quien acabó con una brecha en la cara y un ojo morado, según la acusación de esta organización.

 

El señor Ratzinger o el hombre que condena los condones y persigue la alegría

POLÍTICA

Benedicto XVI ignora a Aristóteles: “Primum vivere, deinde filosofare”

espiritualidad”, aseguró Benedicto XVI nada más pisar tierra africana. “Primum vivere, deinde filosofare”, advertía Aristóteles. Primero, vivir, tener al menos el estómago lleno; luego filosofar. El Papa no parece partidario de la lúcida reflexión de Aristóteles, al fin y al cabo un filósofo pagano, debe de pensar, nacido más de trescientos años antes que Cristo.

<!–

En la África de la miseria, del hambre, de la ausencia de una red sanitaria y escolar mínima, donde malviven millones de seres humanos y donde millones de niños mueren sin llegar a la adolescencia; en la África donde la única esperanza de la inmensa mayoría de sus hombres y mujeres es huir como sea para encontrar –lo que es dificilísimo- un lugar al sol de la abundancia; en la África donde el sida arrasa y mata con facilidad a muchos de sus habitantes, el jefe máximo de la Iglesia católica dice que él no habla de política ni de economía, sino de espiritualidad. Y para empezar, su espiritualidad la mide prohibiendo, una vez más, el uso de condones, siquiera para frenar o recortar la pandemia del sida.

Obsesión rastrera
¡Qué obsesión tan infame, ciertamente rastrera, la de tantos clérigos, obispos, arzobispos, cardenales y, por supuesto, el Sumo Pontífice de la sotana blanca, en torno al sexo! ¡Qué vergüenza estar siempre dándole vueltas a la noria del sexo, condenándolo, a la defensiva, buscándole su supuesta maldad congénita! ¡Qué obscenidad priorizar en África lo que la cúpula católica entiende por espiritualidad y dejar de lado la política y la economía! Ésas son las dos palancas que debieran ser utilizadas en el continente africano para que la situación cambiara npara bien totalmente y África dejara de ser un infierno –ese infierno sí que existe-, y se convirtiera en un lugar para que florezca la vida y no para que emerja la tragedia de la muerte.

El inquisidor del siglo XX
Pero Benedicto XVI –antes llamado, cuando ejercía de inquisidor del siglo XX, Joseph Ratzinger- no sólo le preocupa de los africanos que se pongan condones. Por cierto, ¿cuántas veces, señor Ratzinger, Cristo condenó los condones u otras formas de evitar la procreación? También le inquieta que las misas católicas celebradas en África, así como otros oficios religiosos, estén impregnadas de restos de las antiguas religiones africanas y, por consiguiente, no sea “dignas”. Relevante cuestión, importantísimo problema. Al jefe del teocrático Estado Vaticano le molesta que las misas africanas tiendan a ser exuberantes. Dice el Pontífice: “Estas celebraciones son festivas y alegres, pero es esencial que la alegría demostrada no sea un obstáculo para entrar en diálogo y comunión con Dios”. ¿Pretende el señor Ratzinger ponerle, eso sí, condones a la alegría? ¿Cree el Papa que Dios sí rompe el diálogo con los africanos que, evocando su pasado religioso, se muestran alegres en demasía? ¿Le parece mal –todo lo que no controlan les parece a ustedes mal- que las viejas creencias africanas se mezclen con la liturgia de las misas traídas por los colonizadores? O sea, por los expoliadores de África, al margen, claro, de miles y miles de misioneros y misioneras beneméritos y entregados a hacer el bien a los africanos.

Mandamases de la carcunda
¡Menudo Dios se han inventado ustedes, los mandamases de la carcunda, los que están más pendientes de los condones que de salvar a la gente del sida, los que siguen anatemizando la homosexualidad, las células madres, la muerte digna o la eutanasia, el aborto reglado, el divorcio, sea o no exprés! En África dicen que no hablan de política, pero en sus púlpitos y sus copes no hacen otra cosa que hacer política, apoyando a la derecha y maldiciendo a la izquierda. Recuerdan sobre todo, a los escribas y a los fariseos, sepulcros blanqueados, que decían una cosa y hacían la contraria. Usted, señor Ratzinger, es el hombre que en nombre de Dios, se atreve a condenar los condones y a perseguir la alegría. He aquí su retrato. Estremecedor.

Enric Sopena es director de El Plural

La trama de corrupción del PP valenciano: más detalles

viernes 20 de marzo de 2009

arajoy-fallas-005

A la espera de que Canal 9 dé alguna información sobre la trama de corrupción que salpica a Camps (ha vuelto el apagón informativo sobre el caso después de que Garzón se haya inhibido definitivamente), continuó dando algunos detalles que han ido apareciendo en los últimos días.

 –Camps sigue escondiéndose: En Les Corts, el lugar donde se supone que están nuestros representantes políticos, Camps todavía no ha dicho ni una palabra sobre su implicación o no en la trama, ni siquiera cuando le preguntan. Tan sólo, periódicamente responde para negarlo todo en actos de su partido o cuando no puede esconderse de los periodistas (por ejemplo, en la romería de Les Canyes en Castellón). Ya la semana pasada, el presidente valenciano no acudió a un pleno monográfico sobre el asunto. ¿Cóme era el refrán? Ah, sí: “El que calla, otorga”. Algo así era.

Persiguiendo a ratos: Hay ciertos periodistas que cambian como una veleta en sus opiniones al respecto de este tema. El encuentra-conspiraciones Pedro J, desde su tribuna de El Mundo primero se dedicó a atacar a Camps. Pero despues el malo de la película pasó a ser Garzón. En la derecha mediática siguen con el tema de la conspiración de un juez socialista (es cierto que hace quince años se presentó en la lista socialista, pero como independiente). Sin embargo, Pedro J no pregunta por la factura de los trajes de Camps y confía en su palabra de que los pagó.

Hablando de las facturas: Pues eso, hay gente dentro del partido que dice que Camps está esperando el momento propicio para sacar esas facturas. ¿Y cuál es el momento propicio? Yo creo que más bien están poniendo en marcha la maquinaria para falsificar dichas facturas (precedentes no faltan: IVEX, facturas falsas de Zaplana, Terra Mítica…). ¿En qué pruebas me baso? En las mismas en que se basan los que hablan de conspiraciones.

2009-03-26_vin_2009-03-19_22_19_13_humor

-Camps el protegido: Por alguna rzón, los implicados valencianos en la trama (principalmente Francisco Camps y Ricardo Costa) siguen siendo objeto de protección por parte de Rajoy. El resto han sido obligados a darse de baja del partido. Camps sigue siendo intocable. Y eso a pesar de las pruebas en contra. Pero por encima de las pruebas está la afirmación de Camps de que él se paga los trajes.

La paciencia de Camps: Una de las respuestas que Camps ha dado ante “tantas mentiras” es que todo es “cuestión de paciencia y esperar que todo se aclare”. Esa es la solución de Camps a cualquier problema: esperar de brazos cruzados. Porque así el problema no se soluciona pero se diluye en el olvido del tiempo. Y total, él puede permitirse el lujazo de tener confianza en que la Justicia le absolverá gracias a sus amigotes.

Las revelaciones de José Tomás: En una entrevista concedida a El País, José Tomás (el sastre de Camps, no el torero), al que muchos apodan El sastrecillo valiente, revelaba ciertos aspectos de su relación con Camps (por cierto, el PP se va a querellar contra el sastre por revelar secretos del sumario, pero no por difamación). José Tomás contó que fue despedido después de declarar ante Garzón; que Camps le llamó muy nervioso para saber si había facturas a su nombre; que fueron presentados por Álvaro Pérez, el Bigotes; que los primeros trajes a Camps se los hizo en una tienda de Milano en Madrid, pero estaban mal confeccionados y los devolvió; que la relación continuó cuando José Tomás se fue a Forever Young y Camps se trasladaba a Madrid por asuntos políticos; que Camps se alojaba en el Ritz (supongo que en la suite, ¿no?); que los trajes siempre se los encargaban con bastante poca antelación; que era bastante exigente (aunque amable) y tuvo que repetirle muchos de los trajes; que los primeros costaban 800 o 900 euros y los últimos 1.000 o 1.200 euros; que el chaleco blanco que llevó al Vaticano se confeccionó en Satgor, una empresa de confección situada en Navarra y la cual envió los chalecos confeccionados a la sede de Orange Market en Valencia… Pero el detalle que más me ha resultado gracioso fue lo del panatalón a los que Camps pidió que le pusieran un ceñidor detrás y hubo que buscar y traer expresamente de Italia una trabilla. Ahora entiendo porque el culo le quedaba tan estilizado a Camps.

20090315elpepinac_2

El nacimiento de Orange Market: Camps y Álvaro Pérez se conocieron en la sede del PP en la calle Génova, en Madrid. Desde entonces, mantenían una buena relacion (Camps acudió a la boda de Pérez, donde se reunió con él en un reservado del restaurante del edificio Veles e Vent; y al bautizo de la hija de Pérez). Camps se convirtió en 2003 en presidente de la generalitat valenciana y fue en esa fecha cuando Álvaro Pérez y Pablo Crespo fundaron Orange Market. En 2004, la empresa ingresó 204.000 euros, y al año siguiente ya facturaba 2,4 millones de euros. Según la investigación de Garzón, el 70% de la facturación de la compañía procede de contratos con la Consellería de Turismo. Álvaro Pérez ha sido el organizador de las dos campañas electorales de Camps por la Generalitat. También preparó el congreso del PP valenciano en 2005, y en la campaña de las elecciones de 2008 se le ve en las fotos disponiendo los mítines de Rajoy. Más de un millón de euros le dejaron a Orange Market los contratos de Fitur, durante cuatro años seguidos. Fue la adjudicataria, además, de proyectos de la empresa pública Vaersa, de la televisión valenciana, del Open de tenis, la fiesta de la Volvo Ocean Race, un vídeo promocional de un hospital, y todo lo relacionado con la visita del Papa a Valencia y el montaje de las gradas del Fórmula 1, entre otras concesiones. Muchos de estos grandes eventos, fueron financiados de forma irregular.

-¿Camps ya es un cadáver politico?: Hay quien piensa que sí y que en el PP valenciano deberían ir buscansdo un nuevo líder. Otros dicen que debería dimitir inmediatamente. Pero una gran mayoria sigue apoyándolo. Y es bien cierto que, si Camps fuera socialista, ahora mismo no le apoyaría ni la madre que lo parió. Esperaremos a ver que pasa en las próximas elecciones. -Acciones legales: Por cierto, que la Generalitat valenciana ya ha asegurado que se tomarán acciones legales por atentar contra el honor del presidente valenciano. Repito: la Generalitat valenciana. Es decir, esas acciones legales las pagaremos todos los valencianos y valencianas.

Hablando claro: Alguien que siempre habla muy claro es Iñaki Gabilondo. No se quedó atrás sobre este tema. Que aprendan en Canal 9.

-¿Trillo también?: Trillo defendió a Camps acusando a su sastre de ser un mentiroso y justificó al presidente valenciano alegando que nadie guarda sus facturas y que no pagaba con tarjeta de crédito sino “en cash” (así, en inglés, que queda muy cool). La mejor defensa siempre es un buen ataque. A pesar de ello, algunos dentro del PP reconocen que Camps miente al decir que Álvaro Pérez nunca le pagó los trajes. Por suparte, el diario ABC también se ha sumado a esta defensa atacando al “falso sastre”.

16-marzo-09blog

-¿Cuánto de grave tiene que ser la corrupción?: Habría que preguntarse esto, a raíz de las declaraciones de Antonio Hernando (PP) en el programa de La ventana de la Cadena SER. “Hombre si en este país la mayor preocupación por corrupción son unos trajes y un chaleco”. Aunque rectificó y dijo que le parecía mal cualquier tipo de corrupción, “aunque sea un solo euro”. ¿Quizá habrá que seguir dejando que nos roben un poco más? -Más vínculos: El último vínculo hallado entre los corruptos y los jueces es el de José Flors, juez que investigará en Valencia la implicación de Camps en la trama. Al parecer, trabaja en una empresa del marido de la abogada que representó a Álvaro Pérez cuando declaró ante Garzón tras ser detenido. El Juez Flors es el director de la Revista Jurídica de la Comunidad Valenciana, que publica la editorial Tirant lo Blanch, de la que es administrador único Salvador Vives López, marido de la abogada Ángela Coquillat, que representó a Álvaro Pérez. Es el último vínculo entre la Justicia valenciana y los corruptos (presuntos, por supuesto), tras las relaciones de amistad de Camps con Fernando de Rosa y Juan Luis de la Rúa.

-Yes, We Camps: ¿Se puede llegar al límite del patetsimo con todo esto? Diré que sí, pero la semana que viene seguro que superan. Mientras tanto, el nuevo lema del PP valenciano es: “Yes, We Camps” (y no es broma).

thmb300-a97350481984072f3359ca5156fbc58c_1235319270

 Firmado por Kurtz a las 10:45