LA INMORAL MANIPULACION DE LA PASIÓN Y MUERTE DE CRISTO.

MACRO/VIDA

Recuerda a los fieles que el hijo de Dios “no tuvo cuidados paliativos”

El obispo emérito de Pamplona arremete contra la eutanasia apelando a la “digna” muerte de Jesucristo

L. BLANCO

Nadie esperaba que la Iglesia apoyase la despenalización de la eutanasia pero quizás, tampoco se esperase que recurriese a la muerte de Jesucristo para arremeter contra esta práctica, e incluso contra los cuidados paliativos para los enfermos terminales. El arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián Aguilar, ha proclamado la oposición de la Iglesia Católica a la eutanasia al defender que la muerte de Jesucristo en la cruz fue “absolutamente digna” a pesar de que “no tuvo cuidados paliativos”.”¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?”, ha interpelado el arzobispo emérito, quien ha animado a los hombres a acercarse a Dios para “encontrar dignidad” con que afrontar la muerte.

<!–

Sebastián –que en su día pidió el voto para partidos de extrema derecha como Falange Española de las JONS, Alternativa Española o Comunión Tradicionalista Católica-, ha recurrido a la muerte de Jesucristo para intentar, a través de la fe cristiana, que los creyentes adopten el discurso del sector más conservador de la Iglesia Católica frente a la eutanasia y los cuidados paliativos para enfermos terminales –que son totalmente legales en España-. El obispo emérito de Pamplona ha pronunciado el tradicional “Sermón de las Siete Palabras” ante miles de personas congregadas en la plaza Mayor de Valladolid y ha catequizado sobre el modo en que los cristianos deben enfrentarse a la muerte: “Jesucristo miró a la muerte cara a cara, con confianza, la aceptó con amor y la vivió descansando en los brazos del Padre Celestial”. “¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?”, ha interpelado el arzobispo emérito, quien ha animado a los hombres a acercarse a Dios para “encontrar dignidad” con que afrontar la muerte.

En tono elevado
Sebastián ha pronunciado palabras referidas a la muerte digna en un elevado tono al trasladar al tiempo actual las palabras “Sed tengo”, que el Cristianismo atribuye a Jesús en la cruz, y ha agregado que los cristianos españoles deben reflexionar sobre lo que están negando al Hijo de Dios en sus vidas cotidianas.

“¿Cómo no vas a tener sed?
“¿Cómo no vas a tener sed ante una sociedad cada vez más olvidada de ti?, ¿cómo no vas a tener sed si muchas familias cristianas han perdido el recuerdo de tu vida, milagros y palabras?, ¿cómo no vas a tener sed ante miles de jóvenes bautizados para los que no representas nada?”, ha preguntado el arzobispo emérito.

“Sabios falsos y pretenciosos”
Sebastián parece haberse levantado con fuerzas ya que se ha revelado también contra los “sabios falsos y pretenciosos” que defienden el laicismo porque, en su opinión, “no sabemos lo que hacemos cuando nos apartamos de Dios”. “Somos muy poca cosa y nos equivocamos muchas veces”, ha zanjado Sebastián, quien seguidamente ha proclamado el valor del perdón y la misericordia.

Riesgos de la sociedad
A pesar de que hace poco más de un año pidió el voto de índole fascista, Sebastián ha hecho un alegato a favor de la libertad en un mundo “no sólo plural sino confuso y contradictorio” en el que “unos saben ver lo bueno y otros sólo ven lo malo, para su desesperación”, y ha avisado de los riesgos que entraña una “sociedad hierática e inhumana que nos quieren hacer ver”.

Los miembros de la Iglesia, no necesitan privilegios
“La fe cristiana no es enemiga de la convivencia”, ha insistido el prelado antes de reclamar a los fieles que no tengan “miedo de nada ni de nadie” porque los miembros de la Iglesia Católica no necesitan “privilegios ni protecciones de nadie” al contar con Cristo como su “protector”.

Comentario del administrador de este Blog.

Protegido como está desde su canongía emérita, seguramente no sabe lo que es no poder llegar a final de més, ni tener a su esposa enferma o sus hijos enganchados a cualquier sustancia tóxica letal. Seguramente no tendrá carnet de conducir porque lo llevaran de aquí para allá en un coche de alta gama pagado por lo óbolos de os fieles y las ayudas del Estado del cual reniega con la boca pequeña pero cuya ayuda económica no desprecia. No creo que sepa lo que es aguantar en una cadena de montaje ocho horas ni que el miedo al paro invada sus noches de insomnio sumando euro a euro la cuenta justa del dia siguiente, porque según dice el prelado “no necesita privilegios ni proteciones de nadie”. ¡Que bién se habla desde el púlpito a las almas que buscan, a veces deseperadamente,  un asisero a la esperanza o una palabra de aliento cuando todo se derrumba!. Cuanta manipulación de las conciencias, cuanta hipocresía y cuanto odio escondido bajo la capa pluvial que tanto cvontrasta con tala de cáñamo del humilde.

Si realmente, este señor quiere llevar su teoría a las últimas consecuencias, cuando necesite una operación que pida explicitamente que no le anestesien; así en vivo seguramente sentirá en carne viva el sufrimiento digno que le levará en volantas antre el Altísimo. Pero creo que las palabras rotundas llevan siempre implícitas un punto de cobardía y este hombre será trasladado al mejor hospital con los mejores cuidados, porque es un tópico yá en estas admioniciones comprobar el trasfondo real: “haz lo que yo te diga, pero no hagas lo que yo hago”. Menos mal que las personas cada vez son más razonables, sensatas e inteligentes, porque de otra manera las hogueras inquisitoriales volverían a arder en las calles de nuestros pùeblos y ciudades. Por lo leído siempre hay voluntarios para aportar como ofrenda un poco de gasolina. 

ROUCO INVIERTE EN VIAGRA.

ART. OPINIÓN

  • cromo Juan Luis
  • JUAN LUIS VALENZUELA

    06/03/2008

El olivo

Rouco invierte en viagra

Todos los secretos acaban siendo confesables, incluso los de la Iglesia. Conocemos hoy que Rouco y su Arzobispado de Madrid y otros, han invertido en Bolsa y sus fondos han servido para financiar al laboratorio farmacéutico Pfizer. Nada que objetar me parece que la Iglesia debe administrar sus fondos como desee. Y si puede con ello llegar a la autofinanciación, pues muchísimo mejor.

<!–

Además la multinacional francesa es pionera en estos productos así como en anticonceptivos y tiene fama de empresa seria y solvente. En julio de 1998, el laboratorio Pfizer, como su web indica, presentó la medicación oral para la disfunción eréctil conocida como Viagra (citrato de sildenafil). O sea que son los pioneros de la pastillita que hace “crecer” pasiones –y otras cosas menos prosaicas – y “mantienen” la ilusión del sexo a personas con problemas o avanzada edad.

Desde una óptica hedonista como la mía, que pienso que a esta vida tendríamos que venir a disfrutar y no a un “valle de lágrimas”, creo que la decisión de Rouco es acertada. Ha invertido bien los dineros de sus feligreses, los ha puesto a buen recaudo y con unos fines, que aunque terrenales, pasajeros y efímeros, son encomiables. (Lo de efímeros va sin segundas). Que la Iglesia promueva con sus inversiones la globalización y extensión del placer más mundano es un punto, todo un puntazo.

Cuestión distinta es la contradicción en la que cae Rouco y asociados, que con dinero y sin palabras apoya e invierte en la producción y venta del viagra, y con gruesas palabras, critica el uso de los anticonceptivos, las relaciones sexuales abiertas y el uso de este afrodisíaco del siglo XXI.

Contradicción flagrante e incuestionable que da que pensar en la falsedad de muchas de las acciones de la jerarquía católica y de la hipocresía social que subyace en materias de moral.

Rouco está “a Dios rogando y con el mazo dando” y “en misa y viagra fabricando ” al mismo tiempo. Eso es una contradicción que debería explicar a sus miembros, si la estructura de la Iglesia fuera democrática, o simplemente en este caso, empresarial y tuviera que rendir cuentas ante la junta general de accionistas. Ya sabemos que las cuentas vaticanas son bastantes opacas.

Rouco en materia de sexualidad siempre ha sido integrista en sus recomendaciones y contradictorio en sus hechos. Conviene recordar que en 2007 el Tribunal Supremo confirmó la condena al Arzobispado de Madrid por no ejercer vigilancia y control sobre los párrocos de las diócesis. La sentencia estableció que el Arzobispado de Madrid, era el responsable civil subsidiario por un caso de abusos continuados a un menor perpetrados por un sacerdote del barrio madrileño de Aluche. Dicha condena consideraba probado que, tanto la persona de Rouco Varela como el arzobispado, conocían los hechos y los ocultaron.

No causa sorpresa ahora que se descubran qué “excitantes” inversiones económicas realizan. Solo hubiera faltado que el sacerdote condenado en Aluche y que daba clases al niño “para mejorar su rendimiento asiduamente”, hubiera alegado en el juicio, que realmente lo que impartía eran clases de Educación para la Ciudadanía. No me hubiera extrañado, entra en el juego de la doble moral.

Juan Luis Valenzuela es Coordinador de la edición andaluza de ElPlural.com

jlvalenzuela@elplural.com

EL CARDENAL-ARZOBISPO DE VALENCIA BAJO SOSPECHA POR UNA HERENCIA DE 23 MILLONES DE € EN ONTINYENT (Valencia).

garciagasco11955713681087829414.jpg

martes, 19 febrero 2008

EL CARDENAL-ARZOBISPO DE VALENCIA, AGUSTÍN GARCÍA GASCO, BAJO SOSPECHA: LE PIDEN PÚBLICAMENTE QUE ACLARE EL DESTINO DE UNA HERENCIA DE 23 MILLONES DE EUROS EN ONTINYENT

Las hermanas María y Carmen Nadal donaron a Cáritas, la parroquia de Santa María y una casa de ejercicios espirituales un legado que ahora controla el arzobispado a través de tres fundaciones. Ricard Gallego, Ontinyent
El testamento de las hermanas María y Carmen Nadal Guerrero establecía que un 10% de su herencia debía ser destinada a Cáritas Interparroquial de Ontinyent, un 20% para obras parroquiales de Santa María de Ontinyent y otro 10% para la Casa de Ejercicios Espirituales de Santa Anna, también de Ontinyent. El 60% restante se debía destinar a becas a seminaristas pobres de Valencia (15%), obras en una iglesia de Estepona (30%) -localidad malagueña de donde era natural su madre y estaba la mayor parte de la herencia- y otras obras misioneras (15%). Informa el diario LEVANTE-EMV.

Pasados dos años desde que se distribuyó la millonaria herencia, procedente de una multimillonaria reclasificación de terrenos en la Costa del Sol, feligreses de Ontinyent han pedido públicamente que el arzobispado aclare el destino de los 23,3 millones de euros -3.887 millones de pesetas- que debían haber engrosado las cuentas de las tres entidades mencionadas. Por el contario, todo este dinero ha pasado a ser controlado por el arzobispado a través de tres fundaciones creadas ad hoc, bajo el nombre de Pía Memoria de Doña María Catalina Nadal Guerrero.

¿Dónde está la herencia de “les senyoretes de Nadal”?. Estos feligreses consideran que el líquido obtenido por la venta de los terrenos que formaban parte del legado de las conocidas como senyoretes de Nadal, debieron ser ingresados en una cuenta bancaria a nombre de cada una de estas entidades. El albacea de la herencia, que en el momento del reparto era el anterior párroco de Santa María, Fernando Cremades, hoy en Oliva, en lugar de repartir el dinero entre los “legatarios beneficiarios”, tal como se especificaba en las últimas voluntades testamentarias, optó por entregar los pagarés enviadas desde Málaga al arzobispado de Valencia, que el 25 de noviembre de 2006, ante las primeras voces discrepantes procedentes de Ontinyent, visitó la ciudad para anunciar la creación de tres fundaciones con el encargado de gestionar el legado. Desde ese momento, el control de todo el dinero pasó a manos de la jerarquía eclesiástica valenciana, que aún no ha hecho pública la composición de los patronatos que dirigen las tres fundaciones. La inquietud entre la filigresía de Ontinyent ha ido en aumento al comprobar que no pueden gestionar de manera autónoma el dinero heredado de las hermanas Nadal y que la aprobación de los proyectos que se vienen presentando ante el arzobispado se eternizan.
El arzobispado ha optado por no hacer a Levante-EMV valoración alguna.

EL GRUPO DE SOCIALISTAS CRISTIANOS TAMBIEN RESPONDE AL COMUNICADO DE LOS OBISPOS.

logo-psoe.jpgEl grupo Socialistas Cristianos también responde al comunicado de los obispos

“El Evangelio es contrario a la discriminación, también la de los homosexuales”

D.M.

Continúan las reacciones al comunicado de la jerarquía católica, en el que los obispos pedían veladamente el voto para el Partido Popular. En esta ocasión ha sido el grupo Socialistas Cristianos el que en Salamanca y a través de su portavoz, Carlos García Andoaín, se han manifestado en contra del comunicado de la jerarquía y matizando que en las elecciones el voto debe ser “en conciencia y responsable”, contribuyendo al “pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todas las personas”.

<!–

Al mismo tiempo, Socialistas Cristianos recuerda que un 78,7% del electorado del PSOE se define como católico, según los datos del CIS. Por lo que este electorado no puede compartir políticamente la nota emitida por los obispos. Por ello, Socialistas Cristianos pide un voto en “conciencia y responsable”, considerando al mismo tiempo que pese a la polémica de los últimos días “hombres y mujeres católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos”. Con un matiz: “Ninguna opción política se puede identificar con el Evangelio”.

Voto responsable
Para ejercer el voto responsable Socialistas Cristianos considera que hay que prestar “atención detenida a las ofertas de cada partido y un discernimiento de la tarea realizada a lo largo de la legislatura”. Y al mismo tiempo prestar atención a que los “representantes de la soberanía popular” cumplan con una acción política “de acuerdo a los valores éticos compartidos que dimanan de la Constitución y de la Carta de los Derechos Humanos”.

Con los homosexuales
Socialistas Cristianos también defiende en su comunicado a la familia, pero señalando al mismo tiempo que, aunque la familia “es célula fundamental de la sociedad”, el Evangelio “es contrario a cualquier tipo de discriminación, también de las personas homosexuales”.

Derecho a la vida
En cuanto al derecho a la vida, Socialistas Cristianos señala que “no cabe justificación explícita ni implícita de la acción terrorista”, puesto que “la defensa del inviolable derecho a la vida es el primer valor que debe ser defendido en la sociedad española”. Al mismo tiempo, y en lo que parece relacionado con el derecho al aborto, la agrupación insiste en que “sin embargo, la tradición cristiana no exige imponer estos valores por la persecución a través del código penal al conjunto de la sociedad. Corresponde a la prudencia política determinar los modos legislativos más adecuados para una preservación inequívoca de estos valores en situaciones límite y en cada contexto social”.

“Principio de la sana laicidad”
Socialistas Cristianos también insiste en su comunicado sobre la necesidad de promover el “principio de la sana laicidad”. Por ello, “saludamos la política de igualdad de trato hacia las confesiones religiosas con notorio arraigo” y “estimamos Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos como una contribución al pleno desarrollo de la personalidad humana a que debe contribuir la escuela”.

EL ABAD DE MONTSERRAT LE DA UN TOQUE DE ATENCIÓN AL PP Y A LA CONFERENCIA EPISCOPAL.

abaddemontserrataf1.jpg

lunes, 04 febrero 2008

EL ABAD DE MONTSERRAT, EL BENEDICTINO JOSEP MARÍA SOLER, LE DA UN TOQUE DE ATENCIÓN AL PP Y A LA CONFERENCIA EPISCOPAL PORQUE “NINGÚN PARTIDO TIENE LA EXCLUSIVIDAD DEL EVANGELIO”, DICE

Si las elecciones generales se celebrasen mañana, España acudiría a votar con un dilema principal: el papel de la religión en la vida pública y la influencia que la Iglesia católica debe tener en la política. Este es el cuadro imperante cuando faltan 35 días para la cita del 9 de marzo, toda una eternidad según la medida del tiempo en la era del Mediático Superior.Pronto, sin embargo, surgirán nuevas y candentes urgencias. La agenda es insaciable. Enric Juliana en La Vanguardia.

El debate es, hoy, la Iglesia. Y la Iglesia está en debate. La influyente comunidad benedictina de Montserrat lo avivó ayer, con una diáfana manifestación del abad Josep Maria Soler pidiendo que ningún partido “pretenda tener la exclusividad del Evangelio”. Toque al Partido Popular y toque, también, a la cúpula de la Conferencia Episcopal Española, que Soler conoce bien, puesto que ha desplegado estos últimos años una intensa red de contactos con la Iglesia española, bajo la idea de que Montserrat debe ser algo más que un punto de referencia del catalanismo.

Banalizada la retórica de partido por la televisión, es como si volviesen los tiempos (los años setenta) en los que el compás y la sustancia del momento político se transmitía con especial tensión en las homilías y en los documentos episcopales. “En nuestra sociedad plural – dijo Soler- los miembros de la Iglesia no podemos pretender ningún monopolio; hemos de proponer de una manera serena, atrayente y esperanzada la luz que nos viene del Evangelio sobre la persona humana y la convivencia en sociedad. Lo hemos de hacer a través del diálogo y la misericordia, y no desde la confrontación”.

 Noticia completa.

PP: TRAS LA CAIDA DE GALLARDÓN, EL PARTIDO HA APOSTADO DEFINITIVAMENTE POR LAS PROPUESTAS DE EXTREMA DERECHA.

POLÍTICA

 31/01/2008

Los duros del PP se sienten fuertes

Tras la caída de Gallardón, el partido ha apostado definitivamente por los mensajes radicales

S. COLADO

La estrategia del PP de acercarse al centro de cara a las generales ha saltado por los aires con la exclusión de Gallardón, un gesto interpretado como la victoria de los sectores más derechistas del partido, con Esperanza Aguirre y Aznar a la cabeza. Se aprecia un punto de inflexión desde ese momento, ya que el PP ha vuelto a radicalizar sus mensajes desde que Rajoy aclarara definitivamente hace dos semanas cuál es la línea por la que apuesta en el partido: Zaplana y Acebes vuelven a la primera línea, Aznar multiplica sus intervenciones, guiños a la Iglesia como el Ministerio de la Familia, discursos vinculando inmigración y delincuencia como los que protagoniza la presidenta de Madrid, etc. Los sectores más integristas del partido, como la COPE y periodistas de la Asociación de Propagandísticas Católicos, celebran su momento.

La operación centro del PP de Mariano Rajoy fue en buena medida una apuesta por su imagen personal. Así, mientras el Partido Popular mantenía el tipo de oposición que ha marcado toda la legislatura, por ejemplo apoyando la última manifestación de la AVT contra el Gobierno de Zapatero, el líder del PP se permitía faltar a la cita para evitar una nueva imagen asociada al radicalismo, o a través de sus hombres menos desgastados durante la legislatura, como Gabriel Elorriaga o Juan Costa, lanzaba mensajes de moderación o guiños al nacionalismo, a veces a través de medios proclives a ganarse el voto de centro como El País. Estos personajes son los que están ahora en un segundo plano, aunque la cercanía de la campaña les devolverá protagonismo.

La moderación llegó a ser alarmante
Poco dado a explicitar sus posturas (en cualquier caso la hemeroteca recuerda sus ataques a la igualdad y la defensa de los privilegios sociales), lo que justifica por su origen gallego, Rajoy habla a través de sus gestos. Y ya que el ascenso de ratistas como Costa, coordinador del programa electoral, coincidía con el período de elaboración de las listas, entre el núcleo duro del partido cundió el pánico. En la COPE hicieron sonar las alarmas cuando Rajoy filtró –después de la mediación de Aguirre por Jiménez Losantos ante el Rey- su preocupación ante los obvios vínculos entre el PP y la cadena de los obispos.

El discurso vuelve a radicalizarse
Sin embargo, tras la defenestración de Gallardón y la apuesta por Manuel Pizarro, los sectores más duros del partido vuelven a sentirse fuertes. Aznar, que ya intentó abortar la operación de moderación de Rajoy con elogios a Reagan, a Juan Pablo II y a Margaret Thatcher, mantiene invariable su discurso, aunque aumentado sus apariciones. Tras el anuncio de las listas definitivas y sus privilegiados puestos–el primero por Ávila y el cuarto por Madrid, respectivamente- Acebes y Zaplana y a los que se les mantuvo temporalmente en un segundo plano también han aparecido profusamente, incluidas entrevistas a TVE1 y la COPE. Aguirre ha aprovechado también para recuperar los discursos en clave enfrentamiento Madrid-Gobierno central y mensajes populistas de extrema derecha como la vinculación entre inmigración y delincuencia.

“Como en los mejores tiempos de Aznar”
La recuperación del rumbo ha sido celebrada por sectores como la COPE, donde ya se permiten despreciarle a Rajoy propuestas claramente dirigidas a los sectores más católicos, como el Ministerio de la Familia, exigiéndole más. Uno de los miembros de la Asociación Católica de Propagandistas, Juan Morote, proclama desde Libertad Digital que en el PP ya se han olvidado de los consejos de moderación y discurso de perfil bajo del asesor hasta ahora estrella del PP, Pedro Arriola, al que culpan de la derrota electoral de 2004. Asegura que “nos hallamos ante un escenario nuevo” y que Pizarro representa “la vuelta a un discurso claro, contundente, con propuestas, como el de los mejores tiempos de Aznar”.

¡QUE VENGAN LOS LOQUEROS!, LA COPE AFIRMA QUE LA AYUDA AL ALQUILER PARA LOS JÓVENES PUEDE DESINTEGRAR LA FAMILIA.

0000003280.jpg

09/01/2008

Justifican la oposición a la Ley “por muy democrática que sea”

La COPE afirma que la ayuda al alquiler ¡pretende “desintegrar” a la familia!

ELPLURAL.COM

Diferentes blogs periodísticos se han hecho eco de los intentos de la cadena de los obispos para justificar la concentración en defensa del modelo de familia cristiana con la que la Iglesia cerró 2007 simbolizando así su oposición al Gobierno socialista. El pasado jueves llegaron a asegurar que la ayuda al alquiler pretende en realidad “desintegrar” la familia, y justificaron su oposición a cualquier ley “por muy mayoritaria o democrática que sea, que tampoco es por una mayoría excesiva” comparándolas con la “democracia” del estalinismo o el nazismo. Luis del Pino, impulsor de las teorías de la conspiración, recurrió al victimismo para asegurar que el Gobierno ha atacado con más “furibundez (sic)” la manifestación de Rouco Varela que a los etarras que asesinaron a dos guardias civiles recientemente.

Los tertulianos de La Mañana de la COPE se esforzaron el pasado jueves 3 de enero en paliar la ausencia de Jiménez Losantos y compitieron en radicalismo en sus intentos de justificar la concentración que Rouco Varela convocó el 30 de diciembre en defensa de la familia cristiana, y que derivó en un acto de oposición al gobierno socialista.

Mensaje gubernamental: “la familia te oprime”
Como han recogido en sus blogs el director de Público, Nacho Escolar, o el periodista de la SER Fernando Berlín, el ex rector de la Universidad San Pablo CEU José Raga aseguró que la ayuda al alquiler “es una forma de desintegrar a la familia” con el que se lanza el mensaje al joven de que “no sigas sometido a lo que significa la familia, la familia te oprime” y que no se “preocupe” por la falta de dinero ya que “el Gobierno te da doscientos euros para ayudarte a pagar un alquiler”.

Como Stalin o Hitler
Este fue solo uno de los argumentos empleados por los tertulianos para explicar la oposición sistemática de la Iglesia a las leyes sociales del gobierno. De hecho, el propio Raga, para justificar la concentración de Rouco en defensa de la familia cristiana había asegurado previamente que no se puede “pensar que una ley que ha sido aprobada por medios democráticos es justa y moralmente aceptable”. “¿Por qué criticamos entonces las leyes de Stalin o de Hitler, o es que no fueron aprobadas democráticamente?”, concluyo el tertuliano, comparando así las leyes del estalinismo o del nazismo con las aprobadas por el Congreso español.

“Crítica a los tiranos”
Otro de los tertulianos incidió en esta línea al intentar explicar que la Iglesia no propone “integrismo”, sino que “cuando critica una ley por muy mayoritaria o democrática que sea, que tampoco es por una mayoría excesiva, recoge esa tradición que está en la base de las libertades y la democracia”, que es la de la separación de Estado e Iglesia pero también “la crítica a los tiranos”.

Luis del Pino y la “furibundez”
También se encontraba presente en el programa de la COPE Luis del Pino, uno de los más activos defensores de la teoría de conspiración y que sigue manteniendo tras la sentencia que se desconoce la autoría de los atentados. Del Pino asimiló Iglesia católica española y terrorismo etarra al declarar su sorpresa por la “furibundez (sic) de los ataques del Gobierno a los obispos. Según él, “compara uno la intensidad de los ataques a la Iglesia por convocar una manifestación y la intensidad de los ataques a los terroristas por asesinar a dos personas y uno se da cuenta de a quiénes consideran sus verdaderos enemigos estos neoprogres”.

DEFIENDE EL DERECHO A LA INFORMACIÓN: PIDE LA RETIRADA DE JIMENEZ LOSANTOS DE LA MAÑANA DE LA COPE.

Por Don Ricardo, hace 2 años y 7 meses

Defiende el derecho a la información: pide la retirada de Jiménez Losantos de La Mañana de la COPE

Nosotros, ciudadanos libres y preocupados por el clima político en que se está sumiendo poco a poco la sociedad española; demócratas convencidos; afines a diversas ideologías políticas a derecha e izquierda; creyentes y no creyentes, ateos y agnósticos, católicos y fieles de otras confesiones, nos dirigimos a la Conferencia Episcopal española para realizar las siguientes reflexiones.

Puedes firmar esta petición aquí.1. El derecho a la información corresponde a todos y a cada uno de los ciudadanos y a la sociedad en su conjunto. La prensa, la radio y la televisión, así como quienes en ellos desarrollan su labor profesional son los mediadores de este derecho de la sociedad y tienen por ello una importantísima responsabilidad: contribuir a la formación de la opinión pública desde el ejercicio de la información.

2. La libertad de información es el contrapunto del derecho a la información. Si éste corresponde a los ciudadanos, la primera pertenece a los medios y a los periodistas. La correcta combinación de ambas es lo que da lugar a la una información realmente libre y eficaz. Sin el adecuado ejercicio de las libertades de información y expresión por parte de los periodistas y de los medios, la opinión pública queda secuestrada.

3. Sin renunciar en ningún caso a la libre expresión de sus ideas -que es derecho inalienable, pero también obligación ineludible, de los periodistas y de los medios de comunicación- los informadores deben tomar cierta distancia del objeto de la información para evitar implicaciones personales que les impidan realizar su trabajo con honestidad. Si la objetividad es inexigible por imposible, los ciudadanos sí podemos reclamar a quienes administran nuestro derecho a la información que lo hagan desde la honestidad y con veracidad, y que nos proporcionen todos los datos que necesitamos para formarnos libremente una opinión y poder comprender la actualidad.

Igualmente, estamos en situación de reclamar a los medios de comunicación y a los periodistas que no oculten los legítimos intereses que les mueven; que no utilicen prácticas propagandísticas para condicionar la formación de la opinión pública; que separen claramente la información de la opinión; que no empleen los medios de comunicación como instrumento meramente político; que no contribuyan a la división de la sociedad y al enfrentamiento entre los ciudadanos, y que no caigan en la difamación de las personas.

4. El Catecismo de la Iglesia Católica, entre su párrafos 2.493 a 2.499 se refiere al «uso de los medios de Comunicación Social». En el párrafo 2.494, hablando del derecho de la sociedad a una información «fundada en la verdad, la libertad, la justicia y la solidaridad» recuerda que «el recto ejercicio de este derecho exige que, en cuanto a su contenido la comunicación siempre sea verdadera e íntegra, salvadas la justicia y la caridad; además, en cuanto al modo, ha de ser honesta y conveniente, es decir, debe respetar escrupulosamente las leyes morales, los derechos legítimos y la dignidad del hombre, tanto en la búsqueda de la noticia, como en su divulgación». Un poco más adelante, en el párrafo 2.497, el Catecismo señala que los responsables de los medios de comunicación «tienen la obligación, en su difusión de la información, de servir a la verdad y de no ofender a la caridad. Han de esforzarse por respetar con una delicadeza igual, la naturaleza de los hechos y los límites y el juicio crítico respecto a las personas. Deben evitar ceder a la difamación». Más adelante, en el párrafo 2.498 se señala que «nada puede justificar el recurso a falsas informaciones para manipular a la opinión pública mediante los mass-media», mandato que si bien se dirige a la «autoridad civil» es trasladable, sin duda, a los responsables de los medios de comunicación.

5. El programa La Mañana de la cadena COPE, dirigido por Federico Jiménez Losantos, se caracteriza por el insulto y la bronca permanente contra todo aquel que no sea adepto a sus posiciones, así como por su tono siempre crispado y tenso. Además, el periodista utiliza todos los días un programa de carácter informativo como su tribuna política personal. Cualquiera que escuche habitualmente La Mañana de la COPE reconoce sin dificultad el ánimo de crispar a la sociedad y de crear enfrentamientos, calificando permanentemente de cómplices del terrorismo y de enemigos de las víctimas a los partidos democráticos que apoyan al Gobierno de la Nación y a todas las organizaciones y personas que no coinciden con sus postulados. Rectores universitarios, cargos públicos, organizaciones políticas y sindicales, y últimamente hasta el filósofo Fernando Savater, icono de la resistencia cívica contra ETA, son cada mañana blanco del periodista.

6. Entre el legítimo derecho a la libertad de expresión -que no lo olvidemos, no pertenece en exclusiva a los periodistas, sino que es patrimonio de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas- y el abuso de este derecho poniéndolo al servicio de sus intereses ideológicos y políticos personales, aprovechando para ello una tribuna a la que tiene acceso para cumplir con las obligaciones profesionales que, como periodista, tiene contraídas con la sociedad, hay un trecho muy largo, y Federico Jiménez Losantos lo ha recorrido con creces. Por otra parte, la práctica diaria que Jiménez Losantos hace del periodismo contradice todos los principios que sobre la comunicación social están recogidos en el catecismo de la Iglesia Católica y que hemos reseñado más arriba.

Por todas estas razones, los firmantes de esta petición solicitamos a la Conferencia Episcopal Española que, sin necesidad de variar la línea editorial de la cadena COPE, y sin tener por qué renunciar a la realización todas aquellas críticas que crea necesarias al Gobierno de la Nación, a los partidos políticos que lo apoyan o a otras instancias o instituciones que considere criticables, desautorice la práctica profesional de Federico Jiménez Losantos y le retire de la dirección del principal programa informativo de la cadena COPE.

Mientras esto no ocurra, quienes firmamos esta petición, pertenecientes al más amplio abanico de sensibilidades políticas, culturales y religiosas y conscientes de que una parte muy importante de la audiencia de La mañana de la COPE procede de quienes, con curiosidad morbosa, sintonizamos la emisora de los obispos para escuchar los exabruptos y las andanadas matinales de Jiménez Losantos, procuraremos no hacerlo en el futuro, lo que ponemos en público conocimiento para que tomen buena nota de ello los anunciantes de su cadena.

Puedes firmar esta petición aquí.

 

Visto en A Sueldo de Moscú.

EL CARDENAL ROUCO, LA “FAMILIA” Y LOS MARICONES.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    05/01/2008

 

El cardenal Rouco, la “familia” y los maricones

 

Cuando el secretario de Rouco me llamó unos días antes de la manifestación, para que confirmara mi asistencia, debo reconocer que no entendí bien el objeto de la misma. Al decirme que era en defensa de la familia, y teniendo en mente la imagen del cardenal de gafas oscuras, me cogió en mala disposición mental e interpreté que el secretario se refería a la “Familia”. Así que se me ocurrió la idea de invitar a un amigo del sur de Italia, que estos días pasaba la Navidad en Madrid.

La evidencia de mi error la tuve de camino al lugar de concentración. La cantidad de gente que a cara descubierta tomaba nuestra misma dirección, acompañados de ancianos y niños y, sobre todo, banderas de España, me iluminó de inmediato y así se lo hice ver a mi invitado. Les pedí disculpas por el error y lo invité a abandonar la manifestación si así lo deseaba, pero decidió llegar hasta el final. Se bajó el cuello de la gabardina, se quitó las gafas de sol, aclaró su voz, y juntos, como dos miembros más de aquella marabunta humana, nos unimos al jolgorio. Por el camino me hizo numerosas preguntas, movido por la curiosidad. Al parecer a Italia no habían llegado noticias del intento de aniquilamiento del Gobierno de Zapatero contra la familia católica.

No tenían ni idea de que en nuestro país el Gobierno divorciase a familias creyentes de toda la vida, para obligarlos a casarse con otras personas del mismo sexo. Tampoco conocía el maquiavélico plan para hacer que abortaran todas aquellas jóvenes de buena familia, presuntas votantes del PP. Ni mucho menos sabía de la existencia de una asignatura en los colegios que promovía la quema de iglesias. Se quedó espantado ante semejantes noticias, al parecer en Italia, al menos en Sicilia, donde tanto predicamento tiene monseñor Rouco, lo más escandaloso que había llegado era que el gobierno español había promovido una ley que permitía el matrimonio de los maricones, pero sin obligación. También pensaba que el aborto era una decisión que podían tomar las mujeres afectadas sin intervención del Gobierno y desde luego estaba convencido de que la asignatura de ciudadanía era la misma que existía en el resto de Europa, y que trataba temas como la Constitución, valores morales universales y algunos temillas más de similar inocencia.

Enardecido con lo que le había explicado, mi amigo italiano y yo llegamos a la cabecera de la manifestación llenos de furor guerrero. Bastaron algunas palabras de monseñor Rouco para que el furor se convirtiera en ira. Como buen hombre de acción, su primer impulso fue el de darse media vuelta y dirigirse al Palacio de la Moncloa para acabar con aquella injusticia a la manera siciliana, pero conseguí frenar sus impulsos en el último momento abrazándome con fuerza alrededor de su cuerpo, ya que se había abierto la gabardina en busca de su Beretta 9 mm. En ese momento uno de los cardenales que estaba en primera fila se fijó en nosotros y llamó la atención del resto, al grito de: “!Vienen a provocarnos!”. Otro de los que le acompañaban me guiñó un ojo, como si me hubiera reconocido (probablemente un lector de esta columna) y supongo que intuyendo que mi amigo estaba armado, hizo el amago de buscar él también un arma bajo la capa cardenalicia, pero al parecer no la encontró aunque estuvo hurgando bajo ella un rato que se me hizo eterno. Para entonces la situación se había complicado, la cosa no estaba como para detenerse a dar explicaciones, ya que un grupo encabezado por dos guardia civiles disfrazados de monja, o eso me pareció entre aquella confusión, se dirigían hacia nosotros con malas intenciones al grito de “!Maricones, maricones!”. No me pregunten como conseguimos huir, lo que si les puedo decir es que mi amigo siciliano ha prometido no regresar nunca más a España, dice que echa de menos la paz y sosiego en la que allí vive la “familia”.

GASPAR LLAMAZARES Y LA POSICIÓN POLÍTICA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA.

POLÍTICA

 03/01/2008

Gaspar Llamazares: “Cría obispos y te sacarán los ojos”

Comienzan a surgir voces que piden revisar los acuerdos con la Santa Sede

V.VADILLO

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, criticó la “actitud benevolente” que a su juicio el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha tenido con los obispos. A su entender, mantener los privilegios de la Iglesia católica no ha conseguido “aplacar, sino enardecer a la jerarquía eclesiástica más ultramontana”. Desde el Gobierno vasco y desde medios de comunicación como El País se ha insistido en que debe incidirse de forma “real” en la separación de poderes y la distinción de Iglesia y Estado.

“Cría obispos y te sacarán los ojos”, ha dicho Gaspar Llamazares en referencia a la manifestación que la jerarquía eclesial celebró el pasado día 30 en Madrid y que tomó un fuerte carácter político de crítica al Gobierno. El coordinador general de IU se preguntó si los socialistas esperaban “aplacar a la jerarquía ultramontana de la Iglesia católica manteniendo sus privilegios” en terrenos como la economía o la educación, y apuntó que esto “no se ha logrado”.

“Recuperar un estado aconfesional”
Por el contrario, advirtió, los obispos “están enardecidos y consideran que sus privilegios son justificación suficiente para cuestionar incluso el derecho a la sociedad civil y de la democracia a desarrollar medidas en materia legislativa”. Llamazares mostró su preocupación porque el Ejecutivo “no ha puesto a la Iglesia en el lugar que le corresponde en una sociedad democrática”, y le instó a “rectificar su política” y “recuperar un Estado aconfesional”.

Modificar los acuerdos con la Santa Sede
Tras conocer el comunicado que el PSOE ha hecho para criticar la actuación de la Iglesia en la manifestación por las familias, Llamazares pidió al Gobierno que reconsidere los acuerdos con la Santa Sede para modificar la situación de privilegio de la jerarquía católica. “Si el Gobierno no hace esto, no tiene razón para protestar”, advirtió.

Secularización
Algo parecido se reivindicaba ayer desde el editorial del diario El País. en este periódico se apunta hacia el deber del Gobierno de “abordar sin dilación” la “revisión de los acuerdos de 1976 y 1979 con la Santa Sede que sustituyeron, con un espíritu preconstitucional, al Concordato de 1953”. “Defender una secularización estricta del Estado no significa ir contra la Iglesia, sino ponerla en el lugar que le corresponde”, apunta el texto, que asegura que la del día 30 “no fue una manifestación en defensa de la familia -como si el Gobierno la atacara- sino un auténtico acto electoral en apoyo del PP”.

Separación Iglesia-Estado
Ante esto “deben reaccionar no sólo el PSOE y el resto de partidos -no lo hará el PP, por el que esa jerarquía hace campaña a dos meses de las elecciones- sino especialmente el Gobierno, ciñéndose a la Constitución, que proclama la separación Iglesia-Estado, una separación que no acaba de ser real”.

“Sociedad laica en su conjunto”
A esa separación de poderes se refirió también la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, quien apuntó que la Iglesia tiene “derecho a criticar en lo que no esté de acuerdo”, pero siempre que acepte “la separación de poderes” y, por tanto, que el Gobierno “representa a una sociedad civil, laica en su conjunto” y con “más de una creencia religiosa en su seno”.

“Respeto institucional”
Azcarate recordó que el Ejecutivo “legisla de acuerdo a las mayorías y minorías existentes en el Congreso de los Diputados” y que representa “la voluntad de la mayoría de la sociedad”. Esta voluntad, apuntó, “puede coincidir o no con la doctrina de la Iglesia católica”. A su juicio, esta institución tiene “el derecho legítimo a la discrepancia” siempre y cuando se haga desde “el estricto respeto institucional”.

MENSAJE DEL GOBIERNO A LA IGLESIA MONTARAZ: “NO DAREMOS NINGÚN PASO ATRÁS”

enric_sopena.jpg

03/01/2008

Aviso a navegantes atolondrados, fanáticos e irresponsables

Mensaje del Gobierno a la Iglesia montaraz: “No daremos ningún paso atrás”

Tras la algarada dialéctica del sábado pasado contra el Gobierno legítimo de España –que fue una deplorable maniobra, auspiciada por montaraces jerarcas de la Iglesia católica, quienes deben de rezar cada día al Altísimo para que la derecha venza en los comicios generales de marzo-, el PSOE difundió ayer un comunicado tan modélico por su talante y su contención como firme en sus propósitos y actuaciones.

Conviene leer con cierto cuidado el último párrafo del comunicado: “Guiados por nuestras convicciones democráticas y por nuestra defensa de la libertad individual, los socialistas no daremos ningún paso atrás: seguiremos trabajando para que los ciudadanos españoles sean más libres y con más derechos y para que, al mismo tiempo, nuestra convivencia sea cada vez más respetuosa y tolerante”.

Desechen toda esperanza
Que desechen toda esperanza, pues, cuantos se dedican a amedrentar al Gobierno y a los partidos que le han apoyado durante esta legislatura. Si la voluntad mayoritaria de los ciudadanos otorga a José Luís Rodríguez Zapatero un segundo mandato, se mantendrán intocables todas las medidas sociales, que son muchas y relevantes, incluida la referente al matrimonio entre homosexuales. Y se potenciarán otros derechos y otras libertades. “No daremos ningún paso atrás”, advierte la izquierda gobernante. Impecable aviso para navegantes atolondrados, fanáticos e irresponsables.

Formas versallescas
Que tomen buena nota también los cardenales, arzobispos, obispos y demás capitostes de órdenes religiosas y de activísimos movimientos de presión, agitación y propaganda. Este Gobierno, que procura exhibir siempre formas versallescas y exquisitas, no está sin embargo dispuesto a seguir siendo el objeto preferido del tiro al blanco por parte de los máximos dirigentes de la religión católica. Ni de la religión católica ni de cualquier otra confesión. O no confesión.

Prelados y adheridos
Sépanlo de una vez los prelados y adheridos: la soberanía en la España democrática no reside en quienes son –según sus creencias- los representantes de Dios en la tierra. La soberanía sólo reside en el pueblo, conforme consagra la Constitución vigente, ésa a la que tanto dicen defender los políticos del PP, los prebostes católicos y los periodistas afines. La defienden únicamente como arma arrojadiza contra la izquierda. La defienden muchos de los que -cuando fue redactada, discutida parlamentariamente y aprobada por consenso y finalmente por las urnas- hicieron cuanto estuvo en su mano para boicotearla. Y es que la legitimidad o es constitucional o no es.

Sin apenas crédito
Sucede que la cúpula de la Iglesia y, en paralelo, el Partido Popular apenas disponen de crédito en el ámbito de las reformas sociales, de los derechos y de las libertades. Sus trayectorias –con salvedades, excepciones y episodios aislados- no avalan ni a unos ni a otros. Solamente los ignorantes o los demagogos pueden negar una evidencia que forma parte del imaginario colectivo de la ciudadanía en su conjunto y de la memoria histórica, esa memoria que los vuelve a los conservadores significativamente histéricos.

Llamazares y El País
Pero aunque la réplica ha sido digna y con pocos precedentes, el Gobierno no debe convertir nunca la prudencia en flaqueza. O en síntomas de debilidad. Los razonamientos al respecto del líder de IU, Gaspar Llamazares, son más que respetables: están cargados de sentido común y de necesidad de poner de verdad “las cosas en su sitio.” Como acertado es el editorial de ayer del diario El País. Parte de una premisa indiscutible. “Los paños calientes del Gobierno, y especialmente de su vicepresidenta, frente a la jerarquía católica, no han servido de nada”.

Privilegios y prebendas
Empieza a ser hora -si los votos autorizan la continuidad del Gobierno progresista- de plantear al Vaticano que el Concordato y las leyes posteriores que lo actualizaron, con escasa transparencia, por cierto, y mediante una especie de golpe de mano del sector más confesional de UCD, han de ser revisadas. Jesucristo careció de privilegios para propagar su doctrina, tan sugestiva y compartible en muchos aspectos. Los privilegios y las prebendas, en cambio, han sido uno de los factores a lo largo de la historia que en buena parte explican del declive perceptible de la Iglesia.

E.S.

LA IGLESIA ESPAÑOLA QUIERE SER UN PROBLEMA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    31/12/2007

 

La Iglesia Católica quiere ser un problema

Se envía a la Vicepresidenta del Gobierno -Mª Teresa Fernández de la Vega- al Vaticano para acordar nuevas aportaciones del Estado a las arcas de la Iglesia Católica. Se nombra Embajador ante la Santa Sede a un socialista católico practicante. Se evita plantear la renegociación de un Concordato de dudosa constitucionalidad. Inútil: la Iglesia ha decidido que quiere ser un problema para España, en general, y para el Gobierno de España, en particular.

La Conferencia Episcopal Española ha decidido terminar el año 2007 como lo empezó: en la calle, con banderas e insultando al Gobierno de España y -especialmente- a su Presidente José Luis Rodriguez Zapatero.Esta vez no había ninguna razón concreta por la que protestar. Daba igual. Obispos, Cardenales, curas, fieles y radicales de toda índole se han reunido en la Plaza de Colón de Madrid para corear consignas contra ciertas votaciones mayoritarias producidas en las Cortes Generales y que no gustan a la jerarquía eclesiástica.

Estos movimientos de un sector de los católicos españoles sólo tienen razones políticas: no aceptan algunas decisiones que está adoptando éste Gobierno, los partidos que lo sustentan y los Diputados y Senadores que las votan.

Pero en vez de organizar un partido que se encargue de representar esas concepciones encontradas, en vez de refunda la Democracia Cristiana, prefieren manifestarse periódicamente por las calles de Madrid. (Sería interesante analizar la cantidad de partidos políticos que cobija el Partido Popular; desde la Democracia Cristiana, hasta los de Fuerza Nueva, pasando por los Conservadores clásicos, todos se encuentran cómodos en el actual Partido Popular).

Los discursos de los prelados fueron duros y beligerantes, especialmente el de ese líder político de la derecha más reaccionaria española que es el Cardenal de Valencia, Monseñor Gasco.

Al final del año 2007, el año de las tensiones y los desencuentros derecha-izquierda, ya sabemos qué pretende a Jerarquía Católica española: quiere ser un problema. Quiere ser un problema para la democracia. Quiere ser un problema para la convivencia.

Espero que todos los españoles demócratas y progresistas tomen nota de esta actitud de la Iglesia y esperen al mes de marzo de 2008 para empezar a pensar qué se hace con un colectivo que está obsesionado con ser un problema.

www.luissolana.com

EL NIÑO QUE PROVOCÓ AL OBISPO.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    29/12/2007

 

El niño que provocó al obispo

 

Una semana más me veo en la obligación de salir en defensa de la Santa Madre Iglesia. Es una tarea gustosa, no se vayan ustedes a creer, pero además viene forzada por el merecido descanso que estos días disfrutan mis entrañables amigos y figuras titulares de la COPE, Federico y César.

Las acertadas palabras del obispo de Tenerife, don Bernardo Álvarez, refiriéndose a la constante provocación sexual a la que nos vemos sometidos los adultos por los insolentes adolescentes y a la evidente equiparación entre homosexualidad y pedofilia, han sido utilizadas por la izquierda, como era de esperar, para atacar la idea que la Iglesia sostiene sobre un asunto tan peliagudo como el del las desviaciones sexuales.

Créese la izquierda, como en tantos otros temas, poseedora también en éste de un mayor conocimiento que una institución infinitamente más antigua y sabia como la Iglesia. Y digo yo, como dirían sin duda César o Federico si estuvieran aquí: ¡Hasta ahí podíamos llegar! No hay institución mundial que haya recibido más denuncias por pederastia, ni que cuente con una mayor proporción de homosexuales entre sus miembros (dicho sea esto con el mayor de los respetos) que la Iglesia católica. Luego cabe deducir que nadie, como la Iglesia, puede hablar con mayor propiedad y conocimiento de estos asuntos.

Si el obispo de Tenerife afirma, y cito textualmente, que: “Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”, es que es tan cierto como que María era virgen y madre de Jesucristo. Sin duda alguna, para afirmar algo así, el señor obispo debe hablar no de oídas, si no desde la experiencia personal. No dudo que el señor obispo pudo contenerse ante la provocación, pero no todos los adultos tienen una fuerza de voluntad como la suya, por lo que insto desde aquí a las fuerzas de seguridad del Estado a la inmediata localización y detención de ese o esos niños de trece años que se han permitido provocar a la más alta representación de Dios en la afortunada isla.

EL DEFENSOR DEL MENOR DE MADRID LAMENTA QUE UN OBISPO UTILICE LOS MISMOS ARGUMENTOS QUE LOS PEDERASTAS.

POLÍTICA

 28/12/2007

Pedro Zerolo: “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”

El Defensor del Menor de Madrid lamenta que un obispo utilice los mismos argumentos que los pederastas

JOSÉ MARÍA GARRIDO

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha calificado de “barbaridad” que el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, afirmara el pasado 24 de diciembre que “hay adolescentes que están deseándolo –que se abuse sexualmente de ellos-”, ya que éste es precisamente el mensaje de los que justifican la pederastia.

Arturo Canalda también ha realizado una clara advertencia al prelado de Tenerife: “Los que creen que la pederastia es algo bueno lo justifican en que son los niños los que dan el consentimiento, y los que lo piden o lo autorizan”.

Petición
“Me gustaría que se dejaran de utilizar estos mensajes de los niños porque al final es el mensaje que justifica la pederastia”, agregó el Defensor del Menor, quien, como el resto de la población, ha condenado sin paliativos las palabras pronunciadas por el obispo español.

“Perverso y bárbaro”
Pero mientras el Defensor del Menor calificaba el mensaje del obispo de “perverso” y de “barbaridad”, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha vuelto a guardar silencio sobre este polémico tema. La CEE ha recordado que nunca hace declaraciones sobre afirmaciones que con anterioridad hayan pronunciado los prelados.

Manifestación
De este modo, los que se manifiestan el próximo domingo 30 de diciembre en Madrid para “defender a la familia cristiana”, han desaprovechado una nueva oportunidad para condenar que un alto cargo de la Iglesia Católica pueda justificar la pederastia.

Las palabras
“Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece”, rezó textualmente el obispo ultraconservador la pasada Nochebuena en una entrevista que concedió a un periódico local, La Opinión de Tenerife.

Homosexuales
Además de justificar los abusos sexuales a menores de edad, Bernardo Álvarez también calumnió al colectivo homosexual. Para el jerarca católico, el 94% de los homosexuales lo son por “vicio”, y todos ellos padecen una “enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano”.

Llorando de vergüenza
Frente a estas injurias, el Secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, lo tiene claro: “Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones”.

Tribunales
Mientras tanto, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), estudiará en los próximos días la posibilidad de llevar a los tribunales a Bernardo Álvarez por haber comparado la pederastia con la homosexualidad.

“Ni uno más”
“No vamos a consentir un insulto más, pedimos que rectifique públicamente o tendrá que vérselas con la ley. Si alguien pone en peligro la convivencia, son los obispos”, señaló Toni Poveda, portavoz del colectivo FELGTB.

jmgarrido@elplural.com

UN EX TRABAJADOR DE POPULAR RETRATA LA HIPOCRESÍA DE ROUCO VARELA Y DENUNCIA LA EXPLOTACION LABORAL DE LOS DEFENSORES DE LA “FAMILIA CRISTIANA”.

rouco-varela.jpg

POLÍTICA

 29/12/2007

Un ex trabajador de Popular TV retrata a los defensores de la familia cristiana

“360 euros mensuales: para pocos pecados me daba, señor Rouco”

DANIEL JIMÉNEZ LORENTE

España es el país del mundo con la vivienda más cara en relación a los sala­rios. El Gobierno destina a la protección de las familias el 0,78% del PIB, siendo el segundo país por la cola de la UE en este apartado, por delante tan sólo de Polonia. Además, se estima que alrededor del 40% de los trabaja­dores cobra menos de 1.000 euros, a pesar de las maratonianas jornadas de trabajo de los españoles, que dificultan la conciliación de la vida familiar y labo­ral. La precariedad laboral, el desorbitado precio de la vivienda y la falta de de­sarrollo de verdaderas políticas sociales son los principales problemas a los que se enfrentan las familias españolas. Pero difícilmente veremos este dis­curso el próximo día 30, en la concentración organizada por la alta jerarquía de la Iglesia española y por algunas de las congregaciones más poderosas, como Camino Neocatecumenal. Allí las cuestiones sociales ocuparán, según se de­riva de las declaraciones de sus impulsores, una cuestión secundaria. Las rei­vindicaciones serán antes morales (según la moral católica) y políticas, en clara alineación con el partido de la derecha. En realidad, para la Conferencia Epis­copal Española hablar de familia cristiana es una redundancia, puesto que no admite otro modelo de familia que el suyo.

Pero difícilmente se puede pedir conciencia social a una institución que no pre­dica precisamente con el ejemplo ni siquiera dentro de los organismos y enti­dades que dependen de ella.“En Madrid se peca masivamente”
Esto que voy a contar ahora ocurrió hace casi 3 años, a finales de enero de 2005. El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, dijo entonces, cuando se celebraba la apertura de la Asamblea Sinodal de la archidiócesis, en la catedral de la Almudena, que en Madrid “se peca ma­sivamente; con osadía, unas veces, y otras con displicente ligereza”. Grabando las imágenes del acto se encontraba un cámara de Popular Televisión, la tele­visión del arzobispado y de la COPE, y un redactor, que es quien está escri­biendo este artículo. A pesar de que me había licenciado hace más de un año, cobraba 360 euros al mes; y podía dar gracias a Dios, porque los 6 meses an­teriores fueron 180 euros mensuales. Mi condición era la de becario, como si todavía fuera estudiante, pero la jornada no se correspondía con mi estado, llegando a alcanzar a menudo las 18 horas al día. Además, trabajaba ese do­mingo porque estaba de guardia, lo cual es bastante irregular, por no decir ile­gal. Un domingo de trabajo, con 360 euros mensuales en el bolsillo: para pocos pecados me daba, señor Rouco.

Los indefinidos morales
La acusada precariedad laboral es la norma dentro de los medios de comuni­cación de los obispos. Pero no se les puede negar cierta creatividad a sus di­rectivos. Popular Televisión ha creado de hecho una nueva categoría de con­tratos, muy acorde con el espíritu de la cadena. Son los llamados “indefinidos morales”. Consiste en mantener el mayor tiempo posible como trabajadores temporales a quienes llevan ya varios años en la empresa. Los contratos se terminan en julio, cuando comienza la programación de verano, que es sacada adelante prácticamente sólo por becarios, para volver a recuperar a “los vete­ranos” en septiembre. Antes de echarles en verano, a estos veteranos se les garantiza su continuidad dentro de la televisión por su ejemplo de esfuerzo y su buen hacer. Lástima que no sean lo suficientemente valiosos como para no pasar el verano en el paro, mientras pagan la hipoteca y no se atreven a pedir el subsidio de desempleo, por si las cuentas de cara a la devolución a la Hacienda Pública se tuercen.

También en la joya de la corona
Esto también pasa con la joya de la corona, esto es, la Cadena COPE, centro de difusión de las tesis ideológicas, nada pías, del ex maoísta y ferviente cre­yente (en el mercado) Federico Jiménez Losantos. Muchos de los redactores empleados en programas nacionales de la radio tampoco son contratados; figu­ran como freelance, aunque en la práctica sólo trabajan para este medio de comunicación, debido a que la fuerte carga de trabajo les imposibilita buscar más colaboraciones en otros medios. El sueldo neto que les quedaba para sus gastos personales, libre ya de impuestos y cotizaciones, no llegaba en 2005 a los 700 euros mensuales. En los corrillos de trabajadores siempre se ha dicho que esto realmente no es culpa de los obispos, que ellos no saben lo que se mueve de­ntro en su casa. Esperemos que ahora las cosas empiecen a cambiar, si quiera sea para que los empleados de Popular Televisión y la Cadena COPE puedan tener un sueldo digno que les permita fundar una familia, cristiana, por su­puesto. Además, si los obispos toman medidas evitarán de paso que los direc­tivos de Popular Televisión y Cadena COPE caigan en el pecado de la codicia.

La Iglesia terrateniente
Tampoco podemos exigir a la Iglesia que presione a los poderes públicos para que estos garanticen el derecho a la vivienda. En realidad, la Iglesia es uno de los grandes beneficiados del boom de la construcción de los últimos 10 años, como gran terrateniente que es. La fijación del alcance real de su patrimonio inmobiliario es tarea harto complicada, debido a que cada una de las 67 dióce­sis lleva sus cuentas por separado. Sí sabemos que es la mayor propietaria de tierras en España tras el Ministerio de Defensa. Este último organismo público controla 1.500 millones de metros cuadradazos. El tercer terrateniente, si­guiente en importancia tras la Iglesia, es RENFE, con 450 millones de metros cuadrados; entre esas 2 cantidades debemos situar el patrimonio que reúnen las 67 diócesis, aunque según algunas fuentes las posesiones de la Iglesia se­rían mayores incluso que las del propio Estado. A esto se une el trato fiscal pri­vilegiado de la Conferencia Episcopal, que está exenta de pagar el IVA que le correspondería por la compra de bienes y servicios. Dicha situación ha sido denunciada por la UE, que exige que terminen estas prebendas. Así se hará, pero no sin compensar a la Iglesia económicamente, como ha dejado claro el ministro de Economía, Pedro Solbes. Es decir, el gobierno va a dar más dinero procedente del erario público a los obispos para repararles del cumplimiento de la ley, que por cierto en un estado democrático y laico es igual para todos.

Benigno Blanco y el trasvase del Ebro
El Foro Español de la Familia, presidido por Benigno Blanco, es otro de los grandes impulsores de la concentración del 30 de diciembre. Blanco era una de las cabezas visibles de Iberdrola en el pasado, hasta que el PP se hizo con el poder, tras lo cual entró en la Secretaría de Estado de Aguas. Entonces Blanco pasó de defender los intereses de una gran eléctrica privada a gestionar una entidad pública que debe velar por el interés común en un tema tan primordial como el suministro del agua. A partir de su nombramiento, el PP, que era con­trario a la política de trasvases, decidió cambiar radicalmente su orientación. Blanco estuvo a la cabeza de esta nueva estrategia, apoyando en esos mo­mentos obras relacionadas con el trasvase del río Ebro a la cuenca del Júcar; Iberdrola fue la más beneficiada por esta operación. Blanco también participó en la creación de la sociedad de capital mixto (público y privado) Aguas del Jú­car S.A, encargada de obras relacionadas con el trasvase del Júcar al Vina­lopó. De nuevo todas las concesiones y licencias que se aprobaron al respecto beneficiaron a su antigua empresa. Y fue Blanco también quien envió una carta a la directora general de Presupuestos de entonces para que acometiera la expropiación de la central eléctrica de los Millares, que debía ser inundada por la nueva presa de Tous. El coste de dicha expropiación era de 15.000 millones de las antiguas pesetas. Después se supo que esa presa hubiera recibido el agua pro­cedente del Ebro si se hubiera hecho el trasvase. ¿A quién pertenecía esa central? Curiosamente a Iberdrola. En dicha carta también se pedía la cons­trucción de embalses en Aragón, los cuales no eran para provecho de los pro­pios aragoneses, sino para almacenar también el agua del trasvase, lo cual era ignorado en la región. Y así podríamos seguir rastreando por la biografía del muy católico Benigno Blanco, experto en eso del tráfico de influencias y del “agua para todos”, o más bien del “pasta para todos (sus amigos)”.

Ratzinger y sus amistades peligrosas
La celebración de la familia cristiana que tendrá lugar el próximo 30 de diciem­bre en la Plaza de Colón de Madrid contará con un invitado muy especial. Nada más y nada menos que el propio Benedicto XVI, que se encargará de la aper­tura del acto vía satélite desde Roma. Esperemos que Ratzinger pida por todas las familias, también por las de los desaparecidos en los años de la dictadura chilena. De este asunto sabe muy bien su leal amigo, el cardenal italiano An­gelo Sodano, que también es amigo íntimo del sangriento dictador Augusto Pi­nochet. Sodano formó además parte del cónclave que convirtió en Sumo Pontí­fice al alemán. Asimismo fue ratificado por Benedicto XVI como secretario de Estado del Vaticano en 2005, aunque más tarde, el 22 de junio de 2006, renun­ció a su cargo. El cardenal italiano fue nuncio del Vaticano en Chile entre 1977 y 1988. Jamás movió un dedo contra las violaciones de los derechos humanos protagonizadas por su camarada dictador. Miles y miles de chilenos perecieron en esos años de terror en un país donde se había cercenado de golpe, por la vía de las armas, la esperanza de vivir bajo el amparo de un auténtico Estado social y democrático de derecho. Una de las prioridades del gobierno de Allende era precisamente aumentar el bienestar material de las familias, de esas familias rotas por el amigo de Sodano. Que Dios al menos, si no es el Papa, se apiade de estas familias que ya no podrán reparar nunca esta pér­dida.

La Iglesia de Cristo
La Iglesia, la verdadera Iglesia de Cristo, debería tener una vocación universal y velar por el bien de todos, creyentes y no creyentes. Jesucristo acogió en su seno a delincuentes, publicanos del Imperio Romano y prostitutas. Más de 2.000 años después, Roma es un club de lujo para socios con un perfil muy definido. Seguramente muchas familias jamás podrían ir a un acto como el del 30 de diciembre y explicar abiertamente por qué ellos se consideran también familias, pero no cristianas. No serían comprendidos por los jerarcas de la Igle­sia, estos jamás querrían entender que hay otros modos de hacer las cosas que no hacen ningún daño a sus creencias religiosas. Señores obispos, apren­dan tolerancia; no tienen que ir muy lejos. Como dijo uno de los grandes rebel­des de la historia, “bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanza­rán misericordia”.

Daniel Jiménez Lorente es periodista y activista de V de Vivienda