ENERGIAS LIMPIAS, PERO NO A CUALQUIER PRECIO.

Las energías renovables también pueden tener consecuencias ambientales y sociales negativas si se implantan sin una planificación previa

img_medioambiente_01.jpg

La extensión de las energías renovables no garantiza por sí misma una mejora del medio ambiente. Fuentes alternativas, como los biocombustibles, la eólica o la solar, pueden acarrear problemas si se implantan sin una evaluación previa de su impacto y sin establecer políticas de ahorro reales. La cuestión no es renunciar a ellas sino planificar bien su uso para que los impactos negativos no superen las ventajas. Son los pies de barro de las energías limpias.

Junto a las fuentes alternativas es necesaria una política de ahorro energético

Un informe reciente de las Naciones Unidas (ONU) alerta sobre las consecuencias negativas que pueden darse si la sociedad se lanza a desarrollar una industria del biocombustible de forma acelerada. Si se destinan grandes cultivos a la producción de biocarburantes en lugar de alimentos, dice el informe, se puede producir un desequilibrio en el abastecimiento alimentario mundial y un aumento de la deforestación, dada la gran extensión de terreno que se necesitará para obtener biocarburante.

Biocarburantes o alimentos

La necesidad de extender el uso de los biocombustibles para mitigar las emisiones de CO2 ya ha tenido los primeros efectos colaterales. Los biocombustibles, obtenidos de cultivos como la soja, el maíz, la colza, el girasol o la caña de azúcar, han disparado los precios de los alimentos un 10% el pasado año y hasta un 40% en el caso de los cereales. La crisis desatada en Méjico hace unos meses por el encarecimiento de las tortillas de maíz (un alimento básico de la población) es consecuencia de que gran parte de la cosecha de maíz de Méjico y de los Estados Unidos se ha desviado del mercado alimentario al de los biocombustibles, disparándose así los precios del maíz. La situación, que llevó a miles de personas a las calles y desató una crisis política, podría ser sólo el principio de una cadena.

Según un informe del Worldwatch Institute (El estado del mundo 2006), China podría enfrentarse a una situación similar. Su Gobierno, que quiere reducir el gasto en petróleo, desea cubrir el 10% de las necesidades energéticas del país con energías renovables en 2020. Para ello incrementará la producción de etanol a partir del maíz hasta 14 millones de litros, cantidad equivalente a la de Brasil o Estados Unidos. El problema es que podría no disponer de suficiente materia prima porque las grandes reservas de cereales del país se han reducido en los últimos años. Si el Gobierno chino insiste en seguir aumentando la producción de biocombustible, podría verse en la necesidad de importar los cereales para alimentar a su población de 1.300 millones de habitantes y a los animales de sus granjas.

Riesgo de deforestación

Ante esta dificultad, la solución no pasa por aumentar de forma descontrolada la superficie cultivable porque, como advierte otro informe de la ONU, surge entonces el riesgo de la deforestación. Este documento no se opone a los biocarburantes, sino que defiende una implantación que garantice un uso sostenible y aceptable de las tierras. De lo contrario, el daño social y ambiental de los biocombustibles puede superar a sus beneficios.

Los primeros efectos perniciosos son ya una realidad. En Brasil, uno de los mayores productores de bioetanol a partir de la caña de azúcar, los cultivos energéticos están arrebatando tierras hasta ahora destinadas otros usos. De forma similar, en el sudeste asiático, los cultivos de palma para producir biocarburante están destruyendo los bosques tropicales. En Europa, expertos británicos han calculado que conseguir biocombustible para sólo el 20% de los automóviles del Reino Unido supondría tener que dedicar casi todas las tierras de cultivo del país. Si esto se extiende a nivel mundial, las consecuencias serían catastróficas. Hay alternativas, como obtener biocombustible de aceites usados (como el de cocinar) o de otras fuentes de biomasa (como fitoplancton marino), que aún deben ser mejoradas.

Impacto en aves y vientos

img_medioambiente_02.jpg Los impactos asociados a las energías renovables no cesan aquí. Dos de ellos se hallan muy vinculados a la energía eólica: el impacto paisajístico y el daño causado a las aves. La ubicación de los parques eólicos, en zonas de fuertes vientos y crestas de montañas, fácilmente pueden coincidir por zonas de paso de aves. Una vez que éstas pasan entre los molinos, el movimiento de las aspas succiona a las aves y acaba seccionando sus alas. En España, el Grupo de Estudio y Protección de las Aves Rapaces (GER) ha denunciado que se están instando parques eólicos en las rutas de buitres leonados. Por otro lado, asociaciones ecologistas han pedido al Gobierno español una moratoria en la concesión de autorizaciones hasta que se defina una relación de zonas de interés ambiental y paisajístico incompatibles con los parques eólicos para evitar la instalación de aerogeneradores en espacios naturales de interés y habitados por especies en peligro, como el águila real o el buitre.

Otro riesgo que no ha sido evaluado todavía es el posible impacto de estas energías sobre los propios vientos y el clima. Se ha calculado que las aspas de los molinos de viento no pueden captar más del 49% de la energía del viento que pasa a través de ellas. Un trabajo del foro Crisis Energética ha calculado que si se quisiera obtener a través de parques eólicos la mitad de la energía eléctrica que hoy se consume a nivel mundial, esto supondría la construcción de instalaciones para interceptar todos los vientos sobre continentes a menos de 100 metros de altura, lo que podría ocasionar daños irreversibles en el comportamiento de los vientos estacionales, en las corrientes marinas que se interrelacionan con las corrientes de aire y en las especies que dependen de ambas.

Algo similar sucede en el caso de la energía solar. El informe calcula que para sustituir la electricidad que se gasta actualmente se necesita tener extensiones amplísimas cubiertas de placas solares, lo que podría suponer cambios climáticos a nivel local, sin contar con el inconveniente de la energía necesaria que se requiere previamente para fabricar todas esas placas solares, los equipos auxiliares y su transporte.

El informe reconoce que el planteamiento de estas cifras y situaciones hipotéticas no es más que un ejercicio de órdenes de magnitud para demostrar que no basta con sustituir las energías fósiles con una o varias renovables, sino que es necesario cambiar el sistema actual basado en el crecimiento infinito, en el aumento constante del consumo y del gasto energético.

Sustitución y ahorro

energias-limpias.jpg Frente a las críticas que reciben las energías renovables, el consumidor puede sentirse lógicamente desconcertado sobre la bondad de estas energías alternativas. No obstante, conviene aclarar que las críticas no invalidan las energías limpias; lo que se cuestiona es la forma en la que deben implantarse. Un portavoz del foro Crisis Energética explica que, por ejemplo, las placas solares en los edificios como fuente auxiliar de energía son una opción muy válida. El problema es pretender sustituir todo el consumo energético actual basado en energías fósiles con unas pocas energías renovables sin hacer una planificación previa y sin aplicar políticas de ahorro. Ninguna energía renovable será suficiente para cubrir las demandas energéticas del planeta. Y ahí, en las medidas para reducir el consumo, juega un papel fundamental la Administración, pero también los consumidores.

LA TIERRA NOS AVISA…Y NO HACEMOS NADA.

La Tierra nos avisa… y no hacemos nada

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 09.08.2007 – 11:04h

  • Inundaciones en Europa y monzones en el sureste asiático.
  • La Organización Meteorológica Mundial informa de que las temperaturas de la tierra han sido las más cálidas de la historia.
  • Todos nosotros tenemos parte de culpa.

Regiones de todo el mundo, sin distinciones, sufren los graves consecuencias de fuertes contrastes climáticos.

No sólo el sureste asiático ha vivido los peores monzones sino que otras zonas del planeta se han visto gravemente afectadas. 

Uruguay, Argentino, Reino Unido… Todos sufren fenómenos prácticamente inpensables

En Uruguay, se han vivido las peores inundaciones desde 1959. Lo mismo ha ocurrido en el Reino Unido, donde miles de personas han padecido cortes de agua y de luz debido a las intensas lluvias en pleno verano. Han sido las más intensas en doscientos años.

Este invierno austral ha nevado por primera vez desde 1918 en Buenos Aires, Argentina. Cortes de luz y cierres de carreteras son algunas de las consecuencias de este inusual y gélido invierno en el Cono Sur.

Temperaturas alarmantes

La Organización Meteorológica Mundial ha informado de que las temperaturas de la superficie de la tierra han sido las más cálidas desde que se tienen datos. En el mes de abril este aumento fue de casi dos grados respecto a la media.

El hombre es el culpable

Cambio climático

El ser humano es el culpable del cambio climático que afecta a todo el planeta, según un informe presentado el pasado mes de febrero por la Comisión Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC en sus siglas inglesas).

En términos cuantitativos, la influencia de los humanos en los transtornos terrestres se aprecia en un 90% de los casos –según la BBC-, en particular a las emisiones de dióxido de carbono (CO2), cuya concentración en la atmósfera ha llegado a 379 partículas por millón en 2005.

Artículos relacionados




Enviar a:

LOS FUNDAMENTOS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL.

42ff82d34f69a5377cd3c7abf1147.jpg

Los fundamentos del calentamiento global

El efecto invernadero
La atmósfera tiene una fuente natural de “gases invernadero”. Capturan calor y mantienen la superficie de la tierra bastante caliente para que vivamos sobre ella. Sin el efecto invernadero, el planeta sería una tierra inhabitable y congelada.
Antes de la revolución industrial, la cantidad de dióxido de carbono (CO2) y otros gases invernadero lanzados a la atmósfera estaba en frágil equilibrio con la que se podía almacenar en la tierra. Las emisiones naturales de los gases invernadero coincidían con las que se podían absorber por desagües naturales. Por ejemplo, las plantas absorben el CO2 cuando crecen en primavera y verano, y lo lanzan de nuevo a la atmósfera cuando se marchitan y mueren en otoño e invierno.
Demasiado efecto invernadero
La industria surgió a mediados del siglo XVIII y la gente comenzó a emitir cantidades grandes de gases invernadero. Se quemaban cada vez más combustibles fósiles para hacer funcionar nuestros coches, camiones, fábricas, aviones y centrales eléctricas, añadiéndose al suministro natural de gases invernadero. Los gases, que pueden permanecer en la atmósfera al menos cincuenta años y hasta siglos, se están acumulando por encima de la capacidad de la tierra de eliminarlos y, como efecto, están creando una gruesa capa caliente adicional alrededor de la tierra.
El resultado es que el globo se ha calentado más de 1,8º C el pasado siglo y se ha calentado más intensamente las últimas dos décadas.
Si un grado no parece demasiado, piensen en esto: la diferencia del promedio global de temperaturas entre la época actual y la pasada edad de hielo (cuando gran parte de Canadá y el norte de EE.UU. estaban cubiertos con una gruesa capa de hielo) era solamente de unos 16,2º C. Así que de hecho un grado es muy significativo, especialmente debido a que el calentamiento artificial continuará mientras sigamos lanzando cada vez más gases invernadero a la atmósfera.
¿Cuánto es demasiado?
Actualmente, la gente ha aumentado la cantidad en la atmósfera de CO2, el principal agente contaminador para el calentamiento global, hasta el 31 por ciento por encima de los niveles preindustriales. Ahora hay más CO2 en la atmósfera que en cualquier momento de los 650.000 años pasados. Los estudios de la historia del clima terrestre demuestran que incluso los cambios pequeños en los niveles de CO2 han traído generalmente cambios significativos en la temperatura media global.
Los científicos esperan que, a falta de políticas eficaces para reducir la contaminación de gases invernadero, la temperatura media global aumente de 3,6 a 20,7 grados centígrados en 2100.
Aunque el cambio de temperatura esté entre los menores previstos, las alteraciones en el clima serán serias: tormentas más intensas, sequías más rigurosas, zonas costeras erosionadas más seriamente por mares más elevados. En las peores predicciones, el mundo podría hacer frente a consecuencias bruscas, catastróficas e irreversibles. Descubrir más sobre cómo podría ser un mundo más caliente.

La ciencia lo tiene claro
Los científicos ya no discuten los hechos básicos del cambio climático. En febrero de 2007, los millares de expertos científicos conocidos colectivamente como el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) concluyeron que hay más del 90 por ciento de probabilidades de que el ser humano esté causando el calentamiento global (IPCC, 2007).
Los últimos descubrimientos amplían lo que dicen otras organizaciones científicas muy respetadas:
  En una declaración conjunta con otras 10 Academias Nacionales de Ciencias, la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. ha dicho:
“La comprensión científica del cambio climático ya está suficientemente clara para justificar que las naciones tomen acciones sin demora. Es vital que todas las naciones identifiquen medidas rentables que puedan tomar ya para contribuir a la reducción sustancial y a largo plazo de la emisión global neta de gases invernadero”. Declaración conjunta de Academias de las Ciencias: Respuesta global al cambio climático, 2005
  La Unión Geofísica Americana, una respetada organización que abarca a más de 41.000 científicos de la tierra y el espacio, escribió en su posición respecto al cambio climático que “las influencias naturales no pueden explicar el rápido aumento en las temperaturas superficiales globales observado durante la segunda mitad del siglo XX”.

1 2

Environmental Defense - Finding the ways that work

(c) Environmental Defense; reprinted by permission. For information, write Environmental Defense, 257 Park Avenue South, New York, NY 10010; or e-mail members@environmentaldefense.org, or visit our English-language web site at www.environmentaldefense.org

CAMBIO CLIMÁTICO: LA SITUACIÓN EN ESPAÑA.

energia-eolica.jpg

por Juan Pablo Zurdo

La situación de España

España es un país rico en paradojas. Aquí va una: es potencia mundial en tecnología y producción de varias energías renovables, pero está a la cola de Europa en el cumplimiento del protocolo de Kyoto (sobre reducción en emisiones de gases responsables del efecto invernadero) y es uno de los países más dependientes del entorno en importación de energía contaminante (mayoritariamente petróleo, carbón, gas natural…): nada menos que entre el 80% y el 85%. O sea que genera y vende mucho pero aún consume poco. Según la Asociación de Productores de Energías Renovables, este contrasentido se explica por las elevadas tasas de crecimiento económico-demográfico, y en consecuencia energético, en los últimos diez años (muy superiores a la media comunitaria), unidas a un evidente déficit en políticas de consumo eficiente y a la falta de planificación para sustituir paulatinamente las fuentes fósiles por las ecológicas.

La producción de energía renovable es un poderoso mercado emergente. Se cuentan unas 1.500 empresas dedicadas a la generación, promoción y comercialización de energías limpias, que actualmente copan el 6% del consumo total del país. España destaca especialmente en eólica (los segundos del mundo, después de Alemania) y no va mal en solar fotovoltaica aunque queda mucho por hacer (Alemania, con mucho menos sol, tiene 30 veces más producción en esta categoría). Es líder europeo en fabricación de bioetanol y uno de los principales exportadores de biocombustibles, circunstancia que contrasta con el bajo consumo nacional de estos productos. De momento consigue un insuficiente en biomasa (se calcula que el 85% de la disponible se desaprovecha) y energía mini hidráulica. La solar térmica podría despegar tras la aprobación del Código Técnico de la Edificación, que obliga a usarla en las nuevas construcciones.

Para solucionar esta contradicción, los dos últimos gobiernos españoles han puesto en marcha diferentes iniciativas:

Estrategia Española de Eficiencia Energética (2004-2012), que pretende reducir en este plazo un 8,5% el consumo de energías primarias. También el Plan de Energías Renovables 2005-2010 (PER), cuya meta es cubrir el 12% del consumo de energía primaria mediante fuentes renovables y autóctonas, de acuerdo a los objetivos previstos por la Unión Europea. Para conseguirlo, el plan contempla ayudas públicas a la inversión en el sector, incentivos fiscales a la explotación de biocarburantes y primas a la generación de electricidad. No obstante, y en aparente contravía con esta última medida, el Gobierno tiene el proyecto de retirar las primas a las empresas generadoras de energía eólica, que se consideran una retribución por la contaminación que le evitan al planeta. En general, los expertos consideran inalcanzable el objetivo del PER.

Environmental Defense - Finding the ways that work

(c) Environmental Defense; reprinted by permission. For information, write Environmental Defense, 257 Park Avenue South, New York, NY 10010; or e-mail members@environmentaldefense.org, or visit our English-language web site at www.environmentaldefense.org

CONCIERTOS CONTRA EL CÁMBIO CLIMÁTICO: LIVE EARTH.

                                                           

http://entimg.msn.com/i/ExperienceData/p1-7/es-es/x.htm?sh=LiveEarth&ep=le_hamburg&ch=2

GREENPEACE PIDE EL CIERRE DE LA CENTRAL DE GAROÑA.

Greenpeace promueve el cierre de la central de Garoña con una marcha ciudadana

20MINUTOS.ES. 07.08.2007

  • La marcha tendrá lugar el 11 de agosto a las 18:00 horas.
  • Los ecologistas piden al Gobierno que cumpla su promesa de cerrar, de forma urgente, la central de Garoña.
  • Según Greenpeace, Garoña tiene problemas de agrietamiento múltiple.

Greenpeace y Ecologistas en Acción han instado hoy, en rueda de prensa, a los ciudadanos a participar en la marcha por el cierre de Garoña del próximo sábado 11 de agosto. Para los ecologistas el Gobierno debe cumplir sin más demora su promesa de cerrar la central nuclear de Garoña , así como la de presentar, antes del fin de esta legislatura, un plan de cierre de las demás centrales nucleares.

Central de Garoña (Burgos)Promesas

El anuncio del cierre de Garoña fue realizado el 10 de enero de 2007 por la Vicepresidenta del Gobierno, Mª Teresa Fernández de la Vega. Por su parte, el Presidente Zapatero ha reiterado en diversas ocasiones, en sede parlamentaria, que el Gobierno cumplirá su compromiso de “sustituir de forma gradual la energía nuclear por energías más limpias, más seguras y menos costosas”.

“Sustituir de forma gradual la energía nuclear por energías más limpias”

El funcionamiento peligroso de la central nuclear de Garoña, debido al agotamiento de su vida útil y sus graves problemas de seguridad hacen deseable su cierre inmediato y definitivo, informa Greenpeace en una nota.

Mal funcionamiento

Hay que recordar que Garoña sufre problemas de agrietamiento múltiple por corrosión en diversos componentes de la vasija del reactor y graves fallos en su cultura de seguridad, además tiene un negativo impacto medioambiental, social y económico ya que devalúa los recursos agrícolas ganaderos y naturales de su entorno y sobre las actividades económicas asociadas a los mismos.

Además, su escasa aportación a la red eléctrica (menos del 1,4% del total) hace aún más fácil prescindir de esta obsoleta instalación, ya totalmente amortizada por la compañía propietaria (Nuclenor). Así en 2006, sólo la energía eólica ya produjo 6 veces más electricidad que la central de Garoña, según datos oficiales de Red Eléctrica Española.

En 2006, sólo la energía eólica ya produjo 6 veces más electricidad que la central de Garoña

El cierre urgente de la central nuclear de Garoña es una demanda fuertemente reclamada por numerosos colectivos sociales, ecologistas, sindicales, vecinales, desde numerosas fuerzas políticas, así como desde las instituciones de Euskadi.

Marcha

Por todo ello, las asociaciones ecologistas animan a los ciudadanos a participar en la marcha por el cierre de la central nuclear de Garoña, que tendrá lugar el próximo sábado 11 de agosto a las 18 horas.

La marcha comenzará en la localidad de Barcina del Barco, desde donde los participantes saldrán hacia las instalaciones de Nuclenor.

En ese sentido, Greenpeace demanda al Gobierno que se sume al liderazgo internacional de Alemania en materia de energías renovables y eficiencia energética y proceda urgentemente a cerrar las centrales nucleares, que son el gran obstáculo para el desarrollo a gran escala de las energías limpias.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BURGOS

Artículos relacionados




Enviar a:

UN INCENDIO EN LA CENTRAL NUCLEAR DE COFRENTES PROVOCA LA PARADA DEL REACTOR.

instalaciones_electricas_planta_cofrentes.jpg

Un incendio en la central nuclear de Cofrentes provoca la parada del reactor

El CSN dice que el suceso no ha ocasionado riesgo radiológico a personas ni al entorno

CRISTINA VÁZQUEZ – Valencia – 03/08/2007

 

A las 11.45 de ayer el reactor de la central nuclear de Cofrentes se detuvo tras incendiarse uno de los transformadores. El fuego, que activó el plan de emergencia, fue sofocado por la brigada contraincendios una hora después. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) certificó que el incidente no afectó ni a los trabajadores ni al medio ambiente y lo clasificó como de nivel 0. Cofrentes, que acababa de arrancar el reactor después de tres meses dedicados a la recarga de combustible, ha registrado con la de ayer dos paradas no programadas en lo que va de 2007.

 

 

La noticia en otros webs

La central registra en lo que va de año dos paradas no programadas

Los responsables de la planta investigaban ayer la causa de la anomalía eléctrica que provocó el incendio. Éste se declaraba 15 minutos antes del mediodía en un transformador de unos 5 metros cúbicos de la central ubicado en el exterior de los edificios de la planta, lo que desactivó al instante el reactor, explicó Iberdrola. En ese momento no había personal en el perímetro donde se produjo el incendio.

El incidente activó el plan de emergencia interior por espacio de una hora, el tiempo que la brigada contraincendios tardó en sofocar el fuego. Hasta la planta se desplazaron unidades de bomberos de Cofrentes, Requena y Chiva y a las 12.45 quedaba extinguido, indicó Jesús Cruz, portavoz de la central.

“Todos los sistemas de seguridad han funcionado correctamente y no se han producido daños personales ni incidencias radiológica o medioambiental”, concluyó la compañía Iberdrola. El Consejo de Seguridad Nuclear certificaba la ausencia de daños y calificaba el incidente como de nivel 0 en la escala internacional de sucesos nucleares (INES).

El delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, subrayó que el dispositivo de seguridad había funcionado correctamente. “La situación”, dijo, “es de normalidad y tranquilidad”. La delegación activó el plan de emergencia exterior con carácter preventivo y avisó del incidente a los alcaldes de Cofrentes, Teresa, Jalance, Cortes de Pallás y Jarafuel. También conocieron la situación los alcaldes de Ayora y Requena y se alertó a los responsables de los cinco grupos operativos que actúan en estos casos.

La central paró a finales de abril para la recarga de uranio y realizar además las operaciones habituales de mantenimiento y mejora. La carga de combustible debía haberse completado el pasado 23 de junio, pero la parada se prolongó hasta mediados del mes siguiente debido a problemas con los trabajos de soldadura necesarios para sustituir las tuberías del sistema que acciona las barras de control del reactor. Según Cofrentes, el aplazamiento no se debió a ningún fallo. “Teníamos un programa de trabajo de soldadura con un determinado método, pero se ha visto que no era efectivo y se ha usado otro”, declaró entonces la compañía. Iberdrola solicitó de hecho una ampliación del periodo de parada al CSN para concluir con los trabajos.

Tan lejos como el pasado día 28 el partido de Els Verds-Esquerra Ecologista denunciaba que había nuevos problemas en las instalaciones y que por esta causa no se había reanudado la actividad en Cofrentes. El incendio de ayer y la posterior parada del reactor se producen tres días después del arranque.

El generador estará parado hasta que la compañía conozca el motivo del fallo. Con esta son dos las paradas no programadas que registra la central nuclear valenciana en lo que va de año, confirmó Cruz. La primera se registró el 26 de enero por un fallo eléctrico. “Ninguna de las incidencias registradas”, precisó el portavoz, “han afectado a la seguridad. Ninguna ha sido significativa. La planta está supervigilada”.

Iberdrola apuntó hace unos meses que la planta podría seguir abierta sin problemas otros 28 años más. El diseño de las centrales se realizó para 40 años de vida útil. Pero sus propietarias, las compañías eléctricas, aseguran que mantenerlas en funcionamiento 20 más no plantearía riesgos. Un portavoz de Cofrentes dijo ayer que podría seguir abierta sin problemas al menos hasta 2035. Para entonces habrá cumplido los 51.

La central nuclear de Cofrentes, abierta en 1984, produce 26 millones de kilovatios-hora y factura 1,2 millones de euros diarios.