ROUCO INVIERTE EN VIAGRA.

ART. OPINIÓN

  • cromo Juan Luis
  • JUAN LUIS VALENZUELA

    06/03/2008

El olivo

Rouco invierte en viagra

Todos los secretos acaban siendo confesables, incluso los de la Iglesia. Conocemos hoy que Rouco y su Arzobispado de Madrid y otros, han invertido en Bolsa y sus fondos han servido para financiar al laboratorio farmacéutico Pfizer. Nada que objetar me parece que la Iglesia debe administrar sus fondos como desee. Y si puede con ello llegar a la autofinanciación, pues muchísimo mejor.

<!–

Además la multinacional francesa es pionera en estos productos así como en anticonceptivos y tiene fama de empresa seria y solvente. En julio de 1998, el laboratorio Pfizer, como su web indica, presentó la medicación oral para la disfunción eréctil conocida como Viagra (citrato de sildenafil). O sea que son los pioneros de la pastillita que hace “crecer” pasiones –y otras cosas menos prosaicas – y “mantienen” la ilusión del sexo a personas con problemas o avanzada edad.

Desde una óptica hedonista como la mía, que pienso que a esta vida tendríamos que venir a disfrutar y no a un “valle de lágrimas”, creo que la decisión de Rouco es acertada. Ha invertido bien los dineros de sus feligreses, los ha puesto a buen recaudo y con unos fines, que aunque terrenales, pasajeros y efímeros, son encomiables. (Lo de efímeros va sin segundas). Que la Iglesia promueva con sus inversiones la globalización y extensión del placer más mundano es un punto, todo un puntazo.

Cuestión distinta es la contradicción en la que cae Rouco y asociados, que con dinero y sin palabras apoya e invierte en la producción y venta del viagra, y con gruesas palabras, critica el uso de los anticonceptivos, las relaciones sexuales abiertas y el uso de este afrodisíaco del siglo XXI.

Contradicción flagrante e incuestionable que da que pensar en la falsedad de muchas de las acciones de la jerarquía católica y de la hipocresía social que subyace en materias de moral.

Rouco está “a Dios rogando y con el mazo dando” y “en misa y viagra fabricando ” al mismo tiempo. Eso es una contradicción que debería explicar a sus miembros, si la estructura de la Iglesia fuera democrática, o simplemente en este caso, empresarial y tuviera que rendir cuentas ante la junta general de accionistas. Ya sabemos que las cuentas vaticanas son bastantes opacas.

Rouco en materia de sexualidad siempre ha sido integrista en sus recomendaciones y contradictorio en sus hechos. Conviene recordar que en 2007 el Tribunal Supremo confirmó la condena al Arzobispado de Madrid por no ejercer vigilancia y control sobre los párrocos de las diócesis. La sentencia estableció que el Arzobispado de Madrid, era el responsable civil subsidiario por un caso de abusos continuados a un menor perpetrados por un sacerdote del barrio madrileño de Aluche. Dicha condena consideraba probado que, tanto la persona de Rouco Varela como el arzobispado, conocían los hechos y los ocultaron.

No causa sorpresa ahora que se descubran qué “excitantes” inversiones económicas realizan. Solo hubiera faltado que el sacerdote condenado en Aluche y que daba clases al niño “para mejorar su rendimiento asiduamente”, hubiera alegado en el juicio, que realmente lo que impartía eran clases de Educación para la Ciudadanía. No me hubiera extrañado, entra en el juego de la doble moral.

Juan Luis Valenzuela es Coordinador de la edición andaluza de ElPlural.com

jlvalenzuela@elplural.com

ROUCO Y LOS CRISTIANOS DE BASE.

 ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Juan Cejudo
  • JUAN CEJUDO

    06/03/2008

 

Rouco y los cristianos de base

La elección de Rouco como nuevo Presidente de la Conferencia Episcopal es una mala noticia para la Iglesia de España.

<!–

Los obispos han preferido elegir a uno de los obispos más polémicos, a uno de los más beligerantes contra las nuevas leyes sociales y de los más tradicionales de los que tenemos en España. No es esa la solución que necesita nuestra Iglesia ni nuestra Sociedad, pero hay que respetar lo que los obispos han decidido, aunque haya sido por dos votos de diferencia.

De todos modos, ha sido Rouco, con el apoyo de Cañizares, García Gasco y Martínez Camino entre otros, quien ha venido gobernando y mandando, aunque Blázquez fuera el Presidente anterior.

Para los cristianos de base esta elección no debe influir en nada en nuestras tareas y en nuestros trabajos. Nosotros vamos a seguir igual que siempre: trabajando en los mismos campos y apoyando las mismas causas: las de los más desfavorecidos y la de la lucha contra la injusticia.

Seguiremos también, como siempre, organizados en nuestras comunidades de base, intentando estar atentos a las exigencias del Evangelio y a ese Dios vivo que nos interpela a través de los acontecimientos y de la vida, sea a nuestro alrededor o en algún país lejano del Tercer Mundo.

Seguiremos intentando unirnos unos grupos con otros, en “Redes” para que nuestra fuerza sea mayor y para poder mostrar una alternativa a tanta gente desengañada por unas estructuras eclesiales obsoletas y caducas.

Quizá un día no muy lejano, cuando en la Iglesia se haya extendido la cultura democrática y la participación de todos los cristianos en las decisiones importantes, la Presidenta de los obispos pueda ser una mujer…

Juan Cejudo es miembro del Movimiento por el Celibato Opcional (MOCEOP) y de Comunidades Cristianas Populares

EL GRUPO DE SOCIALISTAS CRISTIANOS TAMBIEN RESPONDE AL COMUNICADO DE LOS OBISPOS.

logo-psoe.jpgEl grupo Socialistas Cristianos también responde al comunicado de los obispos

“El Evangelio es contrario a la discriminación, también la de los homosexuales”

D.M.

Continúan las reacciones al comunicado de la jerarquía católica, en el que los obispos pedían veladamente el voto para el Partido Popular. En esta ocasión ha sido el grupo Socialistas Cristianos el que en Salamanca y a través de su portavoz, Carlos García Andoaín, se han manifestado en contra del comunicado de la jerarquía y matizando que en las elecciones el voto debe ser “en conciencia y responsable”, contribuyendo al “pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todas las personas”.

<!–

Al mismo tiempo, Socialistas Cristianos recuerda que un 78,7% del electorado del PSOE se define como católico, según los datos del CIS. Por lo que este electorado no puede compartir políticamente la nota emitida por los obispos. Por ello, Socialistas Cristianos pide un voto en “conciencia y responsable”, considerando al mismo tiempo que pese a la polémica de los últimos días “hombres y mujeres católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos”. Con un matiz: “Ninguna opción política se puede identificar con el Evangelio”.

Voto responsable
Para ejercer el voto responsable Socialistas Cristianos considera que hay que prestar “atención detenida a las ofertas de cada partido y un discernimiento de la tarea realizada a lo largo de la legislatura”. Y al mismo tiempo prestar atención a que los “representantes de la soberanía popular” cumplan con una acción política “de acuerdo a los valores éticos compartidos que dimanan de la Constitución y de la Carta de los Derechos Humanos”.

Con los homosexuales
Socialistas Cristianos también defiende en su comunicado a la familia, pero señalando al mismo tiempo que, aunque la familia “es célula fundamental de la sociedad”, el Evangelio “es contrario a cualquier tipo de discriminación, también de las personas homosexuales”.

Derecho a la vida
En cuanto al derecho a la vida, Socialistas Cristianos señala que “no cabe justificación explícita ni implícita de la acción terrorista”, puesto que “la defensa del inviolable derecho a la vida es el primer valor que debe ser defendido en la sociedad española”. Al mismo tiempo, y en lo que parece relacionado con el derecho al aborto, la agrupación insiste en que “sin embargo, la tradición cristiana no exige imponer estos valores por la persecución a través del código penal al conjunto de la sociedad. Corresponde a la prudencia política determinar los modos legislativos más adecuados para una preservación inequívoca de estos valores en situaciones límite y en cada contexto social”.

“Principio de la sana laicidad”
Socialistas Cristianos también insiste en su comunicado sobre la necesidad de promover el “principio de la sana laicidad”. Por ello, “saludamos la política de igualdad de trato hacia las confesiones religiosas con notorio arraigo” y “estimamos Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos como una contribución al pleno desarrollo de la personalidad humana a que debe contribuir la escuela”.

A LOS OBISPOS LES SALE EL TIRO POR LA CULATA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    04/02/2008

El Zumbido

A los obispos les sale el tiro por la culata

Las manifestaciones de la parte más dura de la Conferencia Episcopal, inmersa en un batalla de poder interno, pidiendo directamente a los católicos que se abstengan de votar al PSOE –una manera cínica de apoyar al PP- ha producido hasta ahora un efecto contrario al que deseaban sus autores. La indignación por la actitud de la Iglesia ha sido general, con excepción del Partido Popular, que ha guardado un prudente silencio, consciente de que el apoyo de los obispos es un boomerang que se ha vuelto en contra de las intenciones con las que se formuló.

Las reacciones de rechazo al comunicado de los obispos han sido extraordinariamente firmes: en el PSOE y también en la sociedad civil se han alzado voces pidiendo que el próximo gobierno revise las condiciones privilegiadas de las que goza la Iglesia Católica en España. El presidente Rodríguez Zapatero ha tomado buena nota de la actitud de la cúpula de la Iglesia Católica y con prudencia ha anunciado una reflexión sobre este asunto.

Una vinculación tan expresa de los intereses de la Iglesia con el PP es el factor de movilización necesario para sacar a los votantes socialistas indecisos de sus casas. Los que no son entusiastas de Zapatero tienen a mano una inducción negativa para movilizar su voto: se trata de impedir que una derecha reaccionaria a la que apoya con tanto descaro la Iglesia de Rouco Varela pueda llegar al poder.

Las encuestas que se siguen conociendo coinciden en señalar una ligera pero muy difícil de alterar ventaja socialista. Una vez más se pone de manifiesto que la clave de las elecciones del 9 de marzo está en la movilización del electorado indeciso, que es fundamentalmente más cercano al PSOE.

Los estrategas de la campaña socialista se han dado cuenta del regalo que les han hecho los obispos españoles y están esgrimiendo la amenaza de un retroceso en la leyes de igualdad aprobadas en esta legislatura en el caso de que el PP llegase al Gobierno. A los obispos españoles, en esta ocasión, les ha salido el tiro por la culata.

EL CARDENAL ROUCO, LA “FAMILIA” Y LOS MARICONES.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    05/01/2008

 

El cardenal Rouco, la “familia” y los maricones

 

Cuando el secretario de Rouco me llamó unos días antes de la manifestación, para que confirmara mi asistencia, debo reconocer que no entendí bien el objeto de la misma. Al decirme que era en defensa de la familia, y teniendo en mente la imagen del cardenal de gafas oscuras, me cogió en mala disposición mental e interpreté que el secretario se refería a la “Familia”. Así que se me ocurrió la idea de invitar a un amigo del sur de Italia, que estos días pasaba la Navidad en Madrid.

La evidencia de mi error la tuve de camino al lugar de concentración. La cantidad de gente que a cara descubierta tomaba nuestra misma dirección, acompañados de ancianos y niños y, sobre todo, banderas de España, me iluminó de inmediato y así se lo hice ver a mi invitado. Les pedí disculpas por el error y lo invité a abandonar la manifestación si así lo deseaba, pero decidió llegar hasta el final. Se bajó el cuello de la gabardina, se quitó las gafas de sol, aclaró su voz, y juntos, como dos miembros más de aquella marabunta humana, nos unimos al jolgorio. Por el camino me hizo numerosas preguntas, movido por la curiosidad. Al parecer a Italia no habían llegado noticias del intento de aniquilamiento del Gobierno de Zapatero contra la familia católica.

No tenían ni idea de que en nuestro país el Gobierno divorciase a familias creyentes de toda la vida, para obligarlos a casarse con otras personas del mismo sexo. Tampoco conocía el maquiavélico plan para hacer que abortaran todas aquellas jóvenes de buena familia, presuntas votantes del PP. Ni mucho menos sabía de la existencia de una asignatura en los colegios que promovía la quema de iglesias. Se quedó espantado ante semejantes noticias, al parecer en Italia, al menos en Sicilia, donde tanto predicamento tiene monseñor Rouco, lo más escandaloso que había llegado era que el gobierno español había promovido una ley que permitía el matrimonio de los maricones, pero sin obligación. También pensaba que el aborto era una decisión que podían tomar las mujeres afectadas sin intervención del Gobierno y desde luego estaba convencido de que la asignatura de ciudadanía era la misma que existía en el resto de Europa, y que trataba temas como la Constitución, valores morales universales y algunos temillas más de similar inocencia.

Enardecido con lo que le había explicado, mi amigo italiano y yo llegamos a la cabecera de la manifestación llenos de furor guerrero. Bastaron algunas palabras de monseñor Rouco para que el furor se convirtiera en ira. Como buen hombre de acción, su primer impulso fue el de darse media vuelta y dirigirse al Palacio de la Moncloa para acabar con aquella injusticia a la manera siciliana, pero conseguí frenar sus impulsos en el último momento abrazándome con fuerza alrededor de su cuerpo, ya que se había abierto la gabardina en busca de su Beretta 9 mm. En ese momento uno de los cardenales que estaba en primera fila se fijó en nosotros y llamó la atención del resto, al grito de: “!Vienen a provocarnos!”. Otro de los que le acompañaban me guiñó un ojo, como si me hubiera reconocido (probablemente un lector de esta columna) y supongo que intuyendo que mi amigo estaba armado, hizo el amago de buscar él también un arma bajo la capa cardenalicia, pero al parecer no la encontró aunque estuvo hurgando bajo ella un rato que se me hizo eterno. Para entonces la situación se había complicado, la cosa no estaba como para detenerse a dar explicaciones, ya que un grupo encabezado por dos guardia civiles disfrazados de monja, o eso me pareció entre aquella confusión, se dirigían hacia nosotros con malas intenciones al grito de “!Maricones, maricones!”. No me pregunten como conseguimos huir, lo que si les puedo decir es que mi amigo siciliano ha prometido no regresar nunca más a España, dice que echa de menos la paz y sosiego en la que allí vive la “familia”.

LA “IGLESIA ROJA” DE VALLECAS RECIBIÓ EL 2008 CON SUS PROPIAS CAMPANADAS.

algunos_jovenes_luchaban_droga_iglesia_san_carlos_borromeo.jpg

03/01/2008

El párroco Enrique de Castro: “Ojalá un obispo nos ayudara alguna vez”

La iglesia roja de Vallecas recibió el 2008 con sus propias campanadas

V.V.

La parroquia del madrileño barrio de Entrevías, San Carlos Borromeo, que se hizo conocida cuando el arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela anunció su cierre por no estar de acuerdo con sus métodos litúrgicos, celebró la entrada en 2008 con sus propias campanadas. Medio centenar de fieles se reunieron en torno a la iglesia, convertida ahora en centro parroquial, para celebrar, entre otras cosas, que sus curas seguirán haciéndose cargo de la labor social que hasta ahora han llevado a cabo en el barrio.

Las campanadas que anunciaron el cambio de año en la iglesia roja de Vallecas contaron con la compañía de muchos de los fieles y vecinos, que acudieron a sus puertas a tomarse las uvas. La idea, según informó El País, la tuvo una de las voluntarias de la parroquia, que siso celebrar con el gesto que “los curas se quedan” en San Carlos Borromeo tras la polémica con la jerarquía eclesial, que quiso cerrar esta iglesia por sus métodos poco ortodoxos.

Centro parroquial
Celebrar la liturgia con ropa de calle y con rosquillas en lugar de hostias fueron algunos de los motivos que llevaron a Rouco a pedir el cierre de esta parroquia. Esto desencadenó una fuerte polémica debido a la importante labor social que sus curas realizan en el barrio y la gran implicación de los fieles con su comunidad. Actualmente la parroquia ha pasado a ser un centro pastoral, aunque en la práctica su actividad es la misma, y se continúa celebrando la misa.

“La revolución del abrazo”
Javier Baeza, uno de los sacerdotes, califica de “particular parto de nueve meses” a las disputas con el arzobispado madrileño, mientras que Enrique de Castro, otro de los curas de esta iglesia, desea: “Ojalá un obispo nos ayudara alguna vez”. “Hace más falta la revolución del abrazo y del achuchón que la del poder”, dice este cura que opina de las altas esferas del Vaticano “son de otro planeta”.

La lucha continúa
Para Baeza, aunque siguen en Vallecas, la lucha aún no ha terminado, ya que siguen existiendo cárceles de menores, y no se ha solucionado la situación de la Cañada Real, donde miles de personas viven en condiciones de pobreza. Para los tres párrocos de San Carlos Borromeo, estas son las verdaderas batallas que aún les quedan por librar.