EL PERIODICO DE CATALUNYA PUBLICA LOS SONDEOS ELECTORALES QUE NO SE PUEDEN VER EN ESPAÑA.

POLÍTICA

Ve la prohibición un error “impropio de una democracia consolidad”

El Periódico de Catalunya publica los sondeos que no se pueden ver en España

ELPLURAL.COM

El Periódico de Catalunya ha lanzado, a través de su editorial, una petición al Gobierno que surgirá del 9-M. Esta petición consiste en modificar la ley electoral, para que puedan publicarse sondeos electorales en los cinco días anteriores al día de la votación. El rotativo considera que existe una “clara limitación de la libertad de expresión” con esta prohibición, algo “impropio de una democracia consolidada como la nuestra”. Además de utilizar el editorial para lanzar esta crítica, dedica la totalidad de la portada a tratar el tema, añadiendo un enlace a El Periòdic d’Andorra, donde sí pueden publicarse sondeos de las elecciones españolas al estar publicado en otro país.

<!–

El Periódico también se muestra crítico con el hecho de que no se publiquen los sondeos pero “sí se sigan haciendo y queden para uso exclusivo de los partidos, medios de comunicación o empresas, de unas élites que los pagan”, en definitiva. Pero el ciudadano de a pie, sin embargo, sigue sin poder acceder a estos datos en los últimos días previos a la votación.

Antigua justificación
En cuanto al anuncio de una encuesta publicada en el extranjero, El Periódico aclara que “no pretendemos desafiar a las autoridades que velan por el correcto funcionamiento de los procesos electorales”. El editorial añade que “entendemos, asimismo, la intención que en su día guió al legislador, que era la de evitar que la difusión de sondeos ejerciera una influencia indeseable en un electorado poco acostumbrado a acudir a las urnas”.

Democracia consolidada
Sin embargo, los tiempos han cambiado y la democracia española es algo consolidado, por lo que “la prohibición aparece hoy como algo desfasado”. De hecho, “en democracias sólidas como Francia o Estados Unidos no existe ya limitación para poner a disposición de los lectores información como la que para estos días anuncia El Periòdic d’Andorra”.

Anuncios

ZAPATERO GANA, DE LARGO, EL SEGUNDO DEBATE.

1204583004246debate4c4.jpg

FERNANDO GAREA – Madrid – 04/03/2008 00:59
Zapatero salió ayer dispuesto a no dejar pasar ni una para dar la vuelta esta vez a las acusaciones de Rajoy.

El candidato del PSOE, más contundente, hizo en el segundo debate lo que no hizo en el primero, devolver todos los golpes.

Sobre todo, en el caso del terrorismo, donde Rajoy esta vez intentó ser menos agresivo y omitió la expresión de la agresión a las víctimas, pero terminó cayendo en la trampa de debatir sobre Irak y defender aquella guerra.

Zapatero estuvo mejor ayer y no cometió errores. Rajoy no ganó y eso le hizo perder. “Miente siempre y en todo lugar”, le dijo Rajoy a su oponente con reiteración.

El líder del PP se empeñó en pedirle opinión sobre un expediente en Catalunya a un comerciante que rotuló en castellano

“Usted engaña y utiliza siempre el terrorismo”, le contestó Zapatero sin eludir esta vez la respuesta a las acusaciones.

Sí fue una repetición del primero en los asuntos en los que cada uno puso más énfasis: Zapatero habló de desaceleración económica y de política social y Rajoy quiso centrar el enfrentamiento en la subida de precios, la inmigración, el terrorismo y el modelo de Estado.

Ayer fue muy distinto el debate porque el candidato del PSOE intentó poner en primer plano las propuestas de futuro.

Rajoy siguió anteponiendo la crítica a la situación social y económica actual, sin salirse del guión del panorama negro y catastrófico.

Fue igual de duro el cara a cara, pero, al menos, estuvo trufado de futuro y propuestas y fue mejor.

Acuerdo sobre terrorismo

El momento más agrio volvió a ser el del terrorismo. Esta vez Zapatero dio la vuelta a la acusación con un primer golpe de efecto: sea cual sea el resultado de las elecciones ofreció apoyo al Gobierno sobre terrorismo sin condiciones, “haga lo que haga”.

Y un segundo golpe porque le acusó de utilizar siempre el terrorismo, incluyendo el 11-M y sobre todo, la guerra de Irak, cuando el Gobierno de Aznar y de Rajoy utilizó como excusa la lucha contra el terrorismo islamista.

Rajoy respondió condicionando el apoyo al Gobierno sobre terrorismo a que sea para “derrotar a ETA, no para negociar” y le acusó de desbaratar la política anterior que dejó a la banda más débil que nunca.

A continuación el candidato del PP se metió en un lío cuando intentó argumentar que Zapatero, que sacó las tropas de Irak, apoyaba la invasión. “¿Sigue apoyando la guerra de Irak?”, le preguntó Zapatero y Rajoy respondió con las resoluciones posteriores de la ONU.

“Esto sí que es una exclusiva mundial, yo apoyé la guerra”, dijo Zapatero con ironía, al comprobar que le había dado resultado la trampa.

El candidato socialista arriesgó hasta el límite, o quizás lo traspasó, al utilizar un argumento que nunca se había atrevido a emplear, el del número de muertos en cada legislatura. “¿Qué política antiterrorista prefiere? ¿Esta en la que ha habido cuatro muertos o la de ustedes en la que hubo 238 muertos? Usted utiliza el dolor de las víctimas”, le dijo.

Zapatero: “Ustedes no han superado la derrota electoral”

Rajoy le respondió que cuando se inició esta legislatura ETA llevaba un año sin matar y estaba más débil que nunca.

El siguiente paso fue el 11-M, sobre el que Zapatero le dijo que “mintieron e intoxicaron”, hasta poner en cuestión el Estado de Derecho.

El del PP le respondió que ellos detuvieron a los culpables y le acusó de ganar las elecciones en 2004 gracias al atentado.

“Ni un solo soldado en ninguna guerra ilegal” y “ustedes no han superado la derrota electoral”, dijo Zapatero.

También fue dura la discusión sobre inmigración y, además, quedó clarísima la diferencia ideológica entre ambos.

Primero porque Rajoy lo incluyó como asunto preferente en política social y segundo porque las dos palabras más repetidas en este asunto por el dirigente del PP fueron “orden y control”.

Insistió en los males de la regularización del actual Gobierno y Zapatero le dijo que el PP hizo cinco regularizaciones y, en lugar de ligarlas a un contrato de trabajo, bastaba presentar “la factura del televisor o la de la rueda de una bicicleta”.

Rajoy habló de “grave problema” con la inmigración y se comprometió a que sólo permanezcan en España los que estén en situación legal y con contrato, que se expulse a los delincuentes, que se incremente la ayuda al desarrollo y que se haga una política europea.

Zapatero lamentó que el PP, con el contrato de integración, quiera tratar a los inmigrantes como “presuntos delincuentes”, y aseguró que su política se basa en evitar que salgan de sus países de origen con acuerdos bilaterales, incrementar el control de las fronteras y devolver a los ilegales, también con esos acuerdos. Puso empeño en remarcar la aportación para la encomía de los inmigantes.

Respecto a la economía, Zapatero utilizó tres armas: las cifras macroeconómicas, las palabras de Elorriaga en Financial Times sobre “sembrar dudas respecto a la economía” y siete medidas concretas.

En el turno final, Zapatero se comprometió a “mejorar las cosas”

Rajoy repitió sus argumentos sobre la subida de precios y los gráficos sobre la evolución ascendente del IPC, sin que Zapatero hiciera nada porque “estaban dedicados a hacer cábalas con España y a negociar con ETA”.

Sólo al final, habló de propuestas como la reducción del IRPF y del impuesto de sociedades y el cambio en los organismos reguladores.

Zapatero llevó un libro blanco que aportó teatralmente para mostrar la veracidad de sus cifras e inició su intervención sobre economía con siete medidas concretas: acuerdo social con sindidatos y empresarios, acelerar el plan de infraestructuras, 150.000 viviendas de protección oficial, recolocación de parados de la construcción, pago de 400 euros, ampliación del plazo de hipotecas y acuerdo con el sector de distribución para el autocontrol de precios.

En este punto se enzarzaron durante varios turnos en dos cuestiones: el coste de productos básicos y si el PP se preocupó de la economía desde el inicio de la legislatura y, en concreto, cuál había sido la primera pregunta planteada por Rajoy.

El líder del PP se empeñó en pedirle opinión sobre un expediente en Catalunya a un comerciante que rotuló en castellano.

Reiteró la pregunta al candidato del PSOE y éste respondió sin hablar del caso concreto, pero abriendo el foco a la gestión de su oponente como ministro de Educación, cuando pactó con los nacionalistas y no se preocupó por el castellano.

En el turno final, Zapatero se comprometió a “mejorar las cosas”, dijo que estará “muy cerca de quienes no tengan de todo” y concluyó: “Buenas noches y buena suerte”.

Rajoy se dirigió a los votantes socialistas e insistió en su niña que, según dijo, está en su cabeza y su corazón.

EL PP APUESTA TODO AL DESENCANTO.

1204361273964rajoy_325dn.jpg 

El PP apuesta todo al desencanto

Desvela que su estrategia se basa en”sembrar dudas” sobre economía, inmigración y política territorial

FERNANDO GAREA – Madrid – 29/02/2008 21:57
Me ha fallado. Me ha decepcionado. No le interesan mis problemas. Cada vez es peor”. Estas frases las pronuncia una supuesta votante socialista en el último vídeo del PP, dirigido a las mujeres.

Es la plasmación en imagen y sonido de la estrategia de campaña de Rajoy, basada en intentar desmovilizar a la izquierda, a los potenciales votantes del PSOE.

La campaña innovadora, tal y como desveló ayer Gabriel Elorriaga en el Financial Times, es la de promover la abstención, desalentando a los electores de la izquierda, a base de crear dudas sobre los dirigentes del PSOE en los asuntos esenciales, incluido el terrorismo y la inmigración. se apela al sentimiento.

Elorriaga admite que “el PP tiene una imagen de partido de derechas” y en esta ocasión no hace nada por evitarlo. El objetivo, según Elorriaga, es “hacer flaquear a los votantes socialistas”, porque según su análisis esos electores no votarán nunca al PP. Es más, tienen claro que es difícil que su partido suba y supere su actual porcentaje de voto.

Suelo electoral estable

Su suelo es su techo y permanece estable toda la legislatura, gracias a que ha mantenido movilizados a los suyos con las manifestaciones y la tensión. Por eso, es vital el terrorismo como elemento movilizador de los suyos y desalentador de la izquierda.

La estrategia es desmovilizar a los electores naturales del PSOE haciéndoles ver que Zapatero negocia con ETA, da papeles a los inmigrantes y no ataja las dificultades económicas. Es básico minar su credibilidad y para eso Rajoy le acusó 14 veces de mentir en el debate.

El fundamento es lo que en la izquierda se llama el elector exquisito o disperso, crítico con decisiones del PSOE, al que hay que arrastrar a las urnas.

La duda es qué podrá más la desmotivación de la izquierda o la movilización que provoque en ese sector ideológico ver al PP alejado del centro. Éste último es el objetivo estratégico del PSOE y consiste en presentar al PP como la derecha extrema. Cuando Aznar dirigía el partido que recibió de Fraga siguió al pie de la letra la tesis de que las elecciones se ganan desde el centro, al que él añadió lo de reformista y otros apellidos para reforzar su posición. Ahora el centro ya no es objetivo y no está Gallardón, el programa no tiene complejos y los mensajes de campaña tampoco, aunque los excesos no son patrimonio de los dirigentes del PP.

Síndrome de La Moncloa

En campaña algunos políticos experimentan un empuje irrefrenable hacia la exageracion y el exabrupto. Los aplausos de los incondicionales y el agitar de banderas les transforma y les provoca vértigo. Si esa campaña sigue a una legislatura muy dura y crispada la tentación se convierte en conducta habitual y diaria. Ese desequilibrio se agudiza si se mezcla con otros síndromes como el de La Moncloa, que afecta a los presidentes del Gobierno y les convierte en enfermos crónicos.

Quienes lo padecen viven permanentemente con sentimiento de ser víctimas de una injusticia planetaria por parte de quien usurpa su cargo.

La situación se agrava si se juntan en la misma campaña dos ex presidentes del Gobierno, como ha ocurrido ahora por primera vez en la Historia constitucional. Los dos se sienten un patrimonio de sus partidos y como tal son tratados por los suyos que, además, los protegen por el patriotismo partidario que todos cultivan.

Los dos pretenden ayudar y a veces estorban. A los dos les tienen sin cuidado las consignas, las disciplinas de partido y las estrategias. Están de vuelta de todo y miran por encima del hombro a los que le han seguido, sean de su partido o del otro.

A uno de ellos, Felipe González, se le calentó la boca e insultó al candidato del PP. Le llamó “imbécil”.

 

El otro, Aznar, interpretó a su manera las frases que escuchó a su sucesor durante meses y acusó al Gobierno de seguir negociando con ETA.

A la misma hora que la expresión del ex presidente del PSOE se extendía, el candidato de su partido, Zapatero, se jactaba de no insultar. Y a la misma hora en que el ex presidente del PP lanzaba su acusación de complacencia del PSOE con ETA, alguien con una mochila se dirigía a la sede socialista de Derio (Vizcaya). Poco después el artefacto que llevaba hacía explosión y destrozaba el local.

A la misma hora, en Madrid, un portavoz de una asociación de víctimas del terrorismo acusaba, de nuevo, al Gobierno de complicidad con ETA. Ayer el PSOE dejó traslucir su malestar por la expresión de Felipe González y destacados dirigentes como José Blanco y José Bono la tacharon de “no adecuada” y aseguraron abiertamente que no les gustaba el insulto. González no rectificó y Zapatero le elogió y no se distanció.

A Aznar nadie de su partido le corrigió. Incluso fue jaleado en decenas de actos de su partido y su acusación se extendió como un eco por toda España. Lo oyeron las tres decenas de dirigentes de la izquierda abertzale que están en la cárcel porque fueron detenidos en los últimos meses.

También lo escucharon los ciudadanos que se salvaron de los atentados que ETA ha intentado en los últimos meses y que han resultado frustrados por la eficacia de las Fuerzas de Seguridad, por la impericia de los terroristas o por las dificultades que tiene la banda ahora para formar a sus activistas.

Se incluyen los agentes de la Ertzaintza que se salvaron la semana pasada porque falló la bomba trampa que colocó ETA, a pesar de que, según Aznar, está en tratos con el Gobierno. Lo oyó también Mariano Rajoy que anoche en su mitin de Pamplona insitió en utilizar el terrorismo en la campaña electoral.

EL FINANCIAL TIMES DENUNCIA LA ESTRATEGIA DEL PP DE FAVORECER LA ABSTENCIÓN PARA GANAR LAS ELECCIONES DEL 9-M.

773538.jpg

Elorriaga niega haber dicho que el PP busca la abstención en votantes socialistas

EFE. 29.02.2008 – 21:23h

  • El diario británico ‘Financial Times’ le atribuye dichas afirmaciones en una entrevista.
  • “Si podemos sembrar suficientes dudas sobre economía, inmigración (…), entonces quizás se quedarán en casa”, dice supuestamente.
  • Elorriaga lo ha desmentido en un comunicado.

Minuteca todo sobre:

El secretario de Comunicación del Partido popular (PP), Gabriel Elorriaga, ha desmentido las palabras que pone en su boca el diario británico “Financial Times”, en el que asegura que la estrategia de su partido de cara a las elecciones generales del 9 de marzo está centrada en incentivar la abstención de los votantes socialistas indecisos.Elorriaga ha hecho público esta noche un comunicado en el que desmiente que él haya dicho esas palabras. “La campaña del PP, entre otros aspectos, está centrada en atraer al votante socialista desencantado, y en ningún modo a buscar la no participación”, subraya.

Nuestros votantes piensan que son más de centro que el PP

El diario británico, en cambio le atribuye la siguiente afirmación: “Sabemos que (los votantes socialistas indecisos) nunca nos votarán. Pero sí podemos sembrar suficientes dudas sobre la economía, sobre la inmigración y sobre cuestiones nacionalistas, entonces quizás se quedarán en casa”.
En la entrevista, Elorriaga dice supuestamente que los fieles del PP están todos listos para votar, pero admite que su partido ha sido incapaz de ampliar su apoyo durante sus cuatro años de oposición.”Será difícil incrementar nuestro voto”, reconoce el dirigente popular, que destaca que el “PP tiene una imagen muy dura y de derechas en este momento”. “Incluso nuestros votantes piensan que son más de centro que el PP”, añade.

Votantes menos disciplinados

El Partido Socialista, en cambio tiene una base electoral mucho más amplia, pero “sus votantes son menos disciplinados” que los del PP, a juicio de Elorriaga.

“Eso es por lo que les estamos dirigiendo nuestro mensaje a ellos. Les estamos diciendo: ‘Vuestro Gobierno no se ha ocupado de vuestros problemas’. Los resultados electorales dependerán del impacto de este mensaje“, explica, según el “Finantial Times”.

VARIAS ENCUESTAS DAN A ZAPATERO ENTRE 3,5 Y 5,5 PUNTOS DE VENTAJA SOBRE RAJOY.

770742_tn.jpg

Varias encuestas dan a Zapatero entre 3,5 y 5,5 puntos de ventaja sobre Rajoy

20MINUTOS.ES. 01.03.2008 – 10:16h

  • La Voz de Galicia dice, además, que el PSOE tiene más posibilidades de atraer nuevos votantes.
  • La Cadena SER es la que más ventaja da a los socialistas.

Minuteca todo sobre:

Nuevas encuestas publicadas hoy confirman e incluso amplían la ventaja del PSOE sobre el PP, a ocho días de las Elecciones Generales.Así, en la publicada por La Voz de Galicia, la candidatura de José Luis Rodríguez Zapatero, aventaja en 3,5 puntos la de Mariano Rajoy. La encuesta de Sondaxe, realizado a partir de 1.300 entrevistas por teléfono en España entre los pasados 21 a 27 de febrero, refleja que aumenta el voto hacia los principales partidos nacionales al pasar el PSOE del 42,6% en 2004 al 43,5%, y el PP del 37,7% al 40%.

Los socialistas son los que tienen más posibilidades de atraer nuevos votantes, pero los antiguos votantes del PP son más fieles.

Asimismo, muestra que los socialistas tienen “más posibilidades” de atraer a nuevos votantes, mientras que los populares se beneficiarán del 4,3% de los electores que apostaron por Rodríguez Zapatero en 2004, porcentaje que se reduce al 1,7% a la inversa, asegura este periódico. El BNG es la única fuerza nacionalista que crece, según este sondeo.

La Cadena SER amplía la ventaja de los socialistas a 5,5 puntos. Según la encuesta del Pulsómetro, el PSOE conseguirían el 44% de los votos y el PP caería por debajo del 39%, quedándose en el 38,5%,la marca más baja desde que empezó la campaña electoral.

Por el contrario, IU logra su mejor registro y llega al 5%; CIU está en el 2,7%; ERC, en el 1,5% y el PNV, presidido por Iñigo Urkullo, logra el 1,2% y conseguiría así mantener los 7 diputados que tiene.

Artículos relacionados

ZAPATERO PREPARA EL DEBATE DEL LUNES.

POLÍTICA

 

“Rajoy sale con miedo, pero no vayamos a confiarnos”

Zapatero prepara el debate del lunes: Dos tardes y una mañana

La euforia provocada por la victoria de Solbes frente Pizarro se mantiene en las filas socialistas, pero en medio de la alegría, se abre paso a una nueva inquietud: no conviene morir de éxito, como dijo en su día Felipe González. El lunes, Zapatero tiene pendiente un debate con Rajoy. Sus fieles esperan de él que repita y les regale otra victoria, como le recuerda una simpatizante valenciana a gritos “El lunes te toca ganar a ti”.

<!–

En la organización socialista el dispositivo está a punto: Rubalcaba, Caldera, Enrique Guerrero, Ignacio Varela, Carlos Hernández y su jefe de gabinete, José Enrique Serrano son el equipo encargado de preparar, las tardes del sábado y el domingo y durante las mañana del lunes ese debate. Nadie asumirá el papel de sparring, porque no lo quiere Zapatero. Sólo quiere tormenta de ideas.

Diatribas “cenizo”
Su misión consiste en trabajar en contenidos y formas, sobre las fichas y la documentación que tienen ya preparada. A ninguno de los miembros de ese equipo le ha pasado por alto el hecho de que el PP y el ex ministro José María Michavila en su nombre, haya “preparado” a los periodistas que siguen a Rajoy en la caravana electoral ante una eventual derrota del candidato del PP. “Rajoy sale con miedo – asegura un miembro de la dirección socialista- y eso es bueno, pero no vayamos a confiarnos”. En el PSOE, dicen tener “argumentos sobrados para acabar con las diatribas ‘cenizo’ de Rajoy, pero reconocen que, en los debates breves, cuando se trata de usar frases hechas, breves e incisivas, el gallego es duro de pelar. Se luce en el Parlamento, en los turnos de 2 minutos y medio. Y los turnos del debate del lunes serán de 2 minutos.

En positivo
Zapatero salta a la arena de la plaza de toros de Valencia y parece estar ensayando sus argumentos contra Rajoy: “No voy a pedir disculpas por haber intentado conseguir el fin de la violencia, porque era mi obligación como presidente del Gobierno”. Tampoco pedirá disculpas – dice – por haber subido el Salario Mínimo Interprofesional, ni por haber creado ayudas para el acceso de los jóvenes a la vivienda, o por haber subido las pensiones. Sus asesores llevan diciéndoselo varios días: “hay que hacer un discurso en positivo, pero combativo, nunca a la defensiva”.

Valencia: buscando el escaño 15
En la Comunidad Valenciana, tradicional feudo del PP, donde el PP lleva ganando todas las elecciones desde 1995, los socialistas obtuvieron 14 escaños en 2004, frente a los 17 del PP. Tras el pseudo harakiri político que se ha practicado IU con sus líos internos en Valencia, populares y PSOE se disputan ese escaño. Para conseguirlo, el presidente del Gobierno confía en su vicepresidenta, Teresa Fernández de la Vega. La piropea, mientras los alrededor de 20.000 fieles que llenan hasta la bandera la plaza de toros de Valencia gritan “Todos con la vice”. No deja de tener su mérito, teniendo en cuenta que el PSPV lleva años dividido en guerras y guerrillas de familias políticas varias.

Esther Jaén es periodista y analista político.

SOLBES INSUFLA MORAL AL PSOE.

solbes.jpg
ANABEL DÍEZ – León – 23/02/2008

El Consejo de Ministros de ayer empezó de una manera inusual. Estaban los miembros del Gabinete acomodándose cuando llegó Pedro Solbes, el hombre que doce horas antes había mantenido un pulso televisivo con Manuel Pizarro, el ex presidente de Endesa y número dos de Mariano Rajoy en la candidatura del PP por Madrid. Al entrar Solbes, los ministros rompieron a aplaudir, certificando con su actitud la misma sensación de victoria que reflejaba el sondeo de urgencia que hizo Antena 3 nada más acabado el debate.

Los ministros recibieron ayer al vicepresidente con un aplauso
El PSOE temía que Solbes respondiera en el debate con cifras ininteligibles

Pedro Solbes se ha convertido en el talismán de los socialistas. Decir Solbes fue ayer, en boca de cualquier militante del PSOE, sinónimo de satisfacción y victoria. Y por supuesto lo utilizó el presidente José Luis Rodríguez Zapatero con fruición ante sus paisanos leoneses, que anoche abarrotaban el Palacio de los Deportes de esta ciudad. “Ayer no sólo ocurrió que Solbes ganara a Pizarro, sino que cuando la seriedad se impone a la demagogia ganamos todos los españoles”. El talismán Solbes ahuyentaba cualquier mal presagio. Y Zapatero lo repitió.

Este cara a cara de los números dos de Zapatero y de Rajoy suponía la primera prueba que tenía que afrontar el PSOE y la ganó “cum laude”, según unos eufóricos miembros del comité de campaña socialista. Estos interlocutores reconocen que necesitaban empezar la carrera con moral de victoria en un asunto como la economía sobre la que el PP ha extendido toda su estrategia electoral “catastrofista”.

Pero además de satisfacción, en el PSOE había alivio. Porque había cierto temor antes del debate. Temor, por ejemplo, a que Pizarro se aferrara al discurso más doméstico, el que mira a los españoles que tienen dificultades para llegar a fin de mes, y que Solbes respondiera con grandes cifras ininteligibles para la mayoría.

Acabado el debate, respiraron tranquilos. El PSOE cree que Solbes ha conseguido dar de pleno en el objetivo que buscaban: trasladar la convicción de que si hay dificultades, Zapatero y Solbes las afrontarán mejor que Rajoy y Pizarro.

Solbes estaba especialmente contento por el tono educado en el que se desarrolló el encuentro, informa Miguel Ángel Noceda. No estaba dispuesto a entrar en temas personales o fuera del terreno estrictamente económico pero en el PSOE reconocen que, por si acaso, iba preparado con la munición necesaria en el caso de que Pizarro optase por derivar su discurso por esta vertiente.

Siguiendo la senda allanada por Solbes, Zapatero incidió anoche en León en el discurso económico. Por ejemplo, recalcó que España está en buena posición para “convertir los problemas en oportunidades”, que tiene “el nivel más bajo de paro desde hace muchas generaciones y que vive el periodo más alto de crecimiento de su historia…”. Y siguió con los datos, con las cifras, y también con la búsqueda antagónica de lo que haría el Partido Popular y lo que haría el PSOE si vienen mal dadas.

“Señor Rajoy, éste no es un país en decadencia: usted le dice a los españoles, señor Rajoy, que el futuro nos derrotará y yo le digo a usted que saldremos al encuentro de ese futuro”.

Tanta insistencia de Zapatero en el “usted” y en el “señor” era intencionada. Era la réplica al tuteo con el que Mariano Rajoy se dirigió a él en algún mitin con intención de demostrarle escaso respeto, según las interpretaciones más extendidas.

Pero respeto y afecto a raudales le mostraron sus paisanos, que se encargaron una hora antes de que llegara al Palacio de los Deportes de pedir al servicio de seguridad que expulsara a los casi 200 funcionarios de Justicia que querían protestar ante Zapatero por sus reivindicaciones salariales.

Ahora bien, todavía quedaron unos pocos para mantener viva la protesta. Pero estos incidentes, que se repiten desde la precampaña, no empañaron la alegría evidente que Zapatero demuestra cuando está en su tierra. En León, precisamente, se va a dar una batalla muy dura ya que el PSOE luchará por mantener a tres diputados, encabezados por José Antonio Alonso, ministro de Defensa. También tiene seguro el escaño Amparo Valcarce, y la pelea estará en el tercero, que cayó del lado socialista hace cuatro años por menos de 2.000 votos y que el PP quiere tener para sí y dar la vuelta a la situación actual de 3-2. No obstante, en el cómputo de la comunidad, el PP gana las elecciones una y otra vez.

Zapatero en León

– “No sólo ganó Solbes a Pizarro. Cuando la seriedad gana a la demagogia, ganamos todos los españoles. Hemos ganadolos que creemos que no se puede jugar con la economía”.

– “Viendo el debate, me preguntaba: ¡Cómo es posible que este señor haya cobrado esa indemnización con lo poco que sabe de economía! ¡Cómo se lo monta la derecha!”.