Greenpeace y Le Monde Diplomatique lanzan un atlas sobre el estado medioambiental del mundo.

le-monde-diplomatique.jpg

Greenpeace y Le Monde Diplomatique lanzan un atlas sobre el estado medioambiental en el mundo, con un anexo sobre España

   MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) –   Greenpeace y Le Monde Diplomatique anunciaron hoy el lanzamiento del ‘Atlas Medioambiental 2008’, que analiza los grandes desafíos de la Ecología en el mundo en dos ejes, ‘Las amenazas del planeta’ y ‘Lo que puede salvarlo’.   Además, se publicará un anexo, realizado por la delegación española de la ONG, en el que se analiza la situación del medio ambiente en España y se desarrollan problemas como gestión del agua, energías renovables, contaminación por hidrocarburos, tratamiento de basuras, incendios forestales o la agresión urbanística a las costas.   Dentro de la primera parte del atlas, sobre los peligros actuales, el cambio climático ocupa un lugar central, y se abordan tanto sus efectos medioambientales –deshielo polar, desastres metereológicos, bosques en retroceso, sequías, biodiversidad y capa de ozono–, como sus consecuencias sociales –refugiados ambientales, cambios agrícolas forzosos o peligro desaparición de costas–.   En el segundo eje, se plantean iniciativas que pueden contribuir a un cambio de tendencia en la degradación medioambiental en temas como energías renovables, tratamiento eficiente de los residuos y del agua, alimentación, etc.

   Asimismo, esta segunda parte de la obra subraya la importancia del respeto a los compromisos internacionales; se recomienda la adopción del principio general del “contamina-paga”, y se muestran ejemplos concretos de todas estas iniciativas tanto en países desarrollados como en los del Sur.

   “Tan sólo hace unos años, se ignoraba a los ecologistas o incluso se les ridiculiza”, afirmó el director de Le Monde, Ignacio Ramonet. “Hoy todos los gobernantes y los medios de comunicación se preocupan por los peligros que acechan a la humanidad, ya que muchas de las amenazas medioambientales provienen directamente de las políticas de crecimiento económico propugnadas por la globalización neoliberal”, añadió.

greenpeace-schrift.jpg

Anuncios

LAS EMISIONES DE CO2 REPUNTAN UN 18%.

noticia_7423_normal.jpg 

Las emisiones de CO2 repuntan un 18% por el aumento del consumo eléctrico y la sequía

En lo que va de año se ha consumido un 4% más de electricidad, según WWF/Adena

El aumento del consumo eléctrico (+7%), junto al efecto de la sequía, ha traído como consecuencia que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en España aumentaran en febrero un 18% respecto al mismo mes del año pasado, según el Observatorio de la Electricidad de WWF/Adena.

“El consumo eléctrico sigue subiendo de forma alarmante, y resulta necesario tomar medidas más contundentes para frenar su crecimiento”, advierte Heikki Willstedt, experto de WWF/Adena en energía y cambio climático. La organización ecologista afirma que en lo que va de año se ha consumido un 4% más de electricidad en relación al mismo periodo de 2007.

A este incremento del consumo eléctrico se une la sequía. “En un año extremadamente seco como el que se anuncia todos tenemos que hacer un esfuerzo para moderar nuestro consumo de electricidad”, señala Willstedt.

El Observatorio de la Electricidad de WWF/Adena indica además que el mes pasado la producción de energía hidráulica bajó un 63,9% con respecto a febrero de 2007, y un 2,7% de la generación neta eléctrica fue exportada a países vecinos.

Origen de la electricidad

Por otro lado WWF/Adena asegura que cada día son más los consumidores que quieren saber de dónde procede la electricidad que consumen y que quieren ejercer su derecho a elegir una electricidad limpia. La organización advierte que para ello es fundamental que las compañías eléctricas sean “más transparentes de cara a los consumidores” e informen acerca del origen de la electricidad que nos suministran y de los impactos ambientales asociados a la misma.

“Esta información debe venir incluida obligatoriamente en todas las facturas emitidas por las compañías eléctricas desde junio de 2006 pero sin embargo, subraya WWF/Adena, “las compañías no siguen ningún formato común y uniforme a la hora de presentar dicha información, y tampoco existe ningún sistema que garantice oficialmente la fiabilidad de la misma”. “Esta situación no sólo acaba generando más confusión entre el consumidor, sino que además le dificulta su capacidad de elegir fuentes más respetuosas con el medio ambiente”, concluye.

Datos más destacados de Febrero 2008:

– Los indicadores medioambientales relativos a emisiones a la atmósfera de este mes han empeorado significativamente respecto al mismo mes de 2007. Las emisiones de CO2 son un 18% superiores a las de febrero de 2007 y un 10% superiores a las de la media del período de referencia (2003-05) para este mes. Esto es debido a la falta de lluvias durante el otoño y lo que va de invierno lo que ha hecho que las centrales hidráulicas sólo aporten un 4,2% de la electricidad. En los últimos 6 años nunca han producido menos en este mes.- El gas natural se ha convertido en la tecnología de generación de referencia con un 33,7% del total respecto a un 20,1% del carbón. Entre las centrales de carbón y de gas natural han suministrado el 53,8% del total. La eólica ha disminuido considerablemente su aportación respecto al mismo mes del año 2007 (-29%).

– Los indicadores de residuos radioactivos han empeorado respecto a enero aunque siguen estando en la media de referencia.

– En el mes de febrero ha aumentado la generación eléctrica considerablemente respecto al mismo mes del año pasado: +9% Si se descuenta el día adicional de este año el aumento hubiera sido +5,3%.

– La demanda ha aumentado: +6,98% (+3,34%). El 2,7% de la generación se ha destinado a exportaciones netas principalmente a Portugal y Marruecos.

– La producción eólica supuso un 8,3% del total mensual lo que ha supuesto evitar emitir a la atmósfera 0,65 M de toneladas de CO2.

– Las emisiones de CO2 por MWh aumentaron respecto a febrero de 2007 en un +8,8%, debido al mayor consumo, a la menor aportación de la hidráulica y a la menor aportación de la eólica. La media del mes fue de 322 kg de CO2 emitidos por MWh.

(Consumer-Eroski)

BUENAS INICIATIVAS Y DESAFIOS PROFUNDOS: ¿SALVARÁ LA DERECHA EL ANTAGONISMO ENTRE ECOLOGÍA Y CAPITALISMO?

42ff82d34f69a5377cd3c7abf1147.jpg

Buenas iniciativas y desafíos profundos: ¿salvará la derecha el antagonismo entre ecología y capitalismo?
02-02-2008
 
Los problemas acuciantes e impostergables del presente (destrucción del ambiente, pérdida de la diversidad biológica y cultural, pobreza, desigualdad distributiva) que en décadas pasadas eran la negación obstinada de la derecha liberal y conservadora, están en la agenda de problemas interestatales y de la humanidad toda. El actual gobierno francés ha tomado la iniciativa de prever lo que será inevitable en términos de crisis ecológica. Para esto, ha convocado a diversos sectores sociales para debatir y proponer soluciones.
 
Por Hugo Busso habusso@hotmail.comEs de prever que los conflictos que vendrán (no solo en Francia), a causa de la irracionalidad y el fanatismo de la búsqueda de acumulación indefinida e ilimitada de capital económico, esta en el banquillo de acusados. Adelantarse a los problemas que ya están derritiendo las esperanzas ilimitadas de acumulación de poder y capital, implica en primera instancia asumir los límites y la fecha de vencimiento de ideas decadentes y peligrosas, que se disfrazan de progreso y crecimiento.

Esta iniciativa es saludable y en cierto sentido ejemplar. A la vez es alarmante ante una mirada sensata, por el cúmulo de las paradojas y de las contradicciones que debe resolver. Si bien casi todos están de acuerdo que el peligro ha aumentado y que es posible hacer algo positivo al respecto, pocos parecen hacerse cargo del profundo cuestionamiento a la naturaleza de la civilización capitalista y al modo de funcionamiento actual. Los damnificados de este credo insostenible propio del capitalismo, serán en primer lugar y como siempre han sido, las victimas históricas de este sistema: los excluidos y explotados. Sin embargo, de esta encrucijada no se salvara nadie, si bien los recursos monetarios pueden transformarse en un alivio en temperaturas insoportables y carencias de elementos básicos para la vida.

 El fanatismo del terrorismo económico neoliberal -que castiga a quienes se niegan a colaborar con el credo de su expansión y acumulación ilimitada- y el comunitarismo integrista religioso -que cierra el mundo a su solo dogma-, son partes integrantes de la ecología planetaria. Las ideas se vuelven fuerzas e impactos materiales. Afortunadamente, la ceguera maquínica capitalista y el fanatismo dogmático y violento no son las únicas alternativas. Son evidentes, además, las actitudes y perspectivas críticas diferentes entre el norte y el sur, tanto por las finalidades políticas inherentes a cada bloque y la relectura que invoca del pasado y por el futuro próximo. Entonces, todo hace prever, como lo señaló Immanuel Wallerstein, que el siglo XXI será más difícil, inquietante y abierto que lo conocido del siglo XX.

 El debate de los próximos años volverá a plantear como manejar “el fantasma que recorre el mundo”, que no se llamará comunismo ni será el miedo solamente a “las clases peligrosas”. Será mucho más que eso. La responsabilidad de los partidos políticos y las organizaciones sociales será aclarar las opciones históricas que tenemos delante, en medio de la incertidumbre y el escaso margen de errores por la irreversibilidad de sus consecuencias. Emergen y retorna en las discusiones democráticas y científicas la discusión y la lucha por la buena sociedad, con el imperativo de no someterse a los dictados tecnocráticos. El mundo unipolar post comunista esta llegando a su fin inevitable, la pregunta queda ¿Pero qué vendrá a reemplazarlo? Lo cierto es que no estamos condenados a soportar y sostener la destrucción irracional del capitalismo, en su búsqueda de mayor producción, consumo y ganancia, en la obsesión del crecimiento infinito. El futuro esta abierto a la creatividad humana y de la naturaleza, por lo tanto el nivel de conciencia y evolución espiritual alcanzado por los individuos y grupos se posiciona en la verdadera guerra: el cuidado de lo que nutre y alimenta contra el fanatismo económico destructivo de la diversidad bio-cultural. Teniendo en cuenta los desafios de Kyoto y los consejos de la ONU de bajar para el 2050 las emisiones de CO2 entre el 50 y el 80 %, cabe la pregunta: ¿Y si “decrecer” es una buena y digna estrategia para el norte desarrollado, de solidaridad con lo viviente?

Fuente: http://topics.developmentgateway.org/environment/rc/ItemDetail.do?itemId=1119786