DEMANDAN A ASTROC POR NO ENTREGAR 550 VIVIENDAS QUE YA HACE UN AÑO QUE ESTÁN ACABADAS.

670685.jpg

Demandan a Astroc por no entregar 550 viviendas acabadas hace un año

CARLOS N. C. 14.02.2008

  • En Almenara, al estar las calles sin acabar, no pueden dar las llaves.
  • Las casas se están deteriorando y los okupas las rondan.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Minuteca todo sobre:

«Nos sentimos engañados, desinformados e impotentes porque vemos cómo nuestras casas están acabadas desde hace más de un año y no podemos disfrutar de ellas, además de que se están deteriorando por estar en la playa de Almenara».
Es el testimonio de Bruno Rubio, uno de los 550 afectados por la compra de un apartamentos del complejo Nova Almenara, de la antigua inmobiliaria Astroc. La promoción se encuentra a unos 35 kilómetros al norte de Valencia, ya en la provincia de Castellón.

Según los afectados, Astroc ya sabía que no iba a cumplir con el plazo de la entrega de llaves.

Junto a otros 34, la mayoría de Valencia, han presentado una demanda de conciliación para pedir una indemnización por el retraso en la entrega de inmuebles, que llevan más de un año acabados. Sin embargo, hasta que la urbanización del entorno no esté terminada (calles, aceras, saneamiento…), el Ayuntamiento no puede conceder la licencia de habitabilidad, tal y como marca la Ley Urbanística Valenciana.El último plazo de finalización de obras que les han dado es este verano. Mientras, la estructura se deteriora y los ocupas acechan.

Según los abogados de los afectados, tanto urbanizadora como constructora son empresas de Astroc. La urbanizadora solicitó la licencia de las obras del entorno en julio de 2005 y el Ayuntamiento les dió un plazo de ejecución de tres años. De esta forma, según los afectados, Astroc ya sabía que no iba a cumplir con el plazo de la entrega de llaves (julio de 2006). La empresa ha declinado pronunciarse.

Artículos relacionados

Anuncios

ASTROC CAMBIA DE NOMBRE PARA BORRAR LA HUELLA DE ENRIQUE BAÑUELOS.

1173980659_01.jpg

LA INMOBILIARIA ASTROC, CREADA POR EL VALENCIANO ENRIQUE BAÑUELOS, SE DENOMINARÁ “AFIRMA GRUPO INMOBILIARIO” PARA BORRAR LA HUELLA DE SU FUNDADOR QUE PUSO AL GRUPO AL BORDE DE LA BANCARROTA

La Junta General Extraordinaria de Accionistas de Astroc Mediterráneo se reunirá el próximo 7 de febrero para aprobar el cambio de denominación de la sociedad, que, a propuesta del Consejo de Administración pasará a denominarse Afirma Grupo Inmobiliario.

ojo-critico.jpg

Amistades peligrosas de Francisco Camps con Enrique  Bañuelos. La firma Astroc, creada por el valenciano, Enrique Bañuelos, estuvo al borde de la bancarrota en abril del año pasado, a causa de la nefasta gestión de su fundador. Bañuelos mantiene una estrecha amistad con el presidente valenciano, Francisco Camps. La hermana de este, Estrella Camps, trabaja en la fundación del grupo inmobiliario. 

En busca de una nueva imagen corporativa. Según comunció ayer la compañía, el cambio de nombre de la sociedad es fruto de la integración con Landscape y Rayet Promoción. El Consejo basa su propuesta en el deseo de mostrarse al mercado con una imagen corporativa común, “que unifique y dote de coherencia de marca a una compañía que agrupa 18 sociedades”, cuya fusión se aprobará en la misma Junta General de Accionistas.

10 consejeros, tres independientes. Además, y como consecuencia del nuevo equilibrio accionarial consecuencia de la fusión, el Consejo ha propuesto la renovación del Consejo que contará con 10 miembros, tres de ellos con carácter independiente. De esta manera, el consejo quedará compuesto por: Juan Carlos Nozaleda (en representación de Nozar); CXG (Corporación Caixa Galicia); Ramón de la Riva Reina (en representación de CV Capital) y José Antonio Rodríguez Gil (independiente). Asimismo, compondrán el consejo Miguel Bernal Pérez- Herrera, Alberto Pérez Lejonagoitia, Pau Guardans i Cambó y Felix Abánades López, todos en representación del Grupo Rayet. Al Consejo se sumarán dos consejeros independientes más y que serán propuestos por la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.

Activos por 3.420 millones de euros. Entre los puntos del orden del día de la Junta del próximo 7 de enero se encuentra el examen y aprobación del proyecto de fusión entre Astroc, Rayet Promoción y Landscape, que permitirá la creación de una inmobiliaria con unos activos de 3.420 millones de euros.

Ampliación de capital con derecho preferente. Como consecuencia de la ecuación de canje propuesta, se emitirán un total de 180.593.681 acciones nuevas de 0,2 euros de valor nominal cada una de ellas, por lo que se propondrá a la Junta General de Accionistas del próximo día 7 de febrero un aumento de capital por importe de 36.118.736,20 euros nominales. Por último, se someterá también a la aprobación de la Junta de Accionistas una ampliación de capital con derecho preferente, por importe de 842 millones de euros.

La pesadilla de Enrique Bañuelos 

ASI DERRUMBÓ LA SOBERBIA DE LUIS PORTILLO SU PARTICULAR TORRE EMPRESARIAL.

1173980659_0.jpg 

 CARMEN CANFRÁN. 31.12.2007 en http://www.ElEconomista.es

“Un apetito desordenado de la propia excelencia”. Así es como definió Santo Tomás al principal de los siete pecados capitales: la soberbia, motivo por el que el hombre fue expulsado del jardín del paraíso. Esta conducta criticada por las enseñanzas cristianas ha llevado a más de uno a lo largo de la historia a salir del Edén. Este es el caso del presidente de Colonial, Luis Portillo, quien ha sido destronado de su Torre de Babel. El empresario sevillano presentó su dimisión el pasado viernes al no contar ya con el apoyo de sus socios, quienes cuestionaron su gestión al frente de Colonial. Una decisión que el Consejo aprobará en breve, informaron a este diario fuentes cercanas

La idea del máximo órgano es remodelar su estructura. Para ello, se reducirá el número de sillones, entrarán consejeros independientes y se prevé la marcha de los socios principales, al igual que la de Portillo. Todo un final con lágrimas de una historia que empezó con sonrisas. Ahora se pretende que esos cambios se adapten más a una empresa que cotiza en el Ibex-35.

Las sonrisas empezaron a principios de 2006 cuando Portillo llamó a algunos colegas del sector para que participaran en su gran proyecto: crear una de las primeras inmobiliarias europeas. En ese momento, Domingo Díaz de Mera, la familia Nozaleda, Rafael Santamaría, José Ramón Carabante y Aurelio González decidieron subirse al barco de Inmocaral. En esta aventura no faltó una de las grandes damas empresariales, Alicia Koplowitz. Con toda su tripulación, Portillo puso rumbo a su nave.

Destinos escalonados

Su primer destino fue Colonial en julio. Una compra aplaudida por el mercado, ya que la inmobiliaria cuenta con unas magníficas propiedades tanto en España como en Francia.

En ese momento, Portillo empezó a ser consciente de que estaba jugando en primera división. “Imagínate, pasas de hablar con los bancos que siempre te han financiado a negociar con importantes entidades financieras extranjeras”, confesó el presidente en una charla en la escuela de negocio ESADE.

FCC

51,40 +0,19% +0,10

 En una semana, Portillo negoció con el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, adquirirle el 15 por ciento del capital del grupo. Un movimiento de ficha que realizó sin consultar a sus socios. Su objetivo era casar Colonial con Realia (inmobiliaria de FCC y Caja Madrid). Un sueño que se vio roto cuando Esther Koplowitz le paró los pies y le dejó bien claro que no tenía nada que hacer con Realia. Fue la primera vez que la soberbia de Portillo saldó su primera cuenta.

Compra de Riofisa

Un mes y medio más tarde, Portillo llegó al Consejo de Colonial con una operación ya cerrada: la compra de Riofisa. De nuevo el ejecutivo hizo lo que quiso sin consultar a sus consejeros. Una actitud que molestó a más de uno, aunque no pasó de un enfado. Al fin y al cabo, todos los tripulantes del barco estaban ganando dinero con las decisiones del capitán del barco.

El promotor sevillano siguió buscando nuevos destinos y siempre al margen de las críticas que iba levantando en el mundo financiero. La deuda crecía en un momento en el que se vislumbraba una desaceleración del mercado inmobiliario.

Una vez más la soberbia le jugó una mala pasada al empresario. En marzo de este año, los analistas del Santander elaboraron un informe en el que decían que la acción de la inmobiliaria estaba sobrevalorada. Ante este asunto el ejecutivo respondió: “El Santander no conoce bien Inmocaral (actual Colonial)”.

Soberbia de Portillo

Con esta contestación Portillo dejaba claro que los informes de analistas no le quitaban el sueño. Su importancia siempre ha sido tan menor que sólo una entidad financiera, La Caixa, seguía con detalle el negocio de la compañía.

Más tarde esta situación cambió cuando Astroc (AST.MC)ASTROC

5,00 +3,31% +0,16

  elemento_11159_0 = new cotizacionEnNoticia(‘ASTROC’, ‘cotizacionASTROC_0’, ‘linkcotASTROC_0’,1); se derrumbó en bolsa. Portillo aprendió de uno de los errores de su colega Enrique Bañuelos, presidente de Astroc, y destinó parte de sus esfuerzos a que los analistas conocieran en detalle su casa. Ahora seis firmas analizan Colonial.

Una decisión que ya llegaba tarde. Las inmobiliarias cotizadas ya estaban siendo castigadas en bolsa y se sumó la crisis de las hipotecas basura de Estados Unidos, lo que derivó en una crisis de liquidez mundial. Los bancos dejaron de financiar operaciones en un momento en el que Colonial debía refinanciar un crédito de más de 7.000 millones de euros.

Al final, consiguió el respaldo de las entidades tras negociar durante meses, lo que provocó el nervisiosismo de los socios, que veían que en los consejos la información que se les daba era bastante sesgada.

El valor cae en picado por la crisis

La crisis inmobiliaria española se recrudeció y, por lo tanto, la situación de Colonial también. El valor en bolsa seguía cayendo en picado por el alto endeudamiento de la compañía. Ante este panorama, Portillo no optó por vender activos para amortizar deuda, como lo han hecho sus colegas del sector (Reyal Urbis o Fadesa).

Fue la gota que colmó el vaso. Además, la situación de algunos accionistas era difícil porque estaban perdiendo mucho dinero con Colonial y la salud financiera de sus propios negocios tampoco era boyante. Por eso, le pidieron que tomara medidas al primer ejecutivo, quien se tomó esos reproches como un ataque personal.

Al final, Portillo perdió el control de su barco y decidió abandonar. Esto demuestra que la historia se repite. La soberbia de Bañuelos también rompió su sueño con Astroc. La única diferencia es que Colonial cuenta con grandes inmuebles, mientras que Astroc tenía, principalmente, suelos sin urbanizar.

LA CNMV SUSPENDE LA COTIZACIÓN DE LA INMOBILARIA VALENCIANA ASTROC. ¿BURBUJA O BOMBA?

La CNMV suspende la cotización de la inmobiliaria Astroc

EUROPA PRESS. 19.11.2007 – 18:16h

  • No ha sido desvelado el motivo.
  • Se produce justo antes de que la inmobiliaria presente sus resultados de los nueve primeros meses del año.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió este lunes las acciones de Astroc Mediterráneo, según información de Sociedad de Bolsas.La suspensión, cuyo motivo no fue desvelado, se produce justo antes de que la inmobiliaria valenciana presente sus resultados de los nueve primeros meses del año. Sus acciones caían un 13,42% a 7,29 euros en el momento de la suspensión.

El regulador ya suspendió las acciones de Astroc antes de que la compañía presentara sus resultados semestrales en agosto, cuando la compañía anunció unas pérdidas de 62 millones de euros y la reversión de varias operaciones realizadas en el ejercicio anterior.

Artículos relacionados

CUANDO “CORRER DEPRISA” EN LA CONSTRUCIÓN ES SINÓNIMO DE “FUERTE ESPECULACIÓN”: LOS CASOS DE ASTROC Y LLANERA.

Llanera y Astroc corrieron “muy deprisa”, según Durá

EL PAÍS – Valencia – 12/10/2007

 

Juan Eloy Durá defendió ayer la solidez económica de las compañías de este sector que llevan tiempo en el mercado frente a otras empresas más jóvenes, que han empezado “a correr muy deprisa”, dijo en alusión a las constructoras Astroc y Llanera.

 

 

La noticia en otros webs

El responsable de la federación comentó que “hasta ahora [tanto por parte de los empresarios como de particulares que contaban con ahorros], se invertía en el sector de la construcción porque daba mejor rentabilidad” que otras operaciones, pero señaló que ahora quienes elegían esta opción, “se han ido”. Estimó que “en este momento, la especulación en el sector se ha terminado totalmente” y apuntó que los particulares que invertían en este campo son ahora “competencia directa de los constructores” porque también sacan al mercado sus inmuebles, aunque “a un precio más barato”.

Respecto a las inversiones en suelo llevadas a cabo por empresas constructoras, manifestó que este era el ámbito en el que se producía “una especulación más fuerte”, por encima de las obras realizadas, ya que el suelo se compraba a un precio y poco tiempo después se vendía más caro, incluso “sin estar clasificado”, matizó.

Eloy Durá explicó que “el problema que han tenido algunas empresas es que dentro del balance ponían un precio de suelo como si estuviera ya clasificado”, cuando “realmente no lo tenían” así.

En este sentido, manifestó que hay sociedades que “han invertido mucho, gracias a los créditos que los bancos concedían fácilmente a quien quería entrar en el sector. Ahora se encuentran con una falta de liquidez total” y la negativa de los bancos a renovarles los créditos. Esto es lo que “ha pasado a estas dos empresas en concreto”, agregó Eloy Durá en alusión a Astroc y a Llanera. El presidente de Fevec señaló que hay otras firmas con más solidez y experiencia en el mercado que “no han entrado en esa vorágine de ser número uno”.