EN LA MUERTE DE JOSE LUIS DE VILALLONGA.

jose-luis-de-vilallonga.jpg

Muere a los 87 años el aristócrata y escritor José Luis de Vilallonga

20MINUTOS.ES. 30.08.2007 – 19:23h

Ampliar foto

Fotografía de archivo del periodista y escritor tomada en noviembre de 2003 en Barcelona (EFE).

  • Ha fallecido en su casa de Palma de Mallorca.
  • Está previsto que sea enterrado en Barcelona.
  • Murió acompañado de su ex esposa Syliane Stella Morell.

El escritor, actor y periodista José Luis de Vilallonga ha muerto este jueves a los 87 años de edad en su domicilio de Palma de Mallorca, informaron fuentes próximas al aristócrata.

Vilallonga falleció a primera hora de la tarde, acompañado por su ex esposa Syliane Stella Morell, según las mismas fuentes, que adelantaron que está previsto que el escritor y actor sea enterrado en Barcelona, donde vivió muchos años.

Nacido en Madrid en 1920, era hijo del marqués de Castelvell, Grande de España, y de la hija del marqués de Portago.

Escribió una biografía autorizada sobre Juan Carlos I, El Rey

Se negó a seguir la carrera diplomática y a principios de los años cuarenta empezó a colaborar en la revista Destino, en el Diario de Barcelona y El Noticiero Universal. Residió un tiempo en París, donde colaboró en el Paris-Macht y publicó sus primeros libros, el primero de los cuales fue, en 1954, Las Ramblas terminan en el mar.

Además de su faceta de escritor hizo también alguna incursión en el cine como actor, con películas como Los amantes (1958, de L. Malle), Desayuno con diamantes (1961, de B. Edwards) y Giulietta de los espíritus (1965, de F. Fellini). Entre su obras destaca Encuentros y encontronazos (1995) y una biografía autorizada sobre Juan Carlos I, El Rey, publicada en 1993.

“Monárquico genético”

Vilallonga se definía como “monárquico genético” y políticamente evolucionó desde el monarquismo de origen familiar de su primera juventud, con su participación en requetés y acciones de propaganda falangista, al antifranquismo y al liberalismo democrático.

Contrajo matrimonio en tres ocasiones, la primera de ellas con la aristócrata inglesa Priscilla Scott, de la que se divorció en 1956; la segunda con Syliane Stella Morell (unión que se prolongó de 1974 a 1995); y, tras 13 meses de relación sentimental con María Vidaurreta, se casó en octubre de 1999 con la periodista Begoña Aranguren.

PEARL JAM: SU MUSICA CONTRA LA GUERRA Y LA INTOLERANCIA DEL BUSH CENSURADA EN EE UU.

663787.jpg

La censura estadounidense alcanza a la banda Pearl Jam en Internet

20MINUTOS.ES. 11.08.2007 – 17:16h

Ampliar foto

La banda norteamericana Pearl Jam celebró un concierto el pasado 5 de agosto en la ciudad de Chicago, Estados Unidos (ARCHIVO9.

  • La censura se produjo tras unas proclamas del grupo contra el presidente George Bush.
  • La empresa responsable de la emisión online niega las acusaciones.
  • El grupo ya fue censurado en las radios norteamericanas durante el año 2003.

Los asistentes el pasado domingo al concierto de la banda estadounidense Pearl Jam en el festival Lollapalooza de Chicago se llevaron como dos frases para el recuerdo durante la actuación: “¡Búsquese otra casa, George Bush! ¡Deje tranquilo al mundo, señor Bush!

Pearl Jam ya sufrió la censura en las radios en 2003

Estas proclamas formaban parte de una versión de su tema ‘Daughter’, que la banda de Seattle cantó utilizando la melodía de ‘Another brick in the wall’, de Pink Floyd.

Sin embargo, los internautas que seguía el concierto a través de la Red se encontraron con una versión censurada de la canción, que omitía ambas frases, según publica en un reportaje este sábado el diario El País .

AT&T lo niega

La empresa de telecomunicaciones AT&T, propietaria de la web Blue Room , patrocinadora del festival, reconoció ayer que las frases habían sido eliminadas. No obstante, negó en un comunicado que se tratara de censura.

La empresa lo atribuye a un error ajeno a ella

“La edición del concierto de Pearl Jam no fue intencionada, sino un error de la empresa que contratamos para hacer el webcast y va contra nuestras regulaciones.

“Tenemos que seguir algunas directivas para evitar blasfemias excesivas”, declararon fuentes de la compañía.

La versión de Pearl Jam es bien distinta: “El problema de la censura y de la cantidad de poder que se les está dando a las grandes empresas nos preocupa, pero no sólo como artistas, sino también como ciudadanos”.

‘Net neutrality’

El grupo también quiere llamar la atención sobre un proyecto de ley que acabaría con la llamada ‘net neutrality’ . Ésa es la ley que ahora garantiza que todos los contenidos que cuelgan de Internet reciben el mismo tratamiento.

Las empresas quieren favorecer sus contenidos frente al pequeño ciudadano

Las grandes empresas estadounidenses quieren eliminar esa ley e imponer un procedimiento de pago que permita tasar a las webs para garantizar su presencia y su velocidad online, favoreciendo los contenidos de estas empresas en detrimento del pequeño ciudadano.
Pearl Jam ya la sufrió por parte de algunas radios en 2003, tras un concierto en el que criticó a Bush por invadir Irak, y lo mismo les ocurrió a las Dixie Chicks aquel año. Sus voces desaparecieron de las emisoras de country del país durante meses por la misma razón: atacar a Bush.

Artículos relacionados

VICTORIA LAFORA: “GUARDARSE LAS ESPALDAS”. a PROPÓSITO DEL PRESIDENTE NAVARRO DE UPN.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Victoria Lafora
  • VICTORIA LAFORA

    10/08/2007

 

Guardarse las espaldas

Al margen de lo que pase hoy, en la votación del candidato de la derecha a la presidencia de Navarra, Sanz se ha cuidado de guardarse las espaldas. Dentro de su discurso conciliador, muy lejos del radicalismo tenebrista de hace escasos meses, introdujo una clara amenaza a los socialistas navarros de disolución anticipada si no le dejan hacer.

Algo así como: “yo no voy a tragar porque ya he demostrado valor al aceptar el reto de gobernar en estricta minoría”. Su advertencia tiene calado porque Sanz y los dirigentes del PSN saben que, con la crisis que atraviesa el socialismo navarro, unas elecciones anticipadas podrían volver a dar a la marca del PP en Navarra la mayoría absoluta y que Na Bai recoja los votos de los descontentos con la imposición de Ferraz.

La moderación de su discurso no se basó solo en los guiños lanzados a la bancada socialista; lo más destacado fue que dejó de dar la tabarra con la mentira, casi convertida en eslogan de campaña, de que el Gobierno de Zapatero iba a vender Navarra. Se comprende que las juventudes del PSN, que se han hartado de oír frases como esta y peores, no hayan esperado ni siquiera a la intervención de su portavoz en la cámara autonómica y hayan dimitido en bloque.

El sector crítico del PSN, el que no acepta a Carlos Chivite como secretario general, no tiene claro que se vayan a abstener hoy en la elección de Sanz. Pese a ello le basta con que tres socialistas se abstengan para conseguir la investidura. Eso si, mas debilitado si cabe y con más riesgo de una censura. Sobre todo porque un inasequible al desaliento Patxi Zabaleta reiteró ayer que no renuncia a un gobierno de progreso con el PSN.

Resulta también sorprendente el “abandono” del candidato de UPN, tan jaleado, acompañado, respaldado y apoyado en campaña por los máximos dirigentes del PP (ese partido hermano) y a los que no se vio en la tribuna de invitados escuchando el discurso del que también es su candidato.

No se vio en Pamplona ni a Rajoy, ni a Acebes, ni a Zaplana, que tan prestos acudieron a Navarra para manifestarse en contra de la “entrega” de la Comunidad Foral a los vascos y que repitieron hasta la saciedad la frasecita de que Navarra era la moneda de cambio a los etarras. Ahora han dejado solo a Sanz porque sin mayoría mas vale no mojarse.

Tampoco se vio a nadie, salvo al portavoz parlamentario Diego López Garrido, de la Ejecutiva Federal socialista. Seguramente temían una pitada soberana.

OPINIÓN: “EL IMPROBABLE PSOE NAVARRO”

El improbable PSOE navarro Fernando González Urbaneja

Ser socialista en Navarra no debe ser nada sencillo, quizá no sea ni siquiera posible. Sobre ellos han caído en dos décadas dos crisis que nadie quisiera ni para sí, ni para sus amigos. Primero la de Urralburu y demás cofrades, un caso de corrupción que se llevó por delante al partido a finales de los años ochenta, para sumirle en la vergüenza y el desconcierto, y que le llevó a perder una buena porción de votos. De ser una fuerza política relevante en el antiguo Reino, de ser un partido en el gobierno, pasó a ser un partido menor y sin liderazgo.

Y ahora, cuando el partido levanta cabeza y recupera respetabilidad y presencia, la Ejecutiva Federal socialista, es decir Madrid, descalifica su estrategia y cercena sus expectativas por intereses superiores, por cálculo electoral para el conjunto de España, para las generales. En este caso la parte, es decir Navarra, se somete al todo, España.

La dimisión del candidato Puras es la única alternativa digna que le quedaba tras el portazo que le han dado sus jefes. La decisión de la ejecutiva del Partido Socialista Navarro para gobernar con Nafarroa Bai fue unánime y la negativa federal al pacto, para la cual tiene facultades, descalifica a los socialistas navarros más allá de lo que significa la disciplina y la obediencia debida. Fernando Puras trataba de cuadrar un círculo: ocupar la presidencia del gobierno navarro a pesar de ser la tercera fuerza y sobre la base de una minoría muy estrecha.

No pocos socialistas navarros y sus votantes se preguntarán por qué no pueden hacer una coalición que se parece bastante a la que han hecho sus colegas de Baleares. No es lo mismo, en las islas no hay terrorismo al fondo, pero la naturaleza de ambas coaliciones es semejante. En Nafarroa Bai hay un claro rechazo del terrorismo y las posiciones territoriales pueden no ser compartidas pero su formulación es legítima y está refrendada por un buen porcentaje de votos.

La crisis debilita el socialismo navarro que se queda sin oferta propia. Algunos socialistas envidiarán ahora la posición del PP en Navarra donde no comparece con sus siglas, sino mediante una alianza sui generis con un partido navarro y navarrista, la UPN. ¿Puede ser esa una opción de futuro para los socialistas? ¿Es posible que de esta crisis surja un partido navarro de izquierda, con autonomía efectiva y con capacidad para pactar con los socialistas españoles en determinadas circunstancias? La singularidad navarra es evidente, es un hecho de partida y este caso lo pone de evidencia.

fgu@apmadrid.es

HIROSHIMA.

El alcalde de Hiroshima insta al Gobierno japonés a mantener su constitución pacifista

EFE. 06.08.2007 – 06:19h

662147_tn.jpg

Ampliar foto

Las palomas vuelan sobre el Domo de la Bomba Atómica en el Peace Memorial Park en Hiroshima, tras 62 años de este ataque de la II Guerra Mundial. (EFE)

  • En un acto celebrado en el 62 aniversario de la bomba atómica.
  • Tres días después fue lanzada una segunda bomba nuclear sobre la ciudad de Nagasaki.
  • Entre las dos explosiones murieron unas 230.000 personas y miles sufrieron o sufren todavía sus secuelas.

El alcalde de Hiroshima, Tadatoshi Akiba, instó hoy al Gobierno a mantener la constitución pacifista del país en la conmemoración del 62º aniversario del lanzamiento de la bomba nuclear sobre esta ciudad japonesa, informó la agencia Kyodo.

Tadatoshi Akiba, del Partido Social Demócrata (PSD), aseguró que Japón debería “estar orgulloso” y “proteger” su constitución pacifista, consciente de que su reforma es una de las principales apuestas para esta legislatura del gabinete de Shinzo Abe.

Por su parte, el primer ministro Shinzo Abe, líder del Partido Liberal Demócrata (PLD), ratificó en esta ceremonia su determinación para combatir la proliferación nuclear y apostó por mantener los principios anti nucleares que Japón abrazó tras la II Guerra Mundial.

Además, Tadatoshi Akiba urgió al Ejecutivo a trabajar por el desmantelamiento de todos los arsenales nucleares del mundo, una “obligación” de Japón, según sus palabras, por ser el único país que ha sufrido la bomba atómica.

“Para que nadie sufra como nosotros”, explicó el alcalde, que en un momento de su discurso llegó a asegurar que “Hiroshima era un infierno donde los que consiguieron sobrevivir envidiaban a los muertos”.

Las 45.000 personas que acudieron al acto, que comenzó a las ocho de la mañana hora local (01.00, hora peninsula española), guardaron un minuto de silencio a las 8.15 horas, la hora exacta en que el 6 de agosto de 1945 un bombardero estadounidense lanzó la primera bomba nuclear sobre Japón, que llevó a la muerte de 140.000 personas y aceleró la rendición de Japón en la II Guerra Mundial.

Estados Unidos lanzó una segunda bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki tres días después, que causó otras 70.000 víctimas mortales.

OPINIÓN: “¿PUEDE CONVERTIRSE EL REGALO DEL PSOE A UPN EN UN BOOMERANG?.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Enric Sopena
  • ENRIC SOPENA

    05/08/2007

 

Cuanto antes, mejor para todos

¿Puede convertirse el regalo del PSOE a UPN en un boomerang?

No hay que descartar tal hipótesis. Es posible que, pasados los primeros sofocones, se imponga entre los votantes socialistas la resignación. Pero también puede ocurrir que las aguas –que bajan crecidas estos días por la indignación- se acaben desbordando y produzcan alguna que otra inundación con efectos nocivos internos e incluso en otras partes de España. No deja de ser significativo que la protesta entre los socialistas navarros se haya extendido también por la ribera del Ebro.

Hay otro dato objetivo y, desde luego, relevante. La inmensa mayoría del Comité Regional del PSN estaba a favor del pacto con Nafarroa Bai y con IU. La inmensa mayoría quiere decir exactamente un 99 por ciento de los integrantes de este órgano de gobierno del PSN. Cuesta entender que hace unos meses Rajoy y compañía -con la anuencia y la efusiva colaboración de Miguel Sanz y de su Gobierno- montaran una manifestación en Pamplona para, envueltos en la bandera española, ciscarse en los socialistas y que ahora sean los socialistas los que permitan que UPN continúe gobernando.

Cuesta asumir además que gentes que rompieron hace años con el mundo de la violencia etarra o batasunera, y que se incorporaron a la legalidad democrática vigente –tal es el caso de Aralar, núcleo en cierto modo vertebrador de Nafarroa Bai-, no vean sus esfuerzos recompensados, sino en la práctica convertidos ellos en culpables o al menos en sospechosos. Estas atrocidades son habituales en el ámbito del PP o de la derecha extrema española. Produce desazón pensar que –aunque por miedo a repercusiones electorales negativas- el PSOE haya terminado pasando por el aro.

Y genera inquietud, por otra parte, que tan complejo escenario no haya sido gestionado con la eficacia exigible y con la delicadeza y buen tacto que se merecen los primeros afectados, que son obviamente los socialistas navarros y, naturalmente, Nafarroa Bai e IU. Asistimos a una situación complicada. No cabe la vuelta atrás. Pero sí cabe una reflexión a fondo para poner en marcha, sin excesivas demoras, los mecanismos pertinentes que traten de restablecer la serenidad y devuelvan la dignidad a los colectivos perjudicados. Y garanticen que, cuando llegue marzo, los progresistas navarros puedan celebrar como propia la victoria de Zapatero. Cuanto antes se ponga fin a la pesadilla actual, mejor para todos.

UN PETALO DE ROSA PARA REFLEXIONAR EN ESTE TIEMPO DE EXCLUSIONES.

  • Sobre este blog — このブログについて

  •  


    « 疑問(ぎもん=gimon)-Dudas…

     


    La Academia del Silencio – 沈黙の会(ちんもくのかい- chinmoku no kai)

    Publicado 3/08/07

                 200708011559000.jpg  

    “Se cuenta que en la antigua Grecia existía una Academia del Silencio, con sólo cien miembros que se reunían para meditar.

    Un día llegó un extranjero e indicó su deseo de incorporarse. La respuesta fue sutil: sobre el agua que colmaba un vaso echaron una gota más, con lo que el líquido se derramó. No había lugar para él, según lo entendió el visitante. Y se marchó.

    Después de varios minutos, retornó ante la sorpresa de todos. Con el vaso repleto, replicó su argumento: en  lugar de una gota de agua, depositó delicadamente en la superficie un pétalo de rosa. Flotó éste, sin alterar el líquido.

    El solicitante vio premiado su ingenio y su tino con su aceptación como miembro activo de la Academia del Silencio” (Hilda Basulto)

    Muchísimas gracias a TODOS por ser ese pétalo de rosa. 

    EL CAMINANTE DE LA PAZ LLEGA A BOGOTÁ.

    el-caminante-de-la-paz.jpg

    FOTOGRAFÍA – Internacional – El ‘caminante de la paz’ llega a Bogotá

    Gustavo Moncayo llegó a Bogotá después de caminar 850 kilómetros

    Gustavo Moncayo, en las afueras de Bogotá, donde llegó tras una marcha de 850 kilómetros para pedir la libertad de su hijo secuestrado.

    REUTERS – 02/08/2007

    LOS FACHAS DEL PP LE HAN DADO A PIQUÉ UNA PATADA EN EL CULO.

    enric_sopena2.jpg

    20/07/2007

    Los centristas, “que se vayan a casa y que no molesten”

    ¿Quién sugirió a Acebes que le diera a Piqué jarabe de palo, hasta humillarlo?

    “¡Adiós muchachos, compañeros de mi vida, farra querida…!” Otro centrista –llamémosle centrista-, Josep Piqué, se va del PP. A Mariano Rajoy le crecen los enanos, y eso que él aún no había conseguido montar su propio circo. Se le fue recientemente, huyendo, saltando por la ventana, Jaume Matas, otro centrista; llamémosle también centrista. Salió corriendo Matas, mientras el coro mediático de Génova 13 lo despedía a gritos de “¡traidor, traidor, traidor!”, literalmente.

    ¿Rajoy ni se entera? ¿Quién sugirió a Ángel Acebes que le diera jarabe de palo al díscolo Piqué, hasta humillarlo? ¿Fue el mismísimo Rajoy? Todo es posible. El Titanic se hunde y a Rajoy, mientras tanto, sólo se le ocurre que ejercer de Dr. Franz de Copenhague, aquel divertido inventor del TBO. Su último invento ha sido proponer que una nueva ley electoral blinde al PP de modo que la derecha gane en las urnas casi siempre. Rajoy, en estos últimos tiempos, oscila entre ser el Dr. Franz o Juan Palomo, el de “yo me lo guiso, yo me lo como”.

    Agatha Christie
    Debería leer Rajoy la obra de Agatha Christie Los diez negritos. A Rajoy, cada día que pasa le quedan menos centristas. Cuando el diputado por Valencia Joaquín Calomarde se dio de baja, Rajoy se encogió de hombros, continuó leyendo el Marca, su literatura preferida, y terminó la velada fumándose un puro. Calomarde sí es un centrista, que escribe –entre otras publicaciones- en El País y en elplural.com. Los aparatchiks de Génova 13 lo despreciaron. Peor para ellos. Fue él quien abrió el camino del ¡hasta aquí hemos llegado! O, si se prefiere, el de la dignidad que siempre acompaña en política a la moderación y a la cordura.

    Los Idus electorales de marzo
    “De los diez que me quedaban, ya sólo me quedan…” ¿Cuántos centristas le quedan vivos, don Mariano? A pocos meses de los Idus electorales de marzo, los centristas del PP van desapareciendo de forma inexorable. En el caso de Piqué, el verdugo ha sido Acebes. ¡Cuánta satisfacción la de este mentiroso mentecato, que se ha vengado al fin del blandito Piqué! Acebes lo ha despachado con su grosería dialéctica habitual: “¡Que se vaya a casa y no moleste!”.

    Que no molesten
    Los centristas, a sus casas. Que no molesten. A Ruiz Gallardón, cuando le llegue el turno, lo ejecutará personalmente Esperanza Aguirre. Se pasea, sin embargo, por la cubierta del barco popular, que va a la deriva en mitad del temporal, el fantasma de Rodrigo Rato. Lo vigila atentamente, desde la FAES, y con los prismáticos de Rupert Murdoch, José María Aznar. La verdadera mano que mece la cuna de la tensión y del rencor es la de Aznar. También la misma mano mueve la cuna donde dormitan otros centristas ya sentenciados. Y en marzo, don Mariano, the end.

    E.S.

    MANIFIESTO POR EL RECONOCIMIENO DE TODAS LAS VÍCTIMAS EL FRANQUISMO.

    16/06/2007

    Lo suscriben juristas e historiadores

    Manifiesto por el reconocimiento de todas las víctimas del franquismo

    ELPLURAL.COM

    Una treintena de juristas e historiadores reclaman mediante un manifiesto que “ya es hora de que las instituciones promuevan el reconocimiento, la memoria y la reparación de todas las víctimas del franquismo”.

    El manifiesto está suscrito por juristas como el magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, el ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo o el catedrático Marc Carrillo, y entre los historiadores figuran, entre otros, Joan B. Culla o Manel Risques, según informa La Vanguardia.

    Violencia planificada
    El diario señala que los firmantes abogan por el reconocimiento de la memoria y reparación de todas las víctimas y critican la proliferación de escritos e intervenciones públicas poco serias y “con una clara vocación de intoxicación política”. Así, pretenden “aportar rigor al debate público” y concluyen que tras la insurrección de 1936 se produjo violencia “que no fue del todo espontánea” pero tampoco imputable a la República. Sin embargo, sí consideran que “la violencia diseñada y ejecutada desde el poder” en la retaguardia franquista fue consustancial a los objetivos antidemocráticos de los sediciosos”.

    Intentos de obstaculizar
    El manifiesto lamenta la campaña del episcopado español para las beatificaciones masivas de víctimas de la Guerra Civil y critica los intentos de obstaculizar el reconocimiento de las víctimas del franquismo por sectores de la sociedad que nunca lo han condenado.

    Voluntad de reconciliación
    También recuerda que la práctica del régimen franquista de reconocer sólo a las víctimas de la denominada Causa Nacional y su utilización de forma vengativa comportó la negación de una auténtica voluntad de reconciliación”. Por ello, piden que las instituciones promuevan el reconocimiento, la memoria y la reparación de todas las víctimas del franquismo, también de aquellos que fueron víctimas de la violencia en el lado republicano.

    LA BURBUJA INMOBILIARIA EN ESPAÑA: TOCA BAJADA.

    representacion_manhattan_valenciano.jpg

    CRONOLOGÍA DE LA BURBUJA ESPAÑOLA: AHORA TOCA LA BAJADA

    El Confidencial – 18 de mayo de 2007

     

    comenta e

     
    “Hasta ahora hemos vivido la subida de la burbuja inmobiliaria española. A partir de aquí toca la bajada”, afirma Ricardo Vergés, arquitecto y economista del equilibrio. Según sus cálculos, nuestro país ha vivido no ya una burbuja, sino un antimercado (caso extremo de burbuja donde precios y cantidades de vivienda nueva están en relación directa y no inversa, como indica la ley de la oferta y la demanda) cuyas consecuencias son dramáticas para los diez millones de familias o más hipotecadas entre 1997 y tal vez 2012, que habrán de devolver la friolera de 3,25 billones de euros, de los cuales las entidades apenas han recuperado hoy un cuarto de billón, intereses incluidos.Vergés lleva años señalando la existencia de una burbuja que ha plasmado gráficamente con datos oficiales, comparándola con la de Francia y EEUU y elaborando una cronología incluida en el informe que presentará el próximo mes de junio en la Universidad de París.

    Y bien. “¿Cómo es que hemos llegado tan lejos?”, se pregunta Vergés. Para él, todo empezó en 1997, después de que en Europa se decidiera que un euro equivalía a 166,38 pesetas. “Esto supone un regalo para España”, asegura, “porque propició el retorno de capitales evadidos. De inmediato, el flujo de pasivo se tradujo en un activo de inversión residencial, sobre todo en Madrid y en la costa. Pero el dinero era fuerte y los compradores vigilantes, de forma que los precios se mantuvieron y el ciclo de Maastricht tocó techo en 2001”.

    En 2000-2001, pasamos de construir 250.000 viviendas a 550.000 sin apenas subir precios. “Entretanto, bancos y cajas, inmobiliarios y políticos vieron que había una demanda formidable sin que nadie se lo esperara (también de inversión extranjera) e hicieron acopio de suelo”. En el año 2001 hubo un bajón y se construyeron solamente 500.000 unidades. Es decir, ya estábamos de vuelta del ciclo de Maastricht.

    Sin embargo, con la entrada en vigor del euro, el 1 de enero de 2002, comenzó a funcionar lo que podríamos llamar la campaña de ‘los precios nunca bajan’ y de ‘no hay burbuja’. “Dicha campaña fue apoyada por estudios econométricos ineficientes -hoy en día desbordados-, por planeamientos urbanísticos delirantes y por estimaciones del patrimonio cuya metodología haría ruborizarse a cualquier especialista del Income and Wealth”, explica este experto.

    “Todavía hoy, estos agentes se muestran ansiosos por proceder a las recalificaciones de suelo y recuperar las plusvalías derivadas de todo lo edificable. Mientras tanto, el actual Gobierno no ha desdeñado proseguir este trajín en el interior del país, cuando ya el litoral y la capital dan muestras evidentes de saturación”, añade. A partir de ahí, el ‘ciclo de la Meseta’ se ha acelerado, porque cada pueblo quería su burbuja. Por ejemplo, La Rioja ha pasado de 10 viviendas por 1000 habitantes en 1997 a 16 en 2002 y a 32 en 2006, tanto si se cuentan los proyectos de Arquitectos como si son direcciones de obra de Aparejadores (Fomento). Francia y Estados Unidos no superan las 9. “Ésta es la verdadera causa del endeudamiento actual y futuro de las familias, ya que la deuda hipotecaria computada por el Banco de España, se inicia con el crédito al promotor”, añade.

    “Ahora, el actual boom iniciado en 2002 ha tocado techo y desde mediados de 2006, está bajando a gran velocidad”, asegura Vergés, que continúa preguntándose lo mismo que en Europa ¿de dónde ha salido tanto dinero? Ésta es la gran cuestión que encierra la clave para entender el por qué de esta bajada y también el por qué de la larga despreocupación de la demanda. El resultado de esta exuberancia irracional, que nadie ha querido o sabido evitar, es que las familias tendrán que devolver una deuda hipotecaria desorbitada.

    La esclavitud de la deuda

    Respecto al famoso ‘efecto riqueza’ inmobiliario que sucesivos ministros de Economía españoles han predicado en estos últimos años, Vergés tiene su propia opinión: “Es un error pretender que somos un país de ricos propietarios, ya que debemos cerca de lo equivalente a lo pagado por las nuevas viviendas producidas desde 1996, si se toman las estimaciones de las Cuentas Nacionales en base 2000”.

    El economista prevé que el precio de las viviendas volverá a sus cauces, lo que conlleva un ‘efecto pobreza’ para quienes compraron pisos sobrevalorados. Eso sin contar con el riesgo enunciado en el principio de Merton: “Cuando el valor de un activo es inferior a la deuda, el deudor prefiere devolver el activo antes que la deuda”. Por supuesto, tratándose de euros, debemos negociar garantía con el Banco Central Europeo. “Pero en España no ocurre como en el Reino Unido, donde si no puedes pagar la hipoteca devuelves las llaves”, advierte Ricardo Vergés.

    “A partir de ahora, tenemos treinta años por delante para devolver esto, que no se podrá pagar en una generación. En suma, deberá hallarse un equilibrio entre la salvaguarda del poder adquisitivo del euro y la solvencia de las familias”, prevé.

    Olivier Blanchard, otro economista, en este caso profesor de un instituto tan prestigioso como el tecnológico de Massachussets (MIT), predijo en The Economist a principios de este año que “España sería la próxima víctima de lo que él llama las depresiones que rotan bajo el euro”. Las consecuencias del pinchazo, según él, serán “salarios negativos y mucho paro”.

    enlace a la noticia

    índice del boletín

    comenta esta noticia

     
    NOTA: Si crees interesante esta noticia, colabora con su difusión copiando este link y pegándolo en otros foros y blogs: 
    http://www.viviendadigna.org/?ver_noticia.php?id=4957
     

    OPINIÓN: “URGE RECOMPONER LA IZQUIERDA”

    DEMOCRACIA Y PARTICIPACIÓN

    “URGE RECOMPONER LA IZQUIERDA”
    Diego Jiménez

    http://desdemicornijal.blogspot.com/, (30-5-07)

    Uno de los éxitos de la globalización, además de exportar sus ‘recetas’ neoliberales en el ámbito económico por todo el planeta, ha sido el de homogeneizar las pautas culturales. Y las tendencias políticas. Europa asiste en estos momentos al lento, pero inexorable, avance de una marea neoconservadora, procedente de EE UU, que amenaza con sepultar y ahogar los anhelos de cambio social que han sido patrimonio, hasta ahora, de una izquierda que aparentemente agoniza. Se veía venir. En mi anterior artículo ‘El voto del miedo’ ya hacía notar cómo en Francia, cuna de las revoluciones liberales que alumbraron nuevas sociedades en Europa, las clases medias y populares se dejaron deslumbrar por el discurso neoconservador de Sarkozy. Si eso ha ocurrido en ese país transpirenaico, hasta ahora celoso defensor de las conquistas sociales y con una izquierda notablemente organizada y pujante, ¿por qué no iba a ocurrir un fenómeno similar en España? A mayor abundamiento, en las recientes elecciones municipales italianas, el voto de izquierdas se ha refugiado en el Sur, abandonando su tradicional feudo del Norte, la Lombardía y el Piamonte, ahora en manos de Berlusconi.

    Mal que nos pese, el éxito de la derecha en Europa ha consistido en que el discurso legitimador de su política, basada en la hipertrofia del sector público y en una minusvaloración del Estado como garante de las prestaciones sociales y, por consiguiente, en el culto a las bondades del ‘mercado’ como único elemento capaz de hacer funcionar la economía, ha calado en las gentes. Una suerte de maridaje entre estas consignas de la derecha y las clases medias y asalariadas ha hecho el resto.

    En España, las privatizaciones de servicios públicos esenciales, las disparidades salariales, la inseguridad laboral y la sombra del despido, la interesada propaganda de la derecha sobre la supuesta amenaza de la inmigración, el difícil acceso a la vivienda, el fenómeno de la inseguridad ciudadana, el terrorismo, los casos de corrupción urbanística… lejos de crear una corriente crítica ciudadana de rebeldía han producido una especie de atomización y de desafiliación en el cuerpo social y el triunfo de un individualismo que nos han conducido a un contexto regresivo de difícil salida. La cultura de la derecha ha sido asimilada ampliamente por la ciudadanía. Y en ese contexto, la izquierda social y política lo tenemos difícil. Lejos quedaron los tiempos en que la identificación entre barrios obreros y voto de izquierdas era un elemento habitual. Si hacemos un mínimo análisis de lo ocurrido en España en estos últimos comicios locales y autonómicos, lo excepcional ha pasado a ser lo normal. El caso de Madrid es paradigmático. La capital del Estado, con un notable cinturón de barrios obreros, ha dado alas al PP. La hecatombe de la izquierda es un hecho aireado, por sintomático.

    En nuestra Región, también el voto de izquierdas ha huido de los barrios obreros más tradicionales y, por el contrario, zonas con un notable asentamiento de familias jóvenes, barrios habitados por gentes con profesiones liberales y con un nivel de formación medio-alto han apoyado más visiblemente las propuestas de izquierda. ¿Qué está ocurriendo? Para empezar, reconozcámosle también a la derecha regional su habilidad para lograr eso que denominamos la ‘vertebración’ de la sociedad civil. Al menos, de una parte de la misma. La derecha política, tejiendo una especie de red clientelar en amplios sectores sociales, ha sido capaz de rentabilizar y de capitalizar una notable porción del tejido asociativo regional. En manos de la derecha están las Cofradías de Semana Santa, una buena parte de las peñas huertanas, las agrupaciones sardineras, algunas asociaciones de vecinos y de padres y madres, la patrimonialización de la cultura y de los festejos populares más significativos… El lema ‘Agua para todos’ ha funcionado, además, como elemento aglutinador, creando una suerte de identidad regional antes ausente.

    En lo que toca al tema de la corrupción urbanística, bandera de denuncia de las formaciones de izquierda en estos pasados comicios locales y autonómicos, es claro que la percepción del fenómeno por las direcciones de los partidos de izquierda y por las plataformas ciudadanas de denuncia no se ha correspondido con la de la ciudadanía. En torno a lo que hemos venido denominado convencionalmente la ‘economía del ladrillo’ y del pelotazo urbanístico se agrupa toda una miríada de sectores profesionales (constructores, fontaneros, electricistas, escayolistas, pintores, comisionistas, intermediarios…) que, con una visión a corto plazo, es cierto, ven en la construcción un medio de vida que no le garantizan otros sectores. Que un ciudadano cualquiera pueda, provisto de un vehículo y un móvil, constituirse en jornada de tarde en intermediario u ojeador de solares para ofrecérselos a cualquier constructor, y que por esa operación reciba una comisión de un dos o un tres por ciento, es un hecho habitual. El languidecimiento de la agricultura tradicional hace al pequeño agricultor víctima de la oferta de cualquier promotor inmobiliario. La construcción, un sector que nos condena al ‘pan para hoy’ y el hambre para mañana, es cierto sin embargo que mueve en la Región muchos capitales. Nunca, como hoy, eran visibles en nuestras calles tantas oficinas inmobiliarias. Nunca, como hoy, tanta gente ha hecho del negocio del ladrillo su medio de vida. Nunca, como hoy, el parque regional de vehículos de gran cilindrada de Murcia ha sido tan numeroso. Y nunca, como hoy, la cultura del enriquecimiento rápido, incluso por la vía del ‘pelotazo urbanístico’, ha gozado de tanta aceptación social.

    Frente al cuadro descrito, no sorprende tanto el hecho de que la contestación a tal estado de cosas proceda hoy de una exigua parte del electorado. El voto progresista de izquierda se refugia en aquellos sectores sociales más críticos e ilustrados, incluso en las capas medias. Si a ello sumamos que una buena parte de los jóvenes y las jóvenes de esta Región huyen no sólo de la adscripción a los partidos políticos sino también de su presencia masiva en las urnas tenemos en este último dato una explicación del descenso del voto de la izquierda. La juventud murciana ha encontrado en los movimientos sociales más variopintos un refugio a su aversión a la militancia activa en las formaciones convencionales de izquierda. En este sentido, el vigor juvenil que impulsó las pasadas movilizaciones contra la guerra de Irak y, más recientemente, las protestas contra la corrupción urbanística constituyen el paradigma de que la juventud percibe la contestación al sistema por otras vías.

    Urge, pues, recomponer la contestación social de izquierdas con nuevos métodos. Con nuevas estrategias. No basta con que los partidos políticos entonemos hoy el ‘mea culpa’ para, a continuación, seguir anclados en los mismos métodos del pasado. El envite del neoliberalismo, a escala global, es de tan envergadura, lleva a la práctica sus postulados con métodos tan sutiles, que urge reinventar una nueva izquierda, social y política, que sepa estar a la altura de las circunstancias. Teniendo presente la consigna ‘piensa global, actúa local’, es preciso que los movimientos sociales y partidos políticos de izquierdas salgamos de esta especie de autocomplacencia que adorna nuestro quehacer. La endogamia que nos caracteriza nos impide ver que, las más de las veces, nuestro discurso llega sólo a las personas ya convencidas. Un ejemplo. La notable labor de concienciación social de plataformas como ‘Murcia no se Vende’ no ha logrado romper el techo de una presencia militante activa, pero, mal que nos pese, exigua. Y ello se traduce en la también exigua respuesta de la ciudadanía. Llevar 15.000 ó 20.000 personas a las calles de Murcia contra la corrupción urbanística es un esfuerzo encomiable. Pero no olvidemos que muchos de esos miles de personas, que no son ni siquiera el 2% de la población regional, hacen gala de un marcado escepticismo respecto de la validez de los partidos como cauces institucionales de representación, lo que conduce inexorablemente a posturas abstencionistas.

    Para concluir, el descenso sociológico de la izquierda lejos de llevarnos a pensar que ha de hacernos modular el discurso de izquierdas ha de combatirse con políticas de izquierda. Es preciso que los movimientos sociales y los partidos políticos nos nutramos no sólo de nuevos contenidos sino de gentes dispuestas a engrosar una nueva masa crítica ciudadana que pueda contrarrestar la marea neoconservadora de la que hablaba arriba. Y, para ello, es urgente la reflexión colectiva. Y la colaboración mutua, desinteresada y respetuosa entre todas las instancias de la izquierda. Porque aunque amplios sectores populares se dejen encandilar por los cantos de sirena de un modelo social y económico que aparentemente creen que les favorece, es una responsabilidad ética de la izquierda seguir faenando para llevar a la conciencia colectiva la idea de que Otro Mundo y Otra Región son posibles.