EL PSOE PLANTEA LA CREACIÓN DE UN OBSERVATORIO DE LA LAICIDAD.

000000071821.jpg

16/1/2008  

LAS PROMESAS|CITA CON LAS URNAS

El PSOE plantea la creación de un observatorio de la laicidad

  1. • El programa electoral promete profundizar en la separación Iglesia-Estado
MARCO SCHWARTZ
MADRID

El pulso entre el partido socialista y la cúpula eclesiástica amenaza con ir a más. En el programa electoral, cuya redacción coordina Jesús Caldera, los socialistas se comprometen a “promocionar activamente la separación entre Iglesia y Estado y la neutralidad del Estado respecto a las creencias, religiosas o no, de los ciudadanos”.
El documento prevé la creación de un “observatorio de la laicidad, la libertad de conciencia y de creencias”. También contempla la reforma del Código Penal en lo relativo a la libertad de conciencia para “equiparar la protección de todas las convicciones, con independencia de su carácter religioso o no”.
En su apartado sobre delitos contra la libertad de conciencia –artículos 522 a 526–, el Código Penal vigente solo contienen referencias a los sentimientos religiosos. Los socialistas quieren que se proteja del mismo modo la libertad de conciencia laica e incluso la atea.
El programa del PSOE prevé también cambiar el nombre del Ministerio de Justicia por el de “Ministerio del Derecho”. Además, para evitar futuros bloqueos del Consejo General del Poder Judicial, se establecerá un “plazo prudencial” para su renovación de sus miembros. Asimismo, se prevé la comparecencia de los miembros del consejo ante el Congreso de los Diputados.

MÁS RADARES Los socialistas prometen además establecer “tiempos máximos” de respuesta policial, y fijar un mínimo de 140.000 policías y guardias civiles. En seguridad vial se cuadruplicará el número de radares fijos hasta las 2.000 unidades.
En materia económica se prevén nuevas rebajas del impuestos sobre la renta de las personas físicas (IRPF). A los trabajadores autónomos se les promete el derecho de desempleo y la excepción del pago de la cuota a las cámaras de comercio, industria y navegación.
Se prevé un “gran acuerdo” entre el Gobierno y los agentes sociales con el fin de atajar el fraude de la contratación temporal y conseguir los siguientes objetivos: bajar la tasa de temporalidad hasta el 25% y la de paro hasta el 7%.

PERMISO DE PATERNIDAD
El programa amplía el permiso de paternidad de 15 a 30 días y establece derechos de reducción de jornada a varios colectivo para conciliar vida laboral y familiar. En materia de vivienda, se elaborará un nuevo plan para la promoción de 1,5 millones de casas protegidas en un plazo de 10 años.

El Periodico/Elecciones 16.01.2008.

Anuncios

EL BUEN CIUDADANO NO NACE, SE HACE.

miércoles 1 de agosto de 2007

El buen ciudadano* no nace, se hace

¿Te ha quedado alguna? Ésa es -¿recordáis?- la pregunta habitual que soportan los estudiantes durante el verano… Lo más frecuente, al menos en mi época, era catear Mates, Química, Física o Latín.

El verano que viene, podemos encontrarnos con la siguiente respuesta: “Me ha quedado solo Ciudadanía -así llamarán, seguro, a la asignatura Educación para la Ciudadanía-. Es que mis padres no me han dejado seguir las clases, han objetado, menudo palo, tía!”.

Pero, si dada la naturaleza rebelde de los adolescentes, éstos deciden llevarles la contraria a sus progenitores y aprueban con honores la “maldita asignatura”. ¿Imaginan el disgusto para ese padre y esa madre? Su hijo o hija habrá sido captado intelectualmente por el “Gran Hermano” socialista, que pretende manipular a una juventud sana para convertir a todos en maricones o lesbianas, o en rojos peligrosos amigos del vicio y la depravación!!!

Absurdo, anacrónico y tergiversado… el debate lanzado por el PP y la Iglesia Católica es antiguo, oscuro, inquisitorial y falso. Parece mentira que a estas alturas del siglo haya que defender la necesidad de enseñar contenidos de ciudadanía en los colegios españoles.

Ningún líder (o lideresa) del PP ha dado un solo argumento razonable para oponerse a la asignatura. ¿Es alguno de ellos capaz de citar un párrafo de los manuales que están en las librerías en los que hayan encontrado propaganda o ideología distinta a la que expresan nuestra Constitución y nuestras leyes fundamentales?

Quienes hayan tenido interés por leer el contenido de la materia antes de opinar, habrán comprobado que los contenidos se refieren a la igualdad, a la libertad, la convivencia en paz, la solidaridad , el respeto al otro… en definitiva, valores democráticos y cívicos que conviene enseñar a nuestros niños y niñas. Porque, parafraseando a la buena de Simone, el buen ciudadano no nace, se hace sobre los sólidos pilares de nuestro Estado de derecho.

A mi hija Natalie ya no le toca, pero sí a Javichu. El año que viene espero que saque un super 10 en Educación para la Ciudadanía y que eche una mano a sus colegas si es que algún padre o madre decide no dejarles aprender una de las asignaturas más importantes para su formación y, por tanto, para su futuro (y el de los demás).
*entiéndase ciudadanía