Discurso íntegro de Obama en Egipto.

OBAMA-EGYPT/

 

Obama: el discurso íntegro de ayer en el Cairo

El presidente estadounidense Barack Obama abogó ayer jueves, 4 de junio, en El Cairo por un “nuevo comienzo” en las relaciones entre Estados Unidos y el mundo musulmán, que permita dar vuelta a la página “de la desconfianza y los desacuerdos” y resolver el conflicto israelo-palestino.

Accede al texto íntegro de su discurso

Leer más…

A Obama le piden por Reyes paz en Irak, salud y un mundo más verde.

EFE. 21.12.2008 – 17:39h

A Obama le piden por Reyes paz en Irak, salud y un mundo más verde

  • Una encuesta de ‘The Washington Post’ revela qué esperan los estadounidenses del gobierno de Obama.
  • Tres de cada cuatro ciudadanos creen debe combatirse el calentamiento global y mejorarse el sistema de salud.
  • El fin de la guerra en Irak también es deseado por la mayoría.
  • Las medidas económicas que deberá tomar son el principal punto de controversia.

Minuteca todo sobre:

La mayoría de los estadounidenses son optimistas sobre las medidas políticas que adoptará el presidente electo, Barack Obama, cuando llegue al poder el próximo 20 de enero, según una encuesta que publica hoy el diario The Washington Post.

Según el sondeo, el 75% de los ciudadanos cree que el futuro gobernante debe poner en marcha medidas para reducir el calentamiento global, y el 77% opina que debe aplicar cambios drásticos en el sistema de salud.

Asimismo, una amplia mayoría espera que Obama pondrá fin a la guerra en Irak y mejorará la imagen de EE UU en el exterior.

El 65% de los encuestados dan su apoyo a la política económica de Obama

Dos tercios de los estadounidenses creen que el presidente electo debe centrarse en primer lugar en la economía, algo que el que será el primer mandatario negro del país ya ha asegurado que será su prioridad absoluta.

Un 65% de los consultados declara su apoyo a un plan de estímulo económico similar al que Obama afirma que pondrá en marcha cuando llegue a la Casa Blanca, y que prevé la creación o conservación de cerca de tres millones de empleos e inversiones en infraestructura, nuevas tecnologías y fuentes alternativas de energía.

Sin embargo, el apoyo a Obama, según la encuesta, se encuentra muy dividido en función de las simpatías políticas de los consultados.

Los estadounidenses no tienen mucha prisa en que se cierre Guantánamo

Así, la mayoría de los demócratas y los independientes son partidarios de que el futuro presidente retire las tropas estadounidenses de Irak, mientras que la mayoría de los republicanos se opone a la idea.

Una mayoría de los republicanos, igualmente, se opone a ampliar los fondos federales para la investigación con células madre procedentes de embriones, algo que la mitad de los independientes y la mayoría de los demócratas reclaman que el nuevo Gobierno haga de inmediato.

Más apoyo dan los republicanos a una moratoria en las ejecuciones de hipotecas. Obama se ha mostrado muy crítico contra el Departamento del Tesoro por no haber destinado más fondos a ayudar a los propietarios de viviendas con problemas para hacer frente a sus pagos.

Un 52% de los republicanos y un 55% de los demócratas quieren que Obama establezca un periodo durante el cual los bancos no puedan ejecutar las hipotecas atrasadas.

Una promesa de Obama a la que los estadounidenses no parecen conceder demasiada premura es el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo.

Independientes y republicanos se muestran contrarios e incluso entre los demócratas, que sí favorecen la clausura, la mayoría opina que debe dejarse para más adelante.

Artículos relacionados

 

En 2001 ya advirtió sobre Madoff; ahora dice que hay muchos más cómo él.

  • Erin Arvedlund reveló en la revista Barron el oscuro mundo alrededor del estafador
  • La periodista nos recuerda su investigación y cómo la SEC no hizo nada
Por PAULA CARRIÓN (SOITU.ES)
Actualizado 18-12-2008 17:26 CET

Preguntó y lo contó. A Erin Arvedlund, de 38 años, le llevó cuatro meses, 100 contactos y una llamada de gracia descubrir la suciedad que escondía un tipo tan reputado y poco dado a exponerse al público como Bernard Madoff. El responsable de la estafa que ha conmocionado al mundo capitalista ya fue señalado en varias ocasiones antes de que estallara el escándalo por haber “robado” a los inversores de su fondo cerca de 50.000 millones de dólares (unos 37.500 millones de euros). La primera periodista en contarlo fue ella.

 1229544274_318689_fotonoticia_normal_2

Erin Arvedlund

“La avaricia de los inversores no se ha terminado”, comenta por teléfono desde Filadelfia. Mientras, saca de un rincón de su memoria cómo se desarrollaron los hechos en aquella primavera de 2001, cuando destapó algunos de los trapos sucios de un tal Madoff en un reportaje publicado en la revista Barron’s. Era la primera vez que se enfrentaba a la información de ‘hedge funds’ (fondos de alto riesgo) en esta revista para inversores del grupo Dow Jones. Abordó la nueva tarea a través de sus fuentes de siempre: los expertos del mercado de derivados. Y fue gracias a uno de ellos como un gestor contactó con ella: dudaba de las rentabilidades de los negocios de Madoff. Fue el primer aviso.

En su artículo titulado “Don’t Ask, Don’t Tell” (no preguntes, no lo cuentes), publicado el 7 de mayo de 2001, Arvedlund puso en duda todo el sistema de Madoff. Relató como duplicaba sus rentabilidades, algo que, según le habían contado “reputados gestores”, nadie había podido hacer antes y menos en aquel momento, en el que los mercados estaban en horas bajas. Ajeno a la crisis, el dinero parecía bañar la oficina que Madoff tenía en pleno centro financiero mundial. “Los inversores de Madoff están entusiasmados con su rentabilidad, a pesar de que ni siquiera entienden cómo la obtiene”, explicaba en su artículo.

Tenía 31 años entonces. Durante cuatro meses contactó con más de 100 personas e intentó, en vano, mantener un encuentro con Madoff. Era un hombre que renunciaba a comisiones altísimas (teniendo en cuenta la proporción de las rentabilidades que ofrecía, de hasta el 18%) y exigía a sus clientes mantener en secreto el hecho de que él gestionaba su dinero. ¿Qué ocurría? Mejor, “Don’t ask, don’t tell”.

 1229544274_318689_fotosumario1_normal_5
TANNEN MAURY (EFE)

Mary Schapiro, durante la rueda de prensa ofrecida en Chicago.

En el artículo no se hacía una referencia directa al fraude. Simplemente relató el secretismo extremo que rodeaba a la firma y cómo funcionaba la empresa que el propio Madoff había creado 41 años antes. Quedó en nada. Tras su publicación no obtuvo respuesta de la empresa ni del organismo regulador estadounidense (SEC, en sus siglas en inglés). ¿Cómo es posible que el órgano de vigilancia hacia el que todos los países desarrollados miran no iniciara una investigación? “La SEC recibe centenares de denuncias y no da abasto. La mía no fue la primera. En 1999 Mr. Markapolos ya lo denunció”. Levantó la primera bandera roja. Ni el artículo de Erin ni la carta al regulador del también gestor Harry Markapolos (en la que decía que Madoff es el mayor fraude de escala piramidal del mundo) consiguieron encender las luces de alarma del organismo.

Las que sí encendió Arvedlund fueron las del propio Madoff. “Nunca conseguí verlo en persona, sólo contacté con él por teléfono”. Fue una vez. Breve y conciso. Tranquilamente le dijo que no podía entrar en detalles. “Don’t ask, don’t tell”.

Arvedlund recuerda su decepción al ver que las autoridades no reaccionaban. Silencio absoluto. El rumor continuó pero se quedó en eso, sólo en rumor. Su relato no tuvo el efecto deseado, a diferencia del de The Boston Globe, que ganó un Pulitzer al destapar en 1921 la estafa de Carlo Ponzi (personaje que sirvió para dar nombre a los fraudes de tipo piramidal como el de Madoff).

¿El fin de una era?

“Wall Street está lleno de personas como Madoff”, reflexiona ahora. Arvedlund, que trabaja como periodista ‘freelance’, vive a caballo entre Filadelfia (donde su marido trabaja como abogado) y Nueva York, escenario principal del escándalo. Erin cree que el de Madoff no es el único caso de la codicia de los más ricos aunque confía que con la llegada del presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, la cosa mejore. Con él, dice, espera que la SEC consiga el papel que ha de tener. ¿Qué hace falta? “Más empleados y, sobre todo, más dinero” contesta Erin en una segunda conversación telefónica. En esta ocasión está en Nueva York. Hoy Obama ha dado el primer paso: nombrará a Mary Schapiro nueva presidenta de la SEC.

La periodista, que también ha trabajado para The New York Times y The Wall Street Journal y ha colaborado con Slate, acaba de relatar en Portfolio cuál fue su experiencia entonces. Dice sentirse contenta ahora que ve que todo ha quedado al descubierto. Siente pena, sin embargo, por aquellos que han perdido su dinero, “sobre todo por la gente mayor”. Aparta cualquier duda sobre el por qué no siguió investigando. “No recibí ningún tipo de amenazas”. Simplemente no siguió.

A muchas de las preguntas contesta con un simple “no lo sé”, sobre todo a aquellas relativas a la investigación en curso. No quiere aventurarse a juzgar si Madoff tuvo o no influencias en la SEC o si él mandó que sus hijos le denunciaran para evitar males mayores. El mundo de los ‘hedge funds’ le sigue apasionando. “Los 2 billones de fondos que había en 2007 van a ir reduciéndose. Muchos desaparecerán, otros se concentrarán”, explica.

Uno de los hombres más ricos del planeta, Warren Buffet, ya lo avisó: “cuando la marea baja, se sabe quien nada desnudo y quien trae traje de baño”. “Don’t ask, don’t tell”.

Para saber más

  • Lee el reportaje de Erin Arvedlund en la revista Barron (2001) (en ingles).
  • El artículo en el que la periodista cuenta en Portfolio cómo investigó a Madoff (en inglés).

Adiós a la confianza: un fraude que paralizará al capitalismo americano

Por ANNE APPLEBAUM (SLATE)*
Actualizado 17-12-2008 16:02 CET

Escena primera: estamos comprando un apartamento en Varsovia, Polonia, en algún momento a principios de los 90. En cada fase de la transacción, los dos, mi marido y yo, tenemos que personarnos, hacer cola y presentar los carnés de identidad. Aparecemos en la oficina del notario más de una vez. Aparecemos en la oficina de impuestos en repetidas ocasiones. Finalmente, nos piden que entreguemos un maletín lleno de dólares. El vendedor no aceptará una transferencia bancaria y tampoco quiere que se le pague en moneda de su país.

1229523664_915831_fotonoticia_normal_2 
(EFE)

 

Escena segunda: estamos comprando un coche en Washington, D.C., en algún momento a principios de los años 2000. Probamos unos cuantos y le decimos al vendedor qué coche queremos. Le damos un cheque personal, que acepta sin pedir un carné de identidad. Mi marido pregunta si no le preocupa que devuelvan el cheque. El vendedor se ríe y salimos del concesionario conduciendo un coche nuevo.

Dos momentos diferentes, dos lugares diferentes, pero sobre todo, dos clases diferentes de capitalismo: si Francis Fukuyama, el autor de ‘Trust: Las Virtudes Sociales’ y la Creación de la Prosperidad’, estuviera escribiendo este artículo, describiría la Varsovia de la primera escena como una ‘cultura de baja confianza‘ y el Washington de la segunda como una ‘cultura de alta confianza‘. También se les podría llamar ‘un lugar donde las transacciones financieras son irritantes y hacen perder el tiempo’ y ‘un lugar donde las transacciones financieras son sencillas’, respectivamente. Sin embargo, etiquetas así no duran para siempre. En las casi dos décadas que han pasado desde principios de los 90, las transferencias bancarias, telefónicas y el uso de la moneda local se han convertido en la norma en Varsovia. La cuestión es ahora si el capitalismo americano cambiará también a lo largo de las próximas dos décadas (y a peor).

Hemos vivido en una cultura con niveles de confianza extraordinariamente altos, en la que se acepta la buena fe de un cliente sin cuestionarla y donde se piensa que la gente acaudalada ha ganado su dinero. Por eso todos creían en Madoff

Leyendo las crónicas del colapso de Inversiones en Valores Bernard L. Madoff, es imposible no concluir que lo hará. La escala de este fraude se extiende mucho más allá de lo que un vendedor de coches o incluso el comprador de un apartamento pueda cometer, por supuesto: entre las víctimas del extraordinario esquema piramidal de Madoff se encuentran bancos muy importantes (BNP Paribas, Valores Nombra), gente famosa (Mort Zuckerman) y los amigos de Madoff del Club de Campo de Palm Beach. A raíz del arresto de Madoff, las organizaciones benéficas van a cerrar, y gente que antes era rica se convertirá en pobre. Lo peor es que todo el que invierta donde sea se lo pensará mucho más, se tomará mucho más tiempo, exigirá mucha más documentación. Y lo harán no sólo a causa de Madoff, sino por los prestamistas de alto riesgo, los bancos de inversión de Wall Street y los defraudadores de Enron que han trabajado tanto para minar nuestra fe en la fiabilidad del sistema.

 madoff
(REUTERS)

Madoff en sus buenos tiempos, cuando iba a la tele como una estrella.

La ironía más aguda aquí es que todos esos planes sólo fueron posibles en primer lugar, precisamente porque, hasta ahora, hemos vivido en una cultura con unos niveles de confianza tan extraordinariamente altos, una cultura en la que se acepta la buena fe de un cliente sin cuestionarla y donde se piensa que la gente acaudalada ha ganado su dinero. En nuestra cultura, se confió en alguien como Madoff precisamente porque era rico: porque era miembro del Club de Campo de Palm Beach; porque su compañía poseía caras oficinas en Manhattan, la mayoría de las cuales estaban ocupadas por personas ejerciendo verdaderos trabajos. A nadie se le ocurrió pensar que un pequeño grupo de selectos empleados estaba desarrollando también un enorme plan de fraude en el piso 17.

slate 

 

En otras culturas (quizá en la mayoría de las otras culturas) la gente muy rica es sospechosa por definición. Recientemente, conocí a un adinerado ruso y automáticamente asumí que era el beneficiario de algún oscuro plan: ¿cómo si no iba a hacerse rico alguien de esa parte del mundo? De hecho, resultó ser el director ejecutivo de una compañía occidental en Kiev, Ucrania, y tener todo en regla. Pero sé por qué cometí el error: aún recuerdo (y los rusos se acuerdan todavía) los fraudulentos negocios de ‘privatización’ y las complejas operaciones de blanqueo de dinero que generaron tantos milmillonarios rusos durante las últimas dos décadas. También recuerdo la extraordinaria saga de la compañía MMM, que en los 90 defraudó 1.500 millones de dólares a unos 2 millones de rusos, utilizando lo que ahora se conocerá seguramente como el segundo mayor esquema piramidal de todos los tiempos. Por aquel entonces, pensábamos que un fraude tan flagrante sólo podía tener lugar en el caos del mundo post soviético.

Estábamos equivocados. El esquema piramidal de Madoff, mucho más amplio que cualquier cosa que pudiera soñar MMM, fue posible por nuestra propia tradición de legalidad. Y ahora él ayudará a acabar con esa tradición. He aquí una predicción: en los próximos años, el capitalismo americano se ralentizará, se hará más precavido, menos productivo y menos emprendedor. Aún estamos muy lejos de la Europa del Este de los 90 o de la Latinoamérica o de la Rusia del presente. Pero quizá no tan lejos como pensamos.

 

* Este artículo se ha publicado originalmente en el medio digital estadounidense Slate.

Más de 500.000 personas se dan cita en Facebook para celebrar el último día de Bush

 

27

8

Dos estudiantes proponen a los usuarios de la red social apuntar en su agenda la fecha del 20 de enero de 2009, en la que el republicano cederá la presidencia a Obama

Anfitrión: Estados Unidos de América.

Tipo de evento: Fiesta – Fiesta de Despedida.

Fecha: Martes, 20 de enero de 2009, entre las 11.55 y las 12.05

Sitio: Mundo entero.

Ciudad: Washington.

Con esta peculiar tarjeta de invitación, dos estudiantes estadounidenses han convocado a los ciudadanos de todo el mundo a despedirse del 43º presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en Facebook, la plataforma digital que permite permanecer en contacto con decenas de amigos, centenares de conocidos y soñar con conocer a millones de famosos y desconocidos.

Como se puede comprobar en el muro del evento, en el que los usuarios pueden dejar sus comentarios, los huéspedes de la fiesta no serán precisamente los mejores amigos del actual inquilino de la Casa Blanca, que abandonará la presidencia con una de las peores tasas de popularidad de la historia de EEUU.

“El peor político de EEUU”

“El 19 de enero a las 23.59 será el último día del peor político que EEUU tuvo que aguantar”, reza la presentación, que invita a “la celebración masiva y global de una nueva presidencia que, según esperamos todos, acabará con este error que ha sido ‘elegir’ a Bush, no sólo una vez, sino dos veces”.

Los comentarios de los usuarios que se han apuntado al evento Último Día de Bush en la Presidencia (“Porque todos hemos esperado este momento desde que salió ‘elegido’ por primera vez”) tampoco demuestran mucha ternura hacia el republicano. En inglés, en español, en francés, en alemán y en otros muchos idiomas, el presidente todavía en funciones recibe los calificativos de “imbécil”, “tonto”, “incompetente”, “maniaco depresivo”, “payaso friki” y un largo etcétera.

Desde que Jeremy Krantz y Katie Chasins pusieron el evento en la agenda de Facebook a finales de mayo de 2008, más de 500.000 personas han contestado que participarían en la fiesta. Aunque hay que reconocer que cuando uno pincha en la opción “Asistiré”, no se compromete a nada. Pero casi 35.000 también han dejado un comentario en el muro. Unos 80.000 se lo están pensando, y 350.000 aún no han respondido.

Finalmente, parece que los irreductibles seguidores de Bush tampoco le han abandonado en Facebook, ya que 360.000 han contestado que no tomarán parte en la fiesta

La devastación de la era Bush.

POLÍTICA

 

Obama, producto de los excesos de una administración arrogante cuyos mentores están en desbandada

ENRIQUE VÁZQUEZ*

El balance del gobierno Bush (ocho años) en política de seguridad e internacional, lo que más interesa a los ciudadanos no americanos, es un desastre que puede cuantificarse.

<!–

A grandes rasgos es el siguiente:
Ha enviado a ultramar unos ciento ochenta mil soldados y una impresionante fuerza aeronaval para acabar con los regímenes de Iraq (Saddam Hussein) y afgano (talibán).

De ellos han muerto casi cinco mil y unos 20.000 han resultado heridos, de los que un cuarto mantendrán graves secuelas de por vida.

Ha gastado en esta aventura (según los cálculos moderados del acreditado dúo Stieglitz- Bilmes) unos tres billones (millones de millones) de dólares y a día de hoy el Pentágono devora unos diez mil millones de dólares mensuales.

Deja un déficit fiscal de unos 600.000 millones de dólares y agrava fuertemente la poco envidiable situación de quien depende de la financiación exterior, es decir de la compra de sus bonos por terceros Estados y/o sus fondos soberanos.

Todo esto ha contribuido a aumentar la desigualdad social y los ricos son una vez y media más ricos que antes y el número de pobres, ahora de unos 37 millones de personas, ha subido un 26 por ciento desde 2000 (Grupo de medios McClatchy en 2007).

Ha bajado a niveles sin precedentes la aceptabilidad internacional de los Estados Unidos, que registra muy altos porcentajes de hostilidad (los sondeos de Pew International) y no consigue estima en un ningún país, salvo Israel.

La aprobación de la gestión de Bush por el público ha caído sin cesar, está ahora en una media del 27 por ciento y tiende a agravarse por el estallido de la crisis financiera, que empezó en Nueva York en la atmósfera favorecida por los neocon de los medios de negocios. Su desaprobación cuando en enero sea sustituido en la Casa Blanca podría alcanzar una cifra nunca vista.

Hasta un 84 por ciento de la opinión cree ahora que “el país va en la dirección equivocada” (RealClearPolitics del lunes).

El fiasco del “Nuevo Siglo Americano”
El diseño de la política exterior y de seguridad de Bush es muy anterior al triunfo republicano y el acceso a la Casa Blanca en enero de 2000. Exasperados por el realismo constructivo de la administración Clinton, los nuevos conservadores (en el campo académico deudores de la obra de su maestro el filósofo Leo Strauss) prepararon el terreno y hay al menos tres documentos que tienen la ventaja de explicarlo a fondo y, al tiempo, hacer la nómina de lo que sería el desdichado equipo neocon.

Son el “Proyecto para el Nuevo Siglo Americano” de 1997; el llamado “Papel Netanyahu” (la plataforma de seguridad militar redactada en 1998 para el entonces jefe del Likud en Israel por sus amigos americanos); en 1997; el memorándum enviado a Clinton en enero de 1998. Los autores y abajofirmantes son prácticamente siempre los mismos o intercambiables. Todos ocuparían cargos de importancia, pública o entre bastidores tras el triunfo de Bush.

El pretexto del 11-S
La Administración republicana llevaba un año y dos meses en función cuando se produjeron los atentados del 11 de septiembre de 2001. Como escribió Bob Woodward, y la precisión es sustancial, cuando esto ocurrió hacía meses que el Pentágono y la Casa Blanca habían comenzado a examinar el plan llamado “The Greatest Middle East” (“El gran Oriente Medio”) cuyo pilar era el cambio en Iraq. Se puede creer que sin once de septiembre se habría ido también a la invasión y en el mismo escenario creado ad hoc: la pretendida disposición de un arsenal secreto de armas de destrucción masiva.

La tragedia, que conmovió y turbó al pueblo americano, fue una ocasión de oro para permitirse todos los excesos en un programa que se resume en una inquietante militarización de la política exterior, el paso conceptual, mientras se acuñaba el concepto de país en guerra, de garantizar la seguridad mudando el papel de superpotencia benigna al de la primacía imperial. El 11-S dio el móvil y la oportunidad.

La incompetencia y el fracaso
La invasión de Afganistán, el país que albergaba a Bin Laden, se produjo pronto (unas nueve semanas después del 11-S) y permitió hacer una exhibición de poder militar en una región convulsa que tuvo un terrible efecto indirecto: creer que hacer algo parecido en Iraq sería tan rápido y sencillo como resultó echar a los talibán de Kabul e instalar allí un gobierno amistoso.

Como acaba de decir Stella Remington, la legendaria ex-jefa de los servicios británicos de Inteligencia (MI-6), la respuesta al 11-S fue excesiva, desproporcionada, una sobreactuación. Esta apreciación, tan digna de interés, no atiende a lo que la operación tenía como anticipación de lo que vendría después: el montaje falso y la preparación para invadir Iraq, acercarse a sus grandes reservas de petróleo y blindar a Israel, siempre presente en toda la aventura.

Adicionalmente los Estados Unidos buscaban – y aún buscan, vía “Status de Acuerdo sobre Fuerzas”, en negociación – bases militares permanentes en el país árabe y, si se puede, un gobierno amistoso con Israel.

El nuevo imperialismo democrático
El 19 de marzo de 2003 empezó la invasión del país sin respaldo de la ONU y con una gran fuerza expedicionaria americano-británica más una pretendida “Coalición de voluntades” en la que estuvo efímeramente España, la del segundo gobierno Aznar.

Todo muy sabido y devastador para la genuina cooperación euro-norteamericana que atendía sobre todo al nuevo diseño internacional inherente a la caída del Muro de Berlín, el fin de la Unión Soviética o los desafíos energéticos y de cambio climático.

Se cometía así el peor de los pecados estratégicos (fomentar la división en la OTAN, que se negó a estar en la operación y ni siquiera quiso ocuparse de funciones militares en Iraq a posteriori) y de abrir un foso sin precedentes con Francia, Alemania y otros aliados arruinó la credibilidad americana, como se evidenció en manifestaciones sin precedentes en medio mundo.

La increíble reelección
El descrédito de Bush, su incompencia su amateurismo como mentor de un pretendido imperialismo democrático alcanzaron su cenit. Pero, aunque el desastre era ya visible (aún se recuerda al Bush del portaviones en mayo de 2003 dando por prácticamente concluida la guerra bajo la pancarta inolvidable de misión cumplida)en noviembre de 2004 el pueblo americano reeligió al dúo Bush-Cheney.

Visto desde Europa el hecho pareció incomprensible: permitió seguir cuesta abajo, empeoró la situación en Iraq hasta finales de 2007 y, la gran sorpresa, mucho más en Afganistán, donde la insurgencia talibán ha ganado terreno y plantea ahora un problema militar que empieza a ser considerado como susceptible de ser abordado también, si no principalmente, con medios políticos: Washington anda en busca de talibanes moderados que, al parecer, existen…

Fin de partida
Ha tardado en llegar la derrota, pero ha tomado, al fin, la forma de un desdén y un descrédito que ha impuesto, por ejemplo, la necesidad de que Bush se abstuviera por completo de aparecer junto al candidato de su partido, John McCain o ha obligado casi al silencio total al vicepresidente Cheney, uno de los arquitectos en la sombra de la política de seguridad y sombrío agente político de gabinete.

Tras el solar político, económico y moral que deja Bush hay, en cambio, algo que contrapesa los inolvidables ocho años: el público ha optado por quien parece ser exactamente lo contrario, ha abonado el terreno para un cambio de visión, lo que habría sido imposible si la aventura insensata de los neocon hubiera terminado medio bien.

Sorpresas que da la vida: el desastre y el burdo ultraismo de Bush, adobado con su hostilidad a combatir a fondo el cambio climático o a adherirse al Tribunal Penal Internacional, han hecho posible a Obama, producto directo de los excesos de una administración arrogante cuyos viejos mentores están casi en desbandada en los días de lo que algunos observadores benévolos llaman el último Bush, el que no ha podido impedir ni siquiera atenuar la victoria del senador por Illinois.

*Enrique Vázquez es periodista y analista político.

El Partido Demócrata refuerza su mayoría en el Congreso.

20081105elpepuint_31

El Partido Demócrata ampliará su mayoría en el Congreso estadounidense tras las elecciones de hoy. Según los sondeos y a la espera del recuento definitivo de votos, la formación liderada por Barack Obama logra aumentar su mayoría en el Senado, que hoy renueva a 35 de los 100 senadores que componen la cámara.

 

Demócratas

FOTOS – AP – 05-11-2008 

 

Republicanos

FOTOS – FRANCE PRESS – 05-11-2008 

 

.
 

Barack Obama

A FONDO

Nacimiento:
04-08-1961
Lugar:
Honolulu

La noticia en otros webs

En la actualidad, los demócratas cuentan con 51 escaños en el Senado -incluyendo a los dos independientes que suelen votar con ellos- frente a 49 de los republicanos. Los demócratas aspiran a lograr la “cifra mágica” de 60 escaños, lo que les concedería una super mayoría que evitará que las leyes aprobadas en la Cámara de Representantes sean frenadas después en el Senado por las filas republicanas.

Los sondeos aseguran que los demócratas habrían arrebatado a los republicanos cuatro asientos, los correspondientes a Carolina del Norte, Nuevo México, Virginia y New Hampshire, según informa la BBC.

The New York Times, por su parte, da por seguro que el senador republicano John Sununu habría perdido por un amplio margen, superior a los 18 puntos porcentuales, su batalla contra el demócrata y ex gobernador de New Hampshire Jeanne Shaheen. En Carolina del Norte, la republicana Elizabeth Dole, ex secretaria de Transporte y esposa del ex senador Bob Dole, obtendría 11 puntos porcentuales menos que su rival demócrata, Kay Hagan, según el diario estadounidense.

Hoy también se eligen los 435 miembros de la Cámara de Representantes, pero en esta cámara los demócratas ostentan una mayoría holgada de 235-199 que mantendrán sin problema.

Las encuestas, a 24 horas de las elecciones, situan a Obama en la Casa Blanca.

 

El último sondeo de la cadena CNN antes de las elecciones otorga al senador por Illinois siete puntos de ventaja frente al senador por Arizona, desde el 53% de las preferencias por Obama al 46% por McCain, mientras que el número de indecisos lo sitúa en el 4%.

Por estados, en Colorado Obama lidera por 6 puntos a McCain, en Florida esa ventaja se recorta a 4 puntos, en Iowa la diferencia es de 13 puntos, en Minnesota les separan 12 puntos, en New Hampshire 11 puntos, en Pensilvania 7 puntos y en Virginia otros 7 puntos.

La última encuesta de intención de voto de la cadena ABC y ‘The Washington Post’ concede nueve puntos de ventaja a Obama frente a McCain, de un 53% de preferencias para el demócrata a un 44% para el republicano.

En el sondeo de Reuters y la cadena C-SPAIN, la diferencia de Obama sobre McCain es de 6 puntos, y las proyección de Investor’s Business Daily y TechnoMetrica Market es la única que habla de un escenario mucho más cerrado, con 2 puntos de ventaja para Obama y un 8% de votantes indecisos.

La última media de todos los sondeos, que elabora el portal especializado Realclearpolitics.com, da una ventaja de 6,4 puntos a Obama, con el 50,5% de las preferencias electorales para el senador por Illinois frente al 44,1% para el senador por Arizona.

El peor escenario para McCain
Obama parte con ventaja en estados que le darían hasta 300 votos electorales (la llave de la Casa Blanca son 270), según un análisis de ‘The Washington Post’, que asegura que McCain afronta los últimos compases de la campaña en uno de los peores escenarios de la historia para un candidato republicano.

El senador por Illinois está por delante en todos los estados que hace cuatro años votaron por John Kerry, y supera a McCain en otros cinco territorios que en las últimas elecciones se decantaron por George W. Bush: Iowa, Nuevo México, Virginia, Colorado y Nevada.

Para el periódico, los estados indecisos o “toss up states” de estas elecciones son, una vez más, Ohio, Florida y Misuri, que suman en total 58 votos electorales, a los que se suman en esta ocasión Carolina del Norte, Indiana y Montana, con otros 29 votos electorales.

El diario afirma que el senador por Arizona no ha estado por delante en ninguno de las 159 sondeos de las últimas seis semanas, y si quiere ganar la presidencia tendrá que imponerse en once de los estados que dieron la reelección a Bush en 2004, en seis de los cuales hoy parte con ventaja Obama.

Pese a todo, ‘The Washington Post’ apunta a un factor que podría torcer el rumbo de los comicios, saber qué harán finalmente los votantes ante la posibilidad de que un afroamericano sea su presidente por primera vez en la historia, algo que podría provocar que la lucha sea más cerrada de lo que parece.

Y respecto a las elecciones legislativas, el periódico asegura que los sondeos reflejan una posibilidad clara de que el Partido Demócrata se haga con una cómoda mayoría de 60 senadores, y que repita los buenos resultados de hace dos años en la Cámara de Representantes.

Obama y Bruce Springsteen juntos en Ohio.

 

Las encuestas dan a Obama como un ganador seguro

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, aparece en cabeza de los últimos sondeos divulgados hoy, a solo dos días de la cita del martes cuando los estadounidenses elegirán al próximo presidente del país. La firma encuestadora Gallup sitúa a Obama ocho puntos por delante de su rival republicano, John McCain, al otorgarle un 51 por ciento de la intención de voto, frente al 43 por ciento de McCain.

El aspirante demócrata a la Casa Blanca Barack Obama apareció ayer en un mitin en Ohio con el cantante Bruce Springsteen, quien pidió a los alrededor de 80.000 congregados que voten el martes por el senador de Illinois.Springsteen entonó temas como “This Land Is Your Land” y “The Rising”, una canción que suena con frecuencia en los actos electorales de Obama. El país necesita alguien con “el entendimiento de Obama, su temperamento, su tranquilidad, su madurez, su pragmatismo, su carácter firme y su fe”, dijo el cantante en Ohio, el estado que dio la victoria al presidente George W. Bush en el 2004.

Obama se subió al escenario con su mujer Michelle y sus hijas, Malia, de 10 años, y Sasha, de 7, para dar las gracias a Springsteen y posar para las fotos con el cantante y su esposa, Patti Scialfa. “Hay sólo un puñado de personas que entran en tu vida con la música y cuentan la historia del pueblo estadounidense, Bruce Springsteen es una de esas personas”, dijo Obama.

Unos minutos después del concierto, Obama comenzó su discurso y recordó a los asistentes que el vicepresidente Dick Cheney había dado su respaldo a su rival republicano John McCain. Justo en ese momento se puso a diluviar en el mitin al aire libre en Cleveland, Ohio. “Eso es lo que pasa cuando uno empieza a hablar de Dick Cheney, llueve”, bromeó Obama.

El candidato demócrata dijo a los asistentes que en los últimos días se ha sentido bien. “Uno empieza a pensar a lo mejor podemos ganar las elecciones el 4 de noviembre”, afirmó el senador demócrata.

Los estadounidenses elegirán el martes a su próximo presidente, renovarán la Cámara de Representantes, un tercio del Senado y once puestos de gobernador.

La crisis en el proceso histórico

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • JESÚS PICHEL MARTÍN

    18/10/2008

Vaca multicolor

 Los procesos históricos nunca son simples ni en su realización ni, mucho menos, en su conocimiento, interpretación, comprensión y explicación. Si la lejanía en el tiempo dificulta captar en rigor el pulso vital (el imaginario, el sistema de categorías comunes) de quienes vivieron el acontecimiento, la cercanía impide conseguir la perspectiva suficiente para seleccionar con precisión qué acontecimientos son los relevantes. Pero, aún así, no es ni inútil ni vacío el esfuerzo por entender un proceso tan cercano que todavía está en marcha.

<!–

Así que, con la presbicia inevitable, intentemos enmarcar y comprender la actual crisis financiera y económica mundial en el proceso histórico (o, al menos, en “un” proceso histórico) fijándonos no en las causas económicas que la han motivado (que sin duda existen y son reales), sino en los acontecimientos históricos en los que puede encuadrarse. Y, de entre todos los posibles, deteniéndonos en dos que parecen de mayor peso e influencia: la caída del sistema comunista de la antigua U.R.S.S., en 1991, y la llamada Globalización (o mundialización).

La caída del muro de Berlín en noviembre de 1989 fue la antesala del colapso de la Unión Soviética y de la caída de su sistema económico comunista y estatalista. Pero no sólo eso. Con ella cayó el equilibrio que desde el final de la segunda guerra mundial se conoció como “guerra fría”, que dividía el mundo en dos mundos económicos (ideológicos, políticos, estratégicos, etc.) enfrentados: la U.R.S.S. comunista (que repudiaba la propiedad privada) y los EE.UU. capitalistas (que se fundamentaba –y se fundamenta- precisamente en la propiedad privada).

Esa misma división se evidenciaba en Europa, frontera física de ambos sistemas y centro geoestratégico de la confrontación de sistemas, si bien la parte occidental se organizaba en un sistema mixto, liberal a la vez que socialdemócrata, que mantenía ambos tipos de propiedad (la privada y la pública).

Supuso esa caída, en definitiva, la hegemonía del sistema capitalista y, consecuentemente, una cierta euforia ideológica plasmada en etiquetas simbólicas (“el fin de la historia”, “el pensamiento único”, etc.); un cierto sentimiento de inmunidad por la imposibilidad de “contagio”: la evidencia del fracaso comunista evitaría la tentación de proponerlo o asumirlo como sistema; y algunas dosis de arrogancia para hacer un “liberalismo sin complejos” (esa “derecha sin complejos” que el Partido Popular vino defendiendo, por ejemplo). Mientras, la Europa del este, incluida la propia Rusia, se convertía rápidamente al sistema capitalista y la del oeste ponía en entredicho su propio sistema mixto revisando el alcance y las bondades del llamado “Estado del Bienestar” (y valgan como ejemplos tanto el gobierno conservador de la Sra. Thatcher como la “tercera vía” del gobierno laborista de Blair, aunque no sólo ellos).

La Globalización, entendida como la mundialización de las relaciones productivas, financieras, culturales y de comunicación de información y de transporte, ha convertido el mundo, según la expresión de síntesis al uso, en “aldea global” donde las coordenadas espaciotemporales se difuminan: da igual dónde ocurra el acontecimiento, porque ocurre para todos a la vez (o, como dice la CNN: “está pasando; lo estás viendo”).

El mundo global es un mundo “deslocalizado”, el mundo de los “no-lugares” (en feliz expresión de Marc Augé), el mundo del mercado continuo. Pero, a la vez, es el mundo de la “brecha tecnológica” que distancia aún más a las sociedades ricas y tecnológicamente avanzadas de las pobres y tecnológicamente rudimentarias, y el mundo de los movimientos migratorios masivos (impulsados por la pobreza y por la facilidad de la comunicación).

En el mundo global deslocalizado ya no hay centro (o lo hay cada vez menos). Si Europa dejó de ser el centro geopolítico con la caída del comunismo, la globalización implicaría aparentemente la imposibilidad de volver a serlo.

La crisis financiera y económica que estamos viviendo no sabemos cómo ni cuándo acabará, ni si se llevará por delante el sistema capitalista que se ha practicado durante los últimos veinte años. Pero, si al análisis anterior no es disparatado, es posible extraer algunas conclusiones.

La primera es que ya sabemos qué pasa cuando los Estados se organizan casi exclusivamente según criterios económicos (sean comunistas o capitalistas): que se colapsan (en algún caso hasta caer por completo); que la desregulación de los mercados (financieros y de mercancías) puede aportar riqueza, pero que sus acciones “sin complejos” (ni filtros, ni intervenciones) pueden causar tanto daño o más para todos que beneficios para quienes las ejecutan; que, llegada la crisis, los propios Estados capitalistas, saltándose las reglas del propio sistema económico, tienen que salir al paso e intervenir (sea avalando, comprando activos o nacionalizando bancos).

La segunda es que los criterios económicos (del tipo que sean) no son los únicos adecuados para organizar las relaciones ni intra ni internacionales; que los Estados pueden ser ordenados según otros principios y valores.

Y la tercera, que más que una conclusión es un deseo, es que Europa puede, en este último sentido, desempeñar un papel fundamental, “central”, reivindicando para el mundo que viene los valores que están en sus orígenes: la libertad y la igualdad en dignidad y derechos de los seres humanos.

(No saben cuánto me molesta saber que me voy a perder cómo explicarán esta crisis dentro de cincuenta años).

Jesús Pichel es Profesor de Filosofía

Carta de Michael Moore a los ciudadanos norteamericanos

Marcela Elizabeth (Chile) ha escritohace 10 horas

Los ciudadanos de Estados Unidos han comenzado a salir a las calles para manifestar su descontento por el manejo de la crisis.

Amigos. Déjenme ir al grano. Mientras ustedes leen estas líneas se está llevando a cabo el robo más grande en la historia de este país. Aunque no se están empleando armas, 300 millones de personas
fueron tomadas como rehenes. No nos equivoquemos: después de cinco años de robarse medio trillón de dólares para llenar los bolsillos de sus aliados que se enriquecen con la guerra, después de forrar
con dinero a los magnates petroleros con 100 mil millones de dólares en los pasados dos años, Bush y sus secuaces que pronto dejarán vacante la Casa Blanca están saqueando todos los dólares que se encuentran del Tesoro de Estados Unidos. Están barriendo con todos los cubiertos de plata que pueden mientras caminan rumbo a la puerta de salida.

No importa lo que digan, no importa cuántas palabras empleen para asustarlos; están recurriendo a las viejas triquiñuelas para fomentar el miedo y la confusión para mantenerse a sí mismos y a uno por ciento de la población asquerosamente rica. Sólo basta leer los primeros cuatro párrafos del reportaje principal del New York Times del pasado lunes para conocer de qué se trata todo este asunto:

“Aunque los legisladores trabajaron en los detalles del rescate de la industria financiera por 700 mil millones de dólares, Wall Street volvió a buscar la manera de lucrar con el plan.

“Las firmas financieras cabildearon para lograr la cobertura de todas las formas de inversiones problemáticas, no sólo las relacionadas con las hipotecas.

“Al mismo tiempo, las firmas de inversión maniobraron para supervisar todos los activos que el Tesoro planea eliminar de los registros de las instituciones financieras, una actividad que podría generarles cientos de millones de dólares al año en honorarios. Nadie quiere ser excluido de la propuesta del Tesoro para la compra de los activos de mala calidad.”

Increíble. Wall Street y sus partidarios fueron los artífices de este desorden y ahora pretenden limpiarlo como viles bandidos. Hasta Rudy Giuliani está haciendo cabildeo con su consultoría para
ser contratado (recibir sueldo) y brindar asesoría en el rescate.

El problema es que nadie sabe en verdad a qué se debe este “colapso”. Aun el secretario del Tesoro, Paulson, admitió ignorar la cantidad exacta que se requiere (¡se le ocurrió de la nada la cifra de 700 mil millones!) El director de la oficina de presupuestos del Congreso afirma que no podía entenderlo ni
explicarlo.

No obstante, dicen histéricos que ¡el final está cerca! ¡Pánico! ¡Recesión! ¡La Gran Depresión! ¡Y2K! ¡La gripe aviar! ¡Abejas asesinas! ¡Debemos aprobar la ley del rescate hoy mismo! ¡El cielo se está cayendo! ¡El cielo se está cayendo!

¿Cayéndosele a quién? No hay NADA en este paquete de “rescate” que baje el precio de la gasolina que debemos cargar en nuestros vehículos para ir al trabajo.

NADA en esta iniciativa nos protegerá de perder nuestro hogar
NADA en esta iniciativa nos dará un seguro médico.

¿Seguro médico? Mike, ¿por qué hablas sobre ese tema? ¿Qué tiene
que ver con el colapso de Wall Street?

Tiene mucho que ver. El supuesto “colapso” fue desencadenado por la moratoria y la pérdida de hogares de la gente con deudas hipotecarias.

¿Saben por qué tantos estadunidenses están perdiendo sus hogares?

Los republicanos explicarían que se debe a que muchos idiotas de la clase trabajadora recibieron hipotecas que en realidad no podían pagar. Pero la verdad es ésta: la razón número uno por la cual la gente se declara en bancarrota es por el costo de sus cuentas médicas. Déjenme ponerlo de forma más simple: si tuviéramos un sistema universal de salud, esta crisis hipotecaria jamás habría sucedido.

El objetivo de este rescate es proteger la obscena acumulación de riqueza que ha sido amasada en los ocho años anteriores. Es para proteger a los accionistas que poseen y controlan a las corporaciones en Estados Unidos. Es para asegurarse que sus yates y mansiones y su “forma de vida” no sean interrumpidos mientras el resto de los estadounidenses sufren y luchan para pagar las cuentas.

Dejemos que los ricos sufran al menos una vez. Que paguen el costo del rescate. Estamos gastando 400 millones de dólares al día en la guerra de Irak.
¡Que acaben de una vez con la guerra y nos ahorraremos otro medio trillón de dólares!

Están protagonizando un golpe de Estado financiero en contra de nuestro país. Esperan que el Congreso actúe rápido para evitar que piensen, antes de que tengamos la oportunidad de detenerlos. Así que dejen de leer esto y hagan algo ¡YA! Pueden poner manos a la obra de manera inmediata:

1. Llamen o envíen un correo al senador Barack Obama. Díganle que no necesita sentarse a ayudar a Bush y a Cheney y todo el desastre que han provocado. Díganle que tiene la inteligencia para detener el ritmo de los acontecimientos y encontrar cuál es el mejor camino a escoger. Digámosle que los ricos deben pagar por la ayuda que se les proporciona. Usemos la influencia que tenemos en estos momentos
para insistir en una moratoria a todos los embargos e insistir en adoptar la cobertura universal de salud, y decirles que el pueblo necesita tomar las riendas de las decisiones económicas que afectan nuestras vidas, no a los barones de Wall Street.

2. Tomen las calles. Participen en cualquiera de las cientos de manifestaciones espontáneas que están brotando en todo el país (especialmente aquellas cerca de Wall Street y DC).

3. Llamen a sus representantes en el Congreso y en el Senado. Cuéntenles lo que le dijeron al senador Obama.Cuando uno se equivoca en la vida, los errores se pagan en el infierno. Cada uno de ustedes que leen este texto, conocen esa lección elemental y ha pagado las consecuencias de sus actos en
algún punto de su vida. En esta gran democracia no podemos permitir que exista un conjunto de reglas para la mayoría de los ciudadanos trabajadores y otras reglas para la elite, la cual, cuando se equivoca, recibe regalos en bandeja de plata. ¡No puede ser! ¡No de nuevo!

Suyo, Michael Moore

http://www.new.facebook.com/group.php?gid=29614947148 QUE PAGUEN LOS RIOS LA CRISIS FINANCIERA.

Esto ya es un ‘crash’.

El pánico en las Bolsas mundiales reclama una acción drástica del G-7 para afrontar la depresión

11/10/2008

Los mercados vivieron ayer un crash bursátil de considerable magnitud, más dañino si cabe después de una semana de descensos en picado. El Ibex 35 se hundió más del 9%, la mayor caída de su historia; Londres y Francfort perdieron en torno al 8% y Tokio se desplomó el 9,6%. El pánico mundial, muy intenso en las plazas asiáticas, obedece a varias razones de fondo. Una de ellas es que los inversores no se creen los planes de rescate financiero, ni las reducciones concertadas de tipos de interés, ni las desesperadas inyecciones de liquidez en el sistema. Consideran que han llegado tarde y que no evitarán algunas quiebras financieras latentes. Los inversores sólo confían hoy en intervenciones públicas directas en los bancos privados y en el control, lejano o próximo, de los poderes públicos. Por eso las medidas británicas son las que hasta el momento han sido mejor recibidas.

La noticia en otros webs

La comparecencia ayer de George Bush para insuflar confianza en los inversores es una buena muestra de la magnitud del desastre que está viviendo el sistema financiero mundial. El presidente estadounidense aseguró que “podemos resolver esta crisis y la resolveremos”. Pero es más que dudoso que Wall Street haya creído sus palabras; de hecho, perdía más del 3% después del discurso. Resulta significativo que Bush incluyera en su mensaje una mención a que el Plan Paulson “permite al Gobierno adquirir participaciones en las entidades financieras”. El secretario del Tesoro y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, saben bien que la entrada de dinero público en el capital de los bancos es una de las pocas recetas que pueden amortiguar el pánico actual.

Para variar, el Gobierno español ha intentado reaccionar con agilidad y ayer mismo aprobó la puesta en marcha, antes de que acabe el año, del anunciado fondo para cambiar activos por liquidez a través de un crédito extraordinario de 10.000 millones. La rapidez con que intervendrá el fondo -que no es garantía total de eficacia- se completa con otra decisión igualmente razonable: el Parlamento controlará cada cuatro meses el buen desarrollo de su operativa. Sin una gestión transparente de los fondos extraordinarios no se recuperará la confianza en las normas del mercado, dañada para mucho tiempo por las quiebras bancarias, la persistente incertidumbre sobre la extensión de la crisis y el estrangulamiento del crédito hasta límites agónicos.

Además, los inversores están descontando ya que la economía mundial se encamina hacia un periodo recesivo prolongado, similar al de la depresión que afloró en 1929 y que se prolongó durante casi diez años. La histeria de los mercados no se puede aplacar ya con la enunciación de medidas correctas pero insuficientes. Los inversores esperan, y con razón, que la reunión del G-7 que comienza hoy se aproveche para decidir quién va a tomar el mando en las operaciones anticrisis. El Grupo debería establecer al menos un protocolo de actuación conjunta entre los Gobiernos y los bancos centrales. Sólo la concertación de las autoridades monetarias no basta; es necesaria una coordinación política mundial para hacer frente a la amenaza de depresión.

Joaquin Estefanía: “Socialismo para ricos”

 

La impaciencia por saber si sería aprobado y conocer la letra pequeña del plan de rescate financiero de la Administración Bush, ha impedido detenerse con la atención debida en la quiebra de la principal caja de ahorros de EE UU, Washington Mutual (WaMu). Esa quiebra -la mayor de una entidad financiera en la historia americana- supone otro salto cualitativo en la naturaleza de la crisis. ¿Por qué? Porque esta vez ya no se trata de una institución mayorista, como por ejemplo Lehman Brothers, sino que su caída tiene consecuencias sobre los ahorros de decenas, o acaso, centenares de miles de ciudadanos: Main Street, no Wall Street.

 

Estados Unidos

A FONDO

Capital:
Washington.
Gobierno:
República Federal.
Población:
290.000.000 (2004)

<!–

Enlace Ver cobertura completa

–>

La noticia en otros webs

WaMu no es un caso más de bancos que desconfían de bancos en el interbancario, sino de ciudadanos afectados en su confianza hacia el funcionamiento del sistema financiero minorista (como el británico Northerm Rock, que hubo de ser nacionalizado). Desde el principio de la semana pasada, casi 18.000 millones de dólares fueron retirados de las oficinas de WaMu, generando una espiral de pánico. La intervención de la Administración Bush facilitando la compra de WaMu por JP Morgan Chase -evitando cualquier tipo de subasta a la que hubieran podido acceder otros bancos, porque no había tiempo para la misma- ha logrado detener por el momento ese pánico de las ventanillas.

Que la crisis financiera ha traspasado directamente, por primera vez de modo tan nítido, el ámbito de la aristocracia bancaria y ha llegado al conjunto de los ciudadanos, lo demuestran las primeras reacciones en la calle contra el plan de rescate de Bush. En las manifestaciones a las puertas de la Bolsa de Nueva York se ha calificado a esta solución de ayuda al sector financiero como “socialismo para los ricos, liberalismo para los demás”, tan familiar a los neoliberales, como enseña la historia, en todas las mutaciones de idéntica índole. Los ciudadanos se encuentran inmersos en el clásico dilema del prisionero de la teoría de juegos (William Poundstone, editorial Alianza, 1992), un modelo de conflictos muy frecuente en la sociedad: cada jugador, de modo independiente, trata de aumentar al máximo su ventaja sin importarle el resultado del otro jugador, y sin embargo ambos jugadores obtendrían un resultado mejor si colaborasen; desafortunadamente para los prisioneros, cada jugador está incentivado por sus propios intereses (en este caso económicos) para defraudar al otro, incluso tras prometerle colaborar. Los ciudadanos se han encontrado en el dilema de apoyar la intervención o la barbarie. Por hacer unas comparaciones cercanas: si el rescate se elevase finalmente hasta un monto total de 700.000 millones de dólares, equivaldrá a vez y medio el coste de la guerra de Irak (sin tener en cuenta los gastos colaterales de la última, estudiados por Stiglitz); la ayuda a África, comprometida en la ONU pero no desembolsada por las potencias donantes, será tan sólo una décima parte del monto de esas ayudas al mundo de las finanzas.

Sorprende por ello el endoso de oficio de las mismas que hizo el presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, en Nueva York, alegando que se trata de una “circunstancia excepcional” y que su objetivo es “romper la dinámica de restricción de crédito”. Entonces, ¿por qué se ha negado a instrumentar aquí algo similar? Ya sabemos que las particularidades son otras, pero la restricción de crédito a las empresas es real. No hay que más que hablar con los titulares de las últimas, que consideran que el estrangulamiento del crédito es la dificultad central de nuestra coyuntura.

Pendientes de conocer las tripas de los Presupuestos Generales del Estado -de los que se han avanzado las líneas maestras- se pueden reproducir los versos que en 1959 escribió Jaime Gil de Biedma a su amigo Juan Marsé (Noche triste de octubre), que parecen elaborados para hoy mismo: “Definitivamente / parece confirmarse que este invierno / que viene, será duro. / Adelantaron / las lluvias, y el Gobierno / reunido en consejo de ministros, / no se sabe si estudia a estas horas / el subsidio de paro / o el derecho al despido, / o si sencillamente, aislado en un océano, / se limita esperar que la tormenta pase / y llegue el día, el día en que, por fin/ las cosas dejen de venir mal dadas” (por la transcripción, Rodolfo Serrano, periodista y poeta).

POLÍTICA: ¿Por qué Bush y los directivos del Lehman Brothers no hicieron caso de las pócimas anticrisis del doctor Rajoy?

POLÍTICA

 

Receta marianista: que los inmigrantes no cobren el desempleo

Es una verdadera lástima, doctor Rajoy, que las recetas del Partido Popular contra la crisis económica no sólo no las hayan leído José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Solbes y Miguel Sebastián, sino que tampoco lo hayan hecho ni George W. Bush, presidente de los Estados Unidos de América del Norte, ni los principales directivos del difunto Lehman Brothers, ya sabe el cuarto banco de inversión de Wall Street, un banco legendario que nació en 1850 y que había resistido la crisis del ferrocarril, la guerra civil americana, la histórica y estremecedora caída de las bolsas en 1929, las convulsiones petrolíferas de los años setenta, la recesión de los noventa y el sunsum corda. No hicieron caso los directivos de ese banco de las medidas propuestas por el doctor Rajoy para acabar con la crisis, y en el pecado han pagado la penitencia. Lehman Brothers falleció súbitamente

<!–

Tras el batacazo de tan sólida empresa financiera han empezado a temblar compañías y bancos como Washington Mutual, Wachovia y AIG, que por cierto es la mayor aseguradora del mundo, arrastradas tales empresas por el vendaval Brothers. Las bolsas han bajado en casi todos los países y el fantasma del llanto y el crujir de dientes se pasea por todo el orbe cristiano occidental conocido. Es ciertamente una desgracia, doctor Rajoy, que Alan Greenspan, el ex presidente de la Reserva Federal -al que se le ha soltado la lengua estos días- parece que tampoco haya ojeado siquiera la especie de manual marianista para curar con éxito las enojosas dolencias que sufre el mundo del dinero.

Fuerzas corrosivas
El citado Greenspan ha declarado que “habrá fuerzas corrosivas hasta que el mercado inmobiliario no se estabilice”. Por su parte los directivos del cuarto banco comercial de EE.UU, el Wachovia, reconocen que se encuentran entre los más castigados por la caída del mercado inmobiliario que viene produciéndose en Norteamérica desde hace dos años. Fíjese, doctor Rajoy. Llevaban dos años de deterioro creciente de la burbuja inmobiliaria en EE.UU y el Gobierno de Bush no había previsto la gravísima enfermedad del ladrillo.

Ataque de ceguera
Es como si Bush y Zapatero hubieran sido afectados los dos por un ataque de ceguera que les impedía contemplar el crecimiento sin límites del mercado inmobiliario. Si en lugar de ser amigo de José María Aznar, Bush hubiera sido amigo suyo –amigo, amigo como Aznar, no únicamente correligionario-, seguro que no se habría equivocado y que alertado por la terapia de usted, del doctor Rajoy, habría cercenado el disparate maligno de la construcción enloquecida. Usted además es experto en booms inmobiliarios. Estaba en el Gobierno Aznar –en uno de los diversos cargos que tuvo entonces- cuando fue liberalizada la construcción de todo tipo de viviendas en casi todas partes. ¡Viva la libertad del mercado del urbanismo!

Galeno excepcional
El doctor Rajoy sabe mucho. Es un galeno excepcional. Tiene un gran ojo clínico. Conviene en esta etapa de febril crisis que el virus de la inmigración sea adecuadamente aislado y que la población indígena sea advertida sin tapujos de los riesgos que comportan los inmigrantes. “Hay 180.000 extranjeros cobrando el seguro del desempleo y ya volvemos a tiempos pasados; hay 20.000 andaluces que piden trabajo en la vendimia francés”, ha diagnosticado. La medicina: que no cobren el seguro de desempleo y que estos mangantes se vayan a sus países de origen. Y si han cotizado en la Seguridad Social, pues mire, mala suerte, la próxima vez que no lo hagan, que no coticen y no tendrán este problema.

¡Ánimo y suerte!
Bueno, doctor Rajoy, trate por todos los medios de que sus pócimas curativas sean aplicadas -y pronto- en Estados Unidos, Francia, Italia, Gran Bretaña y, entre otras naciones, Alemania, Bélgica y los países nórdicos. Hágalo por el bien de la humanidad y por el bien de España. En el momento en que todos los Estados atacados por la crisis internacional se recuperen gracias a sus maravillosas recetas, a Zapatero se le habrá acabado la coartada de que la crisis es internacional y tendrá que dimitir sin excusa alguna. Le falta poco para llegar a la Moncloa, doctor Rajoy. ¡Ánimo y suerte!

Enric Sopena es director de El Plural

El BCE vuelve al rescate con una nueva inyección de dinero

Crisis financiera mundial


Las bolsas europeas abren con retrocesos, aunque m ás moderados que los de ayer.- El Ibex se deja más de un 1% en la apertura. -El BCE anuncia su segunda inyección de capital en 24 horas

AGENCIAS – Tokio – 16/09/2008

El terremoto que ayer asoló Wall Street y las principales bolsas europeas después de que el cuarto banco de inversión del mundo, el estadounidense Lehman Brothers, presentase la mayor quiebra de la historia ha provocado hoy nuevas réplicas en los parqués de todo el globo, donde los inversores miran ahora con temor a la aseguradora AIG como la próxima víctima de la crisis crediticia. Ante este panorama, el mercado español ha vuelto a abrir a la baja en consonancia con el resto de plazas del Viejo Continente, aunque ha moderado los números rojos del 4,5% registrados en el nuevo lunes negro hasta el 1,3% de hoy.

 

Japón

A FONDO

Capital:
Tokio.
Gobierno:
Monarquía Constitucional.
Población:
127,288,419 (2008)

<!–

Enlace Ver cobertura completa

–>

La noticia en otros webs

Vea la cotización de las principales Bolsas

Además, para minimizar los efectos del pánico y el desconcierto que está provocando entre los inversores europeos la falta de certezas sobre el final de la crisis financiera, tal y como pone de evidencia el constante goteo de nuevas víctimas de las hipotecas locas o subprime estadounidenses, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado a primera hora de la jornada una nueva inyección de capital de 70.000 millones de euros que se suma a los 30.000 millones que la institución puso ayer a disposición de los bancos de la zona euro. Según ha informado el instituto emisor en un comunicado, el BCE realizará una subasta rápida, llamada de ajuste fino, para inyectar liquidez a un día, aunque no ha informado del volumen máximo de adjudicación, a un tipo de interés mínimo del 4,25%.

A las pérdidas en el parqué español le siguen las registradas en el resto de Europa. Los principales indicadores también muestran a primera hora de la mañana un comportamiento negativo. Así, Londres (FTSE) pierde en torno al 1,6%, Francfort (Dax) se deja un 1,53% y París (Cac), un 1,51%. El mayor descenso del día en España era para Grifols (3,33%), seguido de Iberdrola Renovables (2,39%), Sacyr Vallehermoso (2,22%), Acciona (2,11%) y Técnicas Reunidas (2%). Telefónica, por su parte, se dejaba un 1,36%. A continuación, se situaba la banca, con Santander al frente de los descensos (2,08%), seguido de Banco Popular (1,96%), Banco Sabadell y Banesto (1,32%) y BBVA (0,83%), que ayer fueron las entidades más castigadas por la avalancha de ventas.

Los mercados asíaticos sucumben a las caídas

Antes de la apertura en Europa, al otro lado del globo, las bolsas asiáticas han sucumbido también con fuerza al anuncio de Lehman Brothers tras permanecer cerradas ayer por ser día festivo. Así, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha caído un 5% hasta su nivel más bajo de los últimos tres años.

Además, en línea con sus homólogos europeos, británico y estadounidense, el Banco de Japón (BOJ) también inyectará en los mercados financieros 2,5 billones de yenes (16.8752 millones de euros) para paliar la inestabilidad creada tras el anuncio de quiebra de Lehman Brothers, según ha anunciado este martes la agencia Kyodo. Según informa la agencia local Kyodo, se espera que el instituto emisor mantenga los tipos de interés en el 0,50% forzado por la creciente inflación y a pesar del lento crecimiento económico.

Por lo que respecta al resto de plazas asiáticas importantes, el índice Kospi del mercado surcoreano ha caído algo más, un 6,10%, mientras el parqué de Shanghai, que lleva más de un mes con mínimos anuales casi a diario, ha caído por debajo del límite de los 2.000 puntos con una caída superior al 3%.

La UE insta a mantener el pacto de estabilidad

La Unión Europea ha querido insistir, en medio de la crisis, en la necesidad de mantener el pacto de estabilidad entre los países miembros. Su comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha pedido esta mañana que ante la lluvia de datos negativos llegados de Washington la UE debe “respetar” las reglas presupuestarias del pacto de estabilidad pese a la crisis financiera que aún “no ha finalizado”.

En rueda de prensa desde París en el seno del Banco Europeo de Inversiones, Almunia ha manifestado que “sabemos que la turbulencias financieras no han terminado. Estamos en la mitad de la crisis”. El comisario económico ha hecho especial hincapié en que los países de la zona euro “asuman un cuadro fiscal” que comprenda “un margen de flexibilidad” que, no obstante, respete el pacto de estabilidad comunitario (3% de déficit público).

Este lunes, Wall Street se desplomó precipitadamente con una bajada del Dow Jones de más de 504 puntos, situándose en 10.917, la sexta mayor caída de la historia y la peor desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, por la bancarrota de Lehman ante la imposibilidad de encontrar comprador. Precisamente hoy, uno de las entidades que habían acudido a la puja, el británico Barclays ha confirmado que está negociando hacerse con parte de los activos del cuarto banco inversor, cuya quiebra no afecta a sus divisiones de correduría de bolsa.

El petróleo baja a 91 dólares y registra su mayor descenso en cuatro años

El barril del crudo Brent, de referencia en Europa, ha empezado la jornada de hoy con una fuerte tendencia a la baja que le ha situado sobre los 91 dólares, su nivel más bajo desde febrero. Concretamente, el barril del Brent para entrega en octubre cotizaba a las 08.08 hora peninsular a 90,68 dólares, un descenso de 3,56 dólares frente al cierre del lunes con lo que, por segundo día consecutivo, el crudo del mar del Norte ha registrado su descenso más importante en casi cuatro años y se aleja del máximo de 147,27 dólares alcanzado el 14 de julio. Hoy, la asociación de países productores agrupados en la OPEP publica su informe mensual sobre el mercado mundial de crudo, que se verá afectado por la crisis internacional ya que, según los analistas, repercutirá a la baja de la demanda de petróleo.

El euro pierde posiciones frente al dólar

En el mercado de divisas, el euro ha perdido ligeramente posiciones frente al dólar y al inicio de la sesión bursátil de hoy el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4241 unidades.

Estados Unidos nos hunde: La interminable crisis financiera del neocapitalismo imperial.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Amando Hurtado
  • AMANDO HURTADO

    09/09/2008

 

Fannie, Freddie y sus hipotecas

Por primera vez, desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado, el gobierno norteamericano ha decidido una nacionalización de empresas: Fannie Mae y Freddie Mac, las dos imponentes organizaciones empresariales por cuyas manos viene pasando más del 50% del mercado hipotecario estadounidense.

<!–

El anuncio lo efectuó el Secretario del Tesoro, Henry Paulson, teniendo en cuenta el impacto positivo que la noticia iba a tener en las bolsas mundiales este lunes. Y ha así ha sido, tanto en las norteamericanas como en las europeas y las asiáticas: “Fannie Mae y Freddie Mac juegan un papel tan importante en nuestro tejido financiero que el fallo de cualquiera de las dos crearía un torbellino, tanto aquí como en el resto del mundo”.

Naturalmente, la nacionalización de las pérdidas acumuladas por las dos firmas está siendo presentada por los dos grandes partidos políticos y por un gran sector de sus medios informativos como parte de un plan de ayuda a los dueños de viviendas hipotecadas, aunque la medida no detendrá la caída de los precios de esas viviendas, en opinión de los analistas.

El presidente de la inmobiliaria Prudential California Realty, Richard Cosner, declaraba este fin de semana a la Associated Press que “con la adopción de las dos empresas se logrará una estabilidad que no hemos tenido durante los dos últimos años, pero, francamente, no ayudará a los titulares de hipotecas a refinanciarlas”.

La inversión estatal de “rescate” será de doscientos a trescientos mil millones de dólares y van a ser los contribuyentes estadounidenses y los pequeños accionistas-ahorradores quienes asuman realmente esas pérdidas, como ocurre siempre en estos casos y no podría ser de otra forma en la sede mundial del neoconservadurismo. Según lo anunciado, el gobierno norteamericano podrá comprar las acciones existentes a su valor nominal, que es inferior a un dólar (0,60€). La pequeña banca, detentadora de parte de esas acciones, también va a pasar por serias dificultades.

La economía norteamericana actual es muy dependiente de las inversiones extranjeras, principalmente asiáticas. Según el economista puntero chino, Yu Yongding, ex-consejero del Banco Central de China : “si los Estados Unidos no remedian la caída de Fannie y Freddie, y los inversores extrajeros no son adecuadamente compensados, las consecuencias serán catastróficas. Podrían provocar el fin del actual sistema financiero internacional”.

El Secretaio del Tesoro creyó necesario detallar la envergadura del tema, tanto al presidente Bush como a los dos candidatos a la presidencia. Éstos se han manifestado de acuerdo con la medida adoptada, aunque ambos han criticado duramente al gobierno Bush por la mala gestión realizada durante los últimos meses, cuando los auditores pusieron de relieve que las dos empresas ahora “rescatadas” habían mentido acerca de su capital de covertura disponible. Ya en 2003, tanto Fannie Mae como Freddie Mac fueron multadas por haberse hallado falsificaciones multimillonarias en sus respectivas contabilidades, sin que ello diera lugar a investigación criminal alguna.

Una vez más, nada nuevo bajo el sol…

Amando Hurtado es escritor y licenciado en Derecho

Estados Unidos y la crisis económica: ¿Relación causa-efecto?

POLÍTICA

 

 

 

El Nobel de Economía, Stiglitz, encuentra en las políticas de Bush el origen

¿Son los neocon americanos los causantes de la crisis económica mundial?

VENTURA HABA

Don Mariano, farruco y campanudo, se dirige a Rodríguez Zapatero para que “explique el origen de la crisis”. Reclama muy legítimamente razones y argumentos sobre cómo salir del bache, pero sorprende esta insistencia en conocer del origen del frenazo económico cuyos síntomas son cada vez más preocupantes.

<!–

El origen parece claro. Tiene mucho que ver, si no todo, con la nefasta política practicada en los últimos años por EE.UU bajo la dirección de George W. Bush, el tipo en cuyo rancho tejano Aznar ponía los pies sobre la mesas, antes de que nuestro mostachudo nos situase en el mapa de la historia retratándose en la foto de las Azores.

De aquellos polvos…
Pues aquellos polvos trajeron estos lodos. Lo ha descrito con todo lujo de detalles el Nobel de Economía Joseph E. Stiglitz en “The three trillion dólar war”. En este libro Stiglitz, en colaboración con Linda Bilmes, de la Universidad de Harvard, explican cómo una combinación de irresponsabilidad, fanatismo, ignorancia e insultante ausencia de estrategia, llevaron a Bush a embarcarse en la guerra de Irak. Un conflicto que, además de inmoral, ilegal e ilegítimo, ha destartalado las finanzas norteamericanas y tiene una más que directa relación con los acontecimientos que han llevado al mundo desarrollado a la recesión económica.

La factura neocon
Los costes de la guerra, la demanda de recursos para financiarla, el petróleo que lejos de bajar su precio se ha disparado, la inestabilidad planetaria provocada por una campaña antiterrorista errónea y desenfocada y la dejadez, junto a la incompetencia de los reguladores, para fiscalizar el sistema bancario norteamericano entregado a la enloquecida carrera de las sub prime, están en el origen de la crisis por el que pide explicaciones Rajoy. ¿A qué espera ZP para refrescarle la memoria a D. Mariano? Los fanáticos neocons nos han llevado al borde del precipicio.

Rusia reconoce la independencia de Abjazia y Osetia del Sur.

La OTAN rechaza la decisión del Kremlin como una “violación directa” de las resoluciones de la ONU.- Medvédev dice no temer “una nueva guerra fría”

AGENCIAS – Moscú – 26/08/2008

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha anunciado este martes que Rusia reconoce la independencia de las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjazia, y así lo ha comunicado a las Naciones Unidas. El mandatario hace suyas las propuestas aprobadas ayer por la Duma (Parlamento) y el Senado rusos, en las que pedían al presidente el reconocimiento de estas regiones, que proclamaron unilateralmente su independencia en los 90. Nada más proclamar el reconocimiento, la OTAN lo ha rechazado al calificarlo como una “violación directa” de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

 

Guerra en el Cáucaso

GRAFICO – El Pais – 11-08-2008

– Guadalupe Cruz, Matías Cortina / PRISACOM

Rusia reconoce la independencia de Abjazia y Osetia del Sur&#xd;

VIDEO – CNN+ – 26-08-2008

El presidente ruso acepta las propuestas aprobadas por el Parlamento y el Senado y ordena entablar relaciones diplomáticas con las regiones separatistas georgianas – CNN+

 

Dimitri Medvédev

A FONDO

Nacimiento:
14-09-1965
Lugar:
(Leningrado)

La noticia en otros webs

El presidente ruso ha anunciado que ha firmado un decreto por el que Moscú reconoce de forma oficial que Osetia del Sur y Abjazia son Estados independientes. En una comparecencia televisada, el inquilino del Kremlin ha dicho, escuetamente: “He firmado los decretos de reconocimiento, por la Federación Rusa, de la independencia de Osetia del Sur y de la independencia de Abjazia”. Medvédev ha justificado su decisión en que ambas regiones tienen el derecho a decidir su propio futuro tras los ataques de que han sido objeto por parte de Georgia. Ha ordenado a su ministro de Exteriores que inicie el camino para entablar relaciones diplomáticas con los gobiernos de las dos provincias y firme acuerdos de cooperación y amistad con ellos y al ministro de Defensa que se encargue de que reine la seguridad en las dos regiones hasta que se firmen los tratados bilaterales.

En previsión de las reacciones que iba a provocar la noticia, Medvédev ha declarado “no tener miedo de nada”, incluyendo una “nueva guerra fría” con Occidente. “Eso sí, no la queremos”, ha precisado en una entrevista a la cadena de televisión Russia Today. “En esta situación, todo depende de nuestros socios en Occidente. Si los occidentales quieren conservar las buenas relaciones con Rusia, comprenderán las razones de nuestra decisión”, ha dicho.

Con esta decisión, Medvédev desafía abiertamente a la administración estadounidense de George W. Bush, que esta misma noche ha tachado de “inaceptable” la independencia de estas dos regiones rebeldes, que lucharon en los 90 contra su pertenencia a Georgia, logrando una autonomía de facto respecto a Tbilisi. Desde entonces, cada vez han estado más cerca de Rusia, que ha repartido a discreción pasaportes rusos entre sus ciudadanos y ha mantenido soldados de paz en sus territorios para defenderlas de cualquier intento georgiano de recuperarlas, como ocurrió el pasado 7 de agosto.

Pero la tensión entre Estados Unidos y Rusia no se limita al conflicto en Georgia. Este martes Medvédev ha afirmado que Rusia respondería militarmente al despliegue de misiles estadounidense cerca de sus fronteras, dentro del plan del escudo antimisiles desarrollado por la Casa Blanca. Estas declaraciones del presidente ruso responden a la firma de un acuerdo entre EE UU y Polonia, llevado a cabo la semana pasada por la secretaria de Estado estadounidense, Condolenza Rice. El acuerdo establece la colocación de misiles en suelo polaco que interceptarían un posible ataque desde, por jemplo, Irán.

Violación de las resoluciones de la ONU

Nada más conocerse la decisión de Moscú se han desatado las reacciones internacionales, entre la que destaca la de la OTAN. Su secretario general, Jaap de Hoop Scheffer la ha “rechazado”, estimando que se trata de “una violación directa de numerosas resoluciones de la ONU sobre la integridad territorial de Georgia, resoluciones que han sido aprobadas por la propia Rusia”. Scheffer se ha remontado en el tiempo para decir que “las acciones de Rusia en las últimas semanas ponen en duda el compromiso de Moscú para asegurar la paz y la seguridad en el Cáucaso”. Finalmente, ha defendido “firmemente la soberanía y la integridad territorial de Georgia”, llamando a Rusia a “respetar estos principios”.

También ha entrado en el intercambio de declaraciones el ministro ruso de Exteriores, Seguéi Lavrov, que ha dicho que no teme que su decisión vaya a acarrear aislamiento para Rusia. “No creo que debamos temer el aislamiento, no creo que llegue, no creo que sea un escenario de juicio final”, ha dicho, estimando que “el sentido común prevalecerá”. También ha opinado que no ve en un futuro inmediato que Osetia del Sur y Abjazia vayan a integrarse en Rusia. Finalmente, se ha referido al envío de ayuda humanitaria a Georgia en barcos militares estadounidenses, estimando que “no hace que la situación sea más estable”.

Celebraciones en Osetia y Abjazia

Pocos minutos después del discurso de Medvedev, los surosetios y los abjazios han celebrado el reconocimiento. En el centro de la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, decenas de personas han recorrido las calles principales ondeando banderas rusas y surosetias, mientras disparaban al aire.

Medvedev acusa a EEUU de enviar armas a Georgia

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha acusado hoy a Estados Unidos de estar enviando armamento camuflado como ayuda humanitaria a través del buque militar estadounidense que atracó en el puerto georgiano de Poti, en el mar Negro. En una entrevista concedida a la cadena británica BBC, el mandatario ruso ha afirmado que no existe un bloqueo marítimo contra Georgia. “No hay ningún bloqueo. Cualquier barco puede entrar, ya sean estadounidenses o de otros países, que traigan cargamentos humanitarios”, ha dicho.

El destructor estadounidense USS McFaul tiene previsto atracar mañana lunes en el puerto de Poti para desembarcar ayuda humanitaria, según informó la Embajada estadounidense en Tiblisi. Está previsto que otros buques estadounidenses viajen a la misma zona en los próximos días.

Antes, el jefe adjunto del Estado Mayor ruso, el general Anatoli Nogovitsin, ha calificado de “preocupante” la presencia de buques de la OTAN en el mar Negro, ya que su país duda de que esos barcos estén presentes en la zona con el único objetivo de repartir ayuda humanitaria.

“Y lo que los estadounidenses llaman cargamentos humanitarios son, por supuesto, armas”, aseguró.

¡Que barata está la vida de los indefensos e inocentes!. 79 mujeres, niños y hombres bombardeados por EE UU.

Mueren 76 civiles en un bombardeo de la coalición de EE UU en Afganistán

EFE. 22.08.2008 – 18:09h

  • Los hechos han ocurrido en la provincia occidental afgana de Herat.
  • Hay 19 mujeres, 7 hombres y el resto niños de menos de 15 años
  • Son datos facilitados por el Ministerio de Interior de Afganistán.

Minuteca todo sobre:

Al menos 76 civiles murieron este viernes en un bombardeo de la coalición liderada por EE UU en la provincia occidental afgana de Herat, según informó el Ministerio de Interior de Afganistán en un comunicado. 

El ataque aéreo tuvo lugar en un poblado del distrito de Shindand y mató a “76 personas, entre ellas 19 mujeres, 7 hombres y el resto niños de menos de 15 años”, según la fuente. El Ministerio de Interior agregó que un número indeterminado de civiles resultaron también heridos, algunos de ellos de gravedad.

El Gobierno ha enviado a una delegación de diez miembros al poblado de Aziz Abad, situado en la región de Naw Abad, para investigar el caso, según el comunicado.

Horas antes de la difusión de la nota de Interior, un portavoz de la comandancia estadounidense en Afganistán había asegurado que en Shindand murieron este viernes 30 supuestos insurgentes y otros cinco fueron detenidos en combates con las tropas estadounidenses y afganas.

La fuente negó versiones según las cuales en el combate se produjeron víctimas civiles. En este distrito, situado en Herat -provincia donde están destacadas las tropas españolas de la OTAN-, un bombardeo de las fuerzas de EEUU ya causó la muerte de 51 civiles en abril de 2007