AYUDAS A LOS PROPIETARIOS Y COMUNIDADES DE VECINOS DE VIVIENDAS SOLARES.

Ayudas a propietarios y comunidades de vecinos de viviendas solares

Se ofrecerán subvenciones en forma de préstamos asequibles de hasta el 100% en proyectos que fomenten el uso de la energía solar

Las comunidades de vecinos y propietarios de viviendas unifamiliares ya pueden contar con ayudas para adecuar sus viviendas a los nuevos proyectos que utilizan energía solar. Las subvenciones pertenecen al Plan de Acción Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2012, desarrollado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), entidad pública empresarial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Para llevarlo a cabo se ha habilitado una línea de préstamo que financie inversiones en proyectos de energía solar térmica, fotovoltaica aislada y biomasa doméstica e instalaciones de cogeneración. Entre los principales beneficiarios de este plan energético se encuentran las pequeñas y medianas empresas, las comunidades de propietarios y las de vecinos, que pueden solicitar una sola operación, con una financiación de hasta el 100% del coste total del proyecto.

  • Autor: Rosa M. López Maroto | 
  • Fecha de publicación: 21 de noviembre de 2007

Préstamos asequibles

Attila Iván

Las aplicaciones de la energía solar son innumerables, y se utiliza tanto en pequeñas instalaciones domésticas, como en comunidades de vecinos y viviendas unifamiliares. Utilizada sobre todo para producir el agua caliente que se utiliza en la vivienda, en algunos casos puede emplearse también para reducir el consumo energético de la calefacción o para aumentar el tiempo de uso de una piscina. Debido a que la aplicación más utilizada es calentar el agua, el producto más extendido entre los ciudadanos es el panel solar térmico, cuya adquisición puede costar 2.400 euros aproximadamente y tiene una duración media de 25 años. Para adaptarse a este tipo de energía se utilizan también las placas fotovoltaicas, que para almacenar energía y proporcionar electricidad al hogar sólo necesitan que sea de día, sin importar que luzca o no el sol. Su precio medio es notablemente más elevado, ya que cuestan 24.000 euros, dependiendo de los watios, por lo que su compra es más recomendable para las empresas que para los particulares.

El plan energético contempla una línea especial de avales para la concesión de los préstamos

La utilización de estos sistemas cuenta con una subvención pública que concede préstamos destinados al fomento de la energía solar. Estos créditos pueden amortizarse en 11 años (uno de carencia y 10 años de amortización), con un tipo de interés del Euribor más 0,30%, y una comisión de apertura del 0,30%. Para los préstamos de hasta 120.000 euros, se exigirá un aval por el 50%, mientras que para los créditos superiores a esta cantidad será el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía quien se encargue de analizar la solicitud y, en función de la solvencia del solicitante y la viabilidad del proyecto de inversión, determinar las garantías. El plan energético también contempla una línea especial de avales para la concesión de los mencionados préstamos. Para llevar el plan a buen puerto IDEA ha llegado a un acuerdo con cinco entidades financieras (Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, La Caixa, Caja Madrid y Banco Cooperativo Español), con el objetivo prioritario de facilitar esta operación mercantil al propietario de la vivienda.

Condiciones generales

El propietario de una vivienda unifamiliar o la comunidad de vecinos interesados en esta financiación pueden darse de alta cumplimentando los datos relativos al proyecto, para su posterior envío, vía Internet, al organismo que se encargará de evaluar la solicitud. Tras la recepción de la solicitud, se requerirá al interesado la documentación precisa para una evaluación previa de la viabilidad del proyecto, (con un plazo de presentación de 15 días hábiles desde la comunicación). Posteriormente, el organismo emisor confirmará al propietario el alta definitiva en la línea de préstamos, momento a partir del cual el solicitante dispondrá de tres meses para la firma del préstamo, incluida la aportación de garantías necesarias cuando proceda.

Esta línea de financiación se establece exclusivamente para garantizar las obligaciones de pago por parte de los beneficiarios de la misma. Las condiciones de la línea de avales para acceder a los préstamos son las siguientes:

  • Modalidad: Aval a requerimiento de IDAE, y conforme al acuerdo firmado con las cinco entidades financieras Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, La Caixa, Caja Madrid y Banco Cooperativo Español.
  • Importe: El aval bancario es por la cantidad equivalente al 50% del importe total del préstamo concedido si es igual o inferior a 120.000 euros. Para importes superiores, el organismo que lo emite determinará las garantías atendiendo al riesgo y la solvencia del cliente. Tiene una comisión de apertura del 0,35% del importe del aval y una comisión trimestral del 0,25% mientras el préstamo permanezca en vigor.
  • Plazo de vigencia: Indefinido o, en su caso, al menos dos meses después a la cancelación prevista del préstamo.

Instalación y coste del panel solar

No se precisa ninguna condición especial para instalar un panel solar. En las viviendas unifamiliares se puede colocar en la cubierta, siempre que no se encuentre en zona de sombra durante el día; en el caso de un edificio de viviendas puede colocarse también en la cubierta o en un jardín soleado y siempre que la comunidad de propietarios apruebe esta instalación para el conjunto de los vecinos. Se puede instalar en cualquier espacio que posea los requisitos recomendables de orientación solar y liberado de sombras.

Por lo que respecta a su precio, no existe la posibilidad de ofrecer una tarifa orientativa sin antes determinar mediante cálculo las necesidades energéticas y conocer las características de la instalación necesaria. Es aconsejable que el propietario se dirija a una empresa especializada que se encargará de realizar el presupuesto. Hay distintos factores que determinan el periodo de amortización de una instalación:

  • El correcto cálculo de las necesidades.
  • La optimización del sistema.
  • Una adecuada instalación y calidad de materiales.
  • Las subvenciones públicas obtenidas.
  • Su uso.
  • No obstante, las instalaciones térmicas, por término medio, quedan amortizadas aproximadamente a los 4 ó 6 años, y las instalaciones fotovoltaicas quedan amortizadas a partir de los 7 años desde su instalación.
  • Ayudas autonómicas

    Las ayudas estatales para los propietarios que necesiten financiar proyectos de energía solar no son las únicas. También algunas comunidades autónomas han desarrollado incentivos para los proyectos que propongan un ahorro de energía. Una de ellas es Andalucía, donde a través de la Consejería de Innovación se conceden ayudas de hasta el 70%. Los beneficiarios son personas físicas, comunidades de vecinos, asociaciones y pequeñas y medianas empresas. Las ayudas pueden subvencionar hasta el 50% del importe total, pero esta cifra se puede incrementar en otro 10% adicional si se trata de una zona de mucho frío o calor, si se quiere hacer en una zona aislada o, bien, si la instalación permite el suministro a toda una comunidad o colectivo. También hay incrementos para ideas innovadoras, proyectos de ahorro relacionados con la tecnología, espacios protegidos, en este caso, con un tope máximo de hasta del 70%. En el caso de las viviendas se incluyen la instalación de energías renovables (solar térmica, solar fotovoltaica, eólica, mixta, biomasa, etc.); ahorro energético, etc. Las solicitudes se pueden presentar en la web que dispone la Junta de Andalucía para tal efecto.

    Andalucía, Baleares y Madrid ofrecen ayudas que en algunos casos llega hasta el 70% del coste de la instalación

    Otra comunidad que ofrece estas ayudas destinadas al ahorro energético es la Balear, que ha programado una serie de subvenciones y ayudas a los particulares que adquieran electrodomésticos llamados “eficientes” o de bajo consumo energético, con la etiqueta energética que así lo certifique. La línea de ayudas, que forma parte de la campaña “Ahorra energía, preserva el medio ambiente”, comprende tres tipos de aparatos electrodomésticos: neveras, lavadoras y lavavajillas. Cada compra de un electrodoméstico de bajo consumo tiene una subvención de 90 euros aproximadamente que se podrán reembolsar en una serie de entidades bancarias.

    La Comunidad de Madrid, por su parte, ha puesto en marcha una nueva convocatoria de ayudas económicas destinadas a las personas físicas y comunidades de propietarios para las actuaciones que mejoren la eficacia energética en determinadas instalaciones. Una de las particularidades de esta medida es que se pueden solicitar cuantas subvenciones se deseen, pero con la condición de solicitarlas por separado, es decir, se presentarán tantas solicitudes distintas como subvenciones se pretenden conseguir. En este caso, se puede aportar una sola vez la documentación que coincida en las distintas solicitudes (por ejemplo, el certificado de no tener deudas con la Agencia Tributaria, etc.). Con carácter general, la cuantía de esta subvención tiene un límite máximo de 200.000 euros por beneficiario cuando se trate de una persona física, y de 300.000 euros para las comunidades de propietarios.

    Además, ha presentado el plan “Energía renovable”, cuyo objetivo es promocionar este tipo de energías, facilitando a los autónomos y pymes una plan de financiación en el que se aplica un tipo de interés equivalente al Euribor más 0,5%, y que está exento de comisiones, así como del coste del aval. La cantidad máxima que se puede pedir es hasta 600.000 euros a un plazo máximo de 10 años. Esta financiación está destinada para instalaciones de aprovechamiento de energías renovables: solar térmica, solar fotovoltaica, eólica, aprovechamiento de biomasa y residuos, entre otras.