EN EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN RACIAL, LA ONG “SURVIVAL”, OTORGA EL PREMIO AL ARTÍCULO DE PRENSA MAS RACISTA.

1206098902007naciondn.jpg

PÚBLICO.ES/AGENCIAS – 21/03/2008 12:13
La ONG a favor de los pueblos indígenas Survival ha concedido el Premio al “Artículo más Racista” 2007 a uno publicado en el periódico La Nación, de Paraguay, titulado “La toldería de la Plaza Uruguaya”, donde se compara a los indígenas paraguayos con el cáncer y se refería a ellos con expresiones descalificadoras como “civilización caduca” y “cochinas costumbres”. La ONG señala en una nota de prensa que el artículo describe a los indígenas como defensores de una cultura “marchita”, se defiende la idea de que “tienen que civilizarse” y pone en duda su humanidad.

El citado artículo, seleccionado entre los publicados por los grandes medios de comunicación en el mundo, pone de manifiesto el racismo que sigue existiendo en la prensa, según Survival. La organización explica que este premio se enmarca en el Día Internacional contra la Discriminación Racial, que se celebra hoy, y en su campaña “Plántale Cara al Racismo”, cuyo objetivo es cuestionar las descripiones racistas que se hacen de los pueblos indígenas en los medios de comunicación de todo el mundo. 

El ganador de este premio recibirá un certificado en el que estará grabada la cita: “Tantos años llamando al indígena salvaje no le han convertido en uno”, de Luther Standing Bear (Oso de Pie), Sioux Dakota.

“Plántale Cara al Racismo” está respaldada por periodistas españoles como Lorenzo Milá, Rosa Montero, Carmen Sarmiento y Rosa María Calaf. Survival concluye que “el racismo a menudo está latente o se usa para justificar los abusos hacia pueblos indígenas, tanto si se trata de robar su tierra como de explotarlos o incluso matarlos”.

Anuncios

CONCIERTO “PAZ SIN FRONTERAS” EN LA FRONTERA ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA.

concierto-paz-4.jpg

Frontera colombo-venezolana vibra en concierto por la paz

Publicado por AP el 17 de marzo del 2008 / Autor: Tatiana Guerrero

A ritmo de cumbias, vallenatos, baladas y merengues, miles de personas vestidas de blanco vibraron y bailaron el domingo 16 de marzo del 2008 en un concierto gratuito bautizado “Paz sin Fronteras”, promovido por Juanes y al que invitó a media docena de artistas internacionales a la frontera colombo-venezolana.

 

Bajo un sol implacable atenuado de vez en cuando con chorros de agua lanzados por los bomberos, más de 100.000 personas, según cálculos de la policía, se agolparon en los alrededores del puente internacional “Simón Bolívar”, en la frontera colombo-venezolana, para el concierto organizado por Juan Esteban Aristizábal, más conocido como Juanes.

 

Juanes y su compatriota Carlos Vives, los españoles Miguel Bosé y Alejandro Sanz, el venezolano Ricardo Montaner, el dominicano Juan Luis Guerra y el ecuatoriano Juan Fernando Velazco se autodenominaron “Los cancilleres de la paz” al entrar al escenario todos vestidos de blanco, dándose abrazos entre ellos y alzando sus brazos con las manos entrelazadas.

 

El espectáculo, transmitido en vivo por las televisoras y radios privadas y públicas de Colombia, se prolongó cuatro horas después de la 1 de la tarde (1800 GMT), con más de 30 canciones y un final a cargo de Juanes.

 

“Estamos en una frontera que unos días atrás experimentó una crisis”, dijo el anfitrión al cierre del show con sus canciones más populares como “A Dios le pido”, “La Tierra”, “Me enamora” _ésta a dúo con Bosé_ y “Camisa negra”.

 

“Estamos aquí”, agregó Juanes, “reafirmando que queremos vivir la paz” y envió un saludo a los mandatarios de Colombia, Venezuela y Ecuador.

concierto-paz-6.jpg

 

El encargado de abrir el espectáculo _donde los cantantes estaban en una tarima sobre el puente, mientras el público se ubicó abajo y a los lados_ fue Vives, quien además sirvió como maestro de ceremonias. El concierto “es un mensaje sencillo para aquellos que quieren la guerra… hoy se acabaron las fronteras, somos hermanos”, afirmó, haciendo saltar al público con algunos de sus más famosos vallenatos como “Déjame entrar” y Tierra del olvido”.

 

Le siguió el ecuatoriano Velazco cuyas canciones “Para que no me olvides” y “Chao Lola” fueron coreadas por la multitud, que a la distancia podía ver el espectáculo en una pantalla gigante colocada como telón de fondo de la tarima. A Velazco se le unieron todos los cantantes para interpretar a coro “Yo nací aquí”, haciendo delirar a este segmento de la extensa frontera colombo-venezolana, unida en esta localidad por el puente de Cúcuta, a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá, a la población venezolana de San Antonio.

 

El español Sanz siguió el show interpretando “La peleita” y “No es lo mismo”, siendo sorprendido por un joven que subió a la tarima vestido de chaqueta roja y gritó un par de veces el nombre del presidente venezolano Hugo Chávez.

 

El muchacho fue evacuado por la policía sin mayores complicaciones, y el cantante no se mostró molesto, sino que más bien aseguró que “hoy, aunque no lo crean, se está haciendo historia en esta frontera… el mensaje es claro, no queremos guerra”.

 

Un nuevo coro se repitió cuando Sanz invitó a todos sus compañeros a la tarima para interpretar “Corazón partío”.

 

Los merengues y bachatas de Juan Luis Guerra llegaron para hacer bailar a la multitud con “La bilirrubina” y “Burbujas de amor”, mientras el resto de los cantantes se le unieron haciendo chistes y diciendo, en voz de Vives, “al único Guerra que aceptamos en la familia, es a éste”.

 

Después todos entonaron “Ojalá que llueva café”.

 

Bosé dio un toque de romanticismo, tras el delirio de la música caribeña, y entonó algunas de su tonadas más famosas como “Partisano”, “Te amaré” y “Amante bandido”. Con Juanes interpretó a dúo “Nada particular”, y luego felicitó al colombiano por su iniciativa.

 

“Bendita la madre que te parió”, dijo el español, arrancando risas de Juanes y el público.

 

Montaner hizo cantar al público con sus tonadas “Tan enamorados”, “Bésame” y “Me va a extrañar”.

 

Juanes ideó el concierto en medio de la crisis diplomática surgida por la incursión de militares colombianos el 1 de marzo a Ecuador para matar a un jefe guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

 

Aunque la crisis diplomática se solventó el 7 de marzo entre los presidentes Alvaro Uribe, de Ecuador Rafael Correa y Chávez de Venezuela, en una cumbre de mandatarios regionales en República Dominicana, Juanes siguió adelante con los planes del concierto en el puente “Simón Bolívar”.

 

“Esto es glorioso, espectacular, una muestra que la paz se construye con todos”, dijo Haiver Casas, un panadero de 28 años de Cúcuta. El concierto fue “buenísimo, inolvidable”.

 

En la zona fronteriza, aquejada por problemas como pobreza y delincuencia, “nunca habíamos vivido algo tan importante”, dijo Donna Rivera, una costurera de 45 años. “Es para contarle a nuestros hijos como ejemplo de paz”.

 

El puente de concreto, de unos 300 metros de largo y ocho de ancho, fue decorado con claveles blancos en los bordes y pancarta en la que se leía en “Paz Sin Fronteras”.

 

La Presidencia de Colombia emitió un comunicado para informar que Uribe no acudiría al recital, pero indicó que el mandatario “reitera el saludo de afecto y de respeto al pueblo venezolano y al pueblo ecuatoriano”.

concierto-paz-7.jpg

 

INFORME DE MÉDICOS SIN FRONTERAS: ESTOS SON LOS CONFLICTOS OLVIDADOS QUE EL HOMBRE NO QUIERE AFRONTAR.

mapa-de-conflictos.jpg

Éstos son los grandes desafíos humanitarios a los que el hombre no se quiere enfrentar

BORJA VENTURA. 24.01.2008 – 17:36h

Cada día, los periódicos nos recuerdan grandes conflictos humanitarios: las guerras en las que participan las grandes potencias, o las luchas en lugares sensibles del planeta. Pero hay lugares que viven en permanente guerra y amenazas constantes para el ser humano a las que los medios de comunicación no prestan atención.Médicos Sin Fronteras rescata esos conflictos del olvido, año tras año, y elabora un decálogo con ellos (PDF). Sólo hay dos novedades con respecto a la lista publicada el año pasado, síntoma de que las cosas han cambiado poco o nada. En la lista no figuran ya Haití, que en 2006 conoció una cruenta revuelta popular, ni la India. Sin embargo, entran Birmania y Zimbabue.Son países lejanos, algunos difíciles de situar en el mapa para cualquier ciudadano. En ellos campan a sus anchas enfermedades que ya han sido superadas por el mundo rico, pero que suponen una condena a muerte constante en las zonas más desfavorecidas del planeta.

Los escenarios del infierno

Entre los diez desafíos que señala el informe, hay ocho lugares donde la muerte camina entre los vivos: ocho trozos del planeta con dramas ocultos que los medios no conocen. La mitad de ellos están en África, dos en Asia, uno en América y otro en Europa.

Guerra eterna en el cuerno de África

 Somalia. En el país, del que no se tienen datos de PIB per cápita, se estima que viven menos de nueve millones de personas. Estados Unidos y Europa apoyaron la lucha entre las fuerzas del país con los reductos islámicos. La situación dejada por el conflicto es aterradora: decenas de miles de desplazados sin comida ni agua, y los que se quedaron en la capital malviven en campos improvisados.

Un cuarto del país, desterrado

 Zimbabue. Doce millones de habitantes, de los que se estima que una cuarta parte han abandonado sus tierras. Inflación, desempleo y uno de cada seis habitantes enfermo de sida.

Cuando la democracia no trae la paz

 República Democrática del Congo . Eran las primeras elecciones democráticas en décadas y se esperaba que trajeran la conciliación al país, pero no fue así. El Gobierno sigue combatiendo, con el apoyo de la ONU, contra las fuerzas rebeldes. La mayoría de los 60 millones de habitantes se ha exiliado en más de una ocasión. Sobrevivir no es fácil entre los múltiples grupos armados y la amenaza del cólera arrasando los poblados.

Sin atención médica

 República Centroafricana. Dos años de guerra abierta con las fuerzas rebeldes dejan un saldo de cientos de miles de desplazados, aldeas arrasadas y una falta absoluta de asistencia médica.

Todo el país fue Tian’anmen

 Birmania. Lo que ocurría tras sus fronteras ocupó las portadas de los periódicos durante un par de semanas, pero después de aquellas manifestaciones pacíficas reprimidas con torturas, nada ha cambiado. La misma Junta Militar que gobierna con puño de hierro el país y deja morir de hambre a sus ciudadanos, impide la actuación de la ayuda internacional.

Matanzas en silencio

 Sri Lanka. Los bombardeos selectivos, matanzas, ataques suicidas, explosiones de minas, secuestros, reclutamientos forzados, extorsiones, restricciones de movimientos y detenciones arbitrarias son constantes gracias a los combates del Gobierno con los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil.

Paramilitares y narcotraficantes

 Colombia. Los grupos paramilitares y el narcotráfico copan portadas en todo el mundo, pero más allá de la noticia, el efecto de sus actuaciones sobre la población civil pasan por alto: cuatro millones de personas, uno de cada diez habitantes, ha tenido que dejar su hogar; además, las guerras internas bloquean gran parte de las zonas rurales del país e impiden el acceso de la atención sanitaria.

Diez años de herida abierta

Chechenia. Una década después de que Grozny entrara en la diana del Kremlin, la zona sigue ofreciendo un panorama devastador. Por más que los refugiados vuelvan, la pequeña república caucásica, como sus vecinas Ingushetia y Daguestán, siguen siendo el enemigo del que el Gobierno ruso tira cuando tiene que huir de sus propios problemas internos.

Los jinetes del Apocalipsis

Muchas son las causas de los conflictos actuales: guerras religiosas, escasez de agua, guerras trivales… Pero dos destacan entre las demás: las enfermedades y el hambre.

El azote de los bacilos

Tuberculosis. Nueve millones de casos al año, dos de ellos mortales. La tuberculosis es una enfermedad en la que no se ha avanzado desde la década de los sesenta. Erradicada en el primer mundo, constituye una de las principales causas de mortalidad en las regiones más pobres del planeta.

Cuando los niños mueren de hambre

Desnutrición. Cada año mueren cinco millones de niños menores de cinco años por su culpa. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, unos 800 millones de personas en el mundo sufren hambre y desnutrición.

Artículos relacionados

LA “IGLESIA ROJA” DE VALLECAS RECIBIÓ EL 2008 CON SUS PROPIAS CAMPANADAS.

algunos_jovenes_luchaban_droga_iglesia_san_carlos_borromeo.jpg

03/01/2008

El párroco Enrique de Castro: “Ojalá un obispo nos ayudara alguna vez”

La iglesia roja de Vallecas recibió el 2008 con sus propias campanadas

V.V.

La parroquia del madrileño barrio de Entrevías, San Carlos Borromeo, que se hizo conocida cuando el arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela anunció su cierre por no estar de acuerdo con sus métodos litúrgicos, celebró la entrada en 2008 con sus propias campanadas. Medio centenar de fieles se reunieron en torno a la iglesia, convertida ahora en centro parroquial, para celebrar, entre otras cosas, que sus curas seguirán haciéndose cargo de la labor social que hasta ahora han llevado a cabo en el barrio.

Las campanadas que anunciaron el cambio de año en la iglesia roja de Vallecas contaron con la compañía de muchos de los fieles y vecinos, que acudieron a sus puertas a tomarse las uvas. La idea, según informó El País, la tuvo una de las voluntarias de la parroquia, que siso celebrar con el gesto que “los curas se quedan” en San Carlos Borromeo tras la polémica con la jerarquía eclesial, que quiso cerrar esta iglesia por sus métodos poco ortodoxos.

Centro parroquial
Celebrar la liturgia con ropa de calle y con rosquillas en lugar de hostias fueron algunos de los motivos que llevaron a Rouco a pedir el cierre de esta parroquia. Esto desencadenó una fuerte polémica debido a la importante labor social que sus curas realizan en el barrio y la gran implicación de los fieles con su comunidad. Actualmente la parroquia ha pasado a ser un centro pastoral, aunque en la práctica su actividad es la misma, y se continúa celebrando la misa.

“La revolución del abrazo”
Javier Baeza, uno de los sacerdotes, califica de “particular parto de nueve meses” a las disputas con el arzobispado madrileño, mientras que Enrique de Castro, otro de los curas de esta iglesia, desea: “Ojalá un obispo nos ayudara alguna vez”. “Hace más falta la revolución del abrazo y del achuchón que la del poder”, dice este cura que opina de las altas esferas del Vaticano “son de otro planeta”.

La lucha continúa
Para Baeza, aunque siguen en Vallecas, la lucha aún no ha terminado, ya que siguen existiendo cárceles de menores, y no se ha solucionado la situación de la Cañada Real, donde miles de personas viven en condiciones de pobreza. Para los tres párrocos de San Carlos Borromeo, estas son las verdaderas batallas que aún les quedan por librar.

¿NO NOS PARECE UN POCO OBSCENO PONER TANTO NIÑO JESUS DE ADORNO Y PONER TAN POCO ESFUERZO EN LA MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS NIÑOS DE CARNE Y HUESO?.

Defender los derechos de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años sin que todos los países hayan ratificado aún este tratado ni se garantice su cumplimiento efectivo

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años y es hora de hacer balance. Las ONG que trabajan en el ámbito infantil reconocen que, gracias a este texto, se ha conseguido descender la tasa de mortalidad y mejorar el acceso a la educación. Sin embargo, reclaman el cumplimiento efectivo del tratado, que aún no ha sido ratificado por Estados Unidos ni Somalia. Las estadísticas son demoledoras: unos 218 millones de trabajadores infantiles, cerca de 20 millones de niños y niñas que sufren malnutrición severa, más de 1.000 muertes cada hora… “Es un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, advierten las organizaciones.

  • Autor: Azucena García | 
  • Fecha de publicación: 20 de noviembre de 2007

Derechos de la infancia

Este año se conmemora la mayoría de edad de la Convención sobre los Derechos del Niño. Un texto que fue aprobado el 20 de noviembre de 1989 y que se ha convertido en el tratado internacional más ratificado del mundo. Sólo Estados Unidos y Somalia no lo han respaldado todavía. Su contenido es jurídicamente vinculante, lo que significa, según recuerda Unicef, “que su cumplimiento es obligatorio”. Sin embargo, un año más, con motivo de la celebración del Día Universal del Niño, las estadísticas vuelven a recordar que todavía hay unos 218 millones de trabajadores infantiles, más de 70 millones de niños y niñas que no van a la escuela, cerca de 20 millones que sufren malnutrición severa, más de 13 millones que son huérfanos por el sida, unos 10 millones de menores de 5 años que mueren cada día por enfermedades, en su mayoría, prevenibles y tratables… Éstos son sólo algunos datos.

“El 18 aniversario es un momento de celebración y de difusión de los derechos de todos los niños, pero también un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, recuerdan desde Unicef. Lo ideal sería que todos los países aplicaran este tratado para mejorar la vida de millones de niños y niñas, por lo que esta organización ha creado el programa CDN@18, que pretende dar a conocer los derechos de los menores para motivarles a jugar “un papel activo” que ayude a difundir el impacto y la relevancia que estos derechos tienen en sus propia vidas. “A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, añade un portavoz de Save the Children.

“A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos” de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño ampara a todos los menores de 18 años, “sin excepción”, a los que reconoce el derecho a la identidad, a la libertad de expresión y de asociación, a la salud, a la educación y a la protección. También garantiza el derecho de los niños a expresar su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en todos los asuntos que les afectan. Es imprescindible que todos estos derechos sean respetados y que exista un compromiso para ello. “Sin embargo tenemos que constatar otro hecho: a pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, lamenta Save the Children.

Desde Manos Unidas recuerdan que la mayoría de los pequeños a los que no se respeta estos derechos viven en países en vías de desarrollo, donde existen leyes que, en teoría, les protegen y amparan, pero “no se dan las circunstancias ni económicas ni sociales que les permitan desarrollar los primeros años de su vida al cuidado de sus familias e instituciones”. Por su parte, el informe ‘Un panorama del bienestar infantil en los países ricos’, del Centro de Investigaciones Innocenti, de Unicef, revela que en estos países “no existe una correlación evidente” entre el bienestar infantil y el PIB per capita. Tener más dinero no es sinónimo de felicidad. “La República Checa, por ejemplo, alcanza una posición general de bienestar infantil más alta que muchos países más ricos, como Francia, Austria, los Estados Unidos y el Reino Unido”, detalla el estudio.Avances y desafios.

Los niños y niñas constituyen un tercio de la población mundial. Son el futuro y, por ello, en los últimos años se ha hecho un esfuerzo por conseguir avances en el acceso a la educación, así como la reducción del trabajo infantil. No obstante, Unicef identifica cinco prioridades relacionadas con los más pequeños:

  • Aumentar las tasas de supervivencia y desarrollo.
  • Prestar una educación básica universal y potenciar la educación secundaria.
  • Garantizar la protección infantil contra la violencia y la explotación.
  • Proteger frente al VIH/sida.
  • Promocionar políticas y alianzas a favor de los niños y niñas.

Respecto a los avances, se ha producido un descenso en la mortalidad infantil, que ha pasado de 12,7 millones en 1990 a 9,7 millones en 2006. Además, aunque todavía 115 millones de niños y niñas no asisten a la escuela, en 2005 el 89% tenía acceso a la educación frente al 86% de 1990. Por otro lado, el número de trabajadores infantiles descendió un 11% desde 2002 hasta 2006.

La Convención sobre los Derechos del Niño ha logrado cambios importantes en la vida de los más jóvenes. Además de los citados, se ha conseguido que el castigo físico sea declarado ilegal en el ámbito de la familia. De hecho, 14 países del mundo lo han prohibido expresamente. En la escuela, los países firmantes de la Convención se comprometen a impartir educación obligatoria y gratuita a todos los niños y niñas, al menos en la enseñanza primaria, y en España se ha ampliado también a los niños entre 3 y 6 años.

Protocolo en conflictos armados

Una de las principales preocupaciones de los países firmantes de la Convención de los Derechos del Niño es la participación de estos en los conflictos armados. Según datos de Naciones Unidas, en 2006 había más de 250.000 niños y niñas involucradas en conflictos armados. Por ello, la Convención cuenta con un Protocolo que insta a los países firmantes a adoptar “todas las medidas posibles” para que ningún miembro de sus fuerzas armadas menor de 18 años participe directamente en hostilidades, censura el reclutamiento obligatorio y defiende la aplicación efectiva de todas las disposiciones de este Protocolo.

Diez años después de la publicación del informe de Naciones Unidas “Las Repercusiones de los Conflictos Armados sobre los Niños” (1996), conocido como Estudio Machel, un nuevo informe evalúa los progresos y define las dificultades y las prioridades decisivas para el futuro del Programa de los Niños y los Conflictos Armados. Este informe recoge opiniones de unos 1.700 jóvenes de 92 países en conflicto, reunidos mediante una serie de debates de grupos organizados por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y otras ONG.

En el informe, titulado “¿Nos escucharán?”, los jóvenes piden que sus derechos sean respetados y protegidos por todas las personas, reclaman justicia y protección contra la violencia para que ningún menor pueda ser utilizado como soldado, “esposa de campaña” o esclavo, abogan por espacios seguros libres de conflicto donde poder estudiar y jugar, defienden la reconstrucción de las escuelas, los hospitales y las clínicas que han quedado destruidas, piden trabajo y medios para sobrevivir, y exigen atención para los niños y niñas excluidos.

Mejorar la calidad de vida de los menores

El trabajo de las organizaciones no gubernamentales (ONG) a favor de los niños permite en gran medida mejorar la calidad de vida de estos. En muchos casos, estas organizaciones se encargan de velar por el cumplimiento de sus derechos y les garantizan un entorno estable y seguro. Los programas que desarrollan se centran en aspectos tan importantes como la salud, la educación y la alimentación.

Atención a menores enfermos. Estos proyectos centran sus esfuerzos en atender a niños y niñas enfermos que no pueden ser tratados en sus países de origen. Es el caso de la Asociación Mensajeros de la Paz, que traslada hasta España a pequeños víctimas de conflictos bélicos para proporcionales el tratamiento médico y psicológico que necesitan. La Asociación también cuenta con centros sociales en varios países del mundo, en los que presta atención infantil, y realiza actividades como la distribución de juguetes en centros escolares.

Acceso a la educación. Save the Children puso en marcha hace algo más de un año la campaña ‘Reescribamos el Futuro’, que ha logrado que 3.4 millones de menores en más de 20 países hayan mejorado la calidad y la seguridad de su educación, y otros 590.000 hayan accedido por primera vez a la educación primaria. El objetivo es lograr la escolarización de al menos ocho millones de niños en países en conflicto hasta 2010. Otra de las acciones de esta ONG es la carrera escolar “Kilómetros de solidaridad”, cuyo objetivo es también ofrecer educación y atención sanitaria a miles de niños y niñas.

Combatir la desnutrición. La ONG Ayudemos a un Niño dispone de Unidades de Recuperación Nutricional (URN) en Nicaragua, el segundo país más pobre de Latinoamérica. Este programa se desarrolla desde 2002 en más de 22 comunidades y en la actualidad beneficia a más de 3.000 niños y niñas. Mediante este proyecto se ha conseguido disminuir los casos de desnutrición y enfermedades carenciales. Las instalaciones son cedidas por las diferentes comunidades y gestionadas por un equipo de madres voluntarias.

Garantizar la atención sanitaria. La falta de medicamentos y de facultativos es uno de los problemas más acuciantes de los países en vías de desarrollo o en conflicto. La atención sanitaria no siempre está garantizada y esto implica consecuencias tan graves como la muerte de millones de niños cada año. La solución que encuentran las organizaciones no gubernamentales son la instalación de consultorios permanentes en las zonas más afectadas o la utilización de unidades móviles, que permiten llegar a los lugares más alejados y trasladar a los enfermos para recibir la atención que necesitan.

EL PP DE LA COMUNITAT VALENCIANA OBSTRUYE LA APLICACIÓN DE LA LEY DE DEPENDENCIA.

06_0001.jpg

POLÍTICA

 17/12/2007

La derecha provoca “una situación social límite” en detrimento de los discapacitados

El bloqueo del PP valenciano a la Ley de Dependencia envía al paro a 186 trabajadores sociales

IGNASI PELLICER/VALENCIA

El próximo 31 de diciembre se va a llegar en la Comunidad Valenciana a una “situación social límite”, según alerta el sindicato CC.OO. Este punto crítico será el resultado del persistente bloqueo que el gobierno conservador del PP está haciendo a la aplicación de la ley de Dependencia que promueve el ejecutivo socialista.

Según confirma a El Plural la responsable de la Federación de Servicios Públicos de CC.OO, Adelaida Vega Roca, en la fecha marcada, los 186 trabajadores sociales que desde septiembre se encargaban en Ayuntamientos de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón de evaluar y redactar informes de las solicitudes de ayudas, irán a engrosar las listas del paro.

Todos al paro
Desde la administración autonómica se justifican los despidos en cadena porque las convocatorias están planificadas para cubrir períodos de seis meses, “dependiendo de que hayan existencias de fondos en los presupuestos”. Esta última condición es la que más inquieta a los afectados por el despido. En las cuentas de la Generalidad Valenciana para 2008 no figuran partidas específicas para estos fines. Se deduce, desde la oposición de izquierdas, que se está pretendiendo cubrir los costes únicamente con las transferencias del gobierno central. Para 2008 rondarán los 80 millones de euros.

Sin garantías
En cualquier caso, los trabajadores sociales cesados no esperaban la carta de despido, sino otra a la inversa que les confirmara en sus puestos automáticamente, para no entorpecer sus tareas con la discontinuidad forzada que ahora tienen que soportar, sin garantía formal de que vuelva al trabajo más adelante algún día.

Una trabajadora afectada
Una de las trabajadores sociales afectadas por este parón laboral, Virginia Tovar, explica que con esta manera de actuar se ocasiona un mayor retraso en la gestión de las ayudas -“que es lo que persigue la Generalitat Valenciana”, insiste– para que la aplicación de la ley socialista parezca un rotundo fracaso, al menos en la autonomía valenciana.

Todo “en saco roto”
Además del quebranto económico personal, los trabajadores sociales se quejan de que todo lo que han avanzado durante los últimos cuatro meses “caerá en saco roto”. Se tendrá que empezar de nuevo, en detrimento de quienes tienen que percibir las ayudas económicas, es decir las personas mayores con problemas de movilidad y personas con algún tipo de discapacidad física, psíquica o sensorial.

Sistema de contratación
La presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Valencia, Pilar Rueda, reconoce a El Plural que el método de contratación empleado por el Consell para estas taras técnicas en ayuntamientos “no es bueno”. Dice que genera inestabilidad en el técnico y, muy posiblemente, una merma de calidad de servicio, dada su precariedad. Añade otro problema, al denunciar que entre los contratados de la primera convocatoria “muchos no eran titulados sociales”, asegura, dando a entender que ha podido haber mano ancha para el “enchufismo”.

A cuatro meses vista
Pese al malestar y a la incertidumbre general que reinan en los profesionales sociales, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), responsable de distribuir en los Ayuntamientos los recursos para cubrir los gastos de personal de atención, ha vuelto a publicar el pasado 10 de diciembre otra convocatoria, idéntica a la que publicó en julio. A ella van a tener que acudir de nuevo los Ayuntamientos, 117 en total, si quieren volver a tener operativos los servicios de atención. Por rápido que se actúe, este duplicado proceso de selección se alargará hasta el mes de abril o mayo, después de las elecciones generales de marzo.

Ritmo lento
Además de este taponamiento en los ayuntamientos, al modelo adoptado por la Generalidad Valenciana le están lloviendo críticas de variada índole. Los sindicatos le acusan de llevar un ritmo muy lento. Hace una semana se publicó un informe de ámbito estatal en el que la Comunidad Valenciana, junto con la madrileña, está a la cola respeto al resto de Gobiernos regionales. En territorio valenciano todavía nadie, de los muchos miles de ciudadanos que tienen derecho a cobrar, ha percibido estas ayudas. En Navarra, Cantabria, Andalucía y Castilla La Mancha se han empezado a abonar, con tarifas entorno a los 489 euros mensuales para beneficiarios que viven en el entorno familiar y 657 euros cuando se contrata una persona para su cuidado.

Incumplimiento de una ley estatal
De entre todos los desajustes y errores de aplicación que se achacan a la Generalidad Valenciana, el más grave es el que pone sobre el tapete la trabajadora social, Virginia Tovar. Advierte que de no firmarse el convenio con el Gobierno antes de que finalice este año a la Generalidad Valenciana, se le puede acusar de “incumplimiento de una ley estatal”, con lo que ello significa, si se actúa por la vía judicial.