LOL MULTIMILLONARIOS SOBRECOSTES DE LA CIUDAD DE LAS CIENCIAS VAN EN CONTRA DE LA MEJORA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS EDUCATIVOS Y SANITARIOS.

732592.jpgLa Ciudad de las Artes cuesta de más como una nueva Fe y media

J. L. OBRADOR. 21.12.2007

  • El gasto extra que acumula todo el complejo de Calatrava suma 431,4 millones de euros.
  • El presupuesto del futuro hospital que se construye en Valencia es de 269 millones.
  • El Síndic de Comptes denuncia que Calatrava cobra 861.000 euros que no le corresponden.
El sobrecoste que acumula la Ciudad de las Artes y las Ciencias alcanza los 431,4 millones de euros, según el informe de 2006 del Síndic de Greuges. Con este dinero de más gastado (un 238% de incremento respecto al presupuesto inicial) se podría haber construido 1,6 hospitales como la nueva Fe que se está levantando en Malilla. El presupuesto de este macrocentro sanitario es de 269 millones de euros (216 corresponden a la obra y 53 al equipamiento).Sólo en el Palau de les Arts, hasta finales de 2006 (es decir, antes de reparar incidentes como los provocados por las inundaciones de octubre) se llevaban gastados 345 millones (un 316% más de lo previsto), una cantidad por sí sola superior a lo que costará el hospital.

En el documento que fiscaliza las cuentas de la Generalitat, el Síndic recomienda evitar modificaciones que alteren los proyectos iniciales, ya que repercuten en el precio y en el plazo de las obras.

Calatrava, dinero extra

Según el informe el creador de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Santiago Calatrava, ha cobrado ya, por adelantado, 3.962.125 euros por el proyecto y ejecución del Ágora, la plaza porticada que servirá como punto de esparcimiento de este recinto. Sin embargo, Calatrava debería percibir 3.100.493 euros.

La trampa está en que su retribución se calcula sacando el 7,5% del coste del proyecto y la ejecución de las obra, pero esta cifra ha variado. En un principio, el Consell estimó que rozaría los 53 millones de euros, pero al final se adjudicó por 41,3 millones. Pese a esta rebaja, los honorarios de Calatrava se siguen calculando sobre la cifra superior, con lo que percibe los 3,9 millones, un 25% más de lo que le toca.

Artículos relacionados

Anuncios

EL PALACIO DE LA ÓPERA, LAS INSTALACIONES DE LA COPA DEL AMÉRICA, EN VALENCIA HACEN AGUA TODOS LOS EDIFIVIOS QUE NOS HAN COSTADO MILES DE MILLONES DE €…Y LOS SERVIVIOS PÚBLICOS BAJO CERO.

Veles e Vents también hace agua

Los problemas de humedad invaden las terrazas del edificio de invitados

MIQUEL ALBEROLA – Valencia – 29/10/2007

 

Los edificios emblemáticos de Valencia no superan la prueba del agua. Si el Palau de les Arts ha tenido que suspender su programación por las consecuencias de las inundaciones que ha sufrido por las tormentas del 21 de septiembre y del 11 de octubre, el edificio de invitados de la Copa del América no está para menos. Los albañiles están procediendo desde hace algunos días al desmontaje del suelo de las terrazas porque con las lluvias el agua se encharca y filtra hacia las plantas inferiores. El aparcamiento también ha resultado inundado.

 

 

La noticia en otros webs

ACM deriva toda la responsabilidad de los desperfectos hacia el Consoricio

La gestión del edificio corría a cargo de America’s Cup Management (ACM) hasta el pasado 30 de septiembre, sin embargo, ante la situación de paréntesis abierta tras el inicio del proceso judicial entre el Oracle y la empresa que gestiona los derechos de la Copa, las responsabilidades se difuminan, puesto que el Consorcio Valencia 2008 no ha llegado a constituirse y el de 2007 ya no existe. Fuentes de ACM derivaron ayer toda responsabilidad hacia el Consorcio, al que “hace tiempo” se le está pidiendo que arregle los “numerosos desperfectos”. “La explotación es de ACM, pero las infraestructuras siguen siendo del Consorcio”, explicaron. Este periódico trató ayer, sin éxito, de contactar con representantes del Consorcio, que está integrado por el Ayuntamiento de Valencia, el Gobierno y la Generalitat.

No es la primera vez que el Foredek de la Copa del América, que en septiembre de 2006 fue distinguido con el prestigioso premio de arquitectura LEAF Awards, tiene problemas debido a la celeridad con la que fue levantado. Su propio arquitecto, el británico David Chipperfield, llegó a declarar que la calidad de la construcción era “una porquería”. Algunos de los acabados se deterioraron a los días de su inauguración y tuvieron que ser restaurados o reemplazados.