EL CONSENSO EN TORNO A RAJOY AMENAZA CON CERRAR EN FALSO EL CONGRESO DEL PP.

 POLÍTICA

“Este es el momento para presentarse y el que pierda, tendrá que ir detrás del líder”

El consenso en torno a Rajoy amenaza con cerrar en falso el Congreso del PP

S. COLADO

Mariano Rajoy ha tomado la iniciativa sobre quienes pretenden sucederle al frente del PP al anunciar su intención no sólo de continuar sino de hacerlo con su equipo. Sin embargo, por el momento nadie recoge el guante y todos son adhesiones, lo que aplazaría una vez más el debate de fondo en el partido, es decir, el modelo de derecha que quieren representar. Además, tampoco garantiza a Rajoy ser el candidato en 2012, ya que los estatutos obligan a celebrar otro congreso antes de esta cita. De momento, los enfrentamientos más evidentes no están en Génova: los partidarios de Aguirre están molestos por el apoyo entusiasta de Francisco Camps a Rajoy. Manuel Fraga interpreta que la retirada de Zaplana de la primera línea es “una cuestión de las tierras valencianas”.

<!–

Lo ha explicado claramente uno de los hombres más próximos a Rajoy, el líder del PP gallego, Núñez Feijóo, que levantara sorpresa precisamente en los primeros días cuando no se sumó al coro de adhesiones al líder del PP después de que este anunciara su intención de seguir. “Si hay un dirigente político al que no es necesario preguntarle si va a apoyarlo, es a mí” explicó Núñez Feijóo acompañado de otra de las fijas en los equipos de Rajoy, Ana Pastor. Y es que el líder gallego aclara que lo que se pretende en el Congreso es “pulsar la democracia interna del PP”, por lo que anima a que “todos los que quieran presentarse” lo hagan “ahora”.

El riesgo para Rajoy
El llamamiento de Feijóo evidencia una realidad: el riesgo de que el Congreso con el que Rajoy espera consolidar su liderazgo, librarse del estigma del dedo de Aznar y clarificar definitivamente quién es quién dentro del partido, se cierre en falso.

Boicot velado de Aguirre…
Esperanza Aguirre podría haber sido pillada doblemente a contrapié por las jugadas de Rajoy: primero evidenciando sus aspiraciones a sucederle con todo el conflicto de la exclusión de Gallardón de las listas, y ahora su anuncio de seguir al frente tras insinuar su cansancio. Aguirre ha negado nuevamente en público sus aspiraciones a disputarle a Rajoy el liderazgo y se ha declarado integrante de su equipo. Pero entre risas ha llamado a abortar el llamamiento de Rajoy de que quienes quieran el cargo lo busquen abiertamente en el Congreso de junio. Aguirre ha señalado que eso equivaldría al “suicidio”. La unanimidad de esta cita no garantiza nada a Rajoy. En el horizonte, y como marcan los estatutos, aparece otro Congreso antes de las elecciones de 2012, y éste podría ser el elegido por los sucesores para presentar batalla.

… pero sigue en campaña
Porque mientras Aguirre niega sus aspiraciones sus medios afines siguen haciendo campaña por ella, especialmente la COPE y El Mundo. El diario de Pedro J. dedicaba hoy sendos editoriales a criticar tanto a Rajoy -al que presentan como desagradecido con Eduardo Zaplana que “ha dado la cara por él”- como a Gallardón, del que dicen que ha cambiado de argumentos para mantenerse en la alcaldía y seguir aspirando a la sucesión. El locutor Federico Jiménez Losantos se ha mostrado especialmente duro con Francisco Camps, que desde su feudo en Valencia ha arropado cariñosamente a Rajoy tras su derrota el 9-M. Para Losantos, “Mariano se ha rodeado de agradadores”, “gente modesta”, de “poca entidad”, mientras que Aznar “disfrutaba mandando a gente más brillante que él”.

Zaplana “una cuestión de las tierras valencianas”
Camps controla actualmente la mayoría del partido en Valencia tras un duro conflicto con su antecesor como presidente regional, Eduardo Zaplana, que no repetirá como portavoz popular en el Congreso. Manuel Fraga ha interpretado este asunto en clave regional, asegurando que es “una cuestión de las tierras valencianas”.

Gallardón “tendrá su oportunidad”
El presidente fundador ha reflexionado en la línea de Feijóo sobre el próximo congreso: “este es el momento para presentarse, y el que pierda, tendrá que ir detrás del líder, y, si no lo hace, tendrá que ponerse a disposición de él”. Fraga advirtió en una entrevista en Radio Galega de que “si no hay nadie más que quiera presentarse para dirigir el partido es porque saben que el mejor candidato es el que ya se conoce” y cree que “en este momento es el que tiene más cualificación”, por lo que existe “una alta probabilidad” de que repita como candidato popular en 2012. Sobre su pupilo, Alberto Ruiz-Gallardón, señala que “tendrá su oportunidad en el futuro”.
–>

Lo ha explicado claramente uno de los hombres más próximos a Rajoy, el líder del PP gallego, Núñez Feijóo, que levantara sorpresa precisamente en los primeros días cuando no se sumó al coro de adhesiones al líder del PP después de que este anunciara su intención de seguir. “Si hay un dirigente político al que no es necesario preguntarle si va a apoyarlo, es a mí” explicó Núñez Feijóo acompañado de otra de las fijas en los equipos de Rajoy, Ana Pastor. Y es que el líder gallego aclara que lo que se pretende en el Congreso es “pulsar la democracia interna del PP”, por lo que anima a que “todos los que quieran presentarse” lo hagan “ahora”.

El riesgo para Rajoy
El llamamiento de Feijóo evidencia una realidad: el riesgo de que el Congreso con el que Rajoy espera consolidar su liderazgo, librarse del estigma del dedo de Aznar y clarificar definitivamente quién es quién dentro del partido, se cierre en falso.

Boicot velado de Aguirre…
Esperanza Aguirre podría haber sido pillada doblemente a contrapié por las jugadas de Rajoy: primero evidenciando sus aspiraciones a sucederle con todo el conflicto de la exclusión de Gallardón de las listas, y ahora su anuncio de seguir al frente tras insinuar su cansancio. Aguirre ha negado nuevamente en público sus aspiraciones a disputarle a Rajoy el liderazgo y se ha declarado integrante de su equipo. Pero entre risas ha llamado a abortar el llamamiento de Rajoy de que quienes quieran el cargo lo busquen abiertamente en el Congreso de junio. Aguirre ha señalado que eso equivaldría al “suicidio”. La unanimidad de esta cita no garantiza nada a Rajoy. En el horizonte, y como marcan los estatutos, aparece otro Congreso antes de las elecciones de 2012, y éste podría ser el elegido por los sucesores para presentar batalla.

… pero sigue en campaña
Porque mientras Aguirre niega sus aspiraciones sus medios afines siguen haciendo campaña por ella, especialmente la COPE y El Mundo. El diario de Pedro J. dedicaba hoy sendos editoriales a criticar tanto a Rajoy -al que presentan como desagradecido con Eduardo Zaplana que “ha dado la cara por él”- como a Gallardón, del que dicen que ha cambiado de argumentos para mantenerse en la alcaldía y seguir aspirando a la sucesión. El locutor Federico Jiménez Losantos se ha mostrado especialmente duro con Francisco Camps, que desde su feudo en Valencia ha arropado cariñosamente a Rajoy tras su derrota el 9-M. Para Losantos, “Mariano se ha rodeado de agradadores”, “gente modesta”, de “poca entidad”, mientras que Aznar “disfrutaba mandando a gente más brillante que él”.

Zaplana “una cuestión de las tierras valencianas”
Camps controla actualmente la mayoría del partido en Valencia tras un duro conflicto con su antecesor como presidente regional, Eduardo Zaplana, que no repetirá como portavoz popular en el Congreso. Manuel Fraga ha interpretado este asunto en clave regional, asegurando que es “una cuestión de las tierras valencianas”.

Gallardón “tendrá su oportunidad”
El presidente fundador ha reflexionado en la línea de Feijóo sobre el próximo congreso: “este es el momento para presentarse, y el que pierda, tendrá que ir detrás del líder, y, si no lo hace, tendrá que ponerse a disposición de él”. Fraga advirtió en una entrevista en Radio Galega de que “si no hay nadie más que quiera presentarse para dirigir el partido es porque saben que el mejor candidato es el que ya se conoce” y cree que “en este momento es el que tiene más cualificación”, por lo que existe “una alta probabilidad” de que repita como candidato popular en 2012. Sobre su pupilo, Alberto Ruiz-Gallardón, señala que “tendrá su oportunidad en el futuro”.

Anuncios

PP: TRAS LA CAIDA DE GALLARDÓN, EL PARTIDO HA APOSTADO DEFINITIVAMENTE POR LAS PROPUESTAS DE EXTREMA DERECHA.

POLÍTICA

 31/01/2008

Los duros del PP se sienten fuertes

Tras la caída de Gallardón, el partido ha apostado definitivamente por los mensajes radicales

S. COLADO

La estrategia del PP de acercarse al centro de cara a las generales ha saltado por los aires con la exclusión de Gallardón, un gesto interpretado como la victoria de los sectores más derechistas del partido, con Esperanza Aguirre y Aznar a la cabeza. Se aprecia un punto de inflexión desde ese momento, ya que el PP ha vuelto a radicalizar sus mensajes desde que Rajoy aclarara definitivamente hace dos semanas cuál es la línea por la que apuesta en el partido: Zaplana y Acebes vuelven a la primera línea, Aznar multiplica sus intervenciones, guiños a la Iglesia como el Ministerio de la Familia, discursos vinculando inmigración y delincuencia como los que protagoniza la presidenta de Madrid, etc. Los sectores más integristas del partido, como la COPE y periodistas de la Asociación de Propagandísticas Católicos, celebran su momento.

La operación centro del PP de Mariano Rajoy fue en buena medida una apuesta por su imagen personal. Así, mientras el Partido Popular mantenía el tipo de oposición que ha marcado toda la legislatura, por ejemplo apoyando la última manifestación de la AVT contra el Gobierno de Zapatero, el líder del PP se permitía faltar a la cita para evitar una nueva imagen asociada al radicalismo, o a través de sus hombres menos desgastados durante la legislatura, como Gabriel Elorriaga o Juan Costa, lanzaba mensajes de moderación o guiños al nacionalismo, a veces a través de medios proclives a ganarse el voto de centro como El País. Estos personajes son los que están ahora en un segundo plano, aunque la cercanía de la campaña les devolverá protagonismo.

La moderación llegó a ser alarmante
Poco dado a explicitar sus posturas (en cualquier caso la hemeroteca recuerda sus ataques a la igualdad y la defensa de los privilegios sociales), lo que justifica por su origen gallego, Rajoy habla a través de sus gestos. Y ya que el ascenso de ratistas como Costa, coordinador del programa electoral, coincidía con el período de elaboración de las listas, entre el núcleo duro del partido cundió el pánico. En la COPE hicieron sonar las alarmas cuando Rajoy filtró –después de la mediación de Aguirre por Jiménez Losantos ante el Rey- su preocupación ante los obvios vínculos entre el PP y la cadena de los obispos.

El discurso vuelve a radicalizarse
Sin embargo, tras la defenestración de Gallardón y la apuesta por Manuel Pizarro, los sectores más duros del partido vuelven a sentirse fuertes. Aznar, que ya intentó abortar la operación de moderación de Rajoy con elogios a Reagan, a Juan Pablo II y a Margaret Thatcher, mantiene invariable su discurso, aunque aumentado sus apariciones. Tras el anuncio de las listas definitivas y sus privilegiados puestos–el primero por Ávila y el cuarto por Madrid, respectivamente- Acebes y Zaplana y a los que se les mantuvo temporalmente en un segundo plano también han aparecido profusamente, incluidas entrevistas a TVE1 y la COPE. Aguirre ha aprovechado también para recuperar los discursos en clave enfrentamiento Madrid-Gobierno central y mensajes populistas de extrema derecha como la vinculación entre inmigración y delincuencia.

“Como en los mejores tiempos de Aznar”
La recuperación del rumbo ha sido celebrada por sectores como la COPE, donde ya se permiten despreciarle a Rajoy propuestas claramente dirigidas a los sectores más católicos, como el Ministerio de la Familia, exigiéndole más. Uno de los miembros de la Asociación Católica de Propagandistas, Juan Morote, proclama desde Libertad Digital que en el PP ya se han olvidado de los consejos de moderación y discurso de perfil bajo del asesor hasta ahora estrella del PP, Pedro Arriola, al que culpan de la derrota electoral de 2004. Asegura que “nos hallamos ante un escenario nuevo” y que Pizarro representa “la vuelta a un discurso claro, contundente, con propuestas, como el de los mejores tiempos de Aznar”.

ZEROLO: “CON RAJOY ES IMPOSIBLE LA IGUALDAD EN ESPAÑA”

enric_sopena1.jpg

POLÍTICA

 30/01/2008

Zerolo: “Con Rajoy es imposible la igualdad en España”

El candidato del PP no sólo no ha llegado al centro, es que no ha llegado aún a 1789

Ha declarado Pedro Zerolo –al que con satisfacción doy la bienvenida como articulista de El Plural– que “con Rajoy es imposible la igualdad en España”. El secretario de Movimientos Sociales y relaciones con las ONG del PSOE replica así al candidato de la derecha, quien se ha opuesto nuevamente a que se utilice el término matrimonio para las uniones de parejas homosexuales y a que éstas puedan adoptar.

¿Pero por qué se obstina la carcunda sociológica y política en negar a los homosexuales su condición de ciudadanos de pleno derecho en un Estado democrático como es el de España? Porque ése es el fondo de la cuestión. Todos los ciudadanos –de acuerdo con la Constitución vigente- han de tener idénticos derechos y, por supuesto, idénticos deberes. Los ciudadanos heterosexuales pueden contraer matrimonio. ¿Cuál es la razón, Sr. Rajoy, para que las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, no puedan hacerlo o no puedan tener hijos adoptados?

Ciertas mentes clericales
Y que no insista Rajoy en la cantinela –tan empleada desde el PP y sus disciplinadas terminales mediáticas- de que el problema radica en cómo se denomina la unión formal de los homosexuales. Nadie hasta ahora ha sido capaz de argumentar con solidez la razón por la que no debería denominarse matrimonio a la boda entre homosexuales. Muchos monseñores arguyen que con la modificación de la legislación actual en España ha desaparecido legalmente el matrimonio digamos tradicional. Esto, sin embargo, no es más que una filfa, una patraña o, si se prefiere, una hipócrita restricción mental a la medida de ciertas mentes clericales.

Procesión mediática
Refirámonos a la actitud de los jerarcas de la Iglesia respecto a los homosexuales. El último prelado que se ha manifestado sobre la homosexualidad ha sido el de Orihuela-Alicante, Rafael Palmero. Los monseñores vienen saliendo a lo largo de esta legislatura en permanente procesión mediática. No hay apenas día sin intromisión de clérigos con galones de mando en los asuntos terrenales.

Con ímpetu renovado
Es decir, que los obispos han entrado una vez más en la política partidista, apoyando a la derecha, algo parecido –como no podía ser de otra manera- a la doctrina que expande a diario la COPE. Buscan derribar como sea al Gobierno socialista. En Andalucía se han quitado ya la máscara de la ambigüedad, que era cada vez más leve, y han recordado a sus fieles, aun empleando otras palabras, que votar izquierdas es pecado. No olvidemos que el liberalismo también lo fue en buena parte del siglo XIX.

Mezquina exposición científica
Pues bien, Palmero advierte que “la biología dice que normalmente la homosexualidad es una enfermedad (…) aunque puede haber otra situación concreta que tenga otra explicación y tal, pero normalmente nadie quiere ser homosexual”. Paupérrima exposición científica, con “tal” incluido, la de este obispo, ajeno siquiera a la caridad cristiana, que arremete también contra el divorcio exprés y minimiza la violencia de género recomendando “paciencia” y señalando que a menudo se trata más bien de “problemillas”. Lo peor de este monseñor cavernario es que no constituye la excepción, sino que forma parte de la regla general, que es la del fundamentalismo católico.

Los dos artículos
No le extrañe, en todo caso, a Zerolo que Rajoy no sea partidario de la igualdad en España. Tiene escrito Rajoy, en los primeros años ochenta del pasado siglo, dos artículos de loa a las ideas de dos autores reaccionarios; artículos que fueron publicados en El Faro de Vigo no de jovencito, sino siendo primero diputado autonómico gallego y luego presidente de la Diputación de Pontevedra.

Los dos autores
Esos autores que tanto agradaban a Rajoy fueron Luis Moure Mariño, un fascista del 36, y Gonzalo Fernández de la Mora, ideólogo de la dictadura. Ambos defendían la natural desigualdad entre los humanos. Y es que Rajoy no sólo no ha llegado nunca al centro, sino que no ha llegado aún a 1789. O sea, todavía no ha llegado a asumir la igualdad como uno de los pilares de la democracia.

E.S.

COINCIDENCIA GENERALIZADA EN LOS MEDIOS: RAJOY LA HA METIDO HASTA EL CORVEJÓN EN EL CASO GALLARDÓN.

POLÍTICA

 18/01/2008

Un 64,4% de los españoles cree que la decisión de Rajoy es equivocada

La defenestración de Gallardón podría costar al PP entre 500.000 y 2 millones de votos

S.C.

Tras la resaca y los análisis políticos del anuncio de la exclusión de Gallardón de las listas del PP, varios medios están tratando ya de cuantificar el coste electoral de la decisión de Rajoy para su partido. Un medio como el diario La Vanguardia extrapola los últimos resultados de las elecciones de Madrid para alertar de que el coste “se acerca al medio millón de votos”, teniendo en cuenta que además de desincentivar a parte del electorado centrista, Aguirre moviliza más al voto de la izquierda. Mientras, en La Sexta han realizado un barómetro especial que concluye que el 64,4% de los españoles considera equivocada la decisión de prescindir de Gallardón y que el 19,1% de los votantes del PP declara que modificará su voto en las próximas elecciones, lo que supondría cerca de 2 millones de votos perdidos para el PP.

La Sexta Noticias ha realizado un Barómetro Especial sobre la exclusión de Gallardón que arroja unos datos demoledores para Rajoy. Así, el 64,4% de los españoles cree que la decisión de Mariano Rajoy de dejar al alcalde de Madrid fuera de las listas es equivocada, una opinión que comparte casi la mitad de los votantes del PP (el 48,6%) y la mayoría de los del PSOE (el 78,8). Por el contrario, solo para el 17,9% de los españoles la decisión es acertada, un porcentaje que aumenta hasta el 35,9% si el votantes se considera del PP, y que se queda en el 10% si es del PSOE.

El 19,1% de los populares cambiarían voto
Para el 65,3% de los españoles la decisión influirá en el resultado de las próximas elecciones generales, una posibilidad que admiten el 59,4% de los votantes del PP. Incluso el 19,1% de los votantes del PP se declara dispuesto a cambiar su voto a partir de ahora, lo que supondría, a partir de los datos de las elecciones de 2004, un coste de más de 1,8 millones de votos.

Gallardón acredita más votos que Espe
Por otra parte, el diario La Vanguardia repasa los datos de las últimas elecciones de Madrid para constatar que “Gallardón acredita más votos que Aguirre” en el PP. El experto en demoscopia Carles Castro firma el artículo en el que señala cómo Gallardón consiguió en la capital 16.000 votos más que Aguirre, mientras que en la Comunidad el centro-izquierda sumó 22.000 votos más.

Aguirre moviliza más a la izquierda
El experto advierte de que “si se extrapola esa diferencia [dos puntos porcentuales] al conjunto de España, la cantidad resultante se acerca al medio millón de votos, según cual sea el candidato” y explica que la clave está no sólo en los votos que pueda arrastrar Gallardón a su favor, sino que el rechazo a Aguirre moviliza más a los votantes de PSOE e IU.

Presiones al alcalde
En cuanto al futuro del alcalde, el diario El Mundo asegura que en el Ayuntamiento de Madrid los concejales más próximos a la dirección del PP madrileño y por tanto a Aguirre van a instar al alcalde a que aclare en una reunión su futuro político.

MAL COMIENZAS MARIANO PERO, POR NOSOTROS, NO TE PRIVES…NO PARES, SIGUE, SIGUE.

aznar-de-risas.jpg

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    18/01/2008

El Zumbido

Mucho más que 72 horas de crisis

Ha dicho Eduardo Zaplana que los ecos de la trifulca de Madrid que ha dejado a Alberto Ruiz Gallardón fuera de las listas de su partido van a durar cuarenta y ocho o setenta y dos horas. Se equivoca: ese es el plazo de los fuegos de artificio, pero la huella que ha dejado todo este asunto será indeleble hasta que el PP realice una catarsis profunda y una renovación de dirigentes y procedimientos.

Han quedado en evidencia demasiadas cosas en esta crisis de Madrid. En primer lugar, una auténtica crisis de liderazgo de Mariano Rajoy, que ni siquiera ha sabido manejar los tiempos y los modos para ejercer un poder omnímodo, que es el que se practica en su partido. Si él reconoce tener todo el poder para elaborar las listas en un universo donde los órganos de dirección del partido no cuentan nada, ¿por qué ni siquiera puede hacerlo sin dar pie a que le realicen chantajes y le echen pulsos?

En segundo lugar, la actitud de Esperanza Aguirre y de Alberto Ruiz Gallardón demuestra un narcisismo y una ambición difícil de digerir. El alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad no se conforman con el puesto que han conseguido en las urnas hace poco más de seis meses. Manifiestan públicamente que no les preocupa hacer frente a sus importantes compromisos ante los ciudadanos y quieren volar más alto, acechando en el mejor lugar la previsible caída de Mariano Rajoy, que con su actitud manifiestan esperar.

Todo el mundo ha quedado mal en esta tragedia en la que las simpatías caen del lado de quien más ha perdido. Pero Ruiz Gallardón tampoco es un santo en esta telenovela porque su ambición es la sucesión y no el servicio de los ciudadanos. Su derrota es porque no está conforme con ser alcalde de los madrileños y no ha podido confirmar las aspiraciones a liderar el partido.

Muy mal comienzo de campaña electoral para Mariano Rajoy en donde las protestas desde dentro de su partido le auguran mucho más que cuarenta y ocho o setenta y dos horas en las que muchos le van a seguir pidiendo explicaciones sobre su patética ausencia de liderazgo.