LA ONU INICIA EL CAMINO PARA ABOLIR LA PENA DE MUERTE EN TODO EL MUNDO.

729700_tn.jpg

La ONU inicia el camino para abolir la pena de muerte en todo el mundo

20MINUTOS.ES / EFE. 18.12.2007 – 21:21h

Ampliar foto

Algunos de los diferentes métodos de aplicar la pena de muerte.

  • Con la aprobación de un texto que insta a una moratoria internacional.
  • La resolución expresa la preocupación por su continuada aplicación.
  • También llama al respeto de los estándares internacionales que garantizan los derechos de los condenados.
  • ENCUESTA: ¿Eliminarías la pena de muerte en todos los países?

El plenario de la Asamblea General de la ONU ha adoptado una resolución impulsada por la Unión Europea (UE) que, por primera vez, insta a la declaración de una moratoria internacional en la aplicación de la pena de muerte.

El texto fue aprobado por 104 votos a favor, 54 en contra y 22 abstenciones, mientras que cinco de los 192 países que conforman el órgano legislativo de la ONU no participaron en la votación.

Cinco de los 192 países de la ONU no participaron en la votación

Ésta es una mayoría más amplia de la conseguida en noviembre, cuando recibió también un amplio respaldo del Comité de Derechos Humanos de la Asamblea General, lo que convertía en automática su adopción en el plenario.

La resolución expresa la preocupación por la continuada aplicación de la pena de muerte e insta a los países que la mantienen en sus códigos penales a que “establezcan una moratoria de las ejecuciones con miras a abolirla”.

También llama al respeto de los estándares internacionales que garantizan los derechos de los condenados y a la progresiva reducción de los delitos que se penan con la muerte.

Artículos relacionados

Anuncios

20-N, NOSTÁLGICOS ACTIVOS.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    20/11/2007

El Zumbido

Nostálgicos activos

Cada vez que llega un nuevo 20 de noviembre se produce inevitablemente la evocación de la figura del dictador Francisco Franco con motivo del aniversario de su muerte. En los últimos años, la audacia de los nostálgicos ha sido renovada en la medida que la derecha política española se ha vuelto condescendiente, e incluso complaciente, con la memoria de la dictadura.

De los acontecimientos que testifican esta afirmación, uno de los más sobresalientes es la declaración de Jaime Mayor Oreja en la que no sólo se negaba a condenar el franquismo sino que explicaba sus virtudes en la medida en que gozó de cierto apoyo de una parte de la población en una situación que para el dirigente popular era “apacible”.

Durante los ocho años de Gobierno de José María Aznar sus tesis ultra conservadoras fueron soporte para una revisión pseudohistórica del franquismo, cuyo primer peldaño fue el intento de equiparar la dictadura con la República, amparándose precisamente en lo que históricamente han sido los pretextos para los golpes militares: un desorden y descontrol que habría hecho peder legitimidad a los gobernantes y al sistema y que daría pátina de legalidad a los golpistas.

Alemania e Italia tienen prohibida por ley la exaltación del nazismo y el fascismo. En España, la forma en la que se hizo la transición impidió que florecieran los nostálgicos, porque la situación creada con la Constitución de 1.978 hizo que la desvergüenza de la dictadura y de la guerra civil aconsejara a sus herederos una discreta retirada. Hoy los nostálgicos están activos y renovados porque tienen soportes en la sociedad civil de los que antes carecían. La Iglesia canoniza a personas asesinadas y en ese gesto, que es legítimo y de consumo interno de los católicos, hay quien quiere extrapolar una demonización no solo de los autores de aquellos crímenes –lo cual sería razonable- sino la la República como institución bajo cuyo régimen se cometieron. Muchos sectores del PP se ha acercado a tesis democráticamente regresivas. Si las cosas siguen por esos cauces, puede llegar el día en que la democracia española tenga que tomar medidas para defender la legalidad de la República y su dignidad institucional ante quienes quieran revindicar un régimen tan repugnante como el nazismo.

DIA MUNDIAL CONTRA LA PENA DE MUERTE.

Día Mundial contra la Pena de Muerte: Por un mundo sin ejecuciones
MARÍA LAGO
10 de octubre de 2007Actualmente la pena de muerte sigue vigente en 64 países. De estos, tan sólo 25 llevaron a cabo ejecuciones durante el 2006. Según datos de Amnistía Internacional, el 91% de ellas fueron realizadas en seis países, entre los que se encuentran Estados Unidos y China. Este año el Día Internacional contra la Pena de Muerte, además de abogar por un mundo libre de ejecuciones, tiene un claro objetivo: conseguir que todos los gobiernos voten a favor de la futura resolución de la ONU para la suspensión mundial de la pena capital.

No a la Pena de Muerte En el 2003 la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte (integrada por más de 60 organizaciones de derechos humanos) estableció el 10 de octubre como día para gritar ¡No! a esta práctica.

Ahora “el mundo camina hacia la abolición, pero todavía queda mucho trabajo por hacer”, afirma María del Pozo, portavoz de Amnistía Internacional.

Y en esta lucha, el 2007 ha dado un paso importante: por primera vez desde la Unión Europea se ha solicitado a Naciones Unidas una resolución que abogue por la suspensión mundial de la pena de muerte. La firma está prevista para finales de noviembre.

La resolución aprobada no será vinculante, pero tendrá un gran peso moral para “arrinconar a esos países que todavía permiten esta práctica”, explica María del Pozo. “EEUU y China serán los escollos más importantes. Desde Amnistía Internacional esperamos que los estados retencionistas no ncorporen enmiendas envenenadas que cambien la intención del texto y arrastren a otros hacia su postura”, añade.

Hay razones para el optimismo

Desde la organización quieren ser optimistas. Señalan como un hecho positivo que el Tribunal Supremo de EEUU haya planteado la constitucionalidad de la inyección letal.

Que se haya reabierto el debate sobre la pena de muerte en una sociedad que la apoya es un paso. Que en Europa la pena capital esté prácticamente desterrada (a excepción de Bielorrusia) o que en Ruanda se haya aprobado una ley para abolir la condena a muerte, son también buenas noticias.

Pero siguen llegando las malas desde distintas partes del mundo. Según los datos manejados por Amnistía Internacional el 91% de la ejecuciones practicadas en 2006 fueron realizadas en seis países: China (con la cifra más alta), Irán, Pakistán, Irak, Sudán y EEUU.

En estados como Irán, Yemen y Arabia Saudita se ha ejecutado a menores. En Irán las lapidaciones siguen practicándose y el pasado mes de julio se ordenó la ejecución de veinte personas, entre las cuales había algunos acusados por el simple hecho de ser homosexuales.

Por un mundo sin ejecuciones

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos ha sentenciado que “la imposición de la pena de muerte después de un juicio y unos procedimientos de apelación que no respeten los principios del proceso equivalen a una violación del derecho a la vida”.

La pena de muerte será hoy y el resto de los 364 días del año una práctica que atenta de frente contra los Derechos Humanos.

Volver Enviar a un amigo Imprimir Blogs