PORTILLO, EL PRIMER LADRILLAZO DE 2008.

1169232902_0.jpg

Se confirma el vuelco en el Consejo de Colonial, que acepta la dimisión de Portillo

Agencias | 20:08 – 31/12/2007
INMOBILIARIA COLONIAL

1,88 -25,40% -0,64

Bolsámetro
¿Qué hará este valor en la próxima sesión?
INMOBILIARIA COLONIAL
subebaja
Bullet Consulta el resto de predicciones

El Consejo de Administración de la inmobiliaria Colonial aceptó hoy la dimisión de Luis Portillo como miembro de este órgano de dirección y ratificó como presidente de la sociedad a Mariano Miguel, que seguirá ejerciendo el cargo de consejero delegado, informó la compañía a la CNMV. Además, se produce un auténtico vuelco en el Consejo, tal y como adelantó hoy diario elEconomista

El cese de Portillo como consejero de la inmobiliaria se produce tres días después de que fuera relevado como presidente de Colonial (CAR.MC elemento_52_0 = new cotizacionEnNoticia(‘INMOCARAL’, ‘cotizacionINMOCARAL_0’, ‘linkcotINMOCARAL_0’,1); ), en una reunión que el Consejo de Administración celebró el pasado viernes, horas después de que los títulos de la sociedad cayeran el 25,4 por ciento en Bolsa.

La compañía ha indicado que para reforzar la preeminencia de los consejeros independientes “iniciará la búsqueda de un profesional de prestigio que ocupará el puesto de presidente no ejecutivo”.

Salida de otros consejeros significativos

 

Al mismo tiempo que acontecía el cese de Portillo abandonaban también su puesto como consejeros Luis Emilio Nozaleda Arenas, Gema Sólas Navas, José Ramón Carabante Plaza; Óscar Fanjúl Martín; Alberto Cortina Koplowitz y Clara Nozaleda Arenas.

También cesaban en su cargo los representantes de Desarrollo Empresarial Quetro, María Jesús Valero Pérez; Grupo Portival, Yolanda Mayo Ranera; Corporación Indo, Domingo Díaz de Mera Lozano, y Promociones González, Aurelio González Villarejo.

La compañía ha señalado en un comunicado que la “salida del consejo de los accionistas significativos no presupone la intención de reducir su participación en la sociedad”.

Nombramientos de nuevos consejeros

 

Para ocupar parte de las vacantes y para “dotar de la mayor operatividad, eficacia y transparencia posibles a la gestión de la compañía en beneficio de sus accionistas”, la compañía ha nombrado consejeros por cooptación a Leandro Martínez-Zurita Santos de Lamadrid (consejero ejecutivo); Julián Zamora Saiz (consejero dominical), y Pedro Ruiz-Labourdette Garau (consejero dominical).

Así queda el consejo de Colonial

 

En consecuencia, el consejo de administración queda compuesto por once miembros: Mariano Miguel Velasco; Josep Manuel Basáñez Villaluenga; Antonio M. López Corral; Javier Sola Teyssiere; Alberto Alonso Lobo; Francisco José Molina Calle; Juan Ramírez Blatuille; Enrique Montero Gómez; Julián Zamora Saiz; Pedro Ruiz-Labourdette Garau y Leandro Martínez-Zurita Santos de Lamadrid.

Cambios en la comisión ejecutiva

 

Inmobiliaria Colonial también ha acordado cambios en la comisión ejecutiva, que estará formada por cuatro miembros, y en la comisión de nombramientos y retribuciones, que estará formada por tres personas.

La comisión ejecutiva queda compuesta
por Mariano Miguel Velasco, que ejercerá como presidente; Francisco José Molina Calle; Julián Zamora Saiz y Pedro Ruiz-Labourdette Garau.

Por su parte, la comisión de nombramientos estará integrada por Josep Manuel Basáñez Villaluenga; Alberto Alonso Lobo y Enrique Montero Gómez.

Sólida “situación patrimonial”

 

Inmobiliaria Colonial también ha señalado que mantiene una sólida “situación patrimonial” que le permite cumplir íntegramente “todas sus obligaciones con las entidades financieras” y ha expresado “su confianza en que la realidad del valor objetivo de la compañía, su solidez patrimonial y su potencial de negocio permitirán superar la situación actual”

Publicada el http://www.ElEconomista.es

cab6apfgcau3m941ca9vebp5cay65ihtcafsvz83cax392yjcahwec3bcai84q2hcao71er7caeontyuca74kuq6cae7kiw5canihrrdcatypi8cca6wpq1wcayddpc5catx2d0scaa2p9l2.jpg

Nota Bene del editor de este Blog: Seguramente sería éste un momento pertinente para que algún miembro del Gobierno Valenciano experto en privatizaciones, explicara las condiciones en las que Luis Portillo compró por cantidades multimillonarias, en sociedad (Siete Treinta S.L.) con el señor Rosell Recasens, marido o lo que fuese de la Senadora del PP por Almeria, señora Agüero miembro de la comisión de Agricultura del Senado en la etapa del señor Aznar-Fabra (¿también una coincidencia que la empresa del caso Naranjax, Artemis 2000 S.L. y Siete Treinta S.L. procedan del mismo despacho de Ontinyent, ciudad que como saben está pegadita a Sevilla, igual que muchas más con adjudicaciones de la Generalitat Valenciana?). Aclaremos la concesión transmisión posterior de algúnos lotes de las residencias geriatricas del tan famoso como opaco Plan Blasco en su etapa de Conseller de Bienestar Social. Este es el proceso especulativo que ha levantado gigantes de papel que han saqueado las arcas públicas y arden ahora…sin que nadie mueva un dedo. Y el Arzobispo Cardenal diciendo que la politica social de Zapatero sobre la familia, destruye la democrácia. ¡No crean que no llevamos una buena peniténcia con esta cuadrilla!. V.V.G.

LA POBREZA EN LOS PAISES DESARROLLADOS: EL CUARTO MUNDO.

ninas-india.jpg

Cuarto Mundo: pobreza en los países desarrollados

La distribución desigual de la riqueza en los países del Primer Mundo ha aumentado la distancia que separa a las personas ricas de los grupos más desfavorecidos

El crecimiento económico de los países desarrollados ha dado origen a lo que se conoce como Cuarto Mundo, un término que engloba a todas aquellas personas que residen en los países más avanzados, pero se encuentran excluidas o en riesgo de exclusión social. Esta situación se produce cuando la riqueza se distribuye de manera desigual y la línea que separa a ricos de pobres se convierte en abismo. Como solución, se propone incluir a los grupos más desfavorecidos en el proceso productivo y aumentar las partidas económicas. “Las ayudas nunca son suficientes”, se quejan las ONG.

  • Autor: Azucena García | 
  • Fecha de publicación: 10 de noviembre de 2007

¿Por qué surge?

Venus

El término ‘Cuarto Mundo’ fue utilizado por primera vez en los años 70 para designar a aquellas personas que viven en situaciones realmente precarias. Su creador fue el padre Joseph Wresinski, criado en un ambiente muy alejado de la opulencia y que fundó en 1957 la primera asociación contra la exclusión de los más pobres. “El Cuarto Mundo es un pueblo formado por hombres, mujeres y niños que, generación tras generación, se ven excluidos de los derechos fundamentales de los que goza el resto de la sociedad. Se ven excluidos de los progresos sociales y de la participación en la vida asociativa, política, religiosa, cultural, sindical… de sus sociedades. No se cuenta con ellos como interlocutores sino, como mucho, como meros beneficiarios de ayudas”. Así define el término Beatriz Rodríguez-Viña, voluntaria permanente de Movimiento Cuarto Mundo en Madrid.

El término fue utilizado por primera vez en los años 70 para designar a aquellas personas que viven en situaciones realmente precarias

¿Pero cuál es la principal característica de este denominado Cuarto Mundo? Lo más curioso es que surge dentro de lo que se conoce como Primer Mundo. Es en los países más avanzados donde la gran diferencia en el reparto de la riqueza da lugar a dos grandes grupos que ocupan un mismo espacio físico, pero no social. No son casos aislados. Según datos de Médicos del Mundo, sólo en Europa residen más de 40 millones de personas pobres. “Otro de los paradigmas es Estados Unidos, que tiene una economía puntera, pero también un gran porcentaje de personas pobres que viven por debajo de niveles aceptables. Esto es todavía mucho peor de digerir”, reflexiona la vicepresidenta de la ONG, Celina Pereda.

La miseria siempre ha estado presente en nuestra sociedad. Siempre han existido ricos y pobres. Pero es ahora cuando esta diferencia se hace más patente. A medida que la economía del mundo occidental crece, también aumenta el número de personas a las que esta riqueza no llega. Se tiende a pensar que los más pobres viven en los países del Sur. Sorprende reconocer la pobreza ‘al lado de casa’, pero la hay. “En todos los países hay pobres, que son los que menos medios tienen para salir adelante”, apunta Rodríguez-Viña.

Combatir la pobreza es uno de los retos de la sociedad en que vivimos. Si no se encuentra una solución, el problema puede cronificarse y entrar en una espiral de difícil salida. Es necesario poner sobre la mesa las diferentes situaciones de exclusión social y afrontar cada una de ellas con las mejores herramientas. Una de las claves podría ser la incorporación de estas personas al proceso productivo o la elaboración de una Ley de Inclusión Social, reclamada desde hace años por la Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía. “El crecimiento económico espectacular generado en los últimos años no ha contribuido a garantizar los derechos humanos ni a mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos porque el umbral de pobreza no ha descendido”, denuncia la APDHA.

Grupos que lo integran

La identidad de quienes conforman el Cuarto Mundo ha variado en paralelo a los cambios sociales. Personas sin hogar, mayores sin recursos, drogodependientes, mujeres, niños o inmigrantes son los grupos que se enfrentan con mayor frecuencia a situaciones de precariedad. El X Informe de Exclusión Social, publicado por Médicos del Mundo en 2005 para analizar la evolución de los últimos diez años, reconoce que la exclusión social y la pobreza “comparten rasgos”. La primera limita el derecho a participar en la sociedad. La segunda impide acceder a los recursos necesarios para realizar las actividades básicas de la vida.

Personas sin hogar, mayores sin recursos, drogodependientes, mujeres, niños e inmigrantes son los grupos más desfavorecidos

Algunas de las causas que llevan a esta situación son la vulnerabilidad ante las drogas o la dificultad de acceso a una vivienda, a la educación o a un empleo remunerado. Contra todas estas dificultades lucha Médicos del Mundo desde 1992. Esta organización cuenta con varios programas de atención a personas excluidas. Los primeros proyectos tenían como objetivo la prevención de VIH/sida, debido a la alta prevalencia de la infección en España durante aquellos años, aunque en la actualidad la inmigración copa buena parte de sus esfuerzos. “Tenemos una población a la que es necesario prestarle atención”, afirma Celina Pereda.

La mayoría de las personas inmigrantes tienen problemas para regularizar su situación, lo que les dificulta el acceso a los recursos sociales, sanitarios, laborales y de vivienda. En el caso de las personas drogodependientes, el consumo de drogas provoca el rechazo de la población y les expone a la marginalidad, el deterioro físico y mental. Por su parte, quienes carecen de hogar son “el conjunto de población más castigado, no sólo por la falta de vivienda, sino también por el desempleo, la desestructuración familiar, el estigma público, el desarraigo social, la enfermedad, el deterioro de su propia identidad y la falta de acceso a los servicios”, explican desde Médicos del Mundo.

Intervenciones

Mattias Barthel

Si se atiende a las necesidades de los ‘habitantes’ del Cuarto Mundo, las intervenciones con estos grupos están claras. Es necesario resolver cuestiones de tipo sanitario y social, además de fomentar su integración.

  • Atención sanitaria. Con frecuencia, las personas que se mueven en ambientes marginales no tienen acceso al sistema público de sanidad, por lo que es prioritario atender estas necesidades. A veces, se trata de personas mayores con los achaques típicos de la edad o trastornos psicológicos motivados por la dureza de la vida en la calle. Otras son personas drogodependientes con VIH y enfermedades de transmisión sexual, debido a la falta de precauciones. La medida más habitual es el uso de unidades móviles, ya que permiten acercarse a estos grupos sin provocar el rechazo que les causa acudir a un hospital por su cuenta.
  • Atención social. Los trámites burocráticos son una de las principales preocupaciones de quienes quieren superar la marginalidad. En el caso de los inmigrantes, desean regularizar su situación, pero la mayoría desconoce cómo hacerlo. Hay que orientarles en este aspecto y explicar, en general, cómo obtener la tarjeta sanitaria, dónde acudir para recibir ayudas sociales o qué programas de desintoxicación de drogas existen.
  • Fomentar la integración. El primer paso para conseguir este objetivo es garantizar el acceso de todas las personas a los derechos fundamentales. Hay que desarrollar programas que les permitan la integración social, regularizar su situación administrativa o superar los problemas con las drogas y el alcohol, pero también son necesarios programas de sensibilización para que toda la sociedad se implique en este objetivo.

Se puede combatir

Es la eterna pregunta ¿Se puede superar la exclusión social? “La miseria no es una fatalidad y nadie se resigna a ella, ni los que la padecen ni los que la descubren”, responde Beatriz Rodríguez-Viña. “Todas las personas vemos que hay realidades sociales diferentes a la nuestra, otra cosa es que las queramos reconocer”, añade Celina Pereda. Cada día, somos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. La llegada de personas inmigrantes a las ciudades, por ejemplo, resulta cada vez más familiar puesto que son estas personas las que en muchos casos se encargan de cuidar a nuestros mayores y pequeños, además de realizar tareas de limpieza del hogar o atender comercios, en mayor medida.

“Todas las personas vemos que hay realidades sociales diferentes a la nuestra, otra cosa es que las queramos reconocer”

En cuanto a los instrumentos para combatir la pobreza, principalmente son dos: hace falta incrementar las ayudas económicas e involucrar a las personas afectadas. “Los esfuerzos sólo pueden ser eficaces si las personas que sufren la extrema pobreza toman parte activa en ellos”, explica Rodríguez-Viña. Quienes se enfrentan cada día a la exclusión social son quienes mejor la conocen y pueden enseñar a superarla. Por ello, hay que otorgarles los medios necesarios para que den a conocer su experiencia y hagan sus aportaciones para adoptar las medidas pertinentes.

“Por su parte -recomienda Rodríguez-Viña-, el resto de la sociedad debe asumir un compromiso económico, político, social y cultural. Crear espacios de encuentro y participación en la lucha contra la miseria y convertir a los más pobres y excluidos en los principales protagonistas de su desarrollo”. El X Informe de Exclusión Social recoge cómo, a lo largo de 2005, se produjo “el más importante proceso de regularización” de inmigrantes en España, aunque el “endurecimiento” de las medidas en las fronteras provocó episodios como la crisis de las vallas en Ceuta y Melilla. Hace hincapié en el alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual por parte de quienes no tienen acceso a medidas tan básicas como la utilización de preservativos. Y anima a adaptar la forma de trabajo de las ONG e instituciones públicas a las distintas realidades existentes.

En concreto, se requieren acciones específicas en los ámbitos que más preocupan en la actualidad:

Personas inmigrantes. La inclusión en el sistema público de sanidad de todas las personas que residen en España permitiría mejorar su salud y la de la comunidad en la que viven. Además, es preciso aumentar la inversión en los países de origen para evitar la salida de ellos en busca de un futuro mejor.

Personas drogodependientes. Los programas de metadona, intercambio de jeringuillas y reducción de daños en general limitan los riesgos del consumo de drogas. También hay que abordar las prácticas sexuales no seguras.

Personas sin hogar. Uno de los problemas más frecuentes es la escasez de plazas en albergues, pero también hay que impulsar el desarrollo de programas de integración social, formación y técnicas de búsqueda de empleo.

CONSUMER.es-ERORSKI

UNO DE CADA CUATRO ANCIANOS DE MADRID VIVEN SOLOS Y SIN NINGÚN APOYO

Uno de cada cuatro ancianos de Madrid viven solos, sin apoyo familiar ni público

B. CASTRILLO. 02.10.2007

  • Sólo el 3% de los ancianos recibe asistencia pública y uno de cada cuatro no tiene calefacción.
  • Hay 18.453 personas esperando una residencia pública.

Los mayores de la región están solos y desamparados. De las 870.077 personas de más de 65 años que viven en Madrid, casi una de cada cuatro (187.000) vive sola, no tiene familia ni amigos y no percibe ninguna ayuda social, según un informe presentado el lunes, Día del Mayor, por UGT.

Los que pueden valerse por sí mismos viven sin calidad de vida: ni ascensor ni calefacción

Lejos de disminuir, esta tendencia va en aumento y cada vez hay más ancianos que sólo se tienen a sí mismos para pasar su vejez. En un año han crecido un 3,2% al pasar de 181.000 personas solas en 2005 a los 187.000 de 2006.

La soledad es uno de sus mayores problemas, pero no es el único. Centros de día, pisos tutelados y residencias públicas sólo atienden al 3% de los mayores. E incluso los que pueden valerse por sí mismos viven sin calidad de vida. Sólo el 18% tiene ascensor y el 23% pasará el invierno sin calefacción. No es de extrañar que muchos prefieran las residencias. En enero de 2006, según UGT y con datos de la Comunidad, había en la región 18.543 ancianos a la espera de una plaza en una residencia pública. La parte positiva de esta demora es que han descendido y son 1.457 menos que en 2005.

Pocas plazas públicas

Es en este aspecto donde UGT se muestra más crítica. “El incremento experimentado en el número de plazas respecto al ejercicio anterior ha sido de 2.480. De ellas, sólo 207 son plazas en residencias propias, de la Comunidad, frente a las 2.273 concertadas o privadas”, explicó Carmen López, secretaria de políticas sociales de UGT.

Las residencias privadas cuestan 2.100 euros al mes. En las concertadas el precio varía en función del grado de subvención. En las públicas se cobra al mayor el 80% de su pensión. La Comunidad se defendió diciendo que “es la región que más gasta por mayor (702,29 euros)”. CC OO denuncia que Madrid esté “a la cola a la hora de aplicar la Ley de Dependencia, miles de madrileños no pueden hacer efectivo su derecho”.

Dinos… si conoces a algún mayor que viva solo. Cuéntanoslo en…

e-mail: zona20@20minutos.es

EN PRIMERA PERSONA

Margarita Ducluxe. Pensionista, 83 años. “Llevo la soledad fatal”

Es viuda y aunque su situación no es tan dramática como la de otros mayores (tiene relación con sus dos hijos) lleva “fatal la soledad”. Dispone de recursos: “Tengo una paga de 900 euros y una chica que viene dos horas cada día a limpiar” además de “una voluntaria de Solidarios para el Desarrollo que es como una amiga”. Ha echado la solicitud para una residencia de la Comunidad, pero “como hay tortas para entrar, no tengo esperanzas”. Reconoce que la gente de su edad está “muy desamparada”.

Artículos relacionados

EL MINISTERIO DE SANIDAD QUIERE MÁS PARTOS NATURALES Y MENOS CESAREAS.

661274.jpg

Sanidad quiere potenciar el parto natural para reducir el número de cesáreas

V.LUNA. 18.09.2007 – 23:14h

.

  • El ministerio que dirige Bernat Soria y el colectivo de matronas abogan también por reducir la medicalización y las cirugías innecesarias.
  • Ambas partes se reunirán este miércoles para consensuar las medidas que contendrá la Estrategia para mejorar la atención al parto normal.

El Ministerio de Sanidad quiere potenciar el parto natural y, para ello, ha convocado a representantes del colectivo de matronas. El objetivo del encuentro, que tendrá lugar este miércoles, es consensuar las medidas que contendrá la Estrategia para la mejora de la atención al parto normal, que persigue, entre otros fines, reducir el número de cesáreas.

Así lo indicó María José Espinaco, matrona vocal del Consejo Nacional de Enfermería, quien recordó que, en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de cesáreas en España alcanza un 45% de los partos en la sanidad privada y un 23% en la pública. “Esto es una exageración porque sólo entre un 10 y un 15% de las parturientas la requieren, según la OMS”, explicó Espinaco a 20minutos.es.

Se pretende reducir la medicalización, la instrumentalización y las cirugías innecesarias

Sanidad, que presentará este plan antes de que concluya la legislatura, contará con la opinión de las matronas, de los ginecólogos y de las comunidades autónomas, así como con el conocimiento científico existente para orientar la práctica clínica en la atención al parto.

Así, entre las medidas que se pretenden tomar están la reducción de la medicalización y las cirugías innecesarias, que no se practiquen inducciones al parto si no hay una causa médica, que se permita parir en cama, que se evite la posición con las piernas levantadas y que, una vez que nazca el niño, no se le separe de su madre y se le facilite la lactancia.

Información para que la mujer decida

El colectivo de matronas lleva tiempo abogando por ese tipo de medidas. “Hay que reducir la instrumentalización a casos en los que sea realmente necesario… A veces se aplican forces o ventosas sólo para que alguien aprenda a usarlos y eso no puede ser”, cuenta Espinaco.

Otra de las reivindicaciones de las matronas es que sean ellas quienes se ocupen del parto y que los médicos intervengan solo cuando haga falta. “Queremos que, al igual que ocurre en Francia, Suiza o Inglaterra, el parto sea nuestro”. “Aquí es el tocólogo el que decide todo y nosotras queremos que las decisiones sean consensuadas entre el médico y la mujer, que se la informe y ella diga lo que quiere”.

En cuanto a la medicalización, Espinaco critica el exceso de ésta y el hecho de que la epidural sea considerada la panacea en nuestro país. “Hay que usar también otras alternativas para aliviar el dolor, como masajes y partos en el agua”.

Artículos relacionados

UN 20% DE LOS ENFERMOS QUE ACUDEN A LA ATENCION PRIMERIA DE SANIDAD SUFRE UNA ENFERMEDAD NEUROLÓGICA O PSIQUIATRICA.

autismbox.jpg

El 20% DE PACIENTES ESPAÑOLES QUE ACUDE A SERVICIOS DE ATENCIÓN PRIMARIA SUFRE UNA ENFERMEDAD NEUROLÓGICA O PSIQUIÁTRICA, SEGÚN ESTADÍSTICAS DE UN FORO DE PSIQUIATRAS EN BARCELONA

El 20 por ciento de los pacientes que acuden a los servicios de Atención Primaria sufre una enfermedad neurológica o psiquiátrica, por lo que cualquier avance en el conocimiento del sistema nervioso central sería crucial para estos enfermos.
Para debatir sobre la situación actual de estos pacientes y los retos de cara al futuro, medio millar de especialistas se dan cita en Barcelona en el marco del encuentro “NEO’07- Bienal Multidisciplinar en Neurociencia”, que comienza hoy y que se desarrollará con el apoyo de Janssen-Cilag.

Para un diagnóstico precoz de estas patologías discapacitantes. En la reunión, neurólogos, geriatras y psiquiatras pondrán en común los últimos avances en el tratamiento de estos trastornos. Uno de los aspectos que más preocupa a los expertos es el retraso existente en el diagnóstico de este tipo de patologías, un hecho que implica complicaciones importantes en su manejo y consecuencias más graves de las que de por sí acarrean, ya que se trata de patologías muy discapacitantes.

Detección por un simple análisis de sangre o prueba de neuroimagen. El doctor Julio Bobes, miembro del comité científico de la reunión y catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo, señala que “de las diez enfermedades que provocan mayor discapacidad, siete son neurológicas o psiquiátricas”. Por su parte, el doctor Rafael Blesa, director del Servicio de Neurología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y también miembro del Comité Científico de esta reunión, considera que el diagnóstico precoz obliga a desarrollar marcadores biológicos “que permitan predecir y por tanto evitar la mayor parte de estas enfermedades con un simple análisis de sangre o una prueba de neuroimagen”.

Tratamientos a la carta. Este especialista señala que otro de los retos de futuro será el salto definitivo en el abordaje de estas patologías para poder curarlas en lugar de paliar sus síntomas, tal y como se hace actualmente con muchas de ellas. “Ello será posible”, según el doctor Blesa, “gracias al establecimiento de tratamientos “a la carta”, individualizados para cada paciente, en función de la enfermedad subyacente y de las características genéticas del enfermo”.

Un premio Nobel de medicina en el foro de Barcelona. Entre los expertos que asisten al encuentro figura el doctor Craig G. Mello, Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2006, por el descubrimiento del mecanismo de silenciamiento del ARN (ARN de interferencia), hallazgo que ha permitido conocer el papel real de los genes en algunas enfermedades hereditarias y además abre una nueva vía para tratar enfermedades neurodegenerativas.

septiembre 14, 2007 en DOSSIERS

EL PP DESTRUYE LA SANIDAD PÚBLICA MADRILEÑA…Y DE OTRAS COMUNIDADES.

POLÍTICA

 09/08/2007

La Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad Pública en Madrid, contra Aguirre

El obsoleto sistema sanitario madrileño

ALBERTO GUTIÉRREZ MOLINERO

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 2 de agosto los estatutos por los que se regirán los nuevos hospitales anunciados a bombo y platillo por la presidenta Esperanza Aguirre. Los nuevos centros serán públicos, pero estarán gestionados por empresas privadas durante treinta años a cambio de un ‘canon anual’. Para reivindicar una gestión pública de la Sanidad en la Comunidad surgió la Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad Pública en Madrid.

Esta organización cree que el modelo Aguirre puede provocar el aumento de las desigualdades en salud y la consideración de pacientes y trabajadores del sector como meros instrumentos para generar plusvalías económicas. Además critican la falta de inversión en el sector, que ha disminuido en 37,1 millones de euros, mientras que el destinado a conciertos privados ha crecido en 47,2 millones.

Sobrecoste del 30%
La Coordinadora no es la única asociación que denuncia el modelo obsoleto de financiación de Aguirre. Lucas Fernández, portavoz socialista de Sanidad en la Comunidad de Madrid durante la última campaña electoral, ya advirtió de que el modelo con el que se han financiado siete de los ocho nuevos hospitales de Aguirre supone “un sobrecoste del 30% respecto a otros sistemas”.

Menos inversión
Este coste adicional se ve reflejado en una menor inversión en médicos, camas y hospitales que es por lo que se mide el nivel sanitario de la región. Además, según explicó Lucas Fernández, la empresa privada que asume la construcción ha amortizado su inversión en cinco o seis años”, a partir de ahí, todo son beneficios. Los socialistas calculan que esos beneficios se podrían contratar a 3.000 médicos y 4.000 enfermeras al año.

¿56 nuevos centros?
Y es que, pese a los alardes de la Comunidad de Madrid, que presume de haber puesto en marcha 56 centros de salud en la última legislatura, según la Federación de Asociaciones en Defensa de la Salud Pública (FADSP), “en muchos casos, Sanidad ha trasladado a un nuevo centro de salud los médicos de otro que estaba en un estado deplorable y que se cierra después de la inauguración del nuevo”.

Puerta de Hierro
Esto es lo que va a pasar, por ejemplo, con el hospital Puerta de Hierro (481 camas), que cerrará cuando abra el nuevo hospital de Majadahonda (300 camas). Como se puede observar por el número de camas, no sólo no aumenta el servicio sanitario en Madrid, sino que cada vez es peor.

Menos gasto
La inversión de la Comunidad en centros sanitarios en 2006 fue de 193,8 millones de euros. Este año la cifra se reducirá en más de un 17%. Respecto al gasto global en Sanidad de la Comunidad, Madrid es una de las que menos gasta por habitante en España con tan sólo 102 euros por persona (3,2% del PIB de la región), frente a los 141 de Andalucía (5,06%) o los 190 de Extremadura (7,81%).

Modelo ineficaz
Los datos hablan por sí solos. El modelo de financiación que impulsa Esperanza Aguirre y que ha copiado de los británicos, es ineficaz y caro y sólo beneficia a las entidades privadas que gestionan los centros de salud. Los mismos ingleses han dejado de utilizar este modelo “por su alto coste” y hasta la OMS advierte del sobrecoste de estos hospitales.

agutierrez@elplural.com

¿CUANDO INTERESA COTIZAR LO MÁXIMO A LA SEGURIDAD SOCIAL?.

construcion.jpg

Cuándo interesa cotizar lo máximo a la Seguridad Social

Cobrar una pensión de jubilación más alta depende de que se haya cotizado lo máximo durante los últimos 15 años de vida laboral

En el momento en el que se tramita el alta laboral se adquiere una obligación: cotizar a la Seguridad Social. Cada mes, el trabajador o trabajadora está obligado a abonar una retribución económica que servirá para cubrir un accidente, una enfermedad o la jubilación. En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, esta cuota se calcula a partir de la base de cotización determinada por la remuneración que perciben. Sin embargo, los trabajadores por cuenta propia o autónomos eligen su base, a la que la Ley marca un mínimo y un máximo. Lo habitual es que durante los primeros años se cotice lo mínimo para ahorrar gastos, pero al cumplir 49 años es conveniente que se opte por cambiar la base y cotizar lo máximo, ya que los últimos 15 años (antes de cumplir 65) son los que se tienen en cuenta para calcular la pensión. Es importante hacer cuentas para no encontrarse con situaciones desagradables y pensiones que, en algunos casos, ni siquiera llegan a 500 euros.Azucena García
Julio, 2007

  Enviar a otra persona
 
Imprimir Imprimir
 
Diferentes tipos de regímenes


Steve Woods

El Sistema de Seguridad Social está compuesto por un Régimen General y varios Regímenes Especiales. A través de ellos, la Tesorería General recauda una cantidad de dinero (cuotas) que el Estado emplea para garantizar la protección de los trabajadores y trabajadoras, así como de quienes cumplen los requisitos de la modalidad no contributiva y de los familiares a su cargo. En concreto, ese dinero sirve para cubrir los casos de accidente laboral, desempleo, enfermedad, jubilación, etc. Basta con tramitar la solicitud de alta laboral para que, automáticamente, exista la obligación de cotizar, es decir, de abonar una cantidad mensual durante todo el período que dura la actividad laboral. Incluso en el caso de incapacidad temporal o descanso por maternidad, entre otros, existe obligación de mantener este pago. Sólo se extingue con el cese en el trabajo, “siempre que se comunique la baja en tiempo y forma establecidos”, reza la legislación actual.

Otros elementos básicos son la base de cotización y el tipo de cotización. La base está determinada por la remuneración que se percibe cada mes. La Ley de Presupuestos Generales del Estado marca cada año las bases mínimas y máximas de cotización. El límite mínimo, salvo que se apruebe lo contrario, es la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente, incrementado en un sexto. El límite máximo es común para todas las actividades, categorías profesionales y contingencias. Para este año, el SMI es de 570,60 euros mensuales y la base máxima alcanza 2.996,10 euros al mes. Independientemente de que se perciban unos ingresos inferiores o superiores a estas cantidades, éstas son la base mínima y máxima por las que se puede cotizar. Y el tipo de cotización es el porcentaje que se aplica a la base. El resultado de esta operación es la cuota. Durante 2007, el tipo único de cotización para Contingencias Comunes (enfermedad común, jubilación…) al Régimen General es el 28,30%, del que el 23,6% lo paga la empresa y el 4,7% corre a cargo del trabajador.

Para calcular la pensión de jubilación se tiene en cuenta toda la vida laboral, pero los últimos 15 años cotizados antes de cumplir 65 años suponen el 50% de la percepción final

En el caso de los trabajadores autónomos, el tipo es del 29,80% si se incluye la incapacidad temporal y del 26,50% si no se hace. Respecto a la base mínima de cotización, es de 801,30 euros mensuales y la máxima de 2.996,10 euros mensuales, aunque con una excepción: si antes de cumplir 49 años se está pagando una base inferior a la máxima y no se opta a una superior, a partir de los 50 años la base máxima por la que se podrá cotizar será de 1.560,90 euros mensuales ¿Qué significa esto? Que la pensión de jubilación será más baja que si se cotizara por 2.996,10 euros mensuales. Según explica Julio Amador, del Colegio de Graduados Sociales de Barcelona. “Si un trabajador percibe un salario de 1.000 euros al mes, no puede cotizar por 2.000 euros, porque se cotiza por lo que se percibe. Sin embargo, es el trabajador autónomo quien decide la base de cotización”.

Para calcular la pensión de jubilación se tiene en cuenta toda la vida laboral, pero los últimos 15 años cotizados antes de cumplir 65 años suponen el 50% de la percepción final. Los trabajadores de Régimen General calculan su pensión al dividir la suma de las bases de los últimos 15 años entre 210, es decir, entre el número de meses que suponen esos 15 años (180) más el número de meses correspondientes a las dos pagas extraordinarias de cada año (30). “Si en este tiempo se ha cotizado la base máxima, se tendría derecho a cobrar el 50% de la pensión. El trabajador que cotiza 35 años o más tiene derecho al 100% y al que se jubila antes se le reduce un 8% la cuantía de la pensión por cada año que se jubila antes de los 65”, precisa Amador.

“Los 49 años son el límite de edad para poder elegir una base en condiciones y poder disfrutar de una buena jubilación”

Los trabajadores autónomos también calculan su pensión de acuerdo a las cotizaciones de los últimos 15 años, por lo que les conviene subir la base a los 49 años como muy tarde porque, si no lo hacen, a partir de 50 ya no lo podrán hacer. “Los 49 años son el límite de edad para poder elegir una base en condiciones y poder tener una buena jubilación. Para cobrar la jubilación se cuenta toda la vida laboral, pero se calcula con los últimos 15 años”, advierte una portavoz de la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (Asnepa). “Nos vienen muchas personas -prosigue- que no han calculado en los últimos años de cotización y cobran pensiones que no llegan a 500 euros”. La diferencia entre cotizar sobre la base máxima y la mínima supone pagar una cuota hasta cuatro veces superior (212,34 euros mensuales con la base mínima y 793,96 euros mensuales con la base máxima, con un tipo de 26,50%), pero hay que tener en cuenta que también la pensión podrá ser hasta cuatro veces superior, eso sí, sin superar 2.195 euros mensuales o 30.227 anuales.

Régimen especial de autónomos

Los trabajadores autónomos forman parte de los Regímenes Especiales del Sistema de Seguridad Social. La Ley les otorga una base mínima y una base máxima por la que pueden cotizar, como al resto de trabajadores, pero les da la opción de elegir la que prefieren. Lo habitual es que al darse de alta en este Régimen, se comience a cotizar lo mínimo, puesto que supone un gasto importante. “Incluso se puede ganar muchísimo dinero y estar cotizando por la base mínima”, señalan desde Asnepa. Todo depende, en cualquier caso, del riesgo que tenga la labor que se desempeña. No es lo mismo trabajar en una oficina que en un tejado, cuando conviene cotizar lo máximo porque la posibilidad de sufrir un accidente puede ser mayor. Si se comienza con una cotización baja y se quiere subir progresivamente, hay que avisar a la Tesorería General antes del 1 de octubre, para que al año siguiente se aplique esa subida.

Por otro lado, desde Asnepa recomiendan que cuando se opte por cotizar lo mínimo se contrate un plan de pensiones o un seguro privado, así se garantiza que se cobre una cantidad al día mientras el trabajador está de baja. “Tiene mejor acogida la idea del seguro privado que la de la Seguridad Social”, añaden. La base es un baremo entre el que el trabajador decide. Determina la cuota a pagar y, según ésta, una persona se puede beneficiar de todas las prestaciones posibles o de otras más modestas. La mayoría de los trabajadores autónomos, al cotizar lo mínimo, perciben unas prestaciones “ridículas” por incapacidad temporal, jubilación o cualquier otra necesidad. Se espera que el Estatuto del Trabajo Autónomo cambie esta situación y evite que cuando un autónomo caiga enfermo o tenga un accidente, no perciba ningún tipo de pensión.

En este sentido, un paso importante fue el Real Decreto aprobado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en octubre de 2003, por el que se amplió la prestación por incapacidad temporal de los trabajadores autónomos, así como la protección por accidente de trabajo y enfermedad profesional. En concreto, se dio derecho a percibir la prestación por incapacidad temporal por contingencias comunes desde el cuarto día de baja, que hasta entonces se percibía a partir del decimosexto, y se permitió acceder por primera vez a las contingencias profesionales de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Pluriempleo y pluriactividad

Con la intención de cobrar una pensión más alta durante la jubilación, algunos trabajadores optan por una situación de pluriempleo (cuando se presta servicios profesionales a dos o más empresarios distintos) o pluriactividad (cuando los servicios profesionales dan lugar al alta obligatoria en dos o más regímenes distintos). No obstante, hay que saber que ambos empleos no se superponen y, por supuesto, no se cotiza el doble. “Por trabajar dos veces no vamos a tener una pensión más alta”, subraya Julio Amador. Si se realizan actividades por cuenta ajena y por cuenta propia simultáneamente y pertenecientes a dos regímenes distintos, se debe figurar de alta y cotizar en ambos, pero estos se complementan. Además, en lo que se refiere a la cotización, la normativa actual en materia de Seguridad Social no prevé ningún descuento en la cotización si, por razón de la actividad laboral, una persona está incluida a la vez en los Regímenes General y de Trabajadores Autónomos.

Es obligatorio comunicar a la Tesorería General la práctica del puriempleo para controlar que no se sobrepase la base máxima de 2.996 euros

En todo caso, la doble cotización o pluriactividad sólo puede dar derecho a dos pensiones de jubilación siempre que se cumplan los requisitos exigidos por separado en cada régimen. En el supuesto de que uno de los regímenes no dé derecho a pensión, para que se puedan acumular las bases de cotización de ambos es necesario que se acredite una permanencia en pluriactividad durante los 10 años inmediatamente anteriores. En otro caso, lo que se hace es acumular la parte proporcional de las bases de cotización que corresponde al tiempo cotizado en régimen de pluriactividad dentro de los últimos 10 años. En este caso, se computará íntegramente la base de mayor cuantía y se le acumulará la parte proporcional de la de menor cuantía. Eso sí, la suma de las bases no puede exceder el límite máximo de cotización vigente.

Otra circunstancia especial es la de las horas extraordinarias. Según Julio Amador, en la actualidad están limitadas y el empresario no puede exigirlas. “Es ilegal que un trabajador haga más de 80 horas extras, excepto en casos de fuerza mayor, como unas inundaciones”, aclara. Además, sucede que es obligatorio cotizarlas, pero para que su práctica no se extienda están “castigadas”. Tienen una cotización adicional importante: el tipo de cotización para los trabajadores de las horas extraordinarias de fuerza mayor es 2%, mientras que el tipo del resto de horas extraordinarias es 4,70%, el mismo que por contingencias comunes, aunque la cotización por horas extraordinarias no sirve para cubrir estas contingencias. “Es una forma de castigar al trabajador. Sólo se contabilizan las efectuadas en el último año y se cuantifican para la pensión de invalidez, si es necesario”, matiza Amador, quien recuerda que, cuando hay una práctica de pluriempleo, hay que comunicarlo “obligatoriamente” a la Tesorería General, para que lo traslade a la segunda empresa y ésta llegue a un acuerdo con la primera para controlar que, entre las dos, no se sobrepase la base máxima de 2.996,10 euros.