ISABEL ALLENDE VUELVE ESTA SEMANA A LAS LIBRERIAS CON “LA SUMA DE LOS DÍAS”

Novela dedicada a su hija Paula

Isabel Allende vuelve esta semana a las librerías con “La suma de los días”

Isabel Allende presenta su nuevo libro “La suma de los días”

27/8/2007 | EFE Imprimir Enviar PDA

El nuevo libro de Isabel Allende, “La suma de los días”, escrito para contar a su hija Paula, fallecida hace años de una extraña enfermedad, cómo transcurre la vida sin ella dentro de la familia que la autora ha ido reuniendo en California, llega esta semana a las librerías.


La nueva novela se pondrá a la venta el 31 de agosto, adelantándose así a septiembre, mes en el que suelen aparecer las novedades del curso editorial, y cuando lo presentará la propia escritora en Berlín.“La suma de los días” se mueve entre la autobiografía o las memorias, y comienza cuando la familia de Isabel Allende (Lima, 1942) se reúne para la triste ceremonia de esparcir las cenizas de Paula, protagonista de uno de los más famosos libros de la autora de nacionalidad chilena.
Lejos de ser triste, la novela es un relato vital e incluso humorístico de la vida sin Paula, en el que no faltan como ingredientes la familia, la maternidad, las relaciones de pareja, la infidelidad o la religión.
“En la cultura occidental moderna la familia ha cambiado por completo, ya no se ajusta a los moldes de antes, y creo que mi libro es un buen ejemplo de ello. Tengo una familia compuesta, añadida, parcheada, adoptada, de gente que a veces no está relacionada por lazos de sangre, de diferentes razas, creencias y temperamentos”, explica la escritora, que acaba de cumplir 65 años.

Nos muestra unos personajes memorables
Isabel Allende, que inauguró su trayectoria literaria con “La casa de los espíritus” (1982), nos muestra unos personajes memorables, desde su propia madre, que le aconseja en los momentos de crisis, hasta su amiga Tabra, diseñadora de joyas que busca novio por Internet.
“Asumo mi papel de madraza con orgullo y liviandad. Nunca lo he sentido como una carga o como una tremenda responsabilidad. Se hace lo que se puede, no más, y por el camino se arreglan las cargas, como decía mi abuelo cuando iba con una recua de mulas por la cordillera de los Andes hacia la Patagonia argentina”, confiesa la autora.
Allende reconoce que “la escritura me permite aclarar un poco la confusión de la vida. Al escribir sobre mi familia he podido ver las relaciones con cierta perspectiva, darme cuenta de las tensiones y de las corrientes subterráneas que nos llevan en diferentes direcciones, y he llegado a conocer mejor a cada miembro de la familia”.
“Todos tienen su propia versión de los hechos y he tratado de barajarlas en forma equilibrada, lo que no siempre es posible”, concluye.

La presencia de diferentes religiones y creencias, uno de los temas importantes en “La Suma de los días”

Otro tema importante en “La suma de los días” es la presencia de diferentes religiones y creencias, pero la autora puntualiza que no pertenece a ninguna religión organizada, pues “tengo una práctica espiritual diaria y siento respeto por las creencias ajenas, aunque me espanta el auge del fundamentalismo que hoy es evidente en casi todas las religiones monoteístas”.
Al terminar este libro, Isabel Allende afirma que comprendió que “mi característica más fuerte es la maternidad, que la ejerzo con inagotable energía y gusto, pero todavía lo que más disfruto es mi relación amorosa con Willie. Si tengo que escoger entre dormir con mis nietos o con mi marido, prefiero lo segundo”.

Anuncios