EL ATAQUE DE LA IGLESIA A LOS CUIDADOS PALIATIVOS PROVOCA LA INDIGNACIÓN DE TEÓLOGOS Y MÉDICOS.

img_8360.jpg

POLÍTICA

Arzobispo de Sevilla: “La dignidad reside en la vida”

El ataque de la Iglesia a los cuidados paliativos provoca la indignación de teólogos y médicos

L. B.

El sermón que pronunció el pasado Viernes Santo el obispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, en el que arremetió contra la eutanasia, los cuidados paliativos y la laicidad, apelando a la “digna” muerte de Jesucristo, ha provocado la indignación de teólogos y médicos que no comparten la postura de uno de los representantes del brazo más conservador de la Iglesia Católica en España. Al ataque de Sebastián, contra la eutanasia y los cuidados paliativos para evitar el dolor de los enfermos terminales, se unen las palabras del arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo que –con algo más de moderación- afirmó, ese mismo día que “la dignidad reside en la vida” y que la sociedad debe hacer “todo lo posible” ” para que no haya personas que “estén en una situación tan desesperada que deseen la muerte”. A pesar de los matices de los diversos miembros de la jerarquía católica, el mensaje de la Iglesia es claro, lo que provoca, en no pocas ocasiones, el rechazo por parte de diversos sectores.

<!–

Según publica hoy el diario Público, el teológo Juan José Tamayo calificó de “antievangélico” el sermón pronunciado por el obispo emérito de Pamplona. Tamayo considera que las palabras de Sebastián “revelan la actitud integrista de la Iglesia católica, que no tiene ninguna sensibilidad”. A esta postura se une la del también teólogo, Enrique Miret Magdalena, que recordó a Fernando Sebastián que el Papa Pío XII defendió, en su día, los cuidados paliativos para llegar a la muerte digna. El destacado teólogo afirma que la muerte de Jesucristo “no es un ejemplo para que nosotros hagamos lo mismo. Tenemos que aceptar los males que nos vengan excepto el dolor por el dolor”, señaló.

“La dignidad es algo personal”
Tampoco está de acuerdo con las palabras de Sebastián, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, Xavier Gómez que, según recoge Público, quiso recordar que “los paliativos alivian el sufrimiento y mejoran la calidad de vida del paciente y sus familiares”. En este sentido, Gómez señaló que “la dignidad es algo personal” y aseguró no entender “que se niegue la posibilidad de paliativos”. El sermón de Sebastián provocó también la indignación de la Asociación Derecho a Morir Dignamente. El presidente de dicha asociación, Salvador Pániker, calificó el sermón de “grotesco y anacrónico”, y consideró que las palabras del obispo emérito de Pamplona van en contra de la actuación de Jesucristo que quería curar a los enfermos.

“Derecho a una vida digna”
Tampoco tienen desperdicio las declaraciones que, con motivo de la muerte en Francia de Chantal Sébire, que había pedido la eutanasia, hizo el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo en la Cadena Ser. Amigo afirmó que “esa mujer y todas las mujeres y hombres del mundo tienen derecho a una vida digna. Lo digno es la vida y hay que hacer todo lo posible para que no haya casos en la que las personas se sitúen en esta situación tan límite”. En este sentido, el arzobispo de Sevilla considera que lo mejor es apostar por la investigación: “¿No será mejor investigar todo lo posible, para que no haya personas con ese tipo de enfermedad?” se preguntó. Ante la posibilidad de que sus palabras fueses interpretadas como una “utopía”, Amigo aclaró que “no se trata de ir contra nada sino en favor de la persona para que no se encuentre en situación tan desesperada que deseen la muerte de esa manera”.