A Camps se le fue la olla.

ART. OPINIÓN

  • JUAN LUIS VALENZUELA

    13/11/2009

EL OLIVO

En un magnífico análisis -como siempre- de José Manuel Romero en El País, defiende que Camps no está loco sino que huye hacia adelante para no volver la vista atrás. Cree este gran periodista y analista que a Camps “el pasado le persigue tan de cerca que un día le alcanzará”. Discrepo con José Manuel Romero en esta ocasión. Camps no está bien de la cabeza

Las disculpas matizadas que pidió posteriormente, mejor se las hubiera guardado, porque hay disculpas que pierden su esencia cuando se continúan mezclando con el ataque y se formulan desde una posición para nada humilde.

Es difícil interpretar las palabras de ayer del dirigente valenciano en el sentido de que el líder de la oposición socialista desea no sólo su muerte, sino que lo asesinaría para verlo boca abajo en una cuneta, sin tener duda razonada al menos de que el Presidente valenciano sufría en ese momento un trastorno mental transitorio. Es inverosímil porque salvo extremistas, esperpentos berlusconianos o fanáticos militantes ultras, nadie con buena salud en su coco se atrevería a utilizar ese argumento tan revanchista.

Sería mejor por tanto pensar que Camps sufrió de una falta de riego cerebral momentáneo, de una anulación efímera de neuronas o de una ataque pasajero a su intelecto, que entender que un dirigente de una comunidad tan importante como la valenciana albergue pensamientos tan peligrosos sobre su rival, sobre todo porque en el tema de los asesinados por móviles ideológicos, alguien le puede recordar aquello de que “el ladrón piensa que todos son de su misma condición”.

Además cuando se es tan de derechas como lo es Francisco Camps y se toma a chufla, como recientemente ha hecho, asuntos como la memoria histórica, mencionar a las cunetas y a los muertos es un ejercicio peligroso por asociación y recuerdo de nuestro pasado y viene a ser como mentar la soga en casa del ahorcado.

Decididamente prefiero pensar que quien llegó a ser un día la esperanza del PP, se está volviendo como una chota a base de presiones de su partido y de percibir un horizonte judicial complejo y de ver que sus días de vino y trajes a gogó finiquitan. Quiero pensar que está en el punto cercano de la enajenación mental antes de entender que anide en su mente reflexiones tan cainitas de los políticos españoles. Un ex líder interiormente derrotado porque sabe que su futuro prometedor ni tiene futuro y ni mucho menos promete, tiene que sufrir a la fuerza esos apagones de lucidez. Ya lo demostró cuando habiendo tomado una decisión en los órganos regionales sobre Costa le comunicó a Madrid que fue otra bien distinta. Y ayer le pasó lo mismo, se le fueron los fusibles del cerebro y se le cortocircuitaron las ideas.

Debe ser duro, muy duro, pasar de la solvencia política a ser un talón políticamente sin fondos y con fecha cercana de cobro. Es un pagaré que ningún banco admite y eso le produce una demencia que le nubla el pensamiento lógico. No dormirá bien, tendrá pesadillas, sudor frío, imágenes judiciales con voz en off policial.  Se le ve en esa sonrisa cínica, el baile de zoombi y la mirada perdida cuando habla en el Parlamento. Si se le pregunta por la trama Gurtel dice que de eso no está muy al día; si es por la crisis del PP te habla de las nuevas tecnologías y la agricultura. Va pasado de rosca. Y es que todo el fregado en que anda metido, finalmente se paga en un raciocinio a la baja.

Y digo yo ¿Con un presidente con esos flujos y reflujos intelectuales se puede seguir gestionando la Comunidad Valenciana? ¿Qué dice el Estatut de la incapacidad mental de sus Presidentes? Porque de la mala uva y del espíritu rencorosamente fratricida sé que no dice nada.

* Juan Luis Valenzuela es Coordinador de El Plural en Andalucía

Camps, al siquiátrico.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    13/11/2009

Una delgada línea roja

Por favor, no critiquéis más al actual presidente de la Comunidad Valenciana: tiene todos los síntomas de padecer algún problema siquiátrico. Contra una persona que sufre trastornos básicos, no se puede hacer política opositora, sólo se puede pedir apoyo síquico e incluso algo de caridad. La última intervención del presidente valenciano en Les Corts requiere mucho cariño médico para aceptarlo: políticamente no tiene por donde cogerlo.

<!–Supongamos que un diputado anuncia que sospecha que hay un compañero que ha comprado una furgoneta para buscarle por la noche y llevarle a una carretera desierta y pegarle un tiro. Escándalo garantizado. Movimiento policial automático.

¿Quién quiere asesinar a ese diputado? ¿Quién ha comprado una camioneta? ¿Quién ha encontrado a un diputado muerto boca abajo en una cuneta?

Tremendo, todo tremendo. Pues esta posibilidad la ha planteado el president Camps que le puede ocurrir justamente después de escuchar al portavoz socialista en Les Corts.

¿A que impresiona?

El president Camps está mandando el mensaje a su entorno de que está viviendo lo mismo que le pasó a José Calvo Sotelo tras una sesión parlamentaria en la República. ¡Qué barbaridad!

El debate con Calvo Sotelo era algo que tenía que ver con posiciones políticas extremas. El debate con Francisco Camps es algo que tiene que ver con sinvergonzadas extremas.

Señor Camps, a Calvo Sotelo lo mataron (injustamente) por sus ideas extremistas. A usted nadie le quiere matar, lo que quieren muchos es que vaya a los tribunales para que explique sus (presuntas) inmoralidades económicas.

Camps dice -ahora-que se ha pasado en sus expresiones en el Parlamento. No vale: lo que tiene que decir es si tiene algo que ver con los negocios de sus amigos gürtelianos.

Señor Camps, no se preocupe, nadie le va a llevar a una cuneta, pero muchos queremos que vaya a un Tribunal. O a un siquiátrico.

Luis Solana es militante socialista y promotor de nuevas tecnologías

Blog de Luis Solana

Aznar envió a Correa, Agag y Arriola a Venezuela en 1998 para asesorar a la Miss que se enfrentó a Chávez

POLÍTICA

El viaje consta en el sumario de la Gürtel y la trama cobró más de 21 millones de pesetas por él

ELPLURAL.COM

En 1998 un todavía desconocido Francisco Correa recibió un encargo exclusivo del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar: organizar un viaje a Venezuela para el asesor de cabecera de los populares, Pedro Arriola; para el futuro yernísimo, Alejandro Agag, y para el que fuera jefe de Comunicación del PP, Francisco García Diego. Su misión era asesorar a el ex Miss Universo Irene Sáez en su candidatura a la presidencia del Gobierno en los comicios que finalmente ganó Hugo Chávez.

<!–José María Aznar llevaba años percibiendo a Chávez como un peligro para Latinoamérica y decidió apostarlo todo por Irene Sáez como la alternativa para Venezuela. Por eso no dudó en pagar a Pasadena Viajes, la empresa de Francisco Correa que le dio al empresario la llave para introducirse en las entrañas del PP, unos 127.500 euros (más de 21 millones de las antiguas pesetas) por organizar el viaje, según las hojas de contabilidad intervenidas por la Policía en el registro efectuado en la agencia.

Una campaña para la ex Miss
Según informa El confidencial, Agag, Arriola, García Diego y Correa viajaron a Caracas durante la precampaña electoral para diseñar, de una manera discreta y alejada de los medios de comunicación, una estrategia electoral con garantías de éxito para la oponente de Chávez, que llegó a convertirse en una seria rival para el ex teniente coronel, si bien pocas semanas antes de los comicios aceptó el apoyo del ex presidente venezolano Luis Herrera Campins, algo que la relegó a un escaso 2,8 por ciento de los sufragios.

Más de 21 millones de pesetas
El sumario del caso Gürtel, del que se levantó parcialmente el secreto a finales del pasado septiembre, recoge un apunte de contabilidad bajo el epígrafe “Gastos Venezuela” en el que se especifica textualmente: “Gastos generados ante la posibilidad de hacer determinados actos en Venezuela año 98. Asciende a 21.226.000 pesetas [unos 127.500 euros], siendo la mayor parte cargos de tarjetas de crédito Visa y Dinners”. La cifra coincide con uno de los apuntes registrados en la contabilidad de Pasadena Viajes.

Billetes de ida y vuelta
Además, en el sumario aparece también reflejado con fecha de 26 de mayo de 1998 un apunte sobre un viaje: “Madrid-Caracas-Bogotá-Madrid. Paco Correa, Alejandro Agag, por importe de 1.012.000 pesetas [algo más de 6.000 euros] facturado al PP”. El pasaje hace referencia al viaje de este peculiar comité electoral para asesorar a la Miss.

Gabilondo: “Camps es un tipo peligroso”.

POLÍTICA

“Alguien debía encerrarlo, o en la comisaría o en el manicomio”

ELPLURAL.COM

“Puede entenderse que con los sobresaltos que está viviendo en los últimos meses, Francisco Camps haya perdido el ‘oremus’. Pero su manera de perder el ‘oremus’ nos ha proporcionado el dato que nos faltaba sobre el personaje. Hasta hoy sabíamos de su chulería caciquil por el inglés en la asignatura educación para la ciudadanía, su cinismo por el caso de los trajes, su frialdad al intentar destrozar con mentiras la reputación de un modesto ciudadano, el sastre José Tomás, su deslealtad al jugar con Rajoy de manera turbia en el caso Costa. Pero, tal vez por su cursilería o por sus dengues con “el bigotes”, no habíamos valorado adecuadamente su condición de tipo peligroso. Hoy ha demostrado que lo es”, afirmó Iñaki Gabilondo en el informativo que presenta y dirige en Cuatro.

<!–

Según Gabilondo, este jueves, “desde la tribuna de oradores del Parlamento valenciano, Camps le ha dicho al portavoz socialista lo siguiente: “a usted le gustaría montarse en una camioneta de madrugada, venirse a mi casa y que yo apareciese boca abajo en una cuneta”. Las agencias informativas, piadosamente, han resumido que Camps le ha acusado de desear su muerte. Pero no es cierto, ha sido más. Le ha acusado de desear matarle y con la terminología mas guerra civilista, de paseíllos en la noche”.

“Hasta el final de la frase, la cosa se circunscribía a Camps. Era evidente que alguien debía encerrarlo, o en la comisaría o en el manicomio. Pero, de pronto, paso algo mas grave: fue la ovación cerrada con la que su grupo recibió el exabrupto. Una ovación bochornosa, como aquella que saludó en el congreso el apoyo a la guerra de Irak. Y que nos mostró el peor PP, ese que siempre nos resistimos a creer que aún exista. En el caso de Camps, sólo hay dos posibilidades: o no está en su sano juicio y no sabe lo que dice, o no esta en su sano juicio y por eso dice sin inhibiciones lo que quiere decir. En cualquier caso, es un político acabado. Pero su partido quiere gobernar este país. Rajoy debería decirnos si sus parlamentarios en Valencia son el ejemplo de ese sentido común del que tanto nos habla”, concluyó el prestigioso periodista.

El diccionario Camps: mil y una maneras de hacer el rídiculo sin hablar de la Gürtel.

POLÍTICA

“Cuando yo estaba mal y sufría, pensaba en ti y me animaba. Mariano, tú eres mi escudo”

 JOSÉ MARÍA GARRIDO / ELPLURAL.COM

 Desde que estalló el caso Gürtel el pasado mes de febrero, Francisco Camps ha pasado de ser uno de los barones regionales con más peso en el PP nacional, a ser el líder más defenestrado de la derecha española. En vez de reconocer sus errores, el presidente de Valencia ha optado desde el principio por negar todas las vinculaciones de su Gobierno con la trama corrupta. Para ello, ha echado mano de frases rimbombantes e incomprensibles que sin duda pasarán a la historia. Esta es una selección de los disparates más sonados de El Molt Honorable.

<!–

Citas a Churchill y Bretch
19 de febrero de 2009. Francisco Camps se vio obligado a comparecer ante la prensa para desmentir que tenga ninguna vinculación con la trama Gürtel después de las últimas investigaciones periodísticas. Arropado por su equipo de Gobierno y por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, Camps realizó una breve comparecencia en la que manifestó que está “profundamente indignado” con las informaciones publicadas y aludió a una frase de Winston Churchill que definía la democracia como el estado en que “a las seis de la mañana el único que podía llamar a la puerta era el lechero”. Por si fuera poco, el presidente de Valencia echó mano a una frase atribuida al escritor alemán Bertolt Bretch, y afirmó: “Ayer un concejal, hoy un alcalde, mañana, el presidente de una Comunidad Autónoma”.

Cosas horrorosas
El pasado 30 de abril, una vez más, el presidente valenciano consiguió salirse por la tangente y evitar contestar a las preguntas de la oposición socialista sobre su presunta implicación en la trama Corrupta vinculada al PP. Preguntado sobre el asunto en Les Corts, Camps se dirigió a los diputados socialistas y les dijo: “Se sabrá toda la verdad y que aquí no ha pasado absolutamente nada, pero nunca guardaré rencor de estos días cuando me han dicho estas cosas tan horrorosas”.



Una fiesta en el juzgado

El 20 de mayo llegó el gran día. El PP valenciano tiró la casa por la ventana para apoyar a Camps en su declaración como imputado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por un presunto delito de cohecho vinculado con la trama. El dirigente del PP llegó al tribunal acompañado de la alcaldesa de Valencia Rita Barberá y sus tres vicepresidentes en el Gobierno valenciano. Allí se congregaron  numerosos simpatizantes del Partido Popular para expresar su apoyo al president. Al salir, un Camps muy sonriente manifestó: “Estoy muy satisfecho y muy contento por poder explicar ante el juez la verdad”. Éste, por cierto, le mantuvo la imputación.

“Es muy bonito, muy hermoso”
El 30 de mayo, la oposición no daba crédito. Contra todo pronóstico, Mariano Rajoy decidió elegir Castellón para continuar con su campaña electoral para las europeas. Un desafío, teniendo en cuenta que el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, tiene un proceso judicial abierto por fraude fiscal con petición de dos años de cárcel y otras muchas causas pendientes. Pero no conforme con ello, el líder del PP estuvo acompañado, además, por Francisco Camps, quien como acostumbra, pronunció frases para el recuerdo.

– Camps sobre Fabra: “Castellón y su presidente son un ejemplo”.

– Camps a Rajoy: “Es muy bonito, muy hermoso, eres la esperanza de millones de españoles. Es algo muy grande”.

Cuestiones extrañas y estrafalarias
El pasado 7 de julio, Camps por fin realizó declaraciones después de que su más que “amigo” De la Rúa decidiera no archivar la causa y citarle para el próximo día 15 al considerar que puede haber cometido un delito de cohecho. Así, en la localidad de Algemesí aseguro que la verdad “está más cerca que nunca” y que quedaban “uno o dos escaloncitos y entonces toda esta cuestión tan extraña, absurda y estrafalaria habrá pasado al pasado”.



“Si pudieran, me gasearían”

El 24 de septiembre, horas después de que El País desvelara que el Partido Popular se había financiado ilegalmente a través de las empresas de la trama liderada por Correa, el grupo parlamentario popular de Les Corts se reunió en Sant Vicent del Raspeig. Como era de prever, la explosiva noticia marcó el encuentro entre Camps y sus diputados. El presidente de la Generalitat, lejos de reconocer sus errores, atacó al Gobierno socialista con una dureza inusual. La reunión fue a puerta cerrada, pero se filtraron frases tan míticas como:

– “Si pudieran, me gasearían”.

– “Vosotros sois los representantes de la esperanza y la libertad”.

– “Zapatero es un radical, dogmático y fundamentalista que milita en un partido repleto de marxistas y relativistas”.

Dimisiones y Alonso
El 1 de octubre, Camps realizó las primeras declaraciones después de mantener una dura reunión con Mariano Rajoy en el parador de Alarcón. Preguntado por si hablaron de ceses, Camps reconoció haber hablado de dimisiones pero… ¡de la de Zapatero! Cabe recordar que después de su cita en Alarcón con Rajoy, el dirigente del PP participó en un acto en la Fundación Bancaja y volvió a desviar la atención hacía el fichaje de Fernando Alonso por Ferrari. “Estoy muy contento porque Fernando Alonso va a correr en Ferrari, y si usted -dirigiéndose a una de las periodistas que aguardaban su salida- es de Público y del grupo -de comunicación- que también lleva La Sexta, podrán retransmitir excepcionalmente el Gran Premio de Fórmula Uno del año que viene”.

Disparates
El 5 de octubre, Camps habla con los periodistas, que no dan crédito a las afirmaciones que pronuncia el Molt Honorable:

– “Nos apoyamos todos, que eso es lo importante ¿no? Estamos todos muy contentos, la verdad. Nos apoyamos todos y eso es muy bonito. También lo apoyo a usted, que lo está haciendo muy bien durante estos días y estas semanas. Y la verdad es que nos apoyamos todos, porque esa es la mejor manera de poder llegar cuanto antes a lo que les decía antes”.

– “El ambiente que se está respirando en el partido es excepcional, siempre lo ha sido, pero ahora más que nunca”.

Por si fuera poco, Camps comentó las declaraciones que realizó el presidente de honor del PP, Manuel Fraga, en las que reconoció que la situación del partido en la Comunitat “no da la sensación de que vaya muy bien”. Sin inmutarse, el president afirmó que Fraga “está muy feliz” y “está encantado con el partido en la Comunitat y con el partido en toda España”.

Calvos y peludos
Tras varios días de presiones de la dirección nacional, el culebrón Costa parecía terminar con el descabezamiento del secretario general del PP valenciano como primera víctima en las filas de Camps. Sin embargo, las horas de confusión y declaraciones contradictorias sobre la expulsión de Costa dejaron un reguero de frases antológicas dignas de aparecer en una película de los Hermanos Marx.

– “Todos tenéis que ser felices, porque todos somos iguales, los calvos y los que tenéis pelo”.

– “Ahí fuera hay miles y miles de enemigos”.

– “Son ustedes muy amables y muy agradables” (a los periodistas, el día después).

Amigos
El 22 de octubre, obviando las fuertes vinculaciones que la trama parece tener con importantes dirigentes del PP, incluido él mismo, Camps se defendió atacando y aseguró que, “al final, los socialistas dejarán el Gobierno por dos ‘ges’, los GAL y Gürtel, esta caso les arrastrará así que deje usted de difamar ”. Camps, quien aparece en conversaciones intervenidas por la Policía llamando al supuesto jefe de la filial valenciana de la red, Álvaro Pérez El Bigotes, “amiguito del alma”, se atrevió a desvelar que las empresas vinculadas al caso “son en realidad amigas de La Moncloa”.

La última
“Cuando yo estaba mal y sufría, pensaba en ti y me animaba. Mariano, tú eres mi escudo”. Esta es la última frase disparatada que ha pronunciado Camps. Lo hizo el pasado martes en el Comité Ejecutivo Nacional del PP. (Más frases en el blog de Ignacio Escolar, www.escolar.net).

jmgarrido@elplural.com

El diario El Mundo ofrece nuevos datos que confirman las operaciones opacas de dinero entre la trama Gürtel y el PP valenciano.

 

Imputados+Francisco+Camps+y+Ricardo+Costa+por+el+caso+G%C3%BCrtel

POLÍTICA

Seis millones de euros en dos años exentos de IVA El Mundo publica los pagos en negro hechos por el PP valenciano a la trama de corrupción

ELPLURAL.COM

En dos años, los populares pagaron 6,3 millones de euros a Orange Market, la filial de la red de corrupción, en concepto de actos del partido, según las concusiones de la Brigada Policial de Blanqueo, tras la investigación de la caja B de la empresa, a la que llamaban, en clave, “Barcelona”, y en la que no se cobraba el IVA.

 Noticias relacionadas

-Tía, cómo estás-Que me ha dicho Ricardo que te llame para una factura o para algo

 Una constructora sospechosa de financiar al PP valenciano, pagó actos institucionales de Aguirre Los apuntes contables hallados por la Policía tras rastrear las arcas de Orange Market proceden de cantidades pagadas por el PP autonómico, en negro, algunas bajo el concepto de “a cuenta” y por actos celebrados en las tres capitales de provincia de esa Comunidad, de acuerdo con la extensa información de El Mundo, apoyada en su editorial de hoy.

Según la Policía, de la caja B salía el dinero con que Francisco Correa, el cabecilla de Gürtel, pagaba a cargos públicos. Los pagos en negro de 2007 Entre enero y noviembre de 2007, la caja B de la empresa que dirigía Álvaro Pérez (El Bigotes) ingresó 2.856.000 euros del PP, mientras que en 2008 la suma ascendió a 3.446.985 euros. En total, casi 6,3 millones de euros. La contabilidad de ese año procede de un archivo informático en poder de la Policía, en el que se reflejan distintas sumas de hasta 350.000 euros, con la fecha, el concepto y el nombre de la persona o la organización que realiza la entrega. En total, unas 31 entradas. La candidatura de Rajoy El 23 de marzo de 2007 se abonaron 220.000 euros a cuenta del “acto feria”, por parte del PP. Es llamativo que cuatro días más tarde, el líder de los populares, Mariano Rajoy, fue proclamado candidato a la presidencia del Gobierno, en la Feria de Valencia.

También aparecen dos apuntes más del, 7 y del 28 de mayo, por 223.000 y 350.000 euros, respectivamente, pagados por la campaña electoral del partido. En la documentación incautada aparece un ingreso de “Alicante Sonia” de 24.000 euros -Sonia Castedo es la alcaldesa de esta ciudad- y otro de David Serra, vicesecretario del PP valenciano, de 12.000 euros por la campaña de Alicante. La suma de todas las cantidades presuntamente abonadas por el PP a la caja B de Orange Market en 2007 asciende a 2,8 millones de euros. El dinero negro de 2008 En el 2008, los ingresos supuestamente realizados por el PP en la caja B de Orange Market ascienden a 3.446.985 euros, según la documentación intervenida en la sede de la empresa, en la que aparecen entregas de dinero por parte del PP regional y de Castellón.

 En un documento llamado “Barcelona Eventos” se econtraron apuntes relacionados con actos y sus costes, entre ellos, la visita, el 4 de abril de 2008, de Ángel Acebes y Francisco Camps a la Feria de Valencia. Ni factura ni apunte Entre los meses de enero a abril de 2008, el PP abona en la caja B de Orange Market 90.420 euros por distintos servicios. En el informe policial se asegura que “no se localiza apunte contable ni factura emitida alguna en esas fechas y por esos importes o por la suma, que permitan inferir que esas cantidades de dinero formen parte del circuito financiero legal”.