CONCIERTO “PAZ SIN FRONTERAS” EN LA FRONTERA ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA.

concierto-paz-4.jpg

Frontera colombo-venezolana vibra en concierto por la paz

Publicado por AP el 17 de marzo del 2008 / Autor: Tatiana Guerrero

A ritmo de cumbias, vallenatos, baladas y merengues, miles de personas vestidas de blanco vibraron y bailaron el domingo 16 de marzo del 2008 en un concierto gratuito bautizado “Paz sin Fronteras”, promovido por Juanes y al que invitó a media docena de artistas internacionales a la frontera colombo-venezolana.

 

Bajo un sol implacable atenuado de vez en cuando con chorros de agua lanzados por los bomberos, más de 100.000 personas, según cálculos de la policía, se agolparon en los alrededores del puente internacional “Simón Bolívar”, en la frontera colombo-venezolana, para el concierto organizado por Juan Esteban Aristizábal, más conocido como Juanes.

 

Juanes y su compatriota Carlos Vives, los españoles Miguel Bosé y Alejandro Sanz, el venezolano Ricardo Montaner, el dominicano Juan Luis Guerra y el ecuatoriano Juan Fernando Velazco se autodenominaron “Los cancilleres de la paz” al entrar al escenario todos vestidos de blanco, dándose abrazos entre ellos y alzando sus brazos con las manos entrelazadas.

 

El espectáculo, transmitido en vivo por las televisoras y radios privadas y públicas de Colombia, se prolongó cuatro horas después de la 1 de la tarde (1800 GMT), con más de 30 canciones y un final a cargo de Juanes.

 

“Estamos en una frontera que unos días atrás experimentó una crisis”, dijo el anfitrión al cierre del show con sus canciones más populares como “A Dios le pido”, “La Tierra”, “Me enamora” _ésta a dúo con Bosé_ y “Camisa negra”.

 

“Estamos aquí”, agregó Juanes, “reafirmando que queremos vivir la paz” y envió un saludo a los mandatarios de Colombia, Venezuela y Ecuador.

concierto-paz-6.jpg

 

El encargado de abrir el espectáculo _donde los cantantes estaban en una tarima sobre el puente, mientras el público se ubicó abajo y a los lados_ fue Vives, quien además sirvió como maestro de ceremonias. El concierto “es un mensaje sencillo para aquellos que quieren la guerra… hoy se acabaron las fronteras, somos hermanos”, afirmó, haciendo saltar al público con algunos de sus más famosos vallenatos como “Déjame entrar” y Tierra del olvido”.

 

Le siguió el ecuatoriano Velazco cuyas canciones “Para que no me olvides” y “Chao Lola” fueron coreadas por la multitud, que a la distancia podía ver el espectáculo en una pantalla gigante colocada como telón de fondo de la tarima. A Velazco se le unieron todos los cantantes para interpretar a coro “Yo nací aquí”, haciendo delirar a este segmento de la extensa frontera colombo-venezolana, unida en esta localidad por el puente de Cúcuta, a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá, a la población venezolana de San Antonio.

 

El español Sanz siguió el show interpretando “La peleita” y “No es lo mismo”, siendo sorprendido por un joven que subió a la tarima vestido de chaqueta roja y gritó un par de veces el nombre del presidente venezolano Hugo Chávez.

 

El muchacho fue evacuado por la policía sin mayores complicaciones, y el cantante no se mostró molesto, sino que más bien aseguró que “hoy, aunque no lo crean, se está haciendo historia en esta frontera… el mensaje es claro, no queremos guerra”.

 

Un nuevo coro se repitió cuando Sanz invitó a todos sus compañeros a la tarima para interpretar “Corazón partío”.

 

Los merengues y bachatas de Juan Luis Guerra llegaron para hacer bailar a la multitud con “La bilirrubina” y “Burbujas de amor”, mientras el resto de los cantantes se le unieron haciendo chistes y diciendo, en voz de Vives, “al único Guerra que aceptamos en la familia, es a éste”.

 

Después todos entonaron “Ojalá que llueva café”.

 

Bosé dio un toque de romanticismo, tras el delirio de la música caribeña, y entonó algunas de su tonadas más famosas como “Partisano”, “Te amaré” y “Amante bandido”. Con Juanes interpretó a dúo “Nada particular”, y luego felicitó al colombiano por su iniciativa.

 

“Bendita la madre que te parió”, dijo el español, arrancando risas de Juanes y el público.

 

Montaner hizo cantar al público con sus tonadas “Tan enamorados”, “Bésame” y “Me va a extrañar”.

 

Juanes ideó el concierto en medio de la crisis diplomática surgida por la incursión de militares colombianos el 1 de marzo a Ecuador para matar a un jefe guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

 

Aunque la crisis diplomática se solventó el 7 de marzo entre los presidentes Alvaro Uribe, de Ecuador Rafael Correa y Chávez de Venezuela, en una cumbre de mandatarios regionales en República Dominicana, Juanes siguió adelante con los planes del concierto en el puente “Simón Bolívar”.

 

“Esto es glorioso, espectacular, una muestra que la paz se construye con todos”, dijo Haiver Casas, un panadero de 28 años de Cúcuta. El concierto fue “buenísimo, inolvidable”.

 

En la zona fronteriza, aquejada por problemas como pobreza y delincuencia, “nunca habíamos vivido algo tan importante”, dijo Donna Rivera, una costurera de 45 años. “Es para contarle a nuestros hijos como ejemplo de paz”.

 

El puente de concreto, de unos 300 metros de largo y ocho de ancho, fue decorado con claveles blancos en los bordes y pancarta en la que se leía en “Paz Sin Fronteras”.

 

La Presidencia de Colombia emitió un comunicado para informar que Uribe no acudiría al recital, pero indicó que el mandatario “reitera el saludo de afecto y de respeto al pueblo venezolano y al pueblo ecuatoriano”.

concierto-paz-7.jpg