ATENTADO EN MONDRAGÓN: ZAPATERO SUBRAYA QUE TODOS JUNTOS ACABAREMOS CON EL TERRORISMO.

000000122494.jpg
COMPARECENCIA EN MONCLOA

Zapatero subraya que “todos juntos” acabaremos con el terrorismo

Asegura que la democracia española “no admite retos de quienes se enfrentan a su valores máa esenciales”
07 Marzo 08<!– document.write(”

Imprimir

“); //–>

Imprimir
Enviar

“En el día de hoy, la organización terrorista ETA ha asesinado a Isaías Carrasco, en un atentado que se ha producido al mediodía en Mondragón.

El Gobierno quiere, ante todo, expresar su más profundo pesar, en estos terribles momentos, a la familia de Isaías Carrasco, a sus amigos y a sus compañeros del Partido Socialista de Euskadi y de la Unión General de Trabajadores.

Al hacerlo así, el Gobierno también les transmite el sentimiento de pena, cercanía y afecto de todos los españoles de bien.

Este criminal atentado muestra, una vez más, la extrema crueldad de quienes han apostado por continuar con su execrable actividad contra el más elemental de los derechos, el derecho a la vida.

Junto a la más firme condena, que compartimos todos los demócratas, el Gobierno manifiesta con toda rotundidad que quienes han participado en este asesinato pronto acabarán siendo detenidos y puestos a disposición de la justicia, para que cumplan rigurosamente la condena que merecen por la atrocidad que han cometido.

Exactamente igual que han sido detenidos, juzgados y condenados los autores de anteriores atentados.

El Gobierno perseguirá, con todos los instrumentos del Estado de Derecho, a los terroristas, a quienes les prestan apoyo y a quienes avalan y justifican sus acciones. Y pondrá toda su determinación y todos los medios para seguir perseverando en favor de las vidas y de la libertad de todos los españoles.

Sabíamos que ETA podía aún causar daño y dolor irreparables a los españoles. Hoy han añadido una víctima más a su larga lista de ignominia. Una víctima que, como todas las anteriores, permanecerá en el recuerdo y el reconocimiento de todos.

Pero también sabemos, y lo sabemos con seguridad, que ETA está ya vencida por la democracia, está repudiada y aislada por el conjunto de los españoles y por la sociedad vasca. Por eso, no tiene otro destino que su desaparición, y sus miembros no tienen otro futuro que la cárcel.

Hoy, la banda terrorista ha asesinado a un trabajador que había dedicado parte de su vida a la defensa de los intereses de sus conciudadanos en el Ayuntamiento de Mondragón, donde fue concejal en las listas del Partido Socialista.

Al hacerlo así, y como en tantas otras veces, los terroristas han querido interferir hoy en la pacífica manifestación de la voluntad de los ciudadanos convocados a las urnas.

Pero la democracia española ya ha demostrado que no admite retos de quienes se enfrentan a sus principios básicos y a sus valores más esenciales. No los ha admitido en el pasado. No los admite hoy. No los admitirá nunca.

Juntos, el Gobierno, los partidos políticos, las organizaciones sociales, la sociedad civil, defenderemos nuestras instituciones y nuestras libertades. Juntos todos, acabaremos con esta lacra que golpea a la sociedad española desde hace décadas”.

ZAPATERO EN MONDRAGÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que “habrá Justicia, serán detenidos, caerán, pagarán e irán a la cárcel porque es su único destino”, en referencia a los autores del atentado que ha costado la vida al ex edil socialista Isaías Carrasco.

En una comparencia ante los medios de comunicación en Mondragón, Zapatero se dirigió a los socialistas vascos para decirles que su trabajo les hace “más fuertes y que sepan los violentos que la firmeza y la convicciones democráticas son infinitamente más fuertes que el dolor por ver morir a un compañero”.

Según aseguró, “hace tiempo que la democracia ha vencido” y calificó la violencia como “un horror vomitivo, lo mismo que disparar a sangre fría a un trabajador honesto”. “Es mucho más fuerte la
convicción de los demócratas que el dolor y todos los demócratas lograremos el fin de la violencia”, concluyó.

TEXTO INTEGRO DE LA DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA ANTE EL ESESINATO DE UN GUARDIA CIVIL Y LA JUERTE CLINICA DE ORTRO MIEMBRO DE LA BENEMERITA, POR UN COMANDO DE ETA.

zapatero.jpg

Texto íntegro de la declaración

 

Buenas tardes.

Me dirijo a todos los ciudadanos para expresar el dolor y la condena más radical del Gobierno ante el atentado terrorista realizado esta mañana. Hoy la organización terrorista ETA ha vuelto a cometer un acto criminal, en el que ha asesinado a un guardia civil y ha dejado gravemente herido a otro en Cap Breton, cerca de Bayona, en el sur de Francia, cuando realizaban tareas de detección y persecución de miembros de la banda terrorista. Mis primeras palabras, en nombre del Gobierno, van dirigidas a los familiares de Raúl Centeno Payón, a quienes acompaño en su desconsuelo y a quienes les transmito el sentimiento de cariño, cercanía y solidaridad de todos los españoles para estar junto a ellos en este momento de inmenso dolor. También quiero manifestar mi admiración y mi afecto a Fernando Trapero Blázquez, a quien le deseo la más pronta recuperación. Sus familiares deben saber que cuentan con toda la solidaridad y el apoyo del Gobierno.

El Gobierno acompaña, asimismo, en este momento a toda la Guardia Civil. Una vez más, ha sido golpeada por el terrorismo cuando cumplía su compromiso y su gran misión de defender las libertades de todos los ciudadanos de España; una vez más, ha ofrecido el mayor de los sacrificios, la vida de uno de sus miembros, en defensa de la seguridad de los españoles. Dos jóvenes, muy jóvenes, se han entregado por todos nosotros y en nuestra memoria permanecerán para siempre el reconocimiento y el honor.

Han resultado alcanzados en una operación que todavía permanece abierta, pues con la ayuda y cooperación del Gobierno y de las fuerzas de seguridad de Francia se persigue a sus autores. He dado instrucciones al Ministro del Interior para que se desplace a la zona de los hechos en compañía de su colega francesa y para que informe a la ciudadanía de los pormenores cuando se disponga de una información más amplia.

La sociedad española, unida hoy en torno al sacrificio de Raúl Centeno y Fernando Trapero, muestra su repulsa más radical a quienes con desprecio al más elemental de los derechos, el derecho a la vida, tratan de acobardar al conjunto de los ciudadanos.

Cuarenta años de negra historia terrorista no les han bastado para llegar a calibrar la inmensa fortaleza de la sociedad española. Centenares de muertos y víctimas no les han llevado a comprender que jamás conseguirán nada que pretendan con la violencia. Tantos atentados no les han mostrado todavía que sólo llevan con ellos la muerte y el dolor para sus víctimas, y la inevitable derrota de quienes los cometen.

Más que nunca, hoy tienen que saber los terroristas que todos estamos unidos contra ellos, todos firmemente comprometidos a defender los valores y las instituciones que nos hacen ser libres. Tienen que saber que defenderemos con toda determinación nuestra libertad frente a la muerte, el totalitarismo, la amenaza, la extorsión y la coacción.

Quienes han cometido este execrable crimen serán detenidos y puestos a disposición judicial. Cumplirán rigurosamente sus penas y pagarán por el daño irreparable que han causado.

Éste es su inevitable destino. Lo compartirán con quienes, como se demuestra cada día, son detenidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, puestos a disposición judicial y, finalmente, condenados a prisión.

El Gobierno seguirá persiguiendo a los terroristas y a quienes les prestan su apoyo con todos los instrumentos del Estado de Derecho. Caerán como han caído y caen los que, a lo largo de la historia asesina de ETA, les han precedido en sus horrores.

No devolveremos la vida a quien hoy hemos perdido, no podremos compensar a sus familias y amigos de su ausencia; pero les ofreceremos el mínimo consuelo de saber que quienes hoy han cometido este hecho criminal pagarán por ello.

Como Presidente del Gobierno, quiero expresar, por último, mi respaldo total, mi solidaridad, mi afecto y mi agradecimiento a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que trabajan para preservar nuestra vida y nuestra libertad. De manera muy singular hoy, a la Guardia Civil, que una vez más presta un enorme sacrificio a la tarea de erradicar la lacra del terrorismo.