Paremos el genocidio de Gaza/Aturem el genocidi a Gaza.

 MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS

  ATUREM EL GENOCIDI
 A GAZA   CONCENTRACIÓ 

  

 

  

 

               Dimarts 30 de Desembre, a les 19 hores a la Plaça de la Verge
  
                                                                
               

 

 

Més de 300 morts i 2000 ferits i pensen continuar. ATUREM·LOS! 
             

BASTA JA!  Ni mes sang, ni mes impunitat, 60 anys basten.  

 

 

Exigim mesures de boicot per a Israel fins que respecte la legalitat internacional y els Drets Humans

Tot silenci es complicitat (Joan Fuster)

Convoquen: Comunidad Palestina en Valencia, Xarxa de Solidaritat amb Palestina de València, València Solidaria-Pau Ara PV, CEAR PV, CEDSALA, Solipal-ONGD de Solidaridad con Palestina, Palestina Lliure, Comunidad Siria en Valencia, Centro Cultural Islámico de Valencia, Comunidad Árabe de Valencia y Asociación Hispano Árabe, Fundación Comité de apoyo al pueblo Palestino (CAPP), ACSUD-Las Segovias, Ecologistes en Acció de Valencia, Ca Revolta, Col·lectiu Autònom de Treballadors (CAT), Intersindical Valenciana, CC.OO.PV., Esquerra Unida del País Valencià (EUPV), Partit Comunista del País Valencià (PCPV), Els Verds del PV, PCPE, CGT-PV.
+Info: Telf. Comunidad Palestina 692536768, Xarxa de Solidaritat 625927166, EUPV 629693427

Puedes protestar también enviando un correo a la embajada de Israel, con el texto que hay debajo o con otro que te parezca mejor.
A/A: Embajador Israel en Madrid  <
embajada@embajada-israel.es >
Pido que pongan poner fin a este ataque sangriento e indiscriminado contra la población palestina, de acuerdo con la legalidad internacional.
Anuncios

CONCIERTO “PAZ SIN FRONTERAS” EN LA FRONTERA ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA.

concierto-paz-4.jpg

Frontera colombo-venezolana vibra en concierto por la paz

Publicado por AP el 17 de marzo del 2008 / Autor: Tatiana Guerrero

A ritmo de cumbias, vallenatos, baladas y merengues, miles de personas vestidas de blanco vibraron y bailaron el domingo 16 de marzo del 2008 en un concierto gratuito bautizado “Paz sin Fronteras”, promovido por Juanes y al que invitó a media docena de artistas internacionales a la frontera colombo-venezolana.

 

Bajo un sol implacable atenuado de vez en cuando con chorros de agua lanzados por los bomberos, más de 100.000 personas, según cálculos de la policía, se agolparon en los alrededores del puente internacional “Simón Bolívar”, en la frontera colombo-venezolana, para el concierto organizado por Juan Esteban Aristizábal, más conocido como Juanes.

 

Juanes y su compatriota Carlos Vives, los españoles Miguel Bosé y Alejandro Sanz, el venezolano Ricardo Montaner, el dominicano Juan Luis Guerra y el ecuatoriano Juan Fernando Velazco se autodenominaron “Los cancilleres de la paz” al entrar al escenario todos vestidos de blanco, dándose abrazos entre ellos y alzando sus brazos con las manos entrelazadas.

 

El espectáculo, transmitido en vivo por las televisoras y radios privadas y públicas de Colombia, se prolongó cuatro horas después de la 1 de la tarde (1800 GMT), con más de 30 canciones y un final a cargo de Juanes.

 

“Estamos en una frontera que unos días atrás experimentó una crisis”, dijo el anfitrión al cierre del show con sus canciones más populares como “A Dios le pido”, “La Tierra”, “Me enamora” _ésta a dúo con Bosé_ y “Camisa negra”.

 

“Estamos aquí”, agregó Juanes, “reafirmando que queremos vivir la paz” y envió un saludo a los mandatarios de Colombia, Venezuela y Ecuador.

concierto-paz-6.jpg

 

El encargado de abrir el espectáculo _donde los cantantes estaban en una tarima sobre el puente, mientras el público se ubicó abajo y a los lados_ fue Vives, quien además sirvió como maestro de ceremonias. El concierto “es un mensaje sencillo para aquellos que quieren la guerra… hoy se acabaron las fronteras, somos hermanos”, afirmó, haciendo saltar al público con algunos de sus más famosos vallenatos como “Déjame entrar” y Tierra del olvido”.

 

Le siguió el ecuatoriano Velazco cuyas canciones “Para que no me olvides” y “Chao Lola” fueron coreadas por la multitud, que a la distancia podía ver el espectáculo en una pantalla gigante colocada como telón de fondo de la tarima. A Velazco se le unieron todos los cantantes para interpretar a coro “Yo nací aquí”, haciendo delirar a este segmento de la extensa frontera colombo-venezolana, unida en esta localidad por el puente de Cúcuta, a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá, a la población venezolana de San Antonio.

 

El español Sanz siguió el show interpretando “La peleita” y “No es lo mismo”, siendo sorprendido por un joven que subió a la tarima vestido de chaqueta roja y gritó un par de veces el nombre del presidente venezolano Hugo Chávez.

 

El muchacho fue evacuado por la policía sin mayores complicaciones, y el cantante no se mostró molesto, sino que más bien aseguró que “hoy, aunque no lo crean, se está haciendo historia en esta frontera… el mensaje es claro, no queremos guerra”.

 

Un nuevo coro se repitió cuando Sanz invitó a todos sus compañeros a la tarima para interpretar “Corazón partío”.

 

Los merengues y bachatas de Juan Luis Guerra llegaron para hacer bailar a la multitud con “La bilirrubina” y “Burbujas de amor”, mientras el resto de los cantantes se le unieron haciendo chistes y diciendo, en voz de Vives, “al único Guerra que aceptamos en la familia, es a éste”.

 

Después todos entonaron “Ojalá que llueva café”.

 

Bosé dio un toque de romanticismo, tras el delirio de la música caribeña, y entonó algunas de su tonadas más famosas como “Partisano”, “Te amaré” y “Amante bandido”. Con Juanes interpretó a dúo “Nada particular”, y luego felicitó al colombiano por su iniciativa.

 

“Bendita la madre que te parió”, dijo el español, arrancando risas de Juanes y el público.

 

Montaner hizo cantar al público con sus tonadas “Tan enamorados”, “Bésame” y “Me va a extrañar”.

 

Juanes ideó el concierto en medio de la crisis diplomática surgida por la incursión de militares colombianos el 1 de marzo a Ecuador para matar a un jefe guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

 

Aunque la crisis diplomática se solventó el 7 de marzo entre los presidentes Alvaro Uribe, de Ecuador Rafael Correa y Chávez de Venezuela, en una cumbre de mandatarios regionales en República Dominicana, Juanes siguió adelante con los planes del concierto en el puente “Simón Bolívar”.

 

“Esto es glorioso, espectacular, una muestra que la paz se construye con todos”, dijo Haiver Casas, un panadero de 28 años de Cúcuta. El concierto fue “buenísimo, inolvidable”.

 

En la zona fronteriza, aquejada por problemas como pobreza y delincuencia, “nunca habíamos vivido algo tan importante”, dijo Donna Rivera, una costurera de 45 años. “Es para contarle a nuestros hijos como ejemplo de paz”.

 

El puente de concreto, de unos 300 metros de largo y ocho de ancho, fue decorado con claveles blancos en los bordes y pancarta en la que se leía en “Paz Sin Fronteras”.

 

La Presidencia de Colombia emitió un comunicado para informar que Uribe no acudiría al recital, pero indicó que el mandatario “reitera el saludo de afecto y de respeto al pueblo venezolano y al pueblo ecuatoriano”.

concierto-paz-7.jpg

 

EL ASESINATO DE BENAZIR BHUTTO DESTROZA EL DISEÑO POLÍTICO IDEADO POR WASHINGTON.

ap_bhutto_070806_ms.jpgbush2-375.jpg

28/12/2007

La caldera paquistaní

El asesinato de Benazir Bhutto destroza el diseño político ideado por Washington

REYES MADRID

El brutal asesinato de Benazir Bhutto es un acto de fanatismo probablemente atribuible a terroristas yihadistas, pero también un ataque letal contra la gran operación político-institucional en marcha en Pakistán: una nueva legislatura con el presidente Musharraf bien asentado en la jefatura del Estado y ella en la jefatura de un gobierno de coalición tras las elecciones legislativas del ocho de enero.

Musharraf, aprovechando el estado de excepción y los poderes inherentes al mismo que le permitieron alterar la Constitución, purgar al poder judicial (hostil a su proyecto), instalarse para durar como jefe del Estado (civil) y dejar a las fuerzas armadas en las manos amistosas de su protegido el general Keyali, refundaba el régimen.

Un diseño americano
La operación, de completa inspiración norteamericana (fue embajador en Islamabad durante años el brillante Ryan Crocker, ahora en Bagdad) tiene por objeto derrotar de una vez al islamismo armado y parar el auge visible del islamismo político.

Washington ve a Pakistán en una doble condición: a) como la “cueva del dragón” terrorista, que se cobija en el remoto Noroeste, una provincia que escapa al control del gobierno; b) como un aliado clave en la lucha contra el terrorismo.

Es en este contexto de la compleja relación Washington-Islamabad y el escenario posterior al 11 de septiembre en el que adquiere una gran relevancia la muerte de la Sra. Bhutto.

Dobles juegos
El presidente Bush apenas se quejó ritualmente cuando el general Musharraf proclamó el estado de excepción en octubre: el Tribunal Supremo se disponía a invalidar su re-elección como presidente por ilegal y él, sencillamente, no quiso aceptarlo. Destituyó al juez Chaudhry, convertido en su enemigo central, y decidió blindarse con retoques constitucionales ejecutados por decreto.

Washington solo pidió que se mantuviera el proceso electoral y la clave del arreglo: la vuelta al país de Benazir Bhutto, cuyo discurso anti-islamista y su determinación de recurrir a la mano dura contra los insurgentes, era parte del programa.

Bhutto era, abiertamente, la candidata de Washington y Londres, que le dieron garantías de que el ejército dejaría hacer… es decir, no daría otro golpe en cuanto lo tuviera por conveniente.

Una operación minuciosa
De hecho, el estado de excepción no impelió a Bhutto a abandonar el país y, en cuanto la jefa del Partido Popular Paquistaní recibió seguridades de que la emergencia sería breve y la elección fijada para enero mantenida, cerró un ojo y la mitad del otro aunque mantuvo un discurso formal contra la dictadura.

Benazir, por ejemplo, no exigió la reposición en sus cargos de los jueces decentes destituidos por vía administrativa por Musharraf, lo que sí hizo en primera instancia su rival civil, Nauaz Sharif, otro ex – primer ministro también vuelto del exilio, pero vetado por la autoridad electoral, bien aleccionada, para presentarse como candidato al parlamento.

Todo este edificio, tan minuciosamente levantado durante medio año, el que siguió a la sangrienta toma de la “Mezquita Roja” de Islamabad en agosto, con cientos de islamistas muertos, ha sido alterado por la muerte de Bhutto.

Mantener el rumbo
Lo probable es que los norteamericanos y Musharraf mantengan las elecciones parlamentarias (o las aplacen solo por dos o tres semanas para dar tiempo a que un nuevo liderazgo se haga cargo del Partido Popular Paquistaní, PPP) porque lo contrario sería una victoria de los terroristas.

Asimismo, se intentará preservar lo esencial del diseño: un gobierno de extracción parlamentaria volcado en la lucha contra el islamismo militante con gran asistencia militar y financiera de los Estados Unidos. Un régimen medio-democrático dado su origen que asume el papel de las fuerzas armadas como fundamental e insoslayable.

Musharraf no ha proclamado el estado de emergencia y se ha limitado a poner en máxima alerta al ejército. Un indicio. Si no hay desbordamientos incontrolados, aún es posible que la caldera paquistaní, siempre hirviendo, no estalle todavía.

¿NO NOS PARECE UN POCO OBSCENO PONER TANTO NIÑO JESUS DE ADORNO Y PONER TAN POCO ESFUERZO EN LA MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS NIÑOS DE CARNE Y HUESO?.

Defender los derechos de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años sin que todos los países hayan ratificado aún este tratado ni se garantice su cumplimiento efectivo

La Convención de los Derechos del Niño cumple 18 años y es hora de hacer balance. Las ONG que trabajan en el ámbito infantil reconocen que, gracias a este texto, se ha conseguido descender la tasa de mortalidad y mejorar el acceso a la educación. Sin embargo, reclaman el cumplimiento efectivo del tratado, que aún no ha sido ratificado por Estados Unidos ni Somalia. Las estadísticas son demoledoras: unos 218 millones de trabajadores infantiles, cerca de 20 millones de niños y niñas que sufren malnutrición severa, más de 1.000 muertes cada hora… “Es un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, advierten las organizaciones.

  • Autor: Azucena García | 
  • Fecha de publicación: 20 de noviembre de 2007

Derechos de la infancia

Este año se conmemora la mayoría de edad de la Convención sobre los Derechos del Niño. Un texto que fue aprobado el 20 de noviembre de 1989 y que se ha convertido en el tratado internacional más ratificado del mundo. Sólo Estados Unidos y Somalia no lo han respaldado todavía. Su contenido es jurídicamente vinculante, lo que significa, según recuerda Unicef, “que su cumplimiento es obligatorio”. Sin embargo, un año más, con motivo de la celebración del Día Universal del Niño, las estadísticas vuelven a recordar que todavía hay unos 218 millones de trabajadores infantiles, más de 70 millones de niños y niñas que no van a la escuela, cerca de 20 millones que sufren malnutrición severa, más de 13 millones que son huérfanos por el sida, unos 10 millones de menores de 5 años que mueren cada día por enfermedades, en su mayoría, prevenibles y tratables… Éstos son sólo algunos datos.

“El 18 aniversario es un momento de celebración y de difusión de los derechos de todos los niños, pero también un momento para reflexionar sobre los avances realizados y los desafíos pendientes”, recuerdan desde Unicef. Lo ideal sería que todos los países aplicaran este tratado para mejorar la vida de millones de niños y niñas, por lo que esta organización ha creado el programa CDN@18, que pretende dar a conocer los derechos de los menores para motivarles a jugar “un papel activo” que ayude a difundir el impacto y la relevancia que estos derechos tienen en sus propia vidas. “A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, añade un portavoz de Save the Children.

“A pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos” de los niños y niñas

La Convención de los Derechos del Niño ampara a todos los menores de 18 años, “sin excepción”, a los que reconoce el derecho a la identidad, a la libertad de expresión y de asociación, a la salud, a la educación y a la protección. También garantiza el derecho de los niños a expresar su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en todos los asuntos que les afectan. Es imprescindible que todos estos derechos sean respetados y que exista un compromiso para ello. “Sin embargo tenemos que constatar otro hecho: a pesar de que se ha avanzado mucho sobre el papel, todavía queda un largo camino para asegurar ese cumplimiento efectivo de los derechos”, lamenta Save the Children.

Desde Manos Unidas recuerdan que la mayoría de los pequeños a los que no se respeta estos derechos viven en países en vías de desarrollo, donde existen leyes que, en teoría, les protegen y amparan, pero “no se dan las circunstancias ni económicas ni sociales que les permitan desarrollar los primeros años de su vida al cuidado de sus familias e instituciones”. Por su parte, el informe ‘Un panorama del bienestar infantil en los países ricos’, del Centro de Investigaciones Innocenti, de Unicef, revela que en estos países “no existe una correlación evidente” entre el bienestar infantil y el PIB per capita. Tener más dinero no es sinónimo de felicidad. “La República Checa, por ejemplo, alcanza una posición general de bienestar infantil más alta que muchos países más ricos, como Francia, Austria, los Estados Unidos y el Reino Unido”, detalla el estudio.Avances y desafios.

Los niños y niñas constituyen un tercio de la población mundial. Son el futuro y, por ello, en los últimos años se ha hecho un esfuerzo por conseguir avances en el acceso a la educación, así como la reducción del trabajo infantil. No obstante, Unicef identifica cinco prioridades relacionadas con los más pequeños:

  • Aumentar las tasas de supervivencia y desarrollo.
  • Prestar una educación básica universal y potenciar la educación secundaria.
  • Garantizar la protección infantil contra la violencia y la explotación.
  • Proteger frente al VIH/sida.
  • Promocionar políticas y alianzas a favor de los niños y niñas.

Respecto a los avances, se ha producido un descenso en la mortalidad infantil, que ha pasado de 12,7 millones en 1990 a 9,7 millones en 2006. Además, aunque todavía 115 millones de niños y niñas no asisten a la escuela, en 2005 el 89% tenía acceso a la educación frente al 86% de 1990. Por otro lado, el número de trabajadores infantiles descendió un 11% desde 2002 hasta 2006.

La Convención sobre los Derechos del Niño ha logrado cambios importantes en la vida de los más jóvenes. Además de los citados, se ha conseguido que el castigo físico sea declarado ilegal en el ámbito de la familia. De hecho, 14 países del mundo lo han prohibido expresamente. En la escuela, los países firmantes de la Convención se comprometen a impartir educación obligatoria y gratuita a todos los niños y niñas, al menos en la enseñanza primaria, y en España se ha ampliado también a los niños entre 3 y 6 años.

Protocolo en conflictos armados

Una de las principales preocupaciones de los países firmantes de la Convención de los Derechos del Niño es la participación de estos en los conflictos armados. Según datos de Naciones Unidas, en 2006 había más de 250.000 niños y niñas involucradas en conflictos armados. Por ello, la Convención cuenta con un Protocolo que insta a los países firmantes a adoptar “todas las medidas posibles” para que ningún miembro de sus fuerzas armadas menor de 18 años participe directamente en hostilidades, censura el reclutamiento obligatorio y defiende la aplicación efectiva de todas las disposiciones de este Protocolo.

Diez años después de la publicación del informe de Naciones Unidas “Las Repercusiones de los Conflictos Armados sobre los Niños” (1996), conocido como Estudio Machel, un nuevo informe evalúa los progresos y define las dificultades y las prioridades decisivas para el futuro del Programa de los Niños y los Conflictos Armados. Este informe recoge opiniones de unos 1.700 jóvenes de 92 países en conflicto, reunidos mediante una serie de debates de grupos organizados por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y otras ONG.

En el informe, titulado “¿Nos escucharán?”, los jóvenes piden que sus derechos sean respetados y protegidos por todas las personas, reclaman justicia y protección contra la violencia para que ningún menor pueda ser utilizado como soldado, “esposa de campaña” o esclavo, abogan por espacios seguros libres de conflicto donde poder estudiar y jugar, defienden la reconstrucción de las escuelas, los hospitales y las clínicas que han quedado destruidas, piden trabajo y medios para sobrevivir, y exigen atención para los niños y niñas excluidos.

Mejorar la calidad de vida de los menores

El trabajo de las organizaciones no gubernamentales (ONG) a favor de los niños permite en gran medida mejorar la calidad de vida de estos. En muchos casos, estas organizaciones se encargan de velar por el cumplimiento de sus derechos y les garantizan un entorno estable y seguro. Los programas que desarrollan se centran en aspectos tan importantes como la salud, la educación y la alimentación.

Atención a menores enfermos. Estos proyectos centran sus esfuerzos en atender a niños y niñas enfermos que no pueden ser tratados en sus países de origen. Es el caso de la Asociación Mensajeros de la Paz, que traslada hasta España a pequeños víctimas de conflictos bélicos para proporcionales el tratamiento médico y psicológico que necesitan. La Asociación también cuenta con centros sociales en varios países del mundo, en los que presta atención infantil, y realiza actividades como la distribución de juguetes en centros escolares.

Acceso a la educación. Save the Children puso en marcha hace algo más de un año la campaña ‘Reescribamos el Futuro’, que ha logrado que 3.4 millones de menores en más de 20 países hayan mejorado la calidad y la seguridad de su educación, y otros 590.000 hayan accedido por primera vez a la educación primaria. El objetivo es lograr la escolarización de al menos ocho millones de niños en países en conflicto hasta 2010. Otra de las acciones de esta ONG es la carrera escolar “Kilómetros de solidaridad”, cuyo objetivo es también ofrecer educación y atención sanitaria a miles de niños y niñas.

Combatir la desnutrición. La ONG Ayudemos a un Niño dispone de Unidades de Recuperación Nutricional (URN) en Nicaragua, el segundo país más pobre de Latinoamérica. Este programa se desarrolla desde 2002 en más de 22 comunidades y en la actualidad beneficia a más de 3.000 niños y niñas. Mediante este proyecto se ha conseguido disminuir los casos de desnutrición y enfermedades carenciales. Las instalaciones son cedidas por las diferentes comunidades y gestionadas por un equipo de madres voluntarias.

Garantizar la atención sanitaria. La falta de medicamentos y de facultativos es uno de los problemas más acuciantes de los países en vías de desarrollo o en conflicto. La atención sanitaria no siempre está garantizada y esto implica consecuencias tan graves como la muerte de millones de niños cada año. La solución que encuentran las organizaciones no gubernamentales son la instalación de consultorios permanentes en las zonas más afectadas o la utilización de unidades móviles, que permiten llegar a los lugares más alejados y trasladar a los enfermos para recibir la atención que necesitan.

MANIFESTANTES ANTIFASCISTAS IMPIDEN UNA CONFERENCIA ULTRADERECHISTA EN OXFORD.

Manifestantes antifascistas impiden una conferencia ultraderechista en Oxford

Manifestantes antifascistas impiden una conferencia ultraderechista en Oxford

Reuters

El foro de la Oxford Union, que iba a acoger una ponencia de historiador David Irving (condenado en 1996 a tres años de cárcel por negar el Holocausto), ha visto alterado su programa debido medio millar de antifascistas que se han congregado como protesta por la conferencia.