AZNAR, AGENTE TURÍSTICO EN IRAK.

649515.jpg

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    22/03/2008

 

Aznar, agente turístico de Irak

 

<!–

Siguiendo la más pura tradición latina, como cada año me acuerdo de preparar las vacaciones de Semana Santa en el último momento. Suerte que uno tiene, como corresponde a mi posición social, amigos viajados. Dada la premura decido llamar directamente a Jose Mari, nadie mejor que él para un buen consejo.

Lo primero que hago es felicitarlo por la entrevista que con motivo de la celebración del quinto aniversario de la invasión de Irak le ha hecho la BBC.

– ¡Qué inglés Jose Mari! No sabes la envidia que me das.

– Nada hombre, no tiene mérito, si hubieras pasado tanto tiempo como yo con George y Tony, lo hablarías igual.

– Oye que te llamaba porque con la historia de las elecciones se me ha echado el tiempo encima y no sé donde pasar las vacaciones de Semana Santa y he pensado: esto me lo arregla Jose Mari. Voy con la familia, así que algún sitio que sea exótico pero tranquilo.

– Hombre yo te diría que un destino muy bueno ahora es Irak.

– ¿Tú crees, no será peligroso?

– A ver, no es una situación idílica, pero está en una situación muy buena.

– Oye, ¿y crees que con tan poco tiempo para prepararlo encontraré sitio?

– Pues claro hombre, gracias a que actuamos en beneficio de la gente si sobra algo allí ahora es sitio. En hoteles no sé como estará la cosa, pero cuatro millones y medio de personas tuvieron que abandonar sus casas, así que lo que es turismo rural todas las plazas que quieras.

– Pues que bien, y digo yo, en cuestión de servicio como está, ya sabes que yo para estas cosas soy muy sibarita.

– Está de narices. Vamos, los camareros no están a la altura de los que le gustan a Cañete, pero como gracias a nuestra actuación hay un 60% de paro, pues te puedes imaginar que por cuatro euros tienes a quien quieras para lo que gustes mandar.

– ¿Y la gente es simpática? ¿No nos tendrán manía por ser occidentales?

– ¡Qué va hombre! La gente está agradecidísima con nosotros. No hay día que no reciba alguna carta de un iraquí mandándome recuerdos y bendiciendo a mi familia por haberles llevado la democracia. Borja, que esta gente tenía trabajo, agua potable y casas en tiempos de Sadam, ¡pero no podían votar!

– Pues se me hace la boca agua pensando en el viaje.

– Pues mira te será útil, porque ahora que lo mencionas agua corriente sólo queda en un 30% del país. Pero teniendo dinero, embotellada toda la que te puedas beber.

– Perfecto, y para viajar ¿que compañía me recomiendas?

– Hay si que me coges, pero llama a Trillo que seguro que él te consigue un vuelo seguro y barato.

Anuncios