EN LA MUERTE DE JOSE LUIS DE VILALLONGA.

jose-luis-de-vilallonga.jpg

Muere a los 87 años el aristócrata y escritor José Luis de Vilallonga

20MINUTOS.ES. 30.08.2007 – 19:23h

Ampliar foto

Fotografía de archivo del periodista y escritor tomada en noviembre de 2003 en Barcelona (EFE).

  • Ha fallecido en su casa de Palma de Mallorca.
  • Está previsto que sea enterrado en Barcelona.
  • Murió acompañado de su ex esposa Syliane Stella Morell.

El escritor, actor y periodista José Luis de Vilallonga ha muerto este jueves a los 87 años de edad en su domicilio de Palma de Mallorca, informaron fuentes próximas al aristócrata.

Vilallonga falleció a primera hora de la tarde, acompañado por su ex esposa Syliane Stella Morell, según las mismas fuentes, que adelantaron que está previsto que el escritor y actor sea enterrado en Barcelona, donde vivió muchos años.

Nacido en Madrid en 1920, era hijo del marqués de Castelvell, Grande de España, y de la hija del marqués de Portago.

Escribió una biografía autorizada sobre Juan Carlos I, El Rey

Se negó a seguir la carrera diplomática y a principios de los años cuarenta empezó a colaborar en la revista Destino, en el Diario de Barcelona y El Noticiero Universal. Residió un tiempo en París, donde colaboró en el Paris-Macht y publicó sus primeros libros, el primero de los cuales fue, en 1954, Las Ramblas terminan en el mar.

Además de su faceta de escritor hizo también alguna incursión en el cine como actor, con películas como Los amantes (1958, de L. Malle), Desayuno con diamantes (1961, de B. Edwards) y Giulietta de los espíritus (1965, de F. Fellini). Entre su obras destaca Encuentros y encontronazos (1995) y una biografía autorizada sobre Juan Carlos I, El Rey, publicada en 1993.

“Monárquico genético”

Vilallonga se definía como “monárquico genético” y políticamente evolucionó desde el monarquismo de origen familiar de su primera juventud, con su participación en requetés y acciones de propaganda falangista, al antifranquismo y al liberalismo democrático.

Contrajo matrimonio en tres ocasiones, la primera de ellas con la aristócrata inglesa Priscilla Scott, de la que se divorció en 1956; la segunda con Syliane Stella Morell (unión que se prolongó de 1974 a 1995); y, tras 13 meses de relación sentimental con María Vidaurreta, se casó en octubre de 1999 con la periodista Begoña Aranguren.

VEINTICINCO AÑOS SIN INGRID BERGMAN.

ingrid-bergman.jpg

Veinticinco años sin Ingrid Bergman

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 30.08.2007 – 10:23h

Ampliar foto

Ingrid Bergman, una de las diosas del Olimpo de Hollywood.

  • Ingrid Bergman, icono del cine y modelo de estilo y elegancia dentro y fuera de las pantallas.
  • Murió en Londres el 29 de agosto de 1982, hace 25 años, tras una carrera que dejó títulos inolvidables como Casablanca, Luz que agoniza o Indiscreta.
  • Entre otros premios, recibió 3 Oscar de la Academia de Hollywood.
  • Mira el trailer de Casablanca e imágenes de una de sus ‘noches de Oscar’, la de 1944.

La actriz Ingrid Bergman nació el 29 de agosto de 1915 en Estocolmo (Suecia) en el seno de una familia de la clase media. Muy joven se inició en compañías de aficionados y representó diversas obras, hasta matricularse en la Real Escuela de Arte Dramático de su ciudad natal, tras ser elegida entre cientos de candidatas, pero abandona los estudios en 1935.

  • Mira el trailer de Casablanca:

Los inicios

Ese año participa en su primera película, Munkbrogreven, del realizador sueco Gustaf Molander, con el que el año siguiente protagonizó Intermezzo, la película que le dio a conocer internacionalmente.

Tras interpretar varias películas en Suecia, en 1939 firmó un contrato con el productor estadounidense David O’Selznick para trabajar en Hollywood. Su carrera artística se extendió durante cincuenta años durante los cuales ganó tres premios Oscar, dos Emmy y un premio Tony.

La primera película rodada en Hollywood fue una nueva versión de Intermezzo en 1939 con Leslie Howard. A partir de ahí la carrera de Ingrid Bergman fue en ascenso.

Participó en mas de cuarenta películas, entre ellas Casablanca (1942), ¿Por quién doblan las campanas? (1943) y Encadenados (1946), de Alfred Hichtcock , con quien trabajó también en Atormentada (1949) y Recuerda (1945).

Conoce a Rosellini

En 1949 marchó a Italia, donde protagonizó Stromboli , del director Roberto Rossellin i, con quien inició un romance que fue duramente criticado por la opinión pública de Estados Unidos e influyó negativamente en su imagen pública, ya que ambos estaban todavía casados.

Tras divorciarse de su primer marido contrajo matrimonio con Rossellini en México en 1950, con quien tuvo tres hijos. A las órdenes de Rossellini protagonizó otras cinco películas: Europa 1951 (1952), Viaggio in Italia (1953), Siamo donne (1953), Giovanna d’Arco al Rogo (1954) y La Paura (1955).

Mira el trailer de Sonata de Otoño:

Hasta 1956 no trabajó con ningún otro director que su marido. Ese año protagonizó la película Elena y los hombres, del francés Jean Renoir, antes de regresar a Hollywood.

Bajo la dirección de Anatoly Litvak protagonizó Anastasia (1956), con la que obtuvo su segundo “Oscar” a la mejor actriz principal tras el conseguido por Luz que agoniza, de George Cukor, en 1944. El tercero le fue concedido por Asesinato en el Orient Express, de Sidney Lumet, en 1975.

Los década de los cincuenta acaba con películas como Indiscreta, de Stanley Donan (1958), o El albergue de la sexta felicidad (1959), de Mark Robson.

  • Mira imágenes de la entrega del Oscar en 1944:

Teatro y televisión

A partir de los años sesenta se alejó de la gran pantalla y comenzó una nueva carrera en el teatro y la televisión. Su último trabajo en el cine fue en Sonata de Otoño (1978), dirigida por Ingmar Bergman, por la que fue candidata por última vez a los premios Oscar.

Ingrid Bergman trabajó frecuentemente en el teatro entre 1940 y 1967. De sus trabajos destaca “Joan of Lorraine” (1946), por el que ganó un premio Tony, “Tea and Sympathy” (1956) y “A month in the country”.

De su trabajo en televisión destaca su último trabajo, “Una mujer llamada Golda” (1982), por el que fue galardonada con los premios Emma y el Globo de Oro.

La familia

De su primer matrimonio con Peter Lindstron (1937-1950) tuvo una hija, Pia. De su matrimonio con Rossellini (1951-1956) tuvo tres hijos, Roberto y las gemelas Issota e Isabella, que continúa los pasos de su madre.

En 1958 contrajo un tercer matrimonio con el productor teatral Lars Schmidt, de nacionalidad sueca.

El 29 de agosto de 1982, Ingrid Bergman, falleció víctima del cáncer en Londres.

Artículos relacionados


Enviar a:

 

LA TIERRA NOS AVISA…Y NO HACEMOS NADA.

La Tierra nos avisa… y no hacemos nada

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 09.08.2007 – 11:04h

  • Inundaciones en Europa y monzones en el sureste asiático.
  • La Organización Meteorológica Mundial informa de que las temperaturas de la tierra han sido las más cálidas de la historia.
  • Todos nosotros tenemos parte de culpa.

Regiones de todo el mundo, sin distinciones, sufren los graves consecuencias de fuertes contrastes climáticos.

No sólo el sureste asiático ha vivido los peores monzones sino que otras zonas del planeta se han visto gravemente afectadas. 

Uruguay, Argentino, Reino Unido… Todos sufren fenómenos prácticamente inpensables

En Uruguay, se han vivido las peores inundaciones desde 1959. Lo mismo ha ocurrido en el Reino Unido, donde miles de personas han padecido cortes de agua y de luz debido a las intensas lluvias en pleno verano. Han sido las más intensas en doscientos años.

Este invierno austral ha nevado por primera vez desde 1918 en Buenos Aires, Argentina. Cortes de luz y cierres de carreteras son algunas de las consecuencias de este inusual y gélido invierno en el Cono Sur.

Temperaturas alarmantes

La Organización Meteorológica Mundial ha informado de que las temperaturas de la superficie de la tierra han sido las más cálidas desde que se tienen datos. En el mes de abril este aumento fue de casi dos grados respecto a la media.

El hombre es el culpable

Cambio climático

El ser humano es el culpable del cambio climático que afecta a todo el planeta, según un informe presentado el pasado mes de febrero por la Comisión Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC en sus siglas inglesas).

En términos cuantitativos, la influencia de los humanos en los transtornos terrestres se aprecia en un 90% de los casos –según la BBC-, en particular a las emisiones de dióxido de carbono (CO2), cuya concentración en la atmósfera ha llegado a 379 partículas por millón en 2005.

Artículos relacionados




Enviar a:

AZNAR “EL TERROR DE LA CARRETERA”, DE AUSTERO CASTELLANO VIEJO A CONSEJERO DE MURDOCH.

POLÍTICA

 09/08/2007

“El terror de la carretera” pidió que le dejaran beber tranquilamente

Aznar: De austero castellano viejo, a hombre de mundo y consejero de Murdoch

JOSÉ MARÍA GARRIDO

José María Aznar tiene en la actualidad 54 años y la mayor parte de su vida ha estado marcada por la consecución de grandes éxitos personales y políticos. De funcionario de Hacienda pasó a ser diputado autonómico, para, acto seguido, convertirse en presidente de Castilla y León y, más tarde, en diputado nacional. En 1989, tan solo 10 años después de que se afiliase al Partido Popular, Aznar sería elegido candidato a la presidencia de Gobierno en sustitución de Manuel Fraga. Tras protagonizar una durísima oposición, en 1996 logró convertirse en presidente. En 2004, después de una desastrosa legislatura, el Partido Popular perdería las elecciones y Aznar decidiría abandonar formalmente la vida política. Pocos podían imaginar entonces que los verdaderos éxitos y logros (sobre todo económicos) del líder popular, estarían aún por llegar.

Desde que el Partido Popular perdiera las elecciones, el actual líder de la Fundación FAES ha pasado de ser un austero castellano viejo al que le encantaba jugar al mus con sus amigos en Quintanilla de Onésimo, a convertirse en un ciudadano del mundo, supuestamente plurilingüe y calificado como una verdadera máquina de hacer dinero.
Un hombre poderoso
Aznar es ahora escritor, presidente de honor del Partido Popular, conferenciante, profesor de Georgetown, y consejero en prestigiosas empresas privadas. Gracias a los contactos que consiguió reunir en su etapa de presidente de España, Aznar pudo entrar a formar parte del consejo asesor del fondo de inversiones de alto riesgo Centauros Capital o del consejo de administración del emporio del todopoderoso Rupert Murdoch, News Internacional.

El intermediario
Hace poco menos de un mes que José María Aznar también empezó a prestar sus servicios a otra empresa privada. En esta ocasión, Aznar pasó a ser el presidente del consejo asesor latinoamericano de la compañía inmobiliaria de J. E. Roberts, para la que el líder del PP, reconvertido en empresario, hizo recientemente de intermediario ante el presidente argentino, Néstor Kirchner.

Más dinero
En 2004, Aznar tuvo que elegir entre dejar formalmente la política, o seguir disfrutando de su puesto en el Consejo de Estado. El ex presidente del gobierno acababa de convertirse en el primer consejero que entraría a formar parte de la compañía de Murdoch sin ser anglosajón. Además, por aquél entonces se acababa de fundar Famaztella, la empresa propiedad de la familia Aznar- Botella en la que se ingresarían los beneficios que el líder popular sacaba de la venta de sus libros y su sueldo como consejero de News Corporation. En definitiva, el líder del Partido Popular tuvo que elegir entre la política y la empresa privada, y formalmente se decantó por la segunda opción, la cual le reportaba muchos más ingresos que la política.

FAES
Pero Aznar nunca ha llegado a dejar del todo la vida política. El presidente de honor del Partido Popular es al mismo tiempo presidente de honor de La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que, sin contar las ayudas que pueda recibir de entidades privadas y particulares, ha recibido este año una dotación económica de 2.890.086,25 euros por parte del Ministerio de Cultura.

Su plataforma política
La fundación FAES es, sin duda, una de las plataformas que Aznar utiliza con más frecuencia para expresar sus opiniones políticas. Lejos de retirarse a un segundo plano, parece que Aznar se resiste a dejar de ser noticia y a perder protagonismo. De otra manera, resultaría realmente difícil entender por qué el ex presidente de gobierno decide realizar declaraciones tan controvertidas como las efectuadas el pasado mes de mayo sobre las campañas publicitarias de la DGT en las que se advierte de los peligros que conlleva conducir después de haber ingerido alcohol.

Su aficción por el vino
“Dejadme beber tranquilamente”, espetó Aznar. “Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie, ni hago daño a los demás”. Desde estas declaraciones, la afición de Aznar por el vino no ha dejado de ser noticia, llegando íncluso a difundirse un vídeo en el servidor gratuito de internet youtube.com, en el que el líder del PP aparece sirviéndose otra copa de vino en un avión mientras ojea unos papeles.

“Cierto efecto previo euforizante”
Pero en las declaraciones efectuadas en este acto de homenaje al vino en Valladolid, Aznar, con un “cierto efecto previo euforizante” según el socialista Álvaro Cuesta, también arremetió contra la DGT: “A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a ueste le prohíbo beber vino”.

“El terror de la carretera”
A raíz de estas declaraciones efectuadas, Aznar incitó a que se volviera a hablar de su controvertida afición juvenil por la velocidad. En el libro “Aznar: la vida desconocida de un Presidente”, se afirma textualmente: “Amante de la velocidad y de los coches potentes, en los años de su juventud fue el terror de la carretera. A los conductores del Partido Popular, Estanislao Cumplido de la Cruz y Juan Vilches, no les gustaba dejarle los coches porque los destrozaba. Años antes, en la etapa en que era diputado por Ávila, sus compañeros de partido temblaban cada vez que les pedía que fueran a recogerle a Madrid”

“No le dejo el coche”
“Yo voy a buscarle encantado pero no le dejo el coche, que luego las multas me vienen a mí”, recuerda el entonces secretario técnico de AP, Sebastián González, incapaz de encontrar a un voluntario de Nuevas Generaciones dispuesto a ir a buscarle. En esa época, no había viaje en que no le parase la Guardia Civil por exceso de velocidad. Aznar, en la mayoría de las ocasiones, no se molestaba en discutir con el responsable de la patrulla de tráfico. Por el contrario, muy digno, les decía: “Cumpla usted con su deber, agente”. Luego el partido pagaba las sanciones”, puede leerse en Aznar: la vida desconocida de un Presidente.

“Los otros como yo”
Lo que está claro es que Aznar, tal y como afirmó el pasado mes de junio en una revista argentina, siempre hace lo que le da la gana, aunque esto pueda resultar dañino para su propio partido político, e incluso peligroso para el interés general del país que gobernó. Para Aznar, todos los ex presidentes de gobierno no llevan igual de bien su cambio de rol: “Hay mejores y peores. Algunos tienen dificultades para acostumbrarse a la nueva vida; otros, melancolía del poder; unos quieren volver, y otros como yo, lo pasamos bien”, afirma el líder del Partido Popular.

Otras

OLIVER HARDY SIGUE HACIENDO REIR A GORDOS Y FLACOS CINCUENTA AÑOS DESPUES DE SU MUERTE.

07oliver.jpg

Oliver Hardy sigue haciendo reír a gordos y flacos medio siglo después de su muerte
Hace 50 años fallecía en Hollywood uno de los gordos más populares de la historia, tras una carrera cinematográfica de más de 400 títulos
I. Bazarra/Efe

Madrid
 Con su sombrero hongo, su bigote minúsculo y los botones de la chaqueta a punto de estallar, Oliver Hardy hizo reír a millones de espectadores asediados por la depresión y la guerra y aún hoy, 50 años después de su muerte, su tierna estampa de niño grande sigue provocando carcajadas. Su carrera suma más de 400 títulos, entre ellos un centenar de películas con su inseparable Stan Laurel. Ambos fueron precursores de los gags con pastelazos, tortazos, pieles de plátano, pantalones súbitamente caídos y policías atribulados. El 7 de agosto de 1957 fallecía a los 65 años de una trombosis cerebral, mientras que Laurel le sobreviviría hasta el 23 de febrero de 1965, pero nunca se recuperó anímicamente de la muerte de su amigo.El 7 de agosto de 1957 moría en Hollywood uno de los gordos más populares de la historia, con permiso de Sancho Panza, a los 65 años, tras una carrera cinematográfica que suma más de 400 títulos, entre ellos un centenar de películas con su inseparable Stan Laurel, la mejor pareja de la historia del cine, como sostiene Lluís Bonet Mojica en El cine cómico mudo.

Su cine, a juicio de los críticos, no ha envejecido y sigue haciendo reír. Como escribió Manuel Vázquez Montalbán, no hay que olvidar que el cine nació mudo y cómico.

Fueron precursores, el Gordo y el Flaco, de los gags con pastelazos, tortazos, pieles de plátano, pantalones súbitamente caídos, policías atribulados, mangueras descontroladas y autos que arrancaban a destiempo a vuelta de manivela, ante la mirada atónita de dulces damiselas.

Sería imposible cuantificar las veces que el Gordo se caía al suelo, se manchaba de hollín o quedaba en calzones ante la angelical mirada del Flaco, el desencadenante de todos sus males.

Una comicidad basada en el contraste físico y en el psicológico

“Basaron su comicidad en el contraste físico y psicológico, desempeñando Hardy el papel de ‘listo’ y Laurel el de ‘tonto'”, según Roman Gubern.

El Gordo nació como Norvell Hardy en Harlem (Georgia) el 18 de enero de 1892 en una familia de origen inglés y escocés. Hijo de un abogado, despuntó ya de niño como cantante y, aunque tenía querencia por el escenario, siguió los pasos de su padre, quien había fallecido cuando Oliver sólo tenía diez meses, estudiando Derecho.

La llamada de las tablas le apartó finalmente de las leyes y, tras montar una sala de cine en la localidad georgiana de Milledgeville, se lanzó al mundo del espectáculo enrolándose en Jacksonville (Florida) en la compañía de Lubin antes de dar el salto a Hollywood.

Protagonizó su primera película en 1913, Outwitting Dad. Le seguirían más de 400 trabajos a lo largo de 37 años.

Conocido en su primera etapa en solitario como Babe Hardy, en ese primer filme adoptó el nombre con el que luego pasaría a la historia: Oliver (en honor a su padre) Hardy, aunque hasta su asociación con Laurel en 1926 siguió apareciendo en más de 200 títulos con el cariñoso apelativo de “Babe”, en papeles de malvado o de gordo gracioso.

1926, el año en que formaron pareja cómica

Aunque ya coincidió con Laurel en A lucky dog, en 1917, no formarían pareja cómica hasta 1926, cuando empezaron a desternillar de risa a un mundo entreguerras en Forty five minutes from Hollywood y, ya como tándem oficial, en Slipping wives. Su primer largo llegaría cuatro años después, con Pardon us.

Entre 1926 y 1945 rodaron juntos 72 cortos y mediometrajes, así como 22 largos, tanto mudos como sonoros, según la relación de Paco Ignacio Taibo I en su Enciclopedia del Cine Cómico.

Títulos como De bote en bote, Fra diávolo, El abuelo de la criatura, Marineros a la fuerza, Compañeros de juerga, Dos fusileros sin bala, Dos pares de mellizos, Laurel y Hardy en el Oeste fueron posibles gracias al cazatalentos que los descubrió, el director y productor Hal Roach, mecenas también de Harold Lloyd.

En 1932 ganaron un Oscar por el corto The Music Box y se despidieron en 1945 con The big noise y Laurel y Hardy toreros, coincidiendo con el final de la guerra y el declive de su estilo en un formato, el largometraje, al que sus “gags” no se adaptaban fácilmente.

En 1951 volverían a juntarse, pero ya no en Hollywood sino en Europa, en la producción francesa Atoll K, de Leo Joannon, conocida en español como “Robinsones atómicos”.

Antes de retirarse definitivamente, Oliver apareció en dos películas más, sin el Flaco a su lado: The Fighting Kentuckian , en 1949 y junto a John Wayne, y Riding High, en 1950 y a las órdenes de Frank Capra.

Laurel no llegó a recuperarse anímicamente de la muerte de Hardy

El 7 de agosto de 1957 fallecía a los 65 años de una trombosis cerebral. El Gordo era entonces la sombra de sí mismo, pues una estricta dieta le había hecho perder la mitad de sus 130 kilos.

Laurel le sobreviviría hasta el 23 de febrero de 1965. Nunca se recuperó anímicamente de la muerte de su amigo -“fue la mitad de mi vida”- y falleció hemipléjico y con otro Oscar en su haber, en este caso honorario, en 1961.

Oliver, como recuerda Taibo, resumió en un diálogo genial, en su última película juntos, la relación con su contraparte: Hardy: En este lugar el gobierno soy yo. Laurel: ¿Y yo, qué soy? Hardy: Tu eres el pueblo.