EL 70% DE LOS ESPAÑOLES CENSURA EL USO PARTIDISTA DEL TERRORISMO POR PARTE DE LA DERECHA.

0000001224941.jpg

 POLÍTICA

El 70% de los españoles censura el uso partidista del terrorismo por parte de la derecha

Un 42,6% de votantes conservadores quiere que el PP se acerque a las tesis antiterroristas de ZP

ELPLURAL.COM

Pasada la resaca electoral, y con una nueva legislatura socialista en camino, casi tres cuartas partes de la sociedad española creen que el Partido Popular ha fallado en su postura antiterrorista y que es a ellos a quienes corresponde la obligación de acercarse a las tesis del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, según recoge El Barómetro de los informativos de La Sexta. De este modo, un buen porcentaje de los votantes del Partido Popular dan por buena la gestión antiterrorista llevada a cabo por el Ejecutivo socialista.

<!–

Un 70’5% de los españoles desmonta, por tanto, la idea difundida por el PP de que son los socialistas los primeros interesados en utilizar la crispación y los responsables de enfrentar a la sociedad. Una estrategia, la de la crispación instrumentada por el PP, que, a juzgar por el resultado de la encuesta, ni siquiera ha calado entre los votantes conservadores, de los cuales un 42’6% están de acuerdo en que el Partido Popular debe aproximarse al planteamiento antiterrorista del Gobierno, aprobando, por tanto, la gestión antiterrorista del Ejecutivo.

Nota final de los líderes
La encuesta de La Sexta también recoge la valoración ciudadana de los dos contrincantes tras las elecciones. Más allá de que, al igual que en el anterior barómetro, Zapatero vuelva a aprobar (5,6) y Rajoy suspenda de nuevo (4,4), destaca la calificación que reciben ambos de su propio electorado, y que vuelve a desmontar una tesis mantenida por el PP y sus medios afines. Mientras que Zapatero cosecha un 7’9 entre los votantes del PSOE, Rajoy sólo llega al 6’9 entre los que le han votado, tirando por tierra la reflexión, tan repetida tras los debates televisivos, de que Rajoy convence más a los suyos de lo que lo hace Zapatero.

Victoria gracias a Zapatero
Al mismo tiempo, una encuesta de Sigma Dos para el diario El Mundo afirma que un 45,8% de los votantes del PSOE cree que el principal responsable de la victoria socialista fue el presidente del Gobierno, mientras que un 38,1% lo atribuye al programa y a la ideología del PSOE. Quedan también cuestionados los intentos populares de culpar de su derrota al miedo metido por los socialistas sobre una futura vuelta al poder del PP: dos de cada tres españoles ven en Zapatero o en el PSOE un proyecto de Gobierno, en lugar de una alternativa al Partido Popular.
Los retos del nuevo Gobierno
El Barómetro también recoge las inquietudes de los españoles de cara a la nueva legislatura. Los temas prioritarios a los que el Gobierno tendrá que enfrentarse, según los ciudadanos, coinciden con los objetivos principales que Zapatero anunció ayer en el Comité Federal del PSOE. La economía ocupa el primer lugar, con un 41%, seguida del terrorismo con un 19% y del empleo por un 14%.Fracaso del discurso popular
Los datos de la encuesta también castigan las líneas principales del discurso del Partido Popular a lo largo de la campaña electoral. La inmigración, la apuesta más dura y peligrosa del PP, y que Mariano Rajoy utilizó en los debates televisivos repitiendo hasta la saciedad la necesidad de “orden y control”, ocupa el penúltimo puesto de la lista de preocupaciones de los españoles, interesando a apenas el 7%. En último lugar se encuentra la educación, que sólo preocupa a un 1’4% de los encuestados, y cuya situación también criticó sobremanera el PP, exigiendo la implantación de una doctrina basada en “el esfuerzo, el mérito y el trabajo”, valores plagiados de los que propugnaba Sarkozy en la campaña electoral que le llevó al Elíseo.

Media España ve positivo el resultado
Por último, entrando en un análisis más general de las elecciones, más de la mitad de los ciudadanos, un 51’1%, ha valorado como positivo o muy positivo el resultado electoral del pasado domingo.  Cabe destacar que, de los encuestados que opinan que el resultado electoral  ha sido negativo o muy negativo (17’5%), un  50’6% son  votantes  populares  que califican de malo el resultado obtenido por su partido el pasado domingo.

–>

Un 70’5% de los españoles desmonta, por tanto, la idea difundida por el PP de que son los socialistas los primeros interesados en utilizar la crispación y los responsables de enfrentar a la sociedad. Una estrategia, la de la crispación instrumentada por el PP, que, a juzgar por el resultado de la encuesta, ni siquiera ha calado entre los votantes conservadores, de los cuales un 42’6% están de acuerdo en que el Partido Popular debe aproximarse al planteamiento antiterrorista del Gobierno, aprobando, por tanto, la gestión antiterrorista del Ejecutivo.

Nota final de los líderes
La encuesta de La Sexta también recoge la valoración ciudadana de los dos contrincantes tras las elecciones. Más allá de que, al igual que en el anterior barómetro, Zapatero vuelva a aprobar (5,6) y Rajoy suspenda de nuevo (4,4), destaca la calificación que reciben ambos de su propio electorado, y que vuelve a desmontar una tesis mantenida por el PP y sus medios afines. Mientras que Zapatero cosecha un 7’9 entre los votantes del PSOE, Rajoy sólo llega al 6’9 entre los que le han votado, tirando por tierra la reflexión, tan repetida tras los debates televisivos, de que Rajoy convence más a los suyos de lo que lo hace Zapatero.

Victoria gracias a Zapatero
Al mismo tiempo, una encuesta de Sigma Dos para el diario El Mundo afirma que un 45,8% de los votantes del PSOE cree que el principal responsable de la victoria socialista fue el presidente del Gobierno, mientras que un 38,1% lo atribuye al programa y a la ideología del PSOE. Quedan también cuestionados los intentos populares de culpar de su derrota al miedo metido por los socialistas sobre una futura vuelta al poder del PP: dos de cada tres españoles ven en Zapatero o en el PSOE un proyecto de Gobierno, en lugar de una alternativa al Partido Popular.
Los retos del nuevo Gobierno
El Barómetro también recoge las inquietudes de los españoles de cara a la nueva legislatura. Los temas prioritarios a los que el Gobierno tendrá que enfrentarse, según los ciudadanos, coinciden con los objetivos principales que Zapatero anunció ayer en el Comité Federal del PSOE. La economía ocupa el primer lugar, con un 41%, seguida del terrorismo con un 19% y del empleo por un 14%.Fracaso del discurso popular
Los datos de la encuesta también castigan las líneas principales del discurso del Partido Popular a lo largo de la campaña electoral. La inmigración, la apuesta más dura y peligrosa del PP, y que Mariano Rajoy utilizó en los debates televisivos repitiendo hasta la saciedad la necesidad de “orden y control”, ocupa el penúltimo puesto de la lista de preocupaciones de los españoles, interesando a apenas el 7%. En último lugar se encuentra la educación, que sólo preocupa a un 1’4% de los encuestados, y cuya situación también criticó sobremanera el PP, exigiendo la implantación de una doctrina basada en “el esfuerzo, el mérito y el trabajo”, valores plagiados de los que propugnaba Sarkozy en la campaña electoral que le llevó al Elíseo.

Media España ve positivo el resultado
Por último, entrando en un análisis más general de las elecciones, más de la mitad de los ciudadanos, un 51’1%, ha valorado como positivo o muy positivo el resultado electoral del pasado domingo.  Cabe destacar que, de los encuestados que opinan que el resultado electoral  ha sido negativo o muy negativo (17’5%), un  50’6% son  votantes  populares  que califican de malo el resultado obtenido por su partido el pasado domingo.

Anuncios

ATENTADO EN MONDRAGÓN: ZAPATERO SUBRAYA QUE TODOS JUNTOS ACABAREMOS CON EL TERRORISMO.

000000122494.jpg
COMPARECENCIA EN MONCLOA

Zapatero subraya que “todos juntos” acabaremos con el terrorismo

Asegura que la democracia española “no admite retos de quienes se enfrentan a su valores máa esenciales”
07 Marzo 08<!– document.write(”

Imprimir

“); //–>

Imprimir
Enviar

“En el día de hoy, la organización terrorista ETA ha asesinado a Isaías Carrasco, en un atentado que se ha producido al mediodía en Mondragón.

El Gobierno quiere, ante todo, expresar su más profundo pesar, en estos terribles momentos, a la familia de Isaías Carrasco, a sus amigos y a sus compañeros del Partido Socialista de Euskadi y de la Unión General de Trabajadores.

Al hacerlo así, el Gobierno también les transmite el sentimiento de pena, cercanía y afecto de todos los españoles de bien.

Este criminal atentado muestra, una vez más, la extrema crueldad de quienes han apostado por continuar con su execrable actividad contra el más elemental de los derechos, el derecho a la vida.

Junto a la más firme condena, que compartimos todos los demócratas, el Gobierno manifiesta con toda rotundidad que quienes han participado en este asesinato pronto acabarán siendo detenidos y puestos a disposición de la justicia, para que cumplan rigurosamente la condena que merecen por la atrocidad que han cometido.

Exactamente igual que han sido detenidos, juzgados y condenados los autores de anteriores atentados.

El Gobierno perseguirá, con todos los instrumentos del Estado de Derecho, a los terroristas, a quienes les prestan apoyo y a quienes avalan y justifican sus acciones. Y pondrá toda su determinación y todos los medios para seguir perseverando en favor de las vidas y de la libertad de todos los españoles.

Sabíamos que ETA podía aún causar daño y dolor irreparables a los españoles. Hoy han añadido una víctima más a su larga lista de ignominia. Una víctima que, como todas las anteriores, permanecerá en el recuerdo y el reconocimiento de todos.

Pero también sabemos, y lo sabemos con seguridad, que ETA está ya vencida por la democracia, está repudiada y aislada por el conjunto de los españoles y por la sociedad vasca. Por eso, no tiene otro destino que su desaparición, y sus miembros no tienen otro futuro que la cárcel.

Hoy, la banda terrorista ha asesinado a un trabajador que había dedicado parte de su vida a la defensa de los intereses de sus conciudadanos en el Ayuntamiento de Mondragón, donde fue concejal en las listas del Partido Socialista.

Al hacerlo así, y como en tantas otras veces, los terroristas han querido interferir hoy en la pacífica manifestación de la voluntad de los ciudadanos convocados a las urnas.

Pero la democracia española ya ha demostrado que no admite retos de quienes se enfrentan a sus principios básicos y a sus valores más esenciales. No los ha admitido en el pasado. No los admite hoy. No los admitirá nunca.

Juntos, el Gobierno, los partidos políticos, las organizaciones sociales, la sociedad civil, defenderemos nuestras instituciones y nuestras libertades. Juntos todos, acabaremos con esta lacra que golpea a la sociedad española desde hace décadas”.

ZAPATERO EN MONDRAGÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que “habrá Justicia, serán detenidos, caerán, pagarán e irán a la cárcel porque es su único destino”, en referencia a los autores del atentado que ha costado la vida al ex edil socialista Isaías Carrasco.

En una comparencia ante los medios de comunicación en Mondragón, Zapatero se dirigió a los socialistas vascos para decirles que su trabajo les hace “más fuertes y que sepan los violentos que la firmeza y la convicciones democráticas son infinitamente más fuertes que el dolor por ver morir a un compañero”.

Según aseguró, “hace tiempo que la democracia ha vencido” y calificó la violencia como “un horror vomitivo, lo mismo que disparar a sangre fría a un trabajador honesto”. “Es mucho más fuerte la
convicción de los demócratas que el dolor y todos los demócratas lograremos el fin de la violencia”, concluyó.

EL VATICANO ESTUVO INFORMADO PASO A PASO DE LAS NEGOCIACIONES DEL GOBIERNO CON ETA. HILO DIRECTO CON SAVERDOTES VASCOS CON LA SECRETARÍA DE ESTADO DE LA SANTA SEDE.

rouco-varela.jpg

sábado, 02 febrero 2008

EL VATICANO ESTUVO INFORMADO PASO A PASO DE LAS NEGOCIACIONES DEL GOBIERNO ZAPATERO CON ETA, POR CURAS VASCOS EN HILO DIRECTO CON LA SECRETRIA DE ESTADO DE LA SANTA SEDE

La comisión permanente de la Conferencia Episcopal española ha reanudado hostilidades con el Gobierno socialista con una brusca e inesperada condena a las negociaciones con ETA. La nota del episcopado ha causado sensación en los medios conocedores de la negociación, puesto que la Iglesia católica ha desempeñado un papel relevante en ella. En un gesto sin precedentes, los obispos de Catalunya tomaron ayer distancias pidiendo a los fieles que el comunicado episcopal sea leído en tono menor. Informa Enric Juliana desde Madrid para La Vanguardia.

En los últimos tres años, la secretaría de Estado de la Santa Sede – órgano equivalente a la jefatura de Gobierno del Estado vaticano- ha estado puntualmente informada de los preparativos y del desarrollo de las negociaciones llevadas a cabo por el Gobierno español, previa autorización del Parlamento, incluidos los acontecimientos posteriores al atentado contra el aparcamiento de la terminal T4 del aeropuerto de Barajas, el 30 de diciembre del 2006. Tal flujo de información ha sido canalizado por prelados del País Vasco, bajo la tutela del presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao, según fuentes eclesiásticas conocedoras del proceso. Noticia completa.

PP: TRAS LA CAIDA DE GALLARDÓN, EL PARTIDO HA APOSTADO DEFINITIVAMENTE POR LAS PROPUESTAS DE EXTREMA DERECHA.

POLÍTICA

 31/01/2008

Los duros del PP se sienten fuertes

Tras la caída de Gallardón, el partido ha apostado definitivamente por los mensajes radicales

S. COLADO

La estrategia del PP de acercarse al centro de cara a las generales ha saltado por los aires con la exclusión de Gallardón, un gesto interpretado como la victoria de los sectores más derechistas del partido, con Esperanza Aguirre y Aznar a la cabeza. Se aprecia un punto de inflexión desde ese momento, ya que el PP ha vuelto a radicalizar sus mensajes desde que Rajoy aclarara definitivamente hace dos semanas cuál es la línea por la que apuesta en el partido: Zaplana y Acebes vuelven a la primera línea, Aznar multiplica sus intervenciones, guiños a la Iglesia como el Ministerio de la Familia, discursos vinculando inmigración y delincuencia como los que protagoniza la presidenta de Madrid, etc. Los sectores más integristas del partido, como la COPE y periodistas de la Asociación de Propagandísticas Católicos, celebran su momento.

La operación centro del PP de Mariano Rajoy fue en buena medida una apuesta por su imagen personal. Así, mientras el Partido Popular mantenía el tipo de oposición que ha marcado toda la legislatura, por ejemplo apoyando la última manifestación de la AVT contra el Gobierno de Zapatero, el líder del PP se permitía faltar a la cita para evitar una nueva imagen asociada al radicalismo, o a través de sus hombres menos desgastados durante la legislatura, como Gabriel Elorriaga o Juan Costa, lanzaba mensajes de moderación o guiños al nacionalismo, a veces a través de medios proclives a ganarse el voto de centro como El País. Estos personajes son los que están ahora en un segundo plano, aunque la cercanía de la campaña les devolverá protagonismo.

La moderación llegó a ser alarmante
Poco dado a explicitar sus posturas (en cualquier caso la hemeroteca recuerda sus ataques a la igualdad y la defensa de los privilegios sociales), lo que justifica por su origen gallego, Rajoy habla a través de sus gestos. Y ya que el ascenso de ratistas como Costa, coordinador del programa electoral, coincidía con el período de elaboración de las listas, entre el núcleo duro del partido cundió el pánico. En la COPE hicieron sonar las alarmas cuando Rajoy filtró –después de la mediación de Aguirre por Jiménez Losantos ante el Rey- su preocupación ante los obvios vínculos entre el PP y la cadena de los obispos.

El discurso vuelve a radicalizarse
Sin embargo, tras la defenestración de Gallardón y la apuesta por Manuel Pizarro, los sectores más duros del partido vuelven a sentirse fuertes. Aznar, que ya intentó abortar la operación de moderación de Rajoy con elogios a Reagan, a Juan Pablo II y a Margaret Thatcher, mantiene invariable su discurso, aunque aumentado sus apariciones. Tras el anuncio de las listas definitivas y sus privilegiados puestos–el primero por Ávila y el cuarto por Madrid, respectivamente- Acebes y Zaplana y a los que se les mantuvo temporalmente en un segundo plano también han aparecido profusamente, incluidas entrevistas a TVE1 y la COPE. Aguirre ha aprovechado también para recuperar los discursos en clave enfrentamiento Madrid-Gobierno central y mensajes populistas de extrema derecha como la vinculación entre inmigración y delincuencia.

“Como en los mejores tiempos de Aznar”
La recuperación del rumbo ha sido celebrada por sectores como la COPE, donde ya se permiten despreciarle a Rajoy propuestas claramente dirigidas a los sectores más católicos, como el Ministerio de la Familia, exigiéndole más. Uno de los miembros de la Asociación Católica de Propagandistas, Juan Morote, proclama desde Libertad Digital que en el PP ya se han olvidado de los consejos de moderación y discurso de perfil bajo del asesor hasta ahora estrella del PP, Pedro Arriola, al que culpan de la derrota electoral de 2004. Asegura que “nos hallamos ante un escenario nuevo” y que Pizarro representa “la vuelta a un discurso claro, contundente, con propuestas, como el de los mejores tiempos de Aznar”.

EL PP PUSO EN MARCHA EL VENTILADOR DE LA IGNOMINIA SOBRE EL 11-M Y, AHORA, DEBERA RESPONDER ANTE EL ELECTORADO.

carlos_carnicero.jpg

POLÍTICA

 27/12/2007

El PP actuó como ventilador de la conspiración del 11-M y tendrá que responder por ello el 9-M

El año en que se disolvió la ignominia

No existen antecedentes en ningún país de la Europa Occidental, en ninguna democracia estable. Lo ocurrido durante tres años y medio, desde la mañana del 11 de marzo de 2004, cuando estallaró el racimo de bombas en la estación de Atocha, hasta la publicación de la sentencia del 11-M, pasará a la historia de la ignominia, quedando retratados para siempre los políticos y periodistas que pasando por encima de la dignidad de las víctimas, intentaron que la mentira quedase establecida como verdad. Su pretensión ha quedado frustrada por la contundencia de los hechos. Pero no han pedido perdón ni piensan hacerlo.

Ha existido una mixtura de cobardía colectiva y una ley del silencio impuesta por los poderosos medios de comunicación que han participado en la conjura. La ignominia se ha disuelto en la contundencia de la sentencia judicial, pero los culpables de esta conspiración todavía no han pagado sus fechorías. La estrategia emprendida ahora por los oficiantes de esta confabulación es dejar que el tiempo pase y suavice los efectos insoportables de la vergüenza. Pero ellos no se dan por aludidos.Estrategia del olvido
La gran tragedia de España es que no existe todavía un Rubicón que determine la imposibilidad de retorno en las conductas como las que estamos analizando. El miedo a los poderosos medios de comunicación ultra conservadores, al poder de la Iglesia Católica, a las practicas abominables del periodismo que realiza El Mundo, ha impedido una respuesta de repudio a estas formas de actuación. Y ahora el silencio y la retirada paulatina, sin reconocer los hechos, pretende que mediante el olvido se evite la petición de responsabilidades.El PP, con los conspiradores
Las próximas elecciones del mes de marzo son un factor decisivo para la exigencia de responsabilidades políticas. El PP ha desarrollado las dos terceras partes de la legislatura apoyando sus políticas en dos pilares indignos. De una parte, la teoría de la conspiración pretendía una sórdida empresa de encubrimiento de la presencia de ETA en el atentado de Atocha. No importó sembrar la sospecha sobre policías, guardias civiles, fiscales y jueces. Sin aportar ni siquiera una prueba o un indicio razonable, el ventilador de la sospecha la extendía recurriendo a inventos periodísticos, a pruebas fabricadas y pagadas a delincuentes que finalmente quedaron condenados.

Pretendida rendición ante ETA
La otra pieza fundamental de la estrategia del PP era la pretendida rendición del Gobierno a ETA. Sucesivas manifestaciones convocadas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) increpaban al Gobierno, fortalecían a ETA y sembraban la división entre los españoles. Los hechos también se han impuesto sobre estas pretensiones. Ahora, la firmeza del Gobierno en la lucha contra ETA, la eficacia policial y la excelente colaboración francesa son un rotundo desmentido de esta parte de la estrategia del Partido Popular.

Rajoy baja en popularidad
La tozudez de las encuestas sitúan a Mariano Rajoy en los límites más bajos de la popularidad en los que nunca se ha asentado un líder de la oposición. La angustia en el PP ante las próximas elecciones es tanta que el debate se centra en si Alberto Ruiz-Gallardón ira o no en las listas electorales. Lo que pudiera colaborar en la salvación de Mariano Rajoy es al mismo tiempo la máxima amenaza para su futuro.

El PP no tiene nada que ofrecer
Con las dos piezas básicas de la estrategia popular –la teoría de la conspiración sobre el 11-M y la rendición del Gobierno a ETA- totalmente diluidas por la rotundidad de los hechos, el PP se presenta a las próximas elecciones sin nada que ofrecer. Lo peor que tienen las catástrofes anunciadas y los Apocalipsis amenazadores es que tienen que cumplirse para que surtan efectos. Y aquí, de lo que predicaban estos amorales, no se ha cumplido nada.

C.C.