PP: EL DÚO DE LA ABSTENCIÓN.

1204409213714elorriagarajoydetalledn.jpg 

El PSOE encuentra el resorte

Las palabras atribuidas a Elorriaga proporcionan a los socialistas munición para incentivar la movilización

FERNANDO GAREA – Madrid – 02/03/2008 20:17
El miedo es “la sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro o mal, sea real o imaginario” y provoca siempre una reacción inmediata que puede traducirse en parálisis y aturdimiento o en sobresalto y aceleración.

El miedo nunca deja indiferente, por eso es siempre un arma electoral eficaz, aunque de consecuencias siempre impredecibles. Hillary Clinton lo utiliza estos días a la desesperada para mostrar a Obama como inexperto e insolvente.

Rajoy lo utiliza para que los votantes de la izquierda dejen de ir a votar y Zapatero para que no se queden en casa y vayan a rechazar al PP. El primero busca el efecto paralizante y el segundo el que sobresalta. El candidato del PP repite frases como “Zapatero es un peligro para la economía o para la inimigración” para apelar al miedo de las clases medias y bajas, potenciales electores del PSOE.

Campaña importada de México

Para entender la frase fundamental de su campaña hay que recurrir a su nuevo asesor, Antonio Solá. Él fue el cerebro de la campaña electoral de Felipe Calderón en México, frente al izquierdista Andres López Obrador. El lema con el que ganó el anterior cliente de Solá, con una campaña muy agresiva, era “López Obrador, un peligro para México”.

Es decir, se trataba de meter miedo entre los electores, creando la “sensación de alerta y angustia” de que podían perder lo que tenían. Ahora, Rajoy ha comprado la idea que, según asegura el Financial Times que dice Gabriel Elorriaga , consiste en “sembrar suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y las cuestiones nacionalistas”.

Zapatero da una vuelta al mensaje y presenta al PP como un partido xenófobo 

Se busca así activar la reacción paralizante del miedo . En el caso de la inmigración sembrar el miedo tiene la contraindicación de convertirlo en pánico y en conflicto social descontrolado. Y en la economía el miedo supone llamar a la crisis, jugando con el factor sicológico de la economía.

“Cuatro años más de Gobierno de Zapatero es jugar a la ruleta rusa, un peligro para los bolsillos de los ciudadanos y un riesgo serio para las economías familiares”, dijo Rajoy ayer en Zaragoza interpretando este papel. Y Aznar llevó al extremo ayer el mensaje, como los actores encasillados que terminan sobreactuando: “Zapatero seguirá negociando con los terroristas si nadie se lo impide”.

La otra reacción al miedo, la de la sobreexcitación y la movilización. Esta es la que maneja el PSOE en la campaña. Para eso señala al PP como xenófobo y utiliza lemas como el de “no es lo mismo” o el de “si no vas, ellos vuelven”. Es decir, algo así como “aunque no nos quieran lo suficiente, voténnos al menos para que no gobierne de nuevo la derecha”. Si no es por cariño, que sea por miedo.

Rajoy extrema el discurso y dice que la victoria del PP es una “ruleta rusa”

La base de ese mensaje está en el hecho de que el PSOE perdió las elecciones cuando en los años 90 hubo un electorado de izquierdas molesto por la corrupción y los escándalos. Ahora se trata de no molestar a esos electores e identificar al PP con la derecha eclesiástica en lo social y xenófoba. Le han ayudado en esa estrategia la exclusión de Gallardón, el programa del PP y los mensajes de Rajoy, donde la palabra centro es tabú.

Ausencia de propuestas propias

El PSOE ha encontrado en las palabras atribuidas a Elorriaga la palanca perfecta para lograr la movilización, a falta de un catálogo reconocido de propuestas electorales propias más o menos llamativas. Y lo malo para el PP es que las frases entrecomilladas del Financial Times son coherentes con lo que hace y dice Rajoy.

Los datos de los dos partidos, a una semana de las elecciones, coinciden en augurar una alta participación. Si fuera así, todo parece indicar que la baja abstención beneficiaría al PSOE, pero tampoco esa es una verdad absoluta. En 1996 ganó Aznar con una participación muy alta del 77%; en 2004 el PSOE ganó con un 75,6% y en las últimas municipales el PP fue el más votado con el 63%.

Si, finalmente, la movilización gana a la parálisis, el sucesor de Rajoy tendrá que hacérselo mirar e iniciar otra vez el viaje al centro. Literalmente, tendrá que corregir la estrategia excéntrica, definida por la Real Academia como “fuera del centro o que tiene un centro diferente”, y descentrada, o sea, “que se encuentra fuera del estado o lugar de su asiento y acomodo”.

Anuncios

EL FINANCIAL TIMES DENUNCIA LA ESTRATEGIA DEL PP DE FAVORECER LA ABSTENCIÓN PARA GANAR LAS ELECCIONES DEL 9-M.

773538.jpg

Elorriaga niega haber dicho que el PP busca la abstención en votantes socialistas

EFE. 29.02.2008 – 21:23h

  • El diario británico ‘Financial Times’ le atribuye dichas afirmaciones en una entrevista.
  • “Si podemos sembrar suficientes dudas sobre economía, inmigración (…), entonces quizás se quedarán en casa”, dice supuestamente.
  • Elorriaga lo ha desmentido en un comunicado.

Minuteca todo sobre:

El secretario de Comunicación del Partido popular (PP), Gabriel Elorriaga, ha desmentido las palabras que pone en su boca el diario británico “Financial Times”, en el que asegura que la estrategia de su partido de cara a las elecciones generales del 9 de marzo está centrada en incentivar la abstención de los votantes socialistas indecisos.Elorriaga ha hecho público esta noche un comunicado en el que desmiente que él haya dicho esas palabras. “La campaña del PP, entre otros aspectos, está centrada en atraer al votante socialista desencantado, y en ningún modo a buscar la no participación”, subraya.

Nuestros votantes piensan que son más de centro que el PP

El diario británico, en cambio le atribuye la siguiente afirmación: “Sabemos que (los votantes socialistas indecisos) nunca nos votarán. Pero sí podemos sembrar suficientes dudas sobre la economía, sobre la inmigración y sobre cuestiones nacionalistas, entonces quizás se quedarán en casa”.
En la entrevista, Elorriaga dice supuestamente que los fieles del PP están todos listos para votar, pero admite que su partido ha sido incapaz de ampliar su apoyo durante sus cuatro años de oposición.”Será difícil incrementar nuestro voto”, reconoce el dirigente popular, que destaca que el “PP tiene una imagen muy dura y de derechas en este momento”. “Incluso nuestros votantes piensan que son más de centro que el PP”, añade.

Votantes menos disciplinados

El Partido Socialista, en cambio tiene una base electoral mucho más amplia, pero “sus votantes son menos disciplinados” que los del PP, a juicio de Elorriaga.

“Eso es por lo que les estamos dirigiendo nuestro mensaje a ellos. Les estamos diciendo: ‘Vuestro Gobierno no se ha ocupado de vuestros problemas’. Los resultados electorales dependerán del impacto de este mensaje“, explica, según el “Finantial Times”.

Sondeos electorales: Comienza a aparecer con más claridad el voto al PSOE.

000000119275.jpg

POLÍTICA

Pese al empate técnico, una amplia mayoría preve la victoria socialista

Las encuestas auguran una ventaja de entre 2,5 y 4,4 puntos para Zapatero

ELPLURAL.COM

A pesar del empate técnico entre PSOE y PP hacia el que apuntan la mayor parte de los sondeos de las últimas semanas, según el último Barómetro realizado para La Sexta, el 64,7% cree que Zapatero será el próximo presidente del Gobierno, mientras que el 16,6% piensa que lo será Rajoy. En este sentido, la encuesta realizada para La Vanguardia, afirma que el 60% de los españoles cree que Zapatero ganará las elecciones del 9 de marzo, frente al 19% que cree que será Rajoy quien alcance la presidencia del Gobierno. Según este sondeo –que es, junto al de La Sexta, el que da una ventaja más amplia a los socialistas-, el PSOE sacaría a día de hoy cuatro puntos de ventaja al PP. Los socialistas obtendrían 165 escaños, mientras que los populares obtendrían 152. En cuanto a número de escaños el sondeo del diario Público es el que ofrece los resultados peores para el PSOE, que se quedaría sólo dos escaños por encima del PP, obteniendo 162 (42,6%) y 160 (40,1%), respectivamente.

<!–

El 9 de marzo los españoles tienen una cita con las urnas y se decide quién alcanzará finalmente la Presidencia del Gobierno. Mientras tanto, son diversos los sondeos que intentan adelantar cuáles serán los resultados de los comicios. Cuatro periódicos nacionales incluyen en sus ediciones de hoy sondeos sobre las elecciones de marzo y los cuatro concluyen que, a menos de un mes de la cita con las urnas, el PP ha conseguido recortar distancias con el PSOE. El sondeo de La Vanguardia es el que otorga una diferencia mayor entre PSOE y PP, colocando a los socialistas con 4 puntos de ventaja sobre los populares. A estas cifras se asemejan los datos que ofrece el Barómetro realizado para La Sexta que otorga al PSOE una ventaja de 4,4 puntos en intención de voto al PP. Según este último sondeo Así, el 42,8% de los españoles tiene intención de votar al PSOE en las próximas elecciones generales. El 38,4% afirma que votará al PP. Además, el 64,7% cree que Zapatero será el próximo presidente del Gobierno, mientras que el 16,6% piensa que lo será Rajoy. El 53,9%% preferiría que fuera presidente Zapatero y el 30,7% Rajoy.

“Despertado de su letargo”
El sondeo del Instituto Noxa, para el periódico La Vanguardia, sostiene que la proximidad de las elecciones parece haber “despertado” al electorado socialista “de su letargo” y que, por ello, el PSOE aventaja cuatro puntos al PP. Ésta es la principal conclusión del sondeo realizado para La Vanguardia entre el 8 y el 14 de febrero. Según este estudio, el PSOE mantendría su número de escaños e incluso podría sumar uno más hasta obtener 165, mientras que el PP mejoraría sus resultados de 2004 lo que le permitiría tener 152 (cuatro más que ahora). Izquierda Unida, por su parte, mantendría sus cinco escaños y CiU los suyos (diez diputados), mientras que Esquerra Republicana (ERC) perdería tres de los 8 que tiene ahora, y el PNV se quedaría con seis (uno menos que ahora).

No hay nada decidido
La encuesta realizada por Público a partir de 12.000 entrevistas, pinta un panorama menos halagüeño para los socialistas y destaca que Rajoy “tiene motivos para creer en el cambio”, ya que, la estimación de este sondeo sitúa al PP a sólo dos escaños de Zapatero. Según este diario, el PSOE lograría 162 diputados (dos menos que ahora), seguido del PP con 160 (doce más), CiU ocho (dos menos), PNV seis (uno menos), IU-ICV cuatro (uno menos) y ERC otros cuatro (cuatro menos que en 2004). No obstante, el Publiscopio advierte de que los datos muestran una “cierta inestabilidad” en los resultados -que hace que unos pocos votos decanten los últimos escaños- y subraya que, a un mes de las elecciones, todavía es posible que se produzca una mayoría amplia del PSOE o una victoria ajustada del PP. No hay nada decidido, por tanto, según el sondeo del diario Público.

Rajoy sigue sin aprobar
El sondeo de DYM para ABC -hoy publica la tercera entrega-, realizado entre el 4 y el 14 de febrero a partir de 1.057 entrevistas, explica que la situación económica sigue siendo el asunto más señalado como principal problema de España, al ser mencionado por el 23 por ciento de los encuestados. Según la estimación de voto, este diario otorga el 42,2 por ciento de los diputados al PSOE, el 39,2 por ciento al PP, y el 3,9 por ciento a IU. En cuanto a la valoración de los líderes de los principales partidos, el sondeo muestra que José Luis Rodríguez Zapatero sigue siendo el político más valorado por los ciudadanos, con un 5,3 sobre 10, mientras que Mariano Rajoy no logra aprobar y mantiene los 4 puntos. También en el sondeo realizado para La Vanguardia, Zapatero sigue siendo el político mejor valorado con un 5,6 sobre 10. Rajoy, por su parte obtiene un 4,4 y le siguen Manuel Chaves y Josep Antoni Duran Lleida.

3 puntos de ventaja para el PSOE
El sondeo de Metroscopia encargado por El País, afirma que la precampaña no ha logrado calentar el clima electoral y que la cifra permanece estancada entre los que prefieren que gane el PSOE (51 por ciento) y el PP (32 por ciento). Además, a tres semanas de las elecciones, precisa El País, la estimación de voto indica que el PSOE aventaja sólo en tres puntos al PP (41,9 por ciento frente al 38,9 por ciento), en tanto que Izquierda Unida mantiene resultados. Para realizar este sondeo, Metroscopia hizo 600 entrevistas en cada comunidad autónoma y finalizó su trabajo el 15 de febrero.

El SONDEO DEL CIS DA AL PSOE UNA APRETADA VICTORIA EL 9-M.

europapress.es – 2/15/2008 3:00 PM

El CIS da la victoria al PSOE en las generales con el 40,2 por ciento y entre 158 y 163 escaños

El CIS da la victoria al PSOE en las generales con el 40,2 por ciento y entre 158 y 163 escaños

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pronostica para las elecciones del próximo 9 de marzo una victoria del PSOE con un apoyo del 40,2 por ciento y una horquilla de entre 158 y 163 escaños, frente al 38,7 por ciento y entre 153 y 157 escaños que se calcula para el PP. La diferencia entre ambos sería sólo de 1,5 puntos, la tercera más pequeña de la legislatura, y muy por debajo del margen de 5 puntos que se registró en los comicios de 2004.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pronostica para las elecciones del próximo 9 de marzo una victoria del PSOE con un apoyo del 40,2 por ciento y una horquilla de entre 158 y 163 escaños, frente al 38,7 por ciento y entre 153 y 157 escaños que se calcula para el PP. La diferencia entre ambos sería sólo de 1,5 puntos, la tercera más pequeña de la legislatura, y muy por debajo del margen de 5 puntos que se registró en los comicios de 2004.

Este estudio preelectoral del CIS, presentado hoy en el Congreso, se basa en 18.221 entrevistas realizadas en 1.214 municipios de toda España entre los días 21 de enero y 4 de febrero, fechas en que los medios de comunicación hablaban del fichaje de Manuel Pizarro por el PP y de la exclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, así como de las recomendaciones de la Conferencia Episcopal ante las elecciones. Se trata por tanto de una ‘macroencuesta’ con un margen de error de más/menos 0,74 puntos, mucho más amplia que los barómetros mensuales de este organismo, que sólo utilizan 2.500 entrevistas.

GANAS DE IR A VOTAR

Según el CIS, ocho de cada diez ciudadanos anuncia que irá a votar el 9 de marzo “con toda seguridad” o “probablemente”, y de ellos casi el 70 por ciento tiene decidido su voto y el resto aún se lo piensa. Un tercio de estos indecisos duda entre PSOE y PP. Por contra, un 14 por ciento ya adelanta que no acudirá a la cita con las urnas.

Preguntados directamente a quién votarían si las elecciones fueran mañana, el 31 por ciento ya anuncia su voto por el PSOE y un 21,1 menciona al PP, lo que sitúa en diez puntos la diferencia en intención de voto. Contando con las simpatías declaradas por los que aún no se pronuncian, el PSOE llegaría al 37,1 por ciento y el PP se quedaría en el 24,5 por ciento, lo que supone un margen de casi 13 puntos en ‘voto más simpatía’.

Además, el 52 por ciento de los encuestados cree que va a ganar el PSOE, frente al 15,3 por ciento que piensa que ganará el PP; un 40 por ciento desea la victoria de los socialistas frente al 25 por ciento que prefiere a los ‘populares’, y la mitad quiere que Zapatero repita como presidente frente al 26,2 por ciento al que le gustaría que Rajoy fuera a la Moncloa. Eso sí, hay igualdad al preguntar si debe o no haber un cambio de los partidos gobernantes: Un 39,8 por ciento responde que sí y un 36,9 por ciento cree que no.

EL PSOE BAJA EN PORCENTAJE Y ESCAÑOS

Con todos estos y otros datos de la macroencuesta, el CIS realiza una estimación de voto que da la victoria al PSOE pero con peores registros que en 2004: un 40,2 por ciento de los votos y entre 158 y 163 escaños, por debajo del 42,6 por ciento y 164 escaños que cosechó hace cuatro años. Eso sí, se mantiene en la media de los dos últimos años, en los que los barómetros del CIS venían dando al PSOE un porcentaje de entre el 39,3 y el 40,6 por ciento.

El PP queda muy cerca con un 38,7 por ciento (un punto más que en 2004) y una horquilla de entre 153 y 157 escaños, por encima de los 148 con los que empezó esta legislatura. Es su mejor dato de toda la legislatura, pues los barómetros de los dos últimos años situaban al PP oscilando entre el 36,6 por ciento y el 38,2 (abril de 2006).

La diferencia entre ambos se sitúa en la macroencuesta en sólo 1,5 puntos, la tercera más estrecha de la legislatura: En enero de hace justo un año se registraron 1,2 puntos y tres meses antes se habían marcado 1,4 puntos.

SUBE IU Y ROSA DÍEZ SE ACERCA AL ESCAÑO

Después figura Izquierda Unida, con una estimación de voto del 5,8 por ciento y entre cinco y seis escaños, mejor que el 5 por ciento y los cinco escaños que su coalición con ICV logró en 2004. A la Unión Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez se le calcula un 0,6 por ciento de votos con opción a un escaño.

Respecto a las minorías territoriales, CiU se mantiene con un 3 por ciento y 10 escaños mientras que Esquerra Republicana (ERC) baja al 2,1 por ciento y 6 escaños (dos menos que en 2004). El PNV y el BNG también repiten sus escaños de 2004 (siete y dos, respectivamente), al igual que Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai (uno cada uno), mientras que Coalición Canaria baja su representación a uno o dos diputados (empezó la legislatura con tres) y desaparecería la Chunta Aragonesista.

Por otro lado, el presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, se mantiene como el líder político mejor valorado con una nota de 5,36 puntos, su mejor registro de los dos últimos años junto con el 5,39 de abril de 2006. Al presidente del PP, Mariano Rajoy, se le adjudica una puntuación media de 3,95 puntos, una de sus mejores calificaciones en los barómetros de los dos últimos cursos, mientras que Gaspar Llamazares, de IU, obtiene un 3,54.

También cosechan buena nota, aunque esta vez sólo se pregunta por ellos en sus respectivas comunidades, Josep Antoni Duran i Lleida (CiU) –4,74 puntos–, e Iñigo Urkullu (PNV) y Paulino Rivero (CC) –4,26–. Cierra la lista Josep Lluis Carod Rovira, de ERC, que saca 3,72, mucho mejor que en los barómetros, en los opinan sobre él los encuestados de toda España.

DESCONFIANZA EN GOBIERNO Y OPOSICIÓN

Además, Zapatero inspira mucha o bastante confianza al 40,1 por ciento de los encuestados, por debajo del 56,4 por ciento que dice desconfiar del presidente. Rajoy, por su parte, es mirado con recelo por tres de cada cuatro entrevistados y sólo el 21,4 expresa mucha o bastante confianza en el líder del PP.

Igualmente, un 28 por ciento valora como “buena” o “muy buena” la gestión del Gobierno frente a un 25,9 por ciento que la deplora. Del Ejecutivo socialista se destaca su labor en sanidad, política social, medio ambiente, educación y política exterior, y se le critica en campos como la vivienda, la inmigración, el terrorismo, la economía y la seguridad ciudadana.

Respecto al PP, su labor de oposición es juzgada como ‘mala’ o ‘muy mala’ por el 46 por ciento y sólo el 12 por ciento la valora positivamente. De hecho, son más los que consideran que las cosas irían peor en todos los campos, especialmente en temas como la política social, el terrorismo y el Estado de las Autonomías.

TENSA NAVIDAD EN EL PP: CANARIAS, GALICIA, MADRID, MURCIA, VALENCIA, CATALUNYA…

POLÍTICA

 27/12/2007

Divisiones internas en Canarias, Galicia, Madrid, Murcia, Valencia, Cataluña…

Tensa Navidad en la familia popular

S.C.

Las disputas entre Aguirre y Gallardón han agriado el fin de año del líder de la familia popular. Pero aunque las del alcalde y la presidenta son las más sonoras, no son ni mucho menos las únicas peleas internas con las que Mariano Rajoy tiene que lidiar en el seno de su partido. Los motivos de las divisiones son de lo más variado: a quién le corresponde situarse más cerca del líder, excesos de españolismo o de regionalismo, ofrecer empleo a cambio de votos, usar la sede del partido para vender pisos…

Ocurre en las mejores familias, pero en la popular se han especializado en tirarse los trastos a la cabeza unos a otros. Aguirre y Gallardón llevaron sus diferencias a la cena navideña del PP de Madrid celebrada en Pinto hace unos días, cuando la presidenta le indico al alcalde que esperaba que se cumplieran “todos tus deseos”. En el penúltimo capítulo del enfrentamiento que ambos mantienen y ante lo que parece la inevitable presencia del alcalde en las listas de Madrid, Aguirre dejó entrever la razón de sus buenos deseos para Gallardón: pretende que quien secunde a Mariano Rajoy en las generales corra su misma suerte, es decir, que si el líder es derrotado, también lo haga su segundo de a bordo, como ocurre en el modelo americano.

Críticas por no votar contra los presupuestos
Pero el PP tiene otros muchos frentes internos abiertos. Uno de los que se ha evidenciado más recientemente es el de Canarias con la dimisión del coordinador general de la campaña electoral y secretario general de los conservadores, Larry Álvarez. Éste, que también era portavoz popular del Cabildo de Gran Canaria, dimitió tras las críticas recibidas de su propio partido por la abstención de su grupo en la votación de los presupuestos propuestos por el PSOE para la ciudad en 2008. Soria ha convocado para esta tarde al comité ejecutivo regional para tratar de cerrar la crisis.

Agencia inmobiliaria PP S.A.
En Santiago de Compostela hace casi dos años que una gestora se ocupa de la dirección del PP, pero 10 de sus 20 vocales exigen ya un congreso extraordinario que ponga fin a la provisionalidad. El actual portavoz del grupo municipal, Gerardo Conde Roa, aspira a hacerse con el poder del PP municipal frente a Carlos Pillado. Conde Roa insinuó que cuando el partido era liderado por David Pillado, el padre de Carlos, la sede del PP servía para vender pisos y el partido era un instrumento “para defender el ladrillo y la peseta”.

El mismo día de esta denuncia en la gestora el otro aspirante, Carlos Pillado, se reunía a unos cuantos metros para preparar su candidatura, según informó El País, ya que según él el PP de Santiago “está adormilado”.

Compra de votos
El PP murciano ha protagonizado numerosas informaciones por la presunta corrupción urbanística en Totana, donde el efecto más inmediato del escándalo ha sido un considerable incremento de las afiliaciones al partido. Sí ha habido crítica interna en otra localidad murciana, Fortuna, donde la ex concejal popular María Dolores García acusó ante la Audiencia Provincial al actual alcalde, Matías Carrillo, a su hermano, a su mujer y a otro edil, José Antonio Carvajal, de comprar votos en las elecciones de 2003 con empleos municipales y vales de comida. La denuncia fue presentada por IU.

Cada uno por su lado en Valencia
Otra de las divisiones más llamativas del PP es la que fractura al partido en Valencia. Aunque Camps se ha llevado el gato al agua y ha conseguido alejar a los zaplanistas de los órganos de poder de la Comunidad y prácticamente de las provincias de Castellón y Valencia, sin embargo los fieles a Eduardo Zaplana se han hecho fuertes en Alicante, donde se han refugiado en los cargos públicos de la Diputación. La toma de posesión de José Joaquín Ripoll como presidente de la diputación alicantina el pasado mes de septiembre fue un acto de reivindicación de la familia zaplanista, cuyo líder se dejó saludar exultante, mientras que Francisco Camps se fue al terminar el acto institucional y no compartió comida con sus correligionarios.

Sirera, cuestionado nada más llegar
Las luchas de poder en las comunidades son las que han dejado este año más damnificados entre los populares. En Cataluña y tras dos amagos previos, Josep Piqué acabó dimitiendo como líder del PPC catalán al sentirse desautorizado por el secretario general del partido, sin que Mariano Rajoy actuase para impedirlo. Sin embargo, las cosas tampoco están siendo fáciles para sustituto, Daniel Sirera, ya que si bien cuenta con el apoyo de la dirección nacional y de Acebes en particular no tiene en cambio el respaldo mayoritario de los suyos en Cataluña. Así, ocho de los 14 diputados que tiene el Grupo Popular en Cataluña se reunieron el mes de octubre para manifestar su discrepancia con la línea política seguida por Sirera desde su llegada, según publicó La Vanguardia. Los diputados disconformes consideran que el giro españolista de la nueva dirección perjudica los intereses del partido en Calatuña.

Giro regionalista en Baleares
Después de que tuviera que dejar la presidencia balear al no conseguir pactar con el resto de formaciones tras las autonómicas de mayo, también Jaume Matas dejó la presidencia del PP balear. Su sustituta, Rosa Estaràs, ha desconcertado a los suyos pero por lo contrario que Sirera, ya que ha proclamado que ahora el PP regional se dedicará a defender la identidad del pueblo balear.

Adiós a los conspiradores
También ha renunciado a continuar como diputada Alicia Castro Masave, que encabezó la candidatura popular en Asturias a las generales en 2004 y parecía que iba a repetir puesto en las listas de 2008. Castro fue la mano derecha de Zaplana en la Comisión de Investigación del 11-M, donde se erigió como una de las principales defensoras de la denominada teoría de la conspiración, impulsada por el diario El Mundo y jaleada por medios como COPE, LibertadDigital y Telemadrid. Otro de los principales defensores de la conspiración, Ignacio del Burgo, también anunciado que no repetirá por Navarra. Sin embargo, otros conspiradores de la familia popular como Zaplana o Acebes siguen gozando de buena salud en el partido.
.

ENCUESTAS ELECTORALES: EL PSOE AUMENTA A 6 PUNTOS LA VENTAJA, MIENTRAS REJOY SE HUNDE.

POLÍTICA

 22/11/2007

Solo un 14,6% cree ya en la improbable victoria del PP

El PSOE aumenta a 6 puntos la ventaja, mientras Rajoy se hunde

V. VADILLO

A escasos cuatro meses de las elecciones generales, los resultados de los sondeos son cada vez más favorables al PSOE, que aumenta su distancia hasta seis puntos con respecto al PP. De celebrarse ahora los comicios, José Luis Rodríguez Zapatero se haría con el 43,5 por ciento de los votos y entre 165 y 170 escaños, muy cerca de la mayoría absoluta (176 asientos). Mariano Rajoy, por su parte, se quedaría con un 37,5 por ciento de apoyos y entre 145 y 150 diputados.

Estos son los datos que arroja el último sondeo del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) elaborado para El Periódico de Catalunya. Según esta encuesta, si el próximo domingo se celebrasen elecciones, el PSOE ganaría por seis puntos al PP y obtendría 1,3 puntos más que en 2004. Los populares ganarían tres décimas con respecto a las últimas generales, pero los resultados les dejan 1,6 puntos por debajo de las previsiones de la anterior encuesta, realizada en junio.

Resto de partidos
En cuanto al resto de partidos, IU obtendría el 5 por ciento de los votos, un 2,8 sería para CiU, 1,8 se llevaría ERC, y 1,4 el PNV, resultados todos similares a los de hace cuatro años. En cuanto a la intención del voto directo – que se mide teniendo en cuenta la totalidad del censo, se mantienen los resultados de la última encuesta: el PSOE se sitúa en el 40,9 por ciento de los apoyos, mientras que el PP se queda con un 26,9 por ciento.

Valoración de la gestión
Sobre la valoración que los encuestados hacen de la actuación del Gobierno, un 38,2 la considera buena o muy buena, frente al 23,7 que la define como mala o muy mala. Una gran diferencia favorable al Ejecutivo, pese a que un 39,5 por ciento asegura que la situación económica es mala o muy mala, un 52, 2 por ciento entiende que es peor que hace un año.

Valoración de líderes
En cuanto a la valoración de los líderes políticos, Zapatero sale mucho mejor parado que su oponente directo. Un 53,1 por ciento de los encuestados prefiere al dirigente socialista como presidente del Gobierno, frente al 26,8 por ciento que elegiría que ocupara el puesto Rajoy. Además, un 63,5 por ciento cree que ganará Zapatero. Sólo el 14,6 por ciento se muestra convencido de que el vencedor en los comicios será el líder de la oposición.

Zapatero, el único que aprueba
Por nota media, Zapatero es el único líder que supera el aprobado, con 5,7 puntos. Le siguen el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (4,6), y el de la Generalitat, José Montilla (4,4). El dirigente de IU, Gaspar Llamazares se queda en 4,3 puntos y relega a Rajoy al quinto puesto, con una nota de 4,1, seguido sólo del lehendakari, Juan José Ibarretxe (3,2).

ZP se impone a Rajoy
En un posible cara a cara entre el presidente y Rajoy, este quedaría muy perjudicado, a la luz de los datos: un 57,7 por ciento piensa que el presidente tiene ideas nuevas (solo un 16,3 por ciento dice lo mismo de Rajoy) y al 54,7 por ciento le inspira más confianza el líder socialista (el 27,7 elige al del PP). Además el 53,7 por ciento cree que Zapatero garantiza mejores relaciones entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas y un 51,1 por ciento opina que transmite más seguridad. El 49,6 por ciento de la población le considera más honesto que a su adversario y el 47,3 piensa que su proyecto es mejor para España.

Otras cualidades
Por otra parte, el 46,8 por ciento de los consultados cree que Zapatero tiene más apoyo dentro de su propio partido, y 44,4 por ciento está convencido de que el equipo socialista es mejor que el popular. En cuanto a la experiencia, un 39,7 por ciento cree que está aventajado el presidente, frente al 36,7 que dice que es Rajoy el más experimentado.